domingo, 24 de septiembre de 2017

Ràdio Estel cierra un programa por no ser suficientemente independentista

Y ficha a la independentista, revolucionaria y herética Teresa Forcades para conducir un nuevo programa
Una de las grandes novedades para esta temporada de Radio Estel era el programa "Ja era hora", que nadie se piense que era un programa religioso, o que tuviera alguna sección de contenido cristiano, se trataba de un espacio de comentario estrictamente político. Tampoco su presentador, Ricardo Aparicio, tiene vinculación conocida con la Iglesia, y como periodista se ha dedicado históricamente a programas relacionados con el mundo de la salud.

Pero el director de la emisora, el sacerdote Jaume Aymar, que como miembro que fuera de la Casa Santiago, obedece a aquel lema "que no se note que somos católicos", había optado por un programa al más puro estilo de las otras emisoras aconfesionales, y más en estos tiempos en que las cuestiones políticas, sobre todo las relacionadas con el proceso secesionista están en máxima ebullición.

viernes, 22 de septiembre de 2017

La Glosa Dominical de Gérminans

LOS ABSURDOS COMPORTAMIENTOS DE CRISTO
Es probable que en aquel tiempo la situación fuese una consecuencia de una crisis económica extendida: perdido el puesto fijo, se multiplicaban los jornaleros, los braceros de jornada, también los que improvisaban el oficio. Sucedía y basta: nadie daba más importancia.
El hombre que tiene una viña es un hombre afortunado: las vides son un pequeño imperio, aquella tierra produce racimos y bebidas, presente y futuro. El trabajo es tanto -un día el Amo dirá que la mies es mucha y los obreros son pocos-, que faltan operarios. Que sin embargo son seleccionados en los poyos de la plaza: “Se acordó con ellos un denario al día y los mandó a la viña”. Dos pájaros de un tiro: él se organiza la jornada, ellos se ganan el pan. Cuando ve que son pocos, volverá donde aún hay en abundancia: “Hacia las nueve (…) Hacia mediodía (…) Hacia las tres (…)” Quizás tanto trabajo en aquella viña no se lo esperaba ni él: y tuvo que salir aún “hacia las cinco”. En aquella hora los primeros tenían ya sobre sus espaldas ocho horas de trabajo: sol, pala y azada. O racimos, cestos y carretas. 

jueves, 21 de septiembre de 2017

Al subinspector Blas Gámez (In memoriam)

Hace unos días fue asesinado en Valencia el subinspector de policía Blas Gámez. Tuve el honor de contar con su amistad durante el Servicio Militar que hicimos juntos en la Compañía de Operaciones Especiales (COE) 32 de Alcoy. Hace casi treinta años escribí este testimonio sobre el gran corazón de Blas. Fue para mí un verdadero Ángel Custodio. Que nuestros santos patrones te acojan, Blas, en la Jerusalén del Cielo. Allí algún día espero volverte a abrazar y agradecerte de nuevo lo que un día hiciste por mí. El Señor no deja nunca sin recompensa la bondad de sus hijos.
 -¡Caminad más rápido los regazados! ¡Qué pasen delante! 
No puedo más… La columna ha vadeado un río. Llevo las botas mojadas. Cinco horas caminando por vaguadas, subiendo laderas intransitables, perdiendo el equilibrio entre piedras sueltas… ¡La mochila, Señor! ¡Casi cuarenta quilos de equipo! Cada minuto pesa más. A cada paso la espalda se retuerce. La correa del fusil me machaca el cuello, siempre dolorido y en tensión. Los pies están mojados… Intento olvidarlos, pero las llagas escuecen. ¡Bonito Servicio Militar! 

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Sacerdotes contra la legalidad

Carta para recoger firmas entre el clero catalán a favor del Referéndum
Estimado compañero sacerdote:

Te escribimos para pedirte que consideres adherirte al manifiesto que encontrarás a continuación. Lo hemos pensado y consensuado sacerdotes, diocesanos y religiosos, que trabajamos en varios obispados y representamos carismas y sensibilidades diferentes. Nos parece que el momento que vivimos nos reclama como ministros de la Iglesia una presencia profética en el actual contexto catalán y español. Este comunicado se hará público a más tardar el viernes, cuando esperamos que seamos ya muchos cientos los que la hemos firmado; y por ello, te pedimos que, lo antes posible, envies al correo electrónico capellans.cat@gmail.com los datos personales que se te piden después de nuestras firmas, a fin de poder incluirte en la lista de los firmantes .Lo estamos enviando simultáneamente a muchos curas, pero te agradeceremos que lo reenvíes a los compañeros que creas conveniente, para asegurar que llegue a todos. Si tienes la oportunidad, sería bueno que lo hicieras llegar también a sacerdotes ancianos que conozcas y que no utilizan normalmente el correo electrónico, para que, si así lo desean, a través de ti puedan adherirse. No buscamos añadir tensiones ni discusiones, sino contribuir eficazmente a una buena conclusión de todo este proceso en bien de nuestro pueblo; y es por ello que, cuantos más seamos, más incisivo podrá ser nuestro mensaje. Gracias desde ahora por tu colaboración.

martes, 19 de septiembre de 2017

Taltavull obispo electo de Mallorca

Una buena noticia para Barcelona, una muy mala noticia para Mallorca
Sebastià Taltavull ya es el obispo titular de la diócesis de Mallorca. Después de ser durante  un año Administrador Apostólico de aquella isla, el prelado menorquín se quedará definitivamente en la diócesis que ha gobernado de forma provisional. Eso significa que deja de ser obispo auxiliar de Barcelona, cargo que ha ocupado en estos últimos ocho años, primero bajo el pontificado del cardenal Martínez Sistach, que fue quien lo consagró obispo y en estos dos últimos años con el cardenal Omella.

Después del nombramiento de los obispos auxiliares Gordo y Vadell estaba cantado que Taltavull se quedaría en Mallorca, ya que Don Juan José había elegido a sus hombres de confianza y el menorquín no lo era, y con los nuevos auxiliares ya podía prescindir de él. Se ha repetido algo que acostumbra a suceder cuando un obispo se encuentra auxiliares de su antecesor e intenta sacárselos de encima, había que colocar a Taltavull en algún sitio, y siendo Mallorca el lugar donde estaba ejerciendo como Administrador Apostólico todo apuntaba a esa posibilidad.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Ladaria lesionado

Últimamente las celebraciones en la Basílica de la Sagrada Familia no ganan para sustos. Al finalizar la ordenación de los obispos Gordo y Vadell el cielo descargó lo que no estaba escrito y un tremendo e inesperado aguacero se abatió sobre Barcelona. La inmensa mayoría de los asistentes, sin paraguas, se agolpaba dentro de la Basílica, entre ellos la casi totalidad de los obispos asistentes. Pero había prisas, más de uno tenía que volver al aeropuerto, si no quería perder su vuelo de vuelta. Entre ellos, Ladaria. De tal guisa que, entre el gentío y las urgencias, el prelado mallorquín se decidió a salir, con tal mala suerte que resbaló y se dio de bruces con la acera barcelonesa. Todo un Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe por los suelos. Pese a todo, entumecido y renqueante, pudo llegar al aeropuerto, donde tuvo que adquirir un antiinflamatorio en la farmacia y subir al avión con destino a Roma. Pero la lesión traería consecuencias y, al llegar a la Ciudad Eterna, se le diagnosticó un esguince de tobillo. Lesionado como un futbolista y andando con muletas ha quedado el flamante guardián de la ortodoxia de la Iglesia. 
 
Pero anécdota aparte, no sabemos si reflejo del estado actual de la curia romana, lo cierto es que la venida del arzobispo-teólogo a Barcelona no se limitaba a acompañar a un obispo paisano. Ahora se ha revelado que el prefecto vaticano fue el verdadero valedor de la promoción de Toni Vadell como obispo auxiliar. A todo el mundo sorprendió la elección de este sacerdote mallorquín, absolutamente desconocido en Barcelona. En un primer momento, junto al nombre de Sergi Gordo, se atribuyó a una decisión de Omella tendente a soslayar las corrientes sacerdotales imperantes, muchas veces como polos opuestos, en Barcelona. No; Omella poco sabía de Vadell. Ni tan siquiera Taltavull, pese a ser el actual administrador apostólico de Mallorca. Quien verdaderamente apostó por Vadell fue Ladaria.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Por dónde van los tiros: Las unidades pastorales

(De la expansión al repliegue, del fomento a la optimización de recursos)
Ya hace muchos años que elaboramos el informe Lapsos sinistris gressibus sobre las pautas pastorales y los errores anexos  que el Centro de Estudios  Pastorales (C.E.P)  a través de sus cabecillas (Cervera, Lligades y Botey) trataban de extender por Barcelona y Cataluña. No era otra cosa que la traducción local de la teología y la pastoral que el nefasto arzobispo de Poitiers hasta el 2011, Albert Rouet, implantó en su diócesis que aún sufre las consecuencias de ello; y que trató de extender por toda Francia como miembro del Consejo Permanente de C.E. Francesa y de su comité de “Estudios y Proyectos”. 

Nos encontramos ahora con algo aparentemente diverso. Se trata de las llamadas unidades pastorales que ya en 2003 el cardenal Severino Poletto,  arzobispo de Turín, implantó en su diócesis, y que se ha ido extendiendo por más de cincuenta diócesis italianas. Recordemos que Italia tiene más de doscientas.