viernes, 24 de octubre de 2014

La Glosa Dominical de Germinans

Reflexión a modo de notas, hacia dónde nos orienta la liturgia del domingo.


UN REINO DE AMOR Y PERDÓN, DE JUSTICIA Y VERDAD
Amar a tu prójimo de la misma manera como tú has sido amado de Dios. Ese es el reto y la responsabilidad de la vida cristiana. Cuesta descubrir y aceptar que el perdón recibido de Dios se convierta en condición previa para poder ofrecer el perdón a los demás. Es la idea del don recibido que deviene en nosotros capacidad y libre compromiso para transformar nuestra vida en donación. Es como si Dios nos dijese: “Lo que gratuitamente habéis recibido, dadlo gratis” (Mt. 10,8).
La memoria de lo que Dios ha hecho en nuestra vida debería convertirse en sabiduría y comprensión de las situaciones de los demás: porque sabemos cómo son de difíciles las cosas, ayudamos a los demás en sus dificultades. Siempre y con alegría.

jueves, 23 de octubre de 2014

De teólogo de rodillas, a teólogo a rastras por los suelos

El Sínodo (¡dicen que de la familia!) ha puesto las cartas boca arriba: todos saben a qué apuesta cada uno y cuál es el estilo de juego de cada cual. Están todos bien retratados: desde el Papa, hasta el último conserje. Por supuesto que nadie ha mostrado su interés en saber cuál es la posición del cardenal Sistach y de tantos otros numerarios. Además del número hay algunos nombres de gran relevancia. Y el nombre más relevante es el de Francisco. O como dicen ya muchos por ahí, el de Francisco Kasper.
Ésta es la cuestión fundamental: Kasper era (eso es pasado) el punching bag del Papa: su oficio era dar la cara por las tesis innovadoras que se impulsaban desde distintas instancias del Vaticano en cuestión de matrimonio, y recibir todos los golpes que quisieran darle todos los que disentían de éstas. Y bien que se expuso Kasper a los golpes de los disidentes desde el primer momento, en que se mostró totalmente resuelto y a pecho descubierto en la defensa de sus tesis. Pero resulta que desde ese primer momento, la inmensa mayoría de católicos de buena fe pensó que al no conocer el Papa quién era quién, había errado una vez más en la elección de su colaborador.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Según la profecía de Torras i Bages, Cataluña no será.

Hemos leído siempre con optimismo la clarividente profecía del obispo Torras i Bages: puesto que dice que Cataluña será cristiana -O NO SERÁ, nunca hemos contemplado la segunda parte de la profecía, porque ni siquiera se nos ha ocurrido jamás trabajar bajo esa hipótesis que con tanta claridad formula el santo obispo: la posibilidad de no ser de Cataluña.
Él sí que vio clara la posibilidad de que Cataluña dejara de ser. Y así de claro lo dijo. ¿Por qué, pues, hemos descartado siempre esta hipótesis como si fuese un mero recurso retórico para redondear la frase? Hasta ahora hemos interpretado siempre la profecía como si en realidad dijese: “pase lo que pase, Cataluña será cristiana porque no puede dejar de serlo”. Por eso, a pesar de que estamos viviendo la descristianización galopante de Cataluña, estamos haciendo como si no la viésemos, dando por supuesto que la parte de la profecía que se cumplirá es el “Cataluña será cristiana”. Partimos de la confianza en que cuando pase este tsunami de descristianización en el que la propia Iglesia se ha enrolado, nos encontraremos en el panorama idílico de una “Cataluña Cristiana” que no puede ser sino producto de un Deus ex Máchina: es decir de puro artilugio disfrazando la realidad.

martes, 21 de octubre de 2014

La carta de Sistach presumiendo de vocaciones, otro signo más del final de ciclo

Seminaristas de las diócesis de Barcelona y Sant Feliu de Llobregat, con el rector y formadores
Hace diez años que n.s.b.a. cardenal Martínez Sistach tomó posesión de la sede barcelonesa, en ninguno de estos años nuestro arzobispo ha escrito una carta a los sacerdotes, religiosos, instituciones eclesiales y en general a toda la diócesis para informar de los números catastróficos de su Seminario, que encomendó a su llegada al Rvdo. Josep Maria Turull. Pero este año, probablemente el último como Ordinario diocesano, sí que lo ha hecho. ¿El Motivo? Pues que este año sí que puede presumir de números, ya que eran 11 los candidatos a entrar en el Seminario Diocesano. Aunque en estos momentos ya son diez, porque el número de seminaristas inicial desciende de una forma parecida a como lo ha hecho el IBEX en estas últimas semanas. 

Ya sabemos que nuestro arzobispo ha gobernado la diócesis en esta última década de cara a la galería, luciendo sólo los buenos resultados, o los fuegos artificiales que de vez en cuando se iba inventando (de dudosa o nula efectividad pastoral). La podredumbre y el desastre real que hay detrás lo ha ocultado todo lo que ha podido. Y por eso no dudó en enviarnos a los juzgados porque estábamos rompiendo la falsa "pax sistachiana" y dejando al aire todas sus verguenzas.

lunes, 20 de octubre de 2014

Los zelotes subieron a Montserrat

Cristians_per_la_independencia_pregaria_montserratEl día anterior a que se proclamase el conocido pasaje del Evangelio en que Jesús afirmó que había que dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, los zelotes del grupo llamado “Cristians per la Independència” subieron hasta Montserrat, al mando del Comisario Armengol, a orar ante la Virgen por la pronta consecución de un estado propio. La fotografía que encabeza este artículo no es un photoshop, sino que se corresponde con las ofrendas que dejaron los concurrentes a los pies de la Moreneta: la señera, el triángulo azul, la estrella blanca y una urna de cartón. No se trataba de una celebración del cenobio benedictino, pero si fue acogida con toda naturalidad, acudiendo uno de los monjes a cumplimentarles.

Como tampoco eran mucha gente, el acto quedó relegado al camarín de la Virgen, no fueran a verse espacios vacíos, dado que los 60 zelotes (de edad bastante provecta) podían quedar muy desperdigados en la nave central. Allí arriba, apretaditos, hacían más caliu, cual corresponde con su tarannà. Y pudieron cantar ufanos la canción “Poble de Déu, poble en marxa”.

domingo, 19 de octubre de 2014

Hombres una vez más

Parece una maldición bíblica: se reúne un imponente grupo de poder llamado “Sínodo de la Familia”. Se trata del poder de opinión: posiblemente el tipo de poder más poderoso. Los que se reúnen, una vez más, son hombres: obispos para más señas. Pero como leve contrapunto de la reunión y para embellecerla, a imagen y semejanza del mundo al que quieren acercarse, invitan en modo y función de floreros a unas pocas mujeres. Es el signo de la modernidad. Se reúnen para hablar de los gravísimos problemas que soportan hoy más que nunca, las mujeres a causa del desmantelamiento de la familia (el nido social para acoger a los hijos). Ése es el auténtico nudo gordiano del gran problema de la familia. Las decisiones sobre las mujeres, una vez más, las tomarán los hombres.
¿Y de qué van a tratar en esa reunión? (Nos falta aún un año de Sínodo). Pues van a tratar de los problemas de las mujeres. Aunque la mayoría de ellos ni siquiera han caído en la cuenta de que sus decisiones afectarán con la máxima gravedad a las mujeres. Pero a ver, ¿el tema no es la familia? Sí, claro, pero resulta que cuando hace cerca de tres milenios se reunieron los Patres de la primitiva Roma para hablar de la familia, no tuvieron la menor dificultad para acordar que el cabeza de familia (y casi su propietario) sería el hombre.

viernes, 17 de octubre de 2014

La Glosa Dominical de Germinans

Esta semana, aprovechando que nuestro colaborador Fray Tomás M. Sanguinetti, no puede realizar su comentario semanal de la palabra de Dios, debido a sus obligaciones pastorales, como ya hicimos en verano, reproducimos como Glosa Dominical, el comentario a las lecturas del domingo XXIX del Tiempo Ordinario, que realizó el Papa Benedicto XVI el 16 de Octubre de 2011 en la basílica de San Pedro del Vaticano

La primera kectura, tomada del libro de Isaías, nos dice que Dios es uno, es único; no hay otros dioses fuera del Señor, e incluso el poderoso Ciro, emperador de los persas, forma parte de un plan más grande, que sólo Dios conoce y lleva adelante. Esta lectura nos da el sentido teológico de la historia: los cambios de época, el sucederse de las grandes potencias, están bajo el supremo dominio de Dios; ningún poder terreno puede ponerse en su lugar. La teología de la historia es un aspecto importante, esencial de la nueva evangelización, porque los hombres de nuestro tiempo, tras el nefasto periodo de los imperios totalitarios del siglo XX, necesitan reencontrar una visión global del mundo y del tiempo, una visión verdaderamente libre, pacífica, esa visión que el concilio Vaticano II transmitió en sus documentos, y que mis predecesores, el siervo de Dios Pablo VI y el beato Juan Pablo II, ilustraron con su magisterio.