domingo, 1 de mayo de 2016

Una casa para todos: gotas de alegría y esperanza

C:\Users\FRANSESC\Desktop\IMG-20160428-WA0010.jpgContinuando con la celebración del cincuentenario de la fundación del Oasis de Jesús Sacerdote, el pasado sábado 23 de abril, los Jóvenes de San José y las Hermanas Servidoras de Jesús del Cottolengo, con un numeroso grupo de pobres sin techo y enfermos, que forman una hermosa familia espiritual, peregrinaron al Monasterio de la Inmaculada del Oasis para compartir con las hermanas oasistas un día de acción de gracias y fraternidad cristiana.
Fueron muchos los pobres y enfermos que preparándose a la celebración eucarística se confesaron, asistiendo a la Santa Misa con un silencio y recogimiento admirables. Posteriormente aquellos a los que aún no se les había impuesto el escapulario, lo recibieron. Las muestras de alegría y gratitud fueron continuas en el interior de la humilde capilla: todos vivieron esos momentos con auténticas muestras de fe. Me quedé con un comentario realmente hermoso de un enfermo del Cottolengo que me manifestó “su pena por los pobres sin techo que no tienen casa”. Una espléndida muestra de verdadera misericordia de un enfermo incurable del “Casal del P. Alegre” que es capaz de compadecerse de la suerte de los pobres sin techo y que de esa manera  confiesa convencido que el Cottolengo es su casa y su hogar.

viernes, 29 de abril de 2016

La Glosa Dominical de Gérminans

Reflexión a modo de notas hacia dónde nos orienta la liturgia dominical
PITIDOS Y FIASCOS: ¡SON UNA DECEPCIÓN!

Una historia que resulta imposible no comprender. Aunque sucedida hace casi veinte siglos, conserva una sorprendente actualidad.
Hubo algunos que venían de Judea que daban a entender que habían recibido un encargo preciso, que sin embargo nadie les había confiado. Un encargo para hacer aceptar las propias ideas más bien mezquinas. Un encargo que pretendía imponer como necesarias algunas prácticas de las que el Evangelio no se había jamás ocupado. Debió representar una ingente tarea para aquellos dos embajadores, Pablo de Tarso y Bernabé, el poder contrarrestar aquellas maniobras retorcidas. Pensad que el cristianismo estaba dando los primeros pasos y ya la pequeñísima comunidad cristiana demuestra una enorme capacidad de elegancia y precisión al tratar las cuestiones. Es un momento dramático. Si entre ellos no florece la armonía, si deciden rendirse, la Iglesia no empezará la singladura. Quizás resonó en sus mentes el eco de aquella pregunta inquietante de Jesús: “¿También vosotros queréis marcharos?

jueves, 28 de abril de 2016

El Duranismo eclesial

http://ecx.images-amazon.com/images/I/514m5AIU5SL.jpg Esto de la representatividad del voto católico en España da para mucho. Hoy hablaremos de Duran. De Duran Lleida.
UDC tenía una cuarta parte de los cargos que obtuviera CiU según los acuerdos internos de la coalición. Para un partido como la UDC de Duran eso era mucho poder porque iba muy corto de militantes. Como dice el amigo de un servidor: “si et feies d’Unió, de seguida tocaves cuixa” [si te hacías militante de Unió, rápidamente a la novia tocabas, metáfora de que algún cargo público te caía].
Esta situación daba a Duran Lleida un poder omnímodo de colocación y a UDC uno de atracción de oportunistas de aquí de espero. Con una militancia muy exigua y envejecida, cualquier joven o de mediana edad que entrara a militar en UDC alcanzaba tras dos telediarios algún cargo. Y si eras mujer, en tres, un escaño del Parlamento de Cataluña.

miércoles, 27 de abril de 2016

Sistach busca "su espacio" en la nueva era Omella

El pasado 18 de abril el diario El Punt-Avui publicaba una entrevista malintencionada a Don Juan José Omella, el titular puesto con toda la mala baba decía: "Cataluña no necesita una conferencia episcopal propia". Esta afirmación hacía salir de las cavernas a lo más rancio del nacionalismo e independentismo catalán para dejar a caldo a nuestro actual arzobispo. Germinans publicó algunos de los comentarios de los lectores de ese diario, para comprobar el malestar provocado por esas declaraciones. Al cabo de tan sólo cinco días, coincidiendo con la Diada de San Jordi, toda la prensa mediática que criticó a Omella, se deshace en alabanzas hacia n.s.b.a... y jubilado cardenal Martínez Sistach, con motivo de sus palabras en la homilía de la Santa Misa en el Palau de la Generalitat en que definió a Cataluña como "un pueblo vivo que quiere mantener las esencias como nación".

¿Casualidad? No creo mucho en las casualidades cuando hay política catalana de por medio. El expresidente Jordi Pujol marcó una manera de hacer y de manipular la realidad en la que aún estamos viviendo, y aunque ahora todos corren a renegar del padre y fundador de la actual coyuntura catalana, su espíritu sigue estando muy vivo. Y él es uno de los promotores de la idea de los buenos y malos catalanes, los buenos los que siguen la hoja de ruta del nacionalismo, los malos los que no quieren pasar por el aro. En el caso concreto que nos ocupa, está muy claro: Omella es el malo y Sistach es el bueno, como anteriormente, para Pujol, Don Narcís Jubany era el bueno y Don Ricardo Carles, el malo.

martes, 26 de abril de 2016

27 d'abril: Festa de la Mare de Déu de Montserrat

Rosa d'abril, morena de la serra,
de Montserrat estel:


il·lumineu la catalana terra,
guieu-nos cap al cel.

 

Escolanía de Montserrat:"Germinans Germinabit"

lunes, 25 de abril de 2016

¿República laica?

Joan Tardà, ese diputado extravagante que Esquerra Republicana tiene destacado en Madrid, se descolgaba el sábado en su twitter, después de la celebración religiosa de la fiesta de Sant Jordi en el palacio de la Generalitat, con la siguiente reacción: “No dejaremos de ver a un eclesiástico en el Palau de la Generalitat el día de San Jordi hasta que no se proclame la República laica”. En su bendita ingenuidad, parecía ignorar el diputado que su propio jefe de filas, Oriol Junqueras, se hallaba presente en la misa, ocupando el lugar protocolario que le correspondía como vicepresidente del gobierno en el sitial de honor. Tremenda incongruencia con los postulados laicistas que propugnaba el propio Tardà. No sé si el incongruente es Tardà o el mismo Junqueras, ese problema ya se lo arreglarán entre ellos, al igual que no sé si algún día llegará su anhelada República catalana, lo que sí puedo afirmar es que el día en que llegare esa república seguro que no sería laica.

En Italia he escuchado más de una vez el siguiente aforismo: “La religione niente. ¡La Chiesa è un grande negozio!”. La afirmación viene como anillo al dedo a la Cataluña de nuestros días. Somos uno de los enclaves más secularizados del planeta (“La religione niente”), pero tenemos una vida pública absolutamente clericalizada (“¡La Chiesa è un grande negozio!”). Obispos, abades, monjas, frailes, curas de diversa laya y condición. Todos tenemos más de un ejemplo en nuestras mentes y vemos como se hallan presentes en muchos ámbitos de la vida civil. Una vida civil que en los pueblos se visualiza con esos campanarios con bandera estelada, con la anuencia del párroco.

domingo, 24 de abril de 2016

Dispuestos a vivir juntos en la brecha

Infinidad de veces y con diversas imágenes he tratado de explicar, a lo largo de casi nueve años de andadura de Gérminans, cuál es el propósito y los porqués de esta lucha singular que nos hemos propuesto llevar adelante. Hoy quisiera detallar, esta vez bajo la imagen de los soldados que viven en la trinchera y defienden o abren brecha en el frente de combate, los rasgos que creemos necesarios en esas personas que en la Iglesia se ponen al frente para guiar la Iglesia y protegerla, alimentando al pueblo de Dios.
Afirmar que hacen falta hombres que trabajen muy duro, física y espiritualmente,  para restaurar la “Ciudad de Dios”, puede sonar a épico, si no a poético, y quedar reducido a algo teórico y por tanto irreal. Sin embargo estoy convencido de que Dios quiere que edifiquemos una nueva cultura cristiana y presentemos una nueva esperanza; y a otra cosa no me refiero cuando, siguiendo a san Pablo, afirmo la necesidad de “restaurar” todo en Cristo.