viernes, 18 de octubre de 2019

La Glosa Dominical de Gérminans

https://3.bp.blogspot.com/-dwa6sxkWG70/WACmq5lz9HI/AAAAAAAALiE/l9d-J3emCYY9iDgeISh5XyMxVKYybuSnQCLcB/s1600/glossa1.jpg

¿MUJER, POR QUÉ ERES TAN PESADA?

Como la más cabezona entre los clientes, con la fuerza testaruda y atávica que es propia de quien nace mujer. Una historia de ordinaria administración injusta de la cosa más justa que debiera haber, el debido ejercicio de la justicia: dar a cada cual lo que le corresponde. Ella necesita, él no la necesita. Quizás ya en aquel tiempo existía acepción entre clientes que se pueden permitir un abogado y clientes que no, cuyo nombre acaba inexorablemente por pudrirse entre las carpetas amontonadas en los tribunales de los hombres. Y sin embargo ella no cede: la fuerza de quien se siente con el agua al cuello es de proporciones inauditas, la insistencia motivada del pobre, es algo insoportable a los ojos del rico: “Hazme justicia contra mi adversario” es el grito que la mujer repite como si de una letanía salvífica se tratase. Ella no suelta la presa: está pidiendo sencillamente lo que le corresponde, ni una pizca más. Él vacila y ella da la estocada, convencida de una operación que en la Escritura es causa de la verdadera salvación: la criatura no obtiene nunca lo que pide, pero arranca a Dios solamente aquello en lo que cree. Esta vez la estocada es decisiva: “Aunque no temo a Dios (…) le haré justicia para que no venga continuamente a importunarme”

jueves, 17 de octubre de 2019

Más apoyos eclesiales para los condenados: Soler, las abadesas catalanas... y como no, Mn. Cinto Busquet

Las benedictinas de la calle Anglí salen en masa para expresar su protesta por la sentencia
Finalizo hoy esta trilogía de escritos que reflejan la actitud poco neutral de religiosos e instituciones de Iglesia, que no sólo no acatan las sentencias judiciales sino que hacen pública su inconformidad y dan su apoyo a los condenados, olvidándose completamente que su condición de miembros destacados de la Iglesia, les debería impedir dejar en la cuneta a tantos buenos católicos que no están para nada de acuerdo con esas valoraciones partidistas.

Como era de esperar, las comunidades monásticas, en este caso femeninas, encabezadas por sus abadesas y superioras, no podían faltar a la cita política de turno. Allí están las benedictinas de Montserrat, con las religiosas Forcades-Albajar-Unterlöhner al frente, al igual que las también benedictinas de la calle Anglí de Barcelona, y como no, las de Sant Daniel de Girona, las que fueron a ver al prófugo Puigdemont a Bélgica, las de Vallbona que lucen lacitos amarillos, se ofrecen para ser colegio electoral de un referéndum ilegal y aplauden a rabiar a Torra cuando les va a hacer un mitin a su propio monasterio. Y por suerte, la superiora de la dominica Sor Lucía Caram, ha tenido cabeza y no ha caído en las presiones de su mediática monja argentina. 

miércoles, 16 de octubre de 2019

¿Instituciones cristianas o Instituciones politizadas?

Entrada a la Escola Pia de Sant Antoni (Barcelona). Delante se pueden ver tres urnas del referéndum ilegal
Diez instituciones cristianas catalanas han firmado un comunicado como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo. A diferencia del episcopal al que ayer hacía referencia, de una falsa neutralidad, éste es descaradamente favorable a los intereses independentistas, De hecho los dos primeros párrafos podrían haber sido firmados por cualquier organización separatista catalana, incluso de las más radicales. Los dos últimos, para disimular, agregan citas del Papa Francisco y de la Conferencia Episcopal Tarraconense.

Las instituciones son: Los Equipos de la Pastoral Política y de la Comunicación de la Federació de Cristians de Catalunya, Escola Pia de Cataluña, Fundación Educativa Corazón de María, Fundación Educativa Dominques de la Anunciata del Padre Coll, Fundación Vedruna Cataluña Educación, Grupo de Juristas Roda Ventura, Grup Sant Jordi, Justicia y Paz Cataluña, Lliga de la Mare de Déu de Montserrat y Movimiento de Profesionales Católicos de Barcelona.

El comunicado de los obispos catalanes: O como intentar quedar bien con unos y otros y acabar quedando mal con todos

Lunes 14 de octubre, el gran día de la sentencia del Tribunal Supremo. Me intuyo que los ánimos deben estar caldeados en el ambiente secesionista, así que decido poner una emisora de radio totalmente favorable al Procés, evidentemente todos los contertulios están contra la sentencia por abusiva, ni uno sólo la considera lógica y ya no hablemos de suave. Esa es la realidad de algunos de nuestros medios catalanes, no aceptan ni una sola voz discordante, poco a poco se van conociendo los comunicados de dirigentes políticos y sociales, todos criticando la sentencia, los tertulianos aplauden y se congratulan de ver los apoyos que tienen sus queridos políticos presos.

Después de escuchar esta pesada y aburrida lista de manifiestos favorables a los condenados, el presentador dice que también se ha pronunciado la Conferencia Episcopal Tarraconense, hay expectación, y se leen algunos de los párrafos: burlas, risas y ronroneos de protesta. La conocidísima Pilar Rahola, salsa en todos estos tipos de tertulias, indignada replica: "Para decir eso mas vale que no dijeran nada. Los que hacen comunicados así más valdría que se quedaran en su casa".

lunes, 14 de octubre de 2019

Ahora en Terrassa

Para el próximo sábado 19 de octubre se ha convocado otra vigilia de oración “por los encausados del 1 de octubre”. Esta vez tendrá lugar en Terrassa, en la parroquia de la Mare de Déu del Carme y se declara abierta al resto de parroquias de la diócesis egarense. Para anunciar la convocatoria se ha utilizado el mismo cartel de la que se llevó a cabo en Montserrat, con la misma composición y el mismo logo, incluido el perfil de las montañas montserratinas. Se ha modificado el término “represaliats” por el de “encausats”, aunque lo suyo, después de la sentencia, sería “condemnats”; pero no vamos a entrar en sutilezas procesales ni en originalidades publicitarias. Ni son juristas ni son publicistas. Eso sí, ahora se identifica a un convocante: un desconocido colectivo denominado “Església i Catalunya”, que parece también otra copia, en este caso de aquel “Crist i Catalunya” de Jordi Pujol.

La parroquia de la Mare de Déu del Carme de Terrassa está encomendada a los frailes carmelitas y su actual párroco es el P. Gaspar Borda Bori, habitual en los manifiestos y actividades independentistas. Pero a diferencia de la abadía benedictina se halla sujeta a la jurisdicción diocesana. El obispo, en este caso Monseñor José Ángel Sáiz Meneses, es su último responsable. Aunque el templo siempre haya sido regentado por los hermanos del Carmelo, no por ello se han convertido en sus propietarios. Al revés, desde el momento en que fue erigida como parroquia, en el año 1977, pasó a depender directamente del pastor diocesano. Y ese pastor diocesano tiene que enterarse de qué sucede en sus parroquias y por qué motivo en una de ellas se reza sólo por unos presos y se reza por unos presos, por cuya actitud se ha dividido dramáticamente tanto a la sociedad catalana como a los propios feligreses de Terrassa.

domingo, 13 de octubre de 2019

Mi servicio en el Tanatorio de Santa Coloma (I)

C:\Users\usuario\Desktop\entrada.jpg

Se cumplen en estos primeros días de octubre, 23 años de mi llegada al entonces recién inaugurado Tanatorio Municipal de Santa Coloma de Gramenet. Mis amigos se han recreado infinidad de veces en la multitud de anécdotas que a lo largo de este periodo les he ido relatando. Como es normal en mí, suelo contar aquellas con más enjundia y que se prestan a reflexiones variopintas, que haberlas haylas, a pesar de la gravedad y circunstancias de duelo que rodean estos momentos. Al menos así las experimentamos los que por nuestro ministerio hemos de compartir una gran diversidad de vivencias que se apartan de los habituales patrones de conducta.

Pero hoy quiero ofrecer el singular relato de los acontecimientos que me llevaron a regentar dos “parroquias” con sus respectivos apostolados bien diferenciados: la parroquia del Fondo de Santa Coloma y la “parroquia” del cementerio. Por esta última, para muchos colomenses me he convertido simplemente en el cura del Cementerio sin más. Para mis feligreses del Fondo soy, y así me reconocen y nombran, el cura del barrio. 

viernes, 11 de octubre de 2019

La Glosa Dominical de Gérminans

https://2.bp.blogspot.com/-q1tH7AZaYWE/V_YAJoYACnI/AAAAAAAALe8/O-12GFXy0f0XNfYYj0G-6VudfLT8BHS_QCLcB/s1600/glosa10.jpg

DIEZ ENTRE DIEZ, UNO DE DIEZ: ¿UNO Y NUEVE?

Un porcentaje en sintonía con los tiempos que corren: uno de diez. Que al fin y al cabo, pensándolo bien -más allá de lo poco de matemáticas que sé-  deja algo sin resolver. Es cierto que el punto de partida fue igual para todos: ser leproso significaba ser la periferia de lo humano, la franja molesta y pesada de la humanidad, incluso de aquella que iba a ser alcanzada por los pies de Cristo. Él camina y ellos mendigan un poco de atención: “Jesús, Maestro, ten piedad de nosotros”. Que no está mal como petición: es la humilde pertenencia de quien dice “sin Ti estamos perdidos, sálvanos, Maestro.” Aquel Maestro que, lejos de querer aparecer como un factótum de lo humano, los envía al sacerdote a curarse. No es desinterés, ni siquiera un anticipo de lo que el genio de Pilatos hará con Él. Es simplemente el respeto de una tradición que reinaba en aquel tiempo: sólo un sacerdote puede testificar tu curación, por eso vete a él. Quién sabe qué sentimientos les causó aquella respuesta: ¿desolación, melancolía, amarga sensación de no ser nada ante Sus ojos? Los manda porque todo recorrido de fe es un camino, es un partir a ultranza, es fiarse que algo cambia, que algo ya está cambiando. Que la lepra ya ha comenzado a desaparecer con sólo descansar su mirada sobre ellos: hace falta fe para ponerse en camino, convencidos de que algo acontecerá. Como aquella niña de un pueblecito de la comarca de la Segarra en el interior de la provincia de Lérida: un día los payeses, en medio del bochorno veraniego, fueron a la iglesia para elevar sus rogativas pidiendo la lluvia. Únicamente ella se presentó en el templo con el paraguas en la mano, en pleno agosto: la única que estaba convencida de que Dios les iba a conceder la lluvia.