La alargada sombra de Don Ricardo, 20 años después

5

 

Hace unos días hablaba con un sacerdote de la diócesis de Tortosa, que me comentaba que 20 años después de que se aceptara su renuncia como arzobispo de Barcelona, y poco más de 10 años de su fallecimiento, todavía la alargada sombra de Don Ricardo Carles sigue estando presente en el episcopado catalán. Pensé inicialmente que exageraba, que su admiración hacia el cardenal valenciano y los 21 años que estuvo como prelado dertosense, no le dejaba ser objetivo, pero me demostró con hechos y detalles que era cierto, a pesar de mi incredulidad, porque en 20 años me parecía imposible que aún quedaran obispos catalanes con vinculación directa con él.

 
La base demostrativa de su afirmación se remonta a los actuales obispos catalanes que fueron consagrados, teniendo a Don Ricardo como celebrante, es decir, quien presidió la ceremonia o como principal co-consagrante en su ordenación episcopal. El resultado es que hay todavía 4 obispos titulares en Cataluña que se ajustan a esos parámetros, y eso que hasta hace poco eran seis, pero Don Juan José Omella se sacó de encima a dos de sus colegas en Cataluña, que consideraba que tenían demasiada personalidad, y, por tanto, eran una sombra para él, me refiero a José Ángel Sáiz Meneses y a Enrique Benavent, promoviéndolos a arzobispos, el primero de Sevilla y el segundo de Valencia. El entonces obispo de Tortosa ha sido sustituido por uno de sus promocionados, Sergi Gordo, y no hay que descartar que su actual auxiliar, David Abadías, acabe relativamente pronto en la diócesis egarense. 
 
Los actuales obispos catalanes en activo que recibieron la consagración episcopal de Don Ricardo como celebrante son el actual titular de Vic, Romà Casanova, al que ya había ordenado como sacerdote en la diócesis de Tortosa, y el de Urgel y copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives, que fue ordenado obispo cuando era sacerdote de la Archidiócesis de Barcelona, convirtiéndose en auxiliar del cardenal Carles. 
 
 
Los que fueron ordenados obispos con Don Ricardo, como primer concelebrante, son sus paisanos valencianos, Agustín Cortés, actual obispo de Sant Feliu de Llobregat y Salvador Giménez, actual obispo de Lleida, aunque ambos ya han presentado su renuncia por haber llegado a los 75 años. 
 
Sumando todos los obispos que fueron consagrados con Don Ricardo, como celebrante o concelebrante primero suman un total de 17, algunos están fuera de Cataluña, otros están jubilados o han fallecido, una cifra que ni siquiera ha alcanzado Omella, que en este momento está en 13.
 
Estas cifras me han hecho pensar, en que 20 años después de aceptarse la renuncia del cardenal Omella como arzobispo de Barcelona, aún se notará su marca en el episcopado catalán, yo ya no estaré en este mundo, pero los que estén podrán comprobarlo. De entrada, los jóvenes obispos Gordo, Vilanova y Abadías aún estarán en activo, y no hay que descartar que otros como Satué, Brotons o Roselló acaben recalando en Cataluña. 
 
No olvidemos que Omella ha llegado mucho más alto que Carles, presidente de la Conferencia Episcopal Española, Don Ricardo solo fue vicepresidente, miembro del Dicasterio para los Obispos y del Consejo Consultor de Cardenales del Papa Francisco, su sombra seguro que será muy alargada, pero no hay ninguna duda que la del cardenal Carles, a día de hoy todavía lo sigue siendo.
 
Francisco Fabra

Entradas que pueden interesarte

5 comentarios

  1. Por lo que me consta, Don Ricardo se tomó su cargo en serio. En parte, debido a la absoluta hostilidad que le procuró la casi totalidad del sector nacional-progresista, el cual llegó a extremos totalmente ridículos de dejar un reproductor de casetes programado para que en un momento determinado, durante una reunión, empezara a reproducir un mensaje: "Carles dimisión". Hoy lo cuentas y es como si pusieran un gramófono detrás de una cortina, pusieran el disco de piedra, la aguja de acero y empezara a sonar "Carolus, abdica ab archiepiscopatu Barcinonensi!".

    Y como estas, mil. Hoy, este sector nacional-progresista está en retroceso, sus componentes, en especial de aquella época, irrelevantes, ignorados y desconocidos, jubilados y fallecidos.

    Hay que recordar la época en que fue arzobispo, del 23 de marzo de 1990-15 de junio de 2004, es decir, a los plenos efectos, una era aún pre-internet (Youtube se inventó en el 2005, Twitter el 2006, Blogspot el 2003), pero ya existía el móvil y el "pásalo" por MSM, y los chats de Yahoo. Germinans es del 2007, y venía de también primer revolucionario De Bello Pallico del 2006, y fue toda una segunda revolución que generó una querella tontorrona el 2012 y que acabó nada menos que en el 2014: "La Justicia ha hablado y ha decretado que Germinans Germinabit - www.germinansgerminabit.org -no es una página web delictiva, tal como se pretendía en el largo (y disparatado) proceso penal iniciado en su día por el canónigo Josep Anton Arenas Sampera, bajo la dirección letrada del abogado del arzobispado de Barcelona, Ramón Batlle Tomás". Luego, otro tontucio intento de excomulgar a sus integrantes por el 2017... hablamos de hace 4 días...

    Hablamos de un arzobispo Carles -Carcamal Carques para los amigos "enemigos" avui anorreats- que se empleó a fondo en imprimir su gancho de derecha directo al mentón de todos los gritones y quejicas querulantes. Sí, aún retirado el 2004, hasta hoy 2024 perdura su acción.

    Y es que la venganza se cuece en calentito y despacito poquito a poquito, sorbo a sorbo. Hablamos también de la existencia de dos figuras excepcionales que arropaban a Carles (1994-2004), un verdadero regalo del que aún vivimos, que fueron nada menos que los dos gigantones resplandecientes, San Juan Pablo II (1978-2005) y Ratzinger-Benedicto XVI como Prefecto de la Doctrina de la Fé (1981-2005), hoy ocupados por dos granitos de arena negruzca, tosca y pringosilla, el peronista Francisco y su compatriota el eroprefecto de Doctrina de la Fé Fernández Trucho Bésame Mucho.

    Con Juan Pablo II y Ratzinger detrás, Carles pudo dejar una Barcelona y Tarraconense algo más habitable, consistente en evitar que el nacional-progresismo acapara todo el poder absolutamente absoluto en Cataluña, cosa que es de eterno agradecer.

    Ya con Nuestro Nunca Suficiente Amado Áureo Líder Supremo Sistach (2004-2015), verdadero pánico en el supermercado, empezó a venir el contrapoder de De Bello Pallico (2006) y luego el relevo, Germinans (2007), hasta la catástrofe de hoy, Francisco y Omella, con Fernández de por medio... aunque se agradece a Omella que parara por segunda vez los pies al nacional-progresismo... en fin...

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. De "pobre" nada. Todas las persecuciones que sufrió son gemas que adornan su santidad: «Bienaventurados los que sois perseguidos...»
      Me cuenta mi esposa, que lo trató clínicamente, de su humildad y la paz que irradiaba.
      MT

      Eliminar
  3. En Barna, unos cuantos malvados progres lo martirizaron de malas maneras.

    Ya tardan en Canonizarlo!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo añadiría a Mons. Cristau Obispo de Terrassa, que gua una de sus fieles manos en sus últimos tiempos de Barcelona, que no pudo ser uno de los tres co consagrantes por motivos de protocolo. Pero bien seguro que en su nombramiento influyeron Sáiz y Carles.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Denuncian el ataque contra una Virgen en Reus por motivos religiosos
Ahora la Gene prohíbe rezar ante los abortorios
El 70% de los sepelios en Barcelona son ya ceremonias laicas y en Bilbao alcanzan el 40%
Satué, el sustituto de Omella en Madrid y en Barcelona
El cardenal Omella rechaza comparecer en la comisión sobre pederastia del Parlament
Ha muerto la comunidad cristiana (Por Jorge González Guadalix)
La prosa erótica del pornocardenal argentino Tucho Fernández (Por Oriol Trillas)
El prior de Montserrat visita a Puigdemont en Bruselas
El delirio lingüístico llega al Vaticano
DOLÇA CATALUNYA cumple 10 años
El colegio Sagrat Cor Fort Pienc de Barcelona cerrará finalmente por completo el próximo curso
El Vaticà descarta la terna proposada per l’arquebisbe Vives per succeir-lo en el càrrec
Custodio, el cura de Barcelona que podría ir a la cárcel por avisar del islam radical
Les joventuts de la CUP amenacen a un capellà: «et tenim en el punt de mira»
El obispo de Mallorca defiende que romper la unidad de España «es una opción política» e insinúa que han sido «colonizados»
Un mossèn de Barcelona, a l’equip guanyador d’en Carlos Sainz al Dakar
Omella elude hablar de la amnistía y reclama a Sánchez que dedique "todas sus fuerzas a coser las heridas" provocadas por "los pactos de investidura"
El Papa, indispuesto tras conocer a Pere Aragonès
Omella se defiende y dice que el texto en castellano del Papa lo envió Montserrat
Los obispos catalanes vuelven a apoyar al nacionalismo