El sustituto de Omella en Barcelona, ¿será "omellista"?

21
 
Entrada de Omella como nuevo arzobispo de Barcelona, con Sistach y Taltavull al lado
 
Ayer les hablaba de la sucesión de Omella al frente de la Conferencia Episcopal Española, y les decía que, salvo gran sorpresa, no se vislumbra la posibilidad de una línea continuista. El arzobispo de Valladolid parece el mejor situado, pero también hay otros candidatos con menos posibilidades que tienen ganadas algunas adhesiones entre sus colegas. Me refiero a arzobispos como el de Oviedo, el de Santiago, el de Sevilla, o el de Valencia. Estos dos últimos, curiosamente, tuvieron que salir de Cataluña para no hacer sombra al actual arzobispo de Barcelona, y ninguno de todos los citados se podría considerar "omellista".
 
Otra cosa distinta es lo que pueda suceder en Barcelona, donde evidentemente Omella intentará colocar a alguien de su cuerda como sucesor, hay tiempo para ello, probablemente un par de años, pero no siempre el hecho de tener un inmenso poder eclesial es sinónimo de poder pilotar la sucesión deseada y de eso hay numerosísimos ejemplos, en la historia de la Iglesia.
 
Sin ir más lejos y fijándonos en Barcelona, nos daremos cuentas que sus últimos arzobispos, todos ellos cardenales, no consiguieron el objetivo de colocar a sus promocionados candidatos como sucesores. El bueno de Don Marcelo, que entonces aún no era cardenal, tuvo que ver como su sucesor era el candidato deseado de los que le hicieron la vida imposible y forzaron su marcha a Toledo. Jubany, que había sido auxiliar del antecesor de Don Marcelo, es decir de Don Gregorio Modrego, se hizo con las riendas de la archidiócesis, maniatado por la Unió Sacerdotal y el clero progresista, que impusieron su régimen totalmente contrario al que pretendía su antecesor. 

Entrada de Don Ricardo Carles como arzobispo de Barcelona, con el cardenal Jubany al lado

Jubany, promocionó a Martínez Sistach al que había nombrado su obispo auxiliar poco tiempo antes de presentar su renuncia. Se aseguraba así la línea continuista, pero no fueron esos los deseos de San Juan Pablo II que sabía como estaba de hundida la diócesis y apostó por Don Ricardo Carles que era de su confianza y podría romper la dinámica negativa. Carles apostó por Saiz Meneses, al que también había nombrado auxiliar poco antes de que se aceptara su renuncia, después del fiasco de los anteriores auxiliares, que fueron más un estorbo que un auxilio, finalmente la historia volvió a repetirse y no fue Saiz Meneses, sino el auxiliar de su antecesor Jubany, es decir Martínez Sistach, quien volvió a Barcelona desde Tarragona, con el aplauso unánime de los que martirizaron en vida a Don Ricardo.

Sistach, no pudo promocionar a nadie, porque su amado Turull jamás llegó a obispo, y se tuvo que conformar con Taltavull en el que nunca confió, de esta manera no tenía un delfín claro, pero veía con buenos ojos que viniera otro obispo catalán en línea continuista, en ese sentido el mejor posicionado era Vives, pero tampoco salió lo que Sistach quería y apareció un aragonés que venía de la pequeña diócesis de Calahorra, la Calzada-Logroño: Omella.

Ahora hay que ver si se rompe el maleficio y el poderoso Omella puede colocar a alguien de su confianza como sucesor. Ya dije ayer que la verdadera línea de confianza suya es la "aragonesa", allí hay alguno que ya sabe algo de catalán, y otros que podrían aprenderlo si es que no lo están estudiando ya. Para el nacionalismo político y eclesial, sería un verdadero golpe que viniera a Barcelona otro aragonés, pero no hay que descartarlo ni mucho menos.
 
Omella, Planellas y Gordo, en una reunión de la Tarraconense
 
Luego está la línea de sus auxiliares, en la que el mejor posicionado sería Gordo, porque ya está como obispo titular y siempre es más fácil dar el salto cuando ya tienes experiencia gobernando una diócesis. Y después estarían los otros dos auxiliares, Vilanova y Abadías, que tendrían menos posibilidades, aunque viendo lo que ha pasado en Madrid con Cobo, no se tendría que descartar la posibilidad de que un auxiliar pasara directamente a titular, algo que no ha sucedido en las décadas más recientes.

La tradicional línea sucesoria de otros obispos catalanes, es en estos momentos compleja, con la mayoría de obispos caducados o a punto de caducar, con el abad de Poblet, Octavi Vilà, acabado de nombrar obispo de Girona, después de más de dos años de vergonzosa vacante, sólo quedaría el arzobispo Planellas, pero a alguien a quien quizá nunca se le tuvo que nombrar obispo, sería raro que acabara como arzobispo de una de las mayores diócesis del mundo. Aunque cosas más raras se han visto.

Francesco Della Rovere

Entradas que pueden interesarte

21 comentarios

  1. El artículo no tiene en cuenta un factor que puede cambiar todo el panorama: que en Roma haya otro Papa antes de dos años, lo que no es descartable dada la edad y la delicada salud de Francisco.

    ResponderEliminar
  2. https://www.elnacional.cat/ca/societat/octavi-vila-abat-poblet-sera-nou-bisbe-girona_1168861_102.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo lleva Diari Girona el obispo pero no existe todavía confirmación oficial https://www.diaridegirona.cat/girona/2024/02/28/labat-poblet-octavi-vila-nou-98793592.html

      Eliminar
    2. «La iglesia de Girona ha estado un tiempo sin obispo. Es el momento de escuchar a toda la sociedad, saber que se espera de la iglesia y conocer la forma en la que vivimos todos juntos»

      [www.diaridetarragona.com]

      Mare de Déu

      L'església de francesc; en estat pur i dur?

      'Sembla!'


      S'hauria de preguntar-li si té el propòsit de recer dins del palau episcopal als capellans que practiquen abús sexual als nens (especialment), nenes, semenaristes i adults vulnerables atès que això és el senyal d'identitat més inequívoca que s'ha vist des de 2013 en aquella església; decadenta, dissoluta, corrupte i podrida.

      FEM

      Eliminar
  3. Después de la sorpresa de Vilá igual viene Gasch a Barcelona.

    ResponderEliminar
  4. A veces se nombra obispos a abades de órdenes religiosas, sobre todo para hacer frente a los problemas de una diócesis arrasada, aquí hay un posible e hipotético algoritmo de por qué un abad ha sido elegido, de forma anormal, para una diócesis en enormes dificultades que se enfrenta a problemas de fe, moral, liturgia, disciplina, eclesiología, vocaciones sacerdotales y religiosas y participación de laicos, ya que el Vaticano y Francisco, aunque dice que es una iglesia sinodal (todos juntos), todavía elige a los obispos sin sinodalidad, excluyendo al Pueblo de Dios, el cual tiene una ignorancia absoluta del proceso de selección.


    A. Liderazgo y experiencia:

    1. Liderazgo probado: los abades son líderes dentro de sus comunidades religiosas, demostrando liderazgo administrativo y espiritual. Gestionan la comunidad, manejan las finanzas y orientan a sus compañeros. Esta experiencia se traslada bien a la dirección de una diócesis.

    2. Experiencia en renovación: muchas órdenes religiosas han pasado por períodos de renovación y revitalización. Se considera que los abades que han dirigido con éxito sus comunidades en esos momentos tienen las habilidades y la experiencia necesarias para guiar a una diócesis en dificultades a través de un proceso similar. Aunque me temo que Poblet tiene una comunidad religiosa también decadente, pues los del Císter también están de capa caída, pero se les ve algo resistentes.


    B. Enfoque en la espiritualidad y las vocaciones:

    1. Centrarse en la formación: los abades suelen tener una amplia experiencia en la formación de futuros sacerdotes y líderes religiosos dentro de sus órdenes. Este enfoque en la formación y la orientación espiritual es crucial para abordar una crisis de fe y la falta de vocaciones en una diócesis.

    2. Devoción personal: los abades suelen poseer una fuerte devoción personal y compromiso con su fe, lo que puede resultar inspirador y motivador para el clero y los laicos de la diócesis.


    C. Doble conocimiento de la vida sacerdotal y religiosa

    1. Conoce la vida presbiteral:

    a) Ordenación: tanto los presbíteros religiosos como los diocesanos son ordenados sacerdotes y comparten las mismas responsabilidades sacerdotales, como celebrar la Eucaristía y la Reconciliación.

    b) Formación: tanto los presbíteros religiosos como los diocesanos reciben una formación similar en teología y filosofía.

    2. Conoce la vida religiosa:

    a) Votos religiosos: los presbíteros religiosos hacen votos de pobreza, castidad y obediencia, mientras que los presbíteros diocesanos no.

    b) Vida comunitaria y vida ordenada y regulada: los presbíteros religiosos viven en comunidad con otros miembros de su orden, mientras que los presbíteros diocesanos generalmente viven solos o con otros sacerdotes. Un religioso tiene una vida más ordenada y regulada y hace una vida más estrictamente pobre que un cura: no se va por restaurantes, bares y otros locales, no se despista con las donaciones, no se distrae con otras cosas ni hace el conco o como pasó con el cura Jaume Reixach, enredado en el 2013 en una trama de sexo y drogas y un fallecido, que por cierto, era uno de los líderes del nacional-progresismo de la Església Nacional, Progressista i Alternativa de Catalunya, con audiencia en Cataluña Radio y prensa afecta al régimen. Está en una diócesis muerta, desaparecida, pero también muy peligrosa y rebelde.

    c) Obediencia: los presbíteros religiosos están sujetos a la autoridad de su superior religioso, mientras que los presbíteros diocesanos están sujetos a la autoridad de su obispo.

    d) Procedente de un monasterio lejano: para darse cuenta de la necesidad de tener un obispo lo más alejado de Gerona, indicar que hay 203 km de Gerona a Poblet, que en coche se hacen en 2 horas y cuarto por autopista. Además, es presbítero religioso y abad, tiene 61 años, le esperan 15-20 años, o más (los 75 años no son para jubilarse), de trabajo de Hércules en una diócesis ya muerta que tiene por compañera a las raíces de los árboles, los ríos freáticos, los topos y el estiércol como abono para las hierbas y flores.

    ResponderEliminar
  5. D. Disponibilidad y objetividad:

    1. Disponibilidad: los abades, a diferencia de otros sacerdotes u obispos, pueden no estar atados a una parroquia o diócesis específica, lo que los hace más fácilmente disponibles para asumir una misión desafiante.

    2. Objetividad y neutralidad: Como personas ajenas a los problemas existentes en la diócesis, los abades pueden ofrecer una perspectiva nueva y es menos probable que se vean envueltos en la política o las controversias locales.


    E. Trabajo y conocimiento:

    1. Capacidad para trabajar con diferentes grupos: Los abades suelen tener experiencia trabajando con una variedad de personas, incluidos laicos, religiosos y clérigos. Esta habilidad es importante para un obispo que necesita trabajar con diversos grupos dentro de una diócesis.

    2. Conocimiento de la Iglesia: Los abades tienen un profundo conocimiento de la doctrina y la historia de la Iglesia, lo que les permite proporcionar una guía sólida a la diócesis.


    F. Títulos jerárquicos

    1. Un abad no tiene un rango formal dentro de la jerarquía, pero se le considera un clérigo de alto rango con el título de "Reverendísimo Padre Abad". El abad es superior a un presbítero.

    2. Un obispo tiene un rango formal dentro del episcopado y su título es "Excelentísimo y Reverendísimo Señor Obispo".


    G. Grupos de interés y presión:

    1. Neutralidad: nombrar un abad puede ser una forma de evitar que grupos de interés dentro de la diócesis influyan en la elección y sobre todo el gobierno del nuevo obispo.

    2. Independencia: los abades, al ser externos, no tienen las mismas conexiones o lealtades que un sacerdote diocesano, lo que puede reducir la influencia de grupos de presión.

    3. Modelo de liderazgo imparcial: se espera que un abad, como líder religioso con experiencia, ejerza un liderazgo imparcial y no se vea influenciado por grupos de interés particulares.


    H. Liderazgo y experiencia:

    1. Habilidades de gestión personal, material, organizativa y financiera: los abades administran los recursos financieros de sus monasterios, lo que les da experiencia en la gestión financiera que puede ser útil en una diócesis con dificultades económicas.

    2. Habilidades diplomáticas: los abades a menudo necesitan mediar en conflictos y gestionar relaciones con diferentes comunidades dentro de su orden. Estas habilidades diplomáticas son valiosas para un obispo que debe navegar por las complejidades de una diócesis en crisis.

    3. Visión pastoral: tienen una visión amplia del papel de la Iglesia en la sociedad, lo que les permite formular planes pastorales que respondan a las necesidades de la diócesis.


    I. Espiritualidad y vocaciones:

    1. Enfoque en la evangelización: los abades tienen un fuerte enfoque en la evangelización y la difusión de la fe, lo que puede ser crucial para revitalizar una diócesis con una fe debilitada.

    2. Promoción de las vocaciones: los abades, por su experiencia en la formación de religiosos, pueden implementar estrategias para fomentar las vocaciones sacerdotales y religiosas dentro de la diócesis.


    J. Trabajo y aceptación:

    1. Capacidad para trabajar con la Curia romana: los abades, al ser parte de la Iglesia universal, tienen experiencia trabajando con la Curia romana, lo que puede facilitar la colaboración entre la diócesis y la Santa Sede.

    2. Aceptación del clero y laicos: Si bien la elección de un abad como obispo puede ser inusual, es importante que tenga la aceptación del clero y los laicos de la diócesis para que su liderazgo sea efectivo.

    Hubiera sido mejor que se hubiera hecho la experiencia sinodal, que no se hace en ningún sitio:

    - consultas al Pueblo de Dios; comisión vaticana que conociera in situ y de visu; encuestas sobre el estado catastrófico en parroquias, conventos y monasterios (Nueva Era y teología herética modernista y progresista, no hay vida religiosa ni devocional); redactar un Libro Blanco de la diócesis, con todos los parámetros: matrimonios, bautizos, confirmaciones, confesiones, eucaristías, exequias, exorcismos, dinero, patrimonio, donaciones, legados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es lo mismo mandar sobre 50 monjes que 200 curas.

      La mayoría levantiscos, por cierto.

      Eliminar
  6. Planellas acabará siendo arzobispo de Barcelona, estoy bien seguro, aunque no le deseo este cargo porque le aprecio mucho por ser viejos conocidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay peligro tranquilo. Aunque puede haber un diluvio

      Eliminar
    2. Perdone que le pregunte Sr. Silveri, ya que dice ser conocido de él... ¿es cierto que Mons. Planellas tenía, como circuló a inicios de su nombramiento episcopal, una ama de llaves eslava?
      ¡Gracias!

      Eliminar
    3. Sr. Garrell, si de verdad es amigo suyo, supongo que será pro- diluviando, verdad?

      Eliminar
    4. Pel que he sentit, si volem un bisbe expert en literatura russa dels segles passats, és imprescindible triar el bisbe Planellas.

      Tot i això, si busquem altres qualitats, intel·lectuals, teològics, ecclesials o pastorals.....

      FEM

      Eliminar
  7. Los desafíos que va a tener ya los sabe y los va a conocer él mismo, pero los que yo he visto son muy graves:


    1. La diócesis de Gerona ya no es católica, ni a nivel de presbíteros, diáconos, religiosos y laicos. Si se niega o se desconoce cualquier tipo de dogma, verdad revelada o definitiva, casi todo el mundo es hereje formal (si consienten, es además formal).

    En mi opinión, el 90% de las misas es nula o delictiva, porque no se sigue ni la fórmula de consagración ni el rito; a mi apreciación, el 99% de clérigos y laicos es hereje material: se desconoce y se niega mucho dogma por ignorancia (eso pienso). Es terrible, por eso están así, una diócesis débil, enferma y muerta, como pasa cuando se toma la Eucaristía indignamente (San Pablo dixit).

    Por eso se envía un abad-presbítero, porque sabe de la vida presbiterial y religiosa, porque en Gerona todo todo todo está destruido hasta la última esquirla. Y también se envía a un abad porque está blindado: ningún grupo de poder o interés le podrá chantajear con nada personal, porque vivió en un monasterio, y tiene doble experiencia y es un clérigo mayor y presbítero.


    2. Gerona es una diócesis a extinguir. Aún recibiendo seminaristas, no los va a tener hasta dentro de 7 años, para el 2031. Mientras, los que tenga se le envejecerán y retirarán. Tiene casi 400 parroquias, necesitará 800 seminaristas para tener 400 sacerdotes (se pierde siempre uno de cada dos)...

    Realmente, ya se ha tocado fondo, y es un verdadero castigo de Dios: el hombre el libre, pero es castigado si la diócesis es apostática; a Dios no se le engaña, no enviará ninguna vocación para que formen a un cura estropeado que va a averiar a miles de fieles con el nacional-progresismo: para eso, nadie...


    3. El nuevo obispo estará en un triple mundo en crisis, y como mínimo:

    a) La crisis eclesial: Francisco, con sus apostáticas Amoris laetitia y Fiducia supplicans (sacramentos y sacramentales para fieles intrinsece malum de sextum), está causando ya un cisma de facto, con cientos de diócesis negándose en redondo a obedecer a Fiducia. Además, tiene la crisis eclesial española (con menos curas y seminaristas), la crisis catalana (una iglesia decadente y estéril) y eso infecto de Gerona (un páramo de la abominación de la desolación).


    b) La crisis civil: es el mundo, con su crisis multipolar (EEUU, Europa, China, India, Rusia, África...). La crisis de la Unión Europea (las próximas elecciones europeas va a ganar la derecha antiglobalista). La crisis española (un PSOE hundido en su propia putrefacta corrupción). Cataluña, un país esclavizado por el nacional-progresismo, en decadencia imparable frente a Madrid. Y todo ello, con un mundo donde se produce la Revolución social y económica-financiera de las IA y los nuevos instrumentos de comunicación y financiación.

    Hay que decir que la crisis no sólo afecta a la Iglesia. El PSOE antes de Zapatero tenía 300.000 militantes, después de Zapatero 150.000, y ahora con esta cosa llamada Sánchez dicen que tiene unos 90.000, y con toda su dirigencia descabezada, e Illa esperando su imputación por el reciente caso de corrupción...


    c) El nombramiento de un abad no garantiza el éxito, y menos en Gerona, extinta (no hay catolicismo, lo que hay es un engaño), rebelde (se creen lo más avanzado del mundo) y peligrosa (tierra de frontera, boscuria, valls y costa). Abordar una situación compleja como la de una diócesis en eclesiocatástrofe como es Gerona, requiere de un enfoque polifacético, es decir, de un equipo médico formado por todas las especialidades. Los abades, con sus habilidades y experiencias específicas, pueden considerarse candidatos adecuados para situaciones tan exigentes, pero ya lo vamos a ver...

    Será gracioso de ver el arzobispo de Tarragona que es de Gerona (un nacional-progresista prusesista), y el de Gerona que es de Tarragona... los envían arriba abajo...

    ResponderEliminar
  8. Octavi Vilà, nou bisbe de Girona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. És estrany haver d'enviar un monjo com a bisbe.

      Eliminar
    2. Muy pintoresco, eso de que un monje sea Obispo de Gerona.
      Muy pintoresco,la verdad.

      Eliminar
  9. La gran notícia del dia, per a mi, és que a Girona tinguem Bisbe i a més a més monjo del Cister. Que Déu el beneeixi i l'ajudi que molta falta li farà.

    ResponderEliminar
  10. Pués será Mitrado por partida doble .

    Lo malo es que es indepe.

    ResponderEliminar
  11. Ésto de poner como Obispo a un Abad, sólo pasaba en el medioevo.

    Aquí hay gato 🐱 encerrado!!!

    ResponderEliminar
  12. Mientras no le rinda pleitesía a Puchi y Cia, que haga lo que quiera.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Denuncian el ataque contra una Virgen en Reus por motivos religiosos
Ahora la Gene prohíbe rezar ante los abortorios
El 70% de los sepelios en Barcelona son ya ceremonias laicas y en Bilbao alcanzan el 40%
Satué, el sustituto de Omella en Madrid y en Barcelona
El cardenal Omella rechaza comparecer en la comisión sobre pederastia del Parlament
Ha muerto la comunidad cristiana (Por Jorge González Guadalix)
La prosa erótica del pornocardenal argentino Tucho Fernández (Por Oriol Trillas)
El prior de Montserrat visita a Puigdemont en Bruselas
El delirio lingüístico llega al Vaticano
DOLÇA CATALUNYA cumple 10 años
El colegio Sagrat Cor Fort Pienc de Barcelona cerrará finalmente por completo el próximo curso
El Vaticà descarta la terna proposada per l’arquebisbe Vives per succeir-lo en el càrrec
Custodio, el cura de Barcelona que podría ir a la cárcel por avisar del islam radical
Les joventuts de la CUP amenacen a un capellà: «et tenim en el punt de mira»
El obispo de Mallorca defiende que romper la unidad de España «es una opción política» e insinúa que han sido «colonizados»
Un mossèn de Barcelona, a l’equip guanyador d’en Carlos Sainz al Dakar
Omella elude hablar de la amnistía y reclama a Sánchez que dedique "todas sus fuerzas a coser las heridas" provocadas por "los pactos de investidura"
El Papa, indispuesto tras conocer a Pere Aragonès
Omella se defiende y dice que el texto en castellano del Papa lo envió Montserrat
Los obispos catalanes vuelven a apoyar al nacionalismo