La histórica librería Claret de Llúria cierra sus puertas

27
 
La histórica librería Claret situada en el número 5 de la calle Roger de Llúria, ya ha pasado a mejor vida, ha sido un punto de referencia de libros y materiales del nacional-progresismo durante décadas, pero como tantas otras realidades similares, ahora ya no venden, nunca mejor dicho, y tienen que irse reciclando o buscando nuevas fórmulas para sobrevivir.
 
La fórmula elegida es la del repliegue, que es la que suele utilizarse en la mayoría de congregaciones y órdenes religiosas "progres" que sufren una crisis de vocaciones galopante, y que tienen que ir cerrando casas y concentrándose en una. En este caso la libreria y editorial Claret se trasladan a su centro neurálgico de Barcelona, a la calle Sicilia, donde se encuentra el Colegio Claret, el buque insignia de los claretianos en nuestra ciudad.

Ese colegio ha salido en los medios de comunicación, por diferentes casos de abusos sexuales contra algunos de sus alumnos, como suele pasar en estos casos, la dirección del Colegio y los claretianos muy compungidos presentan públicamente una comisión de investigación, para esclarecer los hechos, aparentemente todo correcto, si no es porque en demasiados casos los miembros de la comisión son personas de máxima confianza de la institución, como por ejemplo en el bochornoso caso de Montserrat; en la comisión del Colegio Claret, destacaba la presencia del periodista Jordi Llisterri, que no sólo lleva a sus hijos a ese colegio, sino que consiguió cuando era director de Catalunya Religió, que los claretianos le cediesen espacio en esa misma manzana para su proyecto, otro ejemplo más de repliegue, no solo de todo lo que esté vinculado a la obra del P. Claret, sino también de los amigos y amiguetes.
 
 
La librería Claret vivió unos años esplendorosos en las décadas de los 80 y 90, cuando vendía libros como churros, las publicaciones de Leonardo Boff y los otros padres de la Teología de la Liberación, eran los más promocionados y los más visibles desde el interior y el exterior.  Tenían clientela de sobras, pero los años pasan y esas generaciones poco a poco se han ido debilitando, lo mismo que los teólogos liberacionistas de los que nadie se acuerda, ni siquiera en estos momentos en que el Papa Francisco siente algunas simpatías hacia algunos de aquellos caducados postulados. 
 
Las nuevas generaciones no tienen el más mínimo interés por los libros que publica en estos momentos la editorial, donde intentan sustituir a los factótums de hace treinta o cuarenta años, por los religiosos mediáticos del momento, es decir, la Caram, la Forcades, la Viqui Molins y compañía, sin olvidar los libros de exaltación nacionalista, especialmente en los momentos cumbres del Procés, Ya hace tiempo que son conscientes de la situación crítica que viven, donde económicamente los números no salen, además los claretianos están flojísimos de efectivos y eso que tienen religiosos importados, por lo que ya no se ven religiosos en la librería y todo el personal es laico y, por tanto, contratado. 
 
De momento la primera medida anti-crisis es dejar su histórico local en el centro de Barcelona, dentro de unos años se verá si es suficiente, o se tendrán que tomar otras medidas.

Francisco Fabra

27 comentarios

  1. Únase a las razones expuestas por el autor del artículo que las nuevas generaciones no son amigas de los libros de papel y, no digamos, si son de temática religiosa, sea ortodoxa o heterodoxa.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí. Es lo que pasa cuando se pone una vela a Dios y otra al diablo. Me parecía penoso ver obras de tipo esotérico en una librería de raigambre católica. Si el Padre Fortea se los llegara a encontrar en la fila de sus comulgantes (como al del quiosco que vendía revistas subidas de tono), les decía que, o dejaban de vender eso, o no les daba la Sagrada Comunión. Con razón. Hace falta que sacerdotes y laicos recordemos que hay que cumplir los Diez Mandamientos, según los enseña el Catecismo de la Santa Madre Iglesia. Con mayor razón cuando se es católico. Por tanto, en lo que aquí concierne, no se puede leer ni difundir, libros contrarios a la fe y que además abren puertas al espíritu del mal, para causar estragos en la vida de las personas. Debe saberse y decirse que no es inocuo sino que trae maldición, además de la muerte, curiosear en los terrenos pantanosos de lo oculto. Lo que Dios manda o prohíbe, hay que cumplirlo y respetarlo, simplemente por nuestro bien, que no es poco, si es que no somos capaces de comprender, además, la enorme deuda que tenemos con Dios.

    ResponderEliminar
  3. En Libreria Claret le compré algunos libros y me llamaban de vez en cuando por telefono ofreciéndome ofertas con unas apremiantes moribundas ganas de vender lo que les quedaba. Les compré el de Pagola que lo vendían como churros. Existen otros temas hoy día en nuestro tiempo del Internet y Dios Ciencia que están inexplotados como el Creacionismo de lo cual les informé puntualmente y ni siquiera me han contestado. Si se ponen a vender al autor Robert Sungenis, al Jaume Clavé, o el libro de unos españoles "Y Sin Embargo No Se Mueve", a bien seguro remontan el negocio. Cuando una librería cierra por falta de ventas uno de los síntomas que puede padecer es "cortedad intelectual".

    ResponderEliminar
  4. El gran error del marximo (a)15 de septiembre de 2022, 6:12

    El problema del nacional-progresismo es que adoptó dos ideologías que son idénticas en el fondo. En especial, el progresismo eclesial barcelonés y catalán abrazaron y abrazan la visión del comunismo socialista marxista y leninista, una ideología errónea, enemiga del hombre y satánica en su esencia. Cataluña y la Iglesia vivió desde el postconcilio y aún sigue viviendo en el gravísimo error del marxismo. Son comentarios largos, pero luchar contra esta mentira que nos afectó lo merece, pienso.



    1. El análisis marxista se dirige a la propaganda de una situación social intolerable que exige acciones eficaces: una situación que “no puede esperar más” (Instrucción sobre algunos aspectos de la “Teología de la Liberación”, Card. Ratzinger)

    La ideología nacionalista, progresista y liberal (PP, Ciudadanos, Junts, PNV, PSOE, Podemos, ERC, CUP...) que adoptan la ideología de género, sexo, raza, etnia, tribu, feminismo y ecologismo, sigue la misma estructura que el análisis marxista: "es intolerable, no podemos esperar más".



    2. El axioma marxista se basa en la lucha de clases como la única ley suprema de la historia: predicar el amor a los pobres económicos, o considerar que existen pobres de espíritu (desprendidos del mundo y que aman a Dios y al prójimo) constituye mala fe y un perverso intento de engañarlos en favor del capitalismo (Instrucción sobre algunos aspectos de la “Teología de la Liberación”)



    3. Otro axioma marxista es que la “historia” está sólo y únicamente movida por la lucha de clases lleva al proceso de autorredención, es decir, hacia el proceso del cambio social anhelado. Recuerdo que en lo sucesivo, es lo mismo que hace el nacionalismo, progresismo y liberalismo, cada uno a su modo específico (Instrucción sobre algunos aspectos de la “Teología de la Liberación”)

    A través de una actividad política fundamentada en la "lucha de clases”, se confía en un futuro “escatológico y mesiánico” donde los pobres serán finalmente liberados del todo por siempre (recuerdo que es lo mismo que pasa en el nacionalismo, progresismo, liberalismo, ecologismo, animalismo, feminismo y Agenda 2030: sólo hay que cambiar el "malo" por otro elemento: hombre, blanco, occidental, cristianismo, tradición conservadora, rígidos con cara de pepinillo avinagrado, humanidad que contamina y "tortura" animales...)



    4. León XIII dijo que el comunismo-socialismo marxista es una peste vergonzosa y amenaza de muerte para la sociedad civil; son una revolución y subversión universal, una secta pestífera y destestable, teoría corruptora y destructora de la libertad humana, que encubre profundos errores, germen funesto de desgracias. Benedicto XV dice que es un absurdo y un error, y Pío XI definió el comunismo como “intrínsecamente malo”.

    Pablo VI dictó que el análisis marxista conduce a una sociedad totalitaria, que la Iglesia no puede adherir a movimientos políticos y sociales marxistas, que son falsas y peligrosas las ideas que promueven la lucha de clases, y que la Iglesia condena los errores del marxismo

    Juan Pablo II manifestó que el marxismo es máxima expresión de la resistencia al Espíritu Santo; inspiró una dictadura férrea volviendo al hombre en esclavo; contempla una concepción totalitaria del mundo; que desde 1917 impuso tragedias por doquier por una mentira que ha herido profundamente la naturaleza humana; que es un sistema teórico y práctico que ofrece falsas soluciones; que llegó a las extremas consecuencias de su ateísmo; y que la Iglesia opone a los “reduccionismos” marxistas la verdad sobre Dios

    Benedicto XVI nos hizo comprender que el gran engaño del marxismo se convirtió en destrucción; que es una revolución hacia el cambio de todas las cosas; que el verdadero error de Marx es el materialismo; que es una panacea desvanecida que prometió resolver los problemas sociales; que la Iglesia reivindica para Cristo la “carga de esperanza”; y los presupuestos filosóficos de la antropología marxista son erróneos del todo por siempre.

    ResponderEliminar
  5. El gran error del marximo (b)15 de septiembre de 2022, 6:12

    5. La lucha de clases exige ver al "rico" y a los "traidores propios" como el enemigo al que hay que combatir y matar o anular. El amor al prójimo sólo es válido para “el hombre nuevo” que surgirá de la revolución victoriosa: el la URSS, el amor sólo era hacia aquél que Stalin no ordenaba fusilar, torturar, deportar al Gulag... hoy eres amado, pero mañana, una llamada a la puerta por la madrugada, te enviaban a la KGB, y no eres amado... (Instrucción sobre algunos aspectos de la “Teología de la Liberación”, Card. Ratzinger)



    6. En las “teologías de la liberación” falsamente católicas, establecen una macedonia destructiva entre el "pobre" de la Escritura y el "pobre-proletariado" de Marx: “lucha de clases” y “lucha revolucionaria” para liberar a los pobres según el sueño satánico de Marx (Instrucción sobre algunos aspectos de la “Teología de la Liberación”)

    Las “teologías de la liberación” propician la “concientización”: El pueblo debe tomar “conciencia” de su opresión en vista de la lucha liberadora (que es lo mismo para todo lo que he mencionado para animalistas, transexualistas, homosexualistas, ecologistas, feministas, ecologistas y todo tipo de "-istas" progresistas y nacionalistas: Cataluña debe de tomar conciencia de su opresión causada sólo por los españoles en vista a su lucha liberadora a través de unos líderes catalanes que, oigusted, son héroes semidivinos llenos de sabiduría, ética y eficacia que te llevarán al paraíso de la Republiqueta).

    Juan Pablo II dijo que la opción preferencial por los pobres no significa ver al pobre como clase en lucha. La solidaridad con los pobres no significa hipotecarse a ideologías extrañas a la fe. La Teología de la Liberación crea a los fieles una confusión y escándalo porque asume acríticamente las tesis marxistas. Hay un peligro de construir un hegelianismo o un marxismo supuestamente cristianos. La Teología de la Liberación: una experiencia de milenarismo fácil y falso (Benedicto XVI)



    7. El catolicismo tiende a la resurrección en los cielos y el marxismo (y todas sus hijuelas prostitutas y satánica) tienden a la insurrección y subversión del orden divino por el gran reinicio hacia su nuevo orden que es más viejo que el caminar:

    - Algunas interpretaciones de la “opción por los pobres” han convergido en una “politización” de la vida consagrada generando conflictos, violencias y partidismos. No han faltado casos en los que esta opción [por los pobres] ha llevado a una politización de la vida consagrada, no exenta de opciones partidistas y violentas, con la instrumentalización de personas e instituciones religiosas para fines ajenos a la misión de la Iglesia. Es necesario, pues, recordar lo dicho en la Instrucción Libertatis conscientia:

    “La opción preferencial por los pobres, lejos de ser un signo de particularismo o de sectarismo, manifiesta la universalidad del ser y de la misión de la Iglesia. Dicha opción no es exclusiva. Esta es la razón por la que la Iglesia no puede expresarla mediante categorías sociológicas e ideológicas reductivas, que harían de esta preferencia una opción partidista y de naturaleza conflictiva” (Instrucción s Libertatis conscientia, 68). (Juan Pablo II. Carta apostólica a los religiosos y religiosas de América Latina en el V centenario de la evangelización del Nuevo Mundo, n. 20, 29 de junio de 1990).

    ResponderEliminar
  6. El gran error del marxismo (c)15 de septiembre de 2022, 6:12

    8. La Iglesia, a través de Juan XXIII, reconoce que la desigualdad de clases es conocida y querida por Dios, exponiendo los límites al comunismo-socialismo y al liberalismo:

    - Dios quiere que en las relaciones sociales haya desigualdad de clases y quien lo niega, va contra las leyes de la naturaleza. Esta concorde unión entre pueblos y naciones es menester promoverla cada vez más entre las clases sociales de ciudadanos, porque si esto no se logra puede haber... mutuos odios y discordias y de aquí nacerán tumultos, perniciosas revoluciones y a veces muertes, así como también el progresivo debilitamiento de la riqueza y la crisis de la economía pública y privada. A este respecto, justamente observaba nuestro mismo predecesor [León XIII]:

    “(Dios) quiere que en la comunidad de las relaciones humanas haya DESIGUALDAD DE CLASES, pero juntamente una cierta IGUALDAD por AMISTOSAS INTENCIONES” (Epíst. Permoti Nos; A.L., vol. XV, 1895, p. 259).

    En efecto, “como en el cuerpo los diversos miembros se combinan y constituyen el temperamento armónico que se llama simetría, del mismo modo la naturaleza exige que en la convivencia civil… LAS CLASES SE INTEGREN mutuamente y, COLABORANDO entre sí, lleguen a un JUSTO EQUILIBRIO. Absolutamente la una tiene necesidad de la otra: no puede subsistir el CAPITAL SIN EL TRABAJO, ni EL TRABAJO SIN EL CAPITAL. La CONCORDIA engendra la belleza y el orden, de las cosas” (Encícl. Rerum novarum). Quien se atreve, por tanto, a NEGAR LA DESIGUALDAD DE LAS CLASES SOCIALES VA CONTRA LAS LEYES DE LA MISMA NATURALEZA. Pero quien es contrario a esta amigable e imprescindible cooperación entre las mismas clases tiende; sin duda, a perturbar y dividir la sociedad humana, con grave peligro y daño del bien público y privado. Como sabiamente afirmaba nuestro predecesor, de feliz memoria, Pío XII:

    “En un pueblo digno de este nombre, todas las desigualdades que no se derivan del arbitrio de los hombres, sino de la misma naturaleza de las cosas —hablamos de desigualdades de cultura intelectual y espiritual, de bienes materiales, de posición social, y dejando siempre a salvo la caridad y la justicia mutua—, no se oponen lo más mínimo a los vínculos de comunidad y fraternidad” (Radiomensaje de Navidad 1944; “Discorsi e radiomessaggi di S. S. Pio XII”, vol. VI, p. 239).

    Pueden ciertamente las clases y diversas categorías de ciudadanos tutelar los propios derechos, con tal de que esto se haga no con violencia, sino legítimamente, sin invadir injustamente los derechos ajenos, también inderogables. Todos son hermanos; así que todas las cuestiones deben arreglarse amistosamente con mutua caridad fraterna. (Juan XXIII. Encíclica Ad Petri cathedram, 29 de junio 1959).



    9. El comunismo es una grave injusticia, una falaz gran utopía destructiva que no realizó ni realizará nunca jamás el “paraíso” de la justicia en la tierra:

    - Este mensaje de la Divina Misericordia, el mensaje de Cristo misericordioso, salió de esta tierra [Polonia], pasó también a través de vuestra ciudad, y se fue difundiendo por todo el mundo. Este mensaje ha preparado generaciones enteras para que puedan hacer frente a la grandísima injusticia organizada en nombre de una gran utopía destructiva, que habría de haber realizado en la tierra “el paraíso de la justicia absoluta”. (Juan Pablo II. Homilía, 5 de junio de 1991)



    10. Todo lo que se fundamenta en el marxismo, absolutamente todo, odia toda obra de caridad cristiana porque paraliza e impide la Gran Revolución, según dijo Benedicto XVI. Hasta la misma Agenda 2030, que dice amar al pobre, al final odia toda obra de caridad y protección católica hacia los fetos y embriones humanos y los ancianos y enfermos porque son colectivos que según la moral católica, no pueden ser objeto de aborto, eutanasia o eugenesia malthusiana (somos demasiados para comer), ecologista (somos muchos contaminando) o darwiniana (selección del mejor y del embrión más apto, capaz y perfecto):

    ResponderEliminar
  7. El gran error del marximo, comunismo y socialismo (d)15 de septiembre de 2022, 6:12

    - La actividad caritativa cristiana ha de ser independiente de partidos e ideologías. No es un medio para transformar el mundo de manera ideológica y no está al servicio de estrategias mundanas, sino que es la actualización aquí y ahora del amor que el hombre siempre necesita. Los tiempos modernos, sobre todo desde el siglo XIX, están dominados por una filosofía del progreso con diversas variantes, cuya forma más radical es
    el marxismo. Una parte de la estrategia marxista es la teoría del empobrecimiento: quien en una situación de poder injusto ayuda al hombre con iniciativas de caridad —afirma— se pone de hecho al servicio de ese sistema injusto, haciéndolo aparecer soportable, al menos hasta cierto punto. Se frena así el potencial revolucionario y, por tanto, se paraliza la insurrección hacia un mundo mejor. De aquí el rechazo y el ataque a la caridad como un sistema conservador del statu quo. (Benedicto XVI. Encíclica Deus caritas est, n. 31b, 25 de diciembre de 2005).



    11. El socialismo-comunismo marxista condució, conduce y conducirá al fracaso absoluto y total, la infelicidad de todas los propagadores y víctimas y la falacia, quimera, utopía e ilusión de un "mundo mejor" es su mayor engaño y falsificación de la verdad del hombre (esto, recuerdo, puede aplicarse a las hijuelas marxistas como la ideología de género, ecologismo y animalismo, anticapitalismo, feminismo, culturalismo...).

    Las utopías, las ideologías y la tentación de realizar transformaciones sociales que conducen a la lucha de clases, nunca jamás son parte integrante de la Revelación ni del Magisterio de la Iglesia Católica, son una aberración contraria al hombre:

    - El Concilio Vaticano II, recordando el texto de la primera carta de san Juan que mencionamos aquí, nos muestra todo el dinamismo de la evangelización en las palabras de San Agustín, que subrayan que el amor debe guiar todo el proceso de la evangelización, de manera que el mundo entero, a través de la proclamación de la salvación, escuchando crea, creyendo espere, y esperando ame (cf. Dei Verbum, 1).

    La fe que se basa sobre la Revelación y sobre el Magisterio de la Iglesia preserva la evangelización de la tentación de las utopías humanas: la esperanza cristiana no confunde la salvación con ideologías de ningún tipo; la caridad que debe animar la obra de la evangelización, preserva el anuncio evangélico de la tentación de la pura estrategia de una transformación social o de la violencia súbita que conduce a la lucha de clases. (Juan Pablo II. Carta a la XV Asamblea general ordinaria de la Conferencia de los Religiosos de Brasil, 11 de julio de 1989)



    12. Hay sistemas que se dicen científicos para la renovación social, pero se convirtieron en horribles utopías: la Fe en Cristo demostró que la religión no es el opio del pueblo:

    - Un sentimiento común parece dominar hoy a la gran familia humana. Todos se preguntan qué futuro hay que construir en paz y solidaridad, en este paso de una época cultural a otra. Las grandes ideologías han mostrado su fracaso ante la dura prueba de los acontecimientos. Sistemas, que se dicen científicos de renovación social, incluso de redención del hombre por sí mismo, mitos de la realización revolucionaria del hombre, se han revelado a los ojos del mundo entero como lo que eran: trágicas utopías que han producido una regresión sin precedentes en la historia atormentada de la humanidad. En medio de sus hermanos, la resistencia heroica de las comunidades cristianas contra el totalitarismo inhumano ha suscitado la admiración. El mundo actual redescubre que la fe en Cristo, lejos de ser el opio de los pueblos, es la mejor garantía y el estímulo de su libertad. (Juan Pablo II. Discurso a los participantes en la asamblea plenaria del Consejo Pontificio para la Cultura, n. 2, 12 de enero de 1990)

    ResponderEliminar
  8. La Iglesia, contra cualquier marxismo y neomarxismo (e)15 de septiembre de 2022, 6:13

    13. El Magisterio católico ha establecido la absoluta incompatibilidad del catolicismo con el comunismo-socialismo marxista (y por analogía, el anarquismo, la Agenda 2030 y toda hijuela nacida de estas malditas y satánicas ideologías nacidas de la Gran Bestia):

    León XIII. Encíclica Humanum genus, de 20 abril 1884
    León XIII. Encíclica Graves de communi re, 18 enero 1901
    León XIII. Carta apostólica Annum ingressi, Acte Sancta Sedis, 34 (1901-1902 p.520
    León XIII. Encíclica Rerum novarum, 2, 15 mayo 1891
    León XIII. Encíclica Diuturnum illud, 17, 29 junio 1881

    Pío X. Motu proprio Fin dalla prima XIX, 18 deciembre 1903
    Pío X. Encíclica Singulari quadam, 24 septiembre 1912
    Pío X. Encíclica Notre charge apostolique, 38-39, 23 agosto 1910

    Benedicto XV. Encíclica Ad beatissimi Apostolorum, 9-10, 1 noviembre 1914
    Benedicto XV. Epístola Intelleximus ex iis, 14 junio 1920
    Benedicto XV. Carta Soliti nos, 11 marzo 1920
    Benedicto XV. Epístola Intelleximus ex iis, 14 junio 1920

    Pío XI. Encíclica Caritate Christi compulsi, 3 mayo 1932
    Pío XI. Alocución Iterum vos, 13 marzo 1933, AAS 25 [1933] pp. 112-113)
    Pío XI. Encíclica Divini Redemptoris, 9,15,45,57,64, 19 marzo 1937
    Pío XI. Carta Apostólica Con singular complacencia, 18 enero 1939

    Pío XII. Radiomensaje Benignitas et humanitas, 3, 24 diciembre 1944
    Pío XII. Discurso, Perusa, 4 junio 1953
    Pío XII. Discurso, 2, 7 mayo 1949
    Pío XII. Discurso a una representación de trabajadores de Italia, Cortile del Belvedere, 13 junio 1943
    Pío XII. Radiomensaje Benignitas et humanitas, 2, 24 diciembre 1944
    Pío XII. Discurso a peregrinación de trabajadores de Terni, 2, 18 noviembre 1956
    Pío XII. Radiomensaje Col cuore aperto, 24 diciembre 1955

    Juan XXIII. Encíclica Ad Petri cathedram, 29 junio 1959

    Concilio Vaticano II, Dei Verbum, 1

    Pablo VI. Carta apostólica Octogesima adveniens, 34, 14 mayo 1971
    Pablo VI. Homilía celebración LXXV aniversario Rerum Novarum, 22 mayo 1966

    Juan Pablo II. Carta apostólica a los religiosos de América Latina en el V centenario de la evangelización del Nuevo Mundo, 20, 29 junio 1990
    Juan Pablo II. Entrevista periodista Jas Gawronski, “La Stampa”, 2 de noviembre de 1993. vatican.va/content/john-paul-ii/it/speeches/1993/november/documents/hf_jp-ii_spe_19931102_intervista.html
    Juan Pablo II. Discurso al mundo académico e intelectuales de Lituania, 5.9.1993
    Juan Pablo II. Discurso aeropuerto internacional de Praga, 21 abril 1990
    Juan Pablo II. Discurso al Presidente de la República de Chile, 22 abril 1991
    Juan Pablo II. Carta XV Asamblea general ordinaria de la Conferencia de los Religiosos de Brasil, 11 julio 1989
    Juan Pablo II. Homilía, 5 junio 1991; 1 julio 1980
    Juan Pablo II. Discurso Asamblea plenaria Consejo Pontificio Cultura, 2, 12.1.1990
    Juan Pablo II. Carta apostólica a los religiosos de América Latina en el V centenario de la evangelización del Nuevo Mundo, n. 20, 29 junio 1990
    Juan Pablo II. Discurso Asamblea plenaria Consejo Pontificio Cultura, 10.1.1992

    Congregación para la Doctrina de la Fe. Instrucción sobre algunos aspectos de la “Teología de la Liberación”, cap. VII, 1-2, 6 agosto 1984

    Benedicto XVI. Encíclica Spes Salvi, 20-21, 30 noviembre 2007
    Benedicto XVI. Encíclica Deus caritas est, 27,31b, 25 diciembre 2005

    ResponderEliminar
  9. Es una buena noticia, pero a ver si cierran definitivamente. En las ultimas décadas se han forrado a vender libros heréticos, que han ayudado a muchos a perder o deformar la fe. Sin duda también han vendido libros buenos, pero mezclar la cizaña con el trigo, ha conseguido engañar a gente de buena fe.
    Como todo lo progre, son "focs d'encenalls". gran revolución cuando aparece, pero ninguno de esta generación es capaz de transmitir la fe a sus hijos o sus nietos. Recogen lo que han sembrado. Pero nunca darán su brazo a torcer, ni reconocerán su fracaso, o a su sumo culparan a los demás de su propio fracaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien dicho. No han conseguido transmitir la fe y además ni siquiera les importa, por lo que en algunos observo, ya que no les inquieta y les parece lo mismo que sus nietos se bauticen o no, que sus hijos reciban los Sacramentos o no, que se casen por la Iglesia o se amanceben... Total, son tan "buenos"... que qué importa lo demás. Eso es lo que creen ellos.

      Eliminar
  10. Problema grave en Germinans: la invasión de los copi-pasteanos con sus pastones interminables. Habría que poner coto a esto estableciendo que los comentarios no excedan de cierto número de palabras. Mucho mencionar las encíclicas de los papas, pero en nuestros seminarios actuales se enseña que los "días" de Genesis son períodos de millones de años. Mucho mencionar encíclicas, pero a bien seguro en ninguna se menciona que el sistema heliocéntrico de Copérnico no es demostrado. Mucho mencionar encíclicas, pero en ninguna se dice que Galileo no demostro nada y que su caso se convirtió en un mito para atacar a la Iglesia. Señores, vamos a sufrir un empacho con sus pastones inacabables, que la dirección germinante ponga solución técnica ¡¡ya!.

    ResponderEliminar
  11. Garrell, no me diga que usted cree que la Tierra es el centro del Universo.

    De acuerdo con lo que dice sobre el caso Galileo, no obstante.

    Por otro lado, el "bloguero bis" puede resultar pesado, pero hay alguna vez que lo que escribe viene a cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo en que alguna vez y sí dispongo de tiempo lo leo.

      Eliminar
  12. Totalmente de acuerdo Sr. Garrell. Yo no consigo acabar de leer ninguno de los comentarios de este anónimo. Seguro que tiene una gran cultura religiosa, pero se hace pesado. Mire de hacer los comentarios más breves.

    ResponderEliminar
  13. Los libros de temática religiosa apenas se venden sean de un teólogo de la liberación o del Ratzinger. No hay que buscar tres pies al gato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende. Usted no los debe comprar, pero mire, cuando yo no llegaba todavía a los 30, me dio por empezar a leer libros de esa temática y ya no la dejé hasta la fecha, en que paso de los 50. En cambio, no pude volver a leer libros de entretenimiento. Por algo debe ser. Me parece lamentable que el sistema educativo mande según qué lecturas perniciosas (algunas que me tocaron a mí), por muy buenas que sean en el aspecto literario.

      Eliminar
  14. Libros desconocidos de otra tendencia: ww.indretsambmisteri.es
    Libros del futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, sí. Como dijo Chesterton, cuando se deja de creer en Dios, se cree en cualquier cosa. Pobre del que no discierne y se alimenta de cualquier cosa.

      Eliminar
  15. Sr. Silver, usted entra en plena contradicción con mi admirado Señor Valderas Gallardo con el tema de creación - evolución.
    La verdad, estoy MUY CONFUSO.

    Se agradecería un careo entre ustedes para ponerse de acuerdo.

    Muchas gracias .

    ResponderEliminar
  16. En este punto, recordar a quien escriba o copie toda esa retahíla (que jamás leo y ya me cuesta pasarla de largo), es el dicho conocido: "lo breve si bueno, dos veces bueno". Es lástima, porque seguro que debo perderme cosas muy interesantes, pero el formato y tamaño, en el contexto de unos comentarios, me resulta infumable.

    ResponderEliminar
  17. A estas librerías les pasa esto por defender la teoría caduca del evolucionismo entre otros errores contra la fe. Lo vemos hoy en Specola de INFOVATICANA:
    Interesante artículo sobre la caduca teoría del evolucionismo. Richard Lewontin (1929-2021), es uno de los mayores científicos evolutivos de las últimas décadas, admitió la falaz solidez de su teoría de la referencia, indicando, inmediatamente después, hasta qué punto las consideraciones dominantes sobre la naturaleza y la vida están condicionadas por ideologías antirreligiosas “porque tenemos un compromiso a priori, un compromiso materialista […] no podemos abrir la puerta a lo Divino”. «Defendemos la ciencia evolutiva a pesar del evidente absurdo de algunas de sus afirmaciones […], a pesar de la tolerancia de la comunidad científica por las fábulas imaginarias no verificadas». El propio Charles Darwin (1809-1882) escribió, entre otras declaraciones grandilocuentes, «mi teoría es aterradoramente hipotética».

    Einsten no creía en Darwin y despreciaba la teoría del evolucionista. En la paleontología, como en la física, en la citología como en la bioquímica, las diversas teorías evolucionistas encuentran obstáculos insuperables, pero es sobre todo el neodarwinismo el que debe ser refutado sin apelación; en particular, las nuevas adquisiciones de la genética indican, entre otras cosas, que el código genético humano está en evidente regresión, opuesto a la evolución.

    Por eso hay que pedir humildemente a mn. Nicolau que se retracte o al menos ponga en duda la teoría de la evolución que tantísimo daño ha hecho a la gente, de los más pequeños a los mayores.

    Buena lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo que la teoría evolucionista esté reñida con la Creación. Es evidente que especies como el leopardo y el jaguar tienen un antepasado común, pero en distintos ambientes han evolucionado diferente; y casos como este hay muchísimos. Científicamente la evolución debe ser complementada con las mutaciones. Otra cosa es que haya evolucionistas que prescindan de la obra de Dios.

      Eliminar
    2. Si la promocionan y la pagan para que la gente se vuelva atea, cómo no va a estar reñida con Dios. Vea Atapuerca, los millones que han echado allí para unos huesos que no saben lo que son, dicen ser humanos. Dentro de una misma especie sí existe, los gatos, etc. pero no de una especie a otra, tampoco en el hombre..

      Eliminar
  18. Yo no he creído nunca que mi periquito descienda de un dinosaurio.

    Faltaría más!!!!

    ResponderEliminar
  19. En la búsqueda de la Belleza por pensadores, pintores, y artistas es inconcebible el Evolucionismo, en esta búsqueda todos buscan a Dios, incluso en las religiones, pero en el cristianismo muchos se han separado del milagro de las Bodas De Caná: El agua se transformó en vino sin "evolucionar".

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
El 69% de los funerales en Barcelona ya son laicos
El cardenal Omella respalda la inacción de la Iglesia catalana en el 25% de castellano
El Corpus revitaliza la Iglesia en Barcelona: miles de jóvenes y familias abarrotan la Ciudad Condal
Omella sale al paso de las polémicas propuestas sinodales de su archidiócesis: «Se trata únicamente de unas propuestas, nunca votadas ni aprobadas»
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell
Xavier Novell, ex obispo de Solsona, feliz con sus gemelas
L'Arquebisbat tanca l'etapa religiosa de Can Trilla i estudia nous usos com a equipament
Más Corpus que nunca en Barcelona: centenares de adoradores nocturnos, procesiones por los barrios y banda del Ejército
Hogar de María: así plantan cara a la cultura de la muerte en Cataluña