La parroquia de San José Oriol germina

2

Relaté en un par de artículos anteriores que tenía concitadas grandes esperanzas en la renovación de la parroquia de San José Oriol, tras la toma de posesión, al iniciarse el presente curso, de su nuevo párroco, Mn. Emili Gil Batllori, a la sazón Provicario General de la diócesis. Conocía su labor en la parroquia de San Ambrosio, su capacidad pastoral, su entrega sacerdotal y su exquisito trato con la feligresía. Había cogido esa comunidad que estaba bajo mínimos, tras ser confiada durante años a los salesianos, logrando con el tiempo convertirla en una parroquia llena de vida, con un laicado comprometido y entusiasta. Laicado que pude ver personalmente como se trasladó a San José Oriol para apoyar a Mn. Emili en su toma de posesión.

Lo que no esperaba era que las señales positivas se observasen en tan corto espacio de tiempo. Ya había visto que los sacerdotes pasaban su rato en el confesionario y que habían empezado a modificar los horarios de apertura del templo, pasando a estar su acceso libre toda la tarde, desde las 16,30 h con las puertas abiertas de par en par, lo que invita más a la gente a entrar. En la época anterior, solo abrían media hora antes de la misa de las 20 horas y volvían a cerrar. Pero lo de este domingo con la celebración de la fiesta de la Divina Misericordia ha superado las expectativas. Desde las 14 h con Exposición del Santísimo, rezo del Rosario, oración de la Coronilla, sacerdotes confesando toda la tarde y misa solemne con exposición de la reliquia de Santa Faustina Kowalska. 

Que esta celebración, impulsada por San Juan Pablo II, se haya celebrado en lo que antaño fue uno de los templos estrella del nacional progresismo eclesial supone una gratísima novedad. Que aquella parroquia que se distinguió, con Mn. Josep Boix a la cabeza, como principal fustigadora del cardenal Carles, acoja ahora con toda solemnidad una festividad que tanto quiso promocionar el bueno de Don Ricardo me produce una satisfacción enorme. Han pasado del canto del Kumbayá al rezo de la Coronilla. Es extraordinario.

   
Con toda seguridad, ese grupo mayor de 70 años que compone el Consejo Pastoral habrá recibido a regañadientes la devoción de este domingo después de Pascua. Lo que no esperaban es que tanto público foráneo esté empezando a frecuentar la basílica. Hoy en día, con un catolicismo minoritario pero muy militante, los límites parroquiales están dejando de existir. El feligrés, que hoy posee una mayor formación en todos los aspectos, acude donde se halla más a gusto y donde considera que va a obtener mayor riqueza espiritual. Tenga que hacer kilómetros o tenga la iglesia al lado de casa. A veces por el sacerdote, a veces por el laicado, a veces por un grupo parroquial o un grupo de oración, pero, si eso le motiva, no se quedará en su parroquia de siempre. Por dicha causa, unas comunidades se llenan y otras aparecen desérticas. Por eso, fracasó la “Operación Cierre”, que no tuvo en cuenta esa nueva dinámica. Tenemos una feligresía muy minoritaria, pero tremendamente exigente, a la que no le cuesta nada cambiar de ubicación. En San José Oriol están incorporándose esos grupos, que van a suponer un necesario relevo generacional. De una generación que parecía no tener relevo.

Felicidades a Mn. Emili Gil que indudablemente algo tiene que ver con este relanzamiento y felicidades al cardenal Omella por haberle aupado a puestos de responsabilidad: el de Provicario General y el de rector de la Basílica de San José Oriol. Ahora solo le queda tener el exterior de la iglesia un poco más limpia que da una fatal impresión de dejadez, especialmente cuando se halla cerrada. Cuando tiene las puertas abiertas se disimula bien: el visible esplendor del templo oculta la porquería de la calle. 

Oriolt

Entradas que pueden interesarte

2 comentarios

  1. Sr. Oriolt, algunas preciosiones:

    La Parroquia de San Ambrosio, nunca ha sido regentada por los Salesianos.

    El acto de ayer no lo preparo la Parroquia de Sant Josep Oriol, ni Mn. Emilio Gil.

    Lo unico que hicieron fue prestar la Basílica, ya que en años anteriores la parroquia de la Preciosíssima Sang, se quedaba pequeña.

    La organización corre a cargo cada año de la Asociación Divina Misericordia de Barcelona:
    http://divinamisericordiabcn.org/comunidad-de-la-divina-misericordia/

    Fueron muchas las Parroquias y Diócesis que ayer celebraron esta devoción tan característica del II Domingo de Pascua.

    Coincido con Ud. que la entrada de Sant Josep Oriol, con puertas cerradas y/o abiertas esta llena de cartones, algún colchon y alguien duermiendo a veces a las 12 del mediodía. Si esto fuera limpiado ya seria un gran logro y cambio a mejor.

    ResponderEliminar
  2. Por buena que sea la cosa, siempre tiene que haber alguien que le ponga un pero. Pues sí, ADIM organizaba y Mn. Gil presidió la Santa Misa (no sólo "prestó" la Basílica), e hizo notar, en una bella homilía, cómo Santo Tomás estaba aislado en su dolor y no en comunión con sus hermanos cuando -precisamente por no estar en esa comunión- se negó a creer hasta ver por sí mismo.
    Mn. Gil también dispuso, con buenísimo criterio que, atendido el levantamiento de las restricciones COVID, quienes quisieran comulgar en la boca podían hacerlo acercándose por el pasillo central. Los laterales quedaban reservados para los partidarios de la comunión en la mano, que así ya no tenían que preocuparse de ser contaminados por culpa de los comulgantes en la boca. Porque le consta que hay gente que ciertamente se angustia por esto (ya que, en mi opinión, todavía tienen la fe de Santo Tomás).
    El comentarista podría enumerar las "muchas" Parroquias y Diócesis que comenta. En Barcelona yo sólo conozco una que lo celebre con la solemnidad que caracteriza la Fiesta Mayor de ADIM. La mayoría, ya es mucho si lo mencionan de pasada, sin la Imagen de la Divina Misericordia y sin nada más.
    Lo de la entrada a la Iglesia, pues más que "limpiar", seguramente podríamos hacer algo -cada uno en la medida de sus posibilidades- por quien(es) se refugian a las puertas de este templo. No vaya a ser que un día nos encontremos en la tesitura del rico Epulón, que se alegró por fin de que la muerte de Lázaro hubiera acabado con aquel "oprobio".
    Dios bendiga y guarde a Mn. Emili y sus colaboradores.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell