jueves, 10 de enero de 2019

Taltavull: de buena nos libramos en Barcelona

El nacional-progresismo hizo campaña en su día para que Don Sebastià Taltavull fuera el sustituto de n.s.b.a... y jubilado cardenal Martínez Sistach, no solo lo intentaron los "progres" habituales, los que siempre están dispuestos a recoger firmas y movilizar al clero de su tendencia sino, también los jesuitas que aprovechando su aparente influencia en Roma con el actual Pontífice, se mojaron para que "Tià" fuera el arzobispo metropolitano barcelonés.

Ya sabemos que la campaña no resultó, y S.S. el Papa Francisco apostó por un obispo aragonés, muy alejado del nacionalismo de Taltavull (el que dijo en Catalunya Ràdio que se tenía que respetar la voluntad del pueblo catalán fuera la que fuera), sino también su claro progresismo en lo eclesial. Don Juan José no es un obispo conservador, pero tampoco es progresista en el sentido catalán de la palabra, es un obispo del estilo bergogliano que se lleva ahora.

Cuando Don Sebastià se fue para Mallorca muchos sentimos un gran alivio en Barcelona, el primero el arzobispo Omella, y también sus acabados de nombrar auxiliares (Gordo y Vadell) con el que no se hubieran entendido de ninguna manera, especialmente el segundo que ya vivió con preocupación algunos de los primeros movimientos de "Tiá" en su diócesis materna de Mallorca. Y entre el nacional-progresismo mucha tristeza, era su gran oportunidad de volver a poner la diócesis barcelonesa a su gusto, pero no cuajó y tuvieron que conformarse con alguien que no es "de los suyos" por su origen territorial y por su carácter.

Pero también es verdad es que nos sentimos apenados por la pobre diócesis de Mallorca a la que parece que la ha mirado un tuerto, son muchísimos años sin un obispo decente que ponga un poco de orden e ilusión en una diócesis arrasada por el progresismo de Don Teodoro Úbeda, la insuficiencia mitral de Don Jesús Murgui y la vida de prensa rosa de Don Javier Salinas.

Taltavull más envejecido de como le recordamos en Barcelona
Pero lo de Don Sebastià es una verdadera lacra, porque empalmará con el estilo progresista de Úbeda (al fin y al cabo Murgui y Salinas doctrinalmente no eran malos) ya completamente caduco y que se ha demostrado su más absoluto fracaso, pero añadirá el carácter duro y autoritario de un hombre que da una apariencia de dialogante y conciliador pero que en el fondo no tolera que se le lleve la contraria. No acepta que se discutan sus decisiones y es severo para los que no se ponen completamente de su lado.

Con ese perfil "Tià" no lo va a tener fácil porque incluso se va a poner en contra a teóricos amigos, no por la ideología sino por su carácter, ya sabemos que al progresismo no le gustan los obispos enérgicos y autoritarios. El clero conservador, ya sabía desde un principio que le iba a tocar sufrir y por tanto tenían más que asimilado un tiempo de verdadera Cuaresma.

Las noticias que nos llegan de Mallorca es que a Don Sebastià si monta un circo le crecen los enanos, sus decisiones más que discutibles, su carácter y un poco de mala suerte hacen que el ambiente esté totalmente enrarecido. Don Francisco José Fernández de la Cigoña (Pacopepe para los amigos, entre los que me honro contarme), se hace eco en su Cigüeña de la Torre de la situación en la isla, pueden leerlos y se harán una idea de como andan por ahí las cosas: 1) Más para el Tià de Mallorca  y 2) De Mallorca y Taltavull

Antoninus Pius

11 comentarios:

  1. Aunque la morfopsicología dicen que es pseudociencia, pero observando la boca y mentón, da la sensación de que es un hombre de afirmación y realización fuertes (pero según dice Antoninus, aquí piensa y lleva a cabo sus ideas propias, no las de los otros).

    Ojos y nariz son pequeñas en relación con la boca y el mentón, pero la nariz es grande, e indica capacidad de "olerse al que tiene delante", y los ojos, a mi juicio pequeños, indican también lo mismo: "microscopicidad", es decir, análisis del que tiene al frente.

    Su piel de la cara es carnosa, propia de su edad, y su redondez sugiere un hombre hablador y sonreidor, cuyo rostro realiza muchos gestos, posturas y movimientos (ejercitación de los músculos faciales y del cuello, enarca mucho las cejas, como se ve en la foto).

    En mi opinión, el problema es que, estos signos faciales morfopsicológicos, están puestos al servicio de una mente que asume el nacional-progresismo: "estilo progresista de Úbeda". Esto es lo esencial, lo demás son tendencias de cada uno.

    ResponderEliminar
  2. "al progresismo no le gustan los obispos enérgicos y autoritarios"

    Pues los "progres" suelen ser casi siempre muy autoritarios.

    ResponderEliminar
  3. Después de todo, lo nuestro lo tenemos tan cerca y tan sangrante, que para nosotros Mallorca está en otro mundo. Y claro que respiramos por no tener a "Tià" como gran cabeza de la Iglesia en Cataluña. Los que lo conocemos, sabemos muy bien de esa piel tan blanda y misericorde, pero que esconde una dureza inmisericorde si no se le baila el agua. Que aguanten los mallorquines con lo suyo, que nosotros más mal que bien, estamos aguantando lo nuestro.

    ResponderEliminar
  4. El clero en Mallorca está enfadado y no le falta razón. Obsérvese quienes medran y porqué y se entenderá la razón del disgusto. Medran auténticos mediocres con el único mérito de su amistad con el obispo, el paradigma lo supone Antonio Vera quien sin estudios de ningún tipo puede codearse con auténticos sabios que también en Mallorca los hay. No importa el saber, el conocimiento, la reflexión o la ciencia. Se descarta de forma cruel a quien despunta si no es afecto a la mitra. Se ignora, acalla e incluso amenaza a quienes teniendo la cabeza bien amueblada no participan del entusiasmo hacia Taltavull.
    Han aparecido estos días numerosas entradas críticas con el rector de Santa María, es otro ejemplo más. También el párroco mencionado es un protegido y en parecida coyuntura se encuentran multitud de necios que han llevado a la iglesia de Mallorca a la ruina. Quiere d. Sebastián entusiasmo en su clero? pues empiece a actuar con criterios serios, a aceptar los méritos por encima de las amistades, empiece por exigirse a si mismo, rigor antes que simpatías, y tal vez así consiga detener esta carrera hacia ninguna parte, esta auténtica locura de la que dificilmente podremos salir incluso muchos años después de su pontificado.

    ResponderEliminar
  5. A ver si en Germinans nos habláis de los nuevos canónigos que al parecer ya nombraron en Barcelona.

    ResponderEliminar
  6. Francisco José Fernández de la Cigoña militó en un partido político plagado de facistas (Union Nacional Española ) que estava en contra de la Constitución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si el señor Fernández de la Cigoña militó o no en Unión Nacional Española, pero la verdad es que ese ejemplo de caballero cristiano, hijo amante de la Iglesia como pocos he conocido, está a leguas de cualquier totalitarismo, de cualquier vejación del otro, de cualquier engreimiento nazi, como, por desgracia, abundan aquí entre los llamados sacerdotes, obispos y laicos católicos, sin olvidarnos de abades, monjas y tutti quanti. Esa manera burda de denostar al otro sólo degrada a quien emite el jucio. Sé que el señor Fernández de la Cigoña, pero quienes nos sentimos católicos y debemos no poco a sus escritos no podemos pasar por alto esa ignominia.

      Y yendo al blog de Antoninus Pius, que conoce muy bien los entresijos de la iglesia diocesana, y está autorizado para alegrarse de haberse librado de ese obispo, aparecía en la prensa de hoy una fotografía esperpéntica: Novell rindiendo pleitesía a Torra. Es glorioso el comportamiento de esa nefasto mitrado. Si sólo se comprometiera él, allá su desvarío. Pero el caaso es que compromete a los que nos sentimos en las antípodas de esos secesionistas que piensan, con Torra, que somos fieras con figura humana, o con el cura Busquet, que opina que nuestras sinapsis --bueno en su ignorancia él no lo llama así-- son incapaces de llegar al conocimiento sutil que caracteriza el cerebro de los separatistas. Es humillante e hiriente la foto de Novell. Me la han esgrimido muchos como ejemplo de que la Iglesia en Cataluña es irrecuperable. Se ha pasado al moro, que dirían nuestros mayores. Al moro, al nazi, a Rufián, a Torra...

      Obispos curiosos, por decirlo suavemente, ha habido en Barcelona de un tiempo a esta parte. Antes, al menos, se esforzaban en defender lo que ellos creían que era la verdad católica. Recuerdo , por ejemplo, al obispo que sufrió los ataques masónicos por oponerse a la docencia de Odón de Buen. Un capítulo triste de la Iglesia, que sólo cabe interpretar en el contexto del momento, pero que sirvió para azuzar a la plebe contra la Iglesia en tiempos de la Semana Trágica. Tengo in mente una fotografía que me llamó la atención en mi adolescencia: a Modrego y Jubany con Franco en el Pardo. Jubany de tiros largos. Retuve la foto porque al poco sería obispo de Gerona y se ensañaría contra cierto parte del clero, benemérita y santa como no he vuelto a conocer. Me llamó la atención de otro auxiliar, Capmany. Era éste, si mal no recuerdo, un experto en arqueología cristiana. A los jóvenes nos interesaba menos la arqueología de las catacumbas que la postura de la Iglesia sobre el Franquismo. Alguien de la reunión le preguntó: ¿Que le parece el estado de excepción? (Una medida no infrecuente en aquellos días que nos daba días de asueto en los estudios.) Y respondió: "Supongo que en Capitanía General habrá caído muy bien". Ni una palabra sobre la postura de la Iglesia, sobre la doctrina social y política. Nada, una opinión que buscaba la complicidad, como dicen ahora. Lo mismo que Novell. No parece que acudiera a la Plaza San Jaime a confesar a Torra. Sencillamente, la foto es de vasallaje, de rendimiento. Quise llamar al obispado de Solsona preguntando, creo que tengo derecho a saberlo, por el contenido de la entrevista y la razón de la misma. Nadie me cogió el teléfono. Esos son retazos, quizá parciales, de obispos de acá.

      Eliminar
    2. ejemplo de caballero cristiano, hijo amante de la Iglesia como pocos he conocido
      ¿Sé acuerdan de lo que dijo el Papa sobre los cotillas y los chismosos?

      Eliminar
  7. El Sr. Fernandez de la Cigoña es ante todo UN PATRIOTA y Católico Español hasta la MÉDULA. Déjese usted de improperios que no vienen al caso, hombre!!!!

    ResponderEliminar
  8. Les felicito por los 6 milions de entradas y por el GENIAL: Germinalidat de Catalunya.

    ResponderEliminar
  9. El Sr. F. de la Cigüeña habla del tema del Caudillo sin tapujos, como debe ser. No como los mcomplejines de la jerarquia actual. Si el susodicho levantara la cabeza.... Les meteria el PALIO por un sitio innombrable!!!

    ResponderEliminar