miércoles, 9 de enero de 2019

Otra monja con lacito, la vedruna Maria Dolors Sitjes

Lo de monja porque nos lo dice Llisterri en su Catalunya Religió que es donde le hacen una entrevista a esta religiosa vedruna, porque nadie la identificaría como religiosa si se la encuentran por la calle. Siempre se repite la misma coincidencia: personas consagradas que ocultan su condición sin el más mínimo signo visible que las identifique como tales, pero ninguna vergüenza por mostrar simbología política de la que divide, porque es evidente que el lazo te identifica con una parte de la sociedad catalana y no solo la independentista, porque hay muchos que son partidarios de la secesión pero no hacen gala de su simbología reivindicativa.

Y se repite también el interés de Llisterri y su portal o Mn. Aymar en Catalunya Cristiana, por entrevistar  personas, religiosas o no, que luzcan el lazo poniendo fotografías en que se vea bien visible como una forma de publicidad subliminal, una manera de decirte que si estas personas, algunas de ellas consagradas al Señor en la vida religiosa o sacerdotal lo llevan, porque tú ¿no te lo pones?. En el caso de Llisterri sería aceptable porque no depende directamente de la Iglesia diocesana y porque recibe cuantiosas y suculentas subvenciones de la Generalitat, pero en el caso de una publicación diocesana si que es más preocupante.

Pues esta religiosa vedruna con lacito está encargada de la atención espiritual del Hospital de Granollers, un centro del que ya se habló en esta web por sus prácticas abortivas, a pesar de tener presencia religiosa en su Patronato. Así que esta señora se pasea por este hospital con su visible simbología política representando a la Iglesia, porque no es que trabaje de enfermera o haga tareas burocráticas, sino que se dedica a ofrecer teóricamente a Dios a los enfermos.

Y no estoy hablando de una religiosa del montón, ésta ha tenido cargos importantes en la Congregación Vedruna incluyendo el de Provincial de Gerona, ¿se imaginan ustedes que una chica no independentista quisiera hacerse religiosa y viera a la máxima responsable de estas religiosas en su provincia luciendo el lacito? Es evidente que en todas las congregaciones y en todos los colectivos humanos hay personas de un lado y del otro, pero ¿hay que ir haciendo ostentación pública de una tendencia, sabiendo que no es compartida por la mitad o más de la sociedad?

Soy una persona ya bastante mayor y me toca ir bastante a los hospitales, por suerte no estoy en Granollers, porque a mi personalmente no me gustaría nada que estuviera ingresado en ese centro y viniera a atenderme "espiritualmente" esta señora. Tengo que reconocer, no se si por suerte, o por cordura de los profesionales de la medicina que muy pocas veces he sido atendido por médicos o enfermeras con el lacito, porque es bastante lógico pensar que no todos los pacientes somos partidarios de la secesión o de los mal llamados "presos políticos", por tanto no se nos tiene que imponer una simbología en un centro médico que es de todos.

Pero en el ámbito religioso parece que todo es distinto, párrocos que imponen a sus feligreses esa simbología en sus templos y que maltratan a los que no pensamos como ellos políticamente, o religiosos que también se aprovechan de su condición en colegios u hospitales para hacer propaganda de una determinada ideología política.

Personas consagradas como la hermana María Dolors Sitjà no se dan cuenta del daño que hacen a la Iglesia porque en el fondo la representan y a los laicos, fieles de a pie, como un servidor, que esperan ver en sus religiosos y religiosas, personas neutrales en lo político, pero sobre todo servidores de Dios y no del maldito Procés, que tanto daño ha hecho a nuestra sociedad catalana y a su convivencia.

Francisco Fabra

12 comentarios:

  1. Esa misma tristeza y desazón, don Francisco Fabra, me produjo cuando la ví. Había en los años finales de los cincuenta en Granollers un hospital que dirigía, si mal no recuerdo, el doctor Noves. Estaba, como otros muchos hospitales de la época, regentados por monjas. Unas hermanas serviciales, con el hábito obligado y faldones blancos. El único signo visible era la cruz. Y el hábito de la congregación, por supuesto. Hoy el distintivo parece ser el famoso lacito, diríase que para fastidiar. He visto abandonar muchas farmacias porque el mancebo de turno portaba esa tela amarilla, no quiero pensar si les entra una monja en la habitación con el bucle de marras. No es defensa de una idea, es una obsesión nazi, un trágala. No es solidaridad con nadie, es imposición abusando de un poder que nadie les ha concedido. Los sñimbolos políticos superpuestos a todo distintivo religioso. Es la misma postura de Novell votando una consulta prohibida por el Tribunal Constitucional. ¿Defensa de un pueblo? ¿Expresión de un derecho anterior al derecho positivo. Que más quisiera el figura. No, seguridad de que las fuerzas de orden no le van a poner la mano encima por el Concordato, o Acuerdos firmados por Marcelino Oreja. Las manos ya se las pondrán sus admirados de las CUP. Saben el rencor que están alimentando en los sufridos pacientes de tales baladronadas. Saben que no sólo es motivo de escándalo, y no el escándalo de la cruz. Saben que están alejando a muchos del templo. Lo saben. Si lo sabe hasta mi nieta. Mi nieta la menor escribió una nota a los Reyes Magos el día cinco de este mes. Les decía que había esperado mucho hasta "ese momento, que se había portado bien". Acompañaba esa breve nota con un dibujo del "equipo": la Virgen, el Niño en el centro y San José. Y una apostilla: "Soy Christiana" (sic, pues va a un colegio extranjero). Quería engatusar a los Reyes Magos haciendo méritos. ¿Por qué han quitado a Cristo de su carta de presentación --su indumentaria-- esas monjas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo

      Eliminar
  2. Ante tanta porquería y tanta mentira manipuladora , yo lo tengo claro: Votaré a Vox. Hace falta un cambio social verdadero, que se instaure orden y respeto , justicia y verdad, y se diga al pan pan y al vino vino...ya está bien de tantos años de engaño, de corrupción por todos lados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. salvador (nombre de pila)10 de enero de 2019, 9:06

      Anónimo de las 23:46, No se puede escribir y manifestar mas claro, gracias.

      Eliminar
  3. El leer este comentario, me ha confirmado lo que he estado pensando estos últimos días. ¿Cómo es posible que unas personas que tendrían que dar testimonio siempre y en todo lugar de su fe religiosa, que es para lo que han sido ordenad@s, parece que se avergüencen de llevar un distintivo tan significativo como es un crucifijo, y sin embargo llevan con sumo orgullo un distintivo que ha creado la división entre los catalanes y por ende entre los cristianos catalanes. ¿Y no se avergüenzan?. Que publicaciones diocesanas den cobertura a estas situaciones, es imperdonable. María Auxiliadora, ruega por nosotros.
    Reverendos responsables, tendrán que dar muchas explicaciones cuando los llame el Padre a su presencia. Conviértanse y cambien su actitud
    Jesucristo perdonó a la adúltera, pero le dijo que no volviera a pecar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siga un poco la vida de esta monja. Se dará cuenta que trabaja más ella en un día que usted en toda su vida para el bien de los demás!


      Eliminar
    2. Porque son nacional-progresistas, y hacen de todo lo que le gusta al mundo menos el ser católicos y mostrarse como católicos.

      Eliminar
  4. El vestido religioso es una evangelización pasiva: viéndote, durante toda tu vida religiosa, cientos de miles te han visto y se han recordado de Dios.

    Esta señora, no sólo no viste de religiosa, sino que lo hace de laica, y además, lleva un identificativo separatista, lo que a la falta de evangelización pasiva, se une la propaganda y agitación de una ideología satánica, la republicana, que quiere imponernos, en su constitución, toda la cultura de la muerte (aborto y eutanasia), el relativismo moral (familia y matrimonio) y la ideología de género y feminista.

    Hace muy mal, y debería ser o advertida o reprendida por sus superiores, y el obispo debería de tomar cartas en el asunto.

    ResponderEliminar
  5. Los valores del Ser son 5:

    - Verdad, Belleza, Bondad, Unicidad y Eternidad

    La Iglesia Católica, Esposa de Cristo, lo cumple: tiene toda la verdad de fe, tiene el rostro bello de la Esposa de Cristo (comprende la Iglesia militante, purgante y triunfante), es bondadosa, es única (Una, Santa y Católica), y finalmente, es Eterna: Jesucristo, Uno y Eterno Sacerdote según Melquisedec.

    Observando atentamente a casi todos los nacional-progresistas, tanto curas como religiosos, se descubre que no existe ninguna de los 5 valores del Ser: no dicen la verdad, no hay belleza, ni bondad, ni unidad ni eternidad (serán aniquilados en la más completa irrelevancia).

    Pero hay un valor del Ser que claramente se destaca por su ausencia, la Bondad, pues ésta es lo que hace a un ser apetecible o deseable. No hay Sabiduría, ni perennidad, ni simplicidad.

    El nacional-progresismo, basado en el modernismo y progresismo, con toques de luteranismo, carece de Verdad, Belleza, Bondad, Unicidad y Eternidad. Los que lo asuman, caerán en el fracaso y la infelicidad. ¿Por qué seguís, pues, aún?

    ResponderEliminar
  6. El cisma ya alcanza la herejía: la cruz de CRISTO la sustituyen por el lazi y a DIOS por el pruces, estos cismáticos camino de crear su propia iglesia herética con permiso y ayuda de los obispillos tarraconesis arrasan con todo.
    Si llevas la CRUZ DE CRISTO y ademas el habito de tu orden te da asco, pues deja de incordiar a los CATÓLICOS, ah, pero es que tus superioras te apoyan......pues ya esta dicho todo, están creando su propia religión y destruyendo a la verdadera.

    ResponderEliminar
  7. Por lo visto, el Cintu, esta monja y otros/as más, definitivamente han perdido la cabeza y poco les queda del Espíritu de Jesús y del Evangelio. Cada día los consagrados de Cataluña, van sumando verguenza tras verguenza y desazón en el pueblo. Clarísimo sirven a dos señores, mostrando mucha preferencia por el terrenal

    ResponderEliminar
  8. El humo de Satanás que anunciaba el pobre Pablo VI....en una de sus manifestaciones dentro de la Iglesia, el nacionalismo causante de odio y división....lo contrario que predicó Jesús.
    El mentiroso está dando palmas con las orejas al ver que su acción dirigida a dividir a una de las partes de la Iglesia, la española, está siendo efectiva.....al menos de momento.
    Confiamos en que la protección del ES de la mano de María, reducirán la situación.

    ResponderEliminar