miércoles, 10 de octubre de 2018

Carta al defensor del lector de "La Vanguardia" por un escrito de Ángel Casas sobre el obispo de Alcalá

Querido defensor del lector:

Me quedo preocupado tras leer el artículo publicado en el blog del Sr. Àngel Casas, blog que está alojado en La Vanguardia (que enlazo más abajo). Atenta contra un miembro de la jerarquía de una institución religiosa que trabaja en España, contra la Libertad de Expresión, La Libertad Religiosa, la Libertad de Enseñanza, y la misma Iglesia Católica y sus enseñanzas.

Cuando un medio de Prensa aloja un Blog es porque confía plenamente en la capacidad del autor de contribuir con sus escritos al espíritu del Diario, sea ese blog de tecnología, de religión, de cocina etc. Pues todas estas áreas que son objeto del interés y la pasión humana ciertamente tienen un denominador común, que es -sin afán de ser exhaustivo- promover el conocimiento de esas áreas, despertar el interés, fomentar el saber, la convivencia y el aprecio entre las personas, o, por el contrario, aunque sin apartarse de ese denominador común del perfundet omnia lucedenunciar injusticias.

El Sr. Casas es famoso por su programa erótico hace unas décadas en la televisión pública, donde las mujeres se desnudaban y no cabe duda de que hoy eso se califica de utilizar a las mujeres como burdos objetos de la líbido personal y por tanto menoscabando muy gravemente su dignidad.

El Sr. Casas en su artículo no solo falta al respeto a un miembro de la jerarquía de la iglesia católica en España, sino que se permite extenderse en su osadía manifestando por escrito en un medio cuyos lectores son en gran medida personas con valores, su desprecio a ese Obispo de Alcalá y a la religión católica y a sus enseñanzas ya en la primera línea de su artículo:

Hay que ver cómo son los católicos con su obsesión por lo que ellos califican de pecados de la carne. Me refiero al fornicio, a la lujuria, a la concupiscencia. En fin, a la jodienda y sus circunstancias. 

La Constitución no solo del país donde La Vanguardia vende en su mayoría sus periódicos sino en la inmensa mayoría de los países que llamamos civilizados tienen la libertad religiosa como uno de sus principios fundantes. Ello incluye la libertad de culto, de enseñanza de sus principios religiosos, y de evangelizar, llámese evangelizar o yihad santa, que es lo que significa la yihad, la extensión del culto a Alá y la veneración de su solo profeta Mahoma.

Lo que el Sr. Casas se permite convertir en objeto de burla con palabras inverosímiles en un periódico como La Vanguardia y más propias de un Charlie Hebdo -ya sabemos cómo acabó todo- es la persona del obispo:  

En este sentido, el personaje que no tiene desperdicio es el obispo de Alcalá de Henares, señor (o monseñor, o excelencia reverendísima, que no sé yo exactamente, es que me pierdo en el laberinto de los tratamientos eclesiales) Juan Antonio Reig Pla, un pozo sin fondo del flagelo multisexual, un alicantino universal que ha llevado el anatema contra los practicantes del coito a las más altas cotas de la idiotez y la bufonada,

y:
Y no creo que se refiriera a que monseñor en lugar de brillantina usaba semen, no, sino que en su testa consagrada en lugar de riego sanguíneo fluía el riego seminal. No, no se rían porque la frase tiene su miga y a uno le vienen arcadas si se imagina a monseñor paseando por su sede episcopal y de sopetón se le viene encima una lámpara votiva, cuya base todo el mundo sabe que tiene una punta metálica afilada y semiasesina, y le abre una brecha en el cráneo, Dios no lo quiera, y en lugar de brotar sangre y dejarlo todo enrojecido y sanguinolento, empieza a manar un líquido viscoso y blancuzco que le deja el solideo violeta, o la mitra y el palio arzobispal hechos unos zorros. ¡Jo, qué asco! Es que no me lo puedo ni imaginar: el semen episcopal, a borbotones, esparcido por doquier.  

y:
Un totum revolutum más propio de un esquizofrénico que de un funcionario de la fe, que, antes de opinar de algo en lo que teóricamente no tiene por qué tener ni puñetera idea, debería vigilar el armario de la cofradía que está repleto de cadáveres que sus colegas han propiciado pasándose por el forro sus propias e imposibles doctrinas sobre la relación humana más antigua del mundo. Cuando los suyos hayan reparado sus fechorías de pederastia inacabable, de crueldad infinita hacia los más débiles, pida permiso para hablar, pero mientras tanto, monseñor, o su excelencia reverendísima, ¡será por tratamientos!, métase su homofobia donde le quepa.  

El Sr. Casas es conocido también por mover la boca mal, pronuncia deficientemente las palabras, a veces tenía que ir con cuidado de que no se le callera la saliva. No caeré en la fácil asociación de relacionarlo con las mujeres que en su programa se quitaban la ropa interior, sino que es un defecto morfológico de su cara y/o un deficiente aprendizaje de la lengua materna. Nunca se me ocurriría criticarlo por eso, pero habiéndose roto todas las barreras de la sensatez no creo que deba callarme, y ello para enmarcar mejor lo que quiero argumentar. No podemos faltar al respeto a nadie bajo ninguna circunstancia. Ha saltado recientemente en las noticias la información sobre una refugiada yizadí que se ha encontrado en Alemania por la calle al que la compró de pequeña y abusó de ella violándola diariamente varias veces. Costó 100 € la niña. La policía alemana le ha dicho que no puede detener a ese hombre, que ya han identificado, puesto que está registrado como refugiado -y merece ese respeto (disputatio hic). 

En definitiva, que nada solapadamente sino directamente el Sr. Casas gracias a la Vanguardia expresa su opinión y asegura que el Obispo de Reig es compañero de pederastas, idiota -por lo de la cabeza vacía- y homófobo (vid). Supongo que por no menealla más, el Obispo e Getafe no le denunciará por ser llamado con estos nombres y adjetivo. 

Lógicamente -y en catalán decimos "no digas burro a nadie que no lo sea más que tú", y en español "el ladrón cree que todo el mundo es de su condición"-, acaba el Sr. Casas cambiando de carril puesto que lo que le parece importar no es que alguien no se guíe por precisamente lo que él quería, que es normalizar "la paja" y el striptease en el ámbito público denigrando a las personas y pagándolas para que vendieran su cuerpo, al menos su imagen, ante las cámaras, sino que contrario a todo estilo periodístico, acaba con un párrafo que no tiene nada que ver.

Es aquello de la filosofía de "fer escudella":

Avergüéncese de sus teorías aberrantes sobre como curar la homosexualidad o cómo volver a ser virgen una segunda vez en cinco pasos –sin intervenciones quirúrgicas ni pegamentos– y no se vanaglorie de que Blas Piñar saliera llorando emocionado de una de sus homilías. Es como si el exministro Catalá se sintiera orgulloso de haber firmado en su último día, de tapadillo, con premeditación y alevosía, la concesión del ducado de Franco a la nieta Carmen Martínez-Bordiú, que vergüenza debiera darle al exministro. 

No es la primera vez que en la Vanguardia ocurre esto, ya no hace muchos años un subdirector en un escrito a nivel personal -faltaría más- publicaba e La Vanguardia en la sección de Opinión -faltaría más-, que ojalá el Papa Francisco nos libere de esta práctica medieval del Rosario.

Me atrevo a suplicar a la dirección de La Vanguardia a pido que eliminen esta publicación y adviertan al Sr Casas. Queda fuera de sus intenciones probablemente quitarle el espacio en el que ofende a la mayoría de lectores, por pedir que pida perdón en ese mismo espacio a todos los lectores ofendidos después de pedirlo al Obispo al que ha masacrado con su lenguaje vulgar.

Sin más, reciban un saludo atento, 

Jordi Picazo Salomó 
Padre, Profesor y Periodista

15 comentarios:

  1. "El Sr. Casas es famoso por su programa erótico hace unas décadas en la televisión pública, donde las mujeres se desnudaban y no cabe duda de que hoy eso se califica de utilizar a las mujeres como burdos objetos de la líbido personal y por tanto menoscabando muy gravemente su dignidad."

    Jajaja... en los 1970, sobre todo en la transición, la gente progre primero se iba a la cama a fornicar y luego, sólo luego, se preguntaban el uno al otro cómo se llamaban.

    Ahora, el feminazismo hembrinquisitorial, progresista y de izquierdas, cuales hipócritas, fariseas, falsas, fingidas, bellacas, cínicas y embusteras, empiezan hoy 2018 a prohibir la el acoso, abuso, prostitución y pornografía en el espacio público, que ellas mismas, sus antecesoras, por los 1960-1970, fomentaron socialmente bajo la acusación de que las mujeres que no lo aceptaran eran unas "catoliconas", "beaturras", "estrechas", "carcas", "cerradas" y otras lindezas.

    Estas feminazis de despacho oficial, desfachatadas y caraduras, cobrando un sueldazo oficial de un mínimo de 80.000 euros al año, cierran los ojos ante la tremebunda prostitución y pornografía de prostíbulo camuflado, y sobre todo, en internet, además en canales de pago o en la red profunda, que nunca jamás en la historia ha circulado de forma tan masiva y descontrolada por el mundo desde Babilonia, afectando incluso a niños.

    Estas feminazis quieren barrer la pornografía de los medios de comunicación y de publicidad de acceso público, pero qué curioso, callan totalmente ante la inmensa devastación sexual que se da en la red, sobre todo de pago.

    Significativamente, en conclusión, no eliminan la prostitución-pornografía, sino que la incrementan, al desplazarla a la red, y singularmente, a la red de pago. ¿Tendrán acciones en estas empresas?

    "La mayoría de niños mayores de 12 años visalizan contendio para adultos en internet, sobre todo a través del móvil"

    "Un estudio detecta que el primer contacto con imágenes porno empieza a los 9 años en algunos casos"

    «España ocupa el número trece en el ránking mundial de consumidores de pornografía»

    "El experto (psiquiatra Carlos Chiclana) alerta de los daños cerebrales y sociales que provoca el abuso en el consumo de pornografía"

    "En los talleres de sexualidad que organizamos para adolescentes preguntamos quién tiene acceso a la heroína, al cannabis, a la pornografía…, y todos tienen acceso." (Chiclana)

    "Hay un estado de EE. UU. que ha declarado el consumo de pornografía un problema de salud pública. [En España] Todavía no es un problema de salud pública, pero sí estamos preocupados con el deterioro de la salud sexual de los jóvenes españoles..." (Chiclana)

    Mientras viene un tsunami, huracán e inundación de pornografía y otros males en España por la red, de nuevo renace la hipocresía de perseguir lo fácil (prensa, televisión) y callar, omitir y silenciar lo que sucede en la red.

    ResponderEliminar
  2. Gracias sinceras al sr. Picazo por su carta.

    Es que los católicos somos siempre un blanco fácil. Vapulearnos es recurso habitual por parte de resentidos anti-cristianos, como parece ser el sr. Casas. Ofendernos les sale barato...

    ResponderEliminar
  3. Impresentable el desahogo seudomoralizante, por lo de dar lecciones al obispo de Alcalá, del bloggero de La Vanguardia y valiente la réplica en forma de carta abierta del firmante del post. A uno le trae a la memoria aquellos años finales de los sesenta y primeros setenta, cuando se sembró la semilla de muchas cosas que sucedieron poco después y de las que hoy son sus consecuencias.

    Había en Barcelona lo que Joan de Sagarra bautizó la gauche divine. Como una hidra, tenía muchascabezas, relacionadas con la literatura (Barral y el boom sudamericano), el cine (con la Escuela de Barcelona, Elisenda Nadal, Terenci Moix, Fotogramas, etc.), teatro (las famosas representaciones de Ronda de mort a Sinera, de Espriu), periodismo (Ibañez Escofet y Tele/Xprés). En política, con Vázquez Montalbán como icono (Hermano Lobo, Perich). Las primeras derivaciones fue la apertura a la pornografía con las revistas salidas del grupo Z.
    Llegada la democracia, se integraron todos en el PSUC o el PSC-PSOE. Coparon los programas de televisión y se adueñaron de las instituciones públicas (Generalidad, Ayuntamiento). Lean los cargos políticos del alcalde Serra y encontrarán a periodistas de La Vanguardia que antes habían estado en Tele/Xprés. Casas fue uno de los beneficiados en televisión con sus programas musicales. Procedía también del grupo que financiaba... el banco de Madrid, instalado, recuérdese, en Plaza Calvo-Sotelo, actual Maciá. Contemporáneamente se adueñaron de la recién creada facultad de periodismo de la Universidad Autónoma. La Escuela de Periodismo de la Iglesia pasó a un puesto mnuy menor.

    ¿Qué ideología tenían? La del bon vivant. La del amor libre. Recuérdese las referencias autobiográficas de la que fuera directora nada menos que de la Bibliotea Nacional con Zapatero. La de la corrosión demoledora de las conciencias en una suerte de volteranismo de segunda mano, no daban para más, pero sumamente eficaz al aparecer como personas exquisitas. Y el reconocimiento de la legitimidad de la praxis homosexual. Con artistas famosos y literatos tenidos entonces como emblemáticos.

    En religión eran ateos practicantes. Repetían con sonrisa sardónica que no creían en la Iglesia Católica, que era la verdadera.

    ¿Y la Iglesia? La Iglesia que salía del Vaticano II erró en muchos jóvenes el tiro y el concepto del aggiornamento. Y tomaron a los anteriores por modelo. Se perdió el respeto propio, se olvidaron de los maestros espirituales y llenaron las instituciones eclesiales de gentes afines al nuevo poder mundano. Hasta confundirse con ellos. Primero, como ocurre siempre, en el lenguaje, con chistes que sonrojaban: "era un curita posconciliar que decía la misa en vernáculo y al repartir la comunión se le acerca una gachó de bandera, se trabuca y espeta: Cristo qué cuerpo".

    No se puede recoger, nos enseñaron de niños, el agua derramada. No queda otra salida que vindicar, como el autor de la carta, la dignidad y la libertad de la Iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo y con Picazo también, faltaría más!

      Eliminar
  4. A LA DEFENSIVA

    Nuestro problema es que corporativamente (como Iglesia) nos comportamos como si no tuviésemos doctrina; con lo que vamos siempre a la defensiva (¡cuando nos atrevemos a defendernos!) El silencio es abrumador. Y cuando habla alguno, como Reig Pla (añadan también al P. Custodio), su voz retumba como en una estancia vacía. Es la culpa colectiva del silencio (sobre todo, de los que están obligados a predicar), es el vacío doctrinal que entre todos hemos creado, lo que estimula a los cafres como ese Sr. Casas a decir todas las barbaridades que se les ocurren sin que nadie les replique.

    Muchas gracias, Sr. Picazo por atreverse a entrar en el tema con valentía y a salir en defensa de Reig Pla; que tal como están las cosas, resulta ser una heroicidad.

    ResponderEliminar
  5. El Padre Apeles no tiene ninguna sancion, y por lo tanto, es plenamente libre, y celebró con permiso de la familia.

    "no ofició la ceremonia, podría haberlo hecho ya que sobre él no pesa ninguna prohibición" (El Español)

    Me hubiese gustado ir a esa rarísima misa exequial: los Padres Apeles y Ángel... per llogar-hi cadires...

    Estoy de acuerdo con el Padre Apeles de que la misa tenía que haberse celebrado en la Sagrada Familia.

    ResponderEliminar
  6. "Me atrevo a suplicar a la dirección de La Vanguardia a pido que eliminen esta publicación y adviertan al Sr Casas. Queda fuera de sus intenciones probablemente quitarle el espacio en el que ofende a la mayoría de lectores, por pedir que pida perdón en ese mismo espacio a todos los lectores ofendidos después de pedirlo al Obispo al que ha masacrado con su lenguaje vulgar."

    Lo apoyo.

    ResponderEliminar
  7. Para decir que no está de acuerdo con tal obispo no hacía falta que el señor Casas show se llenara la boca de mierda. Estoy seguro que es un gran cobarde , y jamás utilizaría ese lenguaje con un iman del islam.

    ResponderEliminar
  8. Ay Picazo, si en Mataró no arregló nada, imagínese usted meterse nada menos con la VANGUARDIA. Déjelo, ganará usted en salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad, el sr. Picazo se busca problemas, por su buena fe. A veces hay que ser un poco más pillo, y no ir andando con los pies metidos en cubos, en plan Rompetechos...

      Eliminar
  9. Una pregunta al Sr. Jordi Picazo: han echado o jubilado a Mossèn Green o no?

    ResponderEliminar
  10. Al Generalísimo lo vamos a venerar en el mismísimo centro de Madrid, justo al lado de la plaza de oriente, jeje, bien por el gobierno progre!!!

    ResponderEliminar
  11. Tras leerlo, solo se me ocurre que ese escrito es hiperrreactivo, propio de personas que tratan de compensar su propio drama. Quizás trastorno de la identidad sexual, quizás eyaculación precoz, quizás impotentia coeundi, quizás…., muy alejado de una persona en su madurez sexual.

    ResponderEliminar
  12. Veo muy desmejorado al hombre.... Mejor no hacerle caso, la verdad.

    ResponderEliminar