domingo, 5 de agosto de 2018

Recuerdo del 6 de Octubre de 1934

Homenaje a Francesc A. Picas y a la verdadera Memoria Histórica (III)
La noche del 6 de octubre de 1934 las familias cristianas pasaron horas de angustia y de temor. En Cataluña los partidos anarcomarxistas se sumaron a la revuelta de Lluís Companys en Barcelona y de los mineros en Asturias. En Navàs (Bages) esa noche asesinaron al párroco mosén Morta e incendiaron la iglesia parroquial. Mosén Morta, detenido, fue asesinado en una calle céntrica de Navàs y antes de expirar sufrió crueles torturas e insultos. De madrugada, Ramón Serra, un leñador, pistola en mano, junto a otros valerosos navasenses, al conocer que Lluís Companys se había rendido, se dirigieron al ayuntamiento y expulsaron al Comité Revolucionario que se había apoderado de la alcaldía y era responsable de la muerte del sacerdote y del incendio de la iglesia parroquial.

También esa noche del 6 de octubre, incendiaron el templo de Vilafranca del Penedès, de Morell, de Vilanova i la Geltrú, de Castellví de la Marca y de Sant Jaume de Domenys. En Mataró obligaron, pistola en mano, al cura párroco Dr. Samsó, a entrar en el templo e incendiar los altares y la imaginería. El Dr. Samsó se negó con firmeza y a punto de asesinarlo, los incendiarios al conocer la rendición de Lluís Companys huyeron al mismo tiempo que entraban en el templo buenas personas de Mataró a apagar el fuego iniciado por los milicianos.

En el pueblo de Subirats, esa noche, los “rojos” condujeron detenido al párroco, mosén Miguel Cirés, a las afueras y le ataron a un árbol. Cuando los revolucionarios de Subirats conocieron la rendición de Lluís Companys huyeron y dejaron abandonado al sacerdote, atado, a punto de ser asesinado. Días después, un amigo de mosén Cirés le regaló una pistola para protegerse si alguien le atacaba cuando se encontrase en descampado para asistir a enfermos. Informado el obispo, Dr. Irurita, ordenó al sacerdote que se deshiciese de la pistola, y le dijo que prefería un sacerdote mártir que a un combatiente. El 19 de julio de 1936 mosén Cirés fue asesinado como tantos cientos de sacerdotes y el mismo obispo Dr. Irurita.

En Asturias, la revolución de 6 de octubre de 1934 duró más tiempo y fueron asesinados 34 eclesiásticos, totalmente indefensos, muchos de ellos docentes religiosos de los hijos de los mismos mineros que les persiguieron. El obispo de Oviedo, por suerte, se encontraba enfermo y hospitalizado en Pola de Gordón, pero al conocerse la tragedia perdió el habla y murió de angustia en Madrid, al cabo de un mes de haber estallado la revuelta.

Lluís Companys en octubre de 1934 fue detenido y condenado a muerte. El obispo de Barcelona, Dr. Manuel Irurita, fue el primero, entre centenares de firmas, que pidió clemencia y solicitó su indulto. A Lluís Companys le fue conmutada la pena capital. Pasaron dos años y el 20 de julio de 1936, al estallar la revolución anarcomarxista, Companys investido nuevamente presidente de la Generalitat, sabía que una patrulla de milicias dirigidas por García Oliver asaltaría el palacio del obispo de Barcelona y no movió ni un dedo para evitar que fuese detenido. El obispo se había refugiado en el domicilio de la familia Tort. En diciembre de 1936 fue descubierto y trasladado a una checa. Después fue conducido al cementerio de Montcada, donde, sin juicio ni piedad, fue asesinado por uno de los comités legalizados por Companys. 

Francesc A. Picas

14 comentarios:

  1. Sigan mostrando la Memoria que quieren borrar, para que la incultura no se apodere del pueblo. Gracias

    ResponderEliminar
  2. El rebelde y golpista Companys5 de agosto de 2018, 20:19

    "Lluís Companys en octubre de 1934 fue detenido y condenado a muerte."

    Al final no fue condenado a muerte, pero casi...

    La sentencia de 6 de junio de 1935, promulgada por el Tribunal de Garantías constitucionales, equivalente hoy en día al Tribunal Constitucional, y publicada en el Diario Oficial de la Segunda República, GACETA DE MADRID, Núm. 163, 12 Junio 1935, páginas 2123 a 2131, condena finalmente a Companys:

    "Fallamos que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados D. Luis Companys Jover, don Juan Bautista Lluhi Vallescá, don Martín Esteve y Guau, don Martín Barrera Maresma, don Pedro Zoilo Mestres Albert, D. Buenaventura Gassol Rovira y D. Juan Comorera Solé, como autores de un delito de rebelión militar, a la pena de treinta años de reclusión mayor..."

    Aunque el CÓDIGO DE JUSTICIA MILITAR (Gaceta de Madrid.- Núm. 277 – 4 Octubre 1890), proponía la pena de muerte:

    Art. 7.º

    Por razón del delito, la jurisdicción de Guerra conoce de las causas que, contra cualquiera persona, se instruyan por:

    3º Los de rebelión y sedición, cuando tengan carácter militar, y la conspiración, proposición, seducción, auxilio, provocación, inducción y excitación para cometer estos delitos.

    Art. 237.

    Son reos del delito de rebelión militar los que se alcen en armas contra la constitución del Estado, contra el Rey, los Cuerpos Colegisladores ó el Gobierno legítimo, siempre que lo verifiquen concurriendo alguna de las circunstancias siguientes:

    1.ª Que estén mandados por militares, ó que el movimiento se inicie, sostenga ó auxilie por fuerzas del Ejército.

    2.ª Que formen partida militarmente organizada y compuesta de 10 ó más individuos.

    3.ª Que formen partida en menor número de 10, si en distinto territorio de la Nación existen otras partidas ó fuerzas que se proponen el mismo fin.

    4.ª Que hostilicen á las fuerzas del Ejército antes ó después de haberse declarado el estado de guerra.

    Art. 238.

    Los reos de rebelión militar serán castigados:

    1.º Con la pena de muerte el Jefe de la rebelión y el de mayor empleo militar, o más antiguo, si hubiere varios del mismo que se pongan á la cabeza de la fuerza rebelde de cada cuerpo y de la de cada compañía, escuadrón, batería, fracción ó grupo de estas unidades.

    2.º Con la de reclusión perpetua á muerte los demás no comprendidos en el caso anterior, los que se adhieran á la rebelión en cualquier forma que lo ejecuten y los que valiéndose del servicio del servicio oficial que desempeñen, propalen noticias ó ejecuten actos que puedan contribuir á favorecerla.

    ResponderEliminar
  3. Mossèn Morta fou detingut i torturat a la plaça de l’església i passejat pels carrers del poble. El seu cadàver destrossat com un trofeu fou salvatgement ultratjat pels carrers de la vila i el seu cos llançat per damunt la tàpia del cementiri.
    La mateixa nit l´alcalde Ramon Serra i Camps, va decidir tot sol enfrontar-se amb els criminals i va aconseguir expulsar del poble als revolucionaris i assassins, que fugiren covardament, entre ells l´autor material del seu crim en Miquel Obradors i Mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay duda que, como dijo Pío Moa, la Guerra Civil de 1936-1939 empezó en 1934, sobre todo por culpa de la violencia revolucionaria asturiana, culpable de genocidio biológico y cultural, y el golpismo rebelde militar de la Generalidad de Cataluña, gobernada por la ERC de Companys.

      El magnicidio de Calvo Sotelo por parte de policías de las milicias del PSOE en la camioneta policial nº 7, en una ejecución extrajudicial mediante un tiro en la cabeza.

      Cuando fue detenido ilegalmente, dijo:

      --- ¿Detenido? ¿Pero por qué?; ¿y mi inmunidad parlamentaria? ¿Y la inviolabilidad de domicilio? ¡Soy Diputado y me protege la Constitución!

      Calvo Sotelo se despidió de su familia diciendo, entre otras cosas:

      --- [llamaría por teléfono a su familia] a no ser que estos señores se me lleven para darme cuatro tiros

      Esto demuestra que el Gobierno izquierdista de la II República de 1936 fue responsable, imputable y culpable de violación de los derechos y libertades constitucionales republicanas, lo que motivó la excusa para que se levantaran muchos más militares que si no se hubiera realizado dicho magnicidio.

      Es evidente con pruebas históricas fehacientes, pues, que la izquierda y el separatismo catalán, como se demuestra por los genocidios de Asturias y el golpismo de ERC de Companys en 1934 y el magnicidio de Calvo Sotelo de 1936, que eran de base revolucionaria, es decir, anticatólica, antiderechista, anticapitalista, anticonstitucional, antijurídica, antiderechos humanos y antidemocrática, al asumir premisas anarquistas o marxistas.

      Y eso lo quieren esconder con la ley de memoria histórica y sus implementaciones (callejero, museos, memoriales...).

      Eliminar
    2. Respuesta a Anónimo5 de agosto de 2018, 23:28

      Por educación y respeto a quien lo lea, contesto en castellano a al dañino comentario, escrito en catalán, por Anónimo, el 5 de agosto de 2018 a las 23:28.
      Es vergonzoso que se escude bajo un anónimo y no diga su nombre para acusar falsamente a una persona de unos hechos tan terribles. Se comporta como un niñato en las redes sociales insultando y acosando a sus compañeros. ¿Cómo se atreve a decir que M.O.M. fue el autor material de ese horrendo crimen? No tiene la valentía de dar la cara y decir quien es usted para acusar a otra persona de un crimen. Esto no es propio de un cristiano ni de ninguna persona con unos valores morales. Si tiene dignidad, dignase a retirar ese malogrado comentario. En caso contrario, voy a denunciarlo al propietario de blogspot.com por calumnias y acoso.

      Eliminar
  4. El número de víctimas religiosas de 1934 son 37 no 34; a saber:
    Diocesanos:
    01 Muñiz Lobato, Manuel
    02 Prado Morán, Venancio
    03 Suero Covielles, Tomás
    04 Villalba Díez, Constancio
    05 González Blanco, Graciano
    06 Morta Soler, Josep
    07 Gago Fariñas, Aurelio
    08 Puertas Ramón, Juan
    09 Fernández Martínez, Lucio
    10 Valle Villa, Joaquín del
    11 Sanz Baztán, Francisco
    12 Cossío Gómez, Román
    Seminaristas:
    13 Castañón Fernández, Juan
    14 Cuartas Cristóbal, Ángel
    15 Fernández Muñoz, José María
    16 Méndez Méndez, José
    17 Prieto López, Jesús
    18 Suárez Fernández, Mariano
    19 Zurro Fanjul, Cesar Gonzalo
    Religiosos:
    Carmelita Descalzo:
    20 Barredo Fernández, Eufrasio (Eufrasio de Niño Jesús)
    Jesuitas:
    21 Arconada Pérez, Juan Bautista
    22 Martínez Martínez, Emilio
    La Salle:
    23 Alonso Andrés, Vicente (Benjamín Julián)
    24 Bernabé Cano, Claudio (Victoriano Pío)
    25 Fernández Zapico, Vilfrido (Julián Alfredo)
    26 López y López, Filomeno (Marciano José)
    27 Martínez Fernández, Román (Augusto Andrés)
    28 Sanz Tejedor, José (Cirilo Beltrán)
    29 Seco Gutiérrez, Manuel (Aniceto Adolfo)
    30 Valdivieso Sáez, Héctor (Benito de Jesús)
    Marista:
    31 Fábrega Julià, (Plàcid Joan Josep Bernat)
    Pasionistas:
    32 Alonso Tejedo, Baudilio (Salvador de la Virgen María)
    33 Andrés Celada, Amadeo (Alberto de la Inmaculada)
    34 Canoura Arnau, Manuel (Inocencio de la Inmaculada)
    Paúles:
    35 Pastor Vicente, Vicente
    36 González Crespo, Salustiano
    37 Pallarés Ibáñez, Tomás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que entren el la ley de memoria histórica, en los museos memoriales, en los callejeros, en los documentos oficiales, en los días de rememoración, en peticiones de perdón, en indemnizaciones económicas, en los libros de texto escolares, en los libros oficiales de recopilación de las víctimas de la II República, en el reconocimiento de culpa por parte de la II República y la Generalidad de Cataluña de la ERC de Companys, en la petición de perdón del Alcalde de Barcelona y de todos los municipios donde fueron genocidiados dichos religiosos...

      Eliminar
  5. Algún día nos van a copiar aquí la enciclopedia espasa entera. Agradecería al anónimo enciclopedista multicopista, que ponga los enlaces de los documentos. No hace falta copiar el texto entero, hombre. YA CANSA!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trece-Catorce Rosas y dictadores en Madrid6 de agosto de 2018, 14:10

      Hoy, el presidente por accidente "un tal Sánchez", ha puesto los nombres de las supuestas Trece Rosas (13+1, o sea, Catorce Rosas, pues se le "olvidó" a Antonia Torre), terroristas que atentaron en Madrid el julio de 1939, matando a un comandante, su hija de 16 años y el chófer:

      Twitter:

      Pedro Sánchez, @sanchezcastejon, 5 ago.

      Adelina, Ana, Blanca,Carmen, Dionisia, Elena, Joaquina, Julia, Luisa, Martina, Pilar, Victoria, Virtudes. Seguís vivas en nuestra memoria.

      [Falta Antonia, y no son trece, son catorce]

      ...

      En Madrid hay enterrados tres dictadores del siglo XX, dos de ellos calificados como genocidas, y ninguno de ellos es Franco:

      - Rafael Leónidas Trujillo, presidente de la República Dominicana (Masacre del Perejil, haitianos exterminados, entre 1.000 y 30.000). Cementerio del Pardo, donde están enterrados Calvo Sotelo, los hermanos de san Escribá de Balaguer

      - Fulgencio Batista, presidente de Cuba antes de ser desalojado por Castro. Cementerio de San Isidro, donde están enterrados todos los escritores, faranduleros, artistas y escritores del siglo XX.

      - Ante Paveli. Cementerio de San Isidro. Responsable de cruelísimas masacres, antiserbio, terrorista, que quiere aniquilar de los serbios, judíos y gitanos de Croacia, fundador de los ustachas y del campo de exterminio de Jasenovac, donde murieron entre 300.000 a 700.000, criticado por los mismos nazis por su sadismo y crueldad ("bestial").

      Memoria histórica... selectiva para según qué...

      Eliminar
    2. si no especifica a que anónimo se refiere hay confusión.

      Eliminar
  6. o me pregunto; donde está la ley del Talión? ojo por ojo diente por diente. lo mejor que hizo el tal Companys es dejarse fusilar. se ve que se arrepintió del toda la barbaridad causada junto a los "rojos" a todos los catalanes. eso me congratula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Checas de Barcelona6 de agosto de 2018, 14:18

      Tiene razón, al final, Companys, sin la presión de los masones, se confesó en confesión católica.

      Lo que no evita que se le reprochen todos sus crímenes contra la humanidad cometidos durante 1936-1939.

      Hay que recordar las checas o centros de tortura, interrogatorio, detención y asesinato en Barcelona:

      - Checa de la ERC
      Carolines 18, Colegio de de San Vicente de Paül. Dirigida por las patrullad de control de la sección 7ª, con militantes de ERC y la CNT. Desaparece el Mayo de 1937.


      La II República y la Generalidad de ERC de Companys, toleraron y disimularon ante las checas instaladas en Barcelona y otras localidades. Por ejemplo, las de la CNT-FAI:

      Checas de la CNT-FAI

      - Sant Elies 21: entre las calles Tavern, Via Augusta, Alfonso XII y San Elias, hoy Parroquia de San Inés. Después de los Hechos de 1937 fue del SIM, y quedó bajo las órdenes de la Dirección General de Seguridad

      - Petit Moulin Rouge, El Molino. Vila i Vila 99 (Paralelo). Despareció durante los Hechos de Mayo del 1937

      - Plaza Cataluña, Hotel Colón. Una checa en los subterráneos. Sucursal de la checa de Portal del Ángel

      - Deu i Mata 55. Desaparece durante los Hechos de Mayo de 1937

      - Mercè 8, 1º. Desaparece durante los Hechos de Mayo del 1937

      - San Oleguer 10. Hermanos Maristas. CNT-FAI

      - Maristas, cerca de Las Ramblas. Desaparece durante los Hechos de Mayo de 1937

      - Vallmajor 1 o Preventorio D: entre las calles Ravella, Modolell y Copérnico. Dirigida por militantes de CNT-FAI. Del SIM después de los Hechos de Mayo del 1937.

      - Gran Vía 621. CNT-FAI y patrullas de control, sección 12ª. Central en Gran Via 617. Desaparece durante los Hechos de Mayo de 1937

      - Ganduxer, entre Ganduxer, Via Augusta, Modolell y Mariana Pineda. CNT-FAI. Después del SIM

      - Carolines 18, Colegio de San Vicente de paül. Dirección por patrullas de control de la sección 7ª, y militantes de ERC y CNT. Desapareció durante los Hechos de Mayo de 1937

      - Còrsega 504, 4º 2ª y terraza. De la CNT-FAI. Después de los Hechos de Mayo de 1937 la sede de los carabineros- Mas Pujó 35 (entre Anglesola y Crisantem). Desaparece durante los Hechos de Mayo de 1937

      - Pi i Margall / Bonavista: CNT-FAI. Del SIM desde los Hechos de Mayo de 1937

      - Vila i Vilà: entre las calles Vila i Vilà y Unión nº 3. De la CNT-FAI.

      - Diputació 321, segundo piso. CNT-FAI, relacionada con las patrullas de control sección 3ª. Desapareció durante los Hechos de Mayo de 1937

      - Anglí 46

      - Horta (sin datos). Desaparece durante los Hechos de Mayo de 1937

      - Padre Claret: entre las calles San Antonio María Claret y la Rambla Volart. Pasa al SIM después de los Hechos de Mayo de 1937

      Otras checas según otra publicación:

      Otros lugares según otra publicación:

      - Unió 3
      - Ganduxer 54 y 60
      - FAI: Ronda Sant Pere 52: después de los Hechos de Mayo de 1937 pasó a ser del SIM
      - FAI: Diputació 231 - Seminario Conciliar Diocesano
      - Pau Claris 110. De la CNT-FAI
      - Campoamor 49
      - Mutualitat ...
      - Vía Layetana 35, Sindicato de Transportes
      - Canet 1-3

      Toda la II República y toda la Generalidad de ERC de Companys, más todo el sistema de partidos políticos catalanes (ERC, PSUC, PSOE-UGT, CNT-FAI, Estat Catalá, partidos republicanos) aún deben de responder por crímenes contra la humanidad, pues las checas, casi todas, pasaron a manos del SIM comunista.

      Eliminar
    2. La ley del talion fue anulada por Jesús.

      Eliminar
  7. Laura S

    Hoy se cumplen 82 años de las escenas de odio y violencia protagonizadas por el frente Popular, fusilando el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús y tras su intento de derribar la columna de sujeción, decidieron dinamitarlo.

    El siguiente paso fue cambiar el nombre del entorno de cerro de los Ángeles, que el Gobierno republicano llamó el cerro Rojo.

    En el Convento instalaron una checa en la que fueron asesinadas decenas de personas.

    https://youtu.be/vcKL02j0of0

    ResponderEliminar