martes, 7 de agosto de 2018

Mártires de la fe durante los años de la persecución religiosa

Homenaje a Francesc A. Picas y a la verdadera Memoria Histórica (V)
El cardenal Angelo Amato reza ante la tumba del beato Josep Samsó en Mataró
La Iglesia ha beatificado hasta hoy a 978 de estos mártires, el último el párroco de Mataró, el beato Josep Samsó. Todos, sacerdotes, religiosos, religiosas, padres de familia y juventud fieles a la Iglesia. Personas sencillas y pacíficas. Todos de un único bando: del bando de Cristo.

La Iglesia no ha beatificado nunca a ningún general o coronel de los ejércitos de Franco, ni a víctimas de la guerra civil. La Iglesia no beatifica políticos condenados a muerte por política, ni pueden ser beatificados los sacerdotes-soldados de los años de las guerras Carlistas, del siglo XIX, como el párroco de Vinyoles d’Orís que dejó la parroquia para dirigir un cuerpo de ejército para sustituir a su hermano, capitán, que murió en una batalla. Ni a los 14 sacerdotes vascos que, con grave error, se comprometieron política y militarmente y que el cardenal Gomà protestó de las sentencias y exigió que ningún sacerdote del país Vasco pudiese ser condenado a muerte, ni por acusaciones políticas, militares o de espionaje.

El beato Josep Samsó
El pueblo cristiano guarda en su corazón la historia de una multitud de cristianos que murieron víctimas de la persecución religiosa. Entre centenares de vidas heroicas, recordamos a mosén Artur Rovira rector de Vilabertran. Lo introdujeron dentro de un saco, lo empaparon de gasolina y le quemaron vivo en la playa de Pals. A la joven de 19 años de Figueres, Dolors Barti, que intentó impedir que los milicianos del comité Rojo entrasen en casa de mosén Lluís de Macià. Fue lanzada escaleras abajo y trasladada a las afueras de Vilafreser, ultrajada, violada y asesinada. Las religiosas Carme, Rosa y Magdalena Fradera refugiadas en la casa familiar de Riudarenes.

Detenidas, las tres hermanas fueron asesinadas en la carretera de Lloret e intentaron violarlas. La Iglesia las ha beatificado. Mosén Lluís Puig Vila, vicario de La Jonquera, que por indicación de su tía, no se movió del lado del párroco, anciano y enfermo. Les detuvieron, los asesinaron y al joven vicario le sacaron los ojos. A mosén Josep Vila, hemipléjico, le detuvieron enfermo en su lecho, le arrastraron al Serral y lo asesinaron. Previamente le habían cortado los testículos. Recordamos, especialmente, a mosén José Colom i Alsina, de Montblanc. Este sacerdote se encontraba detenido junto a otros religiosos y cristianos. Oyó que un carcelero gritaba el nombre de un hombre de Solivella, casado y con hijos, para sacarlo de la prisión y asesinarlo. Este buen padre de familia dormía y no lo oyó. Mosén Colom lo aprovechó para presentarse como si él fuese el reclamado y el sacerdote y otros presos designados, fueron asesinados en Vallmoll. Y el padre de familia se salvó. El martirio de mosén Colom recuerda el del Padre Kolbe.

Recordamos a Fray Anselmo Polanco, obispo de Teruel, que de una prisión de Barcelona fue trasladado a la frontera y cerca de Pont de Molins fue asesinado con otros sacerdotes y quemado su cuerpo sólo herido. Al obispo de Lleida, Dr. Salvio Huix, a quien le dispararon en la mano derecha mientras bendecía a los asesinos en el cementerio y después le dispararon en la mano izquierda con la que intentaba bendecir de nuevo a sus asesinos antes de morir.

Que los mártires de la Fe cristiana nos ayuden a desenmascarar a quienes intentan hoy en día falsificar la historia martirial de 1936-1939. 

Francesc A. Picas

4 comentarios:

  1. Desde el 29-03-1987, fecha de la primera beatificación, hasta el 11-11-2017 se han celebrado 26 ceremonias de beatificación y dos de canonización. A día de hoy ya tenemos 1864 beatos y 11 santos en el cielo.
    La próxima beatificación prevista será en Barcelona el 11-11-2018 en la Sagrada Familia y subirán a los altares 16 mártires más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien por informar. Sólo queda que se enteren de ello el gobierno episcopal de Barcelona, tanto de que existen unos 1875 santos y que habrán 16 mártires más...

      Eliminar
  2. El obispo Polanco8 de agosto de 2018, 1:31

    "Recordamos a Fray Anselmo Polanco, obispo de Teruel, que de una prisión de Barcelona fue trasladado a la frontera y cerca de Pont de Molins fue asesinado con otros sacerdotes y quemado su cuerpo sólo herido."

    De memoria recuerdo que fue cruel y salvajemente asesinado, junto con otros, parece ser que por soldados catalanes comunistas de Stalin del Ejército Republicano derrotado en el Ebro.

    Este caso, el del grupo, fue un perfecto ejemplo de verdadero odio y tortura con acarnizamiento hasta el último segundo de la derrota de la malvada República.

    Me complace comunicar que la vida del obispo Polanco se filmó en 1951 en la película CERCA DEL CIELO, y desde hace unos pocos, merced a una copia, de calidad regular, hallada milagrosamente, y que está aquí:

    https://gloria.tv/video/Zv8ZKBnr7NnB3SMUXYukDcMuR

    El obispo Polanco está protagonizado por un sacerdote, por primera vez en la historia de la Iglesia y del cine, el P. Venancio Marcos, quien fue el único "actor" con capacidad para interpretar a Mons. Polanco con los matices psicológicos y espirituales necesarios.

    Personalmente, la película es también un documental social y bélico, y una sorprendente unión del cura actor con el obispo mártir.

    Para saber más del obispo Polanco:

    www.religionenlibertad.com/blog/62237/cerca-del-cielo-beato-anselmo-polanco.html

    También hay libros.

    ResponderEliminar
  3. Quisiera ser informado si los sacerdotes, religiosos, seglares del obispado de Barcelona, muertos en la guerra civil por " odium fidei" van a ser beatificados. Gracias a quien pueda informarme.

    ResponderEliminar