lunes, 25 de junio de 2018

El bucle político-eclesial

El jesuita P. Enric Puig (izquierda) y Marcel.lí Joan Alsinella (derecha)
Se ha designado nuevo director general de Afers Religiosos en la persona de Marcel.li Joan Alsinella. El nombramiento ha causado cierta sorpresa, debido a que se esperaba que el anterior director general, Enric Vendrell Aubach, hubiese sido confirmado en el cargo, habida cuenta que, según se aseguraba, se estaba llevando a cabo la “restitución” del gobierno anterior a la aplicación del artículo 155, lo cual implicaba unos cambios mínimos en el sottogoverno catalán. Entre esos cambios mínimos se ha efectuado la remoción del titular de esa dirección general, creada en el año 2000 por Jordi Pujol (en un principio como secretaria general) y que se ha ido manteniendo a lo largo del tiempo, a pesar de que su homóloga estatal fue suprimida en julio de 2010 y subsumida en la Dirección General de Cooperación Jurídica Internacional. 

Explican que el cambio obedece a que la dirección general pasó del departamento de Gobernación al de Justicia, siendo titular de esta última Esther Capella de ERC y que el anterior director general era del partido Democrates, rama escindida de la extinta Unió Democràtica. Sin embargo, Marcel.li Joan jamás ha sido miembro del partido de Oriol Junqueras ni tan siquiera cercano al mismo. El motivo de la reciente elección debe buscarse en otros arrabales. Y éstos se corresponden con un bucle político-eclesial que forman el jesuita Enric Puig, el diputado de ERC Joan Capdevila y el Grup Sant Jordi. 

En un artículo reciente en Nació Digital, el siempre bien informado Pep Martí decía que Matabosch era el Andreotti de la iglesia barcelonesa. Debo corregirle: aquí el Andreotti por excelencia es el padre Enric Puig Jofra. Este jesuita, nacido en 1945, no se ha apeado de un cargo oficial (político o eclesial) desde el año 1980, en que fue designado director general de Juventud en el primer gobierno de Jordi Pujol, cargo que retuvo hasta el año 1989. Posteriormente fue elegido por el cardenal Carles como canciller-secretario del arzobispado de Barcelona, de donde tuvo que salir en el año 2000 después de la crisis propiciada por el semi-apartamiento del obispo Carrera, que había sido su auténtico mentor. Y desde el año 2005 es secretario general de la Fundación de la Escuela Cristiana e incluso tuvo tiempo de ser el organizador del viaje de Benedicto XVI a Barcelona. Ya en la dirección general de Juventud tuvo a su lado a Marcel.li Joan. Un joven periodista que fue elegido Jefe de Prensa. Volvió a acordarse de él al aterrizar en la curia diocesana y logró que lo designaran Delegado de Medios del Arzobispado. Jamás volvió a quedarse Marcel.li sin trabajo y de Puig pasó a García Clavel, otro histórico de CIU, hoy en día presidente del Patronato de la Fundación de Escuelas Parroquiales. Con él fue adjunto a la Dirección General de la que hoy es titular y jefe de relaciones externas en el departamento de Servicios Penitenciarios. Cabe decir que en ninguno de sus puestos se guarda buen recuerdo de él. Ni tan siquiera en Afers Religiosos, por donde jamás dejó de pulular.
Resultado de imagen de joan capdevila esteve
 Joan Capdevila Esteve  

Pero ni Puig ni García Clavel ni el propio Marcel.li Joan son de la órbita de ERC. Por eso tenemos que acudir a la otra pata de banco que explica el nombramiento y ésta no es otra que la del diputado de ERC en Madrid, Joan Capdevila Esteve (1965), quien se pasó al partido republicano después de abandonar la UDC de Duran Lleida. Este diputado, al que se conoce como el Capi, aunque no es periodista de profesión, fue el primer director de El Matí Digital, donde coincidió con el hoy presidente de la Generalitat, Joaquim Torra. Capdevila ha sido, pues, el nexo que ha propiciado la designación del nuevo director general. En ese digital se juntaron todos los católicos independentistas críticos con la política de Duran i Lleida. Entre ellos, el propio Torra. Todos ellos, además, forman parte del Grup Sant Jordi de defensa y promoción de los derechos humanos, del que el padre Puig es consiliario y en el que encontramos tanto a Marcel.li Joan como a Capdevila. También son miembros de la Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat, ésta presidida por el Comisario Armengol, otro que empezó su vida pública también bajo el auspicio del todopoderoso jesuita, ostentando la jefatura de la Sección de Relaciones y Estudios en la dirección de Juventud.

Un auténtico bucle político-eclesial que viene repitiendo nombres y rostros desde hace 38 años. Siempre bajo la sombra alargada del jesuita Enric Puig y hoy con la inestimable ayuda de la democracia cristiana independentista, recalada en ERC, que tiene a Joan Capdevila como verdadero estandarte, muy bien conectado con el nuevo inquilino de la Plaza Sant Jaume. Siempre los mismos, sin renovar jamás la savia. 

Oriolt

9 comentarios:

  1. Carísimo Oriolt, ayer estaba cumpliendo el precepto dominical en un pueblo del alto Ampurdán. Era difícil buscar la conexión del Precursor con la obsesión secesionista del clero gerundense. Ingenuo que es uno. Llega el momento de la homilía y, ¿sabe usted quién era Herodes? Felipe VI. En su arenga, el mosén expuso el vínculo: a Herodes le perdió su boca; habló demsiado y no tuvo más remedio que cumplir su promesa. Es com avui: el rei ha parlat massa (el rey ha hablado demasiado) y ahora no sabe cómo arrepentirse. Hubo otras perlas. Pero esa auguraba la prédica.

    Usted conoce los entresijos que al común se nos escapan. Al común nos quedamos con las faldas dominicales (las colaboraciones de media página en la hoja dominical) del jesuita secesionista. Merecen leerse. Por su obsesión secesionista con palabras falaces y de significado ambiguo, en el más puro sentido jesuítico que describiera Pérez de Ayala en Ad maiorem Dei gloriam. Pero más que las palabras de ese señor, a uno le enerva más ese afán torticero de llevar los jóvenes... a la nació. A veces sin el menor de los escrúpulos. No olvidemos que el mozalbete estaba detrás --dónde, si no, iba a estar un jesuita de la peor tradición anticlerical-- de la agresión a los niños y a los padres que reclamaban el cumplimiento de las sentencias. Estaba detrás de aquella gloriosa excusa sodomizadora de padres y niños: "nosotros defendemos la institución", no los niños ni los padres, la institución: es decir, la canalla oposición institucional sedicente católica a una exigencia legítima de padres y niños. Y como en los tiempos nazis: señalando a los niños y a sus papás con un infame "aquells son". ¿Nos extraña que Torra recoja todas esas enseñanzas mamadas con el jesuita y escriba lo que ofende por ser propio de un seguidor de Hitler con pintas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francamente, JMVG, en su caso, yo me hubiera levantado y, dignamente, hubiera salido de la Iglesia.

      Eliminar
    2. Total y absolutamente de acuerdo con el Sr.Valderas Gallardo. No entiendo como aguantó usted la " Missa",un servidor se hubiese levantado,SANTIGÜADO y me habría ido a tomar el VERMUT con tapa en el Bar de la Plaza del pueblo.Dios se lo hubiera APROBADO SEGURO!

      Eliminar
    3. La Iglesia en Gerona vive dentro de una burbuja de esterilidad y muerte, contaminada por todas las herejías modernistas y del Nacional-progresismo.

      Eliminar
  2. La Escalera que nos sube al Cielo26 de junio de 2018, 0:15

    Aunque el Opus y San José Escrivá no son de mi devoción (hoy es su festividad), no obstante, para mí, me parece que será un futuro Doctor de la Iglesia, pues dejando de banda las polémicas políticas, organizativas y teológicas (en Barcelona, los jesuitas se la tuvieron jurada cuando abrió "sucursal"), sin duda ha dejado una Escalera Escatológica de almas, de 7 escalones (Antonio Yagüe), válidas para cualquiera (aprovéchenlas), para conseguir lo único esencial: la teosis o participación divina del alma con Dios, gozando de la visión de los bienaventurados. Fue profeta del Concilio Vaticano II: los laicos salvarán la Iglesia.

    Escalera de la Santificación de San Escrivá de Balaguer:

    1. Santificación del trabajo ordinario: hecho con perfección humana y cristiana, por amor a Dios y al bien común, integrado en la Creación y Redención, elevado en obra de Dios, de santificación personal (Conversaciones, 10, 24)

    2. Cumplimiento de los deberes ordinarios del cristiano: está en la estampa, con el anterior. Es el trabajo, la familia, las relaciones social y toda actividad sana: "convertir todos los momentos y circunstancia de mi vida en ocasión de amarte..." (Oración para pedir favores, estampa)

    3. Contemplativos en medio del mundo: estar en medio del mundo como un contemplativo, orando sin desfallecer, saber que realmente, sí, Dios está a nuestro lado. María es el modelo ejemplar de oración (Lucas 18,1; Camino 267; Cristo que pasa, 174; Forja 738; Lucas 2, 19).

    4. Imitación de la vida oculta de Nuestro Señor: seguir los 30 años de vida oculta en Belén, Egipto como emigrante y Nazaret, como trabajo y oración, de vida corriente, en el taller de artesano, en la casa familiar (Conversaciones 55; Amigos de Dios, 56).

    5. Llegar a la Trinidad del Cielo por la Trinidad de la Tierra: José, María y Jesús-Niño: le gustaba ver en la imaginación aquellos años en que Jesús estuvo con su madre, creciendo ante los ojos enamorados de José y María (unas revelaciones dicen que María le enseñó la Biblia porque María fue enviada al Templo a los tres años). Jesús es perfecto Dios y Hombre; María que es la mujer y criatura más pura del mundo, más grande que ella, Dios; José como varonil, limpio, prudente, entero (Amigos de Dios, 281; Como un niño que balbucea, 27-marzo-1975).

    6. Estar en el mundo y en el Paraíso a la vez: tres meses antes de morir, dijo que somos endiosados, pero que somos tierra, un cacharro de barro frágil que Dios se digna para su servicio (Como un niño que balbucea, 27-marzo-1975)

    7. En nuestros corazones hay habitualmente un Cielo: la más subida y mística, el cielo y la tierra se juntan en nuestros corazones cuando vivimos santamente la vida ordinaria. En nuestros corazones habita Dios, Señor Nuestro, con toda su grandeza, con toda su divinidad, pues somos Templos de Piedras Vivas del Espíritu Santo. Hemos de ser almas de Eucaristía, como Custodias vivas (Conversaciones, 116; Como un niño que balbucea, 27-marzo-1975).

    ResponderEliminar
  3. Tercera campanada: alerta sobre el Neomodernismo de hoy26 de junio de 2018, 0:21

    La Tercera campanada 14-feb-1974, es una carta profética dirigida a todos los miembros de la Obra, un año antes de morir (1975), en el sentido pleno del término (ver las dificultades futuras de la Iglesia), que aún el Opus Dei no ha publicado del todo, pero aquí está [1]. Es absolutamente actual: España y Cataluña, el mundo, se tambalea sin recursos morales, Sánchez quiere aprobar la inicua eutanasia, y no se cumple el pacto de Alianza del hombre con Dios que se contiene en la Consagración de España al Corazón de Jesús, que realizó Alfonso XIII el 30 de mayo de 1919.

    Sé bien que el Opus Dei, metido en casi todas las supuestas apariciones (como antaño los jesuitas y benedictinos, hoy heterodoxos), conocen muy bien la actual situación escatológica de la Iglesia, pero se lo callan, quizás, aún, por prudencia, porque la crisis se agravará con Francisco, pero que me parece imprudencia, porque no se avisa ni se enseña a la iglesia el transcentalísimo tema de la escatología de almas y social-eclesial: vamos hacia la Gran Apostasía (2Te2), previo al Reino del Anticristo.

    Para entender esta carta transcendental, es necesario recordar que la escatología se divide en dos:

    1./ Escatología de almas o personal, con el juicio particular, cielo, purgatorio, infierno

    2./ Escatología social-eclesial: Gran Apostasía, Reino del Anticristo, Iglesia Remanente, muerte del Anticristo por Cristo en su Segunda Venida, condena infernal del Dragón, las dos Bestias y el Falso Profeta, regeneración, el Milenio con el Reino de Cristo y el pueblo de los santos consumado en la tierra, desatamiento de Satanás, seducción de las naciones, asedio de Jerusalén, derrota del ejército de Gog, resurrección, juicio universal, Reino de Padre consumado perfectamente en el cielo eterno.

    Esta carta trata de los tiempos actuales, previos a la Gran Apostasía en la Iglesia Militante, tanto dentro de los consagrados, con o sin jerarquía, los religiosos y los laicos. Unos fragmentos de la carta, que reflejan la situación de la Iglesia en Cataluña.

    1. Proceso eclesial de herejías demoníacas

    En esta última decena de años (1965-1974), muchos hombres de Iglesia se han apagado progresivamente en sus creencias. Personas con buena doctrina se apartan del criterio recto, poco a poco, hasta llegar a una lamentable confusión en las ideas y en las obras. Un desgraciado proceso, que partía de una embriaguez optimista por un modelo imaginario de cristianismo o de Iglesia que, en el fondo, coincidía con el esquema que ya había trazado el modernismo. El diablo ha utilizado todas sus artes para embaucar, con esas utopías heréticas, incluso a aquellos que, por su cargo y por su responsabilidad entre el clero, deberían haber sido un ejemplo de prudencia sobrenatural.”

    2. Non serviam

    Una crisis terrible, especialmente en tres aspectos: “Se escucha como un colosal non serviam! (Ierem. 11, 20) en la vida personal, en la vida familiar, en los ambientes de trabajo y en la vida pública. Las tres concupiscencias (cfr. 1 Ioann. 11, 16) son como tres fuerzas gigantescas que han desencadenado un vértigo imponente de lujuria, de engreimiento orgulloso de la criatura en sus propias fuerzas, y de afán de riquezas. Toda una civilización se tambalea, impotente y sin recursos morales.” [Cierto, el mundo está cada vez más cerca de su caída y castigo].

    3. Los pastores son perros mudos

    “Un lamentable modo de acostumbrarse ha ocasionado la petulancia de algunos eclesiásticos que —posiblemente para encubrir su esterilidad apostólica— llamaban signos de los tiempos a lo que, a veces, no era más que el fruto, en dimensiones universales, de esas concupiscencias personales. Con ese recurso, en lugar de imponerse el esfuerzo de averiguar la causa de los males para ofrecer el remedio más oportuno y luchar, prefieren claudicar estúpidamente: los signos de los tiempos componen la tapadera de este vergonzoso conformismo.”

    [1] https://infovaticana.com/2017/07/19/segunda-tercera-campanadas/

    ResponderEliminar
  4. La visión sobre el Reino de Cristo que viene26 de junio de 2018, 0:23

    El 7 de agosto de 1931 (día de la Transfiguración en la diócesis de Madrid), San Escrivá de Balaguer, en la Santa Misa, al alzar la Sagrada Hostia después de la consagración eucarística, las palabras de San Juan, ("cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí") quedaron grabadas a fuego en su alma.

    La Transfiguración es figura de la Transformación previa a la Nueva Tierra.

    Pensaba: ¿tú quieres, Señor, que haga toda esta maravilla? (...). Y allá, en el fondo del alma, entendí con un sentido nuevo, pleno, aquellas palabras de la Escritura: y cuando yo sea levantado en alto sobre la tierra, atraeré a todos hacia mi (Juan 12, 32. Meditación 27-oct-1963)

    Y comprendí que serán los hombres y mujeres de Dios, quienes levantarán la Cruz con la doctrina de Cristo sobre el pináculo de toda actividad humana... []

    Y vi triunfar al Señor, atrayendo a Sí todas las cosas (Apuntes íntimos, n. 217).

    Recibió una posterior luz complementaria (12-feb-1943):

    Mientras celebraba la santa Misa en un centro de mujeres del Opus Dei en Madrid, se hizo una luz en mi mente. Y al acabar dibujé en sello de la Obra- la Cruz de Cristo abrazando el mundo medita en sus entrañas- y pude hablar de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz".

    Mirad -dijo señalando una cuartilla en la que había dibujado una circunferencia y en el centro de una cruz de proporciones especiales (...). Significa el mundo y, metida en la entraña del mundo, la Cruz.

    En los frontis de los altares de iglesias y oratorios de la Obra puede verse el Sello de la Prelatura del Opus Dei: círculo con cruz interior.

    ResponderEliminar
  5. "Un auténtico bucle político-eclesial que viene repitiendo nombres y rostros desde hace 38 años. Siempre bajo la sombra alargada del jesuita Enric Puig y hoy con la inestimable ayuda de la democracia cristiana independentista, recalada en ERC, que tiene a Joan Capdevila como verdadero estandarte, muy bien conectado con el nuevo inquilino de la Plaza Sant Jaume. Siempre los mismos, sin renovar jamás la savia."

    Se agradece la publicidad y transparencia de los grupos de presión e interés de esta agonizante diócesis.

    Interesante la historia de esta Lliga de la Mare de Déu de Montserrat (1): creada por el obispo Josep Torras i Bages, juntando, entre otros, a los jesuitas, tuvo como socios a Lluís M. Millet, Antoni Gaudí, Enric Prat de la Riba, Josep Puig i Cadafalch, Norbert Font i Sagué, Joan Maragall. Apolítica en un principio, derivó hacia la Lliga. En el tardopujolismo, parece que se hicieron extremistas nacionalistas: Òmnium Cultural, Justícia i Pau, antiCOPE.


    (1)
    ca.wikipedia.org/wiki/Lliga_Espiritual_de_la_Mare_de_D%C3%A9u_de_Montserrat

    ResponderEliminar
  6. Lo de los jesuitas es lógico. En Latinoamérica, los jesuitas se han convertido, desde los 1970, en un cruce entre partido político, comunismo marxista (Teología de la Liberación) y ONG. En Colombia, era normal sus intromisiones en el poder político. De hecho, los jesuitas, en su mayoría, de facto, ya son un partido político comunista transnacional.

    ResponderEliminar