domingo, 1 de abril de 2018

DOMINGO DE PASCUA


¡HA RESUCITADO EL SEÑOR, REALMENTE RESUCITÓ! ¡ALELUYA, ALELUYA! C:\Users\Francesc\Desktop\306168_124885270968794_2043392856_n.jpg
Pascua
.
Elevó, adusto, el sacerdote anciano
de ácimo pan la nítida blancura;
trazo el signo de un símbolo su mano
y consumo la mística figura.
.
Plegose en el altar velo liviano
Y ante el pueblo, en beatifica postura,
Fulguró el sol flamante y soberano
De la enorme custodia, su hermosura.
.
Un torrente de luz bañó las naves;
Hubo explosión de gloria en el himnario;
Surgieron del armonio notas graves.
.
Cuando entre el humo undívago del ascua
Del coro voló un ave al campanario,
La campana mayor repicó a Pascua.
. . .
                                                                   Abel Alarcón (1881-1954)

    1 comentario:

    1. Muy pocas son las secuencias comparables a la de Pascua, Victimae Paschali laudesimmolent Christiani. Tras la exposición soteriológica de la Pascua, su sentido salvífico (Agnus redemit oves: Christus innocens Patri reconciliavit peccatores) y la victoria sobre la muerte, el testimonio de la Resurrección, el primero, con trazos contundentes, de María Magdalena (Dic nobis Maria, quid vidisti in via? Sepulcrum Christi viventis,
      et gloriam vidi resurgentis:Angelicos testes, sudarium, et vestes) y comienzo de la vida de la Iglesia (Surrexit Christus spes mea:
      praecedet suos in Galilaeam. Scimus Christum surrexisse a mortuis vere:Tu nobis, victor Rex, miserere.)

      ResponderEliminar