miércoles, 14 de marzo de 2018

Volem bisbes tabarnesos

Me llamó la atención la petición de los 900 "católicos" gerundenses que pidieron a su obispo, monseñor Pardo, que se pronunciase claramente a favor de la libertad de los "presos políticos".  Es el activismo político exacerbado de sólo una parte ínfima de los fieles (la separatista), cabildeando y ciriqueando de todos los modos imaginables para ganar cuota de poder y de resonancia en los medios. Para parecer, a fuerza de ruido, que son la mayoría; y que por ser los más empecinados, son los que tienen la razón y la justicia de su parte. Y sí, claro, se llevan el gato al agua porque los demás fieles, siendo como son normales, no andan continuamente montando pollos.
Todo empezó con el “volem bisbes catalans”, que al final, bien traducido significaba “volem bisbes tractorians” (siguiendo la denominación antiseparatista). Lo que pedían, era obispos que representasen el venidero separatismo catalán, mayoritario sólo en Tractoria; un separatismo “cristiano” que ellos mismos (los curas separatistas) irían preparando mediante su novísima evangelización.
El caso es que esos sacerdotes ultras con sus respectivas comparsas, formaron un lobby poderosísimo, de manera que consiguieron que todos, absolutamente todos los obispos de Cataluña fuesen separatistas (y forzaron el silencio asertivo y connivente de los que no lo eran). Conquistado el territorio por esta facción, todo nuevo obispo sabía muy bien dónde se metía y cuál había de ser su conducta: de tal manera que aunque fuese un congoleño, no le quedaría más remedio que mimetizarse con el paisaje separatista en el que había aterrizado.
El caso es que una vez evidenciado que Cataluña, al dejar de ser cristiana ha dejado de existir como tan luminosamente profetizó Torras i Bages, ahora estamos ante sus restos: Tabarnia y Tractoria (supongo que éstas son denominaciones provisionales para poder entendernos de momento). Con una particularidad muy significativa, y es que al menos en apariencia o en camuflaje, todos los obispos de la extinta Cataluña son tractorianos, mientras que los fieles tabarneses van dando tumbos como ovejas sin pastor.
Más aún, hasta donde yo sé, el núcleo duro de Tabarnia, obviamente españolista, está entreverado de católicos comprometidos, de los llamados en el otro bando ultracatólicos y que según la jerarquía no merecen tener pastores: porque son ovejas descarriadas. ¿De la Iglesia? No por cierto, sino de la “nasió” que se ha empeñado en construir su Iglesia.
Pero aún no se han dado cuenta estos pastores de que en vez de construir una “nasió”, lo que han hecho ha sido partir otra vez Cataluña. Fue en la Guerra de los Segadores (1640 -1659) cuando Cataluña se divide entre partidarios de Francia y partidarios de España (hoy se repite la historia con la división entre partidarios de España y partidarios de la nada: porque ésa es la desembocadura). El resultado fue la disgregación de Cataluña: la parte que se quedó en España, siguió siendo Cataluña; pero el Rosellón y la Cerdaña fueron anexionados a Francia por vía de conquista. Esta situación se ratificó mediante el tratado de los Pirineos (1659). Y hoy se repite la historia con fórmulas leguleyas en las que el factor determinante no son los equilibrios y desequilibrios de fuerzas bélicas, sino los equilibrios y desequilibrios de fuerzas de corrupción (entiéndase de dosieres). Por eso la actual “guerra de las corrupciones” se dirime en los tribunales. Bon cop de falç, que decían los segadores.
Cataluña fue perdedora neta de esa guerra. No está demasiado claro que los catalanes lo fuesen también, porque las políticas proteccionistas de España en favor de los catalanes, fueron exageradas. Esas medidas convirtieron al resto de España en mercado cautivo de Cataluña. Esta vez la cosa no pinta tan halagüeña: se está empobreciendo Cataluña a marchas forzadas. La Cataluña de los catalanes, no la de los que pacen en el presupuesto (que a esos nunca les falta). Y además se ha partido en dos. Y los pastores, que también pacen en el presupuesto, jugando a dividir a la sociedad catalana: como la mayoría de los que pacen en el presupuesto. Como en todas las guerras, es al pueblo llano al que le tocará sufrir la peor parte. Es el pueblo llano el que pierde. Y esta vez tiene toda la pinta de que se está fraguando la ruina de Cataluña.
Y puesto que se trata de guerra de corrupciones, para sorpresa de muchos (no entiendo por qué), no paran de fluir enormes sumas de dinero hacia los golpistas, tratados todos con guante blanco y cobrando todos ellos sus espléndidos sueldos y sus ilimitadas dietas y contando además con monstruosas cantidades de inversión: ingentes cantidades de dinero que al pasar por las manos de los golpistas les dan inmenso juego. Es la guerra de los dosieres. No se puede ir a la derrota del enemigo, porque si se quiebra la rama, hay que ver la de nidos que caerían. 
Pero los obispos y el tremendo rebaño de pastores que les empujan acantilado abajo, ni se enteran. Es tan grande su fe en el “prusés”, tanto más profunda que su fe en Dios y en su Iglesia, que se niegan a ver la realidad que ellos han creado y han impulsado hasta el borde del precipicio. Y como no se dan cuenta, como van con los ojos vendados como la gallinita ciega, se despeñarán barranco abajo. ¿Por la causa el Evangelio? No, por el “prusés”, por la independencia. 
Tendrían que tentarse la ropa todos estos clérigos y ver cuánta parte tienen ellos en la división y en la ruina. Han huido más de 3.000 empresas, y eso afecta al empleo, claro que afecta. Tengo un amigo que por traslado de la dirección de la empresa ha tenido que irse a vivir a Madrid. Otro, cuya empresa ha decidido irse de Cataluña; pero se traslada a Francia, no a otra región de España. Y un caso más, con muy mala pinta: dos socios que llevan un negocio desde hace decenios. Los dos son andaluces. Uno de ellos, se ha ido a Andalucía y ha dejado el negocio a sus hijos, porque está harto del desbarajuste político y no quiere asistir a la decadencia y ruina de la empresa. El otro socio, el que se ha quedado, se ha sentido tan afectado por la situación, que su salud ha pegado un bajón tremendo. Ha quedado descolocado.
Pues bien, a poco que uno converse con la gente se enterará cada vez de más dramas de este género: todos ellos producto de la voluntad de esos pocos, de cambiar la situación de Cataluña. Entre ellos los obispos, los 400 sacerdotes que se atrevieron a firmar y los muchos más que no se atrevieron (no que no quisieran). Y mira qué rara casualidad, cuando analizas quiénes son los separadores (¡diablos!, claro que sí), resulta que todos ellos viven del presupuesto, por lo que a ellos no les afectan esos problemas y esas crisis igual que a los demás ciudadanos. Todos los separadores disparan con pólvora del rey, es decir que ellos no arriesgan nada. ¡Qué comodidad!, ¡qué gran confort! Como tienen el sueldo asegurado aunque traicionen al que se lo paga, todos contentos y a seguir conspirando. Y los fieles, a pagar las consecuencias de ese juego macabro que tanto les gusta a los obispos y demás eclesiásticos. Y entretanto, la mayoría de los fieles siguen sin pastores, porque resulta que todos los pastores son de la facción de Tractoria. Y los que no lo son, han de actuar con la máxima discreción para no buscarse problemas.
Es que éstos de Tractoria tienen una gran ventaja de la que carecen los de Tabarnia: son agitadores profesionales (empezó la agitación en el “volem bisbes catalans”), mientras los demás, amplísima mayoría, callaban alucinados ante tamaño atrevimiento. Y tenían una ventaja añadida, y es que conseguían movilizar al 100% de los suyos, mientras en el bando de los pacíficos ni se soñaba con movilizaciones.
Y como el algodón no engaña, sabemos a ciencia cierta quiénes y cuántos son: los obispos (100% de Tractoria) no han tenido el menor empacho en firmar absolutamente todos, la infame NOTA SEPARATISTA. Igual que en los balcones están colgadas todas las banderas independentistas: ni uno solo ha dejado de colgar la bandera, porque echan para delante a por lo suyo sin miramientos, sin importarles nada ni nadie (no hay más que ver lo montaraces que son los curas separatistas). En el bando de Tabarnia en cambio, todavía faltan de colgar muchas banderas; porque en este bando sí que importa no crear tensión, no romper familias, no poner en riesgo la paz social. La revolución de los balcones no está nada clara por tanto: mientras en Tractoria está todo el pescado vendido, en Tabarnia hay todavía mucha bandera guardada en los armarios a la espera de que sea inevitable cargarse de valor para colgarla en el balcón.
Pero no estén tan seguros, señores obispos, de que no llegue el día en que los católicos tabarneses se organicen para clamar eso de “Volem bisbes tabarnesos” o “Queremos obispos tabarneses”. Sería la vertiente católica de la resistencia. Porque la realidad es que actualmente esta parte de la Iglesia creo que católica, está como si sus obispos se debiesen exclusivamente a su etnia, y bajo el eslogan de “Fuera de nuestra etnia no hay salvación”, estuvieran inhabilitados moralmente para atender a los fieles de otras etnias: más si se trata de etnias que compiten con la etnia de la tierra sin legitimidad que les ampare. Andaremos y veremos.
Virtelius Temerarius

29 comentarios:

  1. Detrás de esa apariencia buenista, pregonera de la liberación de los delincuentes, está el rostro macabro del totalitarismo, y es hacía donde vamos caminando.
    Sería paradójico que, por causa de la Església, se fragmentara España.
    Ella, la Iglesia, la Esposa de Cristo, que llama a sus miembros a amarse entre ellos, como Cristo nos amó.

    ResponderEliminar
  2. "Es la guerra de los dosieres. No se puede ir a la derrota del enemigo, porque si se quiebra la rama, hay que ver la de nidos que caerían."

    El caso Palau sugiere toda la gran empresa y administración catalana y española: la Gran Zambomba Atómica de Pujol, entrenado desde Banca Catalana. Y planeando por Cataluña y España el fantasma de la destrucción de Italia por el escándalo de Manos Limpias, con Grillo y Berlusconi como "renovación" republicana, jajaja...

    ResponderEliminar
  3. Pero no estén tan seguros, señores obispos, de que no llegue el día en que los católicos tabarneses se organicen para clamar eso de “Volem bisbes tabarnesos” o “Queremos obispos tabarneses”. Sería la vertiente católica de la resistencia. Porque la realidad es que actualmente esta parte de la Iglesia creo que católica, está como si sus obispos se debiesen exclusivamente a su etnia, y bajo el eslogan de “Fuera de nuestra etnia no hay salvación”, estuvieran inhabilitados moralmente para atender a los fieles de otras etnias: más si se trata de etnias que compiten con la etnia de la tierra sin legitimidad que les ampare. Andaremos y veremos."

    Como Evita, les cantaremos a esos obispos de la CET "No llores por mí, Argentina"...

    ResponderEliminar
  4. La Cataluña de Tabarnia y la Cataluña de Gilleidania o Gelerdania...

    ResponderEliminar
  5. Conferencia Episcopal de Tabarnia, CETRA, independiente de la CET, con patrimonio y presupuesto propio.

    Retirada de las y los benedictinas y benedictinos de Montserrat.

    Renovación de los obispos actuales.

    Un año para que los curas que quieran se vayan a la CET.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo 2/49,si señor,en vez de Benedictinos que se conviertan en CARTUJOS. Así no molestarían a nadie con sus comentarios!!!

      Eliminar
  6. Se están quedando ustedes sin comentaristas.
    Últimamente un servidor también va perdiendo el interés en seguir este blog.
    Hagan un reset. Y a plantearse cómo lo reconducen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al señor anónimo de las 8:29

      En este mundo traidor, nada es verdad, nada es mentira: todo es del color del cristal con que se mira. Fíjese que después de haberme tirado un año entero desentendiéndome de Gérminans, he vuelto a reengancharme estos últimos meses por la pasión del "prusés", que nos tiene inquietos a muchos, sobre todo a los que percibimos qué gran parte tiene en él la iglesia en Cataluña, y cómo está traicionando a la mayoría de sus fieles.

      Precisamente anteayer leía un comentario luminoso (uno de 50; menos mal que estamos perdiendo comentaristas): "El nacionalismo en Cataluña es hijo de la Iglesia. Pero este hijo acabará matando a su madre. Ya lo está haciendo". Guapo, ¿eh? Ya llevo meses leyéndome TODOS los comentarios, porque me permite tomar el pulso a la situación.

      En fin, que usted ve el vaso casi vacío, y además lo ve quebrado; mientres yo lo veo cada vez más lleno y más atractivo. Nada, que sólo es para que vea que somos de opinión abierta. Bien venida su opinión: pero mejor aún si es con contenido.

      Eliminar
    2. Creo que no he estado acertado. Y como cristiano me disculpo

      Eliminar
    3. Totalmente de acuerdo con el anónimo de las 11:53. Mi caso es muy similar al suyo: cada día creo más necesario GG y me he convertido en un asiduo lector. Doy gracias al Señor por la existencia de este portal.

      Eliminar
  7. Nada hiere más a la sensibilidad cristiana, a la doctrina evangélica, amigo Virtellius, que ese grito nazi y racista de “cristians per al independetisme”. Lo diga el arzobispo Pujol o el cura Costa, es una proclama cainita. No vale recordarles la oración de Jesús: “Ut omnes unum sint”, que es lo cristiano hasta el punto de constituir una de las notas de la Iglesia, junto con la catolicidad, de la que es complementaria. El secesionista lleva en la mirada y los labios la tea del odio y de la engreída superioridad, que a uno le recuerda la imagen darwinista de "the tooth and claw of bloody nature". Traía yo a colación el otro día la última determinación de la genética sobre las mezcla de genomas en Iberia, empezando por el Levante y el sur desde los primeros pasos de la expansión de Homo sapiens hacia Europa, “out of Africa”. Era una prueba contundente más contra la necedad e infamia de Arrels y los documentos que le siguieron, un bodrio originario de un cura inculto, militante político, que logró convertir en artículos de fe sus devaneos fantasmagóricos. (¿Tendré que recordar el rapapolvo dialéctico que le dio el socialista Raventós cuando ya aquél usaba mitra?) Y en esa estamos.

    Christianus mihi nomen; Catholicus vero cognomen. Illud me nun cupat: istud ostendit. Hoc probor: inde significor".dijo quien hoy vería su nombre unido al emblema del rencor, la ignorancia y la saña, envueltos en el celofán de una terminología saducea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que leen: "En verdad, en verdad os digo, si no sois independentistas catalanes no habrá salvación"

      Eliminar
  8. Son cada vez más frecuentes las voces que desde la gran familia de G.G. (colaboradores, comentaristas y lectores) están clamando contra la deriva eclesial, de la vergonzante toma de posición de la jerarquía y buena parte del clero en el "procés" diabólico en el que estamos inmersos.
    Pero no nos engañemos, al igual que se ha producido una reacción del pueblo llano en el ámbito social y político y se han perdido los miedos a salir a la calle y a denunciar los desmanes incluso en los juzgados, también deberemos ser los católicos, desde la base, los que iniciemos una protesta serena pero contundente para exigir, cuanto menos, la neutralidad a la que tenemos derecho.
    Estoy seguro que nuestra protesta será un clamor, que contaremos con el apoyo de mucha gente de aquí y del resto de España. Y será una cuestión de primer orden para los medios de comunicación,Y quedará como un hito y habrá un antes y un después en la historia de la Iglesia en Cataluña. Y...etc. Sólo falta una voz que grite ¡ar!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la voz la debe de decir Jesús, esposo de la Iglesia.

      Eliminar
  9. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

    ResponderEliminar
  10. Buen articulo de Virtelius dice la verdad no hay obispos en la Tarraconensis solo cismáticos golpistas, que monten su Caspaluña cubana y que la CUP los mantenga y dejen a los católicos en paz. Lo dicho, abandonemos sus iglesitas amarillas y vayamos a las de Jesucristo, callamos pues no merecen ni un aviso ya saben que adoran a "la nacio" por encima de Dios, recemos por su conversión y ni un duro, que la X en la declaración del IRPF la pongan sus feligreses de la CUP.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto.

      1. Los obispos catalanes pueden ser declarados herejes excomulgados latae sententiae, automática, y "no declarada", con efectos sociales.

      2. Para que fueran excomulgados "declarados, se necesita una sentencia de declaración de la herejía y la excomunión, registrada y publicada oficialmente, además de la remoción y revocación de sus cargos y oficios eclesiásticos con efectos públicos válidos para todos.

      3. Pero la excomunión latae sententiae no declarada, con efectos sociales (porque no hay sentencia pública y registrada), de todos los obispos catalanes de la Conferencia Episcopal Tarraconense, funcionaría así:

      - Los obispos catalanes, todos sin excepción, conocen de la existencia de sacerdotes, diáconos, teólogos, religiosos y religiosas y laicos destacados, que afirman herejías (aborto, contracepción, eutanasia, eugenesia, ideología de género, comunión de los adúlteros).

      4. Los obispos tienen un carisma apostólico de juzgar, personalísimo e indelegable, por el cual han de decir siempre la Verdad de Fé católica, contenida en la Revelación Pública, que procede de las Sagradas Escrituras y de la Sagrada Tradición, a la cual se somete siempre el Magisterio conciliar y petrino, y que constituye el depósito de la fe. Además, han de promover obligatoriamente, el debido procedimiento de excomunión o de sanción disciplinar, cuando tienen conocimiento oficial o notorio, de una violación grave contra la Verdad de Fé católica.

      5. Pues bien, los obispos catalanes saben que hay consagrados heresiarcas (una religiosa de Montserrat) y saben que los independentistas tienen una Constitución adaptada al diseño demoníaco de satanás: cultura de la muerte, relativismo moral e ideología de género, que serán de cumplimiento obligatorio y coercitivo, lo que puede implicar la desaparición de la Iglesia como tal por ser enemiga de dichos derechos.

      6. Un obispo, cuando SABE por cualquier vía, de la existencia de una herejía, sea la que sea, de una persona o de un grupo, Y NO ACTÚA EN MOMENTO Y FORMA, es decir, que omite el deber de emitir la decisión oportuna (decir la verdad, sancionar al delincuente), ENTONCES es que SABE Y QUIERE de forma implícita a dicha herejía o grupo de herejías, mediante su actitud omisiva, silente: suprime y excluye el cumplimiento veraz, eficaz y material de la Verdad de Fé en la Iglesia y en la sociedad, dando paso a satanás.

      Eliminar
    2. Obispos que toleran y disimulan ante el golpismo y la herejía15 de marzo de 2018, 14:38

      Los obispos catalanes tienen ya un gravísimo problema ante su mesa: son unos indignos sucesores de los apóstoles porque callan tanto ante la herejía y el golpismo.

      a./ Es indecente una Nota Separatista a favor de una organización criminal golpista, exiliada y encarcelada, y se olvidan del todo de los catalanes que cumplimos bien y fielmente con el ordenamiento legal vigente: la Constitución y el Estatuto.

      b./ Además, NUNCA HAN HECHO NINGUNA NOTA CONTRA HEREJES, es decir, contra aquellos curas, teólogos y monjes/monjas que van contra las verdades de fe, moral y culto.

      ...

      Basta ya de indecencia, de silencios, malos obispos... sois esclavos de un grupo de delincuencia organizada que quiere hundir la Constitución y sustituirla por un poder dictatorial y una guerra civil irredentista de supremacismo... sois colaboracionistas del mal y del malo... no os merecéis el cargo de obispos... dimitid y dejad el paso a otros más valientes... asalariados, indiferentes... destrozáis el bello y santo rostro unido de la Iglesia... iros, nadie os obligó a aceptar el cargo, nadie os obliga a continuar en este vuestro pontificado, inmoral y humillante, esclavizado al doble mal: contra la Iglesia y contra España.

      Eliminar
    3. Tabarnia se subroga en Cataluña15 de marzo de 2018, 14:47

      Una solución al conflicto es que Tabarnia se subrogue en Cataluña, aceptando la Constitución de 1978 y el Estatuto del 2006. Tabarnia sería la Cataluña constitucional y estatutaria, reconocida nacional e internacionalmente.

      Así, los golpistas independentistas quedarán como extranjeros ocupantes ilegales, antidemocráticos, antiderechos humanos y golpistas de un territorio español y catalán, y por tanto, cometerán una conducta reprochable, tanto desde el punto de vista interior, español, europeo e internacional.

      Por ello, de esta manera, Tabarnia puede pedir la inmediata intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como de las Fuerzas Armadas, y pedir el desalojo instantáneo de los golpistas extranjeros que ocupan tanto la Generalidad de Cataluña (Plaza de San Jaime), como el Parlamento de Cataluña (Zoo-Ciudadela).

      Pienso que los golpistas, tanto los políticos como los dos millones de votantes, han de ver una actitud firme y decidida de defensa de España y su Constitución, de Cataluña y su Estatuto, aunque sean deficientes desde el punto de vista de la moral eclesial.

      Pero esto debe de ser así, o la debilidad dará paso a una guerra civil irredentista y de monopolio de una ideología totalitaria de exclusión absoluta.

      La falta de realismo por parte del independentismo, de no saber cuál es la naturaleza de las cosas, de la paz y seguridad, de la legalidad y su cumplimiento, de la lógica y la razón, de la historia y de la sociología, es altamente preocupante.

      Eliminar
    4. Cuando no se obedece al Papa y la doctrina social de la Iglesia se produce un cisma, cuando es en temas de FE o Dogmáticos se produce una herejia.
      La diferencia para los fieles es que en caso de herejia, la excomunión los separa de la Iglesia, pero en caso de cisma, NO ESTAMOS OBLIGADOS A OBEDECERLOS, conservando todos sus sacramentos, es decir sus misas, confesiones, bautizos, confirmación, etc. son válidos, pero no les debemos obediencia como fieles, solo al Papa y los demás Obispos.
      San Juanpablo II lo dijo muy claro, patriotismo es Amar, nacionalismo es ODIAR.

      Eliminar
  11. yo que no vivo en Cataluña me hago la siguiente pregunta, de los actuales obispos que están en Cataluña ¿Quiénes serían proTractoria y quienes proTabarnia? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora, por causa de haber aprobado la CET la Nota Separatista, la totalidad de los obispos titulares, auxiliares y eméritos son proindependentistas. Primero se es obispo, y luego arzobispo, auxiliar o emérito. Primero se defiende la fe y el bien común, y las categorías administrativas en nada cuentan.

      Eliminar
  12. El de Tortosa sería de Tabarnia el de Solsona de Tractoria y el Abad de Monserrat el Prefecto del Santo Oficio Catalán,esto por PONER un ejemplo,anónimo 16:39.

    ResponderEliminar
  13. Amigo de las 16:39, tal como se dice en el artículo, todos los obispos son tractorianos. No lo son todos de corazón. Como son cobardes, nadie se atreve a plantar cara, así que todos firman las notas independentistas por unanimidad, y todos ponen un cuidado exquisito en no pisar callos independentistas, porque esos curas montaraces les montan un pollo que para qué.

    Si las cosas se decantasen a favor de Tabarnia, habría conversiones. ¡Faltaría más! Si no, no serían obispos. Buenos son éstos para no oler en qué dirección se mueve el poder. Yo creo que el primer converso sería el obispo de Tarrasa, José Ángel Menese. Es el más discreto en estas cuestiones. Sólo va adonde le llevan. Y como hay una terna de cabestros que llevan al resto hacia Tractoria, allá que se van todos la mar de mansos.

    Y hay otra más, y es que como ocurre con el gobierno español respecto al de Cataluña, que está financiando generosísimamente sus operaciones independentistas, también la Conferencia Episcopal Española está financiando con una generosidad digna de mejor causa los juegos independentistas de la Tarraconense, que está también en quiebra. Aquí en Cataluña, ni las x en la declaración de renta ni las aportaciones de los fieles, dan para seguir manteniendo a tanto cura independentista. Pero por lo visto, a los obispos españoles les mola la insurrección de los obispos catalanes, y la financian con enorme generosidad. Como Rajoy financia a los independentistas y los trata con guante blanco. Procura no tocarlos, no vayan a lastimarse; o peor todavía, no vaya a irritarse Pujol y saque los maravillosos dosieres que tiene guardados a buen recaudo. En Suiza son más importantes los dosieres que los millones de euros. Por eso es inevitable financiar a los golpistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. salvador (nombre de pila)15 de marzo de 2018, 19:49

      todo muy acertado, anónimo de las 19:00, digo todo todo

      Eliminar
    2. Correcto, pero la debilidad del Estado y la Iglesia contra golpistas y herejes sólo atrae más conflictos de los que quiere evitar.

      Eliminar
  14. Acabo de enterarme de que ha ido el Abad de M.a visitar a los golpistas a Soto del Real.
    Blanco y en botella?

    ResponderEliminar
  15. El Abad de Monserrat Prefecto del Santo Oficio Catalán y antitabarnes de pro. ha visitado a los "jordis" no hay constancia que haya visitado a NINGÚN CATÓLICO ni preso preventivo o precisado de ayuda. Es de una nueva religión la NACIO i PRUCES, pues no cumple con su obligación de misericordia de cristiano, solo de golpista.

    ResponderEliminar
  16. Dice Rémi Brague en su espléndido libro "Moderadamente moderno" (BAC, Madrid 2016) que lo que está en juego en el s. XXI ya no es la primacía del Bien frente al Mal (eso se ventiló en el s. XIX) ni siquiera de la Verdad frente a la Mentira (que ocupó buena parte del s. XX). Ahora lo que nos jugamos es el Ser frente a la Nada.

    Eso es exactamente lo que escribe Virtelius Temerarius citando a Torras i Bages: una vez que Cataluña dejó de ser cristiana (el nacionalismo enfermo se ha ocupado de no dejar ni las raspas) sólo quedan de Cataluña los despojos, materiales de derribo como son Tractoria, Tabarnia y una sociedad infestada por la tumoración más grave de nuestro tiempo: un nihilismo asfixiante y estéril.

    ResponderEliminar