viernes, 23 de marzo de 2018

La Glosa Dominical de Gérminans

ACLARAR LA ACTITUD DE LOS CORAZONES
El domingo de Ramos en la historia de la salvación señala el inicio oficial de la profecía del santo Simeón, en torno al lugar apologético que ocupa la persona de Jesús a los ojos del mundo.
Esta posición viene enmarcada con dos símbolos bien conocidos: el olivo y las palmas. Profetizó Simeón: “Él está aquí para ruina y resurrección de muchos en Israel: será bandera discutida (signo de contradicción) para que queden claros los pensamientos (la actitud) de muchos corazones” Lc. 2,34
Jesús, signo de contradicción: este término indica esencialmente el posicionamiento histórico de dos bandos opuestos respecto al personaje de Cristo. Comenzó hace 2000 años con la entrada triunfal de Jesús en la Ciudad Santa donde emergen dos posiciones contrapuestas. Por una parte un pueblo que lo reconoce y aclama como el Cristo, Hijo de David; y por otra, el grupo de los notables del poder religioso y político hostil, indiferente o crítico hacia el Mesías aclamado. Acontenció hace veinte siglos pero también en nuestros días y continuará hasta el fin de los tiempos cuando los hombres se dividirán siempre en partidarios y detractores, en pro y contra Cristo, pasando facilmente del Hosanna del domingo al Crucifige del Viernes Santo.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\oluvera.jpg¿Qué decir de todo ello? Pues que ante Cristo no se puede permanecer neutral. Él mismo lo afirmó categoricamente. “O conmigo o contra mí” Mt.12,30. Por eso también nosotros estamos llamados a una toma de posición. 

O con Él: el filósofo Ernest Bloch (nacido en 1886) aún siendo marxista reconoce que “Jesús está unido como ningún otro a los hombres y permanece junto a ellos, a su lado, como el signo más dulce y ardiente de su dulzura, el signo que más nos quiebra y nos ama”. O contra Él: nos lo demuestra esta página de furiosa hostilidad  hacia Cristo del dramaturgo sueco Johan August Strindberg que en 1849 entre otras cosas escribe:  “¿Cómo podéis pretender que podamos tomar en serio aquello que se nos revela como una gran patraña? ¿A quién ha redimido Jesucristo, el Redentor? En verdad él atenta contra la inteligencia, la carne, la belleza, la alegría, los afectos más puros. Es un asesino de la virtud, de la lealtad, del valor, de la gloria, el amor y la piedad”.
Haciendo honor a la verdad hay que reconocer que a menudo hasta los más feroces se rinden ante la fascinación de Cristo, porque antes de morir en 1912 Strindberg se convirtió en cristiano e incluso llegó a ser un místico.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\palmes.pngDos conocidos símbolos muy significativos: el olivo y las palmas: “La multitud numerosísima extendió sus mantos por el camino, mientras otros cortaban ramos de los árboles (olivos y palmas) y los extendían a su paso”.
El olivo es símbolo de fortaleza y de la consistencia aún a merced de la intemperie. El olivo pues, nos recuerda la fortaleza y la perseverancia en el seguimiento de Cristo, especialmente en un clima de paz, de concordia y gozo con todos, especialmente hoy en día donde reina el virus de la contraposición, la discordia y la agresividad.
En cambio las palmas son símbolo de la victoria, reservada a los valientes testigos y mártires de la fe. Los mártires han existido y existirán siempre porque: “el mundo -decía el beato Pablo VI- tiene más necesidad de testigos que de maestros”.
Ante Jesús no se puede permanecer neutral. He aquí la escala de los estados de ánimo más frecuentes ante Cristo, que se manifiestan en la experiencia cotidiana de cada uno y también como actitud de la opinión pública ante Cristo:
  1. La actitud de Hosanna: signo de adhesión plena y entusiasta a Él. Son los cristianos convencidos.
  2. La actitud del Crucifige: signo de rechazo y de odio hacía El. Se trata de ateos pertenecientes a sectas satánicas y esotéricas varias. Pero respecto a nosotros, valga la aguda observación de la escritora alemana Ricarda Huch (1864-1947) la cual afirma: “No existe una época de Cristo en la historia, porque él es eterno. También los incrédulos de hoy en día y los sin Dios del mañana se nutren de su espíritu. Él es la roca que las olas del tiempo no pueden destruir.”
  3. De la veleta: es el signo de una relación con Cristo alternante entre el Hosanna y el Crucifige. Representa a los cristianos chaqueteros o de corriente alterna (AC/DC) que desdeñan el dejarse totalmente involucrar por Cristo. Guido Piovene en su libro “Le Furie” (1907) nos deja esta chocante reflexión: “El mundo surgido después de Ti, oh Cristo, y donde yo he nacido, es demasiado extenso y demasiado vacío, por tu fuerza. La sombra de la cruz lo cubre únicamente en parte; y la mayor se queda fuera como la proyección de una sombra cada vez más diluida hasta que se desvanece”.
  4. De la indiferencia: es el signo que abrazan los agnósticos y cuantos viven como si Dios no existiese.
  5. Del síndrome de Herodes: es el signo entre los más sutiles, porque se camufla fácilmente con el ropaje de la hipocresía y de una respetabilidad de fachada única. Herodes dijo a los Magos: “Id e informaos cuidadosamente del Niño, y cuando lo encontréis hacédmelo saber para que yo vaya también a adorarlo” Mt.2,8. Este símbolo pudiera representar maravillosamente a humanistas laicos, mafiosos, masones, filantrópicos y a cuantos quisieran desterrar al cristianismo con guante blanco.
Con el domingo de Ramos entramos de lleno en el Misterio Pascual. La euforia de la entrada de Jesús en Jerusalén, pronto desemboca en la sombra del Calvario. Pero sabemos que de esta alternancia de alegría y dolor surgirá para siempre y para toda la humanidad, la inextinguible luz de la Resurrección del Señor. Con esta actitud de espera, vivamos los acontecimientos de la Semana Santa. Iniciemos la Semana Santa con el grito salvífico del Hosanna. Que el paso del tiempo en esta vida sea un Hosanna continuo, preludio de aquel que en la Gloria de Dios no acabará jamás.

Mn. Francesc M. Espinar Comas
Párroco del Fondo de Santa Coloma de Gramenet

7 comentarios:

  1. Muchas gracias mosén Francesc. Que nuestra vida sea, a ello nos invita usted, un continua hosanna.Un continuo canto de las glorias del Señor. Una veneración que, ojalá para todos, se prolongue indefinidamente con el canto del Sanctus, Sanctus, Sanctus, que claman los ángeles en el cielo. Así nuestra vida de acá y la de allá será una y continua. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Un grupo muy preocupante y numeroso entre los bautizados es el 3: ahí están quienes acogen fraccionada la Palabra: esto me gusta, esto lo desdeño, eso otro depende.
    Al rezar el Padrenuestro, pasan de puntillas por "hágase tu voluntad" pues eso incomoda sus planes. Dios a la carta y tan felices porque "no podemos ponernos más trabas de las que la misma vida va poniendo".

    ResponderEliminar
  3. La situación de Cataluña, con la apostasía y herejía de parte del Pueblo de Dios, más la secesión de otra parte del pueblo civil y también de Dios, nos acercan más hacia la Pasión, Muerte y Resurrección de la Iglesia en Cataluña.

    Para mi, ya falta poco para que dejen de ser católicos todos los consagrados, jerarcas o no, y fieles que propugnan una secesión y un orden constitucional contrario a la fe, moral y costumbres catolicas. El Día de la Decisión se acerca...

    ResponderEliminar
  4. Destaco dos puntos:

    2. La actitud del Crucifige: signo de rechazo y de odio hacía El. Se trata de ateos pertenecientes a sectas satánicas y esotéricas varias...

    5. Del síndrome de Herodes: es el signo entre los más sutiles, porque se camufla fácilmente con el ropaje de la hipocresía y de una respetabilidad de fachada única. Herodes dijo a los Magos: “Id e informaos cuidadosamente del Niño, y cuando lo encontréis hacédmelo saber para que yo vaya también a adorarlo” Mt.2,8. Este símbolo pudiera representar maravillosamente a humanistas laicos, mafiosos, masones, filantrópicos y a cuantos quisieran desterrar al cristianismo con guante blanco.

    Falta la Ecclesia fusca, que como dijo Ticonio, es la falsa Iglesia, los hermanos anticristos, el pecado interior de la Iglesia, el cuerpo mistico de satanás.

    ResponderEliminar
  5. Leyendo los tiempos de Jesús:su venida a este mundo, su mensaje,su muerte,resurrección .... etc., y por otra parte viendo lo que pasa hoy en todo el mundo incluida la iglesia:jerarcas,consagrados,pueblo... se puede creer que ha servido de algo el cristianismo?....o realmente la Bola Terráquea sigue dando vueltas, el mundo con sus historias se siguen repitiendo y así será infinitamente ?..¿ creen actualmente todos estos que se proclaman seguidores activos de Cristo en las historias que ellos mismos nos cuentan? practican lo que predican con sus hechos con sus vidas"?..no en sus palabras que hablar hablan muy bien, sino en hechos, ¿nos hemos tomado el Cristianismo en serio ?. Viendo a la sociedad actual creo no y que desgraciadamente poco o nada ha cambiado.

    ResponderEliminar
  6. Mosén Francesc, como de costumbre acierta plenamente con su Glosa Dominical.
    Cada cual deberá llevar consigo su propio equipaje y en función a éste ha de ser juzgado. Buena oportunidad la Semana Santa para vaciarlo de cosas inútiles y procurar llenarlo como nos enseña quien por amor lo dio todo por nosotros.
    Roguemos para que seamos capaces de hacerlo.

    ResponderEliminar
  7. Estos, que en su día fueron, también, "Pueri hebraeorum" han llegado a reconocer a Jesús como el Mesías:
    https://youtu.be/geiqm91D-w8
    https://youtu.be/Yc2ff1KCOVM
    https://youtu.be/v4jvEJxelxs
    https://youtu.be/hY8SEcCuCXI

    ResponderEliminar