PERFIDIA SUPPLICANS

39

El consumismo sexual nos está devorando. También en la Iglesia. La fatídica fiducia supplicans, que mejor le cuadraría el nombre de perfidia súpplicans (la per-fidia es la fe temeraria) y más su autor, se han entregado con armas y bagajes al consumismo sexual: una carrera en la cual compiten entre sí todo género de instituciones, entre las que las universidades católicas primero, y luego la Iglesia en tromba, han tomado cada vez más protagonismo, hasta llegar a los jeribeques actuales para incorporar a su doctrina y a su praxis las relaciones homosexuales (un aporte capital al consumismo sexual), con el propósito de adornarlas con la dignidad sacramental que tiene el matrimonio. Y en eso anda la Perfidia supplicans que otros, más zahirientes, llaman Sodoma supplicans.  
No olvidemos que la pornografía (género que con tanta afición cultiva el Prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe) es la más eficaz herramienta de promoción del consumismo sexual. Un consumismo que desemboca inexorablemente en la esclavitud sexual (a la que están siendo incorporados los niños mediante la vorágine de la pornografía infantil). Es que no por nada, la "porné" fue siempre, desde su misma institución, la esclava sexual destinada a los esclavos por el dueño de ellas y de ellos, para tenerlos dominados (y fidelizados y agradecidos) mediante el sexo. ¡Qué antiguas son nuestras modernidades! De ese entorno nos viene el nombre. Cuidado, pues, con el cultivo y la aceptación de la pornografía, tremendamente esclavizadora: es precursora, siempre, de la esclavitud sexual.
Y ahí está la “Declaración” del Santo Oficio, alias la “Santa Inquisición” (que además se está imponiendo mediante la metodología propia de esta antigua institución), que más parece una pérfida maniobra para imponerle astutamente a toda la Iglesia por la puerta de atrás, la “Bendición” de las parejas homosexuales; tiene más apariencia de eso, que de una auténtica instrucción, declaración o aclaración (nada clara) en materia de fe. ¡Y justo de fe, que es a lo que supuestamente se dedica ese Dicasterio!
Se invoca en ella la “caridad pastoral” en virtud de la cual el sacerdote ha de hacer todo lo posible para que la pareja homosexual que viene a pedirle su bendición, sienta que la Iglesia no rechaza la pareja ni su emparejamiento. Y eso sólo hay un modo de hacerlo: con una sola bendición para los dos, en la que se bendice a la pareja. Y no puede hacerlo bendiciéndolos individualmente, de uno en uno, porque les haría sentir que el sacerdote desaprueba su unión y no quiere bendecirla: grave atentado contra la caridad pastoral. Porque lo que en realidad le pide esa pareja al sacerdote, y por extensión a la Iglesia, es que bendiga su unión, en el mismo plano en que bendice la unión en matrimonio de un hombre con una mujer. Eso es lo que está más claro.

La Perfidia supplicans va de cara: pretende entreabrir la puerta de la bendición de las parejas homosexuales (un primer paso), con la evidente intención de seguir avanzando en el camino marcado y casi totalmente recorrido por los obispos alemanes mediante su Camino Sinodal. El papa lo sabe y asiente y consiente. Las de allí no son bendiciones de quiero y no puedo, de aquí te pillo, aquí te mato en 10 segundos. Son bendiciones como Dios manda (no en cuanto a lo que se bendice, sino en cuanto al ritual), ya totalmente comparables con las que se celebran para los matrimonios y las bodas conforme a la ley de Dios y a las normas de la Iglesia. 
Con estas bendiciones, con esta forma de bene-dícere, de decir bien de las uniones del mismo sexo, queda ya superada la distinción entre inclinación y praxis con la que, justo el papa, abrió la vía de la infinita misericordia de Dios: en principio, para los pecadores; pero en aras de esa infinita misericordia, quedaron abiertas de par en par las puertas para el pecado. Por caridad pastoral, claro; para que quienes acudían a la Iglesia “suplicando con fiducia” su bendición, no se sintieran ni frustrados, ni humillados, ni discriminados, ni desairados por la Santa Madre Iglesia; sino que sintieran que ésta los acogía con igual gozo que a las parejas formadas por hombre y mujer. A partir, pues, de esa Declaración del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, ha quedado totalmente obsoleta esa distinción tan piadosa y tan jesuítica entre inclinación y praxis. Eso era sólo para entretener, para ganar tiempo. Una vez llegados a este documento oficial de la Iglesia, no sirve ya para nada esa distinción: ni siquiera se alude a ella para intentar justificar la bendición. Ya no hace falta, ya se ha culminado el recorrido iniciado por el papa hace 10 años. 
De momento, y sólo para empezar, la cosa se despacharía así como al descuido, en unos 10 segundos, sin fórmula fija de bendición, sino como le inspirara al sacerdote en cada caso, su caridad pastoral. Con un serio tropiezo en la táctica, y es que esa espontaneidad sería de obligado cumplimiento para todo sacerdote al que cualquier pareja homosexual le suplicara con fiducia la bendición. Y es justamente en este detalle, que cierra el paso a la ligereza, a la espontaneidad, al como venga, eliminando todo boato (como si fuera en el boato donde se sacraliza el rito matrimonial); es justamente en esta obligatoriedad de la espontaneidad y de la caridad pastoral, donde resplandece la voluntad férrea desde la máxima autoridad de la Iglesia, de imponer manu militari la bendición (de momento, lo más aguada posible) de las parejas homosexuales: es decir de abrirles a estas parejas la puerta por la que acceder (no de repente, claro está) a la sacralización de su unión en plano de igualdad con el matrimonio.
Para llegar a esto, ha sido imprescindible desnaturalizar las bendiciones: conservando el nombre de bendiciones; de lo contrario se desmoronaría el castillo de naipes. Porque se trata de “bendecir” a esas parejas, pero creando provisionalmente una subcategoría para estas parejas (intolerable discriminación, indigna de la infinita misericordia de Dios y de la bondad de la Iglesia) que, en virtud de la caridad pastoral, y con el impulso de los sacerdotes más caritativos, no tardarían (o no tardarán si Dios no lo remedia) en alcanzar el nivel propio de una bendición según el ritual bendicional de la Iglesia. Finalmente, según la celebración del matrimonio eclesiástico.

Demasiadas trampas en esa pérfida “Fiducia”. Un terreno intensamente minado, que amenaza con explotarle en la cara a cualquiera que se atreva a tocarlas y examinarlas. En eso anda dividida la Iglesia: una parte, la tradicional, dedicada a desminar el terreno intentando que no explote ninguna bomba; y la otra mitad, empeñada en no ceder ni un palmo del terreno conquistado. Y en el fondo de toda esta movida, dar desde la Iglesia el espaldarazo al consumismo sexual, que requiere la incorporación de innovaciones de todo género en la práctica sexual: primero, “utilizando” a la mujer todo lo que dé de sí sexualmente (uso y abuso); y después de agotar este filón, ampliar el mercado con el sexo homosexual. Pero al no ser suficiente con esto, porque la pornografía no para de hacer crecer el consumismo sexual, ampliar aún más el mercado del sexo: les ha tocado el turno a los menores (infancia y adolescencia), un mercado en auge constante, en el que el alto y el bajo clero, en perfecta sintonía con el mundo, han hecho sus profundas incursiones. ¡Y pensar que los pérfidos suplicantes a los que atiende la Declaración, están dentro de la iglesia y copando su poder!
Pues resulta que muchos de estos pérfidos, de todos conocidos, están confiados en que la Iglesia diseñada por el cardenal Tucho Fernández atenderá sus súplicas. Sienten que no es vana su confianza, sostenida en la prolífica obra pornológica del novísimo gran Promotor de la Fe (no paran de salir cada vez más obras suyas). Alineado totalmente con la nueva ola del consumismo sexual de todo género, para el que inventa místicas experiencias y teológicas bendiciones. ¿Quién da más?      
Virtelius Temerarius    

Entradas que pueden interesarte

39 comentarios

  1. A mi me parece un acto cómico protagonizado por un payaso de circo, el sacerdote bendiciendo a una pareja no convencional cuando al mismo, al sacerdote, le prohiben tener para él una pareja que sea convencional mediante un celibato opcional. Estas imágenes que aparecen en la Red donde se ve a un cura vestido con ropas litúrgicas imponiendo las dos manos sobre las cabezas de una pareja homosexual, es el colmo de la ridiculez, ni en el programa más atrevido de Polonia se llega a tanto hazmerreir.

    ResponderEliminar
  2. Solo me hago una pregunta. Los homosexuales són personas. Espero que lo tengan claro. Parece que para ustedes los homosexuales no tenien alma, me suena a epocas pasadas donde los índios no tenian alma humana. Lo suyo con los homosexuales, roza el delito de odio. No censuren. Cuidado cada dia se acercan mas al odio al hermano y no al perdon y amor a Dios, que dicen defender

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hermano. Se ama al pecador pero se odia el pecado. El pecado necesita del oxígeno del pecador; sin él, no existe. ¿Lo entiendes?
      MT

      Eliminar
    2. Querido anónimo del 04/02 a las 18:33. Respondo a tu pregunta que, por cierto, afirma más que cuestiona. Efectivamente los homosexuales son personas y sí tienen alma. Además de eso pueden ser católicos, ateos, mahometanos o evangelistas del septimo día. No existe discusión en el campo que planteas, deduzco por tanto que desplazas intencionadamente la atención hacia campos donde no se libra la batalla. Homosexual o hetero, bi, gay o cualquier otra variante que se te ocurra tienen, además de lo expuesto, una conciencia inherente a su condición humana y por tanto la distinción entre lo correcto y lo incorrecto, es decir, la distinción entre el bien y el mal. lo que está en cuestión en este momento es si el bien y el mal son confusibles hasta el punto de poder tratarlos del mismo modo. Se discute si la unión del hombre mujer es igual a la da dos hombres o dos mujeres; se discute además si puede ser bendecido el maltratador que acompañado de su maltratada y sometida psicológicamente pide la bendición del curita de turno; se discute si puede una anciana adinerada pedir la bendición sobre la relación de ella y su gigolo... por favor no reduzcas el tema, no lo banalices, no lo desplaces, y no sufras, homosexual o no Dios nos ama a todos, lo que no puede amar es el pecado que no sólo cometen los que tu apuntas.

      Eliminar
    3. Ah, el ser mitológico escandinavo del "No censuren" vuelve a asomar.

      Me pregunto cuál es el razonamiento que le lleva a la extraordinaria inferencia de declarar que los que no piensan como usted consideran a ciertas personas como poco menos que animales, al no tener alma.

      Extraordinaria, extraordinaria.

      Eliminar
    4. Anónimo: 18:33. Veo que tiene las ideas muy confusas.
      Le aclaro: La Iglesia es intolerante en los principios, porque cree, pero es tolerante en la práctica, porque ama.
      Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen, pero intolerantes en la práctica porque no aman.

      Eliminar
    5. 'Parece que para ustedes los homosexuales no tenien alma...'

      No em/ ens pot indicar cap frase en aquest text o cap resposta ací que fa entendre això.

      Així la seva afirmació és totalment falsa.

      [Potser deliberadament falsa: '¿Quién soy yo para juzgar?']

      Igual que les afirmacions subsegüents, estan fetes sense cap base en el que s'ha escrit en aquest text.

      Sembla que el seu lema únic és:

      'no censuren.'

      Com a substituït per l'evangeli, aquestes dues paraules simplement no serveixen.

      FEM

      Eliminar
    6. Parece que Ud. no entiende mucho. Como católicos detestamos y odiamos el desorden moral: sea la inclinación homosexual, sea la práctica homosexual (esto último más, claro está). No odiamos a los homosexuales en cuanto personas, creaturas de Dios, redimidas por N. S. Jesucristo, llamados a participar de su vida divina. Es lo de "odiar el pecado, amar al pecador".

      Eliminar
    7. No censuren. Vamos por partes.
      10.30h no voy a contestar no ha entendido nada.

      9.16h és usted fino e inteligente. Hablemos.. Dios no puede amar el pecado de acuerdo, però, tampoco castiga y ataca como es usual aquí. Muchas palabras de odio y pocas de amistad. El tema de la Unió homosexual, es delicada si se trata con educación.

      14.08h Veo que desconoce un poco la història de la Iglesia. Le situo alma animal de los indígenes 1750 asi españoles y portugueses consideravan a los indios. El no censuren és facil, no pienso como el 90% de ustedes y espero que aparezcan mis idees. Por cierto de mis 40 años, lo siento la mitologia y los diluvios, los dejo para ustedes.

      14.16h no Coment

      17.37 Crec que li he contestat.

      2.49h A veces querido hablamos por hablar. 1. Soy católico apostolico y romano. El desorden moral hay que combatirlo no odiarlo, un catolico no odia al hermano.

      En resumen no crean que quien escribe odia esta pagina, llevo años escribiendo, pero me preocupa su deriva, mas protestante, contra la jerarquia, el Papa, y otros temas. Yo diria que somos católicos.

      Eliminar
    8. Apreciado y anónimo ser mitológico escandinavo de las 13:57:

      La Sierva de Dios Isabel I de España, conocida como la Reina Católica, dejó escrito en el codicilo a su testamente lo siguiente:

      También mando que en cuanto que el Papa nos concedió las Islas y Tierra Firme del Mar Océano descubiertas y por descubrir [América y las islas cercanas], y como fue mi intenciónprocurar, inducir y atraer a los pueblos que las pueblan a la fe católica, y enviar a las Islas y Tierra Firme prelados y religiosos y clérigos y otras personas doctas... para instruir a los moradores de aquellas tierras en la fe católica, y enseñarles buenas costumbres. A demás suplico al rey mi señor muy afectuosamente, y encargo y mando a la princesa, mi hija, y al príncipe, su marido, que así lo hagan y cumplan, y que esto sea su principal fin y en ello ponga mucha diligencia, y que no consientan ni den lugar a que los indios, vecinos y moradores de las Indias y Tierra Firme, ganadas y por ganar, reciban agravio alguno en sus personas ni bienes, antes al contrario que sean bien y justamente tratados, y si han recibido algún agravio que lo remedien y provean para que no se sobrepase en cosa alguna lo que en las cartas apostólicas de dicha concesión se mandaba y establecía.

      Parece un poco difícil que una hija fiel de la Santa Madre Iglesia cometiera una herejía publicando antes de 1750 que los indios necesitaban la Palabra de Dios si, como dice usted, la Iglesia no estaba segura de que los habitantes de las Américas tuvieran almas humanas inmortales dignas de alcanzar la salvación.

      Eliminar
    9. Respondo no censuren. 2.39h. Isabel la católica si es cierto su testamento, pero el caso que hicieron los españoles, nulo. Isabel no tuvo tiempo de frenar los horrores cometidos contra los indígenas.
      Portugal continuaba esclavizando a los indígenas y España encantada de comerciar con portugueses. Suerte a las ordenes religiosas se reconoció el alma de los indígenas pero después de siglos.

      Eliminar
    10. Ya que no se censuran las aberraciones doctrinales ni las historiográficas, al menos se podrían censurar las sintácticas.

      Eliminar
    11. 14.46h. Ui! se quedo sin argumentos históricos y doctrinals. Que le vamos hacer. Isabel la católica, santa no és lo siento.

      Eliminar
    12. Ah, la apreciada criatura mitológica escandinava que suplica que no le censuren quiere tener la última palabra. ¡Qué raro!

      Me apena que le siente mal que no se preste atención a lo que piensa que son sesudos argumentos histórico-teológicos, pero me atrevo a sugerirle la posibilidad de que sus deposiciones sean tan argumentablemente endebles que se descalifiquen por sí mismas.

      Por cierto, ¿piensa usted que los españoles tienen alma?

      Eliminar
    13. No se de donde saca lo de la mitología escandinava, que desconozco ciertamente. Última palabra pues no, pero debo responder. Si los españoles tienen alma ciertamente, y grandes frases y refranes. "A palabras necias, odios sordos", es una buena.

      Eliminar
    14. ¿Qué entiende usted por "odio sordo", ser que se cobija bajo puentes a la espera de cabras a las que devorar?

      Eliminar
  3. Vurtellius se han cargado las tintas de ese soberano disparate en el escribiente, en Fernandez. En el pornógrafo Fernández. Pero éste no es más que la voz de su amo. Su amo aparece con el ropaje de la misericordia y el discernimiento, mientras que el cardenal se expone --con gusto, todo hay que decirlo, a la arena pública-- y recibe, con suma justicia, lo que no está escrito por sus aberrantes distinciones y supuestos fines pastorales.

    No. La culpa está in dictando. Lo mismo que existe una culpa in vigilando, cuando el superior no atiende a su obligada supervisión de o que está bajo su mando, existe una culpa in dictando. Porque es Francisco quien, al defender a Fernández, ha dejado en evidencia su falta de pulso doctrinal, su errática doctrina carente de sistema y fundamento.

    A ello le ha añadido el insulto gratuito. Acusar a los que objetan semejante engendro de "ideologizados", que no han leído el texto. Es la vana excusa, la hiriente excusa que dio para no responder los dubbia.
    He repasado la lista de los firmantes para que se retire de inmediato ese disparate teológico. Conozco a alguno de ellos. Muy directamente a una eminencia en el diálogo fe-ciencia, con acreditaciones académicas del máximo nivel. Llamarle ideologizado es, lisa y llanamente, una calumnia.

    Más vale que siga ocupándose de los "pelets" de Galicia, que había sido tema de conversación con Yolanda Díaz, según dijo esta política comunista a la salida de su entrevista de una hora. O sea, que Francisco se no ha hecho especialistas en los peligros de un carguero que porte containers. Claro que entre las bendiciones de 10 segundos y el aplauso a una política en período electoral no sabe uno que preferir. Si es que cabe escoger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr. Valderas Gallardo.

      Eliminar
    2. Su amo aparece con el ropaje de la misericordia y el discernimiento, mientras que el cardenal se expone --con gusto, todo hay que decirlo, a la arena pública-- y recibe, con suma justicia, lo que no está escrito por sus aberrantes distinciones y supuestos fines pastorales.

      ...

      Tiene razón, por eso hay que decir dos cosas:

      1. Si alguien dice que mantiene la doctrina de siempre, pero dice que pastoralmente se puede ir contra lo que dicta la doctrina, entonces miente porque anula la doctrina verdadera y la sustituye por una falsa doctrina.

      La doctrina es la verdad, y lo pastoral es el desarrollo de la doctrina, el "pasto" del que comen las ovejas y que un buen pastor lo da bueno y abundante, vigilando que no venga el lobo.


      2. Han de haber tres componentes básicos en la salvación de las almas: la doctrina, la misericordia y la justicia.

      Eso se ve en Veritatis splendor sobre la verdad objetiva, las relaciones entre fe y razón en "Fides et ratio" de San Juan Pablo II, y «Caritas in veritate» de Benedicto XVI y las relaciones entre verdad y caridad.

      Para Francisco, la misericordia libertina es el valor y principio supremo, cosa que no es cierta.

      Eliminar
  4. Los Sodomitas ya fueron erradicados en el Diluvio pero han vuelto a brotar. Debería llegar un segundo Diluvio, al menos se aliviaría la situación de emergencia por sequía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este paso, y si no hay una mínima conversión, lo habrá. Pero no de agua.
      MT

      Eliminar
    2. No sé si sabe que su comentario es un delito. Querer eliminar a una parte de la población es genocidio. Con este discurso no me extraña que las iglesias se vacien. Y ahora que lo piensa, alguien ha hecho por usted lo que pide al canónigo de la catedral de Valencia, cierto? Pero evidentemente, este blog posee la verdad absoluta, su única verdad.

      Eliminar
    3. Primero fue el Diluvio y siglos más tarde, bastantes, Sodoma.

      No confundamos al personal, por favor!!!

      Eliminar
  5. Gracias Virtelius por su magnífica reflexión sobre el horrible Fiducia sodomita.

    ResponderEliminar
  6. Ya era hora que saliese ese bodrio de tema.

    Nos quieren tomar el pelo pero no se saldrán con la suya.

    ResponderEliminar
  7. "En eso anda dividida la Iglesia: una parte, la tradicional, dedicada a desminar el terreno intentando que no explote ninguna bomba; y la otra mitad, empeñada en no ceder ni un palmo del terreno conquistado."

    Hay un efecto directo, pues todo obispo que ha prohibido aplicar Fiducia supplicans (y Amoris laetitia, su hermana borde) en su jurisdicción territorial, su Iglesia Particular, ya se crea un pleno cisma de facto en la Iglesia.

    En efecto, la prohibición de aplicar Fiducia supplicans tiene efectos ad intra (dentro de su diócesis) también tiene un efecto ad extra (fuera de sus diócesis), s.e.u.o.:

    a) Principium territorialitatis: la prohibición rige para todos sus sacerdotes y el mismo obispo DENTRO de su diócesis (Omnes homines intra fines civitatis nostrae legibus nostris subiecti sunt)

    b) La prohibición afecta también a sus sacerdotes y al mismo obispo FUERA de su diócesis (Civis noster qui in terra aliena delictum committit puniri potest secundum legem nostram)

    c) Principium territorialitatis: la prohibición vigente en una diócesis afecta a los sacerdotes y a TODOS LOS OBISPOS Y CARDENALES de OTRAS diócesis que SÍ aplican Fiducia supplicans en sus diócesis heresiarcas, siempre que entren dentro del obispado que SÍ PROHÍBE (Lex nostra etiam ad exteros extenditur qui in territorio nostro delictum committunt)

    ...

    Sorprende la absoluta frivolidad vana y fútil de Bergoglio ante el pleno hecho cismático de facto de máximo efecto (de doble efecto, pues afecta a Amoris laetitia y Fiducia supplicans).

    Gira su espalda indiferente, se da el lujo de acusar sin prueba alguna a sus opositores como de "grupillos minoritarios ideológicos", va a su bola leyendo sus discursitos, haciendo sus reuniones y pasando de todo, nombrando a un incompetente Fernández para otros cargos, cual caballo Incitatus de Calígula nombrado senador.

    Al modo de Nerón, toma vino de Falernum, estirado en el triclinio, mientras un esclavo le abanica con un flabelo y le alarga una patena llena de higos, ciruelos y uvas, observando el incendio de Roma, tocando la lira y cantando la Oda a Troya y otros versos sueltos de supuesta exquisita elaboración...

    Este cisma no sólo afecta cual incendio de verano en bosque seco por toda la Iglesia, sino que se suma al incendio provocado en su día por la herética Amoris laetitia, que en este caso, permite los sacramentos de la eucaristía y la confesión para los fornicarios adulterinos (Fiducia supplicans otorga el sacramental de la bendición para fornicarios adulterinos y sodomitas, es decir, que no han abandonado y persisten en su relación de convivencia marital more uxorio).

    Ciertamente, Amoris laetitia ya ha dividido actualmente a la Iglesia en un segundo pleno cisma de facto, pues hay obispados y provincias enteras que la implementan, como son Roma, Sicilia, Piamonte y Valle de Aosta, Las Marcas, Como, Emilia-Romaña, Braga, Leiria-Fátima, Oporto, Lisboa, Coimbra, Buenos Aires, Alemania, Bélgica, Malta; no obstante, y en plena resistencia al Rescripto de 5 de junio del 2017 que eleva la herética Amoris laetitia a magisterio auténtico, hay obispos que han prohibido explícitamente la aplicación dentro de sus diócesis de Amoris laetitia:

    1. Arzobispado de Filadelfia, Charles Joseph Chaput, "Pastoral Guidelines for Implementing Amoris Laetitia", 1 julio 2016

    archphila.org/wp-content/uploads/2016/06/AOP_AL-guidelines.pdf


    2. Cardenal Giuseppe Betori, arzobispo de Florencia, "Amoris laetitia: per l'interpretazione e l'attuazione". 8 octubre 2016

    www.familiam.org/pcpf/allegati/13757/Amoris_Laetitia_ITA.pdf


    3. Arzobispo de Kampala (Uganda), Mons. Cipriano Kizito Lwanga, "Decree concerning the proper celebration of the eucharist in Kampala Archdiocese", 1 febrero 2020

    www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=36872


    Esta interconexión entre Amoris laetitia del 2016 y Fiducia supplicans de 2023 se refuerza porque el mismo arzobispo de Berlín se basa en Amoris Laetitia para no prohibir la bendición de parejas no casadas por la Iglesia.

    ResponderEliminar
  8. Franciscus, tibi non licet umquam! (bis)5 de febrero de 2024, 3:36

    Los obispos que implementan tanto Amoris laetitia como Fiducia supplicans saben de su riesgo de ser heresiarcas [1], y Francisco permite este horror divisivo en la Iglesia, ya hoy un doble pleno cisma de facto (sin contar con la Pachamama y la declaración de Abu Dabi) y carece de demagogia alguna para tapar esta ruptura de la túnica inconsútil. Con subterfugios subrepticios, hace una distinción falsa entre bendición litúrgica ritual oficial y una bendición informal pastoral no ritual ni litúrgica, olvidando que toda bendición, por su propio objeto, es un bien enviado por Dios para el cumplimiento de un fin dirigido a la salvación de las almas, principio supremo de la Iglesia.

    Bergoglio permite que "una sola carne" que comete pecado objetivo intrinsece malum contra el VI y IX Mandamientos de la Ley de Dios, los fornicarios adulterinos y sodomitas, sean bendecidos y reciban los sacramentos de la comunión y absolución, sin exigirles renunciar a su convivencia more uxorio (fornicación), sabiendo que el mismo Jesús, tanto en los evangelios como en Apocalipsis, como las mismas Cartas de San Pablo, especifican claramente que todo fornicario adulterino, sodomita, incestuoso y prostitucional no accederá al Reino de los Cielos (ni los mentirosos que no dicen la verdad moral), y lo que es peor, sabiendo que la Iglesia prohíbe expresamente la aplicación de la moral de las circunstancias atenuantes y de los bienes posibles para convertir los pecados objetivos intrinsece malum en actos morales bonum imperfectum et incompletum santificadores y salvadores porque son pecados subjetivos atenuados en su culpa y justificados por los bienes posibles presentes en la relación (amor, ayuda mutua...), y finalmente, permite que se ignoren tramposamente todos los impedimentos que pueden haber en una relación fornicaria: edad, parentesco, disparidad de culto, herejía...

    Todo ello causa además un grave escándalo de división de la Iglesia en un doble pleno cisma de facto irreversible, innegocible entre las dos bandas enfrentadas y con el mismo Bergoglio, en un grave escándalo de confusión en la salvación de las almas, y sobre todo también está la pasividad de los cardenales y obispos: hay que impedir que una persona concreta, Bergoglio, siga dañando la unidad basada en la verdad, que es la conjunción de tres verdades: la verdad doctrinal, la verdad del amor y la verdad de la justicia.

    No se puede retorcer el cuello de la verdad doctrinal y de la verdad de la justicia, amparándose en la misericordia, porque esto sólo es el vicio del libertinaje, impudicia, degeneración, depravación, perversión, inmoralidad e indecencia. La unidad de la Iglesia es en la verdad, no en la mentira.



    Y no se pueden negar los frutos del Espíritu Santo de la continencia, castidad, pureza, autocontrol, modestia, pudor, moderación, templanza, comedimiento (actuar con recato y compostura)... algo que alguna obra de Fernández desconoce como las mismas Amoris y Fiducia.

    ¡Francisco, tú nunca jamás puedes ir en contra de la Verdad!

    ...

    [1] 94 clérigos y académicos declaran que el Papa es heresiarca por Amoris laetitia, Carta Abierta a los Obispos de la Iglesia Católica:

    adoracionyliberacion.com/2019/04/30/ultima-hora-francisco-acusado-de-herejia-se-pide-a-los-obispos-que-le-amonesten-y-si-se-niega-a-rectificar-que-declaren-que-se-ha-auto-privado-del-papado

    - Carta de 45 profesores y sacerdotes sobre la Amoris Laetitia que reprueba 19 proposiciones, "La exhortación apostólica Amoris Laetitia: una crítica teológica":

    infocatolica.com/?t=noticia&cod=27245

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Corrección filial concluye:

      A la luz de todo esto, fervientemente os suplicamos:

      (1) Seguir el valiente ejemplo de tantos hermanos obispos en todo el mundo: por favor, prohíban de inmediato la aplicación de este documento en sus respectivas diócesis.

      (2) Además, soliciten directamente al Papa revocar urgentemente este desafortunado documento, que se halla en contradicción tanto con la Escritura como con la ininterrumpida Tradición de la Iglesia, y que claramente produce serio escándalo.

      infovaticana.com/2024/02/05/apelacion-filial-a-todos-los-cardenales-y-obispos-de-la-iglesia-catolica/#comments

      Eliminar
  9. Lo que están perpetrando en la Iglesia no tiene nada de cómico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con Raquel y con Valderas Gallardo.

      Eliminar
  10. Goyo
    Es tremendo que la cúpula de la IC permita esta situación tan maliciosa mientras miran hacia otro lado. Con el papa Francisco, ¿hasta donde vamos a llegar?. Nos han puesto al mismo borde del precipicio. ¿Qué más ha de suceder para poner freno y nos dejen creer intentando seguir los pasos de nuestro Maestro?. Todos los que mandan y los que estén de acuerdo con estas herejías, que dejen tranquila nuestra querida IC y abramos las puertas, como siempre, a todos,todos,todos los que queremos seguir la palabra del Evangelio. María Auxiliadora y Don Bosco nos ayuden y protejan.

    ResponderEliminar
  11. ¿Pueden ser bendecidos los matrimonios (mujer+hombre, of course) católicos que se aman mucho y practican, como parte de su débito, la sodomía? A lo mejor vale con una bendición de 5 segundos en el propileo de la Iglesia. Consulten a doctrina fidei, por favor. Estoy ansioso por conocer su dictamen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si bendicen a los animales y me parece bien, con mucha mayor razón se pueden bendecir las personas sean de la raza, lengua, cultura, religión, inclinación sexual que sean...

      Eliminar
  12. Creo que toda esa trama fiduciaria sale a colación, por el alto número de ma...oneo dentro del organigrama Vaticano actual.

    Jeje, yo me lo guiso, yo me lo como 😸😸😸.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 10/34, los animales pueden ser bendecidos porque NO PECAN, por desgracia las personas SÍ.

      Lo quiere entender o no!!!

      Eliminar
  13. El Sr. Nayib Bukele es Católico o musulman?.

    ResponderEliminar
  14. Todo el mundo imagina dos hombres, pero ¿que pasa con las lesbianas? Es lo mismo? No parece algo muy diferente?

    ResponderEliminar
  15. Tal como va el asunto en occidente, al final veremos como guay tener sexo con animales.

    Si Dios no lo remedia a la mala cara, claro.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Satué, el sustituto de Omella en Madrid y en Barcelona
El cardenal Omella rechaza comparecer en la comisión sobre pederastia del Parlament
Ha muerto la comunidad cristiana (Por Jorge González Guadalix)
La prosa erótica del pornocardenal argentino Tucho Fernández (Por Oriol Trillas)
El prior de Montserrat visita a Puigdemont en Bruselas
El delirio lingüístico llega al Vaticano
DOLÇA CATALUNYA cumple 10 años
La comarca catalana del Maresme contará con una capilla de adoración perpetua
Los escándalos de Óscar Camps, el fundador de Open Arms alabado en un libro de Religión de Primaria
Desconcierto en la prensa del Règim: los jóvenes católicos rechazan el nacionalismo
Les joventuts de la CUP amenacen a un capellà: «et tenim en el punt de mira»
El obispo de Mallorca defiende que romper la unidad de España «es una opción política» e insinúa que han sido «colonizados»
Un mossèn de Barcelona, a l’equip guanyador d’en Carlos Sainz al Dakar
Omella elude hablar de la amnistía y reclama a Sánchez que dedique "todas sus fuerzas a coser las heridas" provocadas por "los pactos de investidura"
El Papa, indispuesto tras conocer a Pere Aragonès
Omella se defiende y dice que el texto en castellano del Papa lo envió Montserrat
Los obispos catalanes vuelven a apoyar al nacionalismo
El portavoz de la CEE dice que no hay razones para una ley de amnistía por el golpe secesionista del 2017
Omella pide a los fieles de Gerona «que no pierdan la esperanza» mientras esperan el nombramiento del nuevo obispo
Los últimos días de la "iglesia catalana"