Los jesuitas catalanes en situación crítica

19
Encuentro de los jesuitas catalanes en 2022

Puede que los fastos del año ignaciano no dejen ver el bosque, pero entre muchos jesuitas catalanes están sonando las alarmas por el presagio de un futuro más negro que el hábito que antaño vestían. Cierto es que la crisis de las órdenes religiosas se ha cebado con la que había sido su buque insignia. En 1965 llegó a haber en todo el mundo 36.038 jesuitas y desde entonces vino la desbandada. En 2012 quedaban menos de la mitad: 17,.676. En 2015 16.740; en 2018 15.842; en 2021 (últimos datos publicados por el Anuario Pontificio) 14.839. En 50 años se han dejado en la gatera nada menos que 21.000 consagrados. Pero en Cataluña la situación todavía es más grave: se ha pasado de 200 jesuitas en el año 2000 a 100 en la actualidad. Si en todo el mundo tardaron 50 años en reducirse a la mitad, en Cataluña solo tuvieron que esperar 21.

Con lo que habían sido los jesuitas en esta tierra. Y con lo que todavía conservan. Especialmente en la enseñanza, con sus afamados colegios de Sarriá y Caspe, con el Kotska del barrio de la Salud o la Escola del Clot, con sus ramificaciones universitarias en la elitista Esade o el Químico de Sarriá. Y luego están sus grandes centros de producción y pensamiento con el Borja de Sant Cugat, el Casal Loiola o Cristianisme i Justicia.  Cuando no sus 22 comunidades religiosas en Barcelona, Badalona, Cornellá, Esplugas, Tarragona, Gerona, Lérida, Hospitalet, Manresa, Badalona, Sant Cugat del Vallés. Las raíces de San Ignacio en Cataluña no se limitan a la Cueva de Manresa.

Pero todo este imperio de la Compañía de Jesús, ¿podrá mantenerse sin jesuitas? En los últimos tres años solo se han ordenado dos sacerdotes ignacianos en Cataluña. También en estos últimos tres años solo han contado con la entrada de dos novicios. Mientras tanto, la media de edad cada vez resulta más alta y las bajas no se cubren con las altas. En ese período de tres años en los que solo ha habido dos altas, se contabilizan ocho jesuitas catalanes fallecidos. Con esa tasa de renovación, no puede haber futuro. Pueden mantenerse los grandes colegios, pero nos vamos a una Compañía de Jesús sin jesuitas.
 
P. Joan Morera, S.J. Ultimo jesuita ordenado sacerdote.

Uno de los momentos más ignominiosos de la Iglesia en Cataluña fue la participación activa de una parte de ella en el Procés. La plasmación de esa toma de partido fue el manifiesto de los 400 curas a favor del referéndum. Entre esos 400 había 36 jesuitas. La orden religiosa más representada. Tan representada que la seguían de lejos, en segunda posición compartida, salesianos y benedictinos de Montserrat con 18 firmantes y luego franciscanos con 13 y claretianos y escolapios con 12. El alineamiento de las órdenes religiosas con el independentismo fue proporcionalmente muy superior al del clero diocesano. Curiosamente, además, salvo los de Montserrat y los franciscanos, son las grandes órdenes que se cuidan de la educación de nuestros jóvenes. A nadie le puede extrañar el adoctrinamiento ideológico que han padecido en colegios jesuitas, salesianos, claretianos o escolapios. De ahí han salido muchos independentistas y casi ninguna vocación. Es uno de los grandes escándalos: estas órdenes religiosas están feneciendo, a pesar de contar con los medios más potentes para hacer apostolado. Pero nunca les escucharán un mea culpa. 
 
El P. Rambla en el retiro diocesano de este pasado sábado en la capilla del Seminario

No obstante, a pesar de esta trágica situación, los jesuitas siguen gozando de preponderancia en la diócesis de Barcelona. El último ejemplo, este sábado en el que se celebró un Retiro de Adviento convocado por el cardenal Omella con el título “El discernimiento comunitario, motivo de esperanza”. ¿Quién fue el predicador escogido? El Padre Josep Mª Rambla Blanch, S.J. Con todos los respetos para este jesuita de larga carrera, que un religioso de 89 años venga a predicar los ejes del discernimiento y la ruta sinodal parece fuera de lugar. Hablándolo ayer con un sacerdote, me decía “Aixó no té nom”. No han encontrado a nadie más que a un jesuita de 89 años, que lleva media vida predicando en esta diócesis y dirigiendo ejercicios espirituales. ¿No había nada más novedoso, más esperanzador, más estimulante? Por cierto, religioso que también firmó el manifiesto independentista.

Puede que tener un papa jesuita y un jesuita todopoderoso como Germán Arana lleve a seguir concediéndoles muchas batutas. Pero de la Compañía de Jesús no va a nutrirse el futuro diocesano. ¿Por qué insistir en ellos?
 
Oriolt 

Entradas que pueden interesarte

19 comentarios

  1. Cuanto antes desaparezca esta Compañía de Jesús será mejor para la Iglesia. Afortunadamente, Dios la está castigando con la esterilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, porque usted conoce exactamente cuál es la voluntad de Dios.

      Eliminar






  2. Excelentísimo y Reverendísimo Sr. Cardenal:
    ¡Y digo yo!
    ¿Porqué, el problemón que nos ocupa se encomienda al discernimiento comunitario?
    Hace años, allá por los tiempos de Poncio Pilatos, la Palabra, aunque se difundiera a grupos, iba dirigida, a todos, pero que cada uno tomase su personal decisión.
    Pasado mañana, que está al caer, cuando estemos esperando el veredicto, no podremos alegar que "yo actué así porque la Comunidad a la que pertenecía así lo decidió, en contra de mi voluntad".
    La carcajada, en ese caso, se oirá durante mucho tiempo, en todo el universo.
    Me gustaría que todo lo que afecte a mi eterno futuro, viniese a mí para evitar que se altere mi voluntad en la toma de decisiones.
    Creo que las Comunas están creadas para lo contrario de lo que le conviene al individuo.
    Y pasado mañana el individuo estará solo y aislado.
    ¡La que se ha liado con lo del discernimiento comunitario!.
    No se debe tomar a broma, pero dan ganas de iniciar la carcajada. TEROL.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone usted, no es excelentísimo sino "eminentísimo"... Aclárese y diga bien las cosas.

      Eliminar
  3. Aunque quizás sea escandaloso, es una gran noticia la desaparición de todas las órdenes y sacerdotes impregnados de un supuesto "espíritu" del Concilio Vaticano II, que han integrado el nacional-progresismo reinante en Cataluña en diócesis y órdenes, y que ya están en proceso de extinción.

    Ciertamente, como dice el artículo, los consagrados de este "espíritu del concilio" y del movimiento del nacional-progresismo no han expresa ningún mea culpa. Pero esto es comprensible, sólo hay que leer la Bíblia, en concreto el Nuevo Testamento, ver los procesos de decadencia y apostasía de Israel, compararlos con la Cataluña de hoy, y son verdaderas imágenes del pasado que se transparentan en las aguas de la actualidad y del futuro.

    Me acuerdo que algunos se preguntaban: "pero este gran sacerdote, este rey, este pueblo, cómo es que actuaba de esta manera tan estúpida, incluso cuando un profeta le avisaba de las graves consecuencias según le mandaba Dios mismo?

    Pues ahora lo tenemos entre nosotros y lo vemos con nuestros propios ojos: ¿cómo es posible que estos consagrados no vean cómo su manera de ser es un fracaso total, absoluto y completo, y no se arrepientan? Y es que tienen tales convicciones profundas que, por lo que veo, el mismo Dios sólo puede con ellos "dejando pasar el ineluctable hecho biológico inherente al ser humano", es decir, jubilación y deceso, tal es la profundidad de la enfermedad espiritual: guías ciegos que guían a ciegos...

    .....

    En relación a los jesuitas, es cierto lo que se dice:

    "En 1965 llegó a haber en todo el mundo 36.038 jesuitas y desde entonces vino la desbandada. En 2012 quedaban menos de la mitad: 17,.676. En 2015 16.740; en 2018 15.842; en 2021 (últimos datos publicados por el Anuario Pontificio) 14.839. En 50 años se han dejado en la gatera nada menos que 21.000 consagrados."

    Pero hay que dejar bien claro que los 21.000 consagrados perdidos, sí, los 21.000 desaparecidos, debían de ser los que deberían de haber ganado del 1965 al 2022, según la proyección de crecimiento de los jesuitas que tenían desde principios del siglo XX.

    Es decir, si hoy tienen quizás ya 13.000 efectivos, en realidad debían de haber sido unos 58.000 (36.000 que tenían en 1965, más la proyección de crecimiento estimada, 21.000, que coincide curiosamente con la pérdida de efectivos).

    ¿Dónde estarán estos 21.000 jesuitas perdidos? Es una hipótesis, pero sin duda en el Opus (hay unos 4.000 entre diferentes categorías), los únicos que igualan o superan en calidad intelectual a los jesuitas, y por eso Bergoglio, jesuita, los ha rebajado del dicasterio de los obispos al del clero en su Ad charisma tuendum.

    Otra parte de sacerdotes, a mi parecer, quizás la mayoría, ha huído de los jesuítas porque se ha ido a integrar dentro de los sacerdotes que sirven, bajo diversos servicios, a los nuevos movimientos católicos: carismáticos, camino neocatecumenal, focolares, comunión y liberación, Schoenstatt, Regnum Christi, Centro Misionero “Padre de Foucauld", Comunidad del Enmanuel, Adoración Eucarística y otras muchas...

    Ninguna barca, ninguna vocación, ha puesto rumbo a un Titanic jesuita que se hunde irremisiblemente hacia el fondo del mar Atlántico... con decir que su general actual, el venezolano Arturo Sosa, expresó en una entrevista que "sería necesario comenzar una buena reflexión sobre lo que verdaderamente dijo Jesús. En esa época nadie tenía una GRABADORA [sic] para registrar sus palabras."

    En este importante documento estadístico sobre la devastación posconciliar sobre las órdenes y congregaciones, se puede constatar que dentro de 20-30 años, para el 2040-2050, los jesuitas serán ya una pieza de museo, un fósil extinto, un resto arqueológico, una pieza museística como un teléfono de baquelita negra con disco de marcar, el gotelé, las enciclopedias, el vídeo y DVD, la casete, el tocadiscos y la muñeca flamenca...

    Sólo Dios, evidentemente, puede revertir la actual situación de gravísima crisis de la Iglesia:

    christendomrestoration.org/uploads/9/0/2/6/9026344/evidence-of-the-devastated-vineyard.pdf

    ResponderEliminar
  4. Este teólogo jesuita pidió en el 2015 la comunión y absolución de los divorciados impenitentes, una grave herejía, que se aprobó en Amoris laetitia (n. 305, notas 336 y 351) y el Rescripto de 5 de junio del 2017 que lo eleva a erróneo Magisterio Auténtico con deber de obediencia bajo sanción de pena justa (publicado en AAS, 7 de octubre del 2016, páginas 1071 a 1076), y está en este enlace:

    religiondigital.org/espana/veintena-teologos-espanoles-comunion-divorciados_0_1713128713.html

    ResponderEliminar
  5. "Y luego están sus grandes centros de producción y pensamiento con el Borja de Sant Cugat"

    Se publicó este artículo de El Periódico, titulado "A propósito de ‘El pistolero de Tarragona’. Repensar la eutanasia", redactado en coautoría por Margarita Bofarull, Xavier Abel, Francesc Torralba, Miguel Martin, Merce Lajara, Joan Bertran y Montse Esquerda del Institut Borja de Bioética-URL, disponible en este enlace:

    elperiodico.com/es/entre-todos/20221114/proposito-pistolero-tarragona-repensar-eutanasia-78556635


    Pues bien, en este artículo no se pone en absoluto en cuestión la ley de eutanasia de ancianos y enfermos, la Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo, de regulación de la eutanasia, aprobada por estos enfermizos partidos políticos de la cultura de la muerte en plena pandemia del covid (2021).

    El Instituto Borja es anticatólico, está al servicio del mundo, y no de Cristo, que venció al mundo. Ha sucumbido a la Bestia, a la cultura de la muerte.

    La postura de Borja va totalmente en contra de lo dispuesto por la doctrina de la Iglesia Católica, especialmente reflejada en la obra de san Juan Pablo II, pero también en otros documentos:


    1. GAUDIUM ET SPES num. 27, son actos intrinsece malum: ABORTO, EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO


    2. EVANGELIUM VITAE 65-66, Juan Pablo II, conectado con Humanae vitae:

    65... de acuerdo con el Magisterio de mis Predecesores y en comunión con los Obispos de la Iglesia católica, confirmo que la eutanasia es una grave violación de la Ley de Dios, en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de una persona humana. Esta doctrina se fundamenta en la ley natural y en la Palabra de Dios escrita; es transmitida por la Tradición de la Iglesia y enseñada por el Magisterio ordinario y universal;

    66. el suicidio es siempre moralmente inaceptable, al igual que el homicidio


    3. DECLARACIÓN «IURA ET BONA» sobre la eutanasia, II: violación de la ley divina, ofensa a la dignidad de la persona humana, crimen contra la vida, atentado contra la humanidad


    4. NOTA DOCTRINAL ilustrativa de la fórmula conclusiva de la Professio fidei, numeral 11: la Iglesia dicta que es una verdad definitiva, por su conexión íntima con la Revelación, la ilicitud moral de la eutanasia. La Escritura excluye con claridad toda forma de autodisposición de la existencia humana, la cual está presupuesta en la praxis y la teoría de la eutanasia.


    5. CATECISMO de la Iglesia Católica:

    a) EUTANASIA, 2276 a 2279: una acción o una omisión que, de suyo o en la intención, provoca la muerte para suprimir el dolor, constituye un homicidio gravemente contrario a la dignidad de la persona humana y al respeto del Dios vivo, su Creador. El error de juicio en el que se puede haber caído de buena fe no cambia la naturaleza de este acto homicida, que se ha de rechazar y excluir siempre

    b) Eutanasia y suicidio asistido como pecado de ESCÁNDALO, 2286 ...se hacen culpables de escándalo quienes instituyen leyes o estructuras sociales que llevan a la degradación de las costumbres y a la corrupción de la vida religiosa, o a condiciones sociales que imposibiliten la vida católica (como es el caso de la eutanasia y el suicidio asistido)


    6. Carta SAMARITANUS BONUS, V: La eutanasia es un acto intrínsecamente malo, en toda ocasión y circunstancia

    ResponderEliminar

  6. 1. La Carta de Juan Pablo I (el que murió a los 33 días) que era una carta jeremíaca contra la desviación y herejía modernista y progresista de los jesuitas, pero que no pudo leer porque murió dos días antes de la lectura:

    religionenlibertad.com/blog/182294019/La-carta-de-Juan-Pablo-I-a-los-jesuitas.html


    2. Contra la degradada orden de los jesuítas ya se planteó un intento de intervención -incluso unos hablan de disolución- por parte de San Juan Pablo II.

    elcorreo.com/bizkaia/sociedad/201412/31/anos-golpe-mano-juan-20141230191729.html


    3. Los mismos decadentes y devastados jesuitas hablan de un intento de intervención de los jesuitas por Benedicto XVI. Por lo visto, la orden ya estaba empipant y emprenyant a la alta jerarquía por su obtusa deriva modernista y progresista

    jesuitas.lat/noticias/15-nivel-2/4895-la-bomba-de-la-segunda-intervencion-papal-a-los-jesuitas


    4. El máximo poder que ya nunca jamás alcanzarán los jesuitas, porque les espera la pendiente descendente de la agonía y muerte, ha sido durante el tremendo pontificado de Bergoglio, síntesis de todo lo malo del postconcilio. Cuando finalice este pontificado, a la Compañía sólo le espera caer por el barranco sin paracaídas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Beatro Juan Pablo I murió a los 33 días? Pues vaya prodigio llegar a ser Papa tan joven...ja.ja.ja...

      Eliminar
  7. Estos temas de órdenes religiosas en crisis vocacionales son harto repetitivas en Germi, parece que no existe imaginación para meter aquí en esta nueva "Revista Cristiana" materias vibrantes que atraigan incluso a los jóvenes a leer Germinans. Hablando de Jesuitas estos se caracterizaban ante todo por su formación científica, y el padre Carreira era un gran cosmólogo del cual se encuentran videos en la Red. Los jesuitas eran un referente intelectual de vanguardia del Clero Católico que inquietaba a la Ciencia Oficial, pero con el tiempo han cogido amistad con la Ciencia Oficial hasta ser abanderados del aborto y no falta ni decir con el concepto del Evolucionismo Teísta. Para que la Religión atraiga a los jóvenes de hoy dia, a estos jóvenes mecanizados con ordenadores, falta el coktel bien preparado de Religión-Razón-Ciencia. Si nos quedamos solo en misa y sacramentos los jóvenes no se sientan atraídos, sólo relacionan la Religión con pecados del sexo y punto. A los jóvenes les agrada entrar en batallas, alistarse en las filas del ejército para combatir al enemigo en este caso al Diablo, pero si para estos combates se prescinde del campo de batalla adecuado que atraiga a los soldados, la incrementación en las filas del personal tira a la baja. El campo de batalla es Religión y Ciencia. De nada es el campo de batalla contar ovejas en este caso contar clérigos, monjes-as y jesuitas, de que si bajan o de que si suben.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los jesuitas catalanes en situación crítica y los jerónimos españoles también. La nacionalidad no tiene que ver con la extinción de la vida religiosa urbi et orbe. Los que se adhieren al Procés malos y los que celebran la Hispanidad alabados. Vaya, vaya.

      Eliminar
    2. Estaría bien atraer a esta "Revista Cristiana" a gente joven, a mi me ha ayudado en mi vida espiritual y me ha ido acercando a Dios poquito a poco, sin prisas ni pausas, y además he ido investigando en la historia de algunas diócesis, de algunos obispos, para mí ya imprescindible. Gracias.

      Eliminar
  8. Muchos de mi generación debemos buena parte de nuestra formación a los jesuitas, sin necesidad de haber pasado por ninguno de sus centros. A través de sus publicaciones. De adolescentes las famosas novelas para el verano, chicas franja azul, chicos banda roja. O aquellas otras de mayor ambición, tal "Una chabola en Bilbao". Nos ilustramos leyendo los artículos de Razón y Fe o Hechos y Dichos. En la educación superior se nos atragantaban los artículos de Roig Gironella o Hellín con sus obsesiones de escuela (suaristas), pero nos relajábamos con la revista de divulgación científica Ibérica. Si entre nuestros pecados ocultos estaba la historia de la ciencia, cuántos libros compraríamos en librerías de enlace procedentes, luego nos enteraríamos, del saqueo de Roquetas tras la expulsión de los ignacianos por la República.

    La frustración llegó más tarde. Lo del Instituto de Bioética clama al cielo, con su defensa del aborto, prout sonat. Una trasformación tan radical, una perversión en realidad, que sorprendió a más de un jesuita. "Pero si Abel defendía a capa y espada que no había pecado venial en asuntos de faldas", decían.
    Han perdido mucho decoro. Lo de la rebelión en el referendum anticonstitucional amañando con Mas el engaño a la policía fue miserable y ruin. Miserable y ruin el caso de la violencia de Puig y su socio contra los niños respaldados por sentencias del Trbunal Superior de Justicia. Costará olvidar aquellas frases canallas de "nosotros defendemos la Institución", es decir, la Institución nazi contra el derecho a la libertad de los niños y sus progenitores. Costará olvidar esa conducta, para que liuego Puig venga a dar lecciones de pedagogía desde el Full Dominical. A otro perro con ese collar.
    Sí, como en las peores escenas de "Ad maiorem Dei Gloriam" el tirar la piedra y esconder la mano en los asuntos públicos que dividen a Cataluña pretenden engañar con seudorrazones teológicas lo que no es más que una pulsión rastrera del mas vulgar guerracivilismo. Desde la infancia, como quedó de manifiesto en el famoso dibujo contra el Rey en una escuela de párvulos de la Compañía.
    No me alegro, ni de lejos, de esa deriva. Personalmente, debo mucho a la Compañía en todas las fases de mi vida. Es una deuda sutil, digamos a distancia, quizás el tipo de deudas más permanente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr. Valderas Gallardo.

      Eliminar
  9. ¿Hay alguna orden religiosa que pueda sobrevivir medianamente a los próximos diez años?

    ResponderEliminar
  10. Magnífica noticia. Cuanto antes desaparezca la lepra, mejor.

    ResponderEliminar
  11. Carlos III los mandó a freir espárragos en el siglo XVIII.

    Imagínense lo HERÉTICOS que eran entonces.

    Pues ahora MÁS!!!

    ResponderEliminar
  12. Sólo falta echar un vistazo a la RAE y vean lo que dice de los Jesuitas de marras.

    ResponderEliminar
  13. Los jesuitas me recuerdan a esos planos que tienen un centro y flechas mirando en todas direcciones.
    Están en todas las causa: las buenas, las malas, las buenísimas, las malísimas; en el mundo obrero, y creando
    Empresarios orientados al
    Beneficio…
    Y si un joven quiere ayudar, se acerca a una ong, y si quiere estar en otros escenarios..también lo tiene claro.
    La Formación ? Ya no es exclusiva de los jesuitas.
    Que sea lo que Dios quiera.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell