EL CARDENAL QUE LIDIÓ EN ALMAGRO

19

Joaquín Rodríguez Ortega, Cagancho

No veas, Juanjo, lo que me hiciste sufrir el otro día, en la charla-coloquio que diste en los Foros de Vanguardia con tres miuras de la comunicación que sin duda fueron a por ti: ya sabes el poco aprecio que le tienen los medios a la Iglesia.
Pues resulta que nada más ver que se había publicado el video, invité a mis amigos a verlo juntos en el Bar Moderno. No lo hiciera si hubiera sabido lo que me iba a encontrar. Pero me pillaron desprevenido. Estaba seguro de que tú, todo un cardenal de la Santa Iglesia, con un pie puesto siempre en Roma, te merendarías a tus interlocutores sin despeinarte siquiera. Pero no, no te lo pusieron fácil. Te zarandearon bien a gusto. Sudaderas me daban de verte padecer de aquella manera.

Y encima teniendo que aguantar la murga del tío Caldú, al que le veía disfrutar de lo lindo, haciéndome de spiker del espectáculo. Empezó por el título que le puso al suceso: “Oye, Cojico, tu pobre amigo está como Cagancho en Almagro”. Menos mal que nuestro Nicanor Vilalta nunca tuvo que torear, que yo sepa, en esa plaza. Es una plaza con mal fario. Que se lo pregunten al gitano torero, el pobre Joaquín Rodríguez Ortega (más conocido por su nombre artístico, Cagancho). Y está claro que fue esa tarde infausta en Almagro la que le elevó definitivamente a la fama. ¿Quién no ha oído hablar de él? Siempre que hay que calificar cualquier mala faena, cualquier situación oprobiosa, ahí aparece Cagancho con su gloriosa tarde en Almagro.

La charla-coloquio era sobre “Iglesia, sociedad y valores”, un hermoso título con el que sin duda se luciría nuestro cardenal. La faena podía ser de las que consagran a un buen diestro. El entorno eran los Foros de Vanguardia. Ramón Rovira de moderador, junto con el también periodista Jordi Basté. La figura de lucimiento era el subdirector de La Vanguardia, Enric Juliana.


En la Cope dicen que estuviste superior, es decir en tu línea, tan cercana, tan afable, con tus aires de cura de pueblo simpático y dicharachero, que es el papel en que se te ve más a gusto. Nada de ir con un rictus agrio echándole en cara a la sociedad que si el aborto, un crimen sin paliativos; que si la eutanasia, el último asesinato legalizado; que si el lobby gay que lo ha infiltrado todo, hasta la Iglesia; que si el empeño de los poderes públicos por aumentar los números en el cambio de sexo; que si el adoctrinamiento de los niños en la escuela, diseñado en modo corrupción de menores… No, no, definitivamente no es éste tu estilo: por eso les caes tan bien. Tus consignas están muy claras: “La sociedad debería crecer a través de pactos… es necesario ir construyendo puentes; y eso sólo se hace así, con pactos”. Que sí, que sí, que estoy de acuerdo contigo al 100%.

Estuviste muy bien sobre el sacerdocio, reservado exclusivamente a los varones: no te lo cuestionó nadie. Y en cuanto a la Ley trans, sin enredarte en cuestiones doctrinales, ni filosóficas, ni sociales, te mostraste muy humano: lo que te preocupa es el sufrimiento de los jóvenes que “cuando quieren revertir el cambio de sexo al que se sometieron, ya no están a tiempo”, los pobres. Y en cuanto a la ley, sin comentarios: con no usarla, todo arreglado. Y absolutamente genial evitando referirte a la tremenda presión que sufren a manos del sistema, empezando por la misma escuela.

Estuviste también sembrado en el tema del aborto, con esas preguntas retóricas tan efectistas: “¿Tenemos derecho a matar a un ser humano? ¿Es la madre la dueña de lo que lleva en su seno? ¿Tenemos derecho a matar la vida?” Claro, son preguntas que se responden solas, y tus interlocutores no tuvieron el menor inconveniente en estar de acuerdo contigo. Otra cosa hubiese sido que cuestionases tanto la ley como las políticas abortistas.

Enric Juliana

Pero llegó el tema de la homosexualidad, tan vidrioso, y el toro que tuviste que lidiar fue nada menos que el pío Juliana. Viniste a decirle que es lógico que en la adolescencia se tengan dudas de “si me gustan más los chicos o las chicas”. ¡Vaya camino elegiste! Al verte Juliana tan abierto y tan comprensivo en ese tema, y sabedor de que no tienes el menor empacho en encomendar labores muy especiales de tu curia diocesana al lobby rosa, no se le ocurre otra cosa que hacerte una pregunta personal, personal directísima (para el periodista, una genialidad): Pero esas dudas ¿usted las ha tenido, señor cardenal? Te metió una cornada en el muslo y te volteó por el aire. Con toda la dignidad que pudiste, te encaraste al morlaco: “¡Pues claro!” Y el miura Juliana fue de nuevo a por ti sin pizca de piedad, pero atacando en zona más sensible: “¿Entonces, qué problema hay en ser homosexual?

Tremenda cornada

“¡Menuda faena!”, exclamó entusiasmado el amigo Caldú. “Pero oye, Cojico, ¿quién ha enredado a tu pobre amigo para que viniese a torear a esta plaza? ¿Te das cuenta de los morlacos con que le ha tocado lidiar? Ese Juliana, tan beato, es un Miura con los pitones bien afilados, lo ha destrozado”.

Y tú, amigo Juanjo, totalmente descolocado, para salvar el pellejo te refugiaste en tablas: cinco segundos interminables de silencio, buscando una respuesta imposible. Y al fin, como diestro que azuza a la bestia tras la barrera, exclamaste envalentonado: “¡Me quieres llevar al huerto! ¡No estábamos hablando de esto!

“¿Pero de parte de quién estás?” -me preguntó el tío Caldú mosqueado-. “¿No eres tú de los amigos del cardenal? ¿Cómo se te ocurre andar exhibiendo por ahí sus vergüenzas?”

“Estoy abochornado -repliqué-, no sé cómo tienen colgado ese video en las redes, no sé cómo lo consiente nuestro amigo el cardenal. Lo que me pregunto es qué mala persona colgó ese vídeo y cómo se me pudo ocurrir mostrároslo sin haberlo visto antes. Claro, nadie espera que el cardenal consienta que cuelguen un video suyo tan bochornoso. Eso es carnaza para sus enemigos, le dije. Y yo -continué-, que intento ser comedido con los amigos de mis amigos, no voy a destripártelo; pero no veas cómo me lo has puesto. No se te ocurre otra cosa, amigo, que compararme a nuestro insigne cardenal, aunque ciertamente en apuros, con el desventurado Cagancho en su fatídica tarde de Almagro. No, amigo Caldú, no dudes de mí, que te veo venir. No he cambiado de bando. Esto no es más que un gol involuntario en propia puerta”.

“¿Un gol?” --me pregunta Caldú divertido- “Una tremenda goleada. Lo que te digo, veo a tu cardenal como al pobre Cagancho en Almagro”.

“Bueno, tampoco hay para tanto -repuse- No compares, el cardenal salió airoso. Si te descuidas, es él el que hace de toro y se revuelve contra el periodista y lo empuja contra las tablas. Y bueno, ¿por qué no nos cuentas la corrida esa de Almagro, para relajarnos?”

“Quedar como Cagancho en Almagro”, nos explicó el tío Caldú explayándose, es quedar como quedó el pobre torero el 25 de agosto de 1927 en la plaza de Almagro.

Joaquín Rodríguez Ortega, alias Cagancho, formaba terna aquel día con Antonio Márquez y Manuel del Pozo, Rayito. Eran los toros de la ganadería de Pérez Tabernero. En el tercero, primero de los suyos, salió a hacer un quite; el toro le desarmó, haciendo volar la capa y el maestro salió corriendo hacia la barrera. Ahí empezó la bronca… Con la muleta estuvo distante y cobarde. A la mínima que el toro le miraba, echaba a correr. ¡Todo un retrato de nuestro Juanjo!, afirmaba con hiriente vehemencia Caldú, mientras continuaba con su descripción: Pinchó al toro en el cuello, y después en el brazuelo, pinchó nueve veces más y entró a descabellar cinco. Su segundo toro, el sexto de la tarde, en la suerte de varas, mató a varios caballos. En el último tercio, cuentan que sacó una muleta descomunal y comenzó a torear con el pico de la tela. En uno de los pases, le largó un espadazo en el vientre, y luego otro. El toro lo miró mal, así que el torero tiró los trastos y repitió la suerte del tercer toro: corriendo hacia la barrera (Ay, la costumbre episcopal, dijeron algunos). Y, una vez dentro, como el toro se le acercase, le pinchó de nuevo. El tercer aviso, sonó mientras Cagancho seguía intentando matar al animal sin salir de la barrera (eficacísima técnica eclesiástica, comentaron otros). Lo hacía pinchándole en los costados, en los brazuelos, en cualquier lugar. Aquellos de los subalternos que se atrevían a saltar a la arena lo hacían con sus espadas debajo de las capas, se acercaban al toro y le pinchaban también alevosamente, en cualquier parte. Aquello, más que una corrida se había convertido en una carnicería bufa. Estaba el toro vivo, y el ruedo ya comenzaba a llenarse de espectadores que habían saltado a la arena.


Las gentes comenzaron a perseguir a Cagancho, el cual intentó, con la espada en la mano, salir de la plaza. Se dice que un espectador le agarró del cuello y, arrojándole en dirección contraria, le gritó: “¡Al toro, coño! ¡Cobarde!” Y allí estaba Cagancho, en medio de un ruedo lleno de gente que le rodeaba para darle una paliza; mientras, el toro vivo, sangrando por sus mil heridas, soltaba tornillazos llevándose a la gente por delante. Hasta que cargó un destacamento de Caballería que se encontraba allí reforzando a la Guardia Civil. A caballo consiguieron despejar el anillo. Ocho guardias civiles rodearon a Cagancho y lo sacaron de la plaza, entre una lluvia de todo tipo de objetos.

El fracaso de Cagancho en Almagro era, se decía, la bronca más gorda ocurrida jamás en un espectáculo público en España. Almagro, aquella tarde, fue una batalla campal tan fuerte, que quedó en la memoria de los españoles, para los cuales «quedar como Cagancho en Almagro» pasó a ser el símbolo de un fracaso absoluto.

Ese fracaso es el que contempló nuestro buen calandino con tu intervención en los Foros de Vanguardia, Juan José. Y eso hasta el punto, dice, de que has hecho retirar el video de la charla de todas las redes. No te apures. Nosotros intentamos hacerle ver que tú eres como el guerrillero, que se retira ante el enemigo para atacar luego con más fuerza, pero nos dijo que nos dejáramos de mandangas… Que Cagancho al menos intentó, peor que mejor, matar al toro, mientras tú, Juanjo, te has limitado a acariciarlo y eso delante de un público que ya no es el castizo de Almagro, sino el aborregado de la agenda 2020. A base de porno, vacunas y cambio climático les importa un bledo lo que “el cura pueblo” pueda decirles, a no ser que les lleve la contraria. Y eso sí que no, ¿verdad, Juanjo?

El Cojo de Calanda

Entradas que pueden interesarte

19 comentarios

  1. ¡Ya tenemos, de nuevo, el mismo romance!
    Si la persona vilipendiado, en vez de llamarse Omella, se llamase Luis, Manolo o Perico, y fuera Labrador, carpintero o camionero, no tendría interés en perder el tiempo con alguien irrelevante en la sociedad.
    Pero es que el aludido y agredido

    ResponderEliminar
  2. Lástima del video-forum que nos lo han descolgado de la Red por vete a saber qué motivos. De todos modos, Omella es un verdadero "torero" para torear a la Prensa sólo que se adapta un poquitín a politicumcorrectus para no ofender demasiado. En el momento de mi visualización del vídeo le puse un 10, pero reflexionando hace unos días he optado por corregir mi puntuación y al final le he colocado un 9.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi carta al Nuncio sobre este punto de imposibilidad de acceso al vídeo, me respondió que me dirigiera a la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal.
      En cuanto al arzobispado de Barcelona, ni acuse de recibo.

      Eliminar
  3. Manolete, si no sabes torear ¿pa qué te metes? (i)18 de noviembre de 2022, 4:58

    Estupendo escrito del Cojo de Calanda. Otra vez ha cogido al que tiene las patitas cortitas, y no es la mentira...

    Hablar de La Vanguardia es hablar de un diario oficial del Gobierno Subvencionador-Publicista, y nada más, de momento. Corría el año 1996 cuando cuando en España entró el maremoto-tsunami de las ya no tan nuevas tecnologías, sobre todo el teléfono móvil con las prestaciones de la época, de manos del famoso anuncio del 1997 "Hola, soy Edu, ¡Feliz Navidad!

    Fue a partir de aquí cuando La Vanguardia empezó a perder los anuncios que eran el domingo, para quien lo recuerde, todo un tocho de papel diario. Quien quería encontrar trabajo miraba dichos anuncios, pero desde 1996 la publicidad se desplazó hacia internet hasta nuestros días. Lo que implica que los diarios ya no pueden vivir de las subscripciones ni de las ventas, sino de la publicidad, y sobre todo, la publicidad institucional. Eso hace que los diarios hayan entrado en crisis, más aún con los youtubers y los podcast de Ivoox, que aportan información y formación mucho más ricas... al menos es lo que pasa en España y Cataluña.

    Por eso La Vanguardia ha tratado a nuestro torerito con suavidad, con una ligera cornadita para que recuerde quién manda aquí.

    Enric Juliana ha tenido suerte de tener al torerillo Omella, cariñosamente corneable. Veamos, de haber tenido delante el arzobispo-cardenal, no a Omella, sino a Karol Józef Wojtyla, de Cracovia, Enric Juliana habría encabezado el titular de "histórica y espectacular cogida del torero Juliana en la plaza de Barcelona, con lleno de "no hay billetes" en tarde agradable"... "el toro le dio veinticinco volteretas por el aire consecutivas"... "fue herido por el toro en todas las partes de su cuerpo, la buena noticia es que se recupera favorablemente"... "crítica y público censuró la presencia de este mediocre torero"...

    Así son las cosas cuando la mediocridad ocupa arzobispados y gobiernos.


    Y es que Omella podría haber dicho que hay SANTOS que lucharon contra la sodomía:

    1. San Carlos Lwanga y los 12 mártires contra el rey de Uganda Mwanga II

    2. San Pelayo contra Adderramán III (mártir contra el Islam y la homosexualidad)

    3. San Pedro Damián, Liber Gomorrhianus, denuncia la infiltración en el clero de su tiempo de las conductas homosexuales


    O le habría contado los pasajes de la BIBLIA donde se condena la homosexualidad. Todo lo que viene son salvo error u omisión:

    Génesis 18, 20-21, y 19, 1-25
    Levítico 18, 22 y 26-27; 20, 13
    Deuteronomio 23, 17; 23, 19; 29, 22
    Jueces 19
    I Reyes 14, 24; 15, 12
    Isaías 1, 7-10; 3, 9
    Jeremías 23, 14; 50:40
    Ezequiel 16, 46-58
    Jeremías 23, 14
    Amos 4, 11
    Sofonías 2, 9
    Lamentaciones 4, 6
    Mateo 11, 23-24
    Lucas 10, 12; 17, 28-30
    Romanos 1, 24-27; 9, 29
    I Corintios 6, 9-10
    I Timoteo 1, 8-11
    II Timoteo, 3, 1-5
    Gálatas 5, 19-21
    Efesios 5, 5-7
    II Pedro 2, 6
    Judas 1, 7
    Apocalipsis 21, 27; 22, 15


    O habría mencionado a los GRANDES TEÓLOGOS de la Iglesia:

    1. San Clemente de Alejandría, El pedagogo, Libro 2 y 3: la pederastia y la sodomía van contra la naturaleza y contra Dios

    2. San Hipólito de Roma (Tradición Apostólica): la prostituta, el sodomita o el que se ha castrado, y el que haga algo de lo que no es decente hablar, que sean expulsados, "porque son impuros”

    3. Orígenes, Contra Celso: los sodomitas fueron heridos de ceguera

    4. San Agustín, Sermón XCVIII; Escritos bíblicos, Libro 1; Las Confesiones, L. III, c. 8, n. 15

    5. San Ambrosio, Sobre la penitencia, Libro I: hay que guardarse del vino de la vid sodomita

    6. Santo Tomás de Aquino, II-IIae, q. 154, a. 11 y a. 12 ad. 1; Lectio III, Ad I Timotheum 1, 6-12; Comentario a la I Epístola de San Pablo a los Corintios 6, 16

    7. Ignacio de Antioquía, A los Efesios, XVI: los corruptores de las familias (p.ej. los políticos) "no heredarán el Reino de Dios" (I Co 6,9-10)

    8. San Pedro Canisio, De pecatis in coelum clamantibus, III. Summa Doctrina Christiana, p. 141: la sodomía es un crimen atroz y es un pecado nefando intrinsece malum

    ResponderEliminar
  4. Manolete, si no sabes torear ¿pa qué te metes? (ii)18 de noviembre de 2022, 4:58

    9. San Bonaventura, In Nativitate Domini. Sermon XXII, vol. IX, p. 123: la desaparición de Sodoma sirvió para la restauración de la castidad terrena

    10. Santa Catalina de Siena, El Diálogo, cap. 124: hasta los demonios huyen al ver este horrible pecado

    11. San Pedro Damián, Liber Gomorrhianus, XVI: PL: 145, 175-176: la sodomía mata el alma y el cuerpo al infierno

    12. Gregorio Magno, Moralium in Job, L. XIV, c. 19, n.23: PL 75, 1051: el justo castigo a la sodomía

    13. San Juan Crisóstomo, In Epistola ad Romanos. Homilia IV, n. 1; 2: PG 60, 417; 419: los sodomitas matan el alma en el interior de su propio cuerpo

    14. Atenágoras de Atenas, La súplica a propósito de los cristianos, 34: PG 6, 967: los sodomistas deshonran la belleza hecha por Dios

    15. San Policarpo de Esmirna, Carta a los Filipenses, V, 3: PG 5, 1010: los sodomitas no heredarán el Reino de Dios


    O habría invocado el MAGISTERIO:

    1. Pío V

    - Constitución Cum Primum (Bullarium Romanum, 1566), 11: crimen nefando contra natura

    - Constitución Horrendum illud scelus, 3, Contra cualesquier clérigos, tanto seculares cuanto regulares, reos de crímenes nefandos, (Bullarium Romanum, 1568): crimen que destruyó las ciudades sodomitas; privación a todo presbítero de todo cargo, dignidad y beneficio eclesiástico y privilegio clerical, y reducción a exiguo mínimo en estado laical

    2. Pío XI

    Casti connubii (Pío XI, 31.12.1930), numeral 20: no se pueden hacer actos intrínsecamente contrarios a la naturaleza

    3. Pablo VI

    - Declaración “Persona humana” acerca de ciertas cuestiones de ética sexual, 8 y 9 (1975): El método pastoral con los homosexuales no puede justificarlos; toda violación directa al orden moral dela sexualidad es objetivamente grave

    4. Juan Pablo II

    - Veritatis splendor (1993), 49: Aceptar voluntariamente las prácticas corpóreas infames conlleva a la perdición eterna: significado moral del cuerpo y su conducta, 1 Co 6, 29; pecado mortal, práctica infame: 1 Co 6, 9-10.

    - Familiaris consortio, 32 (1981): Dios ha querido y que el hombre no puede romper por propia iniciativa, entre los dos significados del acto conyugal: el significado unitivo y el significado procreador»

    - Carta “Homosexualitatis problema” a los obispos de la Iglesia Católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales, 3, 7, 8 y 9 (1986): La realización concreta de la tendencia desordenada en las relaciones homosexuales no es una opción moralmente aceptable; La Iglesia Católica rechaza las doctrinas erróneas en relación con la homosexualidad; proteger quienes no quieren abandonar las prácticas homosexuales es opuesto a la enseñanza de la Iglesia

    - Algunas consideraciones acerca de la respuesta a propuestas legislativas sobre la no discriminación de las personas homosexuales, 1 y 2 (1992): La tendencia homosexual es un desorden objetivo y conlleva una cuestión moral

    - Sexualidad humana: verdad y significado. Orientaciones educativas en familia (Pontificio Consejo para la Familia), 104 (1995) [correlacionada con Preparación al sacramento del matrimonio (1996)]: Es necesario presentar el fenómeno de la homosexualidad a los jóvenes a la luz de los documentos de la Iglesia

    - Familia, matrimonio y uniones de hecho (Pontificio Consejo para la Familia), 23 [implícito] (2000): La unión de personas del mismo sexo es una incongruencia

    - Carta de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, 16 mayo 2002: La ordenación al diaconado o al presbiterado de hombres homosexuales es absolutamente desaconsejable e imprudente

    - Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, 4 (2003):

    - Carta a los Presidentes de las Conferencias Episcopales de Europa sobre la resolución del Parlamento Europeo en relación a las parejas de homosexuales, 4 (2003)

    ResponderEliminar
  5. Manolete, si no sabes torear ¿pa qué te metes? (iii)18 de noviembre de 2022, 4:59

    5. Benedicto XVI

    - Instrucción sobre los criterios de discernimiento vocacional en relación con las personas de tendencias homosexuales antes de su admisión al seminario y a las órdenes sagradas (Congregación para la Educación Católica), 2 y nota 8 (2005): La Tradición y el Magisterio confirman el homosexualismo como pecado grave, intrínsecamente inmoral, y su impedimento fundamental para acceder a las Órdenes Sagradas

    - Orientaciones para el uso de las competencias de la psicología en la admisión y en la formación de los candidatos al sacerdocio, numeral 10 y nota 25 (29 junio 2008)

    - «En busca de una ética universal: nueva perspectiva sobre la ley natural» (Comisión Teológica Internacional, 2009), 49: El dinamismo hacia la procreación está intrínsecamente ligado a la inclinación natural que hay en el varón hacia la mujer y de la mujer hacia el varón, dato universalmente reconocido en todas las sociedades. Lo mismo se puede decir de la inclinación a cuidar a los niños y educarles. Estas inclinaciones conllevan que la estabilidad de la pareja del hombre y la mujer, así como su mutua fidelidad...

    - Libro-entrevista «Luz del Mundo» (Herder, 2010): La homosexualidad no es compatible con la vocación sacerdotal. Pues entonces el celibato no tiene ningún sentido como renuncia... los candidatos homosexuales no pueden ser sacerdotes porque su orientación sexual los distancia de la RECTA PATERNIDAD, de la realidad interior de la condición de sacerdote.

    - Discurso a los participantes en la Asamblea eclesial de la diócesis de Roma, 5 junio 2006: La fe y la ética cristiana no ahogan el amor, sino que lo sanan: el amor entre el hombre y la mujer sólo se realiza plenamente en el matrimonio.

    - Discurso a los miembros del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede durante el intercambio de felicitaciones de Año Nuevo, 11 enero 2010: Hay un fundamento biológico de la diferencia de los sexos; hay proyectos que atentan contra el fundamento biológico de la diferencia entre sexos; para el hombre el rumbo a seguir debe consistir en la correspondencia con la estructura querida por Dios, no por el deseo o la arbitrariedad

    - Discurso a la Curia Romana con motivo de las felicitaciones de Navidad, 21 diciembre 2012: Hoy hay una falaz revolución antropológica que tiene una nueva filosofía de la sexualidad, que niega a los hombres y mujeres su exigencia de la Creación de ser dos formas de la persona humana que se integran mutuamente

    - Mensaje para la celebración de la XLVI Jornada Mundial de la Paz, 4 (8 diciembre 2012): Negar la unión natural entre hombre y mujer es una herida grave realizada contra la justicia y la paz; el matrimonio tiene una estructura natural como la unión de hombre y mujer

    - Discurso a los participantes en la plenaria del Consejo Pontificio "Cor Unum" (19 enero 2013): La insidia más temible de la modernidad es que el hombre quiere ser absoluto, libre de todo vínculo y constitución natural, quiere ser independiente y esto es la felicidad. El hombre niega su naturaleza, pues dice que existe el hombre en abstracto y luego elige para sí mismo, autónomamente, lo que quiere como naturaleza suya.

    ResponderEliminar
  6. Manolete, si no sabes torear ¿pa qué te metes? (iv)18 de noviembre de 2022, 5:00

    6. FRANCISCO

    - Carta de Bergoglio a las carmelitas de Buenos Aires, 22 junio 2010: El matrimonio homosexual con derecho a adopción es una obra del demonio

    - El don de la vocación presbiterial (Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis) 6 diciembre 2016, numerales 189, 199, 200 y 201 y sus notas

    - «VARÓN Y MUJER LOS CREÓ» PARA UNA VÍA DE DIÁLOGO SOBRE LA CUESTIÓN DEL GENDER EN LA EDUCACIÓN: vatican.va/roman_curia/congregations/ccatheduc/documents/rc_con_ccatheduc_doc_20190202_maschio-e-femmina_sp.pdf

    - COMISIÓN BÍBLICA PONTIFICAL. "¿Qué es el hombre?" ( Sal 8.5). Un itinerario de antropología bíblica
    vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/pcb_documents/rc_con_cfaith_doc_20190930_cosa-e-luomo_it.html#L%E2%80%99omo

    - Amoris laetitia, 250-251: «no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia […] Es inaceptable que las iglesias locales sufran presiones en esta materia…».

    - Responsum de la Congregación para la Doctrina de la Fe a un dubium sobre las bendiciones
de las uniones de personas del mismo sexo , 15.03.2021
    A LA PREGUNTA PROPUESTA: ¿La Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo?
    SE RESPONDE: Negativamente.
    press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2021/03/15/res.html


    7. CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA

    -- “La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar” (25.4.2012)

    -- Acerca de la objeción de conciencia ante una ley radicalmente injusta que corrompe la institución del matrimonio (Nota del Comité Ejecutivo de la CEE, 5.5.2005)

    -- Para la libertad nos ha liberado Cristo» (Gal 5, 1) NOTA DOCTRINAL SOBRE LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA (25.3.22)
    conferenciaepiscopal.es/wp-content/uploads/2022/03/Nota-doctrinal-sobre-la-objecion-de-conciencia.pdf


    8. OTROS OBISPOS

    - A propósito da ideología do género. Carta Pastoral da Conferência Episcopal Portuguesa. Fatima, 14 noviembre 2013
    conferenciaepiscopal.pt/v1/a-proposito-da-ideologia-do-genero/

    - Decreto de 12 junio 2017, obispo Paprocki, Springfield, por el que prohíbe todo tipos participación sacramental y eclesial (ni entierros ni comuniones) a los matrimonios homosexuales
    assets.documentcloud.org/documents/3873097/Bishop-Paprocki-s-Same-Sex-Marriage-Decree.pdf

    - Oraciones de Súplica y Exorcismo en Reparación por los pecados de los matrimonios del mismo sexo, obispo Paprocki, Springfield, 2013 (Ritual exorcismos 1998, Apéndice I)

    - «Dignidad para recibir la Sagrada Comunión. Principios Generales» y se dirige al episcopado estadounidense con ocasión de la reunión plenaria de la Conferencia Episcopal celebrada en Denver del 14 al 19 de junio de 2004

    - Carta a los Presidentes de las Conferencias Episcopales de Europa sobre la resolución del Parlamento Europeo en relación a las parejas de homosexuales, 4 (2003)

    - Created in the Image and Likeness of God An Instruction on Some Aspects of the Pastoral Care of Persons with Same‐Sex Attraction and Gender Dysphoria
    dioceseofmarquette.org/images/files/07-29-21%20Instruction-Created%20in%20the%20Image%20and%20Likeness%20of%20God%281%29.pdf


    Finalmente, habría hablado del CATECISMO:

    - Catecismo Mayor de San Pío X, 967
    ¿Cuáles son los pecados que se dicen clamar al cielo? - Los
    pecados que se dicen clamar al cielo son cuatro:
    2.°, el pecado impuro contra el orden de la naturaleza

    - Catecismo San Juan Pablo II, n. 1867
    La tradición catequética nos recuerda que hay pecados que “claman al Cielo” por su específica gravedad
    2: Práctica de la homosexualidad o sodomía (Génesis 18, 20; y 19,13)

    - Catecismo de San Juan Pablo II, n. 2357


    Y es útil este libro:

    - MANUAL DE COURAGE sobre homosexualidad del P. John F. Harvey, OSFS:
    couragerc.org/2020-handbook/?lang=es

    ResponderEliminar
  7. Entre el melocotón de Calanda (Prunus persica) y el Cojo de la villa del Bajo Aragón, solo falta Buñuel y la tamborinada, tenemos un cuadro acabado de la España dura y tierna a un tiempo, la España real.
    No son tiempos para la finura intelectual. En la Iglesia española, ciertamente no. El dúo formado por la Presidencia y Vicepresidencia de la CEE no lo compararé a dúos de comedia, tan prolíficos en nuestro país, pero sería atrevido igualarlos a Watson y Crick, Newton y Leibniz, o, más cercanos, Juan Pablo II y Ratzinger. Les ha dado por disparatar y hay que ver cuánto empeño ponen en ello. A imagen de quien los aupó a la púrpura, muestran un impulso locuaz que comporta, irremisiblemente, disparate tras disparate. Pero a excepción de este último, no tienen un Lombardi que diga diego donde aquél dijo digo. Es lo que tiene la falta de preparación y de sindéresis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la jota falta, la jota... Realmente, como dice, vivimos una Edad de Hielo en todo tipo de gobernancia... La mediocridad reina...

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con el Sr. Valderas Gallardo.

      Eliminar
    3. Señor Valderas, haga como yo y no se meta con el actual papado.

      Nosotros a rezar y qué sea lo que Dios quiera, porque acabaremos todos majaras como los actuales mandamases vaticanos.

      Eliminar
  8. ¡Otra vez con el mismo romance!
    Yo lo veo así:
    Salta a la vista que, este señor tiene como objetivo principal, vapulear, vilipendiar y ridiculizar a un hipotético conocido suyo, a un tal José Omella. Además lo hace con perseverancia insistencia y firmeza, y además, por el fondo de sus escritos, ridiculizándole con insistencia.
    Posiblemente, si José Omella, en vez de llamarse así, se llamase Lorenzo o Blas o Lucas, y además fuera carpintero, labrador o camionero, no tendría el mismo interés en actuar igual. Sus escritos serían irrelevantes y sería estéril su esfuerzo.
    Pero José Omella, lleva capelo. José Omella, es apetitoso y está en primera fila como lo está cualquier animal ante la presencia de un depredador.
    No obstante, ante la variedad y saña que emplea en sus escritos, no me extrañaría que la pretensión fuera poner en el fango al propio capelo, y lo hace, no con luces y taquígrafos sino con la táctica de un jugador de billar que, con su taco, impulsa una primera bola contra otra, con el objetivo de que esa segunda golpee a una tercera que irá directamente a la tronera. Si fuera así, José Omella sería la segunda bola. Parece retorcido, pero no lo es.
    También podría identificársele como aquel que tira la piedra y esconde la mano.
    Si fuera así, todo lo que hemos leído de este personaje, sería humo.
    Pero hay más.
    Con la pretensión de quedar en sus ásperas diatribas, siempre como el aceite, necesita subirse a un punto elevado que dé resonancia a sus palabras y dé fe de su veracidad.
    Nada mejor que poner sus opiniones en boca de un supuesto Juan Miguel Pellicer del que se dice que, en siglo XVII, fue beneficiado por un milagro. Se cuenta que, habiéndosele amputado una pierna, le fue restituida por la Virgen, atribuyéndosele, desde entonces, el sobre nombre de El cojo d Calanda.
    Será, o no, cierta la leyenda. Pero es cierto que, a día de hoy, sigue siendo un pasaje relevante de su historia, para Aragón.
    ¿Qué mejor que subirse a ese pedestal de prestigio?
    El hecho es que viene firmando sus escritos con el sobrenombre atribuido a Juan Miguel Pellicer, conocido y recordado como El cojo de Calanda.
    Hablando con claridad, eso es una suplantación de personalidad, en toda regla. ¿Cómo se atreve?
    Este tipo de artimañas no dan el anhelado prestigio al supuesto suplantador. TEROL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "eso es una suplantación de personalidad"... yo lo veo más bien como un pseudónimo

      Eliminar
  9. El milagro del Cojo de Calanda es falso, en concreto, otros milagros grandes de la Iglesia son verdaderos. Popngamozs el caso de Diocres, resurrecciones obradas por le P. Pío o los grandes milagros de san Charbel. Juan Pellicer llevaba la pierna adherida al muslo, se le quedó muy raquítica, y por la noche se la desligaba para dormir. Sus hermanos o mejor sus padres le vieron por la mañana con la pierna y creyeron que le había crecido la y el hijo les siguió el cuento sin atreverse a decir la verdad. Sin la pierna, Pellicer vivía de la caridad de los devotos del Pilar que le daban limosnas cuando lo veían junto a la puerta del templo. Al final su mala conducta moral hacía sospechar a más de clérigo o jesuita de su tiempo. En su tiempo la picaresca estaba al orden del día y los documentos se caen por su propio peso ante esta hipótesis más que razonable. Está en Internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Para los creyentes, se trata del milagro más y mejor documentado de la historia de la cristiandad y uno de los pocos relacionados con la resurrección de la carne."

      https://calanda.es/calanda/cultura/el-milagro/

      Jaime Clavé, tú no eres creyente ¿verdad?

      Eliminar
    2. Creo que fue Chesterton quien dijo: «Llegará un día en que habrá que desenvainar la espada para afirmar que la hierba es verde». ¡Ay...Jaume, Jaume!

      Eliminar
  10. Juan Miguel Pellicer lleva mucho tiempo muerto y enterrado.

    ResponderEliminar


  11. Anónimo TEROL: no es ni una «leyenda... ni un supuesto Juan Miguel Pellicer». Es fácil documentarse mejor.
    MT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del Sr. Pellicer FUE VERDAD.

      No vengan ahora con DUDAS, HOMBRE!!!!

      Eliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell