Déjennos hablar y pensar en paz (Por Josep Martí Blanch)

20
 
Imaginen vivir en un lugar en el que la ciudadanía no pudiese manifestarse contra una ley en tramitación que generase un intenso debate social. Que además el Gobierno decidiese quién sí y quién no puede salir a la calle para intentar influir en la opinión pública sobre ese texto normativo. Añadan a este ejercicio de imaginación que el poder gubernamental tuviera también en su mano juzgar qué ciudadanos piensan acertadamente y cuáles no. Y ya de paso, que a los que razonasen de un modo distinto al pretendido por la autoridad se les pudiese perseguir y acallar. Usted ande probablemente ahora pensando en una dictadura. Cualquier lugar del mundo donde el capricho y la voluntad del poder político reglamentan la vida de los ciudadanos sin margen para la expresión individual o colectiva al margen del dictado oficial. Lamento de­cepcionarlo. Todo este viaje introductorio era para hacerlo aterrizar en Cataluña. No he enloquecido, permítame explicarme.
 
¿Cómo puede ser? ¿No somos muchos los que estamos enfadados porque en el Parlament no se puede hablar de todo sin miedo a represalias por parte del Tribunal Constitucional? No hay vida sin contradicciones. Y sí, esta es tierra también de bozales. Solo qué selectivos. Para unos temas la libertad de expresión es sagrada –Valtò­nyc, Pablo Hassel, por citar solo dos–, mientras que para otros es una molestia con la que es necesario acabar porque más allá de la unanimidad solo cabe el delito.

El pasado miércoles el autobús publicitario de la organización ultraconservadora Hazte Oír, que se pasea por toda España haciendo campaña contra la ley trans, fue interceptado por los Mossos d’Esquadra en la plaza Espanya de Barcelona. La policía actuó tras una petición del Departament d’Igualtat i Feminismes. Se prohibió su circulación y se le impelió a abandonar Catalunya con los eslóganes que luce en la carrocería tapados. No es la primera vez que esta asociación tiene problemas en Barcelona. Ada Colau ya la multó con 60.000 euros por un caso similar. Sanción que la justicia se encargó de anular para proteger la libertad de expresión. Ese antecedente no ha evitado que la Generalitat actúe ahora del mismo modo e inicie un expediente que en el caso de acabar en sanción, la justicia revertirá nuevamente. En esta ocasión los eslóganes que lucía el autobús eran los siguientes: “Les niñes no existen”. “No a la mutilación infantil”. “Las mujeres no tienen pene”. Y el hashtag #Stopleytrans.
 
 
El comodín de la Generalitat para prohibir la circulación del bus publicitario es que incita al odio contra un colectivo vulnerable, lo que en el fondo sitúa al Ejecutivo catalán muy cerca de la prevaricación moral. Hay que ser muy retorcido –o tener muy poco fundamento democrático– para ver en cualquiera de esas leyendas una incitación al odio. Hay, eso sí, una discrepancia severa de pareceres con la teoría queer y una voluntad de influir en el debate público en un momento en el que se está decidiendo el contenido de la ley trans en el Congreso. A eso en un país democrático se le llama participación política de la ciudadanía. Y hasta hace bien poco se suponía que era un valor cuasi sagrado en nuestra sociedad.

Para los más susceptibles y dados al escándalo, quizás sea oportuno añadir que Hazte Oír me parece una organización trasnochada y alejada de los deseables principios que apuntalan una sociedad abierta y plural. Pero los derechos no son una dádiva que pueda concederse según el capricho del gobernante y en función de la opinión que nos merezca quien pretende ejercerlos. Y ese autobús, que no incitaba al odio de ninguna clase, debería haber podido circular por una Barcelona sin problema de ningún tipo.
 
El respeto por todos los colectivos, especialmente aquellos que revisten una especial fragilidad, es una cuestión seria que requiere la atención del poder público y también la persecución severa de los delitos de odio. Pero confundir la discrepancia y la necesaria participación política en asuntos de enjundia social con el hecho de odiar o propagar el odio hacia un co­lectivo dice muy poco, democráticamente hablando, de la Generalitat. No utilicen el odio como coartada para acallar lo que no les apetece oír y que tampoco oigamos. Somos­ adultos y sabemos decidir por nosotros mismos. Confórmense con la le­gitimidad ganada en las urnas para go­bernar. Una legitimidad que no incluye la de sustituir nuestro propio raciocinio ni mutilarnos la lengua. Respeten las reglas más básicas. Déjennos pensar y hablar en paz.
 
*Escrito publicado en "La Vanguardia", por Josep Martí Blanch, el 13 de noviembre de 2022 
 
NOTA DEL DIRECTORIO: A nosotros, a diferencia de a Josep Martí Blanch, nos parece extraordinariamente buena y necesaria la acción que lleva a término "Hazte oir",  pero es de agradecer que personas muy alejadas de esta asociación pidan que se respete su derecho a la libertad de expresión

Entradas que pueden interesarte

20 comentarios

  1. "el autobús publicitario de la organización ultraconservadora Hazte Oír, que se pasea por toda España haciendo campaña contra la ley trans, fue interceptado por los Mossos d’Esquadra en la plaza Espanya de Barcelona. La policía actuó tras una petición del Departament d’Igualtat i Feminismes. Se prohibió su circulación y se le impelió a abandonar Catalunya con los eslóganes que luce en la carrocería tapados. No es la primera vez que esta asociación tiene problemas en Barcelona. Ada Colau ya la multó con 60.000 euros por un caso similar. Sanción que la justicia se encargó de anular para proteger la libertad de expresión. Ese antecedente no ha evitado que la Generalitat actúe ahora del mismo modo e inicie un expediente que en el caso de acabar en sanción, la justicia revertirá nuevamente"

    Pienso que habría que actuar contra las Administraciones mediante una acción penal y civil.

    Es evidente que estamos en una sociedad basada en una comunidad democrática guiada en el respeto de los derechos fundamentales, que según los tratados europeos, todo ello son dos principios supremos europeos, después de haber vivido las experiencias traumáticas del III Reich de Hitler (1933-1945) y el régimen soviético de la URSS (1917-1991), dos ideologías, la nacional-socialista y la comunista-socialista, la primera basada en el Pueblo como Raza Aria, y la 2ª fundada en la noción de Pueblo como Proletariado, ambos justificando la dictadura y el genocidio planificado, el primero mediante la dictadura nacional-socialista racista, y la 2ª la dictadura del proletariado regido por el partido único comunista bajo una economía y sociedad socialista.

    Por eso, el Parlamento Europeo condenó el nazismo y el comunismo con su resolución titulada "Importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa", en su Resolución del Parlamento Europeo, de 19 de septiembre de 2019, que debería ser de lectura obligatoria para nuestra clase política llena de ígnara estulticia, leyendo el párrafo F:

    "Considerando que, mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue existiendo la necesidad urgente de sensibilizar sobre los crímenes perpetrados por el estalinismo y otras dictaduras [II República], evaluarlos moral y jurídicamente, y llevar a cabo investigaciones judiciales sobre ellos"

    Nuestros chapuceros y corruptos políticos (véase Montero y su patética ley del "sí es sí") están esclavizados por salir o entrar en las listas elaboradas por el sóviet supremo de cada partido, y por ello, son cobardes y miserables, por lo que fluctúan entre la obediencia al partido o al gobierno que ocupa su partido, importando un carajo la ciudadanía, sólo el interés estrictamente personal de su vida individual solucionada.

    Con los derechos fundamentales no se puede jugar de ninguna manera. Quizás los de Hazte Oír deberían de querellarse contra la Generalidad de Aragonés. No puede ser que Colau castigue al autobús, y luego, ante el varapalo de la justicia, tome el relevo la Generalidad.

    Se me ocurre la denuncia por prevaricación, acoso, malversación de fondos públicos y violación de los derechos constitucionales, delitos independientes pero mediales, medios para conseguir un fin, represaliar para amordazar al autobús de Hazte Oír, y así, aplastar los derechos constitucionales, y convertir Cataluña en un IV Reich y II Sóviet, el coto privado de estos políticos fachas y supremacistas del Estado Total, que pisotean los derechos humanos de los llamados enemigos de Estado, en definición del jurista Carl Schmitt (distinción entre amigo-enemigo, Die Freund-Feind-Unterscheidung), una diferenciación catastrófica que ha conducido al campo de exterminio y al gulag en su extrema asunción.

    Hay que parar los pies de unos políticos que quieren imponer una dictadura del Estado Total (totalen Staat, Schmitt) con un Estado fuerte en combate contra el enemigo del pueblo y estructurado en el Partido único, el Movimiento Nacional y el Pueblo imaginado.

    ResponderEliminar
  2. Grandioso y muy arriesgado el trabajo de Hazte oír.

    Dios está con ellos!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy socio de Hazteoir des de su fundación, cada año les envio un donativo. Sus manifas en las calles con autobús incluido son perfectamente válidas en nuestro sistema democrático donde se permiten hasta los actos más extravagantes. Donde por otro lado también los humusexus hacen las suyas con todo desparpajo inimaginable y no les pilla nadie. Curioso que las autoridades catalanas aducen que "incitan al odio", pero este "incitar al odio" se lleva el premio gordo todo lo relacionado con la Indepe Catalana, y a ésta no la pillan nunca por incitar al odio, que por cierto la Indepe deja una "herida" muy grave en la sociedad catalana y tambien es un tema muy muy delicado y sensible. También a los que se manifan delante de abortorios rezando el rosario, también incitan al odio, claro, esta es la miopia que la Dictadura Entrepernal nos impone, para que podamos ver lo que no hay y nada de lo que hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial el comentario de Silveri Garrell, y muy bien traído este artículo de Josep Martí Blanch. Agradecimiento y felicitación.

      Eliminar
    2. El independentismo no tiene relación alguna con la campaña ni la organización que la patrocina. Cada oveja a su corral. Ser independentista no es pecado. No es odio. Existe bibliografia que aclara su conformidad al magisterio pontificio. Dejen en paz a los independentistas cristianos o no.

      Eliminar
    3. Tiene toda la razón. La Generalidad y el Ayuntamiento están gobernados por una élite pijoprogre fascista supremacista donde no tiene cabida la sociedad democrática y los derechos fundamentales. Deben responder de sus actos dictatoriales.

      Eliminar
    4. Grandioso su comentario Sr.Silver.

      Su afiliación con hazte oír le honra.

      Eliminar
  4. Es escandalosa la prepotencia y abuso de autoridad de la Generalitat en este tema, actuando como una Gestapo del pensamiento único. ¿No hay ninguna ley que frene la prevaricación de la Administración publica y este acoso y derribo de la libertad de expresión?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo Católico VERDADERO tiene la obligación de ABOMINAR Y ANATEMIZAR cualquier cosa que vaya en contra de las Sagradas Escrituras, sean del AT o del Nuevo Testamento, incluyendo los Salmos Imprecatorios, hoy en día silenciados.

      Ningún poder terreno tiene potestad de anular la PALABRA DE DIOS, por muchos ropajes blancos que vistan!!!!!

      Eliminar
  5. No me siento especialmente próximo a Hazte Oír, pues algunos de sus posicionamientos me resultan excesivos.
    Pero estoy de acuerdo: todo el que se autoproclama democráta aunque odie lo que se dice (personalmente no lo odio, quizás sí las formas, no el fondo), tiene que defender el derecho a expresar lo que se dice.
    La acción de las autoridades dice muy poco de su carácter supuestamente democrático.

    ResponderEliminar
  6. Alfonso Gerona Lérida17 de noviembre de 2022, 13:25

    Hace años que envío donativos a Hazte Oír y lo seguiré haciendo, máxime viendo que en frente tenemos a una asquerosa dictadura "progresista" de lo peor, camuflada de democracia y estado de libertades. El mismo "estado de libertades y democracia" que te detiene, multa y cárcel por rezar pacíficamente en el exterior de un matadero de humanos o abortorio.

    Eso sí, animo al autor del magnífico artículo a redactar bien en español, o sea, Los Mozos de Escuadra, Cataluña, Generalidad de Cataluña y Plaza de España.

    ResponderEliminar
  7. La seva actitud no se si es del tot cristiana.... em d'unir no separar, que es manifeti qui vulgui, ja sigui antiavortista i a favor de la vida, ja sigui independentista perque creu que la independencia es el mitjà idoni per construir un pais, ja siguin els gays i lesbianes reclamant els seus drets.... Déu per damunt de tot!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contertulio de las 11:49 y al de las 13:41:
      Ser independentista sí es pecado. La división es del diablo. Además es una idolatría. Implica faltar al Primer Mandamiento, como mínimo. En lugar de dedicarse a dar culto a Dios, su objetivo es construir (destruyendo lo existente, además) un "reino terrenal" para más inri pro lgtbi, aborto y demás abominaciones (lo cual ya es indicativo de por sí que todo lo que es del mal llama al mal, no al Reino de Dios). PROU MENTIDES, o FACI-S'HO MIRAR, si vol cada ovella al seu corral.
      Al segon, si vol REALMENT Déu per damunt de tot, consideri que no pot donar cabuda, ni a l'indepentisme, pel que acabo de dir, ni a les "reclamacions" de gays i lesbianes (que a més no sé què més reclamen, perquè ni es pot predicar la VERITAT, i cada dia en va ple d'això arreu). En canvi, fixi's que els els drets de Déu, que són els drets i obligacions dels cristians, queden en no res gràcies a aquests "demòcrates" que bramen pels drets que vostè recolza i no admeten que ningú pugui dir res que contradigui els seus discursos i pretensions. A partir d'aquí, no sé per on vol vostè "unificar". Suposo que ha sentit a dir, que els cristians estem en el món però NO SOM DEL MÓN. Una frase per tal que la mediti.

      Eliminar









    2. En cuanto al dicho "la independencia no es pecat" es un título de un libro del montserratino Raguer, capellazi por excelencia. Lo perfecto en política es espejearse en el mismo Jesucristo y su Palestina ocupada por los romanos que no dijo ni pio referente a "independencia". Por tanto, quien no se espejea en Jesús en cuanto a respetar a los gobernantes, peca. No hay más entelequia.

      Eliminar
  8. Incitar al odio.
    Cortar cada día la avenida Meridiana durante más de dos años

    ResponderEliminar
  9. Incitar al odio.
    Cortar la avenida Meridiana cada día durante más de dos años. Prohibir el castellano como lengua de comunicación en la docencia. Legislar ideología de género. Subir el impuesto de sucesiones aprovechando la cantidad de pensionistas que murieron por Covid en la primavera de 2020. Golpear brutalmente a uno en el metro porque lleva una bandera de España. Denominar "ñordo" ante micrófonos y cámaras a quien no es nacionalista-separatista. Postergar la vacunación a policías nacionales hasta que un juez impone la no discriminación. Despreciar y desmantelar un hospital de campaña porque ha sido levantado por el ejército. Utilizar violencia contra estudiantes universitarios del grupo "S'ha acabat" sin que los rectores se impliquen. Utilizar la policía autonómica para hacer posible un referéndum ilegal. Utilizar niños como elementos de barricadas. Utilizar escuela, institutos y colegios para extender la ideología de género. Dividir, prevaricar, malversar, indisponer, mentir, robar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, pero es que la Generalidad actúa bajo la obediencia al Geist des katalanischen Volkes (Espíritu del Pueblo Catalán), libremente expresado en las urnas sagradas, de lo que deriva el hecho de que hay que aplastar a todo Feind des katalanischen Staates (enemigo del Estado Catalán)... y es que hay que proteger al volk... y acatar el Ein Volk, ein Reich, ein Führer (Un pueblo, un imperio, un líder)...

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo. Los nacionalistas son expertos en culpar a los demás de lo que ellos mismos practican.

      Eliminar
  10. El governet dels millors que llena los balcones de nuestros Ayuntamientos de "democracia" "dret a decidir" y sobre todo "llibertat .expresio" se burla y se ríe de sus mismos panfletos . Niega la libertad, expulsa por la fuerza de las armas(la policía es un cuerpo armado y muy armado) y multa a la "llibertad d.expresio". Luego al cabo de varios años los aun correctos jueces darán la razón a Hazte Oír y retiraran los 40.000 euros de multa, aún hay algo de libertad bajo la tutela judicial.
    Pero el MAL ha triunfado, nadie se acordara de ello los apesebrados medios de comunicación ignorarán la resolución al governet no lo multaran y seguirán riéndose de los tontos que les votan, muchos obisplillos, religiosas y sacerdotes entre ellos, que votan a partidos ABORTISTAS y les gusta.

    ResponderEliminar
  11. Lo que pasa en Expaña, pues ya no es católica ni romano-legal, del derecho postGrecia, es la pura distopia de EGOs mundanos para el antiCRISTO. El que no vea que es el COLAPSO espiritual y por tanto integral de LA SOCIEDAD, la global del NWO, peor para él... ya no hay Tiempo para NADA MAS. THE END .

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell