Otro sacerdote joven caído

50

Mn Jordi Callejón Ferré

 

A mediados de este verano se conocía que el joven sacerdote tarraconense Simó Gras renunciaba  a su cargo de secretario-canciller de la archidiócesis de Tarragona y párroco (plebà) de Montblanc. Como si fuese una auténtica mímesis ahora se ha hecho oficial que otro joven sacerdote, esta vez gerundense, Mn. Jordi Callejón Ferré, ha renunciado a su cargo diocesano de delegado de Juventud y párroco de Salt. Gras nacido en 1979, Callejón en 1980. Los dos con importantes cargos curiales; los dos con parroquias en poblaciones importantes: Montblanch 7.433 habitantes, pero con un poso histórico y patrimonial notable y Salt con 32.230 habitantes, ciudad más importante de la periferia gerundense.  Ambos ojitos derechos de sus respectivos obispos, si bien Callejón ha esperado a renunciar al fallecimiento de Pardo, mientras que Gras ha dejado con un palmo de narices a Planellas. Ninguno de los dos ha abandonado formalmente el sacerdocio, pero han anunciado que se toman un descanso reflexivo. Ya veremos cómo acaba la reflexión.

 

Tanto Gras como ahora Callejón pertenecen a las diócesis en situación más crítica de Cataluña. El estado de la de Gerona es público y notorio, hasta el extremo de que no encuentran quién quiera ser obispo de la demarcación. 30 sacerdotes menores de 75 años para 394 parroquias y ahora que habían conseguido una ordenación sacerdotal (aunque fuese de un diácono viudo de 73 años), deja en stand by el ministerio uno de sus curas más jóvenes. Tarragona tiene otra crisis latente con una serie de escándalos que explotarán tarde o temprano.

 
Lo común de ambos casos es que dos sacerdotes jóvenes, ortodoxos, con un porvenir francamente interesante, con responsabilidades que ejercían con indisimulado entusiasmo, de hoy para mañana renuncian a las mismas y deciden hibernar su ministerio. Y ello sucede en las dos diócesis más comatosas de la Iglesia en Cataluña. Después del escándalo aún mayor de aquel obispo joven que renunció a la mitra por amor. ¿Será solo causalidad?
 

 
Puede que sea solo causalidad, pero ambos casos, aunque los analicemos por separado, nos llevarán a respuestas similares. Diócesis en crisis, obispos erráticos, secularización ambiental, nacionalismo asfixiante en la mayoría del clero, polarización ideológica, inexistencia de apoyo mediático, exceso de trabajo al tener que llevar varios pueblos y parroquias, cuando no profunda impotencia ante un estado de la situación que pretenden cambiar y topan con el muro de una jerarquía enquistada. Recientemente el digital francés La Croix revelaba una encuesta entre sacerdotes del país vecino que referían un malestar generalizado entre los curas, debido especialmente a la sobrecarga de trabajo y al cuestionamiento de la figura del sacerdote en una sociedad descristianizada. Los curas entrevistados nos describían sus problemas: aislamiento, agotamiento y una red territorial que impone una gran carga de trabajo. Una semana laboral media de 58 horas. Mayor incluso en el ámbito rural. No difieren mucho de los problemas de aquí. Y aunque poco se hable de ello, un fuerte impacto de trastornos depresivos. La depresión es una de las enfermedades más comunes entre nuestros sacerdotes. De todas las edades y de todas las ideologías. Un sacerdote depresivo, en el estado actual de la Iglesia, es una auténtica rémora y lo más contraindicado a las necesidades de la feligresía. Sin embargo, no se suele reparar en ello y se enquista el problema hasta que nuestro presbiterio se llega a convertir en carne de psiquiatra y tratamiento farmacológico.
 

Luego está el problema individual de Gerona. El cura Callejón era un intrépido sacerdote, ilusionado, entusiasta, capaz, entregado, pero que en un momento dado ha dicho basta. Uno de los sacerdotes más jóvenes del obispado rodeado de una gerontocracia politizada y militante en el nacionalismo más extremo. Protegido por el obispo Pardo, ahora puede observar como aquella diócesis en la que había puesto todas sus ilusiones languidece bajo una administración diocesana que parecía provisional, pero que se puede demorar en el tiempo, a cargo de un sacerdote de 76 años, que firmó a favor de las peticiones de indulto de los condenados por el 1-O. No extraña que haya puesto el freno de mano y apagado el motor.
 
Oriolt

Entradas que pueden interesarte

50 comentarios

  1. Estos casos no sólo se dan en Cataluña. Recordemos, por ejemplo, el caso del sacerdote joven que escribía sobre sectas en Infocatólica. De la noche a la mañana abandonó el sacerdocio para casarse.

    Se impone que la Iglesia estudie y procure atajar las causas de que clérigos lanzados al "estrellato" de pronto se rompan y abandonen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Iglesia ya hace tiempo que lo tiene estudiado. La causa se llama tentación y esto se vence con la oración, el trato íntimo con el Amado.

      Eliminar
    2. "Ninguno de los dos ha abandonado formalmente el sacerdocio, pero han anunciado que se toman un descanso reflexivo. Ya veremos cómo acaba la reflexión". Pues les animo encarecidamente a no desfallecer, que a su tiempo recogerán el fruto. Y animo a todos, a que los sostengamos con nuestra oración. Parece que la meta está lejos, pero no es así. Les voy a dar una señal (dada por Nuestro Señor). Será la próxima luna de sangre y el principio de grandes dolores. Pero recuerden que quien persevere hasta el final se salvará. Dios reserva un lugar especial para los Santos de los Últimos Tiempos. ¡Ánimo. Les vamos a necesitar!.

      Eliminar
    3. Lo de curas que se casan y se van de la Iglesia o permanecen en ella, o de conversos que entran en la Iglesia como curas, es una cosa habitual en la historia de la Iglesia. Lo más intrigante en Cataluña es el caso del obispo Novell, pues que recuerde, está el caso Milingo...

      Eliminar
  2. En todos los oficios existe el exceso de horas de trabajo, sólo falta que el trabajador sepa calcular lo que su cuerpo y espíritu pueden aguantar, y si queda faena pendiente en el caso de los sacerdotes para algo estan todos los que asisten a misa que deberían estar dispuestos a colaborar según sus posibilidades especialmente los jubilados que a bien seguro muchos se aburren sin tener responsabilidades. El problema que arrastramos es que se regalan los sacramentos demasiado gratis, debería pedirse continuamente la colaboración manual de los parroquianos que se benefician de los mismos sacramentos. A bien seguro el agotamiento de los curas no creo que sea por celebrar 20, 30, o 40 misas a la semana, repartidas entre los 7 días semanales. Si fueran 40 misas son en total 40 horas de celebraciones más 5 horas de desplazamientos y en total 45 horas de trabajo setmanal, repartido por 7 = tocan a 7 horas por dia. A mí que me lo expliquen más claramente porque no entiendo nada de nada. Si yo fuera ordenado de presbítero elegiria la opción de cura obrero con todo lo que comporta de estar todo el dia en la fábrica y los feligreses ya se espabilarían, por algo van a comulgar, que significa también cargar la cruz del trabajo comunitario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y pensar qué hay muchos qué creen que todos son Curas de Misa y olla....

      Eliminar
  3. En la obra "El alma de todo apostolado" de Chautard, en el Capítulo 2 de la III Parte, el autor indica las etapas hacia el precipicio de "El hombre de obras de celo sin vida interior" (https://spiritualreading.co.za/libros/ p. 35s). Si llevas ya un tiempo ordenado le darás la razón al autor y encontrarás el remedio. Recomiendo la lectura a todos los presbíteros. Fue muy iluminadora para mí. En el momento en que como Moisés bajemos los brazos estamos perdidos. "Sin mí no podéis hacer nada" (Jn 15, 5). Ánimos para todos los hermanos en el presbiterio, contáis con mi oración. Christus vincit!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted sí que lo clava.

      Eliminar
    2. Un muy buen consejo, libro y sitio web. Una síntesis, pero de lectura contraindicada por quien ha luchado toda su vida contra la tradición católica:



      --- Los medios que da Dios siempre:

      Dios TIENE CONTRAÍDA CONSIGO MISMO LA OBLIGACIÓN de dar al apóstol escogido por Él las gracias necesarias para el cumplimiento de sus obligaciones, no sólo con la seguridad de su salvación, sino además, con la tranquilidad de poder adquirir las virtudes que se le exigen para llegar a ser un hombre santo.

      Por consiguiente, al más modesto de los obreros evangélicos, al más humilde de los Hermanos dedicados a la enseñanza y a la Religiosa más olvidada de las que se
      consagran al cuidado de los enfermos, LES DEBE, en la medida necesaria, los auxilios que concedió a un Bernardo y a un Francisco Javier. Es preciso insistir en que esa es
      UNA VERDADERA DEUDA QUE EL CORAZÓN DIVINO tiene contraída con el instrumento escogido por Él.



      --- Un buen consejo para miles de curas y religiosos progres que se dedicaron a la acción de justicia social y olvidaron sus deberes religiosos:

      Quien se consagra a las obras de caridad, dice Álvarez de Paz, piense, que no se le cierran las puertas de la contemplación, ni se le incapacita para dedicarse a ella; por el contrario, tenga por seguro, que son la mejor disposición para la misma. Esta verdad enseñada por la razón y la autoridad de los Santos Padres, está acreditada por la experiencia de todos los días, que nos muestra a algunas almas, dedicadas a las obras de caridad en favor del prójimo, como confesiones, predicación, catequesis, visita a enfermos, etc., y elevadas por Dios a tan alto grado de contemplación, que pueden ser comparadas muy bien con los antiguos anacoretas.



      --- El exceso de obras puede ser contraproducente:

      Un hombre de obras a quien al comenzar un retiro rogué que escrutara su conciencia para encontrar la causa del triste estado en que se hallaba, me dio esta respuesta exacta, aunque incomprensible a primera vista: “Mi entrega total a las obras me ha perdido.” “Por mis disposiciones naturales, yo sentía un verdadero placer en trabajar y prestar servicios, y como el éxito me sonreía, Satanás supo arreglárselas para
      llenarme de ilusiones durante muchos años, con lo cual creció en mí el delirio de la acción, juntamente con la antipatía a todo trabaja interior, hasta caer en el precipicio.”



      --- Las etapas de la tibieza espiritual:

      Primera etapa. El alma ha ido perdiendo, en el supuesto de que las tuvo, la caridad y la fuerza de sus convicciones acerca de la vida y el mundo sobrenaturales, y de la economía del plan y acción de Nuestro Señor en cuanto a las relaciones de la vida interior y las obras del obrero evangélico.

      Segunda etapa. El hombre sobrenatural, esclavo de su deber y avaro de su tiempo, lo tiene reglamentado, porque sabe que, de no hacerlo así, todo será naturalismo, capricho y vida cómoda de la mañana a la noche.

      Tercera etapa, cuyo síntoma es la negligencia en el rezo del BREVIARIO. La oración de la Iglesia, que debía dar al soldado de Cristo fuerza y alegría para ponerse en pie de tiempo en tiempo y, apoyado en Dios, remontarse sobre el mundo visible, se le hace una carga casi insoportable que hay que llevar.

      Cuarta etapa. Todo se encadena. El abismo llama al abismo. ¡LOS SACRAMENTOS! se los recibe o administra, desde luego, con el respeto que merecen, pero sin sentir palpitar la vida que contienen.

      Eliminar
    3. --- La solución:

      1. La vida interior defiende el alama contra os peligros del ministerio exterior

      2. La vida interior repara las fuerzas del apóstol

      3. La vida interior multiplica las energías y méritos del alma; la fortaleza de Jesús proporciona estos méritos:

      a) Decisión para emprender las cosas difíciles, afrontando los obstáculos con resolución: “Portaos varonilmente y tened buen ánimo” (Sal 30, 25)

      b) Menosprecio de las cosas de la tierra: “Todo lo he perdido y lo tengo por basura” (Fil 3, 9)

      c) Paciencia en las tribulaciones: “El amor es fuerte como la muerte” (Cant 8, 6)

      d) Resistencia a las tentaciones: “El diablo anda como león, rugiendo; resistidle fuertes en la fe.” (1 Pe 5,8-9)

      e) Martirio interior, o sea, el testimonio, no de la sangre, sino de la vida, que dice a Jesús: Yo quiero ser todo para Vos, y consiste en combatir las concupiscencias, domar los vicios y trabajar con energía en la adquisición de las virtudes: “He peleado buena batalla.” (2 Tim 4, 7)

      4. La vida interior produce consuelos y alegría

      5. La vida interior afina la pureza de intención del alma

      6. La vida interior es un escudo contra el abatimiento

      Eliminar
    4. Totalmente de acuerdo con ud. = 0:07.
      Si se va dejando de "cultivar" la vida espiritual : oración,lectura,sacrificio...al final terminas en una vida sin sentido e insoportable. No sólo es el trabajo en demasía, es el abandono de la vida espiritual. Lo definió Sta. Teresa: están en el mundo pero no son del mundo.
      Creo que el tema de la vestimenta religiosa por las calles también puede ayudar en la vida espiritual.

      Eliminar
  4. "Y aunque poco se hable de ello, un fuerte impacto de trastornos depresivos. La depresión es una de las enfermedades más comunes entre nuestros sacerdotes. De todas las edades y de todas las ideologías. Un sacerdote depresivo, en el estado actual de la Iglesia, es una auténtica rémora y lo más contraindicado a las necesidades de la feligresía. Sin embargo, no se suele reparar en ello y se enquista el problema hasta que nuestro presbiterio se llega a convertir en carne de psiquiatra y tratamiento farmacológico."

    Hay que recordar que en la historia de la Iglesia, han habido sacerdotes y obispos que han actuado en situaciones violentas y han recibido la gracia de Dios para sobrellevarlo.

    Uno de estos momentos fue la Guerra Civil, donde hubieron muchos sacerdotes y laicos y religiosos mártires, pero también resistentes, escondidos y huidos para ser más útiles en el frente.

    Hay que recordar que ni la II República ni la Generalidad de Companys nunca fueron ninguna democracia, sino una dictadura policéntrica, contraria a los derechos humanos y la democracia republicana, una tiranía antidemocrática predominantemente anarquista en sus 10 primeros meses (anarquistas, comunistas, socialistas, los de ERC, Estat Català... con sus milicias y checas), y una dictadura preferentemente marxista-estalinista unificada por el PCE-PSUC comunista de Stalin en los 23 meses posteriores hasta su derrota definitiva e irreversible en abril de 1939, siendo una dictadura marxista cimentada débilmente, pues al final se acabó en una guerra civil, en marzo de 1939 en Madrid, entre el PSOE pacifista de Besteiro y Wenceslao Carrillo con la CNT, UGT y los republicanos, en contra del PSOE guerracivilista de Negrín y el PCE de Stalin, que fueron estos derrotados.

    Mi madre tuvo que vivir en una masía de Cubelles, en la cual estaban escondidos en el techo hasta el fin de la guerra, dos sacerdotes, un seminarista, y unos tres miembros de la derecha. De tanto en tanto, venían los soldados republicanos con estetoscopio auscultando las paredes intentando en vano de hallarlos a través de la respiración y sus movimientos.

    Hoy vivimos una gran crisis por culpa de la jerarquía vaticana, sobre todo de Bergoglio, pero no ha adquirido las características de brutalidad y odio animal que tuvieron los republicanos contra el catolicismo y las derechas, muriendo martirialmente en medio de torturas horrendas y con juicios bufos.

    Algo falla, quizás la materia, el cura de hoy, es más blandengue, debilucho y flandurrio, eso no me cabe ninguna duda... los que estaban en aquella época, la II República, me dijeron que el ambiente señalaba que habría martirio y los curas y religiosos estaban preparados, por eso no hubo ninguna apostasía, y aceptaron el martirio, aunque costara...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted se perdió la primera mitad de la película y por eso la ha tomado contra el Santo Padre. ¡Un poco de respeto!. La culpa, además, es de los que, ¡¡¡desde los años 70!!! han infiltrado a Satanás en el Vaticano. El Papa Francisco, entérse bien, ¡se lo ha encontrado todo hecho, sí, eso de que lo acusan injustamente a él!

      Eliminar
  5. Mn. Jordi feia anys que tenia una depressió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco los estados depresivos por verlos, pero en la historia han habido sacerdotes con depresión y no han abandonado el ministerio sino que han sido tratados... No hay relación de necesariedad entre depresión y abandono, y sí de depresión con abandono temporal y tratamiento de recuperación para reingresar...

      Eliminar
    2. Tot i aixó, s'ha de haver trobat molt sól per pendre una decisió com la que ha pres.

      Eliminar
  6. El diácono recientemente ordenado presbítero en Girona no es viudo. Ha obtenido la nulidad matrimonial con más de 70 años y descendientes de primer y segundo grado. Sin comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si su matrimonio era nulo ¿qué tienen que ver la edad o los hijos?

      Eliminar
    2. Otra incoherencia católica la "nulidad matrimonial" de un casado con hijos y nietos. La "nulidad matrimonial" se entiende que cuando se casó no existió matrimonio alguno. Pues que si tiene hijos y nietos el matrimonio se consumó, si luego se separaron de mutuo acuerdo como algunas parejas que se van a vida contemplativa ambos, no puede ser nulidad.

      Eliminar
    3. Muy a propósito el comentario, aunque no comparto su visión del asunto. Si un señor con 70 años, tras una vida matrimonial y familiar, decide hacerse sacerdote, lo cual es digno de todo respeto, mi reflexión es: tomen nota los sacerdotes de la presente noticia, para meditar en el paso que, a la inversa, se están planteando dar. Recuerden también aquello que reflexionan los apóstoles en el Santo Evangelio, a propósito del matrimonio, sobre que no sale a cuenta casarse...

      Eliminar
    4. La nul·litat matrimonial, invent modern catòlic, és en general una farsa. Jesucrist ja en parlava de en quin cas es permet unes segones núpcies.

      En general l'argument és que la parella no era prou madura o no eren del tot conscients.... Pagan Sant Pere canta!

      Eliminar
  7. En este caso ya se conocia que hacia tiempo el pidio la securalización al Obispo F. Pardo (acs), y este le dijo que esperara que llegara el nuevo obispo, ya que él se jubilaba.

    A mi me llama la atención que los Obispos nombren a sacerdotes jóvenes para cargos de secretario particular, portavoz, secretario general-canciller,...
    No deberian ocupar estos cargos sacerdotes con años de ministerio, más experiencia humana y espiritual, con más conocimiento de años de la diócesis, de los compañeros sacerdotes,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con 10:42.
      Siempre me ha llamado la atención que los arzobispos, obispos... cogen y se rodean de sacerdotes muy jóvenes como secretarios y otros puestos de importancia dentro de la administración de las diócesis y asuntos concernientes al entorno de los altos cargos. Creo que esto, en muchos casos, puede ser una imprudencia...

      Eliminar
    2. Sr. Silverio, creo que está usted en la parra con lo de las nulidades.

      Entérese!!!

      Eliminar
    3. Pues que espere todavía más y no se secularice, porque se va a equivocar. No lo deje, Mn. Jordi. Lea El Evangelio como me ha sido Revelado de María Valtorta y salvará su sacerdocio librándose de cometer una grandísima equivocación. Hágame caso, por favor. Rezo por usted.

      Eliminar
    4. No es cuestión sólo de experiencia. Para un cargo cercano, el obispo puede (y casi diría que debe) buscar a alguien que sienta cercano por carácter e intereses.
      Si tiene experiencia, mejor. Pero si no se encuentra alguien con experiencia en quien te veas capaz de confiar...

      Eliminar
    5. L'evangelio cómo me ha sido rebelado es una heretgia infantil totalment penosa, perdoni vostè.

      Eliminar
  8. Mn Simó tiene novia, no sé yo si podrá recuperarse para el ministerio…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí podrá, es bien fácil, que la deje como hizo San Agustin y Dios le bendecirá sobreabundantemente. Una mujer que le roba a Dios a su "esposa", el alma del sacerdote, no tiene la aprobación divina. Que lo sepa Mn Simó y vuelva al camino donde Dios le llamó. Ser bueno fuera de la voluntad de Dios no sirve para la salvación. Exigimos el retorno de Mn. Simó.

      Eliminar
    2. Eclesiastés: 25 Me puse a indagar a fondo, buscando sabiduría y recta valoración, procurando
      conocer cuál es la peor necedad, la necedad más absurda, 26 y descubrí que es más amarga
      que la muerte la mujer cuyos pensamientos son redes y lazos, y sus brazos, cadenas. El que
      agrada a Dios se librará de ella; el pecador quedará atrapado. 27 Mira lo que he averiguado
      —dice Qohélet— cuando me puse a analizar caso por caso, tratando en vano de hallar una
      respuesta: 28 si entre mil encontré solo un hombre, entre todas esas no encontré una mujer.

      Eliminar
    3. Y ya va siendo hora de que se enseñe a las niñas tontas, primero, a tomar precauciones para no enamorarse de quien no toca (y enseñarles que el enamoramiento de un sacerdote es una forma de adulterio y la más grave porque afecta al mismo Dios) y, segundo, lo que debe hacerse en el caso de que una se enamore, que puede pasar. Finalmente, léanse o pónganse La Regenta. Se hizo una versión en la TV, con Aitana Sánchez Gijón, en la que ésta acaba como se merece por sus devaneos con el cura. Es una escena para meditar y recordar.

      Eliminar
  9. ¿Qué podemos hacer por los sacerdotes? Pensando en voz alta: 1. Rezar por ellos 2. Agradecerles frecuentemente lo que hacen por nosotros. 3. Invitarles a comer o cenar 4. Criticarles sólo si es estrictamente necesario (eso vale para cualquier persona)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí a 1 y 2 y dar gracias también a Dios por darnos a los sacerdotes. 3 siempre que no sea en casa de hijas casaderas -entre santa y santo, pared de cal y canto y no digamos si algun@ no es santo y anda buscando la aventura como decía uno-. 4 nunca es necesario criticar, aunque un santo sacedote nunca va a desmoralizarse por las críticas, al contrario, dará gracias a Dios por ellas.

      Eliminar
  10. La Fundació Vidal i Barraquer tiene una línea asistencial para la atención de sacerdotes y religiosos que es atendida por especialistas en psicología de la religión y espiritualidad.

    ¿Los obispados, órdenes y congregaciones acuden antes (y después) de ordenar/profesar candidatos? ¿O solo acuden pacientes de motu proprio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en día, hasta a tener una mala racha le llaman enfermedad. Claro, los que trabajan en esas fundaciones se tienen que ganar los garrofines. Pues si fuera yo el sacerdote, desconfiaría de los "especialistas de la religión y la espiritualidad". Hoy la cizaña anda mezclada con el trigo y nunca puedes estar del todo seguro entre los "sabios y entendidos". Búsquense un buen director espiritual. Es difícil encontrarlo, pero pídanselo a Dios y se lo dará.

      Eliminar
  11. Sepan estos sacerdotes que no están solos, que les comprendemos y animamos a no rendirse ante lo que tantos santos han pasado antes que ellos y que se conoce como la noche oscura del alma. San Ignacio de Loyola les diría "en tiempo de tribulación no hacer mudanza, sino permanecer en los propósitos que se tenían antes de la tal tribulación". No hay nada en el mundo que por, mucho que brille, pueda compararse al sacerdocio. Ánimo.

    ResponderEliminar
  12. Creo que un elemento que puede ayudar a entender por qué de golpe aparecen casos con perfil tan similar es el impacto que ha tenido el Covid con su confinamiento. Ha causado multitud de depresiones, soledades, vacío... Y salir de un pozo es difícil.

    ResponderEliminar
  13. Denoto que en estos comentarios hay mucho presbítero camuflado que sabe muy bien de qué habla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah,no!. Eso sí que no. Hay un dicho según el cual, para ser un buen médico, no hace falta haber estado enfermo. En descargo de los presbíteros, voy a tener que decir, que se trata, en varios comentarios, de una misma anónima que no está dispuesta a permitir que Satanás le robe a Jesús a sus Sacerdotes, mediante sus archiconocidas tretas. Creo que los sacerdotes en dificultades encontrarían un gran apoyo en el Opus Dei, donde podrían abrir su alma sin escandalizar ni sorprender a nadie y les ayudarían a encontrar los remedios más oportunos, incluyendo distracciones y amistades sanas. Conste que no soy del Opus Dei, pero con el tiempo he podido observar, desde fuera, que llevan la razón en muchas cosas que al especimen del "hombre viejo" siempre le parecerán raras, exageradas o inhumanas. Sin embargo, la felicidad sólo se encuentra en el camino hacia el cielo.

      Eliminar
  14. Se han tomado un tiempo de reflexión......

    Qué los manden a freir espárragos.

    Pagando de sus bolsillos los espárragos,claro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, los perfectamente inmutables como usted se impacientan ante la debilidad humana. Pero tenga en cuenta que Jesús dijo a Santa Faustina -y la Santa Madre Iglesia ha aprobado su Diario y mensaje-, que quien no practique la misericordia, no la encontrará el Día del Juicio. Medite usted, no vaya a ser que también necesite de misericordia y esto le encuentre desprevenido.

      Eliminar
  15. De El Evangelio como me ha sido revelado (Tercer año de la vida pública de Jesús):
    Veo a Pedro que, solitario en una pequeña elevación, está mirando atentamente al nordeste y suspira muy triste... está verdaderamente muy abatido... Jesús se sienta sobre el haz, al lado de Pedro, y le pasa un brazo por los hombros mientras le habla:
    -Mirabas al horizonte... y la tristeza te lo ha anublado. El presente, como un remolino ha levantado nubes temibles y te ha celado el sereno recuerdo lleno de promesas y esperanzas, y te ha atemorizado. Simón, te oprime una de esas horas de tristeza y tedio que nuestra naturaleza humana encuentra en su camino. Ninguno está exento de ello. Porque estas horas las suscita quien odia al hombre. Y cuanto más sirve a Dios el hombre, más trata Satanás de atemorizarlo y cansarlo para apartarlo de su ministerio. Tú también atraviesas una hora de cansancio... El continuo martillear de la persecución contra tu Maestro te cansa. Y, en fin -y no sabes que no eres tú, sino que es el Tentador-, escuchas una voz que te susurra: "¿Y mañana? ¿Qué sucederá mañana?...".
    ... Vamos a orar juntos. No ha de hacerse nada más para recuperar la paz, la fuerza espiritual, el amor,
    la compasión... incluso hacia nosotros mismos. La oración aleja los fantasmas de Satanás, nos hace sentir cercano a Dios. Y, con Dios cerca, todo se puede afrontar y soportar con justicia y mérito. Vamos a orar así, Yo y tú juntos, aquí, en este monte desde el que se abre tanta parte de nuestra Patria, como a Moisés se le abrió desde el Nebo la vista de la Tierra Prometida. Nosotros,
    más afortunados que él, a esta Tierra que será del Cristo, le llevamos la Palabra y la Salud. Yo el primero, y luego tú. ¡Mira! Al claror de las últimas luces se ven todavía los montes de Judea. Pero más allá está la llanura, el mar, luego otras tierras, el mundo... Ellas, él, te esperan, Pedro. Te esperan a ti para saber que hay un Dios verdadero. Un Dios que dará verdadera luz a las
    almas que caminan a tientas en la oscuridad del gentilismo y la idolatría. Mira, la luz terrena se entenebrece. ¿Cómo podrían los viandantes no perder la dirección en una noche sin luz? Más allá se ve la estrella de la Polar, que ya surge para guiar a los viandantes. Mi Religión será la estrella que guíe a los viandantes espirituales por el camino del Cielo. Y tú estarás tan unido a ella que serás una sola luz conmigo y con mi Doctrina, ¡oh Pedro mío, oh Piedra mía bendita! Oremos por aquella hora en que los hombres se salvarán por mi Nombre. "Padre nuestro que estás en el Cielo"...
    Dice lentamente el Pater, teniendo de la mano a Pedro; y parece como si, alzando así los brazos y las manos -en su derecha la izquierda del apóstol-, lo estuviera presentando al Padre.
    -Ahora vamos a bajar. Y dejemos aquí las tristezas inútiles y las inútiles congojas por el mañana. Junto con el pan cotidiano, el Padre nos dará mañana, todos los mañanas, sus ayudas. ¿Estás persuadido de esto, Simón?
    -Sí, Maestro, lo creo - dice con firmeza Pedro, cuyo rostro ya no está turbado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Els pares de l'església deixen molt clar que la pedra (femení en grec) no és Pere (masculí). En trobem més analogies com la pedra que brollava l'aigua després del segon cop de Moisès. Li va mancar de (pedra) i Déu el castigà.

      La pedra és l'acte de fe. Crec que un problema greu del catolicisme des de Trento és la obsessió per revelacions particulars, aparicions marianes i suposades profecies sobre l'anticrist. Ens hauríem de fixar més en la oració, la santificació i en l'amor vers Déu i el proïsme.

      I aquí rau un dels grans problemes amb els sacerdots a Catalunya: no tenen temps per pregar. Solució? Que visquin en comunitat, només una missa diària i dues dominicals. La resta de temps per cultivar la seva fe. Que això de la missa diària és de fa quatre dies.

      Eliminar
  16. Una cosa es misericordia y otra cosa es para paliar sus problemas, echarse en brazos de una, un, o une, ahora que esto último está tan de moda!

    ResponderEliminar
  17. 167. "Ah, si hubiera roto al principio", me has dicho. -Ojalá no tengas que repetir esas exclamación tardía. Camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, San Josemaría sabía mucho y formó bien a sus hijos.
      Y eso que advertía, le pasó a aquel ex sacerdote vagabundo que encontró un matrimonio mientras iba de camino al Vaticano, a una recepción con el Papa, San Juan Pablo II. Con sus andrajos por todo equipaje y tras sorprenderlos con su latín excelente, les dijo que saludaran a Su Santidad. El Papa le mandó llamar y traerlo a su presencia y se quiso confesar con el sacerdote vagabundo, que supongo también se confesaría con el Papa, para volver al camino del que nunca debió salir.

      Eliminar
  18. Decía un cura joven en los 70, cuando había tantos abandonos de curas, que era por dos cosas a la vez: crisis de fe y enamoramiento. Por una sola no se dejaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía una visión muy pobre del asunto. En un religioso, el enamoramiento sólo tiene cabida cuando uno está vacío de Dios, aunque haya llegado a ese estado por inadvertencia. Es como la estacada final que da el enemigo para dejar a sus víctimas fuera de juego. Por algo el Señor y la Iglesia nos mandan estar vigilantes, ya que el Diablo nos ronda sin descanso, como león rugiente. Lo de la crisis de fe es un concepto vacío, en este caso, en mi opinión. No creo que los sacerdotes de esta noticia estén faltos de fe. Les faltará esperanza y amor y eso se lo va a dar Dios si le abren su corazón. Conociendo más a Jesús, su amor crecería. Por eso les sigo recomendando El Evangelio como me ha sido Revelado de María Valtorta.

      Eliminar
  19. A l' anònim de les 9:03 i 9:08, perdoni vostè, es nota molt que no s'ha llegit això que tan alegrement i injustament desqualifica. Fins i tot, hi ha dos testimonis d'un pastor protestant i un jove sacerdot que, en el primer cas, es va convertir al catolicisme després d'haver llegit aquesta obra, que són 10 tomos, no un conte per nens de teta. El segon, després de plantejar-se formar una família amb la novia que tenia i un futur en la carrera per la qual s'havia preparat, va descobrir que el seu amor era Jesús. Jo he llegit els 10 tomos, m'informo abans d'afirmar les coses i per tan les dic amb coneixement de causa.
    El que diu sobre la pedra i Pere, suposo que és per recolzar el su judici errat. Però l'Evangeli diu que Jesús li va dir a Simó Pere, Tu ets Pere i sobre aquesta pedra edificaré la meva Església. Analitzar, per tant, si Pere equival a pedra, o no, no li veig aquí la utilitat.
    Si vosté creu realment en la oració, la santificació i en l'amor vers Déu i el proïsme, va errat també en el seu últim paràgraf. Ja veig que li molesta això de la Missa diària i no només les revelacions privades. Ambdues estan pensades precisament per cultivar la fe.

    ResponderEliminar
  20. En griego pétros es Pedro, y pétra es piedra o roca. Los padres de la iglesia así lo interpetaron. San Juan Crisóstomo (homilías del evangelio de san Mateo), San Hilario de Poitiers (sobre la Trinidad 6,37), Orígenes... Da la "casualidad" que los primeros cristianos lo vieron de una forma y mil años después cambiaron de parecer.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell