Dos nombres más para Gerona

18
 
Mons. Arturo Ros y P. Agustí Borrell

Hasta el momento les hemos dado cuenta de los nombres que se han incorporado a las ternas que se han presentado a Roma tanto para el nuevo obispo de Gerona como para auxiliar de Barcelona. Los nombres han quedado apuntados: Fidel Catalán, Joan Obach, Emili Marlès, Enric Termes, Josep María Turull, Josep Mª Domingo. Todos ellos sacerdotes que podrían ser ordenados obispos, sin que se pueda determinar si son llamados a la diócesis de San Narciso o a auxiliares del cardenal Omella. En los últimos días se han incorporado dos candidatos más, en esta ocasión solo para Gerona, aunque les advierto que la fuente no es nuestra y que tampoco aseguran sus emisarios ninguna certeza sobre su elección, situándola simplemente en el marco del rumor. No obstante, es preciso analizarlos, dada la personalidad de los supuestos episcopables.

El primero nos lo apunta Pacopepe en La Cigüeña de la Torre y se trata del auxiliar de Valencia, Mons. Arturo Ros Murgadas; nacido en 1964 y ordenado obispo en 2016. El maestro Pacopepe no lo da por seguro, porque cuando él lo da por seguro el acierto es infalible. Ya quisiera uno tener el nivel de información y conocimiento de Pacopepe. ¡Cuántos nombramientos episcopales nos ha adelantado! ¡Cuántas sorpresas nos ha revelado, sin tan siquiera estar presentes en las habituales quinielas! Si no existiese, habría que inventarlo. Eso a nivel de información eclesial, en la que es el número uno; porque a nivel personal, quienes tenemos la fortuna de conocerlo, sabemos que existe, no hace falta inventarlo y damos fe de su hombría de bien, de su generosidad y de su catolicismo cabal.

Ver las imágenes de origen

Sobre el auxiliar Ros solo cabe decir que fue un hombre escogido por el cardenal Cañizares y es nieto de un beato mártir: su abuelo paterno Arturo Ros Montalt, asesinado en 1936, por ser miembro de la Acción Católica de su pueblo.  Caso de confirmarse, sería un nuevo obispo valenciano en Cataluña y una nueva muestra de la falta de confianza del papa Francisco en la cantera catalana. Veremos.

El segundo candidato lo insinúa Diari de Girona. Se trata de un religioso gerundense: el padre Agustí Borrell Viader, carmelita descalzo. Nacido en Caldas de Malavella en 1959, Doctor en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto, es el actual Vicario General del Carmelo teresiano, tras haber sido consejero Provincial de la provincia Ibérica de Santa Teresa de Jesús. Es profesor no estable de la Facultad de Teología de Cataluña y del ISCREB, por lo que se le supone bien vinculado con el mundo académico catalán. Sus habilidades pastorales se desconocen y la diócesis de Gerona supone un auténtico reto, que precisa más de un pastor que de un teólogo. En todo caso, también veremos.

Ver las imágenes de origen

No obstante, Agustí Borrell posee en su biografía un hecho que lo invalidaría para ser obispo: fue uno de los 400 sacerdotes catalanes que firmaron el manifiesto secesionista a favor del golpe del 1 de octubre. Forma parte de aquella parte de la Iglesia en Cataluña que se alineó descaradamente a favor del independentismo, alentó de forma activa la división entre catalanes y, lo que es más grave, ofendió a todos aquellos católicos catalanes que ni eran partidarios de la secesión ni estaban conformes con el ilegal proceso que se llevó a cabo con desprecio absoluto del marco legal vigente. Esa ofensa a la Ley, esa desconsideración al sentido común, auspiciada por una parte de los eclesiásticos catalanes, vino a humillar a todos aquellos católicos que vieron cómo se manipulaba desde los púlpitos, se tergiversaba desde el altar y se pretendía influir en la conciencia de una parte del pueblo de Dios. Quienes participaron de aquella ignominia tienen nombres y apellidos. Quedaron retratados para siempre en el manifiesto de los 400. El daño que hicieron y su parcialidad manifiesta les impide ser un obispo de todos. Entre ellos estaba el padre Agustí Borrell.
 
Oriolt 

Entradas que pueden interesarte

18 comentarios

  1. No sólo hay un problema político en Gerona por parte de los curas y otros consagrados y laicos a favor del independentismo, el republicanismo o al ídolo político del momento. También hay otro problema de tipo fideístico y moral, que podemos decir modernista (fe) y progresista (moral). Es lo que se conoce como nacional-progresismo (independentismo antiespañol de moral izquierdista), y además, el modernismo (teológico-fideístico), todo impregnado de un ambiente resclosit i fètid, entre sectario-fundamentalista y dictatorial.

    El aspecto modernista (teológico, biblista y fideístico) se puede ver en esta entrevista.

    Entrevista a Joaquim Malé, biblista, por Ángel Rodríguez Vilagran, El Senyal, Revista de la diócesis de Gerona, número 216, diciembre 2021 a febrero 2022

    A. - Quién escribió [la Biblia]

    - No podemos saber qué personas concretas la escribieron. Sólo podemos asegurar la autoría de algunas cartas de Pablo de Tarso en el Nuevo Testamento. El resto se mueve entre el enigma y la probabilidad. No obstante, hay que dejar claro que los libros de la Biblia NO son obras de autores sino de tradiciones literarias y teológicas: es así como debe de entenderse. Por ello, sí podemos afirmar que los autores eran personas de fe que vivieron el misterio de la existencia desde la creencia en Dios Salvador que se encarna finalmente en Jesús de Nazaret.

    [...]

    B. - ¿El hecho que se hayan hecho tantas traducciones y versiones no hace peligrar la originalidad del texto?

    - El texto no es casi nunca original. El texto base usado para traducciones es, en sí mismo, fruto de un consenso histórico. En el Nuevo Testamento son tantos los testimonios fragmentarios en forma de papiros [rollos] y códices [libros] que se conservan, que hablar de un texto es una especie de ilusión óptica. Hay muchos textos, pero los estudiosos -conjuntamente con las instituciones religiosas-, acuerdan cuál es el texto más plausible, y muestran las variantes textuales en ediciones críticas.

    [...]

    C. - Cuando leemos en el Antiguo Testamento frases en nombre de Dios, ¿Cómo se ha de entender? ¿Es Dios mismo quien habla o es el pensamiento de quien lo escribe?

    Los redactores del Antiguo Testamento hizo una originalidad inaudita: hacer hablar a Dios como si fuera un personaje literario más. Hay que considerar que cuando Dios habla, estamos ante unos textos muy meditados que son fruto de un proceso teológico de primer orden, a partir del cual los escritores inspirados reflejan lo que entienden cuál es la experiencia de Dios en la historia. No hay que ser ingenuos y pensar que Dios se expresa inerrante con palaras humanos, sino que lo hacen los hombres, pero con el corazón movido por Dios.

    D. - En el Antiguo Testamento leemos muchos textos en formato de cuento o leyenda. El Arca de Noé, la Torre de Babel, las plagas de Egipto, la división de las aguas en el Mar Rojo... ¿Cómo los definiría?

    - Son manifestaciones literarias de la acción de Dios entre la humanidad, es decir, en última instancia no buscan informar sobre hechos históricos, sino más bien formar la consciencia de una comunidad alrededor de la experiencia de fe en el Señor. Leyéndolas así, nos evitamos caer en incongruencias y los peligros fundamentalistas, sino que conseguiremos ver la actualidad inherente ya hablada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El señor Malé responde correctamente. Si usted hubiera cursado teología en cualquier universidad católica no hubiera escrito este comentario. Algunas iglesias protestantes y ramas adventistas como los Testigos de Jehová, sí creen realmente que Dios de su puño y letra escribió los textos sagrados. Le recomiendo el libro "La interpretación de la Biblia en la Iglesia", de la Comisión Bíblica Pontificia, que le sacará de dudas. Es un texto pontificio, por lo tanto, aprobado por el propio Papa.

      Eliminar
    2. Anonimo de las 13:09, se equivoca, ni los Adventistas ni los Testigos de Jehovà creen que Dios escribió la Biblia de su puño y letra, ellos creen que Dios inspiró a los autores. Los conozco bien, tengo amistades en esas religiones y no solo he tenido larguísimos debates teológicos con ellos sino que he asistido a algunos de sus cultos.

      Eliminar
    3. Señor Anónimo de las 15.14. Me alegro que me haya contestado sólo una parte de mi comentario; veo que usted entra en razón en un 50% del mismo. Le irá bien la lectura del documento pontificio anteriormente citado. Por lo que se refiere a los Testigos de Jehová... han ido modificando sus teorías a lo largo de los tiempos. La diferencia entre las iglesias protestantes y adventistas con los católicos es que nosotros interpretamos los textos gracias a una profunda exegesis y posterior hermenéutica.

      Eliminar
    4. Por cierto... le recomiendo encarecidamente que estudie teología o ciencias religiosas en una facultad católica. El ISCREB, si usted está en Barcelona, también ofrece posibilidad virtual.

      Eliminar
    5. Perdona que le moleste otra vez. Por cierto, los protestantes entienden de forma literal la Biblia y los Testigos de Jehová también. Por lo tanto, para ellos las plagas de Egipto o la creación en siete días, fueron hechos reales.

      Eliminar
    6. No todos los protestantes entienden de manera literal la Biblia. Son sectas muy diversas y de muy diferentes actitudes teológicas y apologéticas. Cuando decimos "protestantes" estamos hablando de un rebaño de lo más diverso.

      Eliminar
  2. PLURALIDAD DE TEXTOS BÍBLICOS (B)

    Existen textos protomasoréticos (masora es tradición) que son escritos sólo con consonantes, y textos masoréticos (s. VII d.C.) con vocales, los cuales recogen una tradición de lectura junto con una interpretación exegética crítica. Lo cierto es que ambos textos, protomasoréticos y masoréticos, son "casi" homogéneos. Pero para el catolicismo, la Biblia griega de los LXX (130 a.C) es providencial para la expansión del catolicismo por el Imperio Romano y, además, para la construcción de la teología y la Fé católicas, dado que la versión griega de los LXX es, en algunas opciones de traducción, nada menos que un progreso en sí mismo en el proceso de desvelamiento lógico e histórico de la Revelación divina, traducción que fue canonizada posteriormente por el Nuevo Testamento en el siglo I d.C., culmen de dicha Revelación.

    Por ejemplo, en Mateo 1,22-23, haciendo referencia a la profecía de Isaías 7,14, la Biblia griega de los LXX da una traducción autorizada que mejora en mucho a la Biblia hebrea:

    "He aquí que la doncella (hebreo) / virgen (LXX, griega) está encinta, concebirá y dará a luz a un hijo [Jesús].



    LA BIBLIA COMO OBRA DE FICCIÓN (A, C y D)

    Éste es un identificador clave del modernismo bíblico, fideístico, moral y eclesiológico. Todas las historias de la Biblia, además de las que menciona, también por ejemplo Tobit y Jonás, entre otros, carecen de realidad histórica y sólo son catequéticas, educativas en la fe en Dios Todopoderoso. Como decía un jesuita modernista, casi toda la Biblia era fruto de una enseñanza teológica hecha por judíos espirituales que redactaban historias ficticias, sin base real, pero que tenían una finalidad educativa: ver la poderosa acción de Dios sobre la historia de Israel.

    Los Evangelios, según este jesuita, eran más de lo mismo: las comunidades primitivas católicas (marcana, joánica, mateana, lucana) reflexionaban y meditaban piadosamente, bajo la acción del Espíritu Santo, para crear historias ficticias, sin base histórica alguna, con una finalidad educativa: ver la poderosa acción de Jesús sobre la Iglesia y la historia de la humanidad. Por lo que hace a las Cartas Paulinas y Católicas (Pablo, Pedro, Santiago, Juan y Judas) eran reflexiones personales de sus autores; en el caso de Pablo, fue el "inventor" de toda la Teología católica.

    Esto es, por tanto, una verdadera catástrofe para la Iglesia Católica. Como dijo Bergoglio, asumiendo el pensamiento modernista, la multiplicación de los peces y los panes NO fue una acción histórica real por la que Jesús hizo el milagro de la multiplicación de la materia alimenticia, sino que en realidad fue el "milagro" social de la solidaridad de los creyentes: todo el mundo sacó de su zurrón panes, pastelillos, peces (salazones, ahumados, mojama), carne (cecina) y frutos secos que se pusieron en común entre todos. La razón por la que los evangelistas "falsificaron" la verdad histórica fue piadosa: para que se viera la acción poderosa de Jesús sobre los corazones de los fieles. Y si no te lo crees, revienta, pues...

    Todo esto tiene repercusión en la actual situación de apostasía de la Iglesia: como la Biblia es una obra de ficción escrita por una cultura y civilización inferior de camelleros semianalfabetos, entonces nuestra generación, más culta y refinada, tiene el deber y el imperativo moral kantiano de corregir los errores históricos, aceptando toda la nueva moral progresista y la reinterpretación total de la fe, moral, liturgia y eclesiología en un sentido modernista. ¿Dios? Ah sí, en el cielo, durmiendo la siesta...

    ResponderEliminar
  3. Estos nombramientos de obispos, como el de Gerona, se realizan sin sinodalidad, y nos dejan la distracción de las "quinielillas" de episcopables, y si l'encerto l'endevino; lo mismo sucede en el cónclave: todo son "quinielas" de posibles Papas, pero nadie se fija en el informe de situación de la Iglesia. Con estas "quinielas", se nos hurta la sinodalidad, que comprende diversas cosas en la elección de obispos:

    1. Preguntar al Pueblo de Dios cuál es su opinión sobre la situación de la diócesis, de la acción del obispo saliente y del tipo de obispo que piensan que será el mejor. ¡Preguntando se puede ver incluso la ignorancia general del Pueblo de Dios, que en Gerona es de casi todos!

    2. Recoger la realidad tal como la ha dejado el obispo saliente, ver el bien y el mal que ha hecho (juicio de residencia), para resolver los problemas

    3. Ofrecer información transparente al Pueblo de Dios: estadísticas pastorales, económicas, de personal, parroquial, organizativa... No creerse los informes de las visitas ad limina apostolorum que realiza el obispo a Roma, pues retrata la realidad diocesana que es de su interés y de los grupos de poder y presión que lo arropan. Los católicos no sabemos nunca qué dicen estos "informes", y nunca se nos pregunta por cuál es la realidad que vivimos, y los deseos que anhelamos. Todo se desenvuelve en la clericalidad más estricta: entre el Papa y los obispos se lo cuecen, guisan y comen. ¿Dónde está la sinodalidad? Ni está ni se la espera

    4. Elegir a hombres santos, de autoridad y prestigio, de credibilidad



    Y en el caso de Gerona, su situación es simplemente catastrófica desde todos los ámbitos donde se quiera mirar, pues es ya una diócesis enferma, agonizante y a punto de morir: participación de los laicos, vocaciones sacerdotales y religiosas, transmisión y enseñanza de la Fé católica fiel y auténtica, pastoral y doctrina ortodoxa y ortopráctica, economía saneada, expansión e intensificación de la Fé católica.

    Esta falta de sinodalidad implica que tanto el obispo saliente como el mismo Pueblo de Dios se "escapen" de ser disciplinados con una serie de medidas pastorales: penitencia diocesana durante un año, deber de penitencias y confesiones frecuentes, obligación de ir más a misa, asunción de investigaciones canónicas sobre la responsabilidad de miembros del gobierno diocesano, de las órdenes religiosas y de los rectores... tal como puede verse en la CARTA PASTORAL DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI A LOS CATÓLICOS DE IRLANDA (2010), con motivo del grave escándalo de abusos a menores, que motivó que todo el Pueblo de Dios hiciera penitencia durante un año, y que está en este enlace:

    vatican.va/content/benedict-xvi/es/letters/2010/documents/hf_ben-xvi_let_20100319_church-ireland.html

    Ya verían los del Vaticano la cantidad de información ocultada que realiza el gobierno diocesano en defensa propia, y que esconde para evitar responsabilidades, y que sin lugar a dudas, pienso que si se comunican al Vaticano cuando hay que elegir a un nuevo obispo, se habrían evitado algunos escándalos graves en la Iglesia. Pero todavía tenemos los vicios de siempre, agravados por la acedia y relajamiento moral-espiritual de los obispos postconciliares. Sólo dan información reservada al Vaticano en sus visitas ad limina apostolorum sin ningún control de fiabilidad y veracidad, el Vaticano nunca inquiere ni investiga la verdad, no hay sinodalidad, no se informa, no se pregunta nada, no se miran las cosas, no se quiere saber la realidad de la vida espiritual y doctrinal en las parroquias, escuelas, universidades, seminario, facultades, órdenes religiosas, editoriales y medios de comunicación; y cuando viene el nuevo obispo, tampoco se preocupa de los feligreses. Nadie pregunta al Pueblo de Dios, ni el Vaticano ni el nuevo obispo, ni siquiera como simple consulta no vinculante.

    Menos "quinielitas" y ternas de consagrados que no se sabe quién y por qué los elige, y más sinodalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo que sentido tienen estos comentarios tan largos (y a veces tan absurdos).

      Eliminar
  4. De entre los nombres que usted menciona, caro Oriolt, hay uno que quisiera destacar, el don Francisco José, o Pacopepe. Quienes hemos tenido la fortuna de conocerlo, de recibir muestras exquisitas de su generosidad y amistad desinteresada, damos de fe de su excepcional personalidad, junto con la de su esposa, de su total entrega a los intereses de la Iglesia. Si alguien merece la medalla pro Ecclesia et Pontifice es él. Muchos son los que varias veces al día acuden a su torreón para contemplar desde tan elevada atalaya los males y bienes de la Iglesia. Nadie más formado en la doctrina de Cristo. Nadie más intrépido como ha demostrado en la manifestación provida del otro día en Madrid. Auténtico miles Christi, mi admiración y reconocimiento aumenta por días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Señor Valderas Gallardo.

      Y usted también se merece la distinción pro Pontífice.

      Pero en ningún caso la del actual Pontífice.

      Por Dios!

      Eliminar
  5. Ojalá una prelatura personal para los católicos secesionistas, con su Obispo y que nos dejen a los demás en paz. Antes pensaba que era mejor prelatura para los de lengua española, pero viendo lo viejos que son los secesionistas católicos y lo poco que han inculcado la fe a sus hijos (nietos y hasta biznietos), mejor la prelatura personal para ellos: El Muy Gerontorcrático Arzobispo Català para los jubieltas indepes.

    ResponderEliminar
  6. A Gerona le hace falta un Obispo de la misma orientación MORAL SUPER- CATÓLICA del Cardenal Raimond Leo Burke .

    De aquí para arriba.

    Se acabaría la tontería del taranna dels C.....en un plis-plas, hombre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con ud. Si no es así, esta diócesis está muerta.

      Eliminar
    2. Dios los oiga. Personalmente no estoy seguro que aún se esté a tiempo de salvar esa diócesis. En caso extremo, habría que unirla a Terrassa o Vic o dividirla entre ambas.
      Lo siento, pero veo ya moribunda a esa diócesis. Espero equivocarme y que no esté más allá de la salvación en el medio plazo. No queremos perder la esperanza.

      Eliminar
  7. Sr.Cardenalo Omella, llevase a su amigo D. Antonio Cantero que él sabe dar soluciones para liquidar la diócesis de Gerona, ya la de Almería la ha dejado bien,ya ni los mayores que creían algo creen, asín que de jóvenes no esperen verlos ahora mismo por las iglesias, porque no van ni los curas, ánimo y sigan asín.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell