El hundimiento

48

 Ver las imágenes de origen


El otro día le preguntaba a un amigo sacerdote, rector de una parroquia germinante, cómo iba el inicio de curso y cuántos niños se habían inscrito en catequesis. Ninguno, me respondió. Por ahora, ni uno. Antes de la pandemia, charlando con uno de los párrocos in solidum de las cuatro parroquias de Pueblo Seco (para estar informado uno tiene que hablar con todos), me contaba que, entre las cuatro comunidades, no llegaban a diez los niños de primera comunión y que eran todos filipinos. El primero de mis citados interlocutores me añadía que a los niños que recibieron la primera comunión el curso pasado ya no los ha visto más, salvo un par de hermanos. De los años precedentes ni rastro. Eso, por lo que se refiere a primeras comuniones. Los matrimonios canónicos ya hace años que se hallan en caída libre, pero si algo se respetaba eran las exequias católicas de un fallecido. También van cuesta abajo. Un sacerdote responsable del servicio religioso de un tanatorio barcelonés me revelaba que este verano el número de ceremonias laicas ha superado por primera vez al de religiosas.


Eloy Pastrana, en primer plano, es orador laico para ceremonias funerarias.
Eloy Pastrana, orador laico para ceremonias funerarias


Este es el panorama desolador de la diócesis barcelonesa y pronto será el de otras diócesis. Hemos pasado del anticlericalismo a la indiferencia religiosa y ahora estamos entrando en la fase de la insignificancia religiosa. El desplome de los últimos 15 años ha sido dantesco. Los padres de esos niños en edad de primera comunión nacieron mayoritariamente en los años 80 y crecieron en la fase de indiferencia religiosa. A partir de ahora, la curva del descenso se acelerará. Las sucesivas generaciones ni conocen a Dios ni les importa la Iglesia. Reconozcámoslo: estamos en la senda de la irrelevancia.


Las causas de esta hecatombe son varias y vienen de antiguo. Que nadie las busque en Soros ni en el Nuevo Orden Mundial, ni otras zarandajas de ciencia ficción que atraen a algunos obsesivos. Ni tan siquiera en la masonería, que es otro de los típicos imputados por los amantes de la conspiranoia. Las causas se hallan dentro de la Iglesia. ¿Acaso la Iglesia no ha tenido templos suficientes, el poder de los púlpitos o medios de comunicación para explicar su mensaje? ¿Acaso no ha gozado del inmenso tesoro de la Escuela Cristiana que, en Cataluña, por poner un ejemplo, posee más de 250.000 alumnos cada curso? ¿Qué fruto ha obtenido de esa potencia de medios? Los resultados están a la vista. Porque, reitero, no nos hallamos ante un periodo de secularización o desacralización de la sociedad, nos hallamos ante la absoluta insignificancia religiosa. Primero los niños dejaron de rezar, luego dejaron de conocer pasajes del Evangelio. Ahora, simple y llanamente, desconocen a Dios. No su existencia, en la que pueden creer o no creer, sino su propia noción. Ya no existe el ateísmo ni tan siquiera el agnosticismo. Existe el absoluto desconocimiento. 



Cuando los hijos de hoy sean los padres del mañana esa insignificancia se hallará, lógicamente, más acentuada. Entonces, ¿quién pagará la red asistencial de la Iglesia? ¿Quién sufragará, por ejemplo, Cáritas Diocesana? Si actualmente ya hay iglesias que no pueden pagarse ni la luz, qué será de ellas sin relevo generacional. En estos tiempos, solo sobreviven aquellas parroquias que tienen inmuebles alquilados. Las rentas de alquiler son los únicos ingresos perceptibles en el Fondo Común Diocesano. Lo demás migajas, pura calderilla que ni los bancos cambian en billetes. 


Mientras esto sucede, tanto los obispos como los informadores religiosos paniaguados miran para otro lado. Parecen la orquesta del Titanic. Producen planes pastorales que nadie lee, convocan sínodos que a nadie importan, elaboran documentos incomprensibles e incluso los más atrevidos nos hablan de una nueva primavera. Unos se hallan felices con los jóvenes del upper Diagonal, otros con sus cuatro kumbayás lacistas y otros con la cantera latinoamericana o filipina del extrarradio. Pero esas concretas realidades ni son representativas ni suman un número suficiente y, lo que es peor, como la Iglesia (inclúyanse en ella los centros de enseñanza católicos) no se ponga los pilas también los acabará perdiendo. Está claro que algo se ha hecho mal en los últimos 50 años y seguir por el mismo camino nos lleva al precipicio. Y algunos se empecinan en no reconocerlo, tal que fuesen Luis XV y su “après moi, le déluge”.

 

Oriolt 

Entradas que pueden interesarte

48 comentarios

  1. Seguro que sólo se ha hecho algo mal durante los últimos 50 años? Y no será que lo de antes era, en gran parte, postureo u obligación y, cuando empezó a importar menos el primero y desapareció la segunda, se manifestó claramente lo que era la iglesia católica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo de antes era postureo, ¿cómo se explica que sean las personas educadas entonces las que más creen y practican la religión mientras que las que han nacido en el postconcilio son las más alejadas de Dios y de la Iglesia?

      Eliminar
    2. Postureo y obligación siempre habrá cuando en un grupo humano o sociedad se considera importante algo y no todos quieren hacer el esfuerzo, aunque reconozcan su importancia.

      Es inevitable porque solo podemos vivir en sociedad y estamos por ello biologicamente programados para ser influenciados por el grupo.

      Hoy, por ejemplo lo vemos en la costumbre tan extendida de ir al gimnasio a fabricar músculo.

      y el postureo lo observamos en todos aquellos que se inyectan anabolizantes y otras substancias químicas para hacer músculo sin la molestia de levantar pesas.

      Nos influye sin saberlo la política también; y la izquierda caviar (o izquierda langosta o izquierda champán) no es otra cosa que burgueses buen situados viviendo la falacia "proletaria" sin necesidad de hacer voto de pobreza, renunciar al porsche ni de dejar de mandar a los hijos a estudiar a Estados Unidos.

      Lo cierto es que la Iglesia Católica ha decidido suicidarse desde el Concilio simplemente quitando todo lo que es "religioso" y reemplazandolo por una especie de filosofía buenista de asistencia social y de tendencias izquierdistas (y en ciertos oaises, nacionalista)

      Bien, la realidad es evidente:

      no solo no ha funcionado; ha sido un fracaso total.

      simplemente los fieles no han picado, porque la Iglesia no les da lo que necesitan: religión y espiritualidad.

      de todos modos no se preocupe, porque no se quedaran con las manos vacías:

      las necesidades serán automáticamente cubiertas por otras ofertas.

      Se llamen Islam, testigos de Jehová, evangelismo...no importa.

      lo que importa es que los errores del Concilio y los picatostes que lo utilizan para oprimir a los fieles de Cristo desaparezcan cuanto antes mejor.

      !Que se vayan a hacer daño a las calderas de Pedro Botero s.j.!

      Eliminar
  2. Pues nuestros obispos, lejos de rectificar, quieren seguir avanzando por la senda que lleva al abismo:

    https://www.elmundo.es/espana/2021/10/04/615ace3ffc6c83a21e8b459d.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me he leído el enlace y no dice nada de peligroso "abismo", es un escrito normal. EF.

      Eliminar
  3. Acaba de salir un libro transcendental para devolver la fe en Jesús resucitado en catalán:
    Sant Joan Evangelista "va veure i va creure" (Jn 20,8)... i nosaltres també!".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, un libro fundamental que lo van a leer las cuatro tietas con posibles de misa de 12 y con pendientes de media perla, y los cuatro tietas con barba y lazos amarillos que ponen los ojitos en azul soñando con el mosén envuelto en la cubana paseando por el ambón. Me ha hecho reír pero me costó entender su cuidada ironía. Moltes grácies.!!

      Eliminar
    2. También está editado en castellano en AMAZON:
      SAN JUAN EVANGELISTA "VIO Y CREYO" (JN 20,8) ¡y NOSOTROS TAMBIÉN!

      Eliminar
    3. ?Eso es una para de conejo?

      Espero que con olor a oveja s.j.

      Eliminar
  4. Yo no soy tan pesimista, si Ud. visita diferentes parroquias vera qué dependiendo del párroco y de los sacerdotes que le ayudan, no todas las parroquias son iguales.
    Igual pasa con los fieles laicos de cada comunidad cristiana.

    Las hay limpias, cuidadas, acogedoras, liturgia diga, grupos y actividades parroquiales con vida, incluidas unas Cáritas parroquiales,…
    En cambio otras con sacerdotes vagos y laicos que pasan de todo.

    Por eso hay misas en catalán y/o en castellano donde va mucha feligresía y en otras que la asistencia es floja, observe y vera, no hace falta poner los nombres de las parroquias, ni clasificarlas de germinantes o no.
    Por cierto muchas parroquias promocionaron las misas online, y ahora se quejan que las yayas se quedan en su sofá y como no van a la parroquia las colectas bajaron.
    O las que dejaron de pasar la colecta, para no tocar dinero, allí al fondo hay una caja donde depositar,…
    Se recoge lo que se siembra, sino siembras y no riegas, no hay cosecha.
    Mire, compare, y compré.
    El Señor nunca nos dejará, pongamos visión sobrenatural.

    ResponderEliminar
  5. El reconocimiento de que algo se ha hecho mal.
    De ello deberían haber quedado objetiva constancia y sincero pesar al rememorar el concilio celebrado hace 25 años, algo más que limitarse a decir que nuestras diócesis son hoy tierra de misión. Hay quien ahora confía en el sínodo casi como palabra talismán, pero la descripción de Oriolt es cruda realidad.

    ResponderEliminar
  6. En algunas iglesias protestantes se puede leer en un cartel puesto en la parte de fuera "Aquí predicamos a Cristo". En muchas iglesias católicas no existe ningun cartel en parte de fuera que indique lo que se hace dentro ni siquiera el horario de las misas. El Anuncio de La Palabra debe anunciarse en la entrada de los templos, y esto para empezar y que la gente se entere de lo que se desarrolla dentro, pero se ha llegado a un punto en que "anunciar" es innecesario porque la sola presencia del templo majestuoso ya indica lugar de oración, pero a la larga las piedras solo atraen a los turistas arquitectónicos. Falta la Palabra con palabras escritas, no bastan esculturas decorativas de cristos, apóstoles, y gárgolas. EF.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En muchas iglesias católicas no existe ningún cartel en parte de fuera que indique lo que se hace dentro..."

      El pasado 29 de septiembre la iglesia de Santa María del Mar se convirtió durante unas pocas horas en paraninfo universitario de la UPC. Ya sé que según el canon 1210: “Sin embargo, el Ordinario puede permitir, en casos concretos, otros usos (no litúrgicos), siempre que no sean contrarios a la santidad del lugar".

      En un acto laico como el de la imposición de un doctorado "honoris causa", no sé qué función cumplió la interpretación del aria "In deine Hände" ("En tus manos") de la Cantata BWV 106 de J.S. Bach, versículo 5 del Salmo 31: "En tus manos encomiendo mi espíritu, tú me has redimido, Oh Señor, Dios fiel"(minuto 22: https://www.upc.edu/es/sala-de-prensa/noticias/proxima-investidura-doctor-honoris-causa-ricardo-bofill-levi).
      También sorprende que se hiciera uso del ambón; cabe preguntarse por qué.

      Arquitectónicamente no cabe duda de que es un lugar, como se solía decir, incomparable. Pero antes que nada es un lugar sagrado erigido para Dios. El problema de conceder permisos para usos extralitúrgicos en los templos reside en trazar la línea de lo que no "sea contrario a la santidad del lugar"; justo ayer se vio en prensa de papel una instantánea de un desfile de moda en la nave de iglesia catedral episcopaliana de París.

      Eliminar
  7. A la meva parròquia - que no és germinant - i amb una població total d´uns 10.000 habitants, cinquanta-tres nens i nenes (53) s´han apuntat a la catequesis durant el passat mes de setembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Díganos el nombre de la parroquia, que esto es un hito, aún no siendo germinante.

      Eliminar
    2. No son los niños los que se apuntan a catequesis, son las madres las que los apuntan, pero no por fe sino porque es una actividad extraescolar gratuita que les va muy bien a las madres. Por otro lado, no es extraño que en poblaciones pequeñas se apunten casi todos los niños a catequesis, por aquello del qué dirán. La pregunta del millón es cuantos de esos 53 niños, que supongo que son asiduos de misa ( porque sino no tiene sentido que reciban la Comunión) seguirán asistiendo a misa asistiendo a misa y respetando los preceptos de la Iglesia Católica después de su Comunión.

      Eliminar
  8. Si apunto a mi hijo a fútbol es para q aprenda fútbol...
    Si lo apunto a música es para q aprenda música...
    Si lo apunto a catequesis es para q la comunidad parroquial me ayude e inspire para q sea un hombre de Dios, con un par, capaz de dar la vida por Cristo y por los suyos, con un amor grande a la Iglesia y a la Virgen, que tenga grabado en el corazón : 'antes morir que pecar" o "Viva Cristo Rey". ¿Sabéis alguna parroquia que me pueda ayudar en ello?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sant Jordi de Vallcarca, Sant Esteve de Tordera...

      Eliminar
    2. Magnifico comentario, Anónimo de las 13:07, sí debe ser.

      Eliminar
    3. Catequesis es únicamente enseñar las verdades de la fe; por lo menos al nivel en que las creencias de una persona podamos calificarlas de "católicas".

      Esa es la razón por la que se hace catequesis antes de poder hacer la Primera Comunión.

      y como son niños pequeños esa es la razon por la que debe ser de preguntas y respuestas, porque es lo único que funciona a nivel intelectual a esas edades.

      la transmisión de la fe, el aprendizaje de las oraciones y el cumplimiento de los preceptos debe hacerse en casa y en familia todos los días. Y se predica con el ejemplo, no con la palabra.
      Los niños acaban haciendo lo que han visto hacer a los padres, por muy rebeldes que sean.

      No todo es responsabilidad del párroco.

      Eliminar
  9. Estimado Oriolt: su artículo está muy bien , pero si usted piensa que la secta del delantal, Soros y el Nuevo Orden Mundial son zarandajas de ciencia ficción absolutamente ajenas a lo que pasa en la Iglesia hoy y que sólo se toman en serio cuatro conspiranoicos obsesivos, está usted muy equivocado.
    Y si estuviera usted interesado, le podría pasar muchísima bibliografía al respecto de primera categoría.
    Aunque usted no se lo crea, la Iglesia está infestada (por arriba).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los del delantal son gente de mucho cuidado.

      Al loro con ellos!

      Eliminar
    2. Soros y su Open Society trata, que se sepa, y por ahora, sobre tres enfoques prioritarios: feminismo, ideología de género y ecologismo del cambio climático.

      La masonería tiene su foco concentrado en Roma.

      En Cataluña, por su especificidad, el problema es el nacional-progresismo que vino con Jubanyel 1971.

      La crisis de la Iglesia, es una crisis lenta y generacional, aún hemos de ver mayor indiferencia, hasta que el pueblo de Dios, empezando por sus obispos, curas y religiosos, que son los especializados en la salvación de las almas a través de los sacramentos, se dignen a mirar la realidad, no las burbujillas ideológicas...

      Para cuándo la Iglesia en Cataluña renazca, tendremos una enorme ventaja, vendrán nuevos fieles con la memoria absolutamente borrada de lo que significó el postconcilio de 1965 y el Nacional-progresismo de 1971... les será absolutamente una reliquia y un fósil, cómo entrar en un cuarto oscuro y cerrado, y oler a humedad y moho...

      Eliminar
  10. Era jo a una església on van entrar uns nanos d'uns deu anys i van exclamar al veure el Sant Crist: "Oh! hi ha un home penjat", és evident que no ho havien vist mai. Així anem!

    ResponderEliminar
  11. Goyo
    Sr. Oriolt, en esta ocasión estoy de acuerdo en todo lo que manifiesta. Cosa que me entristece por significar que nuestra Iglesia católica, que tanto amamos, va precipitándose al fondo del pozo. Las catequesis no funcionan como se desearía, ni los matrimonios, ni los funerales. ¿Tanta gente tan culta y preparada que dicen hay en la IC, no saben encontrar una solución a este problema?. Sólo nos queda el saber que Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, nunca dejará a su Iglesia. Que se pongan las pilas los responsables de arriba hacia abajo y no se conformen con la situación actual. Que María Auxiliadora y San José protejan a nuestra Iglesia y El Espíritu del Señor, haga reflexionar a los que pueden hacer el cambio.

    ResponderEliminar
  12. 13/39, totalmente de acuerdo con su comentario.

    Qué se lo pregunten al Grandioso Arzobispo Vigano cómo está el patio trasero.

    ResponderEliminar
  13. No hay futuro con las catequesis super teóricas que se imparten. La fe no se enseña, se transmite. Con un ejemplo super mundano quedará claro si el padre es de determinado equipo de futbol, aunque nunca gane la liga, el hijo es del mismo equipo que el padre y el abuelo. Simplemente tradición familiar.
    La fe se transmiste en la catequesis familiar de las vivencias del día a día. Así se transmite la fe, lo demás no deja de ser una asignatura como puede ser la geografia o la historia.
    Este comentario puede no gustar pero es una realidad Si no hay vivencia familiar de la fe , no hay transmisión de la fe.

    ResponderEliminar
  14. Completament d'acord amb el Sr. Oriolt, Això s'acaba o ja s'ha acabat. Abans encara se sentia renegar, que no era més que una manera de proclamar la fe en negatiu. Ara ni això. El fet religiós ni preocupa ni interesa.
    L'estat del benestar, en el nostre món, ha substituït la "Vall de llàgrimes" que era aquest món. Llavors la gent gemia i sospirava per per alliberar-se de les penes d'aquest món. Es confiava en Déu i en els sant per alleugerir els mals corporals, materials i espirituals. A més a més la gent esperava anar al cel per deixar de patir.
    Ara els nostres mals els pot resoldre la medecina o les subvencions de l'estat. Déu ha desaparegut de les nostres vides, senzillament perquè no fa falta.
    Si no hi ha una experiencia de fe viva tot és música celestials o folclore.

    ResponderEliminar
  15. Muchos dicen en estos comentarios que aman y les duele la situación actual de la Iglesia, pero no dejan pasar oportunidad , en muchos de comentarios en otros artículos de criticar , hasta un cierto punto de la crueldad , al santo Padre, los Obispos , los sacerdotes que no piensan como ellos etc. , etc.
    Llegados a este punto es necesario e imprescindible recordar la palabras de san Mateo 12:25
    "Penetrando sus pensamientos, les dijo: Todo reino en sí dividido será desolado, y toda ciudad o casa en sí dividida no subsistirá".
    Tenemos lo que nos merecemos.

    ResponderEliminar
  16. En cuanto a los funerales, atención al dato.
    Por lo menos una de las grandes funerarias que existe en Barcelona y alrededores, trata de vender funerales católicos oficiados por laicos,ante la poca disponibilidad de sacerdotes y diáconos, según manifiestan.
    Pude comprobarlo hace poco más de un año cuando tuve que gestionar el entierro de mi madre. Obviamente me hubiera negado a ello pero afortunadamente la ceremonia la ofició un sacerdote amigo de la familia.
    Hace dos meses asistí al entierro del padre de un amigo y saltó la liebre.
    A la familia del difunto, católica sociológica y mi amigo practicante, les vendieron la moto.
    Entré en el oratorio, velas encendidas,altar revestido y cruz de fondo ( sin crucificado).
    Presidiendo, un joven vestido de forma impoluta y una señora al piano.
    La ceremonia consistió en unas breves frases de la madre Teresa de Calcuta y un panegírico y currículum del finado que ocupó el 80% del tiempo. Unas notas del Ave María precedió al rezo del Padrenuestro por "expreso deseo de la familia" ( eso sí, puestos en pié).
    Acaba el acto con la interpretación por la pianista de un pasodoble (sic) que por lo visto le gustaba mucho al difunto.
    Lo que nos queda por ver todavía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos fue un funeral católico con un mínimo de dignidad y respeto, cosa que no podemos decir de otros funerales en las iglesias católicas.

      y eso no por respeto a las creencias de los usuarios, sino por respeto a su dinero, del que esperan apoderarse a cambio de dar un servicio demandado.

      Si, la Iglesia Montinista no funciona ni va a funcionar. Tan claro como el agua.

      Pero no todo es responsabilidad de ese mal Papa ilustrado.

      Dentro de unos 15 días será el día de los fieles difuntos.
      y le aseguro que ha habido víctimas con la pandemia.

      ?Va a hacer la iglesia un funeral tradicional con catafalco, paños negros y cirios en sufragio de los fallecidos en la parroquia (con fotos, nombres y apellidos)?

      ?O va a seguir como siempre?

      (peor: predicando la Pachamama, el cambio climático, el feminismo radical, el indigenismo antiblanco, la sodomia lgtb, el socialismo económico, la fraternidad universal masonicista...)

      Pues !nada!

      habrá que esperar a que algún emprendedor se le ocurra, a cambio de un lucro, de a los clientes lo que estos piden y pagan.

      y seguro que se disfraza con sotana y todo.

      Eliminar
  17. La dictadura del pensamiento único, que va unida a lo políticamente correcto, no es ninguna conspiración; es una realidad. Baste ver a los organismos de la ONU y del Fondo Monetario Internacional condicionando ayudas al derecho al aborto y de los lgtb; a la Unión Europea más o menos en la misma línea; a los periódicos, televisiones, Netflix etc constantemente comiendo el coco a la gente con los mismos y otros temas. Con Obama y Hillary Clinton pretendiendo cambiar los dogmas. Etc. El articulista no vive la realidad.
    Y en España mucho tiene que ver el partido socialista con la degradación de la sociedad, con sus leyes destructoras de la familia y el libertinaje en las costumbres, por él promovida porque son basura que no creen en nada.
    Y me dejo muchas cosas en el tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eche la culpa a Netflix.

      Eso es una plataforma israelí que, como es lógico, va a difundir sus valores, no los de usted.

      la responsabilidad es de todos.

      si quieres que algo pase, tienes que trabajar en esa dirección y no sentarte a verlas venir.

      Es cierto que la Iglesia se ha hundido en occidente. Pero en Cataluña mucho mas que en otras partes.

      eso no puede ser una casualidad o un "acto del destino".

      y como no hay una diócesis, sino varias; y durante 60 años o más: no podremos echarle las culpas a algún "mal obispo".

      se han tomado decisiones que la realidad ha probado totalmente equivocadas.

      ?no querías una Iglesia de "pobres"?

      !pues vas a tener una Iglesia de Pobres!

      (más exactamente de pobres, para pobres y por pobres)

      lo que demuestra que antes de tomar decisiones que puedan comprometer tu futuro, tienes que ir a un profesional o por lo menos estudiar sociología y psicología. Las opiniones personales, por muy ilustradas, filosóficas y masonicas que sean, no son garantía de éxito, sino mas bien de fracaso.

      como no puede ser de otra manera, gracias a Dios.

      Eliminar
  18. Totalmente de acuerdo con el Señor GOYO.

    ResponderEliminar
  19. A la sèrie de TV3 Merlí, l'únic jove catòlic és gay i progre. El Merlí li diu que si l'Església pensés com ell, les esglésies estarien plenes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ?No es una casualidad?

      Desde Goebbles, ministro de propaganda del Fuhrer, que estableció y codifico la norma, la propaganda, para que sea efectiva, no se hace nunca de manera directa, porque la gente cierra los oídos o cambia de canal.

      Para que la propaganda sea efectiva tiene que ser indirecta y en películas que sean divertidas, atractivas, entretenidas para que se vean.

      Recuerde que ver la televisión relaja (el cerebro produce ondas alfa), por lo que baja la guardia racional y los mensajes subliminales son mucho mas efectivos.

      usted mismo dice lo fantástico que es ese joven, católico, "gay" (sodomita) y progre.

      ?no querríamos ser todos como él?

      ?ve como funciona?

      No es ninguna casualidad.

      admitamos la realidad:

      la Iglesia católica es incapaz de reaccionar y tarde o temprano será eliminada por los que manejan a la población así.

      por mucho que intente colaborar con el enemigo, 2000 años de persecuciones no se van a olvidar así como así.

      y recuerden que esto se está pagando con dinero de todos en una televisión pública.

      Usted estará conmigo que lo merecemos, ?verdad?

      y recuerde que llevamos 40 años así.

      Eliminar
  20. Jojojjoo me río a gusto pero todo eso que comentáis, estoy de acuerdo pero que sepan ustedes que hay más cosas y peores y los responsables son los curas y sacerdotes, los obispos y cardenales y al Santo Padre no le llega ni a misa la mitad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Quisieron enterrar Trento y germinó un zombi sin pies ni CABEZA.

    QUIÉN SIEMBRA VIENTOS, RECOJE TEMPESTADES!!!

    ResponderEliminar
  22. "¿quién pagará la red asistencial de la Iglesia? ¿Quién sufragará, por ejemplo, Cáritas Diocesana?"
    La venta de bienes inmuebles. Es el negocio que ha visto Omella, y que está tratando de vender al resto de obispos. Así se emancipan del 0'7%, que les puede salir rana por los católicos rebeldes a poner dinero para kumbayás y pruseses.

    ResponderEliminar
  23. Discrepo en general de las opiniones y el enfoque de los artículos de Oriolt, pero en este caso me parece un análisis muy valiente y realista.

    En mi caso, además de preguntarnos qué es lo que lleva haciendo mal la Iglesa en las últimas décadas, añadiría otro elemento de reflexión: cabría preguntarse si la situación actual no es la "normal", y la situación de las últimas décadas (e incluso los últimos siglos), no era la situación "anómala".

    Es decir, los cristianos debemos plantearnos humildemente y con toda sinceridad, si la vivencia de la religión a nivel social en los últimos siglos era fruto de la verdadera fe, o bien estaba muy "dopada" por un entorno sociológico que empujaba a ser cristiano "sí o sí", con muy poco margen para la libre elección. No debemos engañarnos, para mi está claro que antes había muchísimo "cristianismo sociológico", muchas veces reforzado directamente por el régimen político de turno, desde el Imperio romano post-conversión, hasta el poder de reyes e Iglesia en épocas feudales, pasando por dictaduras varias (entre ellas, la que sufrimos aquí). Por poner un ejemplo, a ver quien era el "guapo" que en un pueblo de montaña del siglo XVII se desmarcaba y decía que era ateo... Debemos ser valientes y aceptar que había una ingente cantidad de cristianismo de "bulto", que una vez despojado de los condicionantes sociológicos, sencillamente ha desaparecido.
    Para mi pues, la visión es clara: Los "números" de antes tenían poco de fe, y mucho de sociología. A lo que debemos aspirar no es a llenar estadísticas, sino a que la gente se convierta al cristianismo por fe y por convencimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Cataluña y en el siglo XVII, ante un tumulto a veces se recurría a pasar con el Santísimo y la gente se arrodillaba y algo se calmaba. Tenían fe.

      Eliminar
    2. Magnífica reflexión. Totalmente de acuerdo.

      Eliminar
    3. Anónimo de las 21:00. Su respuesta resume perfectamente mi tesis: como "la gente se arrodillaba", de aquí deducimos que tenían fe. Como el 99% de los niños eran bautizados al nacer, deducimos que el 99% de la sociedad era cristiana. Pues no. A ver quien era el guapo que en el XVII se atrevía a mantenerse de pie. A ver quien era el guapo que se atrevía a no bautizar a sus hijos... Reconozcamos humildemente que el cristianismo tenía una presión social de grupo abrumadora a su favor. Un desliz como no ir a misa un domingo le podía costar a uno ser "el raro" del pueblo, por no hablar del poder que tenían los sacerdotes en una sociedad totalmente practicamente analfabeta. Si en pleno siglo XXI, todavía hay gente que se casa "por la Iglesia" o lleva a la primera comunión a sus hijos por tradición y no se les vuelve a ver el pelo en la parroquia nunca más... pues lo mismo elevado a la enésima potencia sucedería en siglos pasados...

      Eliminar
    4. No señor mío.

      No es que los números de antes tenían muy poco de fe y mucho de sociología.

      Esa era fe real y muy vivida, como tiene que ser la fe.
      Y eso creó muchos santos.

      Lo que no es es una fe "libre".

      Es imposible, por mucho que se empeñen en lo contrario los masones.

      Todos venimos al mundo con el cerebro literalmente en blanco. La diferencia entre ese momento y lo que usted tiene ahora son principalmente creencias adquiridas inconscientwmente en el seno de su grupo.

      Nadie realmente hace el esfuerzo intelectual de comparar las religiones y adoptar la que más le convenga.

      Tenemos la religión que hemos mamado de nuestros padres
      -sea la que sea- y luego pasa algo y cambiamos.

      A veces es un trauma (muerte de un hijo), a veces casarse con una mujer con unas creencias religiosas muy fuertes (sucede con las musulmanas), a veces porque un amigo te lleva al culto y allí te sientes bien porque el grupo te arropa...

      Esa es la realidad.

      Lo que tenemos es resultado del trabajo de nuestros antepasados.

      Hacemos las cosas por interés personal y eso va también para la religión y para "creer".

      Ahora eso usted lo desprecia.

      Es imposible creer en una religión -digamos el Islam- a través de la lógica o de la filosofía, aunque puede ayudar.
      Simplemente porque creer es involuntario y la religión cumple un papel determinado (por eso ha de creer que es verdadera; si no, no sirve(.

      Creo que es mejor que en vez de criticar lo que no sabe y desconoce las consecuencias de su crítica, trabaje sobre lo que hay.

      Porque cuando eso que "hay" falte, no seremos más ilustrados, ni más libres, ni más prósperos.

      Creeremos en otra cosa.

      En el campo de las creencias no hay vacío. Si se va una, otra la reemplaza automáticamente.

      (Por eso es un error gravísimo no dar a los hijos una religión hasta que "sea mayor y elija libremente". Eligirá una, pero la de su grupo de amigos. Nunca eligirá libremente. Si no se le educa como católico, sale de la fe. Y eso es lo que transmitirá a sus hijos cuando los tenga)

      Lo estáis haciendo todo mal de cojones.
      Luego nos quejamos.

      Eliminar
  24. Aunque estoy de acuerdo con casi todo lo que dice el señor Oriolt, creo que no hay que menospreciar la guerra orquestada a todos los niveles contra la Iglesia católica. Ni dejar de darse cuenta que la mayoría de la gente ha abandonado a la Iglesia, no tanto por lo que es sino por el propio Dios, al que ven como algo que les impide hacer lo que les da la gana, desde acostarse con la parienta del vecinocambiar a deshacerse del hijo no nacido porque las vacaciones están primero.
    Si añadimos a eso que en las propias escuelas católicas se enseña que la ciencia y la fe son antagónicas y que la ciencia "demuestra" que el universo y la vida se crearon solos, se lo ponemos muy fácil para abandonar a Dios... y eso es lo que hacen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el que no siembra, no recoge.

      Y no me diga que la Iglesia no tiene una buena red de colegios concertados y de pago para imponer la religión.

      Eso que usted dice son excusas de mal pagador.

      Eliminar
  25. Al margen de que haya enemigos exteriores (llámense Soros o como se quiera), hecho que no pongo en duda, es también evidente que en el interior de la Iglesia muchísimas cosas van mal y que la dolencia no es nueva. En términos históricos, es casi imposible que una institución con dos milenios de antigüedad caiga en una crisis tan honda por los fallos y vicios del último medio siglo, aun siendo éstos muy graves. Ya antes del Concilio, y pese a las apariencias, de forma latente se estaba gestando una crisis que se ha ido acelerando y se manifesta de manera evidente desde hace al menos tres décadas. Como todo organismo debilitado, la Iglesia se ha vuelto muy vulnerable a los ataques externos, los cuales pueden contribuir grandemente a extender la crisis, pero cuya causa no son. Tanto los católicos llamados "progresistas" como los "conservadores" han contribuído, cada grupo a su modo, a minar el hogar común. En Cataluña la peste nacionalista es un factor que intensifica brutalmente el proceso de destrucción de la Iglesia. No nos engañemos: una crisis tan terrible como la actual viene necesariamente de lejos y tiene raíces muy complejas. Por eso es tan difícil hallar soluciones o simplemente orientarse en este gigantesco caos. Las simplificaciones no ayudan.

    ResponderEliminar
  26. Es lo que pasa cuando se vive sin trabajar, confiado en que el Estado, de una manera o de otra "paga".

    Bueno, pues para qué quejarse...

    se recoge lo que se ha sembrado, lo cual es justo y necesario.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Xavier Novell, suspendido de sus funciones por solicitar casarse con Silvia Caballol
El exobispo de Solsona y su novia preparan los papeles para casarse por lo civil