El consultorio del Dr. Mateo (XII)

25

 

Comulgar después de abandonar a su mujer y casarse con otra

Quiero hacer una consulta muy delicada y querría una respuesta concreta. Tengo un conocido que después de casi cuarenta años de matrimonio ha dejado a su mujer y ha contraído matrimonio civil con una compañera de trabajo. Alega que cuando se casó lo hizo forzado, sin libertad. Él va a misa y comulga. Dice que, aludiendo al Papa, ha reflexionado y ha llegado a la conclusión de que puede comulgar tranquilamente. Muchas personas de la parroquia estamos escandalizados, pues los modos y situación con la que ha abandonado a su mujer no nos parecen compatibles con la caridad cristiana. 
 
Lamento no poder responder con la claridad que usted me pide. La razón me parece obvia. Usted plantea cuestiones muy personales, desde su punto de vista exclusivamente, y para hacer un juicio justo habría que escuchar a todas las partes. Con todo, su consulta, más allá del caso concreto y de todas sus circunstancias, reviste un interés general, pues trata un tema muy importante. 
 
Creo que para esta cuestión hay que acudir a una carta que el papa Francisco envió a los obispos de la región pastoral de Buenos Aires en respuesta a un documento que publicaron bajo el título Criterios básicos para la aplicación del capítulo VIII de la Amoris laetitia. Considerar que el Papa ha dado carta blanca para acceder a los sacramentos a todos los divorciados que han contraído matrimonio civil es un tremendo error y una tergiversación del Magisterio de la Iglesia. El Papa propone un itinerario de discernimiento muy delicado de conciencia que debe hacerse en un proceso pausado y con el debido acompañamiento pastoral. Concretamente se dice que «hay que evitar entender esta posibilidad como un acceso irrestricto a los sacramentos, o como si cualquier situación lo justificara. Lo que se propone es un discernimiento que distinga adecuadamente cada caso». También se dice que «este camino no acaba necesariamente en los sacramentos, sino que puede orientarse a otras formas de integrarse más en la vida de la Iglesia». Yo creo que lo importante es un acompañamiento pastoral paciente atento a las circunstancias de cada persona y siempre conforme a la verdad de Jesucristo expresada en la doctrina y tradición de la Iglesia. La salus animarum, salvación de las personas, siempre ha de constituir la suprema lex, la ley suprema de la Iglesia. El caso que usted me comenta y en los términos en que usted lo comenta me parece un «discernimiento de conveniencia» más que un discernimiento de «conciencia».
 
 

 
Sobre endurecer las penas de cárcel y la prisión preventiva
 

Desde el punto de vista de la ética cristiana quiero plantearle algunos interrogantes. Ante el aumento de los delitos algunos proponen penas más duras, leyes implacables y cárcel prácticamente perpetua. ¿Es la solución? También me gustaría saber su opinión sobre algo que creo se está abusando y mucho, la prisión preventiva. Gracias. 
 
No es fácil responder a sus preguntas. Voy a intentar dar algunas claves y lo haré, como suelo hacer, no desde mi opinión sino desde la enseñanza de la Iglesia. Le recomiendo leer atentamente el discurso que el papa Francisco dirigió a una delegación de la Asociación Internacional de Derecho penal en el año 2014. Expone muy bien la enseñanza de la Iglesia sobre sus preguntas. Creer que con penas más duras y más cárcel van a solucionarse los problemas es algo simplista. Decía el Papa al respecto: «…en las últimas décadas se difundió la convicción de que a través de la pena pública se pueden resolver los más disparatados problemas sociales, como si para las más diversas enfermedades se nos recomendaría la misma medicina. No se trata de confianza en alguna función social tradicionalmente atribuida a la pena pública, sino más bien en la creencia de que mediante tal pena se pueden obtener los beneficios que requerirían la implementación de otro tipo de política social, económica y de inclusión social.» A esto el Papa lo llama «populismo penal» y muchos caen en esta tentación. Las penas deben ser no solo legales, sino justas y un espíritu puramente sancionador es aberrante. Hablando sobre la cárcel le decía san Juan Bosco a un ministro de justicia italiano: «Tantas escuelas cerráis, tantas cárceles abrís.» Hay que ir a la raíz de los hechos. Sobre la cadena perpetua, dice el Papa que es «una pena de muerte oculta». 
 
Y, sobre la prisión preventiva, el papa Francisco se expresaba con contundencia: «La prisión preventiva —cuando de forma abusiva procura un anticipo de la pena, previa a la condena, o como medida que se aplica ante la sospecha más o menos fundada de un delito cometido— constituye otra forma contemporánea de pena ilícita oculta, más allá de un barniz de legalidad. »Esta situación es particularmente grave en algunos países y regiones del mundo, donde el número de detenidos sin condena supera el 50 por ciento del total. Este fenómeno contribuye al deterioro aún mayor de las condiciones de detención, situaciones que la construcción de nuevas cárceles no logra jamás resolver, desde el momento que cada nueva cárcel completa su capacidad ya antes de ser inaugurada.» Una enseñanza muy actual.

Entradas que pueden interesarte

25 comentarios

  1. el ex.obispo germinante novell se larga con su pareja silvia ca ballol según dicen muchos medios... la enhorabuena Germinans germinabit!

    ResponderEliminar
  2. No estoy de acuerdo con la mayoría de afirmaciones que hace, Mn. Joan Antoni. No es tan fácil como Ud lo plantea. Sería muy extenso el motivo por el que creo que no acierta en su respuesta de la persona que abandonó a su esposa y se vuelve a casar (por lo civil o por la Iglesia). También creo que el Papa en este, como en otros aspectos, anda errado. Si estoy equivocado, por favor dígame en qué para corregirme. Humildemente doy mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tèrmino "abandonar" al conjugue muy pocas veces existe, generalmente las parejas se rompen por desavenencias insalvables pero como los tribunales eclesiásticos de la Iglesia van muy lentos las parejas se pueden hacer la justicia por su cuenta y consciencia, y volver a unirse en otros matrimonios civiles antes de llegar a viejos esperando respuesta de los tribunales religiosos. De ahí que el Papa haya publicado la polémica Amores Letitia que pone la Consciencia por delante de la ley, algo parecido al Cristo Evangélico que decía del Sábado que era para el hombre no el hombre para el Sábado.

      Eliminar
    2. Silveri Garrell

      ?Los tribunales de la Iglesia van muy lentos?

      ?Y los civiles?

      ?Cómo las parejas pueden hacer la justicia por su cuenta?

      ?Aplicando las leyes que quieren y como quieren?

      ?los tribunales eclesiásticos tardan tanto que se llega a viejo?

      Me imagino que habla de su propia experiencia.

      Le diré que la Iglesia no divorcia, sino que declara el matrimonio nulo si se prueba que faltan elementos necesarios para su validez.

      Esto no tiene nada que ver por "desavenencias insalvables" (o por un par de tetas tersas y jovenes -añadido mío-)

      Si el problema es que los tribunales eclesiasticos no funcionan como debieran, Bergoglio, que es el jefe, lo que tiene que hacer es ordenar que funcionen como tienen que funcionar, porque eso forma parte de su trabajo de Pontífice Máximo.

      Poner la Consciencia (el deseo de robar) por delante de la Ley (Código Penal) no funciona nunca y no tiene nada que ver que el "Sábado sea para el hombre y no el hombre pata el Sábado".

      Por cierto que los judíos tienen un dicho que dice: "el Sabath hace los judíos".

      Y lo importante para los judíos no es el Sabath, sino su comunidad judía. El Sabath es solo un medio para un fin.

      Respecto a ese presunto problema, el Cardenal Sara ya dijo (criticando la Amoris Laetitia) que en África, donde tanto el divorcio como la poligamia están muy extendidos, los divorciados y los que tienen varias esposas no comulgan; se quedan en sus bancos.

      No hay necesidad de diluir la norma hasta que ésta no sirva para nada.

      Otra payasada del Payaso s.j. que cree que la Iglesia es suya y que los miles de millones de católicos tienen que obedecer sus payasadas s.j. (pero no las payasadas de otros, ?no es curioso?)

      Si este argentino nos tiene que enseñar algo es que hay que ser humilde, hay que estudiar primero (economía, biología teología...) para poder pontificar después. (pero claro, entonces no nos carcajeariamos de sus payasadas )

      Así, si usted quiere que su vida/trabajo funcione y le respeten, ya sabe lo que tiene que hacer.

      Eliminar
    3. Para estar de acuerdo o no con lo que el mosen dice, hay que estudiar Derecho Canónico a nivel profesional, cosa que no creo que usted haya hecho.

      Luego, como se trataría en definitiva de un juicio canónico que declarase o no la validez o existencia del matrimonio, entra en juego la prueba de lo que se alegue y su apreciación, que es libre, pero técnica.

      Con los datos suministrados en la quaestio, la solución del mosen parece no solo acertada, sino también prudente.

      Recuerde que esto no es una casuística canonista ni el consultorio de Elena Francis:

      Es una manera de dar a conocer la doctrina cristiana a fieles interesados contestando casos normales.

      Eliminar
    4. Sr. 21:18 . Usted afirma:
      - Otra payasada del Payaso s.j. que cree que la Iglesia es suya y que los miles de millones de católicos tienen que obedecer sus payasadas s.j.
      - Si este argentino nos tiene que enseñar algo es que hay que ser humilde, hay que estudiar primero
      (economía, biología teología...) para poder pontificar después. (pero claro, entonces no nos carcajearíamos de sus payasadas )
      Su falta de respeto por las personas denota us nula educación.
      Si a la persona que falta al respeto es el Santo Padre usted no se comporta ni siquiera como un cristiano y mucho menos merece el nombre de Católico.
      Váyase y funde su "iglesita" a lo mejor gana buenos dinerines con sus secuaces

      Eliminar
  3. El evangelio lo dice muy claro: El que se divorcia de su mujer y se casa con otra comete adulterio. Por tanto no caben ni discernimiento ni cuentos chinos.

    Si alguien se piensa que su matrimonio fue nulo, tiene que iniciar un proceso de anulación, y NO juntarse con otra. Por otro lado, pensar que un matrimonio fue nulo después de 40 años de casado suena increíble y a excusas para largarse con otra más joven.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tiempos apostólicos no existían los tribunales eclesiásticos, se actuaba a consciencia en los casamientos y separaciones. Los Tribunales vinieron después cuando la Iglesia alcanzó poder.EF

      Eliminar
    2. Anónimo 11:38. En tiempos apostólicos tenían mucho más claro, que hoy en día, las palabras de Cristo. Precisamente en un mundo pagano, donde el divorcio estaba extendido, los cristianos eran testimonio, de la indisolubilidad del matrimonio.

      Los tribunales eclesiásticos, no están para el poder, sino para dar seguridad jurídica y de conciencia a las partes, en especial a la más débil.

      Eliminar
    3. Se casó por la iglesia la compañera sentimental de Novell?

      Eliminar
    4. Sr. Garrell, no sea usted respondón al Decálogo, por favor.

      Bastantes dolores de cabeza tenemos que aguantar de especímenes de Roma!!!

      Eliminar
    5. Si , se casó por la iglesia del Emir de Morocco.

      Ahora ya lo sabe.

      Eliminar
    6. "En tiempos apostólicos no existían los tribunales eclesiásticos"

      Naturalmente que no.

      pero eso no significa que un hombre pudiese libremente abandonar a su mujer y casarse con otra.

      En tiempos apostolicos había dos o más normas distintas:

      la del lugar donde vivan, la personal de cada cónyuge, la romana, si eran ciudadanos romanos, y la cristiana/judía, que como en este caso es natural (es una secta perseguida) que fuese muy estricta y cumpliese el Evangelio a la letra.

      Por mucha facilidad que haya en repudiar a una mujer, siempre es un hecho formal que hay que cumplir y una dote a devolver.

      la clave en derecho es la imposición de la ley (si la ley no se puede imponer, ejecutar, no es ley),

      de modo que en "tiempos apostólicos", el hombre salía automáticamente fuera de la comunidad cristiana ("excomulgado") y respecto a los efectos civiles de la separación, dependerá del estatuto personal del hombre.

      en ningún momento para nadie se actuaba "a consciencia" en los casamientos, separaciones (y repudios y divorcios)

      Eliminar
  4. La mirada, la MIRADA del exóbispo le delataba.

    Quanta razón tenía Paco Pepe a razón del butifarrendum ,defendida a CAPA Y MITRA por el deleznable susodicho!

    Ay Dios!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor estaba haciendo méritos para algún carguillo con los vencedores.

      Ya sabe: "hombre prevenido vale por dos".

      Eliminar
  5. Quién tendría que dimitir es el actual Prefecto del Santo Oficio, por engañar a SS Benedicto XVI con el nombramiento de semejante desecho mental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piense que de donde no hay, no se puede sacar.

      Simplemente la Iglesia Católica se ha hundido totalmente en Cataluña, en España y en Europa.

      El Concilio ha sido fundamental, pero no ha sido lo único.

      Cuando lo que queda es principalmente morralla, pues morralla es lo que tienes que elegir y ordenar.

      Estoy seguro que Novell era lo mejor en Solsona y su comarca.

      Creo que lo mejor son los viri probati lgtb o la opción "dominica"

      (sí; la monja trotaconventos enamorada de Mas y que quiere ser tertuliana de Sálvame )

      Yo me pregunto:

      ?No sería mejor tirar la toalla?

      Estamos en tiempo de catacumbas y penitencia.

      Hoy hemos perdido la batalla, pero todavía no la guerra.

      Es tiempo de rearme espiritual. Y nuestra arma secreta es el Santo Rosario.

      Eliminar
  6. Que disparate todo.
    La Sra. Caballol, que así de llama, casada y divorciada de un un magrebí, con 2 hijos, psicóloga, escritora de novelas eróticas y especialista en asuntos diabólicos.( el ex-obispo ya se disfrazó de diablo en una fiesta).
    Habría que revisar, sin duda ,los protocolos para el nombramiento de Obispos así como el de sus mentores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Caballol se casó antes con un marroquí, tuvo que convertirse al Islam antes. Y la boda habrá sido musulmana, no civil,

      Respecto a si está divorciada, eso es lo que dice la propaganda oficial, porque es muy raro que en estos casos uno se divorcie (desde el punto de vista occidental)

      En el Islam, para repudiar a una mujer, basta decirle ante dos testigos: Te repudio, te repudio, te repudio.

      (lo que no le cuesta nada al marido), pero que sí crea problemas juridico-civiles con cualquier regimen matrimonial occidental.

      Eliminar
  7. Cuantos legalismos y disquisiciones inútiles. Un sacerdote amigo y buen conocedor de estos temas del derecho Canónico , afirma con aplomo que la gran mayoría de los matrimonios canónicos no son tal cosa. Ya que falla el elemento fundamental. La Fe. Si no hay Fe todo es puro folklore

    ResponderEliminar
  8. Monsenyor Novel el considero una persona molt cabal i responsable. Pels seus motius personals deixa el ministeri Episcopal i potser fins i tot el sacerdoci. Deixem-lo tranquil. All ell amb la seva conciencia ì bon criteri. A nosaltres que ens importen tantes xafarderies! Al menys és coherent i no ha fet com algú altre que va provocar la ruptura matrimonial i encara continua fent de bisbe.
    qui som nosaltres per jutjar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ha perdido la Fe, es mejor que se marche y no confunda ni pierda a los pocos cueles que quedan.

      Y luego, sí: no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

      Eliminar
    2. Bueno, al menos no ha sido como ese obispo norteamericano (han vuelto a sacar la historia con el escandalo de Novell):

      Embaraza a su secretaria, renuncia a la mitra para casarse con ella... !Y al final resulta que el hijo no es suyo!

      ?Como a un idiota semejante pueden ordenar de obispo y confiarle la estructura administrativa y misional de una diócesis?

      Pues, sí:

      Los caminos del Señor son inescrutables.

      Eliminar
  9. Veo que hemos perdido el norte.TODA LA BIBLIA HABLA DE NO COMETER ADULTERIO


    INCLUSO TOLERABA LA POLIGAMIA PERO JAMAS EL ADULTERIO.

    JESUS ACABO CON EL DIVORCIO
    Volviendo al Genesis.

    ME APENA QUE UN FALSO PROFETA descrito asi en el Apocalipsis pueda llevar a los fieles a la aotacia con alagos y palabras que los hombres quieren escuchar.

    ResponderEliminar