La Glosa Dominical de Gérminans

6

 http://3.bp.blogspot.com/--QmO44voieU/VPmG7TUTPQI/AAAAAAAAGiM/74_yRn0QZXo/s1600/mercaderes.jpg

 

TOCAR NUESTRO CORAZÓN Y DARLE UN VUELCO 

 

¡Convertirnos, voz relacionada con el verbo volcar! En este domingo de Cuaresma resuenan fuertemente los gestos y las palabras de Jesús que realiza en el Templo de Jerusalén: vuelca los bancos de los cambistas y dice: ¡“no convirtáis la casa de mi Padre en un mercado”! Palabras y gestos que necesitan superar una inmediata emotividad, la que sentimos apenas leído este episodio y que nos empuja a detenernos sobre la presunta “pérdida de calma” por parte del Señor, pero que sobre todo nos podría empujar, con una pizca de complacencia, a pensar que esos gestos y esas palabras no van con nosotros sino que van dirigidas (¡finalmente!) a todos los “profesionales de lo sagrado” que tan a menudo nos escandalizan, reduciendo la fe a un mercado de compraventa de favores divinos, acomodaciones, recomendaciones y escuálidos intereses económicos.

Todo eso es verdad; pero releyendo más veces este fragmento siento cada vez con mayor fuerza que esas palabras y esos gestos proféticos de Jesús van dirigidos a mí y a mi manera de creer, a mi relación con Él. He aquí pues la necesidad de que en este tiempo de Cuaresma el Señor venga a volcar, a trastornar de alguna manera nuestra fe, redescubriendo y restableciendo una buena relación con Él a través del Misterio Pascual. La semana pasada os decía que la mayor prueba de nuestra vida es la de fe: porque equivocarnos acerca de Dios es lo peor que nos puede ocurrir. Equivocarnos en nuestra relación con Dios realmente significaría no sólo transformar nuestra fe en un mercado, donde reina la confusión y se establece una relación con Dios falsa y desviada, sino que si Dios es amor, equivocarnos en nuestra relación con Él, significaría equivocarnos sobre el amor, sobre la relación con los demás y con nosotros mismos.

Esta es la razón por la que Jesús en este evangelio nos empuja a “volcar”, a tirar por tierra nuestra fe prostituida en alguno de sus aspectos:

Jesús trastorna nuestra relación con Dios: el Templo y la Ley son para el pueblo judío el signo de la comunión con Dios. Jesús quiere purificar esta comunión donde la observancia escrupulosa de la ley y las prácticas cultuales del Templo, como la ofrenda de sacrificios, han ofuscado si no pervertido al absoluto en la alianza entre Dios y los hombres, que es la iniciativa gratuita del amor de Dios que libera al hombre y lo capacita para el bien. En la primera lectura esto aparece muy claro: “Yo soy el Señor tu Dios, que te ha hecho salir de Egipto, de la condición de esclavo”. El absoluto de nuestra fe es pues esto: hacer experiencia de la misericordia de Dios, de su Redención del todo gratuita e inmerecida a través de su misterio de muerte y resurrección. 

 

https://1.bp.blogspot.com/-2rwvFqOBujc/WpZ73nrjapI/AAAAAAAAP20/SfNYW0hBsi4KmFNJHijTxF9Mao-qGzbsACLcBGAs/s320/image01.png

Hacer una experiencia personal del amor totalmente gratuito de Cristo que nos salva, no porque nos convertimos en discípulos perfectos y devotos, sino porque hemos sido tocados en el propio corazón por este amor crucificado y resucitado que nos abre a la Vida verdadera y nos permite decir “creo en ti Jesús, confío en ti y me fío de ti”.

 

Jesús sabe muy bien que para recuperar al hombre hay que tocar el vacío de su corazón (Él conocía lo que es el hombre en su corazón). Sobre nuestro tejado está la elección de dejarnos tocar o no. Nuestra fe nace de hecho de una experiencia de orden afectivo (no sentimentalismo) donde Dios toca el corazón del hombre, su vacío, a través del amor pascual de Cristo que le regala el don maravilloso y gratuito de sentirse autorizado a vivir y sentirse justificado. No es Dios quien compra la benevolencia de Dios con los sacrificios en el templo, sino Dios que conquista el corazón del hombre con el sacrificio en la cruz, manifiesto evidente de su amor. Cada vez que celebramos la santa Misa entramos y tocamos ese templo que es el Cuerpo de Cristo.

 

Desgraciadamente Jesús encuentra en el templo y continúa encontrando hoy en día, hombres que alejándose de Dios o construyéndose una falsa imagen, se sienten empujados a construir su propia vida únicamente con sus propias fuerzas o se empeñan en reapropiarse de la benevolencia de Dios sólo con sus propias fuerzas. Son personas que desesperadamente buscan ser buenas, tener éxito, ser productivas, llegando incluso a ofrecer o destruir lo mejor que han producido en aras de un reconocimiento de parte de Dios o de los demás. Es esta idea de Dios la que lo trasforma en un Dios tirano, que transforma los diez senderos más seguros de la vida en 10 mandamientos; que transforma nuestra fe en religión y preceptos; que convierte al hermano en adversario.

 

C:\Users\FRANSESC\Desktop\PAQUITO.png
San Francisco y el hermano León
Jesús vuelca nuestro corazón: San Francisco de Asís a menudo invocaba a la “dulce violencia del amor de Cristo muerto y resucitado” para liberar y trasformar su corazón. El tiempo cuaresmal es un tiempo favorable para dejar que la fuerza de la Pascua de Cristo entre en nuestros corazones y vuelque aquellos
mercadeos que ocupan y oprimen el templo de nuestra vida; tiempo propicio para recortarnos espacios que nos permitan contarle a Dios aquello que tenemos dentro de nosotros, a la luz de su Palabra; tiempo para pedir la valentía de la verdad que nos acompañe en decisiones que ayuden a trastornar nuestros modos religiosamente correctos tras los cuales descuidamos a menudo las más elementales exigencias de justicia y de honestidad en la vida de cada día. 

 

La Cuaresma es tiempo para trastornar nuestros “sinceros” momentos de oración y de participación en la comunidad, mientras continuamos calumniando a nuestros hermanos; tiempo de volcar las prioridades de nuestra vida que a menudo esconden perezas con respecto a los caminos fatigosos del hermano pobre o enfermo; tiempo de abatir nuestras mentalidades mundanas mal revestidas o camufladas de sentimientos evangélicos, convirtiéndonos en maestros de compromisos acomodaticios respecto a la incomodidad del evangelio. ¡Ven, Señor, y con tu misericordia y tu amor toca y trastorna mi corazón!

 

Mn. Francesc M. Espinar Comas

Párroco del Fondo de Santa Coloma de Gramenet

Entradas que pueden interesarte

6 comentarios

  1. Tiempo de conversión explicado a través de la ira santa del Señor en el templo. Una buena metáfora del vuelco personal que debe significar esta cuaresma. Me parece oportuna y atinadísima esa explicación.

    ResponderEliminar
  2. Tampoco hay que dramatizar mucho ni es necesario caerse del caballo:

    Ya hemos visto que esto no funciona, por lo tanto el que quiera, puede elegir el camino probado de santidad.

    Y si no quiere, pues que sea responsable de sus actos y no se queje.

    ResponderEliminar
  3. Ja n´hi ha prou! decimos en catalán cuando queremos expresar un rotundo "!basta ya!. Porque pasa de castaño obscuro el empecinamiento de la delegación de medios del obispado de Sant Feliu en su empecinamiento sectario con la prohibición de castellano en el Full Dominical. Como en la parábola del rico Epulón, ni las las migajas. para los fieles que no son del credo secesionista.
    Harto de tanta impertinencia, de tanta contumacia en el error, en la desvergüenza, porque no es un error dialéctico, es voluntad sañuda, he realizado el siguiente experimento. He cogido del anaquel el número del Full de esta semana (7 de març de 2021). He invitado a un feligrés a que me tradujera la faldilla, el texto que está debajo de la carta del obispo. Me costó vencer su reticencia inicial: "No, no cojo la hoja, no la entiendo, no me sirve de nada." "Pero, en la página siguiente está traducido el texto del obispo", le explico. "No me había dado cuenta; de hecho no abro la hoja". "Además, prosigo, no es tan difícil, es como el castellano con un poco de esfuerzo." Continuo: "Mire,ve: el título es Com la rosada, como la escarcha; aunque un arcaísmo en castellano, es palabra correcta. Siga usted ahora. ´M´anava a seure al pedrís i era moll` ¿Cómo lo traduciría usted?" "No lo sé". Insisto: "Haga un esfuerzo". "Manaba un pedrisco que estaba molido".

    Cui prodest? Lo diré: al ego de una delegación de medios impresentable. A un grupo de clérigos, que, lo hemos visto, utilizan sacristías para recoger firmas pro independencia o aprovechan el Ite Missa est para desear una óptima participación en los aquelarres secesionistas. Que, porque lo he visto y sufrido, puedo afirmarlo.

    La ira del Señor es todavía muy precisa ante el uso perverso de su templo y de sus instituciones (el Full, una de ellas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sr. JMVG, veo que está en plena forma.

      "empecinamiento sectario", "impertinencia", "contumacia", "desvergüenza","delegación de medios impresentable", "aquelarres secesionistas".

      ¿Ha conseguido algo, además de vaciar su bilis?

      Eliminar
    2. Anónimo 9:43

      !Bravo!

      Me ha hecho releer varias veces la aportación de JMVG para entender la queja de usted.

      Evidentemente usted no tiene los conocimientos mínimos de español para entender el significado de los vocablos ("empecinamiento", "sectario"...) y darles su justo sentido dentro del contexto.

      Podemos sin embargo decir que JMVG habla de una experiencia personal y que sus intereses políticos de usted son enemigos a los de él.

      Pero eso no es malo, sino bueno.

      Cada uno tiene los intereses personales que sean y los defenderá como Dios le de a entender.

      A esto se llama "democracia"

      De ahí que es muy importante que haya libertad de expresión y que cada uno diga lo que sienta y quiera.

      JMVG lo ha hecho.

      Usted no.

      Como estrategia:

      Para invalidar la aportación de JMVG no con razones, sino con salirse por la tangente.

      Una manera como cualquier otra de engañar al personal.

      Usted gana.

      Pero tal vez este tal JMVG tiene razón y la Iglesia catalana va al precipicio "sin remisión" (acuda al diccionario, por favor)

      Cada cual tiene ojos para ver y oídos para escuchar, como decía un Salvador muy famoso.

      Mientras tanto pruebe con la árnica.

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell