lunes, 18 de mayo de 2020

En Gerona se quedan sin misas

El obispo de Gerona envía a los catalanes una carta con tintes ...
   
La semana pasada se pudieron celebrar misas en la casi totalidad de las diócesis de Tarragona, Tortosa y Urgel. (Abstenerse quisquillosos, que ya sé que son misas con público. Es una manera coloquial de hablar.) A partir de este lunes pasaron a fase 1 la totalidad de la diócesis de Lérida, Gerona y Solsona, casi toda la demarcación de Vic y a fase 0,5 el resto del territorio catalán, con lo que se puede acudir a misa en toda la Tarraconense. ¿En toda? No: el obispo Pardo se sacó de la manga un curioso decreto por el que en Gerona no habrá celebraciones con público hasta el fin de semana del 30-31 de mayo. Ni respeto a las decisiones gubernamentales (tan proclives que estuvieron a seguirlas, cuando decretaron el supuesto cierre, que tampoco era tal) ni unidad de acción con sus hermanos obispos, ni -lo que es más grave- respeto al derecho de los fieles. Baculazo de Pardo y los fieles gerundenses postergados dos semanas más.

Entre 9 y 10 semanas hemos estado sin misa con público. Salvo unos pocos resistentes que han venido celebrando, con el templo medio abierto, como si siguiéramos en las catacumbas. Gloriosos resistentes. Y otros resistentes que han abierto los templos o han tenido soluciones imaginativas, como Mn. Xavier Pagès que ha colocado el Sagrario en el atrio de la parroquia de la Preciosísima Sangre (de la que es Administrador Parroquial) para que fuese bien visible desde la calle. No le han faltado orantes. Con todo, no han sido muchos. Otros han cerrado a cal y canto, aunque han seguido activos con los youtubes y las actualizaciones de las webs parroquiales. Algunos han desaparecido. Literalmente. Veremos qué sucede ahora con sus parroquias. Porque el que ha sembrado, seguro que recogerá y el que se ha tomado dos meses a la bartola, seguirá en su páramo.

Este lunes han abierto los templos en Barcelona. Por lo que he podido comprobar, los párrocos se lo han tomado en serio y se han puesto manos a la obra. Con las misas y con las medidas de protección. Que no son tan difíciles de cumplir. Alguno ha tenido que demorar para desinfectar bien el templo, pero ha anunciado que abrirá el martes. Espero que la respuesta haya sido igual en toda la diócesis. Si no fuese así, para eso está esta página. Para denunciar a perezosos, dictadorzuelos e irrespetuosos. Qué haberlos haylos y suelen coincidir con los más progres del lugar.

Homenatge als millors palafrugellencs del 2011 | Ramon Estéban ...
Mn. Martirià Brugada, párroco de Lloret de Mar
Solo resta la inmortal Gerona, antaño diócesis levítica y hoy caída en los más tristes registros de secularización. Desconozco cuál ha sido la respuesta de sus sacerdotes al despotismo del obispo, pero no parece que ese clero, en su día levantisco, se esté movilizando y oponiéndose a la discriminación episcopal. Ignoro también cuál es la respuesta del pueblo fiel, porque supongo que, aunque pocos y mayores, alguno quedará con arrestos de protestar ante la cacicada episcopal que les concede menor libertad que la que les otorga un gobierno social-comunista. 

Cierto que queda el peculiar Mn.Martirià Brugada, que ha tenido que sufrir como la policía municipal de Lloret de Mar le interrumpió mientras celebraba. Celebración que él decía en privado, pero a la que se sumaba público, porque tenía las puertas del templo abiertas. Curiosa añagaza que se han tenido que buscar algunos clérigos, para no caer en desobediencia. Desobediencia no solo a las normas del poder público, sino a las de la jerarquía episcopal, siendo estas últimas, ahora en Gerona, las más restrictivas de España.

Tiempo habrá para valorar la respuesta de la Iglesia en estos dos meses de reclusión. Heroica no ha sido y eficaz creo que tampoco. Los pastores no se han puesto delante del rebaño, salvo contadas excepciones. Ahora veremos por dónde se conduce la grey. Si se ha habituado al youtube y a las misas a la carta o vuelve a sus parroquias. Éramos pocos ya y seguiremos siendo los mismos. O quizás menos. Lo que es seguro es que el laico cada vez se siente más libre y va a elegir aquel templo donde más a gusto se halle y con más respeto se le trate. Las parroquias, tal como las conocíamos, cada vez serán más irrelevantes. Primará la libertad de cada feligrés. En Gerona, sin embargo, lo tienen difícil. El decreto de su obispo es la fiel muestra del nacional progresismo eclesial: un clero renuente y aletargado. Un clero que -años ha- no callaba a la hora de exigir derechos y que ahora ni tan siquiera se los concede a los pocos fieles que le quedan. Ahí restan sus templos cerrados, pero con la estelada bien visible.

Oriolt

31 comentarios:

  1. Entonemos un RESPONSO por la diócesis de GERONA, ya esta agonizante pronto se fusionara con ¿Urgell? ¿Solsona? ¿Lerida? o mejor todas juntas porque con los sacerdotes que restan y su escaso numero de feligreses ya tanto da.
    Como bien decía NINGÚN CRISTIANO debe colocar la X en su declaración de IRPF estos obispillos cutres y cismáticos solo merecen la pagita que Chis TORRA les pueda dar para sus panfletos golpistas.
    SIC TRANSIT GLORIA MUNDI, esperemos que vengan MISIONEROS para predicar la Buena Nueva y volver a empezar como en el siglo I.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Quim. No entres en el juego de devolver mal por mal, por favor. La X hay que ponerla. Te perjudicarías a ti, también. Cada uno respondemos ante Dios de nuestros actos, ya lo sabes. Lo que hagan los demás queda entre ellos y Dios.

      Eliminar
  2. Lo de Girona es escándaloso, los de la curia viven en su mundo virtual a espaldas de los fieles. Como todos son unos setentones estan agazapados y muertos de miedo por el coronavirus.

    La excusa para esta cacicada, es que hay muchos curas mayores. Pero resulta que también quedan algunos jóvenes y a estos cerrojazo igual que todos.

    Todo un abuso de autoridad por parte del Obispo, que se escuda en el Consell episcopal.

    Les importa más la salud del cuerpo que del alma, pero esto no es una novedad, llevamos demasiados años con curas que no creen en los dogmas, ni en los sacramentos, ni en la moral católica, etc. y en el obispado mirando a otro lado.

    Supermercados llenos, pero Iglesias vacías, solo nos faltaba la puntilla del obispado. Sólo quedan una docena de curas menores de 70 años. Dentro de 10 años no existirá diocesis, solo 4 gatos. Se lo han buscado a conciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede decir más alto, pero no más claro. Y es un mal ejemplo: el creyente no le teme a la muerte. Si el sacerdote, que es quien debe dar ejemplo, prima la salud del cuerpo sobre la del alma... Apaga y vámonos.
      Ya no vale la excusa de tener que cumplir con la ley, que en Girona, por otra parte, no tiene gran predicamento cuando es la española.

      Eliminar
  3. Desde aquí quiero dar las gracias a Mn Pagés por su labor. En mi barrio las parroquias cerradas a cal y canto, Angel Custodio, San Ferran(cerrada y el atrio sucio como un vertedero).. Gracias a la Milagrosa con el atrio abierto y el incansable Mn Pagés para confesar y dar la Comunión... Se ha visto claro quienes viven su vocación.. Si puedo dar algún donativo, está claro que será para las parroquias de las que se encarga Mn Pagés, que Dios le bendiga a él y a los que le han ayudado. Que Dios nos Bendiga a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En mi barrio las parroquias cerradas a cal y canto" Esto no es cierto mi parroquia ha estado abierta, no voy a nombrarla para no perjudicar a los dos sacerdotes. Cuando han sido requeridos me han confesado en estas diez semanas.
      Hay que buscar todavia quedan parroquias y sacerdotes que hacen las cosas muy bien. Gracias a Dios.

      Eliminar
    2. Me uno a sus buenos deseos. Algunos nos hemos sentido divididos, por primera vez, entre la fe y la ciudadanía. Y confieso que yo, pobre pecador, he cedido ante el miedo. Quizás sea verdad que el virus ha venido a ponernos en nuestro lugar.

      Eliminar
    3. Mi reconocimiento y apoyo. "Errare humanum est, sed perseverare diabolicum". Reconocer los errores es de sabios, dice la conocida máxima y esto demuestra que para ser sabios hay que ser humildes. Le felicito por sus palabras y comparto además su última frase, porque no siempre los fieles estamos a la altura de lo que significa comulgar el Cuerpo de Cristo.

      Eliminar
  4. Señor Oriol, las misas no se celebran con público, se celebran con fieles. El público va al cine al teatro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted es un "purista" muy "purista". Esto que se conoce como un tiquismiquis. Las Misas se pueden celebrar con fieles, con parroquianos, con feligreses, con pueblo y "con público", ¿por qué no? Público es el "conjunto de personas que forman una colectividad" ¿y no es eso también una parroquia?

      Eliminar
    2. ¿Al cine?
      ¿Al teatro?

      Será en su pueblo...

      ¡Estamos en el siglo XXI!: ¿sabe lo que es una play station?

      Eliminar
  5. YA NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES

    Entre las muchas cosas que han ocurrido con el coronavirus, la más nefasta para los cristianos ha sido el cierre patronal, es decir el cierre de las iglesias (y sobre todo, el cierre de la misa a los fieles) por orden de los señores obispos y cardenales (no todos, ¡gracias a Dios!)

    La consecuencia lógica de esta masiva deserción episcopal (ahí queda el mortal obispo de la inmortal Gerona resistiendo en la ignominia) es la pérdida absoluta del respeto que le debemos los cristianos a esa alta jerarquía. ¿Así que para eso están los obispos, para aprovechar el coronavirus igual que el gobierno para imponer sus medidas totalitarias contra los fieles? ¡Ey, ey!, con la nobilísima excusa de protegerles de la enfermedad, y sobre todo de protegerles de sí mismos. Los fieles, igual que los súbditos, necesiten quien tome decisiones por ellos, porque al no ser de fiar, tienden a poner en gravísimo riesgo su salud y la de los demás: son unos irresponsables y hay que atarlos corto. Hay que gestionar desde el poder sus libertades civiles y su libertad religiosa. Pues nada, "tranquil, Jordi, tranquil, que és la Guardia Civil". Tranquilos fieles tranquilos, que ha sido el señor obispo o el señor cardenal, y lo ha hecho por nuestro bien. ¿Dejarnos sin misa? ¡Pues claro!, por nuestro mayor bien espiritual. Sí, sí, por nuestro bien. ¡Menuda banda!

    Han dejado los báculos, las mitras y los capelos cardenalicios por los suelos, como sal desvirtuada, para que los pise y los desprecie la gente. Se lo han ganado a pulso. Se lo han currado.

    ResponderEliminar
  6. La expirante y deshauciada Gerona19 de mayo de 2020, 4:36

    "El decreto de su obispo es la fiel muestra del nacional progresismo eclesial: un clero renuente y aletargado. Un clero que -años ha- no callaba a la hora de exigir derechos y que ahora ni tan siquiera se los concede a los pocos fieles que le quedan. Ahí restan sus templos cerrados, pero con la estelada bien visible."

    La edad media de los curas ya supera los 70 años en las diócesis de Vic, Gerona y Lérida, y la escasez de vocaciones sacerdotales en la base de la pirámide (uno o nadie) y la reducción de presbíteros, ha hecho que en Gerona, por ejemplo, sean unos 40 seglares que presiden la celebración de la Palabra los domingos.

    Gerona tiene 845.000 habitantes, 4.700 km2 (un cuadrado de 68 km. de lado), 13 archiprestazgos, 382 parroquias, y según sus estadísticas, tiene 144 presbíteros, 5 con residencia extradiocesana, 4 presbíteros extradiocesanos y 7 opusinos con residencia diocesana, además de 10 religiosos con cargos pastorales diocesanos y 12 diáconos.

    Gerona, la moribunda, cuenta con la dramática proporción de 0,37 presbíteros por parroquia. Y cada año, casi un 10% del clero pasa a clase pasiva.

    En menos de una década, el obispo y unos cuantos opusinos, y misas sólo en las capitales de los 13 archiprestazgos: muere matando el nacional-progresismo clerical gerundés: "dejad que los muertos entierren a sus muertos", pues sus escasísimas vocaciones ni siquiera desean residir en Gerona.

    Ignoro la situación de toda la vida religiosa de las órdenes y congregaciones, pero por lo que veo, siguen los tres pasos hacia la muerte: edad elevada, reducción de efectivos, vocaciones nulas.

    Gerona, ciudad levítica, ha matado al catolicismo debido a los sicarios y zelotes del nacionalismo catalán. Su estrella, ya difunta hace tiempo, fue el mosén Modest Prats i Domingo (+2014), popular contertulio del programa de Cataluña Radio "L'orquestra" de Jordi Vendrell (+2001).

    ¿Qué quedó de toda la actividad de defensa de la nación, la independencia, la república, el antifranquismo y la lengua de Mn. Modest Prats? Nada, lo que demuestra la certeza de aquellas citas bíblicas: "el celo de tu templo me consume", "no se puede servir a dos señores".

    El Fòrum Alsina (forumjoanalsina.org) ya está muerto, su última actualización es del 21 de marzo del 2016. Lo mismo para el passavolant "L'Aula del Romànic", con un único documento del 1 de diciembre del 2003, la Església Plural, y los restantes fòrums: Fòrum "Ondara" del obispado de Solsona, Fòrum "Oriol" del obispado de Barcelona y Fòrum "Transversal" del obispado de Vic. Ya nadie se acuerda de ellos, olvidados, ellos que tanto ruido montaron. Sic transit gloria mundi. Vanitas, vanitatum et omnia vanitas (Eclesiastés 1,2).

    El baculazo de Pardo, opino, se debe a que su clero es anciano y es la víctima principal de la neumonía del Covid-19. Supongo que quiere tener la seguridad de que Gerona sea libre de la epidemia, pues las dos semanas sin misas coincide con un aviso que pasó la Generalidad hace casi un mes, de que a principios de junio ya se podría volver a la normalidad, con precaución sí, pero ya vida normal.

    Sólo Jesús resucitará a Gerona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aporto el dato que de los 140 sacerdotes diocesanos de la diócesis de Girona en 2018, 106 están jubilados.

      Datos: CEE.
      https://conferenciaepiscopal.es/wp-content/uploads/Nomenclator/girona.pdf

      Eliminar
  7. Quim Marcos dice que podemos entonar un responso por la diócesis de Gerona. Es verdad, pero las otras diócesis tampoco están como para echar cohetes. Fijémonos en la nuestra, la de Barcelona. Más de dos meses con los templos cerrados –excepto honrosas excepciones- y todas sin culto público. Y ahora que empiezan a abrir, los obispos, los curas y esta deleznable especie de laicos clericalizados, sin criterio ni formación, que han estado agazapados en sus madrigueras más de media Cuaresma, toda la Semana santa y prácticamente toda la Pascua, empiezan a parecer y encima en funciones de comisario político: «tienes que comulgar en la mano porque el obispo lo manda» «tienes que ponerte el bozal (perdón, la mascarilla) porque lo mandan las autoridades sanitarias y el obispo». ¡Ya está bien de invocar la obediencia! cuando nos conviene, claro, porque si no, nos la pasamos por el forro. Ya está bien de alegar cuestiones de higiene a la hora de la comunión. A ver si se enteran los obispos,los curas y los comisarios políticos que no estamos en el franquismo, que no se nos puede mandar sin más y tratarnos como borregos: póntela, pónsela (la mascarilla), comulga así, comulga asá. ¡Se acabó! Y esto vale tanto para los conservadores, para los neocones como para los progres. ¡Ja n’hi ha prou! A ver si os entra en la mollera de una puñetera vez que la minimísima minoría que quiere seguir comulgando como se ha venido comulgando en la Iglesia desde hace mil años, está muy bregada porque le habéis hecho tragar carros y carretas y se ha hecho muy resistente. Y si no queréis que comulguemos así, clavad un edicto en la puerta de la iglesia diciendo que está terminantemente prohibido comulgar en la boca. Ya nos defenderemos.
    Es una auténtica vergüenza que mientras ha durado esta pandemia, la Generalitat de Catalunya ha dado barra libre para el aborto, se ha seguido con la tramitación de la ley de eutanasia, se ha cribado a los ancianos en los hospitales, y el arzobispo de Barcelona, el cardenal Omella, ni mú. Dispensa del precepto dominical, suspensión del culto público, iglesias cerradas. Y ahora, la máxima preocupación son las cuestiones higiénicas. El mundo católico se ha desmoronado y sólo queda un montón de ruinas.¡Requiescat in pace! Amén.

    ResponderEliminar
  8. En la novela Patria, de Aramburu, el clero vasco queda singularizado, representado, a través de la figura de don Serapio, un cura separatista incapaz de recordar los mandamientos pero muy consciente del culto a la diosa nación y sus exigencias de fidelidad.
    En la diócesis de Gerona, si hubiéramos de señalar el arquetipo de preste de los últimos decenios, quizá desde hace medio siglo, acaba de fallecer: mosén Joaquim Pla i Gallart (A.C.S), alias "el burxeta". Por respeto a su memoria, y porque no puede defenderse, me quedaré en lo representativo, en lo externo. Se trata, en términos generales o en promedio, por decirlo así, de un sacerdote formado bajo el gobierno episcopal de un teólogo tomista, Josep Cartañá Inglés, quien acudía a veces, cuenta Burxeta, a los exámenes finales para conocer el nivel intelectual de sus futuros sacerdotes. Tras la guerra, con una diócesis en ruina material, había levantado un seminario y un cuerpo de docentes muy presentable formados en Salamanca, en el Instituto Angelicum de Roma y en Jerusalén. A su muerte, a comienzos de los sesenta, le sucedió Jubany que fue un fuego abrasador de sacerdotes mayores --una suerte de coronavirus avant la lettre-- y de instituciones asociadas al culto, liturgia, etcétera. Desaparecieron de los altares todos los "santos de Olot", todas las imágenes de yeso, quedando las hornacinas vacías. La religiosidad popular inició su rápido descenso. A Jubany le sucedió Josep María Camprodón, con más corazón que luces, y a éste Solé, con una discutida chepa de su paso por una parroquia barcelonesa con asuntos turbios por parte de sus auxiliares, que Germinans ha contado alguna vez. Las instituciones, arrasadas,m no se levantaron nunca más. Los sacerdotes, desnortados, se entregaron a la política en su facción más activista partidista. Olvidaron a los fieles o se esforzaron por catequizarlos para la causa. En efecto, a lo largo de ese medio siglo, muchos anhelos apostólicos, con misioneros en Chile, en Africa, convertidos en Padres Blancos, quedaron sofocados por un compromiso comunista en algunos casos que fue explotado por los políticos para su causa. Hubo testimonios de entrega y martirio. Pero eso fue lejos. Dentro, como un cáncer, la semilla del mal que había sembrado un rector del seminario germinó y se difundió en el llamado foro Alsina.
    Las asociaciones y movimientos laicales han quedado desarmados. Basta acudir a una reunión de cualquier parroquia para oir cómo todo lo sagrado se subvierte y se somete al credo nacionalista. De la interpretación de la Escritura a las prédicas, filípicas separatistas, de los celebrantes, sean sacerdotes o diáconos.
    Pardo, el último eslabón de la cadena, no es que haya sometido a freno al foro Alsina, es que se ha puesto al frente, salvando la ropa. No puede ese foro levantar mucho la voz desde que alguno de sus puntales quedó enmarañado en una red sinuosa de sodomía y droga.

    Pero en Gerona hubo mucha fe. Mucho santo. Está oculta. Quizá tarde en renacer. Quizá la extensión del islam suponga un revulsivo cuando vean que les quitan las parroquias, eso sí, desde la alcaldía y en un catalán de Pompeu Fabra. Levantan ya cementerios propios. Esos no tienen miedo a distinguirse. A diferencia del titubeante clérigo y obispo, creen que la verdad está con ellos.

    Solemos fijarnos en la cifra hundida de matrimonios o de bautizos. Estos días han puesto en primer plano otra caída en picado de lo que viene siendo sumamente desolador: los entierros católicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr. Valderas Gallardo.
      De Levitica a Satánica en 50 años. Así las cosas!

      Eliminar
    2. El emblema del panfleto, EX-Catalunya Cristiana, salió de ideas de gente del bodrio de la casa de santiago. Por favor Valderas, haga usted MEMORIA.

      Eliminar
  9. Sr. JMVG qué raro que con lo erudito que usted es desconozca el nombre del Obispo de Girona Camprodón llamándole Josep María.
    Se llamaba Jaume!

    ResponderEliminar
  10. En el SIGLO, José María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En el SIGLO, José María." Pero, ¿qué dice usted! ¿Menuda barbaridad!
      Le fue impuesto el nombre de Jaume el día de su bautizo.
      En algunas órdenes y comgregaciones religiosas sí que se les ha cambiado el nombre al tomar el hábito. A los sacerdotes nunca, jamás!!!

      Eliminar
  11. 11:16 ¡hasta el mas erudito puede tener un "lapus linguae"! ¿no cree?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valderas no, es la sabiduría personificada!
      Ah! Jamás se llamó José María. Fue bautizado con el nombre de Jaume en el ya lejano 1926.

      Eliminar
    2. Lapsus calami.

      Eliminar
  12. Un clamoroso Chapeau para Mn. Pagés por su pertinaz empeño en demostrar lo que hay que tener en situaciones comprometidas: vivir la fe a topr y dar testimonio

    ResponderEliminar
  13. Agradecería opinión de la sra forcades sobre el tema de las VACUNAS experimentales para acabar con el MALDITO VIRUS. Merci beaucoup.

    ResponderEliminar
  14. en gerrona hay misas se puede asistir en dos parroquias una a las 9 y otra a 10,30 si hay más no lo se. a las doce se estaba rezando el rosario. pero en estas dos si. y es de hace dias.

    ResponderEliminar
  15. "Es Cristo que huye" o "Es Cristo que se esconde". Es Cristo evitando que le contagien los leprosos. Es el contraejemplo de la santidad. El anti Carlos Borromeo. Es el fin patético de la religión católica. No la han destruido desde fuera. Se ha suicidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es "Cristo que pasa".

      Si busca a Cristo, Le encontrará.

      Por muchas pandemias, sacrilegios y nacionalistas que haya.

      Eliminar
  16. ji.ji.ji.. muy agudo 11:16... muy agudo...

    ResponderEliminar
  17. Gente con PLUMA ,nunca jamás tendría que ser religioso Católico.
    COHERENCIA Y NO HIPOCRESÍA!!!

    ResponderEliminar