jueves, 5 de septiembre de 2019

El patrón de la Acción Católica madrileña

El beato Francesc Castelló fue asesinado en Lérida en 1936 por el mero hecho de ser católico 
Este mes de septiembre concretamente el día 28, se celebra la fiesta del beato Francesc Castelló i Aleu, un joven leridano, aunque nacido en Alicante por razón de trabajo de sus padres, que a los 22 años fue asesinado en Lérida, en el año 1936. No era sacerdote ni religioso, era ingeniero y químico de profesión, había estudiado la carrera en la Universidad de Barcelona, no militaba ni tenía vinculación con ningún partido político, era simplemente un joven comprometido con su fe, y formaba parte de la Acción Católica leridana y de la Federació de Cristians de Catalunya, de la que también formó parte el beato Pere Tarrés, actualmente bastante politizada en favor del nacionalismo catalán. Tenía novia, pero no pudo llegar a casarse con ella.

Justamente estos días en la parroquia de Sant Pere de Lleida se puede visitar una exposición sobre la vida de este joven mártir, concretamente en el segundo piso, para conocer a este hombre valiente que no tuvo miedo en dar su vida por Cristo y que fue beatificado por San Juan Pablo II en el año 2001. La exposición ha sido organizada por la comisión de canonización del beato, por sus familiares, y por la propia parroquia. 

Los restos del beato se encuentran en la Fosa Común de los mártires leridanos en el cementerio de esta localidad, donde también yacen otros 15 beatos y mártires, entre ellos el que fuera obispo de Lérida, Salvi Huix Miralpeix.  Una muestra más de la barbarie cometida contra los cristianos bajo el la presidencia de la Generalitat de Lluís Companys, al que se dedican tantas calles, plazas y hasta estadios deportivos.

Exposición sobre el beato Castelló en Sant Pere de Lleida
Este es el resumen del juicio sumarísimo contra el joven Francesc Castelló: 

«Tú eres fascista, porque hemos encontrado que estudiabas alemán e italiano».

–Yo no he militado en ninguna formación política; sí estudiaba estas lenguas es porque era importante conocerlas para mis estudios».
 

«En fin terminemos: ¿Eres católico?»

Francesc, con voz clara, sereno, conciso y con el rostro transfigurado de emoción respondió: »Sí. Eso, sí. ¡Soy católico!»


El presidente del Tribunal Popular le dice a Castelló si quiere decir algo para defenderse, a lo que él responde:

»No hace falta. ¿Para qué? Si el ser católico es un delito, acepto muy a gusto ser delincuente, ya que la mayor felicidad que puede encontrar una persona en este mundo es morir por Cristo. Y si mil vidas tuviera las daría sin dudar un momento por él…»


Màrius Castells

8 comentarios:

  1. Supremacismo progresista y cultura del odio izquierdista6 de septiembre de 2019, 1:54

    - Tú eres fascista, porque hemos encontrado que estudiabas alemán e italiano

    Desde luego, la justícia republicana catalana de los Tribunales Populares estaba integrada por verdaderos estúpidos, pero genocidas.

    - Si el ser católico es un delito, acepto muy a gusto ser delincuente, ya que la mayor felicidad que puede encontrar una persona en este mundo es morir por Cristo. Y si mil vidas tuviera las daría sin dudar un momento por él…

    Pues más de 80 años después, ser católico es un delito por parte del progresismo y del nacionalismo.

    No aceptamos ni aceptaremos la ideología de género, ni la homosexualidad, el feminismo, el transexualismo, la memoria histórica, el aborto, la eugenesia, el adoctrinamiento por el Estado, la perversión de la familia y el matrimonio, el laicismo beligerante de exclusión, y agradecemos a Franco que derrotar a y acabarà con el genocidio de odio y opresión contra los católicos, las derechas, los monárquicos y los crímenes por razón socio-económica (y los exterminios entre las izquierdas ¿dónde están Andreu Nin y José Robles Pazos, amigos del pueblo y la libertad?)

    Existen leyes del PSOE-Podemos para encarcelar y multar a todo el que no piense como la izquierda:

    1. Compromís quiere que la "banalización o el negacionismo del terrorismo machista" sean un "delito grave"

    2. La nueva ley de memoria histórica quiere multar a quien critique a la memoria oficial izquierdista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser católico es un delito desde la Revolución Francesa y la toma del poder de la nación por una minoría extranjera, secreta, altamente jerarquizada y con un autócrata secreto de amo con poderes absolutos.

      El catolicismo, que es la religión de la gran mayoría de la población, no sólo es contrario a sus prácticas y a su dominio absoluto de la sociedad; es que se convierte en el objetivo que justifica en primer lugar la existencia de esta secta demoniaca y su dominio sobre la población:

      "ecraser l'infame" diría Voltaire .

      (Pero nadie se pregunta por qué la Iglesia Católica es la Infame,(???), por qué hay que aplastarla (???) y por qué Voltaire tiene intereses comunes con banqueros protestantes extranjeros y contrarios a a los intereses de los franceses

      (y de los colonos franceses en Canadá, que vergonzosamente hace ceder a Inglaterra porque la emigración al Canadá Francés hace subir los salarios de la mano de obra en Francia por la Ley de la oferta y la demanda)

      Eliminar
    2. Hay que recordar que el idioma de la Ciencia hasta la victoria de los aliados en la Segunda Guerra Mundial era el alemán, no el inglés.

      Tampoco es de extrañar que la técnica alemana (aeroespacial, submarinos...) sea el verdadero origen de la francesa, soviética y estadounidense (no en vano se llevaron a Estados Unidos sus más importantes científicos y nunca fueron represaliados)

      La Bauhaus, que revoluciona la arquitectura y el diseño es alemana...

      En aquella época la ingeniería italiana era muy importante
      -mucho más que la española-. La cercanía del italiano al catalán y al español favorece que se estudie sin necesidad de mucho esfuerzo.

      El estudio del alemán y el italiano por este joven indica una capacidad de estudio, de esfuerzo y de ganas de prosperar que es realmente admirable.

      Su compromiso diario con Cristo indica también que es una persona responsable, activa y de valores.

      Todas esas cualidades se pueden apreciar en la foto del artículo.

      No es una casualidad que la escoria que quiso hacer triunfar la envidia de clase y convertir esto en la Unión Soviética Bananera del Mediterráneo le hayan martirizado.

      Él, con su sola existencia les está mostrando a la cara, como un espejo, la bazofia que son.

      Y como alimañas carroñeras le pasan por el "Tribunal Popular" para que sepa quien manda ahí y quién tiene el poder absoluto de la vida y la muerte de inocentes.

      Este es el paraíso y la Edad de Oro que los zapateros de todos los tiempos, envidiosos, malos y mediocres quieren hacernos creer que fue ese régimen masónico bananero.

      Hemos dejado de creer en Dios, en sus ángeles y sus santos...

      para creer en patrañas interesadas de la escoria de la civilización.

      Sin que haya ninguna tregua:

      Gente mala, mediocre y envidiosa la va a haber en todas partes y en todos los tiempos.

      Y esa gentuza va a reaccionar exactamente igual si le damos la ocasión.

      Eliminar
  2. En mi niñez las vidas de santos en comics llenaban los tiempos de ocio. Recuerdo, por ejemplo, la de Contardo Ferrini. O los libros de Adro Xavier (cómo disfruté con Jarkov, kilómetro mil, y otras suyas sobre la guerra civil). Andando el tiempo supe que Adro Xavier era el pseudónimo del jesuita Rey-Stolle. Biografías de mártires de la contienda nos apasionaban. O de mártires de todos los tiempos. Lecturas que conjugábamos muy bien con Hazañas Bélicas, TBO, Roberto Alcázar y Pedrín, las Aventuras del FBI o los libros de Salgari o la colección de Herder para niños (El principe Erik, Nonni). Seguro que confundo títulos, pues escribo a vuela pluma y al hilo del testimonio impresionante de ese mártir alicantino-ilerdense.

    Cuando Montserrat se empecina en desvirtuar el carácter sacro, testimonial, de sus propios asesinados, viendo intenciones políticas en lo que es odio nudo a la fe, el recuerdo de mi infancia se me intensifica con mayor viveza. La memoria de aquellos mártires que yo no conocí personalmente por razones biológicas, pero cuya vida y sacrificio marcaron nuestro norte, jamás se tiñó del más leve sesgo político. Con los años, vas conociendo la deslealtad con los tuyos, la malicia contra la verdad por ideologías sectarias, el odio africano contra el otro. Entiendes por qué se enervan ante la celebración de las gestas martiriales. Y la mejor manera, la forma más abominable y obscena, es desnaturalizar el sacrificio. Para tanto preste, cogullado o no, de estos lares, no digamos cohorte de laicos, fue una suerte de ajuste de cuentas incorrecto.

    Habría que buscar los medios para que las vidas de los mártires llegara a nuestros hijos y nietos a través de los medios con que llenan sus horas de ocio, libros electrónicos, aplicaciones, etcétera. Estamos perdiendo la batalla de la transferencia de la fe.

    ResponderEliminar
  3. Don José María, bien venido al turno de comentarios de Gérminans.Tiene razón en lo que dice: hemos perdido las vidas de santos que tan bellamente poblaron nuestra infancia y juventud. Algo tendremos que hacer por recuperarlas. Apunto de momento que escribiendo en Google "Vidas de santos", aparecen algunas páginas que tienen muy buena pinta. Quizás nos convenga hacer ahí algunas exploraciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las vidas de Santos en tebeos no es más que una manera de enseñar a los niños un ideal de vida, que podrán libremente seguir o no en su momento, presentarles una cultura y unos héroes que entonces eran indiscutibles en la cultura española y ahora los masones a través de los políticos los han convertido en enemigos (de todos).

      Un problema añadido es que el catolicismo es la columna vertebral de la sociedad española soañola; y quitar el catolicismo significa desestabilizarla y hacerla pasto de sus enemigos.

      No dude que esto es fruto de un plan, de ahí la manipulación constante a base de eslóganes y de acciones que nos perjudican. Si nosotros nos damos cuenta, los políticos también:

      Esa es la prueba de su traición.

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

    ResponderEliminar
  5. En 1936, la gran mayoría de los catalanes y de los españoles eran católicos.

    Entonces, ¿cómo la República masónica persigue y martiriza a la mayoría -los católicos (sólo a ellos) por el solo hecho de ser católicos- (que no estaba recogido como un crimen en el Código Penal)?

    La razón es muy sencilla:

    Porque no es un régimen español y no está para favorecer a todos; esto es, no es una democracia.

    (en la democracia, la mayoría gobierna a la minoría por una simple razón de votos -gana el que más tiene-)

    No es un caso único:

    Lo mismo ha pasado poco antes en Francia con las leyes masónicas de expulsión de los jesuitas, del clero regular, de robo de sus propiedades y de prohibición de educar a sus fieles., aunque sin sangre; y en México, donde los masones libran una cruel guerra contra el pueblo.


    (En Rusia, tan admirada en la época en todas partes, los comunistas hacen un genocidio contra los sacerdotes, monjes y laicos)

    No sé de dónde ha sacado la gente que la revolución es un progreso material, científico y moral para la humanidad, cuando la evidencia es clarísima:

    Destruye la economía y crea paro y hambre, desestabiliza la sociedad, que no tiene ni medios ni ganas para la Ciencia; y saca lo peor de cada uno porque provoca a propósito el odio y el resentimiento.

    (de hecho, el odio y el resentimiento son la base de la técnica revolucionaria (como hemos visto con el proces pujoles) la "praxis",

    (hacer creer al obrero que está explotado y robado por el empleador
    para que se convierta voluntariamente en un asesino que mata y pueda morir)

    Volvemos a lo mismo, al guerracivilismo; porque para los políticos, a río revuelto, ganancia de pescadores (ellos, que han demostrado ser una lacra corrupta sin moral n conciencia)

    No hemos aprendido la lección y vamos por el mismo camino que la República bananera para convertirnos en un Estado fallido, donde como en 1931 vamos a perder todos, no sólo ellos.

    ¡Qué el beato Francisco Castelló, desde el cielo, nos ayude e inspire a los zafios que nos gobiernan mejores pensamientos; y a nosotros, la conversión de costumbres y una vida espiritual más evangélica!

    ResponderEliminar