miércoles, 26 de diciembre de 2018

Puigdemont critica a Omella y le hace responsable de los males de la COPE

El periodista Carlos Herrera, en estos momentos presentador en la cadena COPE, el también periodista catalán Salvador Sostres, que escribe habitualmente en el diario ABC, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados el barcelonés Juan Carlos Girauta, el escritor y columnista también catalán Arcadi Espada se reunieron para una de esas típicas cenas navideñas de amigos. Herrera publicó en su twitter la fotografía y el escueto comentario "Empezamos huelga de hambre".

El comentario sentó como una patada en el mundo independentista, ya que en esos momentos, ahora ya no, algunos de sus líderes políticos y activistas de la causa, estaban en huelga de hambre. El comentario fue tomado en muchos medios del régimen como una falta de respeto y un insulto a los huelguistas. Lo que está claro es que el comer o no querer comer es un derecho de las personas, que son quienes deciden sobre su alimentación y lo hacen por unas convicciones o simplemente porque les da la gana.

Entre los indignados está el ex-presidente Carles Puigdemont, que está en su derecho de criticar a los comensales y fácilmente encontraría un montón de motivos políticos o incluso éticos para hacerlo, pero curiosamente el blanco de la crítica no son los protagonistas de la cena sino el arzobispo de Barcelona y por extensión toda la Iglesia española.

Así dice Puigdemont en su twitter: "Seguro que el valiente del Omella dirá a sus colegas de la Conferencia Episcopal que en la Misa del Gallo se han reído mucho con las ocurrencias de su estrella radiofónica. Les ha ayudado a explicar mejor cómo la Iglesia predica la Navidad. Y sobre todo para quien la predica"

Atención a la manera como habla el presidente fugado de todo un cardenal de la Santa Madre Iglesia: "el Omella", con el apelativo de "el valiente", eso me recuerda lo que dijo otro político nacionalista en este caso vasco, cuando fue nombrado obispo para Bilbao al actual presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Ricardo Blázquez: "un tal Blázquez". Me estoy refiriendo al entonces líder del Partido Nacionalista Vasco (PNV) el ex-jesuita Xavier Arzalluz.

Y también sorprende el poco respeto hacia un acto tan importante para los católicos como es la Misa del Gallo. ¿Desde cuando en una Misa se hacen comentarios sobre cuestiones vanales como un tweet de unos comensales y se ríen de ello?. Señor Puigdemont, en la Misa del Gallo se reza y se celebra el nacimiento de Nuestro Salvador, no se hacen cotilleos ni se ríe de nadie. 

Todo esto viene a cuento porque Herrera trabaja actualmente en la COPE, y Puigdemont hace responsable de su presencia en esa cadena  al actual arzobispo de Barcelona, como si el turolense tuviera algo que ver en la contratación de este periodista, que empezó a trabajar en la radio episcopal cuando Omella simplemente era obispo de Logroño. Anteriormente el periodista andaluz había trabajado en casi todas las grandes radios españolas: Cadena SER, Radio Nacional de España, Onda Cero, Punto Radio...

Las pocas simpatías que tiene Herrera hacia el nacionalismo vasco o catalán vienen de cuando en el año 2000, estando en Radio Nacional recibió una caja de puros que era un paquete bomba, acción que se atribuyó a la organización terrorista ETA, y de la que afortunadamente salió ileso. Algo parecido le ocurrió al antecesor de Herrera, el periodista ahora en EsRadio Federico Jiménez Losantos, que en el año 1981, fue disparado en una pierna por terroristas de Terra Lliure, que reivindicaron el acto, algunos de los miembros de aquella organización criminal lideran hoy día algunos de las movilizaciones sociales independentistas.

Puigdemont, Torra, Mas y compañía se declaran muy católicos siempre que la Iglesia catalana siga su juego, si no es así, no perdonan, y a Omella no le perdonan el hecho de no ser catalán y no haberse posicionado claramente a favor de su "procés". Esta crítica no se la hubieran hecho a Sistach, a Pujol, a Novell o a Vives, saben que son de los suyos, y si no lo especifican más es porque no pueden.

Francesco Della Rovere

26 comentarios:

  1. Son de la igledia prucesista que lleva la cubana en donde antes estaba la CRUZ DE CRISTO. Adoran al dios pruces y pintan de amarillo sus almas.
    Pero lo peor no es que sean de una falsa e idolatrica religion es que se creen que esta es la CATOLICA y que solo los golpistas los cobardes fugados y los paranoicos son catolicos; para esto cuentan con el apoyo de los obispillos cismaticos y los que se creen curas de Jesus y solo lo son de la cubana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco a Puigdemont por facilitarnos pruebas sobre cómo será la República: un nido de sectarios, totalitarios, maleducados y orgullosos. Y demuestra ser un plebeyo ramplón de escasa inteligencia social: no se puede ir diciendo "Eh, presi franchute... Tú, Trumpy... Oye, presi alemanucha...". Incluso el Presidente de la Generalidad tiene el M.H. de Molt Honorable...

      Suerte que dentro de meses, el Gobierno cambiará y las tornas se les volverán en contra más rápido y más profundo de lo que se imaginan en el peor escenario.

      En la Comunidad Internacional, los cargos públicos se respetan y honran por su jerarquía, rango y antigüedad. El Cardenal es un Príncipe, y se explica entresacando de diversos sitios:

      --- Los Cardenales de la Santa Iglesia Romana son considerados como PRÍNCIPES DE LA IGLESIA, pues reside en ellos la SOBERANÍA DE LA SANTA SEDE en tiempo de interregno papal, y por este título están asimilados a los PRÍNCIPES DE LAS CASAS SOBERANAS (aparecen consignados en la primera parte del célebre Almanaque Gotha).

      La dignidad de Cardenal, eclesiástico de alto rango de la Iglesia Católica, es el más alto título honorífico que puede conceder el Papa. Quienes lo reciben se convierten en miembros del "Colegio Cardenalicio" y son "creados" en una ceremonia especial llamada "Consistorio Público", en el cual, la púrpura cardenalicia es conferida por el romano pontífice, con el propósito de participar de la elección del sucesor del Papa, para actuar colegialmente en caso de sede vacante y para actuar como asesores en distintas materias que sean importantes para el Papa en funciones.

      La condición de cardenal es un título honorífico (ajeno al Sacramento del Orden), como los son las de patriarca, monseñor, arcipreste, canónigo, decano, deán, archidiácono y otras. Pero es "algo más" que un honor...

      Para su nombramiento, según el Código de Derecho Canónico, se eligen varones destacados por su sabiduría (doctrina), costumbres (coherencia de vida), piedad (oración y relación experiencial con Dios), prudencia (buen actuar, discernimiento, decisiones acertadas).

      Desde el decreto de Urbano VIII de 1630, tienen el tratamiento de “Eminencia Reverendísima”, abreviado en Su Emcia. Revma. y V. Emcia. Revma.

      Como destinatario de una carta, un cardenal es designado de la siguiente manera:

      “Eminentísimo y Reverendísimo Sr. Cardenal, Dr. D. …”

      seguido de su cargo en la Curia Romana o su título episcopal (incluso si es emérito).

      El vocativo de un cardenal es:
      “Eminentísimo y Reverendísimo Señor Cardenal”.

      Como en el caso del Papa, a un cardenal debe dirigirse uno en tercera persona:
      "V. Emcia. Revma."

      El tenor de la despedida es el siguiente:
      “De V. Emcia. Revma. fiel servidor, que besa Su sagrada púrpura”.

      Las últimas palabras pueden abreviarse mediante el acróstico que irá siempre en mayúsculas:
      "Q.B.S.S.P."

      La designación oficial de un cardenal incluye el tratamiento cardenalicio, su nombre, el orden cardenalicio:
      - cardenal-obispo, cardenal-presbítero o cardenal-diácono

      y su correspondiente iglesia:
      "sede suburbicaria, título o diaconía"

      y el cargo de Curia o título episcopal.

      Ejemplo en latín:
      “Eminentissimus ac Reverendissimus D.D. Ferdinandus, tituli S. Augustini S.R.E. presbyter Cardinalis Quiroga y Palacios, Archiepiscopus Compostellanus”.

      En español abreviado:
      “Su Eminencia Reverendísima Dr. D. Juan José Cardenal Omella y Omella, Arzobispo de Barcelona”.

      ...

      Si bien a Omella, desde el punto vista religioso, no es un buen obispo de la Iglesia, que es «Jésus-Christ répandu et communiqué» (Jesucristo extendido y comunicado), con la misión de llevar a Cristo en extensión e intensidad a todas las gentes de todos los tiempos y lugares y darles la vida sobrenatural (Misa o sacrificio de la Cruz, y de los Sacramentos), no obstante, desde una PRESIDENCIA, se ha de tener ETIQUETA Y PROTOCOLO, deferencia, reverencia, homenaje, exquisita urbanidad y cortesía entre un presidente y un príncipe.

      Eliminar
  2. No sé de qué se extraña Puigdemont. La huelga de hambre de los presos independentistas no puede ser tomada en serio. Se alimentaban con batidos energéticos y, a la primera de cambio, abandonaron la huelga:

    https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20181210/trampa-batidos-presos-proces-podrian-sin-comer/359714362_0.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue abandonada, muy presumiblemente, por la falta de interés, solidaridad y seguimiento en la sociedad catalana: ¿que fan vaga de fam? ¡Tan se'ns en fot!

      Tuvieron que abandonar la risible "huerga de jala" necesariamente con la intermediación de la carta de los 5 presidentes que les pedían el desistimiento, para que ello no representara una "bajá de calzonazos".

      Eliminar
  3. "Comentarios sobre cuestiones banales".
    Las pocas simpatías de Carlos Herrera por los nacionalismos vasco y catalán son sin duda anteriores al envío de una caja de puros-bomba por parte de ETA.
    Las palabras del fugado muestran una vez más su mala entraña y podrían ser "un aviso" a la Conferencia Episcopal Española. No es nuevo que desde instancias de poder político y mediático catalán se la presione a causa del perfil de la COPE. Que el huido haga este tipo de incisiones, él, que lleva viviendo más un año en alto standing a costa de los españoles mientras algunos de sus compañeros están en prisión, indica su catadura moral. Y se dice "cristiano".
    Monseñor Omella no contestará a esa acusación presuntuosa; sin embargo, uno se plantea si siempre se ha de callar ante ataques que van más allá de la persona del señor arzobispo y de los demás obispos de la CEE al aludir a la predicación de la Misa del Gallo.

    ResponderEliminar
  4. El que C.H. publique en su Twitter “Empezamos huelga de hambre” es de ser una persona RASTRERA y CANALLA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me parece genial. Es una fantochada la huelga de hambre de estos presuntos delinquentes.

      Eliminar
    2. Si, si, Rosa Mari, cree el ladrón que todos son de su condición....pues eso rastrera y canalla,....además de picona, sectaria e intolerante.
      Me parto de risa con el mensaje de Carlos Herrera y respeto a los delincuentes que están en prisión, utilizaría las mismas técnicas de alimentación que sus correligionarios utilizaban en la checa de San Elias, tiempo atrás

      Eliminar
  5. El Puigdemont es tan valiente que dejó a los catalanes a su suerte después de proclamar la republica, ¿a quien va a dar lecciones de valentía este tipejo?, despues de dejar a los suyos en la carcel se fue de excursión con los gastos pagados, no me extraña que él no haga ayuno, las gambas las pagan otros

    ResponderEliminar
  6. Goyo
    Estoy completamente de acuerdo con la exposición del comentarista. Ya es hora de que se empiecen a manifestar, tal como son, estos independentistas. Parecían muy católicos. ¿A quien querían engañar?.
    ""Puigdemont, Torra, Mas y compañía se declaran muy católicos siempre que la Iglesia de Catalunya siga su juego, si no es así, no perdonan, y a Omella no le perdonan el hecho de no ser catalán y no haberse posicionado claramente a favor de su "procés"".
    Sr. Cardenal, siempre que se manifieste en contra de los sacerdotes que no aceptan a los católicos que no son independentistas, y quieren mantenerse al margen de esta situación, al menos dentro de los templos que son lugares sagrados y de acogida para TODOS. Maria Auxiliadora pregueu per nosaltres.
    Que el nacimiento de nuestro Salvador, nos haga a todos, verdaderos católicos convencidos de nuestra fe y lo demostremos con nuestras obras y acciones. Que consigamos llegar, en nuestra querida Catalunya, al entendimiento y el respeto necesarios para conseguir la paz que tanto anhelamos. Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y encima, los obispos catalanes evacuando dos notitas de apoyo público a los golpistas prófugos y encarcelados, más la visita personal de cuatro obispos a los golpistas encarcelados en Cataluña.

      Y los obispos catalanes no dan ningún apoyo a los catalanes que somos españoles y defendemos la legalidad vigente, integrada por la Constitución de 1978 y el Estatuto del 2006.

      Por lo visto, para que los obispos catalanes nos hagan caso, hemos de ser rebeldes sediciosos y encarcelados... pues vaya...

      Eliminar
  7. Crueldad
    27 dic. 2018 02:35

    https://www.elmundo.es/espana/2018/12/27/5c23de9d21efa09c0b8b45f2.html

    La juez que instruye el caso Zaplana impidió al arzobispo de Valencia y al capellán del Hospital de La Fe visitar a Eduardo Zaplana durante la Nochebuena. La Policía que custodia al ex presidente valenciano, ingresado por una complicación de su leucemia, no permitió el acceso a la habitación de Zaplana a Antonio Cañizares, que se acercó expresamente a verle, ni al capellán del centro sanitario, que visitó a los enfermos más delicados ingresados en La Fe.

    Los agentes explicaron que la decisión no les correspondía a ellos sino a la juez María Isabel Rodríguez, que instruye el denominado caso Erial y que mantiene en prisión preventiva al ex alto cargo del Partido Popular desde hace ocho meses.

    Zaplana tuvo que ser trasladado hace unos días desde el centro penitenciario de Picassent al Hospital de La Fe como consecuencia de un empeoramiento de la leucemia que padece.

    El jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del centro sanitario, Guillermo Sanz, considerado una de las mayores eminencias mundiales en la dolencia que padece el ex ministro de José María Aznar, informó a la juez de que la situación de Eduardo Zaplana reviste en estos momentos una extraordinaria gravedad y ha advertido por escrito que si regresa al centro penitenciario morirá de forma irremediable.

    A pesar de la contundencia de los dictámenes médicos, la juez ya ha trasladado su determinación para que Eduardo Zaplana regrese de inmediato a la cárcel. No en vano, está requiriendo prácticamente a diario a los médicos para que permitan su nuevo encarcelamiento cuanto antes sin explicar a qué responde su extraña premura.

    De manera paralela, ha impuesto a Zaplana un régimen de visitas más severo todavía que el que tenía en la prisión, hasta el extremo de denegar la visita de los religiosos que han acudido a interesarse por su gravísimo estado de salud.

    En estos momentos, el ex presidente valenciano está siendo sometido a una serie de pruebas médicas, entre las que se encuentra la limpieza de su sangre, y su pronóstico sigue siendo, a juicio de los facultativos que le atienden, extraordinariamente grave. De tal forma que su posición pasa por mantener en el hospital a Zaplana durante un largo periodo de tiempo hasta certificar que mejora su estado.

    La juez Rodríguez no ha atendido hasta el momento las indicaciones de los médicos, como tampoco las de los representantes de las asociaciones de enfermos de cáncer de la Comunidad Valenciana, que se han puesto en contacto con ella a título particular para trasladarle lo delicado del estado de Eduardo Zaplana y la irresponsabilidad en la que incurriría si decide finalmente devolverlo a Picassent. La magistrada ha atendido a estos últimos pero se ha mostrado inflexible en su posición. Considera que puede darse a la fuga si queda en libertad y que se encuentra mejor atendido en la cárcel que en el hospital de referencia en el tratamiento del cáncer en la Comunidad Valenciana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La magistrada es seria, aunque bien conocida por su izquierdismo.

      Eliminar
  8. De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso. La Iglesia, amasada con la sangre de sus mártires y sus confesores, a imagen del Fundador, no puede permitirse hacer el payaso. La llaneza, la sencillez, la pobreza, el dolor y la solidaridad deben ir de la mano de la dignidad, del respeto a sí misma. La Iglesia no puede ser la tonta del bote de ningún desvarío.
    No voy a juzgar el asunto, amigo Della Rovere, desde el punto de vista político. En ese terreno cada uno es hijo de su formación y de su madurez. Me interesa el aspecto moral. ¿Cuál es el aspecto moral de ese triste episodio? El aspecto moral, sumergido en el ridículo, es el embelesamiento del monje ese que en el coro no atiende a la salmodia, sino que queda arrobado con el rabillo del ojo mirando a un sujeto que insulta con dicterios racistas al prójimo y se abstiene, dice, de la pitanza durante un día y medio. Un ayuno coram populo y a golpe de campana, exactamente como nos recomienda el Señor cuando ayunemos.La estulticia y necedad de la confesión del cogullado es antológica.

    No le anduvo a la zaga, en obscenidad moral, el comportamiento de Novell, animando a los diocesanos a morar y admirar, ahora sin el rabillo del ojo, sino de cara, la gesta de unos políticos a los que el Constitucional, como todo tribunal, les pauta el tiempo. Tal era la razón de la huelga de hambre. Ninguna razón moral. Mera estrategia política de los encausados. Y de hecho, cuando otros políticos les dijeron que políticamente no convenía seguir con la abstención nutricia, terminaron en seco con su postura. Dejaron a monseñor con las posaderas al aire. Ahuecar la voz, enarbolar el báculo, darle a la péñola como un san Pablo en miniatura, hablar de compromiso con el pueblo y otros desvaríos han dejado en posición desairada a Novell, a Soler, a Vives, a Pujol, a Pardo... Es el ridículo, la befa a la que han dejado expuesta, una vez más, a la Iglesia. No hay nada más desastroso para el teatro que una tragedia provoque la risa del patio de butacas, por sobreactuación del protagonista, por la impostación de las voces, por un texto esperpéntico. Esas han sido las actuaciones y ése el libreto recitado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, la Iglesia se ha plegado a estos politicos golpistas, y estos no agradecen, sino que quieren la sumisión absoluta. Y Mons. Omella sin pedir a Puigdemont el respeto debido, pues que se sepa, es el segundo desaire, después de que le chillara en la sacristía de la Catedral...

      Eliminar
  9. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

    ResponderEliminar
  10. Con mejores palabras, ya hicieron lo mismo con Federico y Antonio Herrero. Me desazona que el ex seminarista menor escriba así, sobre todo siendo la Iglesia la única institución en la que el hijo del estanco de Amer fue capaz de titular en algo.

    ResponderEliminar
  11. GERMINANS Y SU CONSTANTE CONTRADICCIÓN

    Ahora se rasgan las vestiduras por la falta de respeto de Puchi hacia el cardenal. Pero vamos a ver: si uds. mismos hace años que practican la burla más sonada contra Sistach y ahora Omella... "n.s.b.a. y jubilado cardenal"... "nuestro dicharachero cardenal Omella" y tantas otras expresiones de desprecio, en las que se han distinguido quienes se emboscan tras los nombres de Prudentius y últimamente "el cojo de Calanda". Y el moderador, que ni está ni se le espera, cuando el comentarista Valderas y otros profieren insultos contra nuestros obispos...

    Son uds. un poco hipócritas. Lo que menos les importa aquí es la dignidad de Omella... simplemente les sirve de excusa para atizar a Puchdemon, y nada más.

    En cuanto a la Cope, hace años que no la escucho. Me cansé del odio y la bilis que supuraban el agnóstico Losantos y el protestante César Vidal. No puedo opinar sobre Herrera, pero sí sobre su público amigo Arcadi Espada, ateo recalcitrante y eugenésico declarado. Me abochorna que el locutor estrella de la cadena episcopal frecuente estas amistades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un género literario de crítica y de iocandi causa...

      Eliminar
  12. Abyecto personaje, el prófugo ese. Luego, los Mosens de su cuerda le reirán las gracias. Verdad, Moreto?!

    ResponderEliminar
  13. Copio de la magnifica web DOLÇA CATALUNYA:
    Está escrito en el Programa 2000: el nacionalismo debe ocupar todos los espacios de la vida del hombre, y en el ámbito cultural la Generalitat debe dedicarse a la “potenciación de las entidades pal de paller que puedan actuar de motor y arrastrar a otras hacia una actuación colectiva de amplio espectro”. O sigui, a menjar-nos el tarro amb el nacionalisme.
    Hasta hace bien poco nos gustaba el pesebre viviente de Corbera de Llobregat, una preciosa representació en un bell paratge muntanyenc. Pero los Amics de Corbera están financiados por la Generalitat y muchos de sus miembros son de la ANC, así que este año se han creído con derecho de colgarnos un churro amarillo del cartel.
    Lo mateix passa al pessebre vivent de Prullans de Cerdanya, on ens rep un xurro groc ben gran perquè quedi clar que es tracta de difondre l’evangeli nacionalista, no pas el del bon Déu.
    Pues nada. Que vayan los lazis, que nosotros no pagamos para ver cómo sale el ángel con un churro amarillo, o ver al Niño Jesús envuelto en una cubana.
    Y así va el nacionalismo sustituyendo la fe en Dios por la fe en lanació, el becerraco de cartón piedra que nos va a traer el paraíso a la tierra.
    Para mas información; https://www.dolcacatalunya.com/2018/12/ja-ha-vist-el-pessebre-lazi-de-prullans/
    El abandono de la practica religiosa en Cataluña no es solo por falta de fe. Satan esta muy contento con el idiolillo pruces

    ResponderEliminar
  14. Total y absolutamente de acuerdo con el Sr. José Abella.

    ResponderEliminar
  15. Del Puigdemont se pueden decir muchas cosas -pocas buenas- pero quien diga que es valiente, miente por medio de las barbas.

    En otros tiempos en que había más altura retórica se dijo una frase que tendría la extensión perfecta para un tuit y el debido alcance para esta situación: "Roma no paga a sus traidores", lástima que al Karles le falten cultura y memoria

    Lo cortés no quita lo valiente: Omella se ha comportado en muchas ocasiones como un cobardón, dicho sea por un feligrés, sin ánimo de mentir.

    ResponderEliminar
  16. "El" omella puede ser un moro de la época histórica "Umaiya". "El Cardenal Omella" es una persona muy distinta, a ver si hablamos con un poco de corrección.

    ResponderEliminar
  17. Mira por dónde tanto criticar a los obispos que han visitado a los presos.
    Y ahora resulta que Mons. Cañizares intento lo mismo visitar al presunto ladrón Zaplana.
    Sr. Zaplana que también sufre injusticia pues deberia estar en un hospital recibiendo tratamiento.

    ResponderEliminar
  18. Al Anónimo 27 de diciembre de 2018, 11:38
    Germinans es una web privada de personas de a pie, que ni siquiera conocemos. Nos metemos aquí si queremos. El "MOLT HONORABLE", no es anónimo y se ha expresado públicamente.
    Lea la primera respuesta al 1er. comentario (le instruirá, que falta le hace) del señor Anónimo 27 de diciembre de 2018, 1:51.
    Si no le gusta esta página, no se meta. A mi no me gusta que malversen mis impuestos y sus amigos no paran de perjudicarnos A TODOS.
    Al vent, amic.

    ResponderEliminar