lunes, 23 de abril de 2018

Barbaridades en Tarragona

Resultado de imagen de barbarà valle de los caídos diari mes
Mn. Barbarà en el acto de homenaje a las víctimas del franquismo
En octubre de 2013 tuvo lugar en Tarragona la beatificación más numerosa de la historia de la Iglesia Católica; nada y más y nada menos que 522 mártires de la Guerra Civil. No obstante, como el arzobispo Pujol es hombre equilibrado, quiso poner un pie en cada acera y compensar tan masiva beatificación con su respaldo al acto que se celebraba anualmente en la ciudad en homenaje a “las víctimas del franquismo”. Aunque dicho acto se venía llevando a cabo desde el 2011, sin que el arzobispado se hubiese percatado ni tan siquiera de su existencia, cierta posición contraria a la beatificación multitudinaria provocó que Pujol Balcells sacase a relucir su afán equilibrista. Así, desde 2014, inmediatamente después de la beatificación, la diócesis de Tarragona cuenta con un representante fijo en esa ceremonia laica, que se celebra ante una fosa común del cementerio de Tarragona. Tanto da que a la beatificación asistiesen 20.000 personas y a ese acto no se llegue al centenar. Pujol quiso compensar una con otra, cual si se tratase de pares. 

Durante los primeros años, el representante del arzobispado era el jesuita Francesc Xammar Vidal, quien se destapó ese mismo año como participante en un mitin del Pacte Nacional pel Dret a Decidir.  Después de su presencia durante tres años, se ignora porque Xammar dejó de acudir a la convocatoria de 2017. Lo cierto es que la Asociación de Víctimas puso el grito en el cielo y denunció públicamente la ausencia del representante eclesial. Como sea que el obispo Pujol es un hombre atento, decidió que en 2018 no volvería a haber incomparecencia alguna y este año les ha mandado un peso pesado: Mn. Miquel Barbarà Anglès.
El jesuita Francesc Xammar en el mitin por el derecho a decidir
Mn. Barbarà (1939) lo ha sido todo en la diócesis de Tarragona: Secretario General-Canciller (1971-1984), Vicario Episcopal (1984-1997) y Vicario General (1997-2009). 38 años en el poder con cuatro obispos: Pont y Gol, Torrella, Sistach y Pujol. Incluso fue designado administrador diocesano en el interín entre los dos últimos prelados. Tan poderoso era Barbarà que Pujol Balcells tardó cinco años en destituirlo. Sin embargo, aún sin cargo curial, siguió gozando de un poder omnímodo, casi similar al del propio obispo.

Barbarà acudió encantado este último fin de semana al acto del cementerio y como no le gusta pasar desapercibido se descolgó con la siguiente “barbaridad”: “No hay derecho a que la Iglesia esté en el Valle de los Caídos”. Y por si no era suficiente añadió: “En nuestra sociedad la dictadura no ha muerto y sigue viva, muy viva”. No cabe decir que el todopoderoso sacerdote tarraconense aparece como firmante de todos los manifiestos sacerdotales a favor de la independencia de Cataluña. ¡Se le va escapar un abajo firmante al ínclito Barbarà! Un sacerdote que tuvo tan disimulado el antifranquismo del que hoy hace gala, que pasó completamente desapercibido al régimen anterior, cuando fue designado secretario general-canciller de la diócesis en el año 1971, con Franco vivo y coleando.

No voy a entrar a discutir ahora la historia del Valle de los Caídos, por ser archiconocida. Donde sí voy a entrar es en la falta de respeto y compañerismo del cura Barbarà respecto a sus hermanos benedictinos de la Abadía de Cuelgamuros. ¿Quién es él para mostrarse partidario de su expulsión del cenobio? ¿Quién es el para encender la mecha de la posible deportación de la Orden? ¿Sabe Barbarà que, en los tiempos que corren, quizás esté dando pábulo a una nueva persecución religiosa, esperemos que no sea similar a aquella que se conmemoraba con la beatificación que incomodó algunos en Tarragona? Todo eso es lo que se enmarca en su sentencia y en ese “no hay derecho”, tan categórico. 
Resultado de imagen de recuento votos vilarodona
 Mn. Francesc Manresa, el cura que acogió las urnas en el templo de Vila-Rodona
Y una última observación: empieza a ser preocupante cuanto sucede en la archidiócesis tarraconense. Hace pocos días les explicaba los tentáculos nacionalistas en el Opus Dei de la demarcación, tan próximos a su obispo. Igualmente, han sido numerosos los manifiestos firmados por sacerdotes de la diócesis tomando partido expreso por la independencia unilateral así como todos podemos recordar uno de los mayores actos sacrílegos en la jornada del 1-0, cual fue el recuento de votos en la iglesia de Vila-rodona, perteneciente a la diócesis que nos ocupa. Ninguno de estos partidismos ha merecido ni tan siquiera un mínimo reproche episcopal. Por el contrario, un sinfín de feligreses (en Tarragona el independentismo no es mayoritario) observa atónito como sus sacerdotes abandonan su obligada neutralidad y se involucran en la actividad política. Empieza a resultar harto dolorosa esa sensación de abandono que está sufriendo, cuanto menos, la mitad de la población catalana, que observa como ni un obispo y casi ni un sacerdote se acuerda de ella y sin embargo acuden presurosos ante cualquier posicionamiento secesionista, incluso con plegarias públicas a su favor. Se está cociendo un desamparo, que puede tener consecuencias harto negativas.

Oriolt

34 comentarios:

  1. Llama, Oriolt, poderosamente la atención la mímesis de comportamientos de los obispos catalanes respecto de los "cómplices etarras", illi dixerunt, vascos. Vamos que son la imagen especular. Los mismos argumentos rastreros y canallas, tornasolados en un lenguaje frailuno, los mismos propósitos obscenos, los mismos odios africanos apenas disimulados en el alcanfor de su alzacuello. Si Setién hablaba de la violencia viniera de donde viniera, si hablaba de la violencia del Estado, si tenía unos hijos predilectos, si bajaba la mirada, una mirada taimada y aviesa cuando pasaba cerca de las protestas de las víctimas, Pujol, Vives, Soler o Novell, hablan de singularidades nacionales, de violencia del estado, de partidas llegó a hablar el ínclito Novell. El mismo lobo. Si Setién iba a visitar a su arcipreste cogido in fraganti con la nueve milímetros Parabellum bajo la sotana, el arzobispo Pujol ampara y protege la ilegalidad en el altar. Y los demás obispos abren sus puertas a los ilegales para cerrarlas a las fuerzas de seguridad. Recuérdese el glorioso comportamiento del director de los jesuitas docentes: Si vienen los mossos actuar así, si la policía asá. O las monjas poniendo bancos delante de los colegios para entorpecer acción. O los monjes cantando el virolai ante la urna. No sólo merecen el desprecio de las personas de bien, sino que habrá que empezar a emplazarlos ante la justicia. Cómplices los obispos vascos. Cómplices los obispos de acá. No creo que la gente pueda esperar que pidan perdón dentro de cuarenta años. Cómplices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 115. También los cristianos pueden formar parte de redes de violencia verbal a través de internet y de los diversos foros o espacios de intercambio digital. Aun en medios católicos se pueden perder los límites, se suelen naturalizar la difamación y la calumnia, y parece quedar fuera toda ética y respeto por la fama ajena. Así se produce un peligroso dualismo, porque en estas redes se dicen cosas que no serían tolerables en la vida pública, y se busca compensar las propias insatisfacciones descargando con furia los deseos de venganza. Es llamativo que a veces, pretendiendo defender otros mandamientos, se pasa por alto completamente el octavo: «No levantar falso testimonio ni mentir», y se destroza la imagen ajena sin piedad. Allí se manifiesta con descontrol que la lengua «es un mundo de maldad» y «encendida por el mismo infierno, hace arder todo el ciclo de la vida» (St 3,6). (Gaudete et exultate)

      Eliminar
    2. 54. La razón de ser de cuantos gobiernan radica por completo en el bien común. De donde se deduce claramente que todo gobernante debe buscarlo, respetando la naturaleza del propio bien común y ajustando al mismo tiempo sus normas jurídicas a la situación real de las circunstancias (Pacem in Terris)

      Eliminar
    3. No se trata de «utilizar» políticamente la encíclica, no se trata, diríamos, de utilizar al Papa como «compañero de viaje». Distinguiendo entre católicos reaccionarios y católicos progresistas, hasta la fecha resulta evidente que son precisamente los primeros los únicos que han «utilizado» políticamente al Papa, sirviéndose de una interpretación, no siempre muy correcta, de su doctrina para la protección de sus privilegios económicos y políticos. Resulta por ello sorprendente e irónico que sean ahora estos católicos quienes proclamen que «el Papa no debe meterse en política»; parece como si de sus palabras hubiera que deducir que «el Papa no debe meterse en política… más que cuando es en favor de sus intereses de católicos reaccionarios». En cualquier caso lo que sí es cierto es que los católicos progresistas no quieren «utilizar» al Papa en favor de sus objetivos políticos. Aranguren lo afirma expresamente al declararse «poco simpatizante con ningún catolicismo político –ni de derecha ni de izquierda– porque no me gusta, dice, que se mezclen el orden de la acción temporal y el orden de la consagración cristiana».

      Esta es, en resumen, la situación del tema: La Iglesia, es cierto, posee carácter espiritual, religioso, pero a la vez es algo temporal, humano; la Iglesia sólo debe tomar partido en lo político, en lo humano, desde un punto de vista y con un objetivo espiritual, religioso. Enterría aclara suficientemente este tema: «Resulta entonces –escribe– que esa valiente toma de posición de la encíclica sobre los problemas institucionales del poder no es algo gratuito y superabundante, a propósito de temas puramente seculares, sino que se adopta en servicio inmediato de la salvación de los hombres» (…). «Es éste –concluye Enterría– el juicio más profundo de la encíclica, el de que la libertad civil, siendo indudablemente un riesgo inmediato, es, sin embargo, «el camino (que lleva a los hombres) a conocer mejor al Dios verdadero.»

      Eliminar
    4. La adhesión de un grupo de sacerdotes vascos a las manifestaciones en favor de los presos de ETA y las últimas incursiones del obispo emérito Uriarte en el ámbito político defendiendo las tesis batasunas han vuelto a poner en el primer plano a la Iglesia Católica en el País Vasco, un auténtico quebradero de cabeza para el Vaticano y para el conjunto de la Iglesia.

      Desde Roma hace ya tiempo se ha puesto coto a una politización sin parangón de una parte importante del clero que además durante décadas ha mostrado connivencia con el entorno etarra, sin condenas explícitas al terrorismo. Y comenzando por pastores como Setién o Uriarte.

      Las consecuencias de cambiar a Dios por el ídolo nacionalista han sido desastrosas para la Iglesia en el País Vasco, y no sólo por la credibilidad pérdida y que será difícilmente recuperable. ¿Cuál ha sido el balance de tantos años de nacionalismo eclesial y de desprecio a miles de fieles?

      Eliminar
    5. La realidad es implacable. Hoy en día es un erial espiritual que se demuestra con datos. Según el CIS, el número de españoles que se declara católico asciende al 72,1% de la población, vascos incluidos. Pero si estos datos se analizan por regiones se observa que el grado de secularización que afecta al País Vasco es realmente preocupante. Y es que en esta comunidad autónoma se declara católico tan sólo el 58,6% de la población, es decir, 13,5 puntos menos que la media española.

      Este dato se agrava aún más si se tiene en cuenta que precisamente el País Vasco ha sido una de las regiones de España con una fe más arraigada y auténtica cuna de misioneros. De hecho, miles de vascos han propagado la fe católica por todo el mundo. Ahora, lo difícil es encontrar alguna iglesia llena.

      El proceso de secularización acelerado por este virus del nacionalismo ha tenido otras consecuencias muy visibles. No hay relevo generacional para el clero. Los antaños repletos seminarios vascos se han vaciado completamente y la crisis vocacional es quizás el mayor reto que tienen ahora los obispos.

      El pasado curso Bilbao era con nueve la diócesis vasca con más seminaristas. Mientras tanto, San Sebastián aumentaba a cinco su número de seminaristas y Vitoria disminuía hasta un único alumno. Quince seminaristas para todo el País Vasco para una población de 2,2 millones de personas. Entre las tres suman menos que diócesis con muchísima menos población como Ciudad Real, Cádiz, Almería o Alcalá y aún mucho más lejos de los más de 200 seminaristas de Madrid, los 61 de Valencia o los 74 de Toledo.

      Y es que en 2012 se ordenaron entre las tres diócesis únicamente seis sacerdotes, lo que impide que se pueda realizar de una manera correcta la actividad pastoral. El País Vasco aporta 15 seminaristas del total de 1.278 que hay en toda España. Un auténtico problema que muestra las consecuencias nefastas de una línea que ha llevado al precipicio al catolicismo en esta región.

      Tal era la situación en los centros de estudios que incluso el obispo Munilla decidió sacar a sus seminaristas del País Vasco y llevarlos a estudiar a Pamplona. Hasta entonces lo hacían en la Facultad de Teología de Vitoria.

      Eliminar
    6. Lo del Pais Vasco es historia, viva y modélica, de lo que sucede a la Iglsia y al Pueblo de Dios cuando idolatriza creencias marxistas, nacionalistas, y algunos violentas, de odio de clase y nación.

      Eliminar
    7. Consejos doy, que para mí no tengo24 de abril de 2018, 14:00

      "115. También los cristianos pueden formar parte de redes de violencia verbal..."

      Eso sólo depende de la intencionalidad y del contenido material expresado... para la cultura actual de la ofensa, donde todo es ofensa, incluso decir la verdad de razón y la verdad de fe, para el consagrado hereje y pecador grave también todo es ofensa, incluso decir la Verdad de la Palabra en su vida, tal como le dice San Juan Bautista a Herodes: "No te es lícito cometer adulterio"...

      Tenemos dos ejemplos de Jesús:


      1. La Expulsión de los mercaderes del Templo: hoy estos mercaderes serían los consagrados que engañan y no dicen la verdad, llevando una vida inmoral y difundiendo mentiras de fe, moral, costumbres y culto, mientras que son vividores (= mercaderes) de la orgía del pecado:

      Evangelio de Mateo, capítulo 21, versículos 12-17
      Evangelio de Marcos, capítulo 11, versículos 15-18
      Evangelio de Lucas, capítulo 19, versículo 45

      Según Valtorta, en sus visiones, les dio con el látigo en las espaldas, viendo como estafaban a la gente dentro del recinto del Templo...


      2. "Vayan a decir a este zorro..." (Lucas 13)

      Se acercaron unos fariseos y le dijeron a Jesús:

      --- Aléjate de aquí, porque Herodes quiere matarte

      Él les respondió:

      --- Vayan a decir a ese zorro: hoy y mañana expulso a los demonios y realizo curaciones, y al tercer día habré terminado. Pero debo seguir mi camino hoy, mañana y pasado, porque no puede ser que un profeta muera fuera de Jerusalén.

      Sabemos que Jesús recriminó a San Pedro por usar la espada para cortar la oreja de un guardia, que se opuso a que se lapidara a una adúltera, ni quiso enviar fuego del cielo para quemar un pueblo que no le alojó, pero dejó las cosas claras en lo que importa.


      3. No parece ser que Francisco que se aplique sus propios consejos: "Consejos doy, que para mí no tengo":

      Lista de "amabilidades" francisquistas: "Old maid!", "Fomenter of coprophagia!", "Specialist of the Logos!", "Rosary counter!", "Functionary!", "Self-absorbed, Promethean neo-Pelagian!", "Restorationist!", "Rigid Christians!", "Modern gnostics!", "Liquid Christian!", "Superficial Christians!"

      popefrancisbookofinsults.blogspot.com.es


      4. La denuncia profética es otra forma, más dura, que tiene acreditada tradición en las Sagradas Escrituras, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, y en la misma vida e historia de la Iglesia. Se fundamenta en virtud del Bautismo, por el que todo laico es Sacerdote, PROFETA y rey, hijo adoptivo de Dios, y se efectúa cuando hay grave y notorio escándalo público por parte de la Jerarquía y del Pueblo de Dios.

      Puede también hacerse por causa de revelación divina personal, entonces el denunciante es un simple representante de Dios, quien denuncia a través de su profeta (Jeremías, Ezequiel, Oseas, San Juan Bautista, Santa Catalina de Siena)

      Eliminar
    8. Efectivamente depende, si soy yo digo la verdad si es otro que no comparte mi parecer o la intencionalidad y el contenido de lo por mi expresado es ofensa, y un consagrado hereje y pecador grave.

      Eliminar
    9. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

      Eliminar
  2. Ya puede el Papa Francisco ir diciendo que en Cataluña, en algunas diócesis en concreto, los curas independentistas van a la suya, haciendo todo cuanto les viene en gana. Y los fieles a aguantar. La consecuencia bien negativa, la X. A ver si de una vez por todas se enteran que somos muchos los que no estamos de acuerdo con su vergonzosa actividad política

    ResponderEliminar
  3. Queridos y admirados responsables de Germinans, cave canem! Una cosa era Sistach, y otras muy distinta son estas hordas ya desmandadas y llenas de odio que, mucho me temo, van a dirigir ahora principalmente contra ustedes. Conozco bien las reacciones de religiosos con poder, a los que he visto, cuando les pisaban el pie, reaccionar como auténticos satrapillas rabiosos, peores que una plaga de langosta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La reacción indica claramente que no son católicos...

      Eliminar
  4. Todo lleva muchos años cociéndose...23 de abril de 2018, 23:54

    "Hace pocos días les explicaba los tentáculos nacionalistas en el Opus Dei... han sido numerosos los manifiestos firmados por sacerdotes de la diócesis tomando partido expreso por la independencia unilateral... uno de los mayores actos sacrílegos en la jornada del 1-0... fue el recuento de votos en la iglesia de Vila-rodona, perteneciente a la diócesis [de Tarragona]. Ninguno de estos partidismos ha merecido ni tan siquiera un mínimo reproche episcopal. Por el contrario, un sinfín de feligreses (en Tarragona el independentismo no es mayoritario) observa atónito como sus sacerdotes abandonan su obligada neutralidad y se involucran en la actividad política."

    Lo que sucede en Tarragona es, evidentemente, un acto colectivo organizado, con pleno conocimiento y consentimiento, para destruir la Iglesia en Tarragona, a fin de convertirla -¡ya!- en un instrumento de catalanización independentista, precisamente en una tierra donde hay mayoría de "desafectos" al independentismo, y donde hay más catalanes amantes de España que en Gerona y parte de Lérida. Una verdadera operación reconquista de "Tabarnia".

    Todo empezó a expresarse exteriormente en el 2004 (aunque llevaba ya 30 años). Durante este 2004, el Arzobispo Pujol (salido de la nada), como Sistach (que venía del statu quo de Tarragona), fueron arzobispos de Tarragona y Barcelona.

    La CEE convocó para el 2005 el 150 y 50 Aniversarios, respectivamente, tanto del Dogma de la Inmaculada Concepción (1854), como de la Consagración de España al Inmaculado Corazón de María (1954).

    El mismo 2005, arribaron al Arzobispado de Tarragona los prospectos y carteles para la promoción de este evento mariano, con el fin de que las parroquias, conventos, escuelas y demás centros católicos de toda la diócesis de Tarragona lo publicitaran para el Pueblo de Dios, con el objeto de que se organizaran libremente los peregrinajes.

    Pero un día, desapareció todo el cargamento de prospectos y carteles marianos. Con el propósito de eliminar la investigación que se abrió por dicha sustracción, y la correspondiente petición de reposición del material volatilizado, se le advirtió al Arzobispado de que estas dos actitudes generarían una "guerra civil" en la diócesis. El contexto es claro: estábamos en la era de la "bestia" Rouco.

    Cardenal Rouco y los dos aniversarios:

    http://lavozdelcardenal.archimadrid.com/2005/05/22/consagracion-de-espana-al-inmaculado-corazon-de-maria-para-que-nos-valga-en-esta-hora-crucial-de-nuestra-historia/

    Benedicto XVI:

    www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/letters/2005/documents/hf_ben-xvi_let_20050519_pellegr-saragozza_sp.html

    Participaron Sistach, Pujol y Salinas de Tortosa:

    http://www.conferenciaepiscopal.org/52-obispos-y-miles-de-personas-de-toda-espana-participaranlos-dias-21-y-22-de-mayo-en-la-peregrinacion-a-zaragoza/

    El Cartel del doble aniversario de la Inmaculada que motivó la amenaza de "guerra civil":

    https://web.archive.org/web/20050502093945/http://www.conferenciaepiscopal.es/general/FiestasLiturgicas/inmaculada/cartelzaragoza.jpg

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que al Arzobispo de Tarragona le queda poco para jubilarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y espero que el que venga no lo haga mejor.

      Eliminar
    2. Tranquilo,el día que lo jubilen pondrán de arzobispo de las españas a Miracle y todo ARREGLADO!!!. Será otra BARBARIDAD TARRACONENSIS.

      Eliminar
  6. Con estas palabras describía un historiador inglés lo que fueron los prolegómenos de la Primera Guerra Mundial: “Los políticos se turnaban en jugar de farol y en proferir amenazas; sólo que esta vez las cosas no fueron como de costumbre (…), y los políticos se convirtieron en prisioneros de sus propias armas”. Con parecidas palabras, y con el natural cambio de escala, describiríamos el punto al que hemos llegado en Catalunya, y quizá en toda España. Voces autorizadas advierten de que vamos camino de un serio conflicto.

    ResponderEliminar
  7. o único indispensable para iniciar ese camino de salida es valor: porque el acuerdo satisfará a la mayoría, pero decepcionará a los extremos. Los negociadores deberán resignarse a que se les acuse de traidores o de blandos, en nombre de una dignidad que no es más que orgullo o de una firmeza que no es más que obstinación. Pero a cambio contarán con el agradecimiento de la mayoría, quizá silenciosa, de sus conciudadanos. El coraje que hace falta no es el que unos y otros han exhibido hasta ahora con faroles y amenazas, ni el que se presta a grandes gestos ni a frases históricas. Es el valor que muestra el guía que, a cien metros de la cumbre, decide dar media vuelta. Ni fracasa ni se ­humilla: sólo cree que es mejor renunciar a la hazaña que poner en riesgo la vida de sus compañeros. Cualquier montañero les dirá que ese es el auténtico valor. Esperemos que nuestros políticos den muestras de tenerlo.

    ResponderEliminar
  8. En este momento, el clero vasco es de los más viejos de España y muchos de estos sacerdotes son los que comparten esta tendencia nacionalista. Se estima que ya menos del diez por ciento del total sería de tendencia batasuna. Precisamente son éstos los que más oposición han mostrado a los nuevos obispos vascos y los que apoyan los actos proetarras, como está ocurriendo en las últimas semanas.

    El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, el de Bilbao, Mario Iceta y en menor medida el de Vítoria, Miguel Asurmendi, se tienen que enfrentar día a día a este clero de tendencia batasuna, una minoría pero perfectamente organizados en grupos como las llamados Comunidades Cristianas Populares, Herria 2000 Eliza y la Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria.

    Sin embargo, ha sido monseñor Munilla el que más problemas ha tenido pues es precisamente San Sebastián la diócesis con mayor clero nacionalista y de tendencia proetarra de todo el País Vasco, en parte auspiciada por los anteriores obispos Setién y Uriarte. Dimisiones de la Curia, protestas, cartas abiertas y hasta desplantes. Esto es lo que ha soportado el prelado vasco en los pocos años que lleva al frente de la diócesis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deduzco que monseñor Munilla es de recta doctrina.

      Lo que no sé si es de recta práctica. Al menos en la gestión económica de su diócesis. Por sus frutos los conoceréis.

      Eliminar
    2. El clero batasuno no pertenece a la Iglesia, son anticristos satánicos. Su forma de ser es aplicar violencia moral, constante y continua, para hacer enfermar a través del estrés y la tensión permanente, el cual incapacita o mata al afectado, y es un ejemplo de terror para futuros obispos, los cuales serán sumisos al nacionalismo batasuno, con tal de evitarse problemas y quebrantos de salud con la angustia e inquietud duradera y estable.

      De lo que he visto y oido por aquellas tierras, el clero batasuno es hijo de su Padre espiritual del homicidio y la mentira, y son falsos hermanos, malvados y perversos.

      Omella conoce a la perfección a esta escoria, sobre todo porque Logroño, frontera con el País Vasco, recibió el éxodo dominical y el exilio definitivo de docenas de miles y miles de vascos asqueados y aterrorizados de una sociedad y de demasiados miembros de la Iglesia enfermos de odio, violencia y orgullo racial, y de este o bien clero repugnante filoetarra, o bien del clero del exjesuita Arzallus, el pacífico recoge-nueces del árbol pateado por los terroristas de ETA y otros.

      Docenas de miles de vascos fueron miserablemente abandonados tanto por muchos consagrados de su Iglesia, a través de esos demonios de los curas abertzales, como por su misma Patria, a través de sus gobernantes municipales y regionales. Patria e Iglesia (sus miembros) fallaron culpablemente por inhumanidad. En la otra vida, serán duramente juzgados hasta el último céntimo.

      Una acción semejante, de asesinato blanco e incruento, matando mediante disgustos a un anciano bueno y enfermo, fue Benedicto XVI, con los instrumentos de los lobos y los cuervos. Y lo mismo a Germinans con la querella. Hay acciones cuyo fin es desmoralizar, empobrecer, enfermar y si te mueres antes, mejor.

      Eliminar
    3. Albiol ha sufrido esta acción "violenta moral" que en Cataluña consiste en que unos fachas estalinistas te dicen facha, y te van siguiendo todo el rato insultándote y gritándote, impidiendo que desarrolles en libertad y tranquilidad tu acción.

      La violencia moral es un fenómeno tanto PSICOLÓGICO como BIOLÓGICO (la íntima interrelación es un descubrimiento moderno), y consiste en atemorizar con la producción de un mal, incluso del mal que cause daño psicológico (gritos, expresiones de amenaza, donde la psique y la biología de una persona normal sufren mal), o bien acusarlo injustamente en su honor, buen nombre, buena fama, imagen.

      Albiol fue jugador de baloncesto, y por tanto, desde el punto de vista psíquico y biológico, está acostumbrado. Pero una persona normal no en absoluto. En política NO debería de estar en el cargo el aceptar esta violencia moral de nivel inaceptable. No es democrático, no es humano, no es normal.

      En el caso de la querella contra Germinans realizada por el Arzobispado de Barcelona, es representativa de la violencia moral: la querella estratégica usa de las vías de derecho para obtener una ventaja injusta: que Germinans cerrara él mismo por agotamiento psíquico y económico.

      La querella estratégica nunca tuvo importancia en conseguir la condena (no fue recurrida), sino en causar el empobrecimiento económico y en la causación de transtornos psicológicos en los querellados, con el efecto mafioso de que la víctima "cerrara por sí mismo" y como "aviso a navegantes", a todos los terceros.

      En Cataluña, los supremacistas no aceptan que ejercites en libertad los derechos constitucionales del artículo 16 y 20: libertad religiosa, ideológica, de opinión, de comunicación y de expresión.

      Son violentos morales: usan de sus derechos constitucionales para anular los derechos constitucionales de los oponentes, de los enemigos, de los que no piensan como ellos.

      Eliminar
    4. No cree Ud. que el Sr. Albiol (con 4 diputados en el Parlament) fue a provocar por salir en la prensa.
      A ver día de Sant Jordi en el que muchas asociaciones, grupos, estudiantes, monitores de Esplais,... aprovechan para vender rosas para recoger dinero para sus respectivos grupos (días antes deben tramitar los permisos municipales para las paradas, algunos gratuitos otros se pagan previamente según ayuntamientos), se te plante un señor a regalar rosas delante de esas paradas.
      A eso yo le llamo provocar.
      Es como si yo me planto delante de una Floristeria a regalar flores.

      Eliminar
    5. Estos comentarios sobre el Sr. Albiol no sé si reflejan la realiad.
      Quien siembra vientos, recoge tempestades.

      Eliminar
  9. Pero si ahora viniera una "refriega guerrillera" con tiros y demás,y muertos....(que todo puede ser ante tanto entusiasmo ciego).. posiblemente todos estos clérigos,monjes.monjas etc. en ganando los independentistas, si hubiera alguna baja digo, posiblemente los harían beatos o mártires ?..¡claro supongo que sí!...porque entonces serían mártires de la causa..
    Lógicamente esto que escribo es cachondeo, pero es que,la historia de las guerras a veces nos hace reír por no llorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vendrá tal refriega. En una supuesta refriega, los hallaría, lloriqueantes y mojados, en el zulo de Sada, escondiditos...

      Eliminar
  10. Lo que une a todos los países caídos bajo el yugo comunista es que estaban seguros de que allí no podía pasar. En la Rusia de 1917 cabía la sorpresa, pero lo mismo se decía en China, en Cuba, en Nicaragua o en Venezuela: “eso aquí nunca pasará”.

    Y como no se hizo nada para evitarlo, pasó.

    Pero, nos preguntamos ¿no está también en marcha un “proceso español”? ¿Existe una hoja de ruta para destruir la identidad de España, sus valores, su Fe, sus costumbres y tradiciones, su Historia…?

    https://manuelmartinezcano.org/2018/04/24/aviso-a-navegantes-el-proceso-espanol/

    ResponderEliminar
  11. tengo un libro en mis manos," sacerdotes diocesanos fieles hasta el martirio" de manuel garcia sancho. Diocesis de tortosa.( 1936-1939).de todos los pueblos de la diócesis, sembrado de asesinatos y torturas. leyendo a estos curas miserables, poniendose del lado de tanto asesino,de sus hermanos en la fe,me quedo sin palabras; solo puedo exclamar,que poca fe en el Señor tienen..¡¡. Y mi pregunta es; como puedo asistir a un acto sacramental con tamaños individuos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No asista a ningún acto sacramental de estos curas, es que no son católicos, dado que son herejes o van contra las verdades definitivas de doctrina católica.

      El odio, la violencia moral, la politización, la normalización lingüística impuesta, el modernismo y progresimo teológico, nunca nunca nunca son amor a Jesús y a la Iglesia.

      Jesús dice lo que oye del Padre, y por ello, en la Iglesia, desde el Papa, el presbítero, el diácono, el teólogo, el religioso y el laico, deben de obedecer lo que dice Jesús a su Esposa la Iglesia, y que se encuentra fácilmente en el depósito divino de la fe: Sagradas Escritura y Tradición.

      Si no dicen lo que dicen Jesús o el Espíritu Santo, no deben de ser obedecidos nunca, pues la obediencia sólo es obediente a la fe, no a la persona.

      Eliminar
    2. Anónimo 10/49,este libro lleva el prólogo escrito por el entonces Obispo de Tortosa Martinez Sistach.

      Eliminar
  12. La mímesis. Sería interesante saber cuándo se va a poner el reloj en marcha para que los obispos de Cataluña, como los vascos hace unos días, pidan perdón. (Por cierto, no salgo de mi pasmo de que entre el comunicado de ETA y el de los obispos transcurrieran tan solo cuatro horas). ¿Cuántas 'barbaridades" se precisan para que empiece a contar el tiempo en parte del episcopado y presbiterado catalán? ¿Cuánto tiempo se necesita para que las autoridades del Opus Dei llamen la atención a sus hijos pródigos? En verdad, en el arte el pecado es lo superfluo, escribió Tarkovski en sus formidables diarios. Pues en la vida, lo mismo; estamos saciados de inflación en muchos ámbitos, por ejemplo, el de un separatismo en cuyas consecuencias nefastas algunos pastores no han parado mientes. ¿Es posible que haya quien se crea que una Cataluña independiente sería más cristiana, como afirma un veterano de la vida contemplativa? ¿Se va a incluir en las preces dominicales alguna vez a los niños y niñas afrentados y humillados en escuelas por el solo hecho de ser hijos de guardias o de policías? La omisión es resultado de la hinchazón: no tiene cabida la compasión porque todo el espacio lo acapara la sinrazón.

    ResponderEliminar
  13. Oímos muchas veces críticas que nos llegan desde el Vaticano : críticas para unos y para otros, pero no he escuchado ninguna crítica todavía para los "jerarcas" florero. O sea,cargos en la Iglesia que están pero no están;o están como si no estuvieran.Escurren el bulto y piensan: el tiempo ya lo arreglará todo : estas actitudes de no querer "mojarse", cada día son más frecuentes y creo pueden ser en gran parte los culpables de los males actuales de la iglesia. Está bien que los jerarcas disfruten de una autonomía en sus diócesis...o los abades en sus monasterios, pero pienso que a los que no "cumplen" ni se toman en serio sus obligaciones o se meten en berengenales políticos o similares que no les incumben, se les debía destituir y poner a otros que sí cumplieran. Actualmente los cargos vitalicios creo no encajan en nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  14. cuanto anónimo en estos comentarios no? valientes!!! vamos allá

    ResponderEliminar