miércoles, 7 de marzo de 2018

La nota del obispado de Lérida sobre los lazos amarillos en las iglesias

El obispado de Lérida ha publicado una escueta nota en su página web, con fecha 6 de marzo de 2018, en relación a los lazos amarillos que pueden verse en algunos de los templos que forman parte de esta diócesis. La nota viene provocada por la inquietud (o escándalo) de algunos fieles que han dirigido al obispado sus quejas por considerar que esta simbología, claramente  partidista (políticamente hablando) es impropia de un lugar de encuentro del Pueblo de Dios,  que evidentemente es plural, y que acude a las iglesias para rezar y no para encontrarse con muestras de apoyo a unos políticos y agitadores golpistas.

La nota no es para tirar cohetes, pero al menos se ha hecho un gesto positivo, porque lo que es habitual por estos lares es hacerse el sueco, o esconder la cabeza como un avestruz. Estamos demasiado acostumbrados a que ante los desmanes de muchos párrocos y eclesiásticos, nuestros obispos miren para otra parte, hagan ver que nadie les ha dicho nada ni se ha quejado de nada. Esta reacción del obispado de Lérida es mínima y poco efectiva, pero algo es algo.

Textualmente nos dice: "Ante la inquietud de algunos fieles por la aparición de lazos amarillos en algún templo de la Diócesis de Lleida, este obispado quiere manifestar que la colocación de estos símbolos es ajena a la Diócesis, a la que nadie ha pedido autorización.

Y como recordaba la reciente nota de los obispos de la Tarraconense, el Obispado de Lleida busca siempre la unidad y la comunión de todos los fieles y pide que sean "instrumentos de paz y reconciliación en medio de la sociedad catalana, y no dejar de rezar el buen Dios por la paz y la justicia en Catalunya ".

La diócesis de Lérida se lava las manos, diciendo que ellos no tienen nada que ver, porque nadie les ha pedido una autorización directa, por tanto toda la responsabilidad queda en manos de los sacerdotes que lo han autorizado. Unos párrocos que tienen que saber que la parroquia no es suya, sino propiedad del Obispado, que ellos sólo son los administradores, y dada la gravedad de una decisión tan delicada y unilateral, tenían que haber informado al menos a su obispado, algo que queda claro que no han hecho.

La nota también recuerda que la Iglesia tiene que ser instrumento de unidad y de comunión, de paz y de reconciliación. Es evidente que estos párrocos no lo han sido y han contribuido con sus decisión a la fractura y a la división en la que algunos de nuestros irresponsables políticos nos han metido.

El problema es que esta nota quedará en papel mojado. Ningún párroco se va a sentir intimidado por este escrito, ninguno va a quitar los lazos amarillos de sus campanarios o incluso del interior de los templos. Clérigos que están a favor de la ilegalidad y de incumplir las leyes y que apoyan a personas en prisión o en fuga por graves delitos, no les va a importar lo más mínimo pasarse esta nota por el forro y continuar con su actitud obstinada de que sus templos (que no son suyos) son lugares de reivindicación y adoctrinamiento político.

Tengo a Don Salvador Giménez Valls como una buena persona y un buen obispo, aunque en un territorio que no es el más favorable para ejercer como pastor. La historia de los prelados valencianos en Cataluña deja mucho que desear, pero al menos Don Salvador es inifinitamente mejor que su penoso antecesor, el también valenciano Don Juan Piris Frígola, uno de esos incomprensibles errores de Don Ricardo Carles, que lo promocionó al episcopado. Estoy convencido que esta nota en tiempos de Piris jamás hubiera visto la luz.

Me gustaría que aunque fuera con notas tímidas como ésta, los obispos con sede en Cataluña empezaran a desmarcarse claramente de los sacerdotes que están dejando a la Iglesia en tan mal lugar por su implicación política con el separatismo. Quien calla otorga, y los obispos como pastores que son de todos, no pueden permanecer indiferentes ante unas actitudes totalmente reprobables de una parte de su clero y de los religiosos que forman parte de su territorio episcopal. 

Ya que hacen notas conjuntas que aplauden a rabiar los secesionistas, no estaría mal que también de vez en cuando escribieran notas, que aunque extremadamente prudentes hagan que la mitad o más de sus fieles  se sientan que no están abandonados o ignorados por quienes conducen nuestro rebaño común.

Antoninus Pius

22 comentarios:

  1. Bien por el Sr. Obispo, pero da la impresión de lavarse las manos como pilatos. Tendría que dar un buen GOLPE encima de la mesa, él y TODA LA TARRACONENSE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No señor, este obispo después de meter la pata tantas veces y con tanta profundidad, no puede sacarla así tan a medias, dejándose un pie dentro... O tiene que ser claro, o , sencillamente, irse a su casa, renunciar a la plaza. Así de claro, lo siento. Este hombre prometía más, prometía ser sacerdote, ser obispo de todos, ser católico y ser universal en su plaza y no polarizarse políticamente dividiendo a los fieles que le fueron confiados. Que entone un mea culpa, cantado, a ser posible.

      Eliminar
    2. ¿Lo que Ud. propone es que los Obispos sean "golpistas"?
      ¿Puede explicar qué entiende por un GOLPE?

      Eliminar
    3. Perdone usted anónimo de las 12 :04,dedíquese a leer el Ara o el punt avui,hombre!.A BUEN ENTENDEDOR POCAS PALABRAS FALTAN!!!

      Eliminar
    4. Se me hace difícil entender esta timidez o miedo de los obispos a posicionarse frente a un tema tan excluyente como es el separatismo. Es una clara polarización política que está dividiendo al Pueblo de Dios, a las ovejas del rebaño que les ha sido confiado

      Eliminar
  2. No les queda otra cosa que la presión mediática , la política ya la perdieron para poder separarse de España.España no puede doblegarse ante unos golpistas...si ellos son 2 millones de independentistas , nosotros 40 millones de españoles...todo esto esconde un negocio lucrativo de unos pocos y la gente que les apoya cayó en su trampa

    ResponderEliminar
  3. El deber de los obispos8 de marzo de 2018, 0:58

    A la Nota episcopal de los Lazos o Tallarines Amarillos en templos e iglesias católicos de Lérida, le falta la compulsión coercitiva efectivamente ejecutiva, es decir, la obligación de hacer algo por haber sido compelido por la autoridad episcopal, que se concreta en una actuación positiva o negativa, esto es, en una acción de sacar el tallarín, avisar a los fieles y al alcalde de que no se puede poner el espagueti, y que se avisará directamente a la policía para hacerlo posible, sin conciliación previa alguna, con denuncia al juez. Por otro lado, el incumplimiento de las obligaciones canónicas tiene que ser material y realmente efectivo. Por último, la actuación represiva debe ser imputable a un párroco, que por acción u omisión, por culpa o dolo, no cumple con sus deberes, que por cierto, ya los sabe porque estudió cinco años de teología y canonística: no son tontos ignorantes.

    Además, el obispo tiene los recursos administrativos y penales, materiales y procesales, para aplicar el "155" eclesial a los párrocos rebeldes, que no oyen nada, que nada les importa, que van a la suya, o ayudarlos si es que están "secuestrados" por los CDR cubano-venezolanos de zona.

    Aplicar la sanción canónica, incluso la excomunión, dijo San Juan Pablo II, es un acto de misericordia, porque salvaguarda la misión fundamental de los obispos y párrocos: la salvación de las almas y el rostro bello y único de la Iglesia.

    Si los obispos y párrocos no cumplen su misión, se apartan de ella, y ya no reciben los dones del Espíritu Santo. Por eso hay esterilidad diocesana: sin vocaciones, sin participación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bién. Todo muy católico.

      Eliminar
    2. Madre de Diós . Però q clase de católicos son Vds. Que juzgan de esta guisa tal gesto. Deberían Vds. Preocuparse más de la Caridad ...q parece desaparecida y no meterse en triquiñuelas como decir q el Espíritu Santo.... Ya nos va a iluminar a los párrocos y demás Q admitan ciertas demostració es en favor de la Libertat. Acaso Jesús no fue prisionero incluso ejecutado y los allegados y más queridos no pidieron su libertad.. ?????

      Eliminar
  4. La misión de los obispos8 de marzo de 2018, 1:20


    "Ya que hacen notas conjuntas que aplauden a rabiar los secesionistas, no estaría mal que también de vez en cuando escribieran notas, que aunque extremadamente prudentes hagan que la mitad o más de sus fieles se sientan que no están abandonados o ignorados por quienes conducen nuestro rebaño común."

    Pueden hacer Notas conjuntas urgentes y necesarias sobre el cumplimiento estricto del Ritual de la Misa (que algunos le mal llaman Rictus Mortis), la necesidad de predicar, evangelizar y catequizar sólo la recta y ortodoxa doctrina y moral católicas, despolitizar totalmente los templos, iglesias, conventos y monasterios, desterrar las herejías y apostasías, educar en la doctrina social de la Iglesia sobre vida, familia, matrimonio, educación de los hijos y bien común, proteger al rebaño del ateísmo radical práctico de los partidos políticos y las ideologías satánicas, promover las peregrinaciones, advocaciones marianas, devociones y sacramentales (rosario, adoración, sal, agua y aceite bendecidos), realizar con celo la evangelización, predicación y catequización de los fieles, exponer el ejemplo de los santos y beatos, instruir en la Escritura y Tradición, ilustrar con el sano Magisterio, realizar liberaciones y exorcismos (función del obispo y de los curas y laicos con carismas), declarar la diócesis como zona abierta a los nuevos movimientos, alejar toda la Nueva Era (psicologismos, fuerzas y energías, creencias no católicas, zen, yoga...)...

    Como podéis ver, obispos, hay trabajo como para Hércules, y el primero de todos, el limpiar las cuadras de Augias, que llevan más de 50 años de dejadez y suciedad... y para eso tenéis al portador del agua de la vida, el río divino, Jesús...

    Hay faena, menos notitas, y manos a trabajar... la esterilidad de las diócesis catalanas es alarmante... sin vocaciones, sin participación... extinción del catolicismo en pocos años en algunas diócesis... ¿no os alarma, no sentís nada?

    ResponderEliminar
  5. Esperemos sentados a que los obispos de la fantasmal Tarraconense hagan una "reflexión serena" sobre las sogas amarillas que asaltan sus iglesias, ya que se supone que sus iglesias no les son "ajenas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conferencias episcopales inútiles8 de marzo de 2018, 12:43

      Ja ja... bueno lo de las sogas amarillas... Por cierto, Conferencia Episcopal Tarraconense... tres nombres, dos mentiras... son conferencia episcopal por tolerancia, nada más... y por cierto, las diócesis, teológica y eclesialmente, son autónomas: son una “cabeza”, el obispo consagrado con la plenitud del sacerdocio y habiendo recibido del Papa su “missio canónica", solo rinde cuentas ante éste.

      Las conferencias episcopales, creadas por el Concilio Vaticano II a imitación de sus homólogas civiles, no han servido para nada, y como ejemplo, la verdadera conferencia episcopal española, y no digo la "falsilla" CE Tarraconense.

      Las competencias de las CE en toda la Iglesia carecen de fundamento real, y en la práctica, ni los mismos obispos que las componen las saben. Y más inútil es si quien la dirige la CEE son un inane Blázquez y los que lo votaron, que también cuentan.

      Las CE española y catalana son inútiles, y la segunda, inútil del todo:

      Primero: porque denuncian situaciones secundarias en materia doctrinal, moral, cultual y prácticas, y además, como carecen de competencias, carecen de obligatoriedad coercitiva, y por ello, no las pueden hacer cumplir con sanciones. Encima, al ser documentos de consenso, su contenido es tan aburrido, tan secular con consideraciones políticas y sociales, con graves carencias teológicas (nunca mencionan la intervención demoniaca) que nadie los lee y van directos al cementerio de los papeles vacuos e inodoros.

      En segundo lugar, como ni siquiera los mismos obispos en sus diócesis están dispuestos a juzgar, enseñar, santificar y gobernar mandando, eso los vacía de toda autoridad moral y espiritual, aún conservando el imperium jurídico. Son la riota, nadie se los cree, no cuentan para nada, son impotentes ejemplos modélicos de Apóstoles mártires. Desprestigiados, desacreditados, por no ser hombres de autoridad.

      Tercero, para Cataluña, los obispos son prisioneros esclavos del golpismo herético del nacional-progresismo.

      Eliminar
    2. Tranquilo,Sr.Anónimo 2/42,a partir de ahora se han acabado los adornos navideños,etc....De ahora en adelante UN LAZO de cada COLOR para cada día del año,así nos tienen entretenidos con M......DAS!.

      Eliminar
    3. Que Déu els perdoni a tots... Germans en Crist..... I de passada treieu aquesta repressió del vostre cor i i partiu la Fé...la Caritat I sobre tot Esperança, esclar q això representa no ocupar-se de Política i atendre als necessitats com va fer Jesús No sigueu provocadors !!

      Eliminar
  6. No es pacata sólo la nota del obispo de Lérida, lo es también su suavísima admonición Antoninus, en línea con el tono mesurado de los bloggers de Germinans. Cuando uno era estudiante, allá por los tiempos de Maricastaña, entre los goliardos se utilizaba la expresión “parida” para designar cualquier mentecatez que la lumbrera de turno, el “enteradillo” por seguir con el lenguaje de germanía, vomitara.
    Quienes me han precedido en sus comentarios reflexionan con sensatez sobre la misión de los obispos. Con recursos acertados, como el de mencionar el 155 a la Iglesia. No sería injusto si los jueces abren causa contra el comportamiento culpable de determinados clérigos.
    Y hablando de justicia, no estaría de más que los obispos volvieran al tratado sobre la ley de santo Tomás. No dirían la “parida” esa del obispo ilerdense de “paz y justicia en Catalunya (sic)” Porque la paz, Giménez, dimana de la justicia, en Cataluña y en el Congo. Y lo que está ocurriendo de Cantallops a Sant Carles de la Rapita es una conculcación de la justicia. Una auténtica rebelión como cada día se nos va aclarando en todos sus pormenores, de claro signo totalitario donde no faltaban métodos tan siniestros como la vigilancia de la privacidad para extorsionar, listas negras, sofocación de derechos fundamentales, etcétera.
    Entiendo que para las mentes preclaras cuyas “paridas” colectivas o individuales no dejan de asombrarnos recordar aquello de ley eterna, ley natural, ley positiva, etc., debe ser un tormento; y una osadía, reflexionar sobre su aplicación. Piensen al menos en cuál puede ser la causa de la división familiar y vecinal traída, el empobrecimiento, la huida de empresas … mucho pedir para quien tiene la mesa puesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

      Eliminar
  7. Realmente la nota es como si nada se hubiera emitido (aunque algo es algo)..pero desde luego es: tímida,timorata..¿ ridícula?..como quien ve pasar el toro desde la barrera.

    Sí, es muy frecuente esta actitud en prelados valencianos u otros que a veces están y es como si no estuvieran, o viven como acomplejados sin dar la cara. El silencio,la indiferencia,el esconder la cabeza bajo el ala es la actitud bastante habitual en los superiores de nuestra iglesia que habitualmente "no saben no contestan"..sumiendo al "necesitado" que les requiere en la sensación de abandono y de ser ignorado.
    Ser obispo no sólo debía ser el llevar mitra y báculo, y ser llamado monseñor, debía ser algo más, pero no. Ojalá algún día esto se subsane y los obispos sean hermanos, padres atentos y sensibles a los requerimientos de los hermanos necesitados y abiertamente defensores de todo lo justo.
    El camino del Maestro con la Cruz a cuestas debía ser algo muy serio para tener en cuenta, por todos nosotros, pero más para los que han recibido más talentos que otros.

    ResponderEliminar
  8. Son tan hipócritas y tan cínicos. Como que nadie les ha pedido autorización? Si están puestas con la autorización de los párrocos.
    Con ese mismo planteamiento si familias sin hogar entrasen en las Iglesias a vivir, el obispado también se haría el sueco porque dichas familias no se lo han notificado o pedido autorización? ¿A que tardarían poco en llamar a los mossos para expulsarlos o interpondrían denuncia ante el juzgado para desalojarlos? Que fariseos y que cínicos que son! Son especialistas en lenguaje farisaico, responden a los escritos sin mojarse en nada y nos intentan tratar como si fuesemos tontos.
    En la cercana Declaración de la Renta, también muchos vamos a recordar ese fariseismo a la hora de poner la X.

    ResponderEliminar
  9. Cuando han roto el alma a los católicos de Catalunya con su cismática nota, recordemos el Evangelio de hoy, encima se burlan diciendo que las parroquias con cubanas y horcas amarillas son ajenas a esta diócesis, y claro los curas de estas deben ser de Catadisney no SUS SUBORDINADOS, Si entramos en una de esas "iglesias golpistas" ¿en que diócesis estamos? los curas amarillos ¿quien tienen por obispillo? ¿Porque no las limpia de golpistas y sus símbolos? Jesús limpio las puertas del Templo a latigazos, pero claro odian a Jesús, no lo imitan.
    Lo dicho, los católicos daremos lo que no de la gana a los sacerdotes de Jesucristo que son ninguneados, vilipendiados, escondidos y despreciados por sus obispillo (Recordemos a mossen Custodio) y ni un duro ni la X en el IRPF para los obispillos cismáticos pro golpistas y que ademas se burlan.
    Recemos para su conversión.

    ResponderEliminar
  10. Como dijo el VALIENTE ALEMÁN EL OTRO DÍA, TODOS AL TALEGO!!

    ResponderEliminar
  11. Esa nota delata miedo. Miedo a la inconsistencia chusca del separatismo que es atroz y golpea con su patente inanidad

    ResponderEliminar
  12. Hay una realidad que parecía sobrepasada, de otros tiempos. Las parroquias vuelven a ser el espacio de la política (boletines parroquiales, homilías, campanarios, etc.). Y seamos claros: la cosa va de los dos lados. Espero que Germinans también se rasgue las vestiduras por la utilización de una sala parroquial en una céntrica parroquia barcelonesa el pasado mes de enero para promocionar un libro de los contrarios al procés ("El privilegio catalán"); si hubiese sido en la parroquia de Moretó y un libro independentista, lo habrían puesto a caldo...

    ResponderEliminar