lunes, 26 de febrero de 2018

Una basílica que no abre cada día

Aparte de la catedral, la diócesis de Barcelona cuenta con otras nueve basílicas menores: La Merced, Sagrada Familia, Santa Maria del Pi, Tibidabo, Santa María del Mar, Santos Justo y Pastor, La Concepción, San José Oriol y Santa María de Mataró. Dejando aparte el caso de la basílica de la capital del Maresme, que ya ha sido suficientemente tratado en muchos artículos de este portal, las restantes basílicas venían funcionando mal que bien, unas mejor que otras, pero manteniendo la dignidad del título y el reconocimiento conferido. 

En el barrio del Ensanche barcelonés, se hallan las basílicas de San José Oriol (en su parte izquierda) y la Concepción (en su parte derecha). Las diferencias entre una y otra vienen siendo abismales desde hace muchos años, a pesar de gozar de un mismo tipo de público, quizás más numeroso el de San José Oriol, dado que en la zona de la Concepción se hallan más edificios destinados a oficinas y la feligresía potencial es menor. Pero esa diferencia se ha visto sumamente ampliada a partir de primeros de este año, habida cuenta que en la basílica de San José Oriol no se celebra misa ni los miércoles ni los viernes, día en que el templo permanece cerrado, abriéndose únicamente el baptisterio que se halla habilitado como capilla, desde las 9 de la mañana hasta las 19'30 h. Un pequeño baptisterio, que más bien parece un box clínico, al que han denominado bajo el aséptico nombre de "Espai de pregaria".

La razón esgrimida para la supresión de esas misas ha sido que se ha creado la agrupación de parroquias entre la de San José Oriol y la de San Isidoro, por cuya causa los miércoles y viernes se celebra la misa diaria en esta última parroquia. Es decir, los antiguos feligreses de San Isidoro tienen que desplazarse un kilómetro los lunes, martes y jueves y los de San José Oriol los miércoles y viernes. Y si alguien quería entrar a hacer un rato de oración, se tiene que contentar con el espacio quasi-calvinista de la capilla-baptisterio. Y saben qué sucede, que los feligreses no van ni a una ni a otra, sino que acuden tanto a la de la Miraculosa como a la de San Eugenio I Papa que se hallan igual de cercanas, tienen dos celebraciones diarias y muchas horas abiertas. Y es el mismo barrio. Este es el problema de las agrupaciones parroquiales, no satisfacen a ninguna de las dos parroquias, salen perjudicadas las dos y benefician a las vecinas. Además, se han suprimido dos misas dominicales, una en cada parroquia. 

Mn Josep Boix (izquierda) Mn. Enric Termes (derecha)
Aunque el éxodo de la parroquia de San José Oriol se arrastra desde los 32 años que la regentó Mn. Josep Boix Puig, el cual, durante el pontificado del cardenal Carles, se distinguió como uno de los arietes de la protesta sacerdotal contra el prelado valenciano. Con Mn. Boix se fue vaciando la parroquia, hasta el extremo de tener la genial ocurrencia de atar una cuerda en los bancos de la mitad final del templo, a fin de que no se sentase nadie y los fieles se acercasen a los primeros bancos, a fin de hacer “caliu”.  Tanto “caliu” consiguió que ni tan siquiera llenaba esos bancos sin cuerda. Eso sí, Mn. Boix se rodeó de un leal equipo parroquial. Un fiel conjunto de laicos que se conjuraron en seguir con el espíritu de Mn. Boix y que celebraron efusivamente que fuese sustituido por Mn. Enric Termes, pues era de su mismo “tarannà”. ¡Cuánto daño hace el “tarannà”! ¡Y cuanto daño hacen los laicos que se creen que la parroquia es suya y mantienen un sostenella y no enmendalla que impide la entrada de aire fresco! Estos laicos que aprueban o censuran sacerdotes, en pretendida salvaguarda de un determinado espíritu y que prefieren mantener aquel espíritu, aunque ello les suponga una verdadera sangría de feligreses. 

Mn. Enric Termes se halla provisto para la agrupación de parroquias de un vicario, el guineano Mn. Laurentino Toasiché, que ya era vicario de San Isidoro, con Mn. José Luis Fernández Padró, el cura bombero. Dos curas para dos parroquias, aunque ciertamente esos dos sacerdotes tienen otras obligaciones diocesanas. Pero no es la peor realidad parroquial de la diócesis. No entro a valorar si la decisión de suprimir misas era inevitable. Solamente constato un hecho: la decadencia de los dos templos desde hace años y la transfusión de feligreses a las parroquias vecinas. 

Oriolt

19 comentarios:

  1. El pecado de las personas con esa ideología sintetizada en la probeta, se manifiesta porque el yo de la persona, es un yo que se auto enaltece sin medida. Como dijo el bajito, “de aquí en adelante, de ética hablaremos nosotros”. La voluntad desmedida de autoafirmarse les impide una sana relacionalidad. Ahí los tienes con su lazo diferencial en el templo.

    Lo sagrado es el medio que encuentran más idóneo para enaltecerse.

    Como buenos adoradores de Mammon, pervierten la relación de amor con el Padre, y usan a las personas, rompiendo la fraternidad que debería anidar en el Templo de Dios.

    Porque la Liturgia es el Cielo en la Tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambiaron el Altar, lo que está en lo alto, por el Bajar, al publicar Notas de la CET y oraciones litúrgicas del CPL que son puro separatismo entre católicos, olvidándose de su misión espiritual encomendada por Dios.

      Eliminar
  2. Obispos dormidos de pie27 de febrero de 2018, 2:22

    "Pero no es la peor realidad parroquial de la diócesis. No entro a valorar si la decisión de suprimir misas era inevitable. Solamente constato un hecho: la decadencia de los dos templos desde hace años y la transfusión de feligreses a las parroquias vecinas."

    1. Una iglesia que no celebra misa cada día está condenada al fracaso. La gente normal, con sentido común, recuerda cosas lógicas: "de lunes a viernes tengo la misa a las 8 de la tarde".

    Demencialidades propias de Groucho como he visto "lunes 19,30, martes y jueves 20,30, miércoles cerrado, viernes 20, sábado 19,00, domingo 12,00", obviamente, no llena ni pagando...


    2. Cuando una parroquia empieza a ir mal, lo mejor es irse a otro lugar que esté bien, rezar por el cura que lleva tu propia parroquia mal, y comunicarlo al obispo.

    Todo lo que comenta Oriolt es responsabilidad del obispo, del obispo y del obispo, el sucesor de . Curas y feligrees rebeldes, alienados de la función que debe tener una parroquia, que no rinden cuentas porque saben que nadie del obispado, ni el obispo, le importa para nada la "productividad", el silencio de todos, la indiferencia de muchos, la maldad de unos pocos y firmes, la dejadez y tantsemenfotisme de los obispos, desastrean el bello rostro único de la Iglesia, que debe de proclamar la verdad doctrinal y la belleza litúrgica.

    Nuestros actuales obispos no pueden ser herederos del Colegio Apostólico original, no si sólo nos fijamos por su vida que debería ser modelo y ejemplo de ejercicio del carisma apostólico de juzgar: decir la verdad y disciplinar a los rebeldes.

    Así como miramos a Santa Teresa de Calcuta para saber si una religiosa es auténtica o una farsa, viendo si cumple con la obediencia a la verdad doctrinal, moral y litúrgica junto con el fiel cumplimento de las obras de misericordia corporales y espirituales, también hemos de ver si los obispos pasan el contraste de adecuación respecto del Colegio Apostólico original, pues San Pablo, Epístola I a los Corintios 15,3-5, menciona la tradición del Colegio de los Doce: “Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce”.

    Y por tradición sabemos que los primeros obispos dieron su propia vida por Jesús y por la salvación de las almas. Nuestro obispos son sólo, por las apariencias, puros grises burócratas funcionarios desalmados de 10 a 13 de lunes a viernes, que no tienen ningún empacho en abandonar parroquias y lo que haga falta para pasar ante una Roma decadente (pronto dicen que saldrá un informe sobre un gran escándalo en los seminarios italianos) como un chico que no da problemas a los grupos de presión e interés mafiosos de la Iglesia particular que dice que apacienta.

    Dicen que los obispos y cardenales van de rojo y morado porque representa la sangre martirial que derraman para gloria de Dios y cura de las almas. Aquí en Cataluña debe ser otro planeta...

    ResponderEliminar
  3. Transparencia, rendición de cuentas y publicidad27 de febrero de 2018, 2:38

    "Aparte de la catedral, la diócesis de Barcelona cuenta con otras nueve basílicas menores: La Merced, Sagrada Familia, Santa Maria del Pi, Tibidabo, Santa María del Mar, Santos Justo y Pastor, La Concepción, San José Oriol y Santa María de Mataró."

    Me gustaría saber las estadísticas de asistencia, sacramentos celebrados, oraciones desarrolladas, acciones de predicación, catequesis y evangelización, proselitismo y conversiones.

    Espero que el obispado las saque, tenemos derecho a saber, y a conocer todo sobre estas basílicas: curas, laicos, religiosos.

    La Iglesia no es ni del Papa, ni de los cardenales, ni de los obispos, ni del cura: primero porque hay dos Iglesias que se les ha olvidado y se les escapa, la Purgante y la Triunfante, y en segundo lugar, porque la Iglesia Militante, sobre la que estos consagrados tienen jurisdicción, son sólo administradores del depósito de la fe, y luego su finalidad es la cura y salvación espiritual de las personas, no en hacerlas en ONG o reductos parcelarios de lobos e hienas.

    Un recuerdo y una advertencia de la misión para estos malos consagrados, tanto de arriba como de abajo, en Hechos 20 y I Corintios 5:

    LA MÁS ALTA MISIÓN EN LA TIERRA: Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que él se adquirió con la sangre de su propio hijo.

    EL PECADO INTERIOR DE LA IGLESIA: LOBOS Y PERVERSOS. Yo sé que, después de mi partida, se introducirán entre vosotros lobos crueles que no perdonarán al rebaño; y también que de entre vosotros mismos se levantarán hombres que hablarán cosas perversas, para arrastrar a los discípulos detrás de sí.

    VIGILANCIA Y DISCIPLINA. Por tanto, vigilad y acordaos que durante tres años no he cesado de amonestaros día y noche con lágrimas a cada uno de vosotros.

    NO RELACIONARSE CON HERMANOS PECADORES MORTALES: Os escribí que no os relacionarais con quien, llamándose hermano, es impuro, avaro, idólatra, ultrajador, borracho o ladrón.

    NI COMER Y EXCOMULGARLOS: Con esos ¡ni comer! [...] ¡Arrojad de entre vosotros al malvado! [sea consagrado, del grado que sea, religioso o laico, no diferencía. La excomunión es un acto de misericordia, amor y caridad porque medicinalmente aleja al malvado de la comunión de los santos].

    ResponderEliminar
  4. Los caminos del señor Cardenal Arzobispo son inescrutables: dos curas para dos parroquias. Pero al tener que funcionar como siameses, las dos parroquias están desatendidas. Parece más bien que los haya puesto ahí en función de enterradores de las dos parroquias. ¡Qué brillante! La idea, una calamidad; pero no le faltarán palabras bonitas y tiernos cuentecicos para explicar esa lamentable ideica; que además no es suya, porque está en perpetua cuaresma y ayuno de ideas. Es uno de sus cuatro ayunos.

    ResponderEliminar
  5. Agrupaciones parroquiales= supresión encubierta de la parroquia y pérdida de feligreses que se hartan y ven la misa por la tele.

    ResponderEliminar
  6. que bueno seria para Cataluña un semianrio redentoris mater internacional,que os parece mi propuesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea es buena, pero Cataluña está muy corrompida y sería difícil que su ambiente eclesiástico no acabase corrompiendo el seminario. El problema es que una gran mayoría del clero de Cataluña tiene otro dios, que es la nació, y a él le rinde culto. Bien la idea del seminario, pero en otro sitio.

      Eliminar
    2. Me parece muy buena propuesta. Tal vez así Cataluña despierte del letargo en que se haya sumida porque lo que son monjes y monjas con sus ideas nacionalistas han mostrado su incapacidad para conseguirlo. Claro que hay quien está en contra de los kikos, de sus gritos, danza y cantos...

      Eliminar
  7. Nuestros presbíteros lo que necesitan es oración, oración, después acción, para volver otra vez a la oración,y paciencia, mucha paciencia, y ejercer su ministerio al servicio exclusivo del Pueblo de Dios. Sin duda; no se harán ricos, incluso su servicio pasará inadvertido. Pero con el tiempo y más pronto que tarde se verán los frutos. El que no se vea así, pues mejor que no se ordene y dé paso a otros, a esos otros que no ven facilidades por el "tarannà", palabra muy de modo entre el clero catalán, que expongo.

    VEN SEÑOR JESUS NO TARDES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Adviento ya pasó. Estamos en Cuaresma!

      Eliminar
  8. En Barcelona hay mucho cura gandul.Y tristemente entre ellos algunos jovenes. Nunca irán a parroquias. Prefieren cargos y oficios curiales para lo que son prescindibles.O dar clases o ir de investigadores. O lucir el palmito. A santo de qué un canónigo con apenas 50 años? (Robert Baró) o dedicarse a hacer de secretario del Cardenal (Labori) función asumible por un laico. Jamás a las parroquias y si llega el caso, nunca a barrios obreros, solo iglesias de alto copete. Y la jerarquia promocionandolos.

    ResponderEliminar
  9. Los sacerdotes de Jesucristo pueden celebrar DOS misas diarias y los domingos y fiestas de guardar TRES, luego pueden celebra cada día en la parroquia y en la basílica, con solo un sacerdote. Si es sacerdote de la cubana o del pruces hacia la miseria, ignoro lo que desea hacer, lo único que sé es que vaciara la parroquia y Satanás lo celebrara.
    Son rezar, esforzarse en todo y AMAR, lo que hace que se llenen las parroquias. Miren las misas de la Basílica de la Concepción y su anexa la parroquia de san Francisco de Sales y las de la mencionada parroquia, verán donde hay sacerdotes de Jesucristo y "otros" estos como hacen callar al obispillo de turno viven lo que les da la gana, resultado parroquias vacías, suerte que tiene cerca a "La Milagrosa" con un excelente sacerdote que llena siempre su misa parroquial y ademas la especial para sordomudos y le sobra tiempo para hacer mil cosas mil y pasar horas cada día en su confesionario. Lo dicho rezar, esforzarse y AMAR-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. salvador (nombre de pila)27 de febrero de 2018, 18:50

      y mucho confesionario, gracias a los SACERDOTES QUE SE SACRIFICAN, en el confesionario, solo DIOS SE LO PREMIARA.
      y si ja capellans ganduls es culpa dels BISBES.

      Eliminar
  10. No se puedes poner a todas las Parroquias y a todos los sacerdotes en el mismo saco.
    Miren en ese mismo arciprestazgo de San José Oriol hay diferencias.
    Yo por motívos laborales y a veces de visitas al podologo paso por la calle entenza y conozco como funcionan Sant Llorenç y la de Maria Mitjancera sacerdotes muy serios en ambas parroquias, celebraciones dignas donde se respeta la liturgias, no hacen comentarios politicos, templos cuidados y limpios.
    El otro día pase con mi señora al mediodia y pudimos entrar a rezar en la de Maria Mitjancera.
    Esto no tiene precio.

    ResponderEliminar
  11. Para justificar su inanidad la frivolidad se envuelve en muchas falacias. Pero hariamos bien en seguir el consejo ingles que dice; The significance of this gesture cannot be underestimated

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr.Valderas Gallardo.

      Eliminar
  12. Con tanto cambio y tantos vaivenes, los fieles acaban hartos y sin saber donde ir porque cada vez se lo hacen más complicado. No sé si es eso lo que pretenden, cansar a los fieles y que les ahorren el trabajo para ellos dedicarse a sus menesteres no pastorales, y darle gusto a los que odian una iglesia abierta a la oración y el recogimiento, tanto como a la Iglesia en general. Al final los fieles acabaran viviendo y recitando la Misa en el Misal de la abuela en sus casas, como ya muchos lo hacen, y así se evitan al protagonista payaso de turno con sus innovaciones litúrgicas a las que llaman "creativas". Vacían los templos, pero ellos erre que erre. Y eso sí, mucha proclama de "Iglesia en salida" Mas bien esto es una Iglesia en estampida.

    ResponderEliminar
  13. En una de las citadas, la parroquia es nonagenaria sin apenas recambio generacional. En las catequesis para niños se les deja "elegir libremente" si quieren realizar el sacramento de la reconcialiación, como prefieren llamar a la confesión. Evidentemente la mayor parte de ellos no sabrán nunca el bien que les va a hacer este sacramento, que sólo empezar ya han perdido. Un sacramento que es el camino de la conversión y el perdón, el camino de retorno en todas las sendas equivocadas. Se les introduce mancos en la iglesia. Yo pude hacer un camino de retorno gracias a que en mi primera comunión conocí este sacramento, que aunque me impresionó mucho, luego fue mi puerta hacía la salvación.

    ResponderEliminar