miércoles, 14 de febrero de 2018

Obispos y sacerdotes tabarneses

En la Cataluña tristemente dividida,  tal como avanza el tiempo se perfila cada vez con mayor nitidez, la nueva circunscripción de Tabarnia. Al final, será la Ley de Claridad la auténtica piedra de toque de nuestra política territorial. En este contexto, la Iglesia de/en Cataluña tiene un tremendo problema: y es que al menos aparentemente (documentos cantan) todos los obispos, con su Cardenal Primado a la cabeza y bastantes centenares de sacerdotes, frailes y monjas son del sector que a falta de nombre, llaman de momento Tractoria.
Aunque los nombres sean de chiste, la realidad que reflejan no lo es en absoluto. Como ninguno de los dos pedazos en que está dividiéndose Cataluña puede quedarse con el nombre de la totalidad, ahí andamos con la guasa. Y burla burlando, está cumpliéndose la profecía de Torras i Bages: Cataluña será cristiana o no será. Y por ahí se encaminan los pasos: si no se pone remedio a esta situación de enrocamiento de los obispos y los curas, frailes y monjas independentistas, firmemente enrocados en su independentismo, a Cataluña no le quedará ni el nombre.
Una parte de la Iglesia a favor de "Tractoria"
A la Iglesia, ¡mira que es mala pata!, le pasa lo mismo que a los gobiernos autonómico y central: ignoran totalmente, visceralmente a esa mitad de Cataluña que se ha hartado de que se la rifen entre los dos gobiernos. La Iglesia está en las mismas: también está en la ignorancia visceral de la Cataluña tabarnesa (Cataluña mientras no se consume la división). Tan visceral, y tan absolutamente irracional, que el Cardenal Primado de Cataluña se ofreció para intervenir en la rifa. ¿Para abogar por los pobres tabarneses, a quienes piensan pasar por la piedra ambos gobiernos? No, no, eso no. El objetivo era mediar entre el gobierno de la Generalidad (no la ridiculez esa de la Yeneralitá) y el Central para ver en qué condiciones entregaban la población tabarnesa a la Generalidad, es decir a los independentistas. Es que ni los gobiernos civiles ni el gobierno de la Iglesia son capaces de ver a tres en un burro (¡mira que elegir el burro como animal totémico!)
No, no son capaces de ver que la partida no es entre dos, sino entre tres. Y como no quieren verlo, no lo verán; así que al final tendrán que lidiar con la Ley de Claridad: la que se han buscado. La de igual divisibilidad para el Estado central que para la región secesionista. Y ésa no se la podrán saltar. Poca guasa. Si Europa no les hace caso ahora, menos se lo hará cuando pretendan independizarse sin permitir que también lo haga Tabarnia.
Y a mí que me trae al pairo la movida política (yo ya me he montado la película de cómo acabará esto), sí que me preocupa que la Iglesia siga los mismos pasos, copiando las mismas estupideces que hacen los gobernantes de uno y otro lado, asfixiados ambos en su ciénaga de corrupción y boqueando para no ahogarse en su podredumbre. Tanto monta, monta tanto.
Pero la Iglesia, que no está incursa en corrupción como los dos actores del conflicto de Cataluña, sino que es solamente víctima de su decrepitud y de sus pecados (que no son sistémicos como lo es la corrupción de los contrincantes por o contra Cataluña; a estas alturas, ¡cualquiera sabe!); la Iglesia, digo, que no es rehén de la corrupción (y de los dosieres tan magistralmente administrados por ambos bandos), no tiene por qué seguir milimétricamente los pasos de los políticos. Se entiende perfectamente que a éstos les moleste profundamente la mera existencia de ese enorme colectivo de no separatistas a los que se ha agrupado graciosamente bajo el gentilicio de tabarneses. Se entiende que los políticos los ignoren, como si se pudiera ignorar a más de dos millones de votantes (¡es el argumento de la otra parte!) Al fin y al cabo, los políticos son tristes rehenes de su corrupción y de las tremebundas estupideces que han cometido por ambos bandos.
La Iglesia, digo, que está tan lejos de la lamentable circunstancia de los políticos, ¿qué motivos puede alegar para seguir los pasos de éstos? ¿Cómo puede la Iglesia ignorar a uno de cada dos, y aún más probablemente a dos de cada tres de sus fieles? ¿Puede entender alguien semejante despropósito? ¿Tan metida está en política la Iglesia que es incapaz de ver la realidad con sus ojos (ojos de pastor tendrían que ser) y no con ojos de político? Quiero decir con la ceguera propia de los políticos: totalmente incomprensible.
Al final, lo único que vemos claro son las pocas luces de los que gobiernan la Iglesia (el Señor le debió conceder otros dones) y la ceguera en sus seguidores, tan apasionados, que no se recatan en poner a su nación totalmente por encima de Dios. Y el resultado es la mezquindad y la poca inteligencia con que la Iglesia de/en Cataluña está manejando esta escisión. O como ocurre en los agentes políticos, la vergonzosa cobardía.
Porque que no haya ni un solo obispo, ni un solo sacerdote, ni un solo fraile o monja de Tabarnia, es muy preocupante. Porque Tabarnia existe, se llame como se llame a esta realidad. Y que la Iglesia, capitaneada por la Jerarquía (documentos cantan; y además el ofrecimiento del Cardenal para mediar entre las dos pocilgas), ignore con tanto desdén esta realidad; y que en la Iglesia de/en Cataluña lo único evidente sea que todos están en el lado independentista, es como para preocuparse profundamente por la suerte (es decir la desgracia) de la Iglesia en Cataluña.
Si al final Tabarnia (a través de la Ley de Claridad) se convierte en realidad, ¿qué hará la Iglesia? ¿Qué harán el Señor Cardenal, los Señores Obispos, los Señores sacerdotes, los frailes y monjas con sus colegios, qué harán? Lo más probable es que continúen en lo que están y no hagan nada, siguiendo uno de los últimos avances en política: también, y quizá sobre todo en política eclesiástica. Verlas venir: vengan días y caigan ollas.
Escudo de la Conferencia
Episcopal Tabarnesa
Y sin embargo el más básico sentido común (ya que no el instinto pastoral) aconsejaría que fuesen tomando posiciones en la nueva realidad tabarnesa, en la que los fieles no se dejan arrastrar por ese obsesivo desafuero político tan característico de los secesionistas, que no hace más que alejar a los que lo padecen, de Dios y de la Iglesia. El pastor de la diócesis, igual que tiene diseñada una pastoral específica para enfermos, para presos y para otros colectivos especiales, tendría que diseñar una específica para tabarneses, animando a algunos sacerdotes para que se especializasen en este colectivo. Porque de momento son legión los que están en el lado de la independencia; y en cambio no se sabe públicamente de nadie que esté en el de los proscritos de Tabarnia.
Pero el Señor Cardenal está eufórico por lo bien que va su diócesis. Su política es fijarse sólo en lo bueno; no importa que sea poco. Y en la fatalidad de lo malo. Si lo malo se debe a la fatalidad y además ocurre en todas partes, y lo manejan con la misma dejadez y autosatisfacción la inmensa mayoría de los obispos, ¿por qué preocuparse? Lo único que queda es administrar la decadencia y la ruina eclesiástica, e intentar intervenir en la política, que es una vocación muy episcopal y sobre todo cardenalicia. Es la querencia natural de la jerarquía. Y entretanto, a tirar de planes pastorales y obispos auxiliares.
Pero la realidad es tozuda: Teruel existe; y Tabarnia también. 

Virtelius Temerarius          

34 comentarios:

  1. Habia al menos un cura tabarnés... y lo han hecho exiliarse. Uno que no daba su brazo a torcer y a fuerza de ganar el pulso... le han roto el brazo; porque está escrito: "el reino de los cielos es de los que rompen el brazo a los de abajo"... no se donde está esto, pero seguro que aparecerá en la biblia de la república de Sant Companys y Sant Junkeres. Sr. Bisbe Omella, va aixecar moltes espectatives... han caigut totes. Epi-scopus significa el que mira per damunt de tots... no el que aixafa al que no toca la gralla com voldria vosté. S'entén ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las parábolas de Jesús, a propósito de la santificación de las fiestas, deja claro que cualquiera que, en Sábado, se le caiga una oveja a un pozo, puede y debe "trabajar" para sacarla aunque sea festivo.
      Qué sonrrojo tendría debe tener ahora Jesús al ver que una de las ovejas más fieles es arrojada al pozo por su pastor. ANONIMO TEROL.

      Eliminar
    2. De pozos, lobos y asados15 de febrero de 2018, 20:33

      "Qué sonrrojo tendría debe tener ahora Jesús al ver que una de las ovejas más fieles es arrojada al pozo por su pastor. ANONIMO TEROL."

      No sé si es de Teruel, pero lo de lanzar ovejas por el pozo por sus pastores, o de regalarlas al lobito malo, o mejor aún, de comérselas asadas con verduricas, eso se viene haciendo desde 1971, cuando vino Jubany y con él todo el nacional-progresismo del "Volem bisbes catalans" triunfante. Y así llevamos casi 50 años, más que Franco... castigados...

      Eliminar
  2. El romanticismo de la derrota15 de febrero de 2018, 0:07

    "Pero el Señor Cardenal está eufórico por lo bien que va su diócesis. Su política es fijarse sólo en lo bueno; no importa que sea poco. Y en la fatalidad de lo malo. Si lo malo se debe a la fatalidad y además ocurre en todas partes, y lo manejan con la misma dejadez y autosatisfacción la inmensa mayoría de los obispos, ¿por qué preocuparse? Lo único que queda es administrar la decadencia y la ruina eclesiástica, e intentar intervenir en la política, que es una vocación muy episcopal y sobre todo cardenalicia. Es la querencia natural de la jerarquía. Y entretanto, a tirar de planes pastorales y obispos auxiliares."

    Ésta parece la realidad: apelar al escaso optimismo menguante.

    No le faltan a Omella ni cuatro años para la jubilación, y parece haber pactado un statu quo con el statu quo sistachiano.

    Tampoco lo tiene bien. La absoluta división de la Iglesia la tiene ya instalada de facto: al menos yo, no siento como propio al nacional-progresismo eclesial.

    Y lo mismo la sociedad catalana, partida entre la Busca y la Biga, entre tractoristas-pairalistas y metropolitanos-cosmopolitas, para mal objetivo de todos.

    El tractorismo de Puigdemont y Junqueras no conduce a ningún bien, y acabará siendo como la Busca, Pau Claris, el austricismo, el carlismo y Companys: no midieron las consecuencias de sus actos, por ser arrauxats eixelebrats de la ceba.

    Otros perdedores ilustres para nutrir el mito de los eternos románticos derrotados.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico artículo y penosa realidad. Sin embargo hay muchos sacerdotes tabarneses, aunque no se manifiesten públicamente, y es mejor que no lo hagan, no podemos reprochar a los que se manifiestan pro Tractoria su politización y exigir a los que no están politizados que se politicen a favor de Tabarnia, que sigan siendo buenos pastores y todos sabemos quienes son. Otra cosa son los religiosos/as, pero es menos importante, allá ellos.

    Ciertamente, Tabarnia existe, alegre y luminosa, y avanza firmemente e imparable porque crea esperanza e ilusión, como proyecto político.

    ResponderEliminar
  4. Oportuna y rigurosa descripción de la situación de la Iglesia de/en Cataluña, Virtelius. Esa dualidad, una parte de la cual la clerecía se esfuerza en tapar, como si fuera una figura religiosa en tiempos de penitencia como el que acabamos de iniciar, no es una hipótesis ni una ficción. Tampoco es mero guarismo. Los proscritos, los silenciados, el no poble nostre son personas. Cierto que no son judíos. No han querido circuncidarse. Ni son musulmanes; ellas no han querido amputarse el clítoris. No quieren ser masa, así de llano. Ni borregos de Cardedeu. De hecho, apelan a razones de muy depurada fundamentación intelectual, los muy … puñeteros. Tabarnia, para esa clerecía y extensiones, no sólo delenda est, sino ser previamente comburenda.
    En todos los escritos anticlericales observamos un hilo visible común: denostar la falta de formación de sus miembros ensotanados que se combina con un fanatismo paranoide. Si injusta en la mayoría de los casos, la crítica adquiere fuerza de denuncia fundada en el Principado. Coteje Virtellius los mazos de autoridades que desnudan la mentira separatista con los contenidos de los escritos de los cuatrocientos. O digámoslo con claridad: con Arrels y los documentos que repiten sus mantras con una obsesión digna de mejor causa. O sus comportamientos vehementes, propios de arlequines y bufones, si no fuera porque terminan siendo muecas de sujetos que piadosamente se han venido llamando inocentes. (Recuérdese la “milana bonita” de la novela de Delibes.).
    Tengo entre manos el tema del uso dual de la ciencia y la técnica. En concreto, el libro reciente de Christian Enemark “Biosecutiry Dilemmas”, sobre las amenazas para la sociedad de la creación y almacenamiento de armas biológicas. A uno le interesan las respuestas éticas. Con suma facilidad y aparente razón, las naciones fomentan el desarrollo de esas armas bajo la excusa de que es para la propia defensa (uso bueno) no para arrasar el campamento vecino (uso malo). El nacionalismo es un arma biológica. El clero de acá se ha quedado con la apariencia de bien (defensa de una identidad), cuando el mal es de un nivel muy superior (aniquilación por vía del silencio o del sometimiento del otro). Y luego dicen que es cuestión política los señores cardenales y reverendísimos obispos. Moral, señores, moral. Y me parece que es un terreno en el que ustedes tendrían que ser coherentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moral dice usted, hay muchos que la han cambiado por el morral de la comodidad y el bon viure.

      Eliminar
    2. Moral, morral y morro15 de febrero de 2018, 20:29

      "Moral dice usted, hay muchos que la han cambiado por el morral de la comodidad y el bon viure."

      Ojalá lo pudiera hacer yo... cobrando de la CET, y si falla, de la X del IRPF, y si falla de los diversos emulumentos, y si falla, de la gratuidad de la casa parroquial... y así...

      Ojalá lo pudiera hacer yo también... cambio moral por morro...

      Eliminar
  5. Oigan,yo soy agricultor de toda la vida y y a MUCHA HONRA.Soy totalmente contrario a INDEPES ,CUBANAS etc.....Me sabe muy mal que mezclen churras con merinas con este tema.Los Puigdemons,Junkeres y demás ralea no han visto ni un tractor ni una azada en su miserable vida,o sea que tendrían de cambiar el LOGO TRACTORÍA por otra cosa,como por ejemplo LADRONÍA ,les quedaría mas bonito.Por cierto,soy CATALÁN por los cuatro costados,pero también ESPAÑOL y MONARQUICO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mapa es el mapa, y señala claramente que lo rural es independentista.

      Eliminar
    2. Señor anónimo de las 9:36, me ha gustado lo que usted dice. Quizás sea porque ya tenga más de setenta años y porque sea el primero de mi familia que dejó de tener la agricultura como medio de vida. Yo sí sé lo que es la azada; recuerdo cuando en los primeros años de los sesenta del siglo pasado ayudaba a mi familia durante los veranos. Mi familia eran pequeños propietarios agrícolas en el occidente de la provincia de Zaragoza y seguro que, como usted, se sentían orgullosos de ser agricultores, españoles y católicos. Que Dios le bendiga.

      Eliminar
    3. Sr.Anónimo 15/52,con todos mis respetos hacia usted ,lo que usted consigue es que la gente"RURAL" sé sienta discriminada con su comentario.Yo soy de un PUEBLO de 700 habitantes del Baix Ebre,de un pueblo que el ayuntamiento no PUSO URNAS porque son del PSC y mucha gente se MIRA DE REOJO por culpa del independentismo de marras.En mi pueblo hay INDEPES y NO Indepes como en todas partes,por favor,no menosprecien a la gente de pueblo que somos PERSONAS como cualquier hijo de vecino de una CIUDAD.Por cierto,para respirar aire sin contaminación los que pueden se pasan por UN PUEBLO para descontaminarse un poco. Pd.Yo me considero CATALAN Y ESPAÑOL,FALTARÍA MAS!

      Eliminar
    4. Geografía electoral, hoy por hoy15 de febrero de 2018, 20:27

      "Mi familia eran pequeños propietarios agrícolas en el occidente de la provincia de Zaragoza y seguro que, como usted, se sentían orgullosos de ser agricultores, españoles y católicos. Que Dios le bendiga."

      Eso es cierto, pero por desgracia, sólo hay que mirar los mapas electorales, y en general (que no en las particularidades), los datos indican que lo rural es independentista, al menos para los resultados del diciembre del 2017. Más tarde pueden ser otros.

      Eliminar
    5. Muy de acuerdo con los anónimos de las 9:36, 16:20 y 18:26. Conozco bien las dos zonas y tienen toda la razón.

      Eliminar
  6. Sin ser puntilloso, quiero aclarar que al Arzobispo de Barcelona no es "Cardenal Primado" de ninguna parte, es Arzobispo Metropolitano y, además, Cardenal de la Iglesia. El único que ostenta el cargo de "Primado" en Cataluña es el también Arzobispo Metropolitano de Tarragona, pero no primado de Cataluña, cargo que no existe, sino "Primado de las Españas", cargo histórico honorífico equivalente al del Arzobispo de Toledo, también Primado de España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que el cardenal Omella no es primado de nada. Eso es una ironía como una catedral.

      Eliminar
    2. Papa y Emperador, Primado y Rey, Cardenal y Príncipe de la Iglesia15 de febrero de 2018, 20:25

      Omella, "Cardenal Primado": mmm... sólo lo son de Hispania, el de Toledo y el de Tarragona, por lo de Toletum y Tarraco.

      Primado: el Papa se asimila al César-Emperador, y el Primado o Primas, al Rey.

      Cardenal: es un Príncipe de la Iglesia.

      La Jerarquía vertical de la Iglesia es clara. Pero su "potestas" depende exclusivamente de su fidelidad a la "fides". Si hay herejía, los títulos no sirven para nada.

      Eliminar
    3. En efecto, el Arzobispo de Tarragona es Primado de las Españas. Recuerdo que el Arzobispo Torrella siempre decía: Primado..., quedando incompleto el título. Me duele que el Dr. Pujol tampoco publique entero el título completo que le le corresponde. Si lo chiciera, la jauría progre-ruralista e indep.se le echarían encima como lobos hambrientos.

      Hasta aquí hemos llegado, ¿qué idioteces más tendremos que leer y oír...?

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo

    ResponderEliminar
  8. No sé nada de nada pero, pobre Iglesia de Jesucristo. Resulta que hace un mes escaso estábamos en el famoso y ya tan traído y denostado octavario por la unión de las iglesias y aquí entre unos y otros estamos trabajando a marchas forzadas por crear división. No lo entiendo. Tradicionalmente se ha dicho y repetido hasta la suciedad "doctores tiene la Iglesia". Sí, suciedad, he dicho. Yo diría que analfabetos tiene la Iglesia aunque sean papas y cardenales. Lo digo desde una situación de gran enfado, porque aquí el Papa Francisco y sus cardenales y doctores tendrán algo que decir; el Papa tendrá que dar la cara en algún momento, porque no sé por qué si por demasiada prudencia o por falta de empuje esto se le va yendo de las manos. Y con todos los respetos hacia el Santo Padre a quien no pretendo bajo ningún punto de vista ofender, nunca más lejos de mí; pero esto le está haciendo mucho daño a la Iglesia, no sólo a la catalana y española, a toda la Iglesia.
    Yo les pediría a los de esta página, germinansgerminabit.org, que manden la dirección al Vaticano para ver si de una vez se enteran de algo antes, que no falta tanto, de que sea demasiado tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto.

      Estamos por la unidad de los cristianos, pero en realidad tenemos el cisma de facto de los católicos catalanes, ya desde hace decenios.

      Hay que decirlo alto y claro: la Iglesia catalana vive hoy en cisma de facto por herejía no disciplinada, por culpa de la teología nacional-progresista.

      Esto depende de Mons. Omella para que no subsista el cisma nacional-progresista.

      Yo, por mi parte, no puedo dejar de indicar que, hoy ya, casi nada me une con los curas y obispos "pseudocatólicos" nacional-progresistas. Por no decir que nada. Y eso afecta ya a Montserrat y Poblet.

      El rostro único de la Iglesia es competencia de los obispos. Para ellos el trabajo. Nadie les obligó a ser obispos, nadie les obliga a ser obispos. A trabajar por la unidad.

      Eliminar
  9. Pues sí señor ¡Viva Tabarnia! Y abajo los que no ven más allá de las pestañas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dos Cataluñas: la Cataluña Tabarnia y la Cataluña Tractoril.

      La Cataluña Tabarnia coincide con la antigua Cessetania-Layetania.

      Eliminar
  10. Soy Sacerdote y tabarnes,permitid que siga en el anonimato.
    Yo hace tiempo que tengo la maleta preparada por lo que pueda ocurrir y salir hacia el exilio y buscar refugio en alguna Diocesisdonde no te dejen de lado por tus ideas.
    Como dijo el presidente en exilio el gran Boadella. VIVA TABARNIA QUE ES LO MISMO QUE DECIR VIVA ESPAÑA

    ResponderEliminar
  11. Los promotores de Tabarnia se han dado cuenta que se han tirado un tiro en el pie.
    Me explico si hay que reconocerles el derecho a decidir de Tabarnia, indirectamente ellos estan también reconociendo el derecho a decidir de los independentistas.
    Tabarnia es un invento hecho con gaseosa de muy poco o nulo recorrido.
    Algo parecido a lo de "la mayoria silenciosa", ya se ha visto con la gran participación en las elecciones autonómicas del 21-D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al bondadoso anónimo de las 13:33

      Si usted ha escuchado el discurso del honorabilísimo presidente de Tabarnia, es imposible que la sorna se pegue un tiro en el pie. Si Tabarnia no fuese ante todo el espejo de los separatistas (espejo, no rival, todavía no), evidentemente que se habría pegado el tiro en el pie. Pero no sufra, amigo, que siendo lo que es, puede pegarse todos los tiros que quiera sin lastimarse el pie. Supongo que a usted no le duele que Tabarnia se pegue un tiro en el pie. Lo que le duele, es que se desvíe el tiro y le dé a Tractoria. Pero en cualquier caso, se agradece su solícita preocupación por la salud e integridad de Tabarnia.

      Eliminar
    2. Quiero entender que el "supuesto" de Tabarnia es una consecuencia (y no paralela ni antecesora) de la independencia de Cataluña. Para el caso de que Cataluña se independizase, pretenden que Tabarnia hiciera uso de las mismas prerrogativas para salir de Cataluña. En definitiva, Tabarnia no se dá un tiro en el pié, sino que intentaría dar a Cataluña una taza del mismo jarabe que ella elaboró.

      Eliminar
    3. Pues es justo lo contrario, caballero. Tabarnia tiene exactamente el mismo recorrido que el independentismo. En tanto que viva este, sobrevivirá Tabarnia como proyecto. Además cuenta con una ventaja clarísima, y es la legalidad de su objetivo. La vigente Constitución permite la división de una comunidad autónoma, de manera que legitimamente podría suceder.....
      Los independentistas están cegados con su obsesión y son incapaces de darse cuenta que las dos mitades de Cataluña tienen que ser tratadas igual, si tu te quieres ir, te tendrás que ir solo y renunciar a la parte más rica del territorio, que se quiere quedar como comunidad autónoma española, con nombre Tabarnia....es sencillo de entender. Ni más ni menos que el planteamiento que se hizo con Quebec, que permitía la subdivisión del territorio y no trataba monoliticamente a la región....
      De todos modos la mejor opción es que siga el status quo, por supuesto, Cataluña como comunidad autónoma de España.

      Eliminar
    4. El independentismo de Puigdemont y Junqueras ha sido derrotado y vencido: no han ganado.

      Sólo tienen el 37% del censo y el 47% de los votos, y por trampas matemáticas, tienen mayoría de diputados. Todo es un trampantojo y artificio, un amaño y una camama-pamema.

      Han perdido, han separado más a Cataluña (cada vez veo menos lazos amarillos en Barcelona), y aún lo han de digerir.

      Eliminar
  12. Hoy se publica en Dolça Catalunya que unos fieles han arrancado la propaganda golpista de su iglesia, quieren a DIOS no a la "nacio", transcribo este esplendido articulo:
    Sostenía el anarquista Proudhon, y es una verdad constatable, que bajo toda cuestión política se esconde un asunto teológico. Así sucede con el nacionalismo.

    El nacionalismo es una ideología del siglo XIX que diviniza "lanació", a la que se debe prestar culto desde todos los ámbitos sociales, desde el deporte a la economía. Allí donde el nacionalismo arraiga se extingue la vida espiritual, suplantada por el sucedáneo ideológico del una nació, una bandera, una llengua. El nacionalismo sustituye el culto a Dios por la adoración de "lanació", un ente pesadilleado por ideósofos incapaces de disfrutar de la maravillosa realidad de la vida. Aquesta ideologia ha estat a Catalunya un actiu catalitzador de l’ensorrament del cristianisme, en molts casos convertit en eina de difusió nacionalista per capellans que van fer un idolet de galindaina de la seva estimada Catalunya.

    Lluís Companys decía que “el alma inmortal” de Cataluña era “como una hostia santa”. Xirinachs se suicidó “per Catalunya”. El “cura” de Església Plural Jaume Rocabert Cabruja (el apellido lo dice todo) sostiene que “no hay ni puede haber nada más importante para los catalanes (…) que la consecución -cuanto antes mejor- de nuestra independencia”. Mossens pregasubvens pengen cubanes als campanaris de les esglésies de Déu. Jordi Pujol pasa de montar un grupo llamado “Crist i Catalunya” a olvidar lo de “Crist” y compararse con los reyes bíblicos de Israel; el cura ultra de Gallifa planta una estatua a la cubana en el santuario que regenta; mossèn Rodri (Rodríguez antes de pasar por el catalanitzador de cognoms) cuelga los hábitos para apuntarse a ERC y hace una escultura a la “Diosa Independència”; la Escola Cristiana nos impone laimmersió; el bisbe Novell utiliza su hoja parroquial para hacer apología del separatismo y pedir el voto para JxS o la CUP, hace huelga por los golpistas y hasta cierra sus misas con arengas políticas; el párroco de Vila-Rodona permite la adoración de la butiurna en el altar de su iglesia; y así hasta aburrir. Entre en nuestra sección Alma y verá cómo tantos curas hacen lo posible para descristianizar al pueblo sencillo.
    Otro de estos curas por el nacionalismo es Enric Subirà Blasi, párroco de San Medir, que cierra las romerías con un “Visca Catalunya Lliure!”. El sectari havia penjat una pancarta separatista al portal de l’església, pero al parecer alguno de sus fieles ha decidido que su primera obra de caridad para acompañar el inicio de la Cuaresma sería expulsar a los mercaderes políticos del templo.

    Dit i fet: avui ja no hi ha pancarta al temple, la levadura de los fariseos ya no preside el portal de San Medir y els cristians senzills ja poden gaudir de la casa de Déu lliure d’idolets. Bona feina i bona Quaresma, dolços.

    Virtelius Temerarius, esplendió artículo, gracias. Con lo descrito y lo que aporta el magnifico portal DC (75 millones de visitas) explica el desierto católico de nuestra tierra.
    Rogaría a los obispillos que cerrasen como iglesias católicas las parroquias "cubanas" así los fieles no nos engañarían dándonos "lanacio" por JESUCRISTO, se juegan sus almas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe un derecho natural a que todo fiel arranque de las iglesias, por sí mismo o con el concurso de otros, de forma inmediata, toda propaganda nacionalista e independentista, sea de una parroquia o monasterio, incluida la bandera estelada. Hay que hacer algo ante la inactividad de los obispos.

      Eliminar
  13. Los de Tabarnia,estamos pidiendo formar una nueva comunidad autonoma,nada de indeoendencia.
    Somos Eapañoles y queremos seguir siendolo.
    Queremos marchar de Cataluña,por que no estamos a gusto y nos están descriminando en lo religioso,en lo politico y en lo social.
    Además,nuestra riqueza,se está distribuyendo de forma injusta,con la otra comunidad que vive de la sopa boba dd Tabarnia.
    Es totalmente legal y constitucional y no es un Golpe de Estado,como han pretendido nuestros vecinos.
    Por lo tanto vamos a luchar y conseguir por que somos mayoria

    ResponderEliminar
  14. Posiblemente lo que se me ha ocurrido ya llegue un poco tarde como para que lo lean pero ahí va. A mí me ha hecho reír hasta no poder más. Estos obispos de la Iglesia Catalana que están haciendo tanto el palurdo, que anden con cuidado si por hache o por zeta el pruzzzés se les va al garete y surgen otros bisbes competidores en la futura república de Tabarnia. Pues se les jorobó el invento por ser demasiado listos y demasiado poco prudentes, y ser más lobos que pastores engañando al rebaño o confundiendo churras con merinas, siendo, desgraciadamente y para más inri, más papistas que el Papa, aunque sean de la misma categoría y se lo crean.
    Francamente, da pena que todos los obispos hayan sido borregos y no haya habido ningún disidente entre los diez en apoyar y solidarizarse con los presos que han hecho tantas fechorías que mérito sí que tienen. Para esto sí, pero jamás se les ha ocurrido ni por asomo condenar la corrupción pública de políticos y administraciones y corporaciones catalanas, que si no fuera por la aportación del resto del Estado estarían por debajo del suelo. Que ni por asomo se les haya ocurrido criticar el dinero que se han llevado por delante a tantos sitios y también a la Bélgica de Puigdemont y otros. Eso no se les ocurre criticarlo ni solidarizarse en contra, porque eso sí que duele, eso sí que les dolería y no están dispuestos a sacrificarse. Lo otro es más fácil y les duele menos.
    En fin, así les luce el pelo a los obispos catalanes aunque la mayoría estén calvos. Qué li farem, qué le vamos a hacer. Sigamos hundiendo el edificio que tanto trabajo y esfuerzos de tanta gente costó levangtar.

    ResponderEliminar
  15. Lo más gracioso de este artículo es la viñeta ¡para troncharse!...

    ResponderEliminar