lunes, 28 de agosto de 2017

Comportamientos miserables

Imagen relacionada
Domingo 20 de agosto. Barcelona todavía está noqueada por el atentado terrorista de Las Ramblas y el asesino de la furgoneta sigue suelto. El cardenal Omella ha convocado una misa por la paz y la concordia en la Sagrada Familia. Ni tan siquiera es una misa de difuntos. Ni atisbo de funeral de estado. ¡No se vaya a ofender nadie! Pese a ello, todas las autoridades políticas – del Rey abajo- no se pierden la celebración. ¡Quieren salir en la foto! No se llena la Basílica. Grandes medidas de seguridad y miedo en las calles. Eso sí, políticos no falta ni uno. Y en lugar de respetar el duelo, algunos se dedican a analizar con lupa la homilía de nuestro arzobispo. 

Ha acabado la misa. Las autoridades y el cardenal han despedido a los reyes y al presidente de la República de Portugal. Sin embargo, Puigdemont sigue a Omella hasta la sacristía. Y no es para agradecerle su disposición. Al revés, delante de testigos, para que le escuchase todo el mundo, en tono hierático y displicente le espeta al cardenal que cómo se le ha ocurrido pronunciar una homilía en ese tono. ¡Es inaceptable!, repite el presidente de la Generalitat. Omella balbucea diciéndole que no ha entendido el sentido de sus palabras. Puigdemont ni le escucha. Da media vuelta y se va. Como aquel Galinsoga que entró a finales de los 50 en la sacristía de San Ildefonso.

Entre la poca gente que ha acudido a la Sagrada Familia se halla Josep Torrens. Es decir, Església Plural. Ya sólo queda él. También se dedica a escudriñar la plática de Omella. Su web no se actualiza desde el mes de abril. Está solo y los que le ayudaban o han muerto o están muy mayores. Obviamente, ni se ha molestado en publicar una nota lamentando o condenando los atentados. ¡Ni una muestra de solidaridad con las víctimas! ¡No digamos una oración! Pero al salir de la Basílica ya va pergeñando una nota. Y por la tarde la cuelga en su desactualizada web. ¿Una nota condenando el atentado? ¡Quiá! ¡Una nota criticando la homilía de Omella! Su pecado: hablar en castellano, dirigirse al presidente de la Generalidad como autoridad autonómica y utilizar la siguiente expresión: “La unión nos hace fuertes mientras que la división nos corroe y nos destruye”.
Resultado de imagen de josep torrensComportamientos miserables. Ni se acuerdan de los muertos ni respetan el duelo. Solo les preocupa el procés. Se acaba de ver en esa manifestación del pasado sábado que ha avergonzado a toda persona sensata y decente. Gritos independentistas por doquier. Saña y furor contra el Rey y contra el presidente del Gobierno. Pancartas que culpan al Rey del atentado. ¡Cómo si él hubiese comprado la furgoneta! Olvido absoluto de las víctimas e instrumentalización de la convocatoria, como ensayo general de la presión callejera que nos espera durante este septiembre. La mitad de Cataluña está enferma. Muy enferma. Acaba de producirse un salvaje atentado y solo se preocupan del “temita”. Obviamente, instrumentalizados y azuzados desde el propio poder político. Ese que ahora detenta aquel que persiguió a Omella hasta la sacristía.

Nuestro cardenal ha podido comprobar la evidencia de “la división que nos corroe y destruye”. Nos ha corroído y destruido ya, añadiría yo. Lo ha podido comprobar in situ, pues acudió junto al arzobispo Pujol a la manifestación. Ni su disposición a favor de la concordia le ha valido más que la reprimenda del poder político. Ese poder político imbuido de laicidad, pero que se atreve a perseguir a un obispo hasta la sacristía, sin otro ánimo que afearle el contenido de una homilía. 

La mitad de Cataluña está desbocada. Ya no se puede contar con ella. Omella, como pastor de todos, seguirá procurando por su salud espiritual. Incluso la de Torrens. Hasta que vuelva a actualizar su web. ¡Cuánta ruindad! 

Oriolt

36 comentarios:

  1. OMELLA NO ES UN PASTOR CON OLOR A OVEJA, SINO UN TRAFICANTE DE LANA (I)

    OMELLA fue premiado por el Cardenal ESTELA por participar en la defenestración de Ureña en ZARAGOZA. Estella es un Cardenal con mucho poder, solamente decir que Jorge BERGOGLIO, mimado por el grupo de SAN GALO, visitó varias veces y se le veía ir allá a Estella antes de ser papa. Ya el grupo de san Galo (Kasper, Martini, Schonborn, Cormac Murphy-O’Connor, Danneels…) quiso poner a Bergoglio en 2005, y lo consiguió en 2013. Con 5 votaciones en un solo día cuando estaban prohibidas más de 4.

    Por el documeto de Juan Pablo II hablar de futuros candidatos de papa haciendo lobby durante la vida de un pontífice acarrea excomunión automática. La pregunta es quién está excomulgado y quién no. Esperamos que Burke conteste a esta pregunta mía en Madrid en setiembre.

    OMELLA será prefecto de alguna congregación en breve. Quinielas acerca de cuál. Como mucha inteligencia no tiene y no debe quedar en evidencia, podría ser la de los Obispos, que le da poder del dedo, más que de las llaves. Antes, muy antes, cualquier día, premiará al que hace con él la tortilla cada noche a cuatro manos y una sartén, el pobre TALTAVULL, escaldado como está por el mal trato que le ha dispensado Sistach y que necesita ya algún cataplasma emocional.

    Vayámonos preparando pero no pasa nada, sic transit gloria mundi y en 80 años… qué digo, albricias! en diez nuestros personajes, criando malvas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras, trabajarás en el Vaticano, no? Información como esta no se consigue fácilmente.

      Eliminar
  2. OMELLA NO ES PASTOR CON OLOR A OVEJA, SINO TRAFICANTE DE LANA (II)

    Lo que me ocupa ahora no es esto a mí, sino la pregunta de si Francisco llegó a leer toda Amoris Laetitia cuando se la pasaron, y qué partes contribuyó. Se me antoja que las pastorales y la final, el resto probablemente lo escribió “de rodillas” Kasper como Francisco mismo dice de Kasper -escribe teología de rodillas- . Nada nuevo, también san Lucas se valió en parte de un escrivano fiel, o Juan XXIII para su encíclica, o el Cardenal Fring de Ratzinger en la conferencia magistral que dio un inicio necesariamente brillante al Concilio Vaticano II en el que alas, Ratzinger abolió la tesis de los carcas. Se favoreció así un diálogo abierto que aparte de crear el tsumani cuyos efectos todavía nos llegan, hizo posible, como dice Ratzinger en Ultimas Conversaciones, la renovación necesaria de la iglesia sobre todo en temas de fuentes de la Revelación.

    También Shakspeer, se me olvidaba, utilizó un amanuense para muchos de sus textos, que no escribió él. Así, Amoria Laetitia fue escrita muy probablemente antes del primer sínodo o entre los dos, y la carta supuesta de Bergoglio a sus amigos obispos bonaerenses diciendo que su interpretación de AL es la única posible, probablemente por el mismo autor: Kasper, Spadaro, o algún amigo no católico? Non Va Plus, les jeux sont faits!

    Ah, sobre el poder de Estella, curioso que fuera él el que puso al Secretario de Estado del Vaticano, Parolín, que lo hace súper bien. Pero le dijo a Francisco a quién era bueno poner, y me imagino que le han dicho a quién debe despedir de la Congregación de la Fe (tres sacerdote responsables) y que cambie ya a Müller. Parece lógico que recibiera instrucciones, y aque como con Ureña, ni mediaron palabra, “firma aquí” y “adiós”.

    También habrá que tener en cuenta que Omella es papable, y por ello, como con Bergoglio, daría mucho juego y poder a los que muevan sus hilos. Bergoglio va a la suya, más de lo que algunos hubieran querido, y que no hubieran beatificado o canonizado a Pablo VI, ni a del Portillo, ni a san Juan Pablo II ni tampoco, no crea, a san Juan XXIII si no es para escaparate, como precursor, la gente piensa, del Concilio. Aunque fue simplemente facilitador y continuador, pues la idea fue original de Pio XII, que murió en preparativos preliminares.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, es una lástima que no se entienda nada de sus comentarios.

      Eliminar
  3. "La mitad de Cataluña está enferma. Muy enferma." Discrepo totalmente. No, no es cierto que la mitad de Cataluña esté enferma. Los que están enfermos son un grupo reducido de poderosos -ni siquiera son los trescientos de Millet- ávidos de más poder y rapiña. Que se cobijan bajo las sotanas y exigen violentamente el apoyo de los altos eclesiásticos. No, la mitad de Cataluña no está enferma. Toda España está sumisamente sometida a esos enfermos ávidos de más poder y más rapiña. La enfermedad del resto es la sumisión a los malvados por cobardía y necedad. Creo que lo sabe perfectamente el concorde Omella.

    "acudió junto al arzobispo Pujol a la manifestación" Cada vez parece más un mero acólito de Pujol, el que preparó la infame nota, que concuerda plenamente con el uso infame de la manifestación. Esa esa es la "concordia" real.

    ResponderEliminar
  4. ¿Omella es ciego? ¿es sordo? ¿no sabe leer? Porque parece que no se enteró de nada de lo que sucedió en la manifestación que usaron miserablemente. O se enteró demasiado y es tan sórdida que se hace una entrevista ad hoc publicitada por los progres de “Religión Digital” para hacerse el distraído y decir que “to er mundo e güeno”, incluyendo -claro, que de eso se trata- a los miserables que usaron el dolor para sus fines de poder.

    "Jesús Bastante, 28 de agosto de 2017 a las 10:34

    Juan José Omella, reflexiona sobre el atentado y la reacción de la ciudadanía. "Barcelona es una ciudad abierta, multicultural y multirracial", sostiene. en una entrevista con Famiglia Cristiana, “Lo que más me impresionó fue la reacción espontánea y solidaria de la ciudadanía"

    http://www.periodistadigital.com/religion/diocesis/2017/08/28/omella-admite-que-los-terroristas-querian-atentar-contra-la-sagrada-familia-religion-iglesia-atentado-barcelona-solidaridad.shtml

    El octavo mandamiento sigue vigente. No se puede mentir. Y esto incluye que se haga justicia a los verdaderos autores de los hechos.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesantes son los tiempos históricos actuales, porque permiten entender los sucesos de la historia pasada, en especial durante la Segunda República y la Guerra Civil.

    Nada acabará bien, porque se construye con rauxa, sin lógica ni racionalidad, sin el escalf de la germanor, ni el equilibrio del seny.

    Se demuestra que el poder político catalán quiere una iglesia sumisa y sujeta, de estilo luterano y anglicana, de corte oficial y de Estado, dependiente en su totalidad de los Presupuestos Generales públicos, de las leyes del Parlamento y de las órdenes del presidente, que bendiga sin ningún tipo de cortapisas a todas las leyes de la cultura de la muerte, de la relativismo moral y de la ideología de género.

    Una parte importante de la Iglesia Católica catalana recogerá las tempestades de todas estas siembras demoníacas de apostasía y herejía que se ha cultivado durante el postconcilio, en estos últimos 50 años.

    Lo peor de todo es el retroceso moral y espiritual de la sociedad civil catalana y del poder político en su conjunto, pues están queriendo construir una nueva sociedad de estilo babélico, por el cual se va a edificar un modelo global de sociedad y de persona que será sin Dios y contra Dios.

    Además de ello, quieren diseñar una nueva iglesia nacional y progresista y a sumar todos los valores contrarios a la moral católica, con lo cual tenemos un estadio superior a la antigua ciudad de Babel, porque se quiere alzar dos torres: la política y la religiosa, sin Dios, contra Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Análisis super certero. Sin conversión no hay futuro.

      Eliminar
  6. Magnífico apunte Oriolt. Vamos hacia una iglesia nacional a pasos acelerados. El acto de vasallaje ya lo dio el arzobispò Pujol cuando corrió como un poseso a rendir pleitesía, como "president de la Conferencia Episcopal Catalana" al M.H. President de la Generalitat Puigdemont". (A mí ese frufrú vergonzante me trajo a la memoria lo que un célebre jurisconsulto escribió a cierto ministro franquista: "Del Presidente del Colegio de Notarios al notario de tercera, don Fulano de Tal, accidentalmente ministro de... Puigdemont no tiene ni formación superior, como es sabido.)

    Vasallaje del arzobispo Pujol con cláusulas férreas: el bastardo documento episcopal tarraconense sobre la singularidad e identidad nacional. Pujol, misión cumplida.

    Omella no tuvo los arrestos necesarios para detener la defenestración curial de mosén Ballester, se plegó (en realidad se acollonó), pidió su cabeza. Y así se lo pagan. ¿qué esperaba? Conocí un obispo en tiempos de Franco que no dudó en defender a sus curas con la frase del salmista: nolite tangere christos meos et in prophetis meis nmolite malignari.
    Lo de Puigdemont no sólo fue miserable, fue un aviso. En adelante, los obispos tendrán que entregar sus homilías para revisión previa. La de los curas normales será objeto de escrutinio por el Secretariat d´Afers Religiosos, la de obispos y cardenal por el teólogo Junqueras. Aunque Torrent, cura oficial del secesionismo más montaraz, más trabucaire, se prestará gustoso. Quien piense que exagero, va muy errado.
    La comunicación einformación se han tornado obsesiva, como a Goebbels de pacotilla. Esta semana acaban de echar a Gregorio Morán de la Vanguardia por ser crítico del procés. O sumisión o no hay subvención.

    Cierto es que al separatismo no le cuesta mucho la simonía de cierto clero. Tot sigui per la nació. He conocido personalmente arciprestes que introducían morcillas secesionistas un domingo sí y otro también. O entregaban las llaves de la Iglesia a actos secesionistas. ¿Verdad, mosén Martí?

    Lo del obispo Novell y el cardenal Omella es aviso para navegantes. Para acallar las voces críticas, per fer pais, Vives, Soler o Pardo idearán alguna kermesse. Son así de guapos.

    Los curas gerundenses se han opuesto con uñas y dientes a la introducción de clero foráneo, porque no tenen el nostre tarannà. Los parroquianos castellanohablantes de la capital han perdido la referencia dominical. Crecen las familias musulmanas. Pero no hbay color: los jóvenes musulmanes, aunque sean terroristas algunas, se envuelven en banderas esteladas, como hemos visto en Ripoll. Aquests si son del nostres, ¿verdad mosén Martirià?

    Cuarenta años, rezamos en laudes, mi pueblo me repudió. ¿Sólo cuarenta, Señor?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grandioso Sr.Valderas como siempre, pero le aconsejo no ponerse muy nervioso con el TEMA,tranquilo,desde lo ALTO están con nosotros no con DIABLILLOS con MOCHOS en la cabeza!!!!!!!

      Eliminar
  7. Muy buen articulo Oriolt. Catalunya es España y lo seguirá siendo ...la lástima es la poca contundencia que no ha habido contra estos sinverguenzas...siguen haciendo sus chanchullos económicos mientras tendrian que estar ya condenados por sedicion y traicion.

    ResponderEliminar
  8. Hay una cosa que se llama conocimiento del terreno.
    Otra es rodearse de un buen equipo, entre ellos un buen asesor.
    En unos tiempos tensos de relaciones institucionales y políticas entre España y Catalunya (y que a partir del 11-S seran muy tensas)hay que mesurar mucho las palabras y emplear con tiempos muy medidos las dos lenguas.
    Tratar al Presidente de Catalunya como simple autoridad autonómica es no haber aterrizado aún en Barcelona. En la Rioja no hubiera pasado nada.
    Mons. Omella es simpatico, agradable de trato, campechano, muy preocupado por la pastoral social, digno representante del estilo Francisco en austeridad y formas,...
    Pero su preparación intelectual y praxis en ciertos acontecimientos no llega a la altura de Mons. Lluís Martínez.
    Seguramente a Mons. Sistach no le pillan los políticos ni de aquí, ni de Madrid, él sabia ir tres pasos adelante.
    Dos años de nuevo Arzobispo y siguen cortando el bacalao los mismos.
    Es como criticar que haya banderas en la manifestación, mientras que los que lo hacen repartian ellos banderas españolas para llevar a dicha manifestación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Sistach no le pillaba nadie porque sólo se preocupaba por su propia reputación e influencia. La Iglesia propiamente dicha y sus fieles le daban absolutamente igual. Así ha dejado el patio tan mal acostumbrado.

      Eliminar
    2. Puigdemont es un radical intolerante, generador de odio, no votado, puesto a dedo, sin formación relevante, presunto delincuente, y sin ningún tipo de interés en el bien común. Este perfil, encaja perfectamente con la reacción que tuvo, propia de un chulito de barrio y en línea a su amenaza "echaremos a los invasores".
      El bueno de Omella, quizá no conocía suficientemente al mochales y le pilló por sorpresa, pero en este caso, el gesto del ínclito ratifica todo lo que ya sabemos de él. No tiene ningún recorrido político...y religioso, Dios lo sabe.
      Es evidente que los suyos son los mismos que hace unos decenios protagonizaron la mayor persecución anticatólica de la historia de la Iglesia. La misma tribu.

      Eliminar
  9. G.
    Que vergüenza de politicuchos. Anteponen sus intereses políticos a la desgracia del hecho que nos ha trastocado a todos los catalanes de buena fe. Sr. Cardenal no tingui por i manifesti amb tota la seva força el que ens ensenya l'Evangeli. Todas estas personas quieren una iglesia catalana sumisa a sus voluntades, para servirse de ella. Pues que la monten, seguro que algunos sacerdotes estarían de acuerdo y agradecidos, pero que dejen en paz a la Iglesia Católica. Pues lo tienen claro. Ya hemos tenido suficiente con 40 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Ya hemos tenido suficiente con 40 años" dice el anónimo de las 12:18.
      Yo pregunto ¿Se refiere a 40 años de Franco o a 40 años de Constitución?

      Eliminar
  10. Cruelmente descubrirá el cardenal Omella que las florecillas y la retórica naif de Francisco aquí en Barcelona no sirven para nada. Ninguna campaña por los pobres ni por ninguna buena causa civil salvará al Cardenal. Ni dentro ni fuera de la estructura de la diócesis.

    ResponderEliminar
  11. cuando se habla de la sociedad catalana, hay que distinguir muy claro de que se habla; hay dos sociedades catalanas; la más numerosa es la ordenada,trabajadora, emprendedora,..etc. y la más pequeña,que es la más follonera,pero que esta arrastrando a la miseria toda la otra. a mi entender tendríamos que dividir estas dos cataluñas,con la construcción de un muro, como el que tenia las dos alemanias,y ver el desarrollo de cada una de ellas. si no es asi no saldremos de esta de ninguna manera. esta Cataluña izquierdosa incapaz de construir nada,viviendo de la prosperidad de la otra, metida en políticas sin ningún fundamento solo para vivir del "cuento". porque desengañémonos todo es cuestión de pasta, por eso está ahí,les importa un rabano todo lo demás, si amaran solo un poquito su tierra,su actitud seria de generosidad i sacrificio en el bien de todos. No asisti a la manifestación, de lo cual visto lo visto me alegro, pero era de esperar el espectáculo que dieron todos, fue tan deplorable que no encuentro palabras para catalogarlo. A sido una vergüenza mayúscula; estos tienen que gobernar la "nueva Cataluña"? uuuffff...¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Simple, cuando a un PARANOICO (el delirio de grandeza es una demostración de paranoia) no se le ADULA como el cree, explota su cólera y es peligroso muy peligroso.
    Apoyemos a nuestro Arzobispo ante esta AGRESIÓN, yo estuve en la Basílica Expiatoria e la Sagrada Familia, los laterales estaban vacíos y el central no se lleno del todo.En la web de nuestro arzobispado NI SE MENCIONABA, ignoro el porque (incapacidad, desidia, ....u orden de no informar) esta fue la única mancha de toda la Santa Misa, protocolo impecable, muchos "voluntarios" asistiendo, magnifica coral, rápida distribución de la Sagrada Comunión por parte de los obispos (ningún sacerdote participo en ello) cosa de agradecer y la homilía totalmente correcta sin ningún error, excepto para los paranoicos.
    Recemos para que recuperen la cordura.

    ResponderEliminar
  13. Si un fanático e inepto como Puchy trata así a un cardenal de la Iglesia, es buen indicio, el "Ladran, luego cabalgamos". Otra cosa sería que El Cardenal Omella no se encomendase a Dios y bajase la cabeza.

    ResponderEliminar
  14. ¿Dice usted, Sr. Oriolt, que el cardenal le dio explicaciones a Puigdemont en vez de decirle que se estaba metiendo en un dominio ajeno? A mí me avergüenza muchísimo más la falta de espíritu y la pusilanimidad de Omella, que la desvergüenza de Puigdemon.

    Pero en fin, eso se venía venir. Si Omella cedió a las presiones que le hicieron a cuenta de un sermón de uno de sus sacerdotes y expulsó al sacerdote de Cataluña (su primera intención fue expulsarlo de España; así que a saber de dónde le venían las presiones), tarde o temprano tenía que sentir la presión sobre sus propios sermones. Así que ya lo vemos consensuando sus sermones con las autoridades del país.

    Parece que sí, que Omella nos deparará días de gloria.

    ResponderEliminar
  15. D.Juan José, es un cardenal que huele a oveja, cercano padre y pastor. ¡Ojalá todos los obispos y cardenales de la Iglesia fueran así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estará confundiendo usted el olor de oveja con el olor de borrego, ¿no? Para dejarse abroncar así por ese mindundi analfabeto, no se necesita ser oveja, sino borrego. O como dicen, más tonto y nace oveja.

      Eliminar
  16. "SE ADMITEN PRESIONES". Parece que Omella lo lleve escrito en la frente. Y, pobrecito, todo el mundo se atreve con él. Hasta un Puigdemon cualquiera.

    ResponderEliminar
  17. Al el Sr. Puigdemont le falta mucha educación y le sobra Necedad ,se atrevió con Monseñor...pero Omella pensaria ...a palabras necias oidos sordos

    ResponderEliminar
  18. Estimado: Soy de Argentina, aquí nos ocurrió con Alfonsín, hace treinta años. Lo entiendo y muy buen análisis, en este punto y en todo lo que trata. Gracias.

    ResponderEliminar
  19. Esta clarisimo: "pisas la cola del gata y maulla, pisas la cola del perro y aulla". Que cada uno saque la conclusion de quien es quien en esta fabula

    ResponderEliminar
  20. Muy bien por el arzobispo Omella. El otro, el president, tengo entendido de buena fuente que es un fanàtico de mucho cuidado y que tiene un odio patológico a todo lo que suene o sea español o castellano. Los soberanistas son supremacistas, pues se creen superiores, miembros de una nación elegida y superior a las demás. Al igual que los nacionalistas alemanes völkisch de los años 1920-1940. Jo sí que tinc por...a estos nacionalistas supremacistas llenos de odio que nos gobiernan. Sólo nos queda rezar y que por un milagro el procés se'n vagi a norris.

    ResponderEliminar
  21. Da pena ver cómo está la situación en Cataluña. La culpa es de muchos, especialmente de los gobiernos españoles por ser tan tolerantes con los políticos tan mediocres de esa autonomía.

    ResponderEliminar
  22. Si la Reina de Inglatera tiene su propia Iglesia Nacional, pues el Presidente de la Generalitat no va a ser menos. En la nueva República Catalana, tendremos una Iglesia catalana de debó: Junqueras de arzobispo de Canterbuy del Sud, a Miquel Iceta de Abad de Montserrat

    ResponderEliminar
  23. Muy agudo sr.anónimo 0:31,se olvida usted de la excelentísima señora doña Ada como abadesa de vallbona de les monjes y anna gabriel de turiferaria del convento de la senyora doña CARAM.

    ResponderEliminar
  24. Que no cuenten conmigo los obispos de Cataluña ante cualquier atropello que sufran que, aquí en Cataluña, SÓLO puede venir del nacionalismo en cualquiera de sus formas, de la callejera CUP hasta la burocrática exCDC.

    En su infame nota se entregaron cual virgen candorosa al esposo nacionalista. El matrimonio canónico se ha consumado, libre y conscientemente; ya no hay marcha atrás, que no lloriqueen pues ahora a todo el conjunto de charnegos y botiflers a los que ignoraron en su nota.

    ResponderEliminar
  25. Se quiere constituir una Iglesia Nacional Catalana, propia y exclusiva, para los catalanes parlantes, totalmente desconectada de la iglesia militante católica (universal) de habla no catalana.

    ResponderEliminar
  26. Parece que Omella desmiente el episodio descrito por Oriolt: http://www.revistaecclesia.com/no-verdad-puigdemont-amonestara-al-cardenal-omella/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llega muy tarde y resulta demasiado formal. ¿Nos lo creemos? ¿Seguro que no es producto de los ruegos y exigencias de la otra parte?

      Eliminar