lunes, 17 de noviembre de 2014

Santa Madrona ya tiene licencia

Recordarán que en un artículo reciente  les contaba que los cinco años de Catalunya Religió se habían celebrado en el templo de Santa Madrona, sin que el mismo contase todavía con el permiso de apertura al público, pero que ello no fue óbice para que se reunieran con todo un Conseller de la Generalitat a la cabeza. ¡Buenos son ellos para saltarse la ley a la torera! Por fin, el pasado sábado, después de un año y medio de cierre de la iglesia por falta de seguridad, se pudo abrir –ya con todos los permisos- y el pueblo llano de Poble Sec tuvo ocasión de comprobar la “nueva” Santa Madrona, que se ha ido anunciando a bombo y platillo como el centro de las cuatro parroquias del barrio así como un espacio multiusos que permitirá acoger todo número de actividades. ¡Miedo me da!

No podía faltar a su reinauguración y la impresión que obtuve es que no hay para tanto. La obra no es más que un quiero y no puedo. Aparte del obligado reforzamiento estructural del templo (por cuyo motivo fue clausurado), la única obra visible es que en la nave central se ha incorporado una tarima de madera, con un mueble de un cuerpo que hace de corredera y que permite ampliar o restringir el espacio destinado a la feligresía, según su concurrencia. Ese mueble tapa la visibilidad del templo desde el atrio, pero, una vez dentro, el mismo se contempla perfectamente. ¡Peores aberraciones se han visto! Tampoco es tan transgresor, si es que lo pretendían. Por otro lado, el antiguo altar que se hallaba debajo de la bóveda, con las bellas pinturas de la vida de la Santa, ha quedado relegado como espacio de oración y se ha construido un nuevo presbiterio, con un altar de contrachapado y unas gradas en su parte anterior.
Aspecto de una de las capillas laterales

Pero aparte de esta innovación, sigue chocando el terrible deterioro de la iglesia. Sus paredes enmohecidas, agrietadas por la humedad, llenas de desconchados, no se han visto favorecidas ni tan siquiera por una mano de pintura. El aspecto de la nave y de las capillas laterales es desolador, tétrico, lamentable y produce una imagen de dejación tan grande, que ni tan siquiera se remedia con la construcción adosada. Al contrario, todavía resalta más el ostensible deslustre de la nave y sus laterales.

Es una verdadera lástima este abandono de nuestro patrimonio artístico. El templo neogótico de Santa Madrona es una de las joyas de la arquitectura religiosa barcelonesa de finales del siglo XIX, obra del arquitecto Adrià Casademunt i Vidal, autor también del templo del Ángel Custodio, en el barrio de Hostafranchs y coautor de la de Santa Maria de Taulat en Pueblo Nuevo. La iglesia fue inaugurada con motivo de la exposición universal de 1888 por la reina regente María Cristina. Lo que el templo necesitaba ahora era una rehabilitación integral. Era el momento de acometerla y quizás no volverá a gozar de semejante oportunidad en años, mientras sus paredes se van deformando y las humedades y fisuras erosionan irremediablemente los revestimientos de la nave central.
Los feligreses en Santa Madrona
(todos autóctonos).
Pero estamos en Pueblo Seco. Y lo que podría ser normal en otros barrios, no lo es en éste, religiosamente hablando. Aquí manda el cupaire Cabot, el ex comunista Catà y el ex revolucionario Ricart. Y para ellos es más prioritario conseguir “un espacio para el barrio” que salvar el patrimonio artístico y religioso. Es curioso por eso que ese espacio para el barrio no cuente con la cantera latinoamericana. Me chocaba mucho en la misa del pasado sábado observar su clamorosa ausencia. Estamos hablando de un distrito con un porcentaje de inmigración superior al 25% y una presencia realmente significativa de dominicanos, ecuatorianos y peruanos. No vi a ni uno en Santa Madrona. Si los había, que me perdonen, pero pasaban totalmente desapercibidos, lo cual no es usual. Estaban los feligreses de siempre, de toda la vida, a los que van pasando los años y su cuerpo ha ido agrietándose como las paredes y revestimientos de su parroquia. El problema es que cada vez son menos y sus hijos ya no viven en el barrio, siendo sustituidos por naturales de otras latitudes.
Mn Joan Cabot (De rojo) y el P. Josep Ricart S.I. (el que no va de amarillo) en la Manifestación de la Diada
Y a todo esto yo pensaba, ¿no será que los excesos independentistas de Cabot o de Ricart les han alejado de la parroquia? ¿No será que invita poco a la oración y recogimiento un templo de aspecto tan lóbrego? ¿No se habrán trasladado a otras parroquias, con tan sólo cruzar el Paralelo? Lo cierto es que el sábado no hicieron acto de presencia. 

Oriolt

11 comentarios:

  1. ¿Y los reclinatorios? ¿es un templo católico?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía una persona de Oriente Medio: las religiones monoteístas adoran a Dios en sus templos, menos los cristianos ¿ tan poco convencidos están los cristianos de su religión ?

      Eliminar
    2. Es que sol se arrodillan ante la CUBANA, que es su diosecito. Tener a DIOS UNO Y TRINO VIVO les importa un pito.

      Eliminar
  2. El nuevo presbiterio es totalmente minimalista, como corresponde a una Fe también minimalista.

    ResponderEliminar
  3. Los latinoamericanos salen corriendo en cuanto detectan el más mínimo intento de normalización lingüística o una parroquia adaptada al taranná de la "Església catalana".

    ResponderEliminar
  4. Esa es la prueba del nueve, del algodón o de la vergüenza torera: la atención a los fieles. En Santa Magdalena de Esplugas no he visto nunca ni a un sudamericano en la misa de ocho dominical. Ni uno. Daban ganas de romper la hoja dominical del obispado de sant Feliu en la cara del responsable, me parece que el vicario general o como ahora se le denomine, que lo mismo que a Fraga antaño ministro de información y turismo se le llamaba ministro de información de sí mismo, al sacerdote en cuestión le importa un pepino lo que no sea la demarcación del Anoia. Decía romper la hoja dominical porque la traducción pedestre al castellano del texto catalán sobre las cuentas de la diócesis constituían un insulto a los que tienen este idioma por materno.

    Más vale que no traduzcan.

    He visto con mis ojos cómo muchas personas cambian de parroquia. Los que cambian, incluso con achaques propios de la edad. A otros no se les ha ayudado en su camino. Por culpa del paganismo nacionalista.

    Me acaban de pasar la declaración de ese clérigo gerundense que ha convertido las reuniones en mítines políticos, salir disparado de la misa para correr a votar.. a su pueblo, alejado, donde parece estar empadronado y firmar luego con ostentación.

    Estuve fuera, pero me cuentan que hubo monasterio de monjas que salió a votar en tromba. Claro. Ya lo dijo el talibán Pardo, el menesteroso intelectual Pardo, hay derechos anteriores a los positivos... No se refería a la vida, sino a... votar. Aunque votar vaya contra la paz, el bien común y el reparto de la justicia distributiva. Esos son obispos y curas mi diócesis amada, hoy sin norte, ni rumbo, doctrinalmente desquiciada. . ,

    ResponderEliminar
  5. Los conozco a todos, creo que está todo dicho. Me gustaría que mossèn Ricart dijera públicamente que el Papa es sólo un "Primum inter pares", es dec,ir negar su autoridad como Pastor Universal, tal como lo ha manifestado en privado. En público no creo que tenga agallas para hacerlo.

    ResponderEliminar
  6. Tenemos un clero, al margen de nacionalista, de haber vivido poco y conocido más mundo; en la mayoría de los casos no han salido de su entorno, cualquier elemento externo a sus ambientes y que desee meterse es rechazado. No con palabras, pero sí con gestos y vueltas de espaldas. Es un clero, como todo lo que impregna el nacionalismo, muy provinciano, muy suyo. De Montserrat ya no salen más allá, incluso la mayoría desconoce que Montserrat depende de otro monasterio que está en Italia, no tiene independencia, es dependiente.

    Este clero diocesano, la mayoría, se salvan unos cuantos, en qué podemos contar con ellos, si son incapaces de sentarse en un confesionario, que lo odian, lo llaman "la caixa". Y lo más tremendo y grande, de los poderes del presbítero que recibe en su ordenación es el poder de perdonar los pecados. ¿Cuántos años llevamos con esos sueños de sirena que no han llevado nada más que a vaciar los templos?, porque la mayoría tienen una empanada mental que no se aclaran y desprecian la religiosidad de los laicos, porque ellos son los que deciden con sus manifestaciones "infalibles". ¿Cuándo tendremos en Barcelona un obispo santo, que no se deje amedrentar por un presbiterio necio en sus ideologías?. ¿Qué martirio sufrió Don Marcelo sus 6 años en Barcelona?. Sin embargo Toledo tiene los seminarios llenos, incluso exportan a Catalunya. Aquí solamente seminaristas, pocos, pero la mayoría han estado influenciados directa o indirectamente por espiritualidades perseguidas, y calumniadas dentro de ese clero que se cree el único depósito de la FE, la de ellos claro.

    Hasta cuando, Señor, VEN PRONTO.

    ResponderEliminar
  7. La aclaración del obispo Agustí Cortés al divorcio mosaico: I/II18 de noviembre de 2014, 16:03

    Mons. Cortés aclara sus palabras sobre la restauración del repudio de Moisés ante sacerdotes y diáconos de su diócesis [1]. Parece ser sólo un malentendido, una cuestión de tono.

    Pero el articulista [2] afirmó que el obispo Agustí Cortés dijo literalmente:

    “El mismo Jesucristo afirmó: “Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres” (Mt. 19.8). Así pues, somos muchos los pastores y teólogos que pensamos que, dado el endurecimiento de corazón de nuestros contemporáneos, que desconocen la ley de Dios y la moral, podría permitirse entonces el divorcio mosaico.”

    Extracto de la aclaración del obispo en Infocatólica [1] (los paréntesis [] y <> son introducidos):

    - >>>Cité<<< expresamente el razonamiento que un teólogo hizo en público hace muchos años. Este teólogo, nunca sospechoso de heterodoxia, fue posteriormente obispo. En todo caso, no me identifiqué simplemente con esta opinión. >>>Es falso, por consiguiente, que dijera que «muchos teólogos y pastores pensamos así»<<<

    - Mis palabras por ello eran todo un >>>interrogante para pensar<<<

    - El grave problema que se nos plantea es que las parejas... participan del «corazón endurecido» de un mundo al margen del amor de Dios.

    - me preguntaba si...nos hallaríamos en una situación semejante a la de Moisés: una ley basada en la verdad cristiana y revelada sobre el matrimonio, que encuentra una grave dificultad, cuando no imposibilidad, para ser cumplida de hecho.

    - Esto [el divorcio de Moisés]... no soluciona el problema de los divorciados vueltos a casar. Sólo >>>ilumina (hipotéticamente) el sufrimiento<<< de tantos cristianos víctimas del abandono y de muchos sacerdotes que contactan con matrimonios rotos.

    ResponderEliminar
  8. La aclaración del obispo Agustí Cortés al divorcio mosaico: II/II18 de noviembre de 2014, 16:08

    Mis conclusiones:

    - Teniendo en cuenta la veracidad de la respuesta del obispo, no obstante, ya son diversas las veces en que leo aclaraciones según el criterio del "tono enunciativo": iocandi causa, docendi causa, ad exemplum, expresiones sacadas de contexto interpretativo...

    Pero el articulista habló de cómo quedó el auditorio: "Un silencio sepulcral se extendió por toda la sala. La perplejidad del clero católico llegó al colapso, y el obsequioso gozo de la progresía, que no podía todavía digerir tamaño episcopal regalo, estuvo a punto de reventar."

    Por tanto, si la reacción del auditorio fue verdadera y dispar en razón de la adscripción a la ortodoxia o a la heterodoxia progresista, y si el obispo también afirma la verdad y es cierto que el auditorio interpretó incorrectamente lo que era una declaración suya mal expresada, porque realmente está en contra de la restauración del divorcio mosaico (que es el repudio unilateral sin causa y sin indemnización del varón sobre la mujer manifestando: "te repudio, te repudio, te repudio"), entonces no hay un problema de comprensión en el auditorio, sino que el obispo tiene tres problemas de retórica:

    1. no sabe expresar su pensamiento; 2. no rectifica al momento según la reacción del auditorio; y 3. no da explicaciones a posteriori de la conferencia (y la que nos afecta a nosostros: 4. no somos valientes y no le decimos a la cara que se explique bien).


    Entendido que era un malentendido, la explicación del obispo Mons. Agustí Cortés nos da una idea del catastrófico estado de la Iglesia Católica antes y después del Sínodo:

    "Cité expresamente el razonamiento que un teólogo hizo en público hace muchos años. Este teólogo, nunca sospechoso de heterodoxia, fue posteriormente obispo."

    Es decir, ya antes del Sínodo, la Iglesia, a nivel teológico y episcopal, estaba destruida ante el evangelio de la familia y el matrimonio (Catecismo de Juan Pablo II), y que el Sínodo de las Familias de este 2014 ha sido completamente inútil (mejor: ha demostrado su utilidad evidenciando su inutilidad) para dar los programas pastorales y de reevangelización ante una Europa que retrocede al bestialismo y la brutalidad de las generaciones antediluviana y premosaica, al "seréis como dioses" de satanás en el Edén.

    En Europa, tanto el pueblo, los gobiernos y alguna parte de la Iglesia (por sus ominosos silencios y omisiones de acción) y de las comunidades evangélicas (protestantes), están a favor de ir en contra del plan divino del evangelio de la vida, la familia y el matrimonio.

    ......

    [1] www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=22531
    [2] germinansgerminabit.blogspot.com.es/2014/11/don-agustin-cortes-asume-el-divorcio-de.html

    ResponderEliminar
  9. Sr. Oriolt, gracias por su artículo,

    ARQUITECTURA, ARTE SACRO Y LITÚRGIA

    La Igleisa necesita de santos, lo sabemos, y ella necesita también de artistas hábiles y capaces; los unos y los otros, santos y artistas, son testimonio del espíritu que vive en Cristo (Pablo VI Carta a los miembros de la Comisión Diocesana de Arte Sacra. 4 de junio de 1967).

    EL CONCILIO VATICANO II SOBRE EL ARTE

    El Concilio Vaticano II en su constitución sobre la Sagrada Liturgia dice que el arte que se emplee en todo lo relacionado con la liturgia debe orientar santamente a los hombres hacia Dios y debe estar de acuerdo con la fe, la piedad y las leyes religiosas tradicionales (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 122).

    Por tanto, tiene que ser un arte digno y reverente. Se debe buscar más una noble belleza que la mera suntuosidad (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 124).

    Esto se ha de aplicar también a las vestiduras y ornamentación sagrada. Hay que excluir, por lo mismo, aquellas obras artísticas que repugnen a la fe, a las costumbres y a la piedad cristiana, y ofendan el sentido auténticamente religioso, ya sea por la depravación de las formas, ya sea por la insuficiencia, la mediocridad o la falsedad del arte (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 124).

    Al edificar los templos, se debe procurar que sean aptos para la celebración de las acciones litúrgicas y para conseguir la participación de los fieles (n. 124).

    El cardenal Ratzinger en este libro antes citado nos resume así los principios fundamentales de un arte asociado a la liturgia :

    La ausencia total de imágenes no es compatible con la fe en la Encarnación de Dios. Dios, en su actuación histórica, ha entrado en nuestro mundo sensible para que el mundo se haga transparente hacia Él. Las imágenes de lo bello en las que se hace visible el misterio del Dios invisible forman parte del culto cristiano.

    Ciertamente, siempre habrá altibajos según los tiempos, avance y retroceso y, por tanto, también habrá tiempos de cierta pobreza en las imágenes. Pero jamás podrán faltar por completo. La iconoclastia no es una opción cristiana.

    El arte sagrado encuentra sus contenidos en las imágenes de la historia de la salvación, comenzando por la creación, desde el primer día, hasta el octavo: el día de la resurrección y de la segunda venida, en el que se consuma la línea de la historia cerrando el círculo.

    Forman parte de él, sobre todo, las imágenes de la historia bíblica, pero también la historia de los santos como concreciones de la historia de Jesucristo, como fruto maduro de esa semilla de trigo que cae en tierra y muere a lo largo de toda la historia. “No luchas sólo contra los iconos, luchas contra los santos”, había objetado san Juan Damasceno al emperador León III, enemigo de las imágenes.

    En esta misma línea el papa Gregorio III introdujo en Roma, durante este periodo, la fiesta de todos los Santos.

    Las imágenes de la historia de Dios con los hombres no sólo muestran una serie de acontecimientos del pasado, sino que ponen de manifiesto, a través de ellos, la unidad interna de la actuación de Dios. Remiten al sacramento –sobre todo al bautismo y la eucaristía- y en ellos están contenidos, de tal manera, que apuntan también al presente. Guardan una íntima y estrecha relación con la acción litúrgica. La historia llega a ser sacramento en Jesucristo, que es la fuente de los sacramentos.

    Por esto mismo, la imagen de Cristo es el centro del arte figurativo sagrado. El centro de la imagen de Cristo es el misterio pascual: Cristo se representa como crucificado, como resucitado, como aquél que ha de venir y cuyo poder aún permanece oculto.

    Cada imagen de Cristo tiene que reunir estos tres aspectos esenciales del misterio de Cristo, y ser, en este sentido, una imagen de la Pascua.

    La Iglesia de Occidente no puede renegar de ese camino específico que ha ido recorriendo aproximadamente desde el siglo XIII. Pero tiene que hacer suyas las conclusiones del séptimo Concilio ecuménico, el segundo de Nicea, que reconoció la importancia fundamental y el lugar teológico de la imagen en la Iglesia.

    ResponderEliminar