jueves, 24 de julio de 2014

El Matrimonio, prosternado ante el concubinato

“Algunas conferencias episcopales, hacen hincapié en
la necesidad de que la Iglesia se dote de instrumentos pastorales
mediante los cuales se abra la posibilidad de ejercer una misericordia,
clemencia e indulgencia más amplias respecto de las nuevas uniones"
 (Sínodo de los Obispos. Instrumentum laboris, 92)

A quien conoce el enorme esfuerzo que hizo la Iglesia por generalizar el matrimonio como la mejor forma de establecer la unión entre un hombre y una mujer, le produce un enorme desasosiego ver cómo hoy un número muy significativo de príncipes y próceres de la Iglesia se felicitan por la genial y modernísima idea de igualar -por inevitable- el matrimonio (y con él la monogamia) al concubinato y a la poligamia (eventualmente simultánea; pero mejor aceptada, si es sucesiva). ¡Menudo Instrumentum laboris! ¿Estos son los Desafíos pastorales de la familia en el contexto de la Evangelización? ¿No será más bien para la Iglesia un Instrumentum confussionis para que renunciemos  a nuestra misión de anunciar una exigente Verdad?
 
Llama la atención que el Instrumentum preparatorio del Sínodo de los Obispos sea una enumeración de hechos a cual más truculento: la proliferación del concubinato y las uniones  de hecho, las innumerables parejas de divorciados vueltos a casar que quieren comulgar, la posibilidad de las nulidades express, la legalización de las uniones gay y el bautizo de los niños que adoptaron -condenados a ser homosexuales como ellos-, la casi nula aceptación de la Humanae Vitae por parte del pueblo… Las indicaciones doctrinales del documento son mínimas y casi imperceptibles en un amasijo inmenso de variopintas respuestas a la encuesta previa que se envió a las conferencias episcopales. Parece como si se tratara de convertir la demoscopia, el estudio mediante encuestas de las opiniones, gustos y comportamientos de un grupo humano (en este caso la Iglesia), en Instrumento de trabajo. Lo cual denota de entrada falta de ideas y de convicciones sólidas. A nadie se le escapa que si es fatal y una gravísima torpeza para cualquier nación ser gobernada a golpe de demoscopia (el instrumentum laboris de los gobiernos sin ideología), ¿qué no será para la Iglesia? El susodicho documento tendría sentido como Instrumentum cognitionis, puesto que es imprescindible saber; pero de ningún modo como instrumento de trabajo. La doctrina de la Iglesia no puede moverse por imperativos demoscópicos.
Es que al final de todo, la cuestión que se debate es si preferimos como forma de pareja (se supone que cristiana) el matrimonio o el concubinato. Claro que hoy se lleva mucho, muchísimo más el concubinato que el matrimonio: relaciones prematrimoniales, parejas de hecho, poligamia de hecho, matrimonios múltiples… Pero cuando empezó la Iglesia su evangelización del imperio romano, el predominio del concubinato era muchísimo mayor que hoy. Y sin embargo la Iglesia dio la batalla: fue de siglos. Es que su convicción de la superioridad del matrimonio sobre el concubinato, era inamovible. Y por fin triunfó el matrimonio. El concubinato quedó totalmente relegado. Sólo quedó de él como residuo, su forma menos estable: la prostitución. Fue una lucha durísima: pero aquella Iglesia se atrevió a ir contra corriente. La de hoy por el contrario, parece más bien acomplejada, atemorizada, poco convencida de la bondad de su doctrina. Por eso los hay que buscan las mil y una maneras de adaptarla a la moda de hoy, a las demandas del mundo: un mundo que detesta el matrimonio y por eso pide a gritos todas las formas posibles de concubinato.
La Iglesia, teniendo enfrente las múltiples maldades del mundo romano (eran bastante peores que los nazis) veía con absoluta claridad que en el concubinato la mujer salía perdiendo; mientras que con el matrimonio, la mujer salía ganando. Así de sencillo. Y obvio. Los hombres se permitían el lujo de tener concubinas; en cambio, ni en el apogeo de la depravación llegaban al uno por mil las mujeres que sintiesen necesidad de concubinos y se permitiesen el lujo de tenerlos. Por la sencilla razón de que el concubinato está diseñado exclusivamente en beneficio del hombre y a costa de la mujer. Los concubinos, que los hubo, no pasaron de ser una extravagancia; las concubinas en cambio, eran el modus vivendi para los que no querían comprometerse con una esposa. Y esos, en tiempos de decadencia eran una inmensa mayoría. Es que nunca pensaron las mujeres en someter al hombre a servidumbre sexual. Lo contrario, en cambio, es una constante de la humanidad.
También hoy el mundo (gobernado por hombres, no vayamos a engañarnos) ha decidido que es mucho más cómodo tener concubina que esposa. De ahí que el concubinato (eso de tener mujer sólo por tener sexo, sin ninguna carga; y si ella se empeña en tener un hijo, que tampoco sea un impedimento para cambiar de mujer) se haya convertido en la forma preferente de unión de pareja. Renunciando, claro está, al derecho de familia que del matrimonio se deriva. Sexo sin compromisos ni ataduras: el típico sexo esclavo por lo que a la mujer se refiere. Con la ventaja para el hombre de que hoy las técnicas conductistas de manipulación han creado la impresión de que eso es así porque ése es el interés de la mujer. La Iglesia, que lo vio con toda claridad hace 2.000 años, actuó en consecuencia. Pero hoy a muchos se les ha nublado la vista y también ellos se han encaprichado del concubinato.
Y cuando uno ve los niveles de corrupción a que han llegado ciertos clérigos (¡Oh, sólo son el 2%! ¡Ah, sí, tolerancia cero! ¡Han secularizado a un obispo pederasta!, -¿Y qué ha sido de los restantes obispos y cardenales pederastas reconocidos por el Papa?- ¡Oh!, ¡Oh!), se pregunta uno si no procederá emitir el mismo juicio que Antonio Gutiérrez Trejo el pasado 27 de junio al comentar la aprobación de la nueva Ley de Jóvenes en México DF: esos legisladores -decía- no son más que “un nido de pervertidos, ya que al avalarla le abren la puerta a la prostitución infantil, a la pederastia, al abuso sexual, a la trata de blancas, al narcotráfico y a la violencia de género”. Es que en esa ley se establece que “el inicio de la actividad sexual en las niñas y en los niños se fija a partir de los 12 años, sin importar que para ello lo hagan con adultos de cualquier edad”. ¡Es el progreso! Efectivamente, ¡un nido de pervertidos! Esos legisladores no merecen otra calificación porque esa ley es para cubrirse las espaldas ellos mismos. Ahí está, ante nuestras narices, la pestilente  Ley del derecho de las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales y para la erradicación de la homofobia, la lesbofobia y la transfobia que está preparada para ser votada en el Parlamento de Cataluña: con el vergonzoso silencio de casi todos: eclesiásticos incluidos.
Y cuando el Instrumentum laboris, preparatorio del próximo Sínodo de los Obispos, parece decir con palabras muy apañadas que hay que comprenderlo todo: el matrimonio católico y también el civil; lo indisoluble y lo disoluble; las parejas de hecho y las de desecho; el concubinato y las uniones gay; y que es un atraso ser intransigente respecto a la indisolubilidad del matrimonio, pues hay muchas situaciones especiales y que se debería abrir de par en par las puertas -bajo capa de misericordia, claro- a estas acomodaciones que nos pide el mundo; cuando se quiere hacer pasar por ahí a la Iglesia, ¿no se dan cuenta de que están arruinando milenios de defensa eficaz de la dignidad de la mujer? ¿No ven que están equiparando el matrimonio al concubinato? ¿No advierten los autores de semejante Instrumentum laboris, que abriendo la puerta al concubinato dejan a la mujer a los pies de los caballos, la devuelven a los tiempos de la servidumbre sexual (hoy aceptada, para huir del diagnóstico de enferma) y acaban con sus esperanzas de una maternidad sólidamente construida sobre el matrimonio? ¿Pero de verdad que no se dan cuenta los responsables sinodales de esta tremenda barbaridad? ¿De verdad que para ellos es lo mismo concubina que esposa?
Y viendo la ligereza y el alborozo con que se entregan algunos pastores de la Iglesia Santa, a este desmadre de atentados contra la mujer, uno teme que esto no sea más que el principio. También el mundo que nos precedió en profundizar el sometimiento sexual de la mujer, empezó con pretextos casi únicamente terapéuticos (por pura misericordia). Y ya vemos los regalos envenenados que le ha hecho… cargados de hipocresía, mirando exclusivamente el provecho sexual del hombre: divorcio, concubinato, anticoncepción y aborto libre.
Es que el matrimonio, privilegio que alcanzaba en la antigua Roma a un segmento privilegiado y minoritario de la población romana, ha sido gracias al cristianismo el refugio más seguro de la mujer, y la garantía de que ésta podría desarrollar su maternidad en óptimas condiciones. Pero hoy, con el retroceso de la influencia social del cristianismo, ha avanzado escandalosamente el porcentaje de mujeres concubinas frente al porcentaje de mujeres esposas. Y también ha crecido espectacularmente el número de hijos que no tienen padre y madre, sino tan sólo madre, en el mejor de los casos.
Cuesta, ciertamente cuesta entender que desde este confuso y demoscópico Instrumento de claudicación se esté transigiendo con el concubinato como complemento inevitable o como forma excepcional del matrimonio. ¡Como si pudieran coexistir!
El concubinato a prueba, que son las relaciones pre y extramatrimoniales es la forma de aplazar el matrimonio sine díe. Que se lo pregunten a las mujeres que están hoy en la cuarentena. Como tenían que ser modernas y dejarse probar, pues ahí han andado los hombres de flor en flor sin necesidad de decidirse por ninguna, puesto que nunca les faltaron nuevas flores que probar. Y así están ellas: compuestas y sin novio. Bueno, lo importante, dicen los vendedores del producto, es que ellas también necesitan probar. En realidad el invento del concubinato de prueba lo hicieron por ellas, dicen… ¡Qué cínicos!
Pues sí, parece que ilustres eclesiásticos están dispuestos a hacer primero rebajas muy tentadoras, y al final rematar y saldar uno de los mayores dones que les hizo la Iglesia a los cristianos, y por su influencia a toda la humanidad. No es sólo la Iglesia la que pierde el matrimonio con tan oscuras maniobras: es toda la humanidad. Pero bueno, han decidido ponerse estupendos estos lindos clérigos liderados por sus pastores, y están que lo tiran. El resultado es que en lo que le quede de vida al matrimonio, se arrastrará prosternado ante el concubinato. Eso sí, con un buen felpudo debajo, para que no se lastime reptando. Y para celebrarlo, hasta las campanas tocarán a gloria, ¡cómo no!
Custodio Ballester Bielsa, pbro.

32 comentarios:

  1. En una reunión de sacerdotes en Mataró, alguien preguntó a Sistach qué hacer si una pareja de homosexuales o lesbianas venía a la parroquia para bautizar a un niño. Contestación: "El bautismo no se puede negar a nadie. Eso sí, los padrinos deben ser ¡un hombre y una mujer!". Menuda teología... El día que en un libro de bautismos conste como padre y madre dos tíos o dos tías, la Iglesia habrá aceptado de facto la unión gay y sus adopciones. ¡Que vayan haciendo teología esos sabiondos llenos de misericordia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los padrinos se comprometen a educar en la vida cristiana a ese niño que bautizan, y los padres renuncian a Satanás ..... no se como lo veis con estos padres y de estos padres aquellos padrinos .......

      Eliminar
    2. Bautismo digno y responsable25 de julio de 2014, 14:45

      "...alguien preguntó a Sistach qué hacer si una pareja de homosexuales o lesbianas venía a la parroquia para bautizar a un niño. Contestación: "El bautismo no se puede negar a nadie. Eso sí, los padrinos deben ser ¡un hombre y una mujer!"

      Pues el bautismo con rito sacramental SÍ puede negarse para los niños sin capacidad de entender y comprender... porque funciona subsidiariamente el bautismo sin rito sacramental, en sus dos modalidades, de deseo y de martirio, según una opinión teológica.

      El niño, por tanto, recibe el bautismo, sea por el rito sacramental o sin el rito sacramental.

      Los niños muertos sin rito sacramental del Bautismo:

      1. Los más de 2.000.000 millones de niños no nacidos abortados intencionalmente desde la legalización del aborto a partir de la década de 1970, tanto en los países occidentales como orientales (comunistas), así como del infanticidio de niñas (feminicidio de niñas) y de niños enfermos o no deseados (India, sudeste asiático), están bautizados sin rito sacramental y por bautismo de martirio.

      Han sido martirizados porque han sido objeto de homicidio siendo plenamente inocentes e indefensos, lo mismo que los niños sí nacidos pero que aún no han cometido algún acto de libertad con culpa (niños de pocos años de edad): fueron a los suyos y los suyos no los quisieron, los mataron sin que fueran culpables de nada, sólo de existir.

      2. Si son niños que han cometido algún acto libre con culpa, se puede suponer que habrían deseado explícitamente el Bautismo si hubiesen conocido su necesidad, por lo que estarían bautizadas sin rito sacramental y por bautismo de deseo.

      Además, el bautismo con rito sacramental requiere de unos requisitos de licitud:

      Canon 868. Para bautizar lícitamente a un niño, se requiere que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres.

      Requisito para ser padrino o madrina en un bautizo:

      Canon 872. En la medida de lo posible, a quien va a recibir el bautismo se le ha de dar un padrino, cuya función es asistir en su iniciación cristiana al adulto que se bautiza, y, juntamente con los padres, presentar al niño que va a recibir el bautismo y procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo.

      La admisión de un padrino:

      Canon 874. Para que alguien sea admitido como padrino, es necesario que sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el santísimo sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir


      Pienso que el Sínodo de las Familias tiene el deber de dignificar y responsabilizar los bautismos de rito sacramental, porque el bautismo ha perdido su función espiritual para ser un simple acto social.

      Ahora la función del padrino es inejercible, y hay padres y padrinos unidos en matrimonios y parejas irregulares: católico vuelto a casar, parejas de hecho, matrimonios homosexuales.

      Los obispos no pueden dimitir de su función de gobierno, enseñanza y santificación, y abandonar la posición comodona de complacer a los deseos del mundo; los bautismos deben de realizarse con los padres en una situación ajustada a los mandamientos de Dios, de lo contrario es, como dijo uno, un cachondeo, instrumentalizados para intenciones mezquinas o alejadas de su fin propio.

      Eliminar
    3. Hablando de padrinos, me recuerda la escena genial de película de "El Padrino", donde se mezclan escenas del bautismo de su hijo, con escenas de los asesinatos que ordena el propio padrino, con las palabras de fondo del cura "renuncias a Satanás", "a sus obras", "a sus seducciones", y cada respuesta de "si, renuncio" del padrino, pim, pam, pum, un asesinato.

      ¿Cuántos padres hoy en día, bautizan a sus hijos, y repiten "si, renuncio", pero viven en concubinato, o llevan una vida de pecado o injusticia a sus semejantes que clama al cielo ?

      Algunos Pastores se piensan que la Iglesia es como un supermercado que hay que hacer rebajas, para que la gente siga acudiendo. ¡¡ Que lejos están de las palabras de Cristo "esforzaos para ir por el camino estrecho, que ancho es el camino que lleva a la perdición" !!

      Predicar la misericordia sin predicar la conversión, es un fraude a Dios y a los hombres.

      Eliminar
  2. Gracias Mn. Custofio por su esclarecedor artículo.

    CUANDO LA NATURALEZA ESTORBA

    Es claro pues que para esta nueva "perspectiva de género", la realidad de la naturaleza incomoda, estorba, y por tanto, debe desaparecer. Al respecto, la propia Shulamith Firestone decía:

    "Lo natural no es necesariamente un valor humano. La humanidad ha comenzado a sobrepasar a la naturaleza; ya no podemos justificar la continuación de un sistema discriminatorio de clases por sexos sobre la base de sus orígenes en la Naturaleza. De hecho, por la sola razón de pragmatismo empieza a parecer que debemos deshacernos de ella"

    Para los apasionados defensores del la "nueva perspectiva", no se deben hacer distinciones porque cualquier diferencia es sospechosa, mala, ofensiva. Dicen además que toda diferencia entre el hombre y la mujer es construcción social y por consiguiente tiene que ser cambiada. Buscan establecer una igualdad total entre hombre y mujer, sin considerar las naturales diferencias entre ambos, especialmente las diferencias sexuales; más aún, relativizan la noción de sexo de tal manera que, según ellos, no existirían dos sexos, sino más bien muchas "orientaciones sexuales".

    En tal sentido, si aceptamos el hecho de que hombre y mujer son diferentes, una diferencia estadística entre hombres y mujeres que participen en una actividad en particular, podría ser más que una muestra de discriminación, el simple reflejo de esas diferencias naturales entre hombre y mujer.

    No obstante, ante la evidencia de que estas diferencias son naturales, los propulsores de la "nueva perspectiva" no cuestionan sus planteamientos sino más bien atacan el concepto de naturaleza.

    Además, consideran que las diferencias de "género", que según ellos existen por construcción social, fuerzan a la mujer a ser dependiente del hombre y por ello, la libertad para la mujer consistirá, no en actuar sin restricciones indebidas, sino en liberarse de "roles de género socialmente construidos". En ese sentido, Ann Ferguson y Nancy Folbre afirman:

    "Y las feministas deben hallar modos de apoyo para que la mujer identifique sus intereses con la mujer, antes que con sus deberes personales hacia el hombre en el contexto de la familia. Esto requiere establecer una cultura feminista revolucionaria auto-definida de la mujer, que pueda sostener a la mujer, ideológica y materialmente fuera del patriarcado. Las redes de soporte contra-hegemónico material y cultural pueden proveer substitutos mujer-identificados de la producción sexo-afectiva patriarcal, que proporcionen a las mujeres mayor control sobre sus cuerpos, su tiempo de trabajo y su sentido de sí mismas."

    Con dicho fin, Ferguson y Folbre diseñan 4 áreas claves de "ataque":

    1) Reclamar apoyo económico oficial para el cuidado de niños y los derechos reproductivos.

    2) Reclamar libertad sexual, que incluye el derecho a la preferencia sexual (derechos homosexuales/lesbianos).

    3) El control feminista de la producción ideológica y cultural (es importante porque la producción cultural afecta los fines, el sentido de sí mismo, las redes sociales y la producción de redes de crianza y afecto, amistad y parentesco social).

    4) Establecer ayuda mutua: sistemas de apoyo económico a la mujer, desde redes de identificación única con la mujer, hasta juntas de mujeres en los sindicatos que luchen por los intereses femeninos en el trabajo asalariado.

    ResponderEliminar
  3. 1 / 2
    Todo el magisterio de San Juan Pablo II, ha venido a dar respuesta a la reflexión sobre la sexualidad del siglo anterior. Pero todo su legado, es escasamente conocido. Cuando sea vertido a la Iglesia Católica, se considera que constituirá una auténtica BOMBA DE RELOJERIA.

    Se había llegado a un gran atasco en la reflexión de la sexualidad en la primera mitad del siglo XX: la existencia de una visión negativa de todo lo relacionado con la sexualidad. Se hablaba sobre todo de lo que no había que hacer y, además no se daban razones antropológicamente convincentes.

    Simultáneamente el católico se encontraba en un ambiente en el que convivían otras interpretaciones de la sexualidad como la freudiana, que disponían de un desarrollo teórico poderoso que con facilidad superaba los razonamientos -en gran medida catequéticos- de los católicos y proponían comportamientos más fáciles de seguir, más positivos: no reprimir el impulso sexual.

    Así pues, el católico se sentía sitiado por la falta de argumentación.
    Karol Wojtyla procuró dar cumplida respuesta antropológica en Amor y Responsabilidad, que es por eso una reflexión filosófica y ética. Es una reflexión racional sobre una cuestión esencial, el significado profundo de las relaciones hombre y mujer.

    Su primera observación -decisiva- fue la constatación de la desconexión dominante en la reflexión católica entre sexualidad y amor. No se hablaba del amor siquiera para explicar el matrimonio. Este era un contrato, producto de un acto de voluntad, con el objetivo primario de tener hijos.

    ¿Cabía hablar cristiana y humanamente del matrimonio sin fundarlo en el amor entre el hombre y la mujer?

    ¿Tenía sentido reprimir la sexualidad o controlarla, sino era en función de algo tan atractivo y hermoso como el amor interpersonal?

    En realidad, no.

    Si no se incluía en ese marco, frente a las potentes teorías pansexualistas emergentes en los siglos XIX y XX, la ética cristiana no podía verse más que como un moralismo timorato.

    Consideró que para que la ética sexual católica, adquiriera sentido y significación antropológica debía convertirse en una reflexión sobre el amor. Solo entonces sus reglas éticas aparecerían humanamente justificadas.

    Como instrumento intelectual para iniciar ese nuevo camino optará por la antropología personalista.

    La antropología imperante en aquella época era la neoescolástica más o menos fiel a la inspiración tomista originaria. Consideraba que a esta doctrina le faltaba la conexión con la dimensión subjetiva de las personas, con la vida interior, con los sentimientos y con la interpersonalidad, todos ellos factores esenciales en el tratamiento del amor. Optará decididamente por la antropología personalista, considerando que el único modo aceptable de tratar la ética sexual es incluirla en el marco del amor interpersonal entre un hombre y una mujer.


    ResponderEliminar
  4. 2 / 2

    La ética sexual, afirma, pertenece a la persona. No puede entenderse nada en esta ética sin entender a la persona, su existencia, su actividad y sus posibilidades. El orden personal es la única plataforma correcta para las reflexiones en materia de ética sexual. La fisiología o la medicina solo pueden complementarlas. Por ellas mismas no crean bases suficientes para la comprensión del amor y la responsabilidad, base de las relaciones mutuas de las personas de sexo diferente.

    Se inspira en el imperativo categórico de Kant, pero ampliándolo y positivizando: la norma personalista.

    Establece que la persona nunca debe ser tratada como medio, siempre tiene que ser tratada como un fin. Pero le parece pobre. Si se es consecuente con el valor insustituible e inconmensurable de la persona y con su dignidad, hay que ir más allá y afirmar que la única actitud adecuada ante ella es el amor.

    Este es el contenido de la norma personalista, que se opone, al utilitarismo en las relaciones sexuales; al uso de la mujer por el hombre y viceversa (aunque sea mutuamente consentido) como mero medio de lograr placer e impulsa por el contrario, a una relación basada en el amor y en el respeto a la integridad completa de la persona, de modo que la donación espiritual y corporal plena solo tiene sentido cuando se ha establecido una unión mutua radical entre el hombre y la mujer, es decir en el matrimonio.

    Saca abundante partido a la norma personalista, usando el método fenomenológico que su tesis sobre Scheler le permitió descubrir ese pensamiento.

    Considera pues que la filosofía realista-objetiva de Tomás de Aquino y el idealismo subjetivista de la modernidad no debía limitarse a un enfrentamiento cerril al contrario tenían que unificarse completando cada uno con sus bondades las carencias del otro sistema.

    Así escribe “Amor y responsabilidad”, consiste en un análisis del amor humano realizado desde una perspectiva fenomenológica al que se le da un arraigo ontológico.

    Gracias a la perspectiva fenomenológica aparece un mundo de temáticas nuevas que la red abstracta de la neoescolástica no había sido capaz de capturar: los sentimientos, la afectividad, la interpersonalidad, la ternura, el pudor, la donación, el amor, etc.

    Y gracias a su personalismo ontológico, esos rasgos se estructuran, ordenan y arraigan en una estructura personal, densa y estable que les da sentido y los jerarquiza en el conjunto del ser. Este es el nivel más profundo de comprensión de esta obra, primer paso en ese magno proyecto de unificación de las dos grandes corrientes de la filosofía occidental.

    Aquí es donde aparece lo que él llama la norma personalista, regla absoluta que ha tomado de Kant, pero dándole una interpretación nueva de estilo personalista: no servirse del otro, no utilizarle. El “utilitarismo” puede tomar en el matrimonio dos formas: el hedonismo o permisividad, que consiste en someter la relación sexual únicamente al principio del placer, y el rigorismo o procreativismo, que la somete únicamente al imperativo de procrear.

    Así pues el respeto del otro, en cuanto persona distinta de mí, persona de igual dignidad y digna de respeto, constituirá el núcleo central de sus catequesis sobre la “Teología del Cuerpo”.

    Algunas notas son del prólogo de Juan Manuel Burgos en “Amor y responsabilidad” de Karol Wojtyla. Ediciones Palabra. Madrid.

    ResponderEliminar
  5. Si el Instrumentum laboris pretende ayudar a los participantes en el Sínodo de la Familia, y lo que yo no conozco del mismo es del tenor de este número 50, apaga y vamos a echar a correr y que Dios nos coja confesados. ¡Una autética pena!

    ResponderEliminar
  6. Pero se sabe realmente ¿cuántos divorcidos, vueltos ca casar, hay? En una parroquia, en una diócesis, en algún lugar mesurable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿cuántos divorciados? vueltos a casar que quieren comulgar.

      Eliminar
  7. ¿Por qué se hace una encuesta?

    Opino que esta encuesta se hace para obtener información para:

    Identificar personas o poblaciones en riesgo o en total heterodoxia, para emprender actuaciones preventivas en pastorales concretas

    Aportar datos concretos sobre un desvío doctrinal

    Impartir docencia al pueblo de Dios sobre aspectos concretos de la sexualidad y de la familia

    Saber sobre la acogida de ciertas pastorales por el pueblo de Dios

    Valorar si una pastoral ha sido bien acogida en un lugar y quizás procediera aplicarla también en otros lugares

    etc.

    Esta información solo la tiene la Iglesia peregrina en la tierra y puede hacerse mediante encuesta.

    La encuesta se debería haber pasado a una “muestra” del pueblo de Dios o en su defecto a una “muestra” de sacerdotes.

    Como laica, contesté la encuesta por mi cuenta, pero pude observar que personas totalmente implicadas como católicas desconocían incluso la definición de matrimonio natural y no lo asociaban al matrimonio entre hombre y la mujer.

    Desconozco en esta Diócesis de Barcelona, la "muestra" utilizada para contestar a esa encuesta.

    Sin embargo la información relacionada con los abortos, fecundación artificial, diferentes formas de anticoncepción...etc., son registros públicos de los estados y por ello podría ser redundante introducirlas en la encuesta.

    Entiendo que esta encuesta es para recabar esta información y trabajarla a la luz del Magisterio.

    Recientemente Juan José Pérez-Soba y Stephan Kampowski (profesores del Pontificio Instituto Juan Pablo II en Roma) han escrito:

    “El verdadero Evangelio de la Familia. Perspectivas para el debate Sinodal”.
    Biblioteca de Autores Cristianos. Madrid 2014.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La desaparición de la Virgen de la Merced de Barcelona25 de julio de 2014, 15:21

      "Sin embargo la información relacionada con los abortos, fecundación artificial, diferentes formas de anticoncepción...etc., son registros públicos de los estados y por ello podría ser redundante introducirlas en la encuesta."

      Lo que deberían de haber hecho los encuestadores, por razón tanto de proximidad a su Estado como para transparentar la información a todo el mundo, es haber puesto en un anexo, tanto a la encuesta como al informe final, con todos los enlaces relacionados con las estadísticas de abortos, divorcios, reproducciones artificiales, fecundaciones artificiales, eutanasias, suicidios asistidos...

      Esto hubiera sido muy fácil de hacer, pero quizás habría hecho preguntar a muchos sobre por qué los obispos, abades y superiores religiosos europeos, el Vaticano y el Papa no hacen nada sabiendo que en la Unión Europea, en un año, se realizan sólo en materia de abortos inducidos anualmente, una cifra de más de 1.000.000 de homicidios de niños no nacidos, y además, más de 1.000.000 de silencios, acallamientos, ocultaciones, omisiones, dejaciones, disimulos, tolerancias, negligencias, tanto en el Vaticano, en la Curia y en las diócesis y congregaciones religiosas europeas.

      Eliminar
    2. Si, tiene sentido su explicación.

      Eliminar
  8. mucho bla bla bla....muchos instrumentos eclesiales; pero donde queda la doctrina de Cristo ? es todo mucho más simple. Ahora, si queremos amoldarnos a "tiempos modernos" que según parece, Cristo no tuvo en cuenta; da la impresión que la Iglesia la hemos fundado nosotros, y como es así, marcamos las pautas y los tiempos. Hay celebraciones eucarísticas que el celebrante saluda diciendo " el Senyor és con vosotros" y yo contesto " y el diablo también" y esta es la realidad. el diablo del cual habla un montón de citas toda la biblia, da la impresión de que para muchas feligresías no existe. A este mundo hemos venido a salvarnos, a nada más, a través de las enseñanzas de cristo a través de su Iglesia; y nada de lo que vaya en contra de su enseñanza es recomendable para un alma cristiana. ¿ de que nos habla cristo ? cual es su moral; o es que remos enmendar la plana al Evangelio ? en fin más, valentía, más fidelidad y sin miedos a practicar de verdad y a proclamar todas las enseñanzas evangélicas en plenitud. todo cuanto diga cualquier sacerdote u obispo fuera de la orbita cristiana la desobediencia es obligatoria. No quiero alargarme más, pues da para mucho el tema. D. Custodio a puesto el tema sobre la mesa, al cual me sumo con todo afecto.

    ResponderEliminar
  9. n.s.b.a Custodio Ballester Bielsa, Pbro. Me he divertido mucho leyendo su fantástico artículo, pensaba que solo daba la vara con lo del aborto y ahora resulta que la da con el concubinato. Menudo vocablo, hacía tiempo que no lo oía. Por que no dejan en paz a la gente, que vivan como quieran ?? Qué pesadez!! Pero usted es divertido porque lo cuenta todo de un modo muy didáctico.
    Lo mejor es que las mujeres estaban mejor antes !!! Es realmente gracioso e inaudito. Por qué no promueve una encuesta en las diócesis acerca de este asunto??

    Ahoraven serio, temo por su alma mn. Ballester Bielsa, Pbro. Está siendo usted causa de desunión en Nuestra Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana. Está usted criticando iniciativas de nuestro Santo Padre elegido por inspiración del Espíritu Santo. Rinda el juicio y arrepiéntase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su comentario es lo más próximo a la perturbación, que se opone a la serenidad.
      Lo más próximo al error, que se opone a la verdad.
      Lo mas próximo al "círculo de burlones", que se opone a los que buscan y defienden el bien, la justicia, el amor a Dios.

      Eliminar
    2. Lo único que ha hecho el P. Custodio es recordar la doctrina de la Iglesia, de la cual ni siquiera el Papa de Roma es el dueño.

      Eliminar
    3. Yo pensaba que lo único que no se podía criticar del Santo Padre eran sus zapatos y lo que enseña "ex cátedra".

      Eliminar
    4. "Por que no dejan en paz a la gente, que vivan como quieran ?? Qué pesadez!!" ¡

      Y yo, pobre de mí, que pensaba que las religiones, las filosofías y los partidos políticos lo que hacen es diseñar y promover "formas de vivir" que nos hagan mejores tanto individual como colectivamente!

      Es que la condición humana no es tan idílica, ¿sabe? Hay quien su manera de vivir es el asesinato, hay quien prefiere vivir en el incesto, en la pederastia, en la violación y en el abuso sexual, hay quien vive encantado en el robo, en la explotación inmisericorde, en la corrupción... Es lo que da de sí el vivir cada uno como quiera. Para gustos, los colores.

      Por eso me desorienta tanto esa cosa que le ha salido del alma (cristianísima alma, supongo): "Por que no dejan en paz a la gente, que vivan como quieran ?? Qué pesadez!!"

      Si Cristo le hubiese escuchado a usted a tiempo, ni se hubiese encarnado ni hubiese padecido por redimirnos. ¿Redimirnos de qué?, preguntará usted. Lo suyo no llega ni a "cristianismo a la carta".

      Eliminar
  10. Mn Custodio Ballester Bielsa, pbro, con lo único que no estoy de acuerdo de su exposición es que los niños adoptados por homosexuales estén condenados a serlo. Una persona puede ser idiota o perturbada o ambas cosas y este hecho no prueba en absoluto que sus padres lo sean.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vladimir Putin, que no es un dechado de virtud, pero sí de ideas claras, decía: "Yo no tengo nada contra los homosexuales. Yo les dejo vivir; lo único que les pido, es que no pongan las manos encima nuestros hijos". Los homosexuales son obviamente prohomosexuales, con lo cual intentan convertir en homosexual todo lo que tienen a su alrededor. Incluidos sus hijos, of course. Y sus alumnos (y aquí me paro). ¿O no?

      Eliminar
  11. La desaparición de la Virgen de la Merced de Barcelona25 de julio de 2014, 15:13

    Uno de los signos de los Tiempos es la lucha final entre las fuerzas del bien y del evangelio contra las fuerzas del mal (demonios y apostasía eclesial y social).

    Así, hay diversas batallas, que pueden verse claramente en Barcelona y Cataluña, a través del Ayuntamiento y la Generalidad: entre la cultura de la vida y la cultura de la muerte; entre la Ley divina-natural y los falsos derechos; entre la moral y lo inmoral; entre la verdad y la falsedad; entre la verdad que nos hace libres y nos da la vida eterna y el engaño que nos hace esclavos de la muerte; entre la luz y la Palabra y el silenciamiento y persecución que emprenden las tinieblas; entre la Virgen María y la serpiente, que ahora ha crecido hasta ser un Dragón.

    Y todo ello, en medio de un Ayuntamiento de Barcelona y de una Generalidad que verá la hiperfragmentación de la izquierda y la caída de CiU: la ingobernabilidad.

    El cartel de las fiestas de la Virgen de la Merced del 2014 en Barcelona han disuelto definitivamente a la Virgen. El cartel (merce.bcn.cat/es/el-cartel), creado por Ignasi Aballí Sanmartí, son dos grandes burbujas de jabón sobre adoquines y sobre el cielo, con la leyenda "2014 mercès! Festa major de Barcelona". Agustí comenta que las pompas son la metáfora de la fiesta mayor: efímera y frágil que desaparece y vuelve a aparecer.

    El alcalde Trías, por su parte, afirma que "la Mercè" es un compendio de los valores de Barcelona a escala internacional: ciudad abierta al mundo, ciudad de las personas, ciudad creativa e innovadora.

    Por su parte, el pregón será de personalidad y contenido social, quizás para compensar todo lo anterior: efectuado por Nuria Gispert Feliu (exPSCU, PSC y exdirectora de Cáritas).

    Lo cierto es que Cataluña y Barcelona, a pesar del cierto repunte económico, de todo el reivindicacionismo soberanista y de la imagen de cosmopolita y pseudoprogresista de avanzada, tal como dice Juan Pablo II se desliza hacia un estado totalitario, dado que no sólo niega injustamente el derecho a la vida de los no nacidos (Evangelium Vitae), sino que además los promueve activamente.

    Cataluña, entre abortos y congelaciones de embriones, acumula más de 400.000 desde la legalización, sin que ningún "patriota" se escandalice, y casi sin que ningún miembro de la clerecía (obispos en especial) haya emprendido ninguna medida espiritual o haya mostrado algún tipo de denuncia profética, y eso que es el crimen más horrendo a ojos de Dios.

    ResponderEliminar
  12. A mi entender Mosén Custodio está dando una descripción de la moral sexual del pueblo de Dios. La encuentro muy real y coincide con mi experiencia.

    La falta de docencia en moral sexual, la vergüenza católica, se ha traducido en una relajación total de la moral sexual y consecuentemente se ha adaptado a la sexualidad del mundo. En otras palabras, existe una apostasía / ignorancia del pueblo de Dios, particularmente de la Jerarquía que es la docente.

    Entiendo que esta corrupción de la moral que nos describe, será presente en el Sínodo, y algunos (como ya pasó en la Humanae Vitae) querrán llevar la moral sexual a homogeneizarla con la del mundo.

    Pero afortunadamente “hoy como nunca”, existe el bagaje que nos legó San Juan Pablo II sobre la familia, filosófico y teológico, y hay gente formada en él que sabrán dar la batalla a tanta persona ignorante y / o apóstata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tots els PASTORS i ORDENATS, publiquesin igual que Mn. Custodio, tal com diu la dita popular "otro gallo cantaria"

      Eliminar
    2. Efectivamente, si todos los pastores dijeran lo que n.s.b.a Mn. Custodio Ballester Bielsa, pbro, la institución sería mucho más divertida e interesant. Probablemente los templos se llenarían más. La pena es que en el Vaticano acecha la podredumbre y el pecado y por eso nombran de arzobispo a Sistach y no a Custodio. Echo de menos el anunciado evento de la procesión peticionaria para el fin del aborto con el arzobispo descalzo, los exorcistas de Rouco y una hermandad de flagelantes.

      Se critica a Sistach pero que difícil tiene que ser gobernar una diócesis con semejantes lumbreras. Para los que dicen que Mn Custodio se limita a repetir la doctrina... pues es verdad en un 20% del artículo, en el 80% del restante nos complace con un repertorio de misoginia y homofobia que no es doctrina de nada. Y sistach tampoco dice nada.

      Eliminar
  13. ¡Y a mí que me suena a misoginia supercínica "beneficiar" a las mujeres con los anticonceptivos químicos y mecánicos además de con el aborto! ¡Qué generosos son con las mujeres estos feministos! ¿Por qué no usan ellos condón o se hacen la vasectomía si les falla ésta, o en todo caso se esterilizan ellos? ¿Alguien sabría decirme a qué se debe tanta "generosidad" con las mujeres? Si querer liberarlas de tanto castigo, y sobre todo del aborto es "misógino", venga Dios y lo vea. Explíquese mejor, caballero o caballera, que no le entiendo.
    Y lo de la homofobia, si acaso se lo explico en otro momento.

    ResponderEliminar
  14. Como todo el mundo sabrá para la preparación del Sínodo de la Familia, se envió a todo el mundo un cuestionario para responder y preparar el Sínodo. Me consta que algunos curas progres, sólo facilitaron el cuestionario a los de su cuerda, y cuanto más alejados del Magisterio de la Iglesia mejor. Por tanto, nada de nada de demoscopia, sino totalmente teledirigido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Más manipulación todavía? ¿Para qué sirve entonces la encuesta? Pues para lo mismo que sirven las encuestas que encargan los políticos, que en el encargo incluyen también el resultado; de manera que el encuestador organiza todo el operativo (preguntas, población, forma de recuento, etc.) para que salga el resultado que le han encargado. Al final, lo que tenemos es que la decisión ya está tomada; y la encuesta sólo sirve para justificar esa decisión. ¿También en la metodología hemos de acercarnos al mundo?

      Eliminar
  15. ¡Enhorabuena padre Custodio!
    Dicen que si eres molesto vas por buen camino.Lo digo por que en vez de referirse o comentar algo meramente constructivo o de debate sobre su reportage arremeten con usted Padre Custodio,con una mezcla de salsa rosa barata y escrache absurdo ha levantado ampollas a muchos ¡le felicito! Cansado de estar rodeado, entre meapilas y despechaos en la iglesia catolica vamos bien, menos mal que aun quedan grandes fieles que no se dejan ni engañar ni amedrentar por los becerrros de oro de otros. Asi que sin mas le felicito de nuevo Padre Custodio por seguir al pie del cañon¡ que los corderos necesitamos mas pastores pastores como usted! Los borregos supongo que ya tienen lo que necesitan........

    ResponderEliminar
  16. La verdad es que he intentado reírme un poco del discurso de Custodio Ballester Bielsa, pbro. y he sido reprendido por la mayoría de participantes del foro como no podía ser de otra manera. No debería entrar al trapo ante tales asuntos que el Padre Custodio se toma muy a pecho. Evidentemente no comulgo con casi nada de lo que dice. Reitero que no todo, ni la mayoría, se puede escudar en la "doctrina" tradicional. Cuando tímidamente me que quejado de la continua voluntad de injerencia de la Iglesia en la vida de la gente, por ejemplo qué le importará a don Custodio o al arzobispo sí una pareja se casa o vive en concubinato.... un energúmeno ha empezado a hacer paralelismos con asesinatos y violaciones. ¡Qué nivel!

    El problema es precisamente que le importa y mucho porque está en posesión de la Verdad y cree a pies juntillas que si una pareja le hace caso y va a escuchar su discurso y se casan y Mn Custodio Ballester Bielsa, pbro. bendice, la unión es un sacramento maravilloso a ojos de Dios. Pero si no se casan y viven en pecado, en concubinato... están cometiendo un pecado atroz y les espera la eterna condena.

    A Mn Custodio Ballester Bielsa, Pbro, ni a nadie que pulula por aquí, le interesa la demoscopia ni en la Iglesia ni fuera de la Iglesia porque le importa un comino lo que piense la gente o deje de pensar. Lo que le gustaría es que todos pensaran como él o mejor que no pensaran nada que ya pensaría él por ellos. Y sobre todo que le hicieran caso. El ramalazo inquisitorial es evidente. No se preocupe por la Iglesia ni por la doctrina. No van a tocar una coma. Nos van a marear meses con documentos, misericordias, que si el Papa vive en una celda, que si los homosexuales bla, bla, bla, bla y al final no tocarán nada, simple supervivencia.

    Siempre he dicho que si entro en la página es por la diversión que me acarrean las confabulaciones meapilas y el TOC que muchos participantes padecen acerca de Turull, Puig, Pousa, Pié, etc etc etc y por supuesto con la guinda del n.s.b.a. Sistach.

    La verdad es que voy a menudo a misa, me gustan las buenas homilías, me gusta la liturgia, especialmente la de tendencia preconciliar, los ornamentos, los sacerdotes que se visten de sacerdotes. Con sotana a poder ser y sería fantástico si llevaran la teja. Recorrería media hora de coche para oír misa en latín. Y el incieso y la peña orante, arrodillada, mística. Y el mantra del rosario y letanías. Y la campanilla en la consagración.... y las misas concelebradas y con varios obispos ya es la leche. El ir y venir de las mitras y los monaguillos. Un bautizo bien celebrado también es un espectáculo..(si el templo es grande y los padrinos con el crío están lejos gana mucho cuando son interpelados).. Renuncias a Satanás.....?? Las catedrales y la iglesias suelen ser auténticas obras de arte y si organizan un buen número dentro ya es lo más.

    De todos modos, el papado está perdiendo parte de su encanto. ¡¡Qué tiempos aquellos de las sillas gestatorias, las tiaras y los zapatos rojos de los mártires!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que sólo entiendes la chafardería... si te hablan de algo más elevado, pinchas y entonces descalificas a los que se toman en serio algo.

      Eliminar
  17. Dice que el 80% no es Doctrina. Argumente donde fallamos. Rebata nuestro discurso.
    Nosotros creyentes, debemos intentar mantener una integridad entre lo que creemos y lo que hacemos. Y por supuesto como sujetos morales, intentamos presentar la Verdad a los demás. La Iglesia es la Luz que alumbra.

    Pero hay algo más, la moral católica se puede defender desde la experiencia, desde la ciencia.

    Parece que es usted un agnóstico, porque muchos ateos, que no han tenido el don de la fe, en materia de moral opinan igual que nosotros, ya que mantener una moral objetiva que no relativa a cada uno, en definitiva es por el el bien de la propia sociedad.

    Arguméntenos su relativismo moral, le oímos. Y le rebatiremos desde la teología y desde la ciencia y ahora con el personalismo de San Juan Pablo II, desde la filosofía.

    ResponderEliminar