miércoles, 28 de mayo de 2014

El obispo de Lleida cree que el matrimonio de curas no es "fundamental"

También afirma que se reducirán las Misas en su diócesis
El obispo de Lleida, Joan Piris, ha afirmado que la posibilidad de que los sacerdotes católicos se puedan casar no es un asunto fundamental para la Iglesia. De todas formas, ha admitido este martes que es una cuestión sobre lo que se puede hablar. "Se tiene que abrir un debate sobre las cosas fundamentales. Esta no me parece a mí fundamental para la marcha de la Iglesia pero si quieren hablarlo y estudiarlo, encantado", ha afirmado este martes en declaraciones los medios.

Piris ha hecho estas declaraciones preguntado por las palabras del Papa Francisco, que aseguró el lunes que en este debate siempre está la puerta abierta, ya que no se trata de un dogma sino de una regla de la vida. Para el obispo de Lleida, las declaraciones del Papa puede llamar la atención mediáticamente pero no son novedosas: "Siempre se ha dicho que eso no es dogmático y algún día se puede revisar".

A juicio de Piris, el Papa no ha abierto ninguna posibilidad sino que ha mostrado su opinión: "Esto no es un dogma de fe, se puede hablar cuando convenga y punto. Es libertad poner un tema sobre la mesa, no ha dicho ni sí ni no". Piris ha recordado que el Papa en sus declaraciones en el vuelo de regreso a Roma desde Tierra Santa ha explicado que la Iglesia Católica tiene "ministros casados" y que el celibato es un don para la Iglesia.

El obispo de Lleida prevé menos misas en los pueblos

El obispo de la diócesis de Lleida, Joan Piris, pide a los fieles un "cambio de mentalidad " y propone potenciar celebraciones y actividades conjuntas entre diferentes parroquias, ya que "los servicios permanentes de 24 horas en la Iglesia han terminado, del mismo modo que no hay un cura en cada pueblo " . Esta es una de las propuestas que defendió ayer el obispo Piris para hacer frente a la falta de sacerdotes y al hecho de que la elevada edad de los que hay en activo dificulta que puedan desplazarse para ir a oficiar misas, sobre todo en entornos rurales. 

Piris reconoció la falta de vocaciones y explicó que muchos curas que están en activo ya deberían estar jubilados porque han cumplido 75 años. Piris añadió que no puede aceptarles la renuncia, si no sufren problemas de salud, para seguir cubriendo las necesidades del obispado y las parroquias. El mismo Joan Piris cumplirá pronto 75 años, pero no prevé a corto plazo su relevo en el obispado, según manifestó.

21 comentarios:

  1. Los perros de la derecha28 de mayo de 2014, 23:45

    1. Es ilustrativo de la desideologización de la derecha y de la política de los grandes partidos en general, éstas las declaraciones de Arriola: "responder a los problemas de lado, nunca de frente", lo que implica el triunfo de las tesis del barcelonés franquista Gonzalo Fernández de la Mora y Mon en su libro “El crepúsculo de las ideologías” (1965).

    Por su parte, Rubalcaba ha demostrado ser el verdadero desastre, conjuntamente con Zapatero, para el PSOE, fracasando rotundamente desde el mismo momento de la parrilla de salida del circuitos de carreras.

    Ambos, Rubalcaba como jefe y Arriola como el ideólogo del “ir de perfil bajo”, son la metáfora perfecta de la situación de nuestra diócesis de Barcelona y de la Conferencia Episcopal Tarraconense. No dejarse ver, gobernar mal, el abismo como reflejo y metáfora de nuestras parroquias.


    2. Hay otros dos hechos importantes: la eclosión del engendro mediático de Podemos y de su líder Pablo Iglesias (¡nombre afortunado!) y su basurienta ideología erupcionada del movimiento 15-M [1], y de la neoviolencia de guerrilla urbana científicamente estructurada del fascismo izquierdista en Sants, en guerra total dentro de Barcelona (¿será la nueva Rosa de Foc?), con los Mozos de Esquadra (policía autonómica ¿integral?) que no puede usar las pelotas de goma y sí las pelotas viscoelásticas (como las almohadas) y un cañón de sonido o de música que se revela inútil, con tres días de vandalismo bárbaro y salvaje, con la dimisión del jefe de los Mozos (los Mozos naufragados, sin jefe ni orden: gracias, ERC, sabéis gobernar), con 200 policías nacionales (los Torrentes) que están como refuerzo en Barcelona, pero sólo con el papel de protección de las instalaciones del Estado, es decir, puestos frente a las puertas de la Estación de Sants (y sólo el AVE, el que va a Madrid, ¡bien!), ésta cerrada por seguridad para más inri (si te pasa algo fuera, no hay protección, ¡ja!), con la estupidez comparativa de que los Mozos, por orden del Parlament del Zoo, no pueden usar pelotas de goma, mientras que los Torrentes sí. Olé, muy bien, fabuloso, esos nos van a llevar a la independencia.

    Se dice que la fritanga neocomunista y bolivariana del Podemos de Pablo Iglesias se ha creado en el tiempo récord de 4 meses (y gracias a la tele), pero la copa de ultrarrapidez se lo lleva la ERC de Macià [2], en menos de un mes y encima proclamando casi, casi, la independencia de Cataluña:

    “El 19 de marzo de 1931 se creó ERC. El partido nacía después de tres días de intensas reuniones y discusiones, capitaneado por Francesc Macià -líder de Estat Català-, Lluís Companys -del Partit Republicà Català- y Joan Lluhí, que encabezaba el semanario socialista L'Opinió. Era el resultado de la Conferencia de Izquierdas de Cataluña. Una confluencia de ideas que desembocó en un partido que agrupó a la izquierda catalana y que logró la victoria gracias al tándem Macià-Companys.”

    [1] www.libertaddigital.com/espana/2014-05-27/algunas-perlas-de-pablo-iglesias-1276519718/
    [2] elpais.com/diario/2011/03/19/catalunya/1300500441_850215.html

    ResponderEliminar
  2. Celibato de puerta abierta:

    http://exorbe.blogspot.com.es/2014/05/celibato-de-puerta-abierta.html

    ResponderEliminar
  3. El sacerdote célibe es imagen de Cristo29 de mayo de 2014, 0:10

    No habrán sacerdotes casados en la Iglesia Católica occidental, porque el sacerdote soltero es el ejemplo más cercano de la imagen de sacerdote como alter Christus, ipse Christus, al servicio exclusivo de su comunidad, la opción más cercana a Cristo como esposo de la Iglesia, la asunción de Cristo como modelo de castidad.

    Y hay además unas razones de tipo secular:


    1. No hay usos, costumbre ni tradición consolidada en la Iglesia Católica Occidental sobre los curas casados con esposa y familia, cosa que sí disponen en Oriente. Esta costumbre nace ya desde niño, dura desde hace dos mil años, y todo el Pueblo de Dios lo tiene asumido: religiosos, laicos y sacerdotes.

    2. MÁS GASTOS. Si el sacerdote está casado, entonces ha de dar ejemplo de amor a los hijos, por lo que deberá de tener una familia numerosa. Entonces, la parroquia, la diócesis, la congregación y el movimiento en que esté incardinado deberá de tener una doble carga: la que se tiene actualmente más los gastos del matrimonio y de la familia del cura.

    3. DOS TIPOS DE CURAS. El rector ausente casado con hijos y el vicario soltero presente. Los curas casados con familia querrán ser rectores fijos y con derecho a ausentarse para poder trabajar y obtener ingresos suplementarios. Lo que implica que estos rectores nunca los veremos por la parroquia y sí a los vicarios solteros, a los cuales les caerá toda la carga de trabajo parroquial porque al ser solteros, no tienen mujer ni hijos y, por lo tanto, tienen suficiente tiempo para tener plena dedicación exclusiva.

    4. El cura casado con familia querrá estar residiendo de forma fija y estable en una parroquia.

    5. PERVERSIÓN DEL CURA CASADO.

    a) el cura casado puede convertirse en un progresista partidario de la cultura de la muerte y del relativismo: aborto, eugenesia de la reproducción asistida, eutanasia de niños y enfermos, divorcio, ideología de género, homosexualismo (y no evitará los casos de pederastia, porque sociológicamente también se da entre casados).

    b) el cura progre casado puede pedir el sacerdocio femenino para colocar a su mujer.

    6. EDUCACIÓN DE LOS HIJOS.

    a) entre los católicos y ortodoxos orientales, la educación de los hijos tiene un régimen especial y específico, donde interviene la educación en casa, donde existe la ayuda mutua, donde los hijos de las diferentes familias sacerdotales forman una comunidad de acogimiento en los monasterios religiosos.

    b) está el problema del divorcio, separación y adulterio de curas casados o de sus mujeres, el uso de anticonceptivos, y los problemas familiares causados por los hijos derivados de la falta de instituciones de acogida y experiencia bimilenaria como tienen en el Oriente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sacerdote célibe es imagen de Cristo, así es. Y no sólo es un don para la Iglesia el celibato sacerdotal sino también para cada sacerdote.

      Eliminar
    2. "Bravísimo" per aquest comentarista. Ni al més acèrrim defensor del celibat sacerdotal potser se li hagués ocorregut mai aquesta argument en contra:

      "el cura progre casado puede pedir el sacerdocio femenino para colocar a su mujer."

      Com hagués dit l'inigualable Ramón María del Valle Inclán a "Luces de Bohemia": "Cráneo privilegiado", i embolica que fa fort que si ja és difícil el debat sobre el celibat sacerdotal a sobre hi afegim per embolicar-ho una mica més el tema molt més problemàtic de l'ordenació sacerdotal de les dones.

      Eliminar
    3. "el cura progre casado puede pedir el sacerdocio femenino para colocar a su mujer."

      Jordi Morrós, un Rioja con unas pochas con chorizo como don Camilo a que los curas rectores progres y casaos, sólo "pa tocá la narise", van y piden el sacerdocio femenino... para tener a sus mujeres de vicarias... y a cobrá y tóo en casita.

      Eliminar
    4. Jordi Morrós, se apuntada a un bombardeo con tal de dinamitar la ortodoxia católica, es el típico catalanista progre al que solo le importa poner la Iglesia al servicio del separatismo.

      Eliminar
  4. El problema de las zonas rurales se ha de solucionar en algunas comarcas fletando autobuses o furgonetas que lleven a los feligreses de un pueblo a otro vecino, en donde se celebre la misa. No hay otra manera de hacerlo, pero nadie quiere dar su brazo a torcer. Quieren tener la misa al lado mismo de casa o entienden que este desplazamiento es un dispendio.

    Consideremos que si en la antigüedad hicieron los fieles un esfuerzo para edificar la iglesia del pueblo porque era lo necesario, este mismo esfuerzo se requiere hoy en día para estos autocares. Los sacerdotes pueden decir un máximo de cuatro misas diarias, teniendo que ser autorizada una quinta por el Ordinario de la diócesis. (Así lo establece del derecho canónico) pero en zonas rurales se está exigiendo que digan seis diarias.

    Esto es agotador, sobre todo si se tiene en cuenta el continuo desplazamiento de un lado a otro con el coche. Pero encima se encuentra el oficiante con que en cada parroquia de estos pueblecitos hay cuatro personas. Debieran reunirse en uno solo y oír misa todos juntos.

    En cuanto a lo de casarse, no recomiendo a los curas que se busquen aún más problemas, créanme.

    ResponderEliminar
  5. Un progama de renovación profunda desde el fondo del corazón para la Tarraconense29 de mayo de 2014, 1:12

    La Tarraconense, con el Cardenal, el Primado y los ocho obispos restantes, deberían de hacer esto que ordenó Benedicto XVI a Irlanda con ocasión de los escándalos de abusos, aquí en Cataluña aplicado no a una circunstancia tan grave, sino a la renovación espiritual de la catolicidad. A ver si en Roma se enteran ¡YA! de algo de por aquí, que ya hay como mínimo tres diócesis catalanas con obispos y sacerdotes a punto de desaparecer en muy pocos años. Menos palabreo y más hechuras.

    Así habló Benedicto XVI a la Iglesia irlandesa, transportada a la Tarraconense:

    14. Quiero proponeros, además, algunas medidas concretas para afrontar la situación.

    --- MISERICORDIA DE DIOS Y EFUSIÓN DEL ESPÍRITU SANTO. ...que la Cuaresma de este año se considerara tiempo de oración para una efusión de la misericordia de Dios y de los dones de santidad y fortaleza del Espíritu Santo sobre la Iglesia en vuestro país.

    --- PENITENCIAS, AYUNOS, ORACIONES, LECTURAS, OBRAS. Ahora os invito a todos a ofrecer durante un año, desde ahora hasta la Pascua de [2015], las penitencias de los viernes para este fin. Os pido que ofrezcáis vuestro ayuno, vuestras oraciones, vuestra lectura de la Sagrada Escritura y vuestras obras de misericordia para obtener la gracia de la CURACIÓN y la RENOVACIÓN de la Iglesia [de la Tarraconense].

    --- CONFESIÓN. Os animo a redescubrir el sacramento de la Reconciliación y a aprovechar con más frecuencia el poder transformador de su gracia.

    --- ADORACIÓN EUCARÍSTICA. Hay que prestar también especial atención a la adoración eucarística, y en cada diócesis debe haber iglesias o capillas específicamente dedicadas a este fin.

    Pido a las parroquias, seminarios, casas religiosas y monasterios que organicen tiempos de adoración eucarística, para que todos tengan la oportunidad de participar. Con la oración ferviente ante la presencia real del Señor, podéis llevar a cabo la REPARACIÓN por los pecados de abusos que han causado tanto daño y, al mismo tiempo, implorar la gracia de una FUERZA renovada y un sentido más profundo de MISIÓN por parte de todos los obispos, sacerdotes, religiosos y fieles.

    --- PROGRAMA DE RENACIMIENTO. Estoy seguro de que este programa llevará a un renacimiento de la Iglesia en [la Tarraconense] en la plenitud de la verdad misma de Dios, porque es la verdad la que nos hace libres (cf. Jn 8, 32).

    --- VISITA APOSTÓLICA. Además, después de haber orado y consultado sobre esta cuestión, tengo la intención de convocar una visita apostólica en algunas diócesis de [la Tarraconense], así como en seminarios y congregaciones religiosas. La visita tiene por finalidad ayudar a la Iglesia local en su camino de RENOVACIÓN y se hará en cooperación con las oficinas competentes de la Curia romana y de la Conferencia episcopal [tarraconense]. Los detalles se anunciarán a su debido tiempo.

    --- MISIÓN EN LA TARRACONENSE. También propongo que se convoque una Misión a nivel nacional para todos los obispos, sacerdotes y religiosos. Espero que gracias a la competencia de predicadores expertos y organizadores de retiros de [la Tarraconense] y de otros lugares, y examinando nuevamente los documentos conciliares, los ritos litúrgicos de la ordenación y la profesión, y las recientes enseñanzas pontificias, lleguéis a un aprecio más profundo de vuestras vocaciones respectivas, a fin de REDESCUBRIR las raíces de vuestra fe en Jesucristo y de beber en abundancia en las fuentes de agua viva que os ofrece a través de su Iglesia.

    --- SAN JUAN MARÍA VIANNEY Y EL BEATO SACERDOTE PERE TARRÉS. En este Año dedicado a los sacerdotes, os propongo de forma especial la figura de san Juan María Vianney.

    http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/letters/2010/documents/hf_ben-xvi_let_20100319_church-ireland_sp.html

    ResponderEliminar
  6. Aunque no sea dogma el celibato tampoco quiere decir banalizar el asunto. Por algo el Espritu Santo ha mantenido esa praxis en la Iglesia (incluso en tiempos mucho mas dificiles). El sesudo principio NO HAY QUE MULTIPLICAR LOS ENTES SIN NECESIDAD (en su versión celibataria NO HAY QUE CREAR MAS PROBLEMAS DE LOS QUE HAY) es lo mas de acuerdo con el sentido común y la sana racionalidad.

    ResponderEliminar
  7. A ver, Germinans, aquí la noticia sería que Francisco con su comentario sobre el celibato abre el melón de su discusión .El obispo de Lérida como tantos otros pelotas que surgirán ahora solo actúan de comparsas. Pero el director y azuzador de todo esto es Francisco con toda su Compañía detrás. ¿Y alguien piensa que estas palabras de Francisco no son premeditadas? La noticia gorda es, pues, ésta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¿Y alguien piensa que estas palabras de Francisco no son premeditadas? La noticia gorda es, pues, ésta."

      Coincido contigo. Francisco tiene una propensión a hablar tal como le sale, a la completa diferencia de Benedicto XVI, que cumplía con el refrán de su tierra que dice "antes de hablar, te lo piensas dos veces y luego te lo dices a tí mismo".

      Podemos decir que Francisco es, como todo buen argentino, un buen bocas, que habla tal como sale del corazón. Luego, cuando el incendio se inicia a la velocidad de internet, sale el cuerpo de bomberos habitual para desfacer el desaguisado.

      Eliminar
    2. Francisco hablo de que el celibato sacerdotal es un regalo.

      Me parece que la expresión es confusa. El intento de traducir conceptos teológicos al lenguaje común puede traer equívocos.

      Al trasladar "don" a "regalo" (el celibato es un don, el celibato es un regalo), se da a entender que es un "regalo" el estar soltero y el abstenerse de tener relaciones de por vida ("ni tener ni tocar mujer"), entonces tampoco hace comprensible qué tipo de "regalo" es éste, el de privarse de compañía legítima, máxime cuando el concepto de "regalo" como dar algo sin pedir nada a cambio.

      Con el inconveniente añadido de que si el celibato sacerdotal es un "regalo", entonces ¿por qué se habla de anular su obligatoriedad, si es precisamente un regalo?

      El concepto de don, en cambio, ofrece una mejor comprensión del sacrificio que representa para el sacerdote y religioso: Dios regala la fuerza para sobrellevar este esfuerzo.

      El problema de la expresividad de Francisco es que no soluciona de una vez por todas este absurdo debate del sacerdocio o célibe o casado.

      Y aunque el sacerdocio célibe obligatorio no es dogma de fe, como tampoco la parroquia, ni la Curia, ni las imágenes ni la música sacra, pero existe un consejo evangélico dado por el mismo Jesús, Dios y Hombre, que promete dar familias (y persecuciones) a quien renuncia a la familia por amor al Reino de Dios (y lo mismo para quien se hace eunuco por amor al Reino), entonces esto es Palabra de Dios y a la vez tradición consolidada de la Iglesia.

      Además, en todo esto del debate celibato sí o no, hay una trampa: en Oriente, hay un momento para que el sacerdote tome una decisión irreversible: o casado o célibe. Y si se escoge "soltero", no hay vuelta atrás.

      Finalmente, debería de cerrarse definitivamente este debate, que lo único que hace es crear confusión para las posibles vocaciones sacerdotales, e ir enredando y enredando y enredando con vanas ilusiones y esperanzas...

      Eliminar
    3. La llamada al sacerdocio es un don al igual que la llamada al matrimonio.

      Por medio de ambos sacramentos, Dios da la Gracia para perseverar en ambos estados. Es decir para sobrellevar ambos estados en los que en ambos casos han sido llamados. Se parte de una llamada. Y esa llamada será confirmada en ambos procesos de discernimiento.

      Eliminar
  8. Hace un par de años me comentaron que, por rivalidades o amor propio, en una aldea del Pirineo, no querían ser transportados, gratis total, a la capital de comarca para participar en las celebraciones de precepto.

    Como apuntaba el Anónimo (29 de mayo de 2014, 0:16) quizás la solución sea que los Obispados inviertan en las empresas de transporte público por carretera y los días festivos, cuando muchos de los autobuses quedan aparcados, se utilicen para transportar los fieles a las capitales o sedes episcopales, lo que sea más práctico. Así, el coste de los festivos se podría amortizar en parte con los beneficios y subvenciones del uso diario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No van a haber ninguna clase de transporte público, a lo más, privado.

      Lo que van a traer a las parroquias sin curas serán agentes de pastoral o ministros laicos ordenados, para hacer celebraciones de la Palabra.

      Y no más.

      Eliminar
  9. Conozco a dos excelentes sacerdotes jóvenes en Barcelona que han dejado el ministerio para casarse. Estoy seguro que serían igual de buenos sacerdotes si se les permitiera ejercer una vez casados. ¿O es que el matrimonio impide la santidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El plan amoroso de Dios sobre el hombre se realiza en la Encarnación y sobre todo en la Redención en la Cruz, que será la fuente de la Gracia, tanto para la realización de la vida matrimonial como para toda entrega en el amor del celibato, sea el del sacerdote, religioso o laico.

      El amor matrimonial se da bajo una entrega mediada por el amor total a otra persona mientras que el amor del célibe se hace con una entrega directa y total de donación a Dios

      Tomado de la Teología del Cuerpo de San Juan Pablo II

      Eliminar
    2. Este artículo le ayudará a comprender lo que significa la llamada al sacerdocio católico.

      http://es.catholic.net/jovenes/149/2960/articulo.php?id=1793

      Eliminar
  10. En las Iglesias ortodoxas, los sacerdotes casados nunca serán obispos.Los obispos son siempre monjes.Las familias de sacerdotes ortodoxos suelen tener hijos, recuerdo un caso en Kaliningrado de cinco hijos, todods ellos muy educados y vivían de lo que daba la parroquia y alguna ayuda que recibía.Las esposas trabajan como sacritanas en las parroquias.Al igual que en la Iglesia Católica de rito oriental, el matrimonio es antes de ser ordenado. Sin embargo, al igual que en la Iglesia Católica, son más problemáticos los casados que los célibes, tiene una serie de preocupaciones muy humanas y de justicia de cuidar de su esposa y prole, aunque todos viven en un ambiente muy religioso, frente a nuestro ambiente secularizado.El celibato es por Dios es un gran don, y el mantenimeinto de esa situación es un esfuerzo en el que los laicos podemos ayudar.La convivencia con una mujer no es sexo es un ambiente de complicidad y apoyo interior que el sacerdote no tiene como persona, por lo que la ayuda de amigos de atenciones personales es un apoyo , y siempre el de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se deben actualizar los conceptos, sobre el matrimonio y el sacerdocio, leyendo a San Juan Pablo II el Papa de la Familia y del amor humano.

      Y cierto, el sacerdote igual que los laicos solteros y religiosos, pueden tener ese ambiente de apoyo psicológico, espiritual, humano etc, en la amistad bien entendida tanto masculina como femenina.

      Eliminar