domingo, 4 de agosto de 2013

El Papa de los gays

Claro que recuerdan el episodio de Jesús con la adúltera: ¿Nadie te ha condenado? Pues tampoco yo te condeno. Vete y no peques más”. Tanto los escribas y fariseos como los discípulos de Jesús y la adúltera entendieron perfectamente que Jesús con esa actitud y con esas palabras no estaba cohonestando el adulterio ni dándole carta de moralidad. Lo que hizo fue perdonar un pecado concreto. Nadie, absolutamente nadie, ni entendió ni pudo entender que le diese barra libre al adulterio.

En cambio, de lo que dijo el Papa sobre la homosexualidad en el avión de vuelta a Roma, es imposible llegar a igual conclusión: más aún, la que están sacando y seguirán sacando todos los medios, tan perneados por el lobby gay, es exactamente la contraria: “homosexual, aunque el catecismo católico condene no tu inclinación sino tus actos, cosa que no tenemos por qué andar recordándotela, yo no los condeno: vete y sigue pecando, que yo seguiré sin enterarme”.

Porque resulta que en el discurso del Papa hay sólo dos cosas: la tendencia y el lobby. Por supuesto que ni el catecismo ni el Papa condenan la tendencia. Pero el lobby es otra cosa: “debe distinguir entre el hecho de ser gay del hecho de hacer lobby, porque ningún lobby es bueno. Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad (es gay, busca al Señor y tiene buena voluntad), ¿quién soy yo para criticarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy bella esto. Dice que no se deben marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad. El problema no es tener esta tendencia. Debemos ser hermanos. El problema es hacer un lobby. De esta tendencia, o lobby de los avaros, de los políticos, de los masones…Le agradezco tanto que me haya hecho esta pregunta… Gracias a todos. 

Quien con toda seguridad agradece muchísimo más esta pregunta, es el lobby gay, del que “todavía no me he encontrado con ninguno que me dé el carné de identidad en el Vaticano donde lo diga”. Existir no existirá, eppur si muove: si más no, para conseguir que los expedientes de sus miembros y adictos sean inmaculados. El Señor perdona, claro que sí, pero la maquinaria administrativa y judicial de la Iglesia, igual que la del Estado, ha de contar al menos con la pena de inhabilitación, absolutamente necesaria para que no parezca que la Iglesia es connivente con esos pecados, y peor aún, que en según que cuestiones y con según qué personas, funciona con la mecánica de los lobbys.

La respuesta del Papa a la pregunta de la periodista sobre monseñor Ricca (cuya historia ha dado la vuelta al mundo, como asegura la interpelante) tiene toda la apariencia de una huida hacia delante, ante el error -y el horror- de su último nombramiento. El Papa se enroca en él, explicando que el escandalazo de la vida licenciosa de ese monseñor que ostentaba una altísima representación de la Iglesia, es cosa pasada, que el Señor ha perdonado; y que el expediente de Ricca es inmaculado. El Papa, uno más que se entera por la prensa; pero lo que vale es lo que dice el expediente.

Y para salvar ese nombramiento, en vez de admitir que se ha equivocado y que ha sido víctima de su ingenuidad y de su buenismo, va y se mete en ese jardín de la “tendencia gay” casta e inmaculada, que no es precisamente lo que promociona el lobby gay: que no sólo reivindica el derecho a satisfacer esa tendencia, sino que exige y consigue que sea santificada incluso con el sagrado nombre de matrimonio. Pero eso lo obvia Su Santidad situándose fuera de la realidad: para lo cual se refugia en la realidad virtual y virtuosa que tan bellamente pregona el catecismo. Monseñor Ricca es un eclesiástico normal y corriente, con un pasado normal y corriente, que según la vox pópuli (pero no parece que según confesión pública y fehaciente) es de “tendencia” homosexual. Sólo “tendencia”. Y si algún desliz tuvo en el pasado y Dios se lo ha perdonado ya, porque no hizo mal a nadie con su conducta ni cometió ningún crimen, ¿cómo no se lo va a perdonar el Papa? “Nosotros no tenemos derecho a no olvidar. Lo importante es hacer una teología del pecado.

La conclusión es muy simple: ¿Qué hay del nombramiento de Monseñor Ricca como Prelado del Instituto para las Obras de Religión (IOR)? Pues que está muy bien, que el Papa Francisco se mantiene en sus trece, y que el hecho de que sea de “tendencia homosexual” y de que hayan dado la vuelta al mundo los escándalos que ofreció este monseñor por dar rienda suelta a su tendencia, son cosa del pasado y nada tienen que ver con el acierto de su nombramiento. Porque la Iglesia no condena la “tendencia” homosexual.

¿Y es seguro que el omnipotente lobby gay ha entendido que al asumir el Santo Padre tan bondadosamente ese historial, está defendiendo únicamente la “tendencia”, sin su traslación a la conducta? No se preocupen, correrán ríos de tinta, para desembocar todos en el mismo mar de la homosexualidad a secas (no como tendencia, sino como forma de vida). Y todos también con la misma característica: éste es un Papa reformador, amigo de los gays y de su forma de vida, que no ha dicho más porque no ha podido destaparse del todo; pero sus intenciones se le transparentan, pues apenas las cubre con una gasa sutilísima.

El mundo gay y el lobby gay están de buen año. Tienen un Papa que les comprende, les apoya y les defiende hasta donde se lo permite lo “políticamente correcto” en parámetro católico (ahí están vigilando los carcas para que no se pase; pero ni con ésas).

Es que en la misma entrevista hace una observación muy atinada: “Hay santos en la curia. Aunque también hay alguno que no es tan santo. Y esos son los que hacen más ruido (a ese ruido vulgarmente se le llama escándalo). Ya sabéis que hace más ruido un árbol que cae, que un bosque que crece. Y me duelen esas cosas. Hay algunos que dan escándalo. Tenemos este monseñor en prisión, y no ha ido a la cárcel porque se pareciera precisamente a la beata Imelda…No era un santo. Son escándalos y hacen daño. Pone uno juntos a los dos monseñores, y por tal como defiende el Papa a Ricca, cualquiera diría que éste si que se parece a la beata Imelda…

El Papa y Monseñor Ricca
Pero aún hay algo más, que finalmente caracteriza el núcleo duro de la entrevista: a la pregunta de por qué no ha hablado sobre el aborto y sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, que son temas muy candentes en la sociedad brasileña, el Papa replica: “La Iglesia se ha expresado ya perfectamente sobre eso, no era necesario volver sobre eso, como tampoco sobre la estafa, la mentira u otras cosas sobre las cuales la Iglesia tiene una doctrina clara. No era necesario hablar de eso, sino de las cosas positivas que abren camino a los chicos. Además los jóvenes saben perfectamente cuál es la postura de la Iglesia”. Y ante la insistencia del periodista: “¿Pero cuál es su postura?” El Papa responde: “La de la Iglesia, soy hijo de la Iglesia”.

Es realmente preocupante que el Papa compare el aborto y la dinamitación de la familia mediante la introducción en ella de fórmulas diseñadas para demoler el modelo cristiano de familia, con la estafa o la mentira. Como si se tratase de categorías equiparables. Y que insista en que de eso no hacía falta hablar porque lo importante (el auténtico sello de su pontificado) es hablar de cosas positivas. Y como los chicos ya saben cuál es la postura de la Iglesia… ¿Es que les ha hablado de algo respecto a lo cual desconociesen la postura de la Iglesia?

Y en el contexto de esta misma entrevista, más de uno entenderá que entre las cosas positivas que ha tratado, hay que colocar el elogio velado de la homosexualidad, del que no sólo no ha huido, sino que además ha expresado su gratitud porque se le hiciese la pregunta al respecto. ¿Hubiese agradecido con igual efusión una pregunta que le obligase a hablar abiertamente del aborto?

Andaremos y veremos. Y rezaremos por el Papa, como él mismo pide con insistencia. Porque sabe que no las acierta todas, sobre todo cuando habla sin papeles. 

Virtelius Temerarius

75 comentarios:

  1. Reflexioné hace unos días acerca de estas cosas que está teniendo el pontificado de Francisco en su inicio en

    http://cmcort.wordpress.com/2013/07/31/un-preocupante-comienzo-de-pontificado/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la dirección que no conocia y es impagable...
      Gracias de nuevo.

      Eliminar
  2. Desafortunadísimo este artículo, que parece salido de la pluma de un lefebvrista-sedevacantista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que si no echas incienso, estás fuera de la comunión católica. Lo que piensa Virtelius lo pensamos muchos.

      Eliminar
    2. Pues me caen bien los lefeb etc...

      Eliminar
  3. Entrevista a Armando Puente, autor de «Papa Francisco»

    “Es un firme opositor del ´matrimonio´ gay pero permitió que una pareja de homosexuales volviese a impartir catequesis tras reunirse con ellos y comprobar que su fe era sincera”.

    http://religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=28442

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, sí señor!

      Eliminar

    2. ¿Que hay de la coherencia entre fe y vida exigible a los catequistas?

      Eliminar
    3. Pues a mí me resulta inquietante. Seguramente, y hago una conjetura, toda esa mano izquierda y tolerancia que le sale con unos, se vuelve rigor para con otros: siendo estos los tradicionalistas, los "pietistas", los buenos hijos.

      Conozco bien la mentalidad jesuita actual y me asusta. Tal vez vengan tiempos de tribulación...No lo sé. Francisco me desconcierta. Sus modos me gustan y me disgustan a la vez, dice cosas muy sensatas y directas (más de lo acostumbrado en los pontífices) como sus advertencias sobre el demonio...

      Y esto de la tolerancia con la homosexualidad no es un tema menor. La Iglesia necesita implicarse más, mucho más, con los fieles, sobretodo hombres, que sufren esta pasión. Necesita implicarse fomentando entre sus médicos y psicólogos la investigación sobre este tema, ofreciendo a los que lo padecen esperanza y una alternativa a la visión dominante impuesta por el famosos "lobby" gay. Esto lo hace muy bien el obispo de Alcalá, aunque no hace falta ser tan llamativo como él.

      Saludos

      Eliminar
  4. Es decir, el Papa se ajusta perfectamente a la doctrina católica pero no te gusta como la expone. Y si tu fueras Papa macharías más sobre otros temas.
    Como dicen por ahí, si no te gusta "posat-hi fulles"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo del aborto es muy desagradable... Hasta nosotros estamos pringados en nuestros hospitales. Mejor pasar página y pensar que todo el monte es orégano y, al final, hagas lo que hagas, ¡todos al cielo! Y cuando digo todos es ¡todos! sin excepción, hombre.

      Eliminar
  5. Bueno, pues nuestro redactor de hoy firma con absoluta coherencia: Virtelius Temerarius. Eso es lo que me parece. Un temerario por juzgar tan a vista de pájaro un tema que sí que es fácil para cualquier maniqueísta al uso: marica malo, hetero bueno. A tirar piedras, que así tapo mi pecado. Cree alguien que el actual sucesor de Pedro es un imberbe ingenuo buenista en manos de lobbys gais? Ojalá en vez de condenar con tanta facilidad algunos - lo que Jesús no hizo - se dedicaran a propagar el Reino. No del almidonadismo, precisamente. Por cierto, (será que ando enfermo del psiquis) dos tipos besándose por la calle me dan arcadas y ganas de vomitar. Pero soy incapaz de tirarles piedra alguna. Como máximo, intentar explicarle a mi hijo qué pienso yo qué es natural y qué es contrario a lo natural. Y aún así, nunca ponerme en superioridad moral ante nadie. Sólo Dios es bueno, no?
    Anscarius Barchinonensis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cristianos no predicamos nuestra moral, predicamos la moral revelada por Dios en la Biblia e interpretada correctamente por el Magisterio de la Iglesia.
      Si creemos de verdad que el Magisterio católico es la verdadera moral, no dudaríamos a presentarla como tal, no una más del buffete de morales posibles.
      Proponer no imponer es necesario, pero si no estamos seguros de que tenemos la verdad revelada de Dios, nuestra palabra no tendrá fuerza alguna.

      Eliminar
    2. Los cristianos, querido Fred, predicamos que Dios se hizo hombre y murio en laCruz para resucitar al tercer dia. Si los que nos han dado la murga con sus problemas existenciales traduciendolos en codigos morales a partir de la interpretacion de la Verdad Revelada no se identifican con los ciegos guias de ciegos que tan bien quedan en los cuatro evangelios, ya que es cuestion de inteligencia emocional. Es decir, nula. Tendriais quebuscar sitio en Teheran para largar este tipo de mitines, alli todavia se compran. Es que cualquier testigo de Jehova, adventista del septimo dia, pesntecostal plasta, fanatico chii o sunita vacon la misma argumentacion por la vida. Tengo la verdad y los demas sois idiotas. Fred,,cualquier dia te mando gays a tu parroquia para que les adoctrines en su futuro matrimonio.

      Eliminar
    3. Si los católicos fuéramos como los fanáticos de Teheran, antioccidentales y anticristianos, tus amigos progres nos aplaudirían, por cierto, que no me impongas tu moralina progre. Tengo tanto derecho como tú a pensar lo que me dé la gana sobre los actos homosexuales. Si pienso que son actos desordenados, a ti, querido progre anónimo, no te incumbe. Ni tienes derecho a perseguirme por ello, porque tus amigos del lobby gay, disfrutan tratando de empapelar a todo disidente. Ah, y menos dar clases de cristianismo, que desde el siglo primero está todo muy claro. Si no te gusta, en vez de falsificar el cristianismo con tus inventos pro gays, inventate otra religión

      Eliminar
    4. Como suponía, un fanático religioso lo es aquí en occidente como en oriente en el siglo I, V o XXI. Lo que se desprende de tu comentario cuadra con la definición: representas tú "a los católicos"? o sólo una porción -por supuesto minoritaria- Lo digo porque a menos que puedas echarme de la Iglesia (pareciera que tienes potestad para ello) yo lo soy y no me dedico a falsificar ningún cristianismo- En todo caso, poner en práctica el don de la fe y como tal, recibido gratuito. A tí te dejo el dudoso honor de apropiártelo para, a convenciencia, proyectarlo socialmente como estimes. Si crees que dese el primer siglo está todo muy claro no tengo nada que añadir, ya lo has dicho todo. La ignorancia es muy atrevida. Ese es el argumento de un "coranizador" que me intentó convencer en las calles de Jesrusalén, que como el Corán está escrito de la mano de Mahoma dictado literalmente por Alá y no se ha variado una coma, no hay nada que discutir. Exactamente lo que pasa contigo. Así que no me tomo la molestia de rebatir las estupideces de moralina progre, mis amigos del lobby gay, persecuciones que ejerzo contra tí etc porque entran dentro del apartado de la psiquiatría donde mis conocimientos son más bien escasos. No gasto argumentos ante tal clase de pretendidos exhabruptos de patio de colegio. Y para finalizar la respuesta, la religión que profeso se basa en dos grandes mandamientos que dan cobertura al resto de la Ley. Si tu interpretación es que invento religión a mi medida, pues nada, queda con Dios. Es que no hay como tener la Verdad invariable en formas desde el siglo I, verdad?

      Eliminar
    5. Aquí se está hablando del tema de la homosexualidad, y en esto la Escritura dice lo que dice, no lo que algunos quisieran que dijera. La exigencia evangélica es muy clara. “¿No sabéis acaso que los injustos no poseerán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni impuros, ni idólatras, ni adúlteros, ni afeminados, ni homosexuales, ni ladrones, ni avaros, ni borrachos, ni ultrajadores, ni explotadores heredarán el Reino de Dios”. Primera epístola de San Pablo a los Corintios 6,9-11.

      El Catecismo de la Iglesia Católica dice que los homosexuales deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza, pero la inclinación homosexual es objetivamente desordenada (2358), y las personas homosexuales están llamadas a la castidad (2359).

      En este tema debido a la influencia del mundo y lo políticamente correcto, algunos católicos se han construido un concepto de falsa caridad, que implica que hay que dejar al pecador en su pecado, en lugar de ayudarle a enfrentarse al mal y a buscar el perdón divino y la salvación, lo contrario es desentenderse de su salvación. NS Jesús al acoger y perdonar al pecador siempre instó a no pecar más.

      Saludos fraternales.
      Andrés

      Eliminar
  6. La foto que ha dado la vuelta al mundo: http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/vaticancityandholysee/10191600/Popes-eyes-and-ears-in-Vatican-bank-had-string-of-homosexual-affairs.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La moderación de vuestro blog es provervial. La foto del Papa con mons. Ricca vista de cerca transmite muy malas vibraciones. Francisco parece obnubilado ante el camelador Ricca, que llega hasta acariciarle la carita. La apariencia es feísima. Luego el coreógrafo del flash mob episcopal resulta que posa en revistas gay:http://himmeltur.blogspot.com.es/2013/07/coreografo-de-la-jmj-posa-en-revistas.html
      La nueva inspectora del IOR, una gachí que escribe en un blog de chismes inmorales: http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350565?sp=y Demasiadas coincidencias...

      Eliminar
  7. Creo que el Papa tiene las ideas claras, pero no sabe desenvolverse en ruedas de prensa. Si uno no tiene experiencia en ruedas de prensa, es muy fácil que sus palabras den pié a malas interpretaciones, y manipulaciones.
    Creo recordar que BXVI alguna vez también se quejó, en sus inicios de pontificado, de que sus palabras eran sacadas de contexto, y manipuladas según intereses diversos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Fred. Lo que ha dicho es lo que ha dicho. El Catecismo no lo leerá nadie, pero todos se quedarán con lo que ha dicho él: ¿Quien soy yo...? El Papa, eres el Papa.

      Eliminar
    2. Pues nada, si el argentino es un pelagatos delante de cualquier periodista, nuestro amigo fred le enseñara lo que deba saber para desenvolverse como Dios manda, no? Menos mal que tenemos estosmaestrillos de ir por casa para, en caso de caos y desmadre, acudir para salvarnos.. Fred, solo tiemblo de pensar que alguien asi puede atreverse a dar prepatorios para casarse. Me dan ganas de enviarte parejas gay para quelos eduques en la fe.

      Eliminar
    3. En el Evangelio no hay ni una gota de sexofobia. Nadie puede ignorar que en todas las religiones el estamento sacerdotal está integrado desde siempre por un porcentaje muy numeroso de gays. Las últimas directrices del Papa anterior prohibiendo explicitamente a los gays el acceso al sacerdocio fueron objetivamente muy desafortunadas.Nadie se había atrevido a ello antes. Este papa a pesar de no ser una enciclopedia tiene más sentido común. Creo sinceramente que la Iglesia en el terreno de la moral sexual tiene que volver simplemente al Decálogo y no imponer a los creyentes una visión de la sexualidad negativa,, enfermiza y puritana. Me da la impresión de que este papa no improvisa nada y de que tiene un programa muy clarito que cuando lo vaya mostrando levantara sarpullidos. A mí me sabría mal que descuidara o relajara la liturgia, pero que humanice y civilice la perspectiva eclesial sobre la sexualidad me parece bien.

      Eliminar
  8. Yo también encuentro desacertado este artículo. Más que nada, se ha enfocado muy mal. Es evidente que la prensa, a instancias del lobby gay va a interpretar lo que se dijo en la entrevista a su interés, pero lo acertado aquí es hacer una aclaración de lo que dijo y de lo que no dijo, de la consonancia con el Magisterio, si queréis.
    Pero es un desatino abrir nuevas interpretaciones a través del "¿Por qué no dijo"?.

    Aceptar el papado (Aunque sea en segunda instancia y tras haber pedido que no ye toque en la primera) supone aceptar que serás el punto de mira de los medios de comunicación, que andarán toda la vida buscando los tres pies al gato y siempre encontrarán la manera de soltar sandeces sobre cualquier declaración que hagas. ¿Por qué va a achantarse Su Santidad en una situación como esta? Y estoy seguro de que es más incorrecta esta entrada que las animaladas que suelten los periódicos rojos, con sus invenciones particulares sobre el significado de lo que dijo. porque sois fieles, no jueces de línea.

    ResponderEliminar
  9. Fred:

    Muy claras no creo que tenga las ideas cuando tacha indiscriminadamente a los tradicionalistas de pelagianos —que, además, es una calumnia— y se calla con los modernistas, que suelen serlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿cuando ha tachado los tradicionalistas de pelagianos?

      Eliminar
    2. Fred: En, al menos, dos ocasiones:

      1.- El jueves 27 de junio de 2013, durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta:

      http://www.osservatoreromano.va/portal/dt?JSPTabContainer.setSelected=JSPTabContainer%2FDetail&last=false=&path=/news/vaticano/2013/147q13-Messa-del-Papa-a-Santa-Marta-Cristiani-di-a.html&title=Cristianos%20de%20acción%20y%20de%20verdad&locale=es

      2.- El 6 de junio de 2013, durante la reunión de la CLAR:

      http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=29665


      Eliminar
  10. Virtelius Temerarius tiene razón: el Papa Francisco I no ha podido tener en cuenta el control de la recepción de su mensaje en el público en general en este doble tema del aborto y de la homosexualidad, y su error parece que proviene del hecho de haber hablado espontáneamente sin haber podido meditar previamente el alcance que le darían a sus palabras todos los que se hayaran fuera de él.

    Incluso Benedicto XVI, que elaboró su discurso de Ratisbona por escrito de forma anticipada y meditada (siendo además un discurso premiado por su excelente argumentación y elaboración), fue objeto de una manipulación intencionada de sus palabras:

    es.wikipedia.org/wiki/Controversia_del_papa_Benedicto_XVI_con_el_islam
    Por eso, destaco dos cuestiones del artículo de Virtelius:

    1. Es cierto que las palabras del Papa Francisco I han sido recibidas con esta interpretación:

    “Homosexual, aunque el catecismo católico condene no tu inclinación sino tus actos, cosa que no tenemos por qué andar recordándotela, yo no los condeno: vete y sigue pecando, que yo seguiré sin enterarme”.

    Quizás no es la intención del Papa, pero la recepción, no sólo en los medios sino en algunos fieles, ha sido o bien la antedicha, o bien ésta: "los derechos LGBT son válidos para la Iglesia", o bien “como prohibo que te juzguen (no te está permitido), entonces haces bien, sigue haciéndolo”. A gusto del grado de retorcimiento de la conciencia mal formada.

    Con lo cual puede servir de argumento para la tesis de Sor Forcades, que considera obsoletos y antievangélicos los puntos 2357 a 2359; y también servirán como punto de apoyo para la tesis el P. Soler, abad de Santa María de Montserrat, que justificó la ley del matrimonio homosexual con derecho de adopción según la laicidad y la separación de la Iglesia y el Estado. Incluso los curas pederastas podrán decir: “nadie nos puede juzgar”, tergiversando y desfigurando la realidad de las cosas.

    2. Pero lo que puede dar lugar a mayores equívocos de hermenéutica es esta afirmación:

    “La Iglesia se ha expresado ya perfectamente sobre eso, no era necesario volver sobre eso, como tampoco sobre la estafa, la mentira u otras cosas sobre las cuales la Iglesia tiene una doctrina clara. No era necesario hablar de eso, sino de las cosas positivas que abren camino a los chicos. Además los jóvenes saben perfectamente cuál es la postura de la Iglesia”. Y ante la insistencia del periodista: “¿Pero cuál es su postura?” El Papa responde: “La de la Iglesia, soy hijo de la Iglesia”.

    Esto, así dicho sin más, contradice lo que dijo el 2007 el Papa Benedicto XVI:

    “el catolicismo no es un cúmulo de prohibiciones, sino una opción positiva. Y es muy importante que esto se vea nuevamente, ya que hoy esta conciencia ha desaparecido casi completamente. [Las "prohibiciones"] quedan más claras si antes hemos explicado lo positivo”.

    Es decir, que primero hay que ser propositivo (explicar lo positivo), luego prohibicionista y sancionativo, explicar detalladamente lo que está prohibido y sancionado con la pena del infierno en caso de que sea un pecado grave cometido con consentimiento y conocimiento, y finalmente, dar los medios de santificación y conversión.

    De lo contrario, nos encontraríamos con el progre “PROHIBIDO HABLAR DE LO PROHIBIDO”, que es el mal que precisamente aqueja a todo el nacional-progresismo eclesial catalán (Vives, Sistach, Soler): hablar de generalidades, principios y valores; nunca descender a lo concreto, al detalle, al acontecimiento determinado, para no molestar a políticos y fieles (los 17 curas catalanes anónimos de “Els fills del Concili” de Joan Estruch, ocultan la Humanae Vitae de Pablo VI por “antievangélica”).

    Además, el progresismo ha recibido dichas palabras como la necesidad de abandonar los dogmas en la nueva evangelización. Erróneamente, se considera que el silencio en los temas bioéticos y de moral familiar son un imperativo en la nueva evangelización de las periferias existenciales: se queda liberado de hablar de los temas de moral (aborto, matrimonio).

    ResponderEliminar
  11. Por ejemplo: para un progre catalán, lo encantador es decir “Sí a la vida” y “Sí al matrimonio y la familia cristianos”, sin haber de hablar para nada sobre prohibir y sancionar los hechos concretos ni dar los medios de conversión y santificación (menos quebraderos de cabeza y menos molestias en el trabajo). Así, no hay que hablar en concreto del aborto, eutanasia, eugenesia, matrimonio homosexual, anticoncepción, diagnóstico prenatal y preimplantatorio, reproducción asistida, investigación con embriones.

    Negarse a hablar de lo prohibido y castigado con la pena del infierno es un pecado grave, dado que el clérigo, con su silencio, no evangeliza al no informar ni avisar de las consecuencias espirituales de los malos actos morales cometidos con ciertas condiciones.

    Esto es especialmente grave en los temas de bioética y ética familiar, terrenos que sufren de avances científicos importantes, los cuales necesitan ser recordados en su calificación moral de forma explícita y clara por los clérigos evangelizadores, sin dar nunca por presupuesto que los laicos lo saben todo: erradicación de fetos con la trisomía del par 21 (discapacitado), inseminación artificial, FIV o fecundación in vitro con transferencia embrionaria, FIV con ISCI, FIV con gametos donados, FIV con vientre de alquiler, FIV con selección de embriones, bebé-medicamento, congelación y vitrificación de embriones, células madre y células embrionales...

    Es un grave error de evangelización dar por presupuesto que todos los fieles conocen todo lo prohibido porque todo lo han leido, porque esto es falso en la práctica de la vida real. Y si esto fuera cierto (que los fieles conocen las prohibiciones), entonces sería absurdo montar las movidas de la JMJ, porque los jóvenes fieles conocerían también las proposiciones propositivas (“sí a la vida, sí a la familia como unión de hombre y mujer”), pues quien conoce la prohibición (“no matarás”), conoce su afirmación propositiva (“el feto y embrión sí tienen derecho a la vida porque son inocentes”). Y sería absurdo tener el Papa y los sacerdotes: sobran, pues todo lo sabemos y lo recordamos siempre.

    La correcta nueva evangelización en las periferias existenciales debe de tener la siguiente estructura:

    1. Debe incluir en primer lugar de forma obligatoria la bioética y la ética matrimonial y familiar, por conciencia ecológica natural del hombre: dar a conocer la naturaleza íntima del matrimonio (“ésta es carne de mi carne”, “lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”).

    2. La nueva evangelización, en mi opinión, debe de ser propositiva, prohibicionista y santificadora:

    a) propositiva, tanto de fe como de derecho natural (“respetarás la vida y el matrimonio entre hombre y mujer”, “respetarás la propiedad y pagarás los impuestos”)

    b) después prohibicionista y sancionadora (“pues si no, pecas gravemente al ser violada una materia grave, y si no te arrepientes, irás al infierno”)

    c) finalmente, santificadora, de conversión y arrepentimiento, de perseverancia en la fe y la moral (“para los hombres es imposible, pero para Dios no, porque te dará sacramentos, gracias, carismas, dones y ayudas divinas”).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los laicos que damos cursos de preparación al matrimonio, comprobamos que los conocimientos de bioética del 95% de las parejas, es casi nulo. Por tanto, me parece obligación grave de los curas hablar de estos temas.

      Eliminar
  12. Las palabras del Papa han sido, cuando menos, equívocas y un Papa no puede permitirse el lujo de ser equívoco, cuando sabe que todo el mundo está pendiente de lo que dice.

    ResponderEliminar
  13. Estos son las enseñanzas concretas de la Iglesia y del Papa Francisco I sobre el matrimonio homosexual (o cualquier otro contrario al plan de Dios):

    A. Catecismo (2357 – 2359):

    1. SAGRADA ESCRITURA: la homosexualidad es una depravación grave.

    2. TRADICIÓN:“los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”.

    3. MORAL NATURAL: los actos homosexuales:

    a) son contrarios a la ley natural
    b) son objetivamente desordenados
    b) cierran el acto sexual al don de la vida
    c) no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual
    d) no pueden recibir aprobación en ningún caso [ni en la ley civil]

    4. IGLESIA: los homosexuales:

    a) acogerlos con respeto, compasión y delicadeza
    b) evitar todo signo de discriminación injusta
    c) llamados a realizar la voluntad de Dios en su vida
    d) llamados a la castidad
    d) pueden unir al sacrificio de la cruz del Señor todas sus dificultades por su condición

    e) ASCESIS PARA LA PERFECCIÓN: pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana, mediante tanto las virtudes de dominio de sí mismo para educar la libertad interior; como del apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y de la gracia sacramental.

    B. Carta sobre los matrimonios homosexuales, por el cardenal arzobispo Bergoglio como Arzobispo de Buenos Aires a las Monjas Carmelitas (22 junio 2010):

    - MAL GRAVE: “[los matrimonios homosexuales hieren] gravemente a la familia”

    - GUERRA DE DIOS: “Recordémosle lo que Dios mismo dijo a su pueblo en un momento de mucha angustia: “esta guerra [matrimonios homosexuales] no es vuestra sino de Dios”

    - DESTRUCCIÓN DE LA FAMILIA: “la identidad, y la supervivencia de la familia: papa, mamá e hijos.”

    - DESTRUCCIÓN DEL PLAN DE DIOS: “no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios.”

    - DISCRIMINACIÓN: “la vida de tantos niños que serán discriminados de antemano privándolos de la maduración humana que Dios quiso se diera con un padre y una madre.”

    - RECHAZO A DIOS Y A LA NATURALEZA: “un rechazo frontal a la ley de Dios, grabada además en nuestros corazones.”

    - COOPERACIÓN CON EL DEMONIO: “la envida del Demonio, por la que entró el pecado en el mundo, que arteramente pretende destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra.”

    - ENGAÑO DEMONÍACO: “se trata de...una movida” del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios.”

    - LA POLÍTICA COMO INSTRUMENTO DEL MAL: “No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento).”

    - ESPÍRITU SANTO DEFENSOR: “Jesús nos dice que, para defendernos de este acusador mentiroso, nos enviará el Espíritu de Verdad.”

    - NACIÓN: “Hoy la Patria, ante esta situación, necesita de la asistencia especial del Espíritu Santo que ponga la luz de la Verdad en medio de las tinieblas del error; necesita de este Abogado que nos defienda del encantamiento de tantos sofismas con que se busca justificar este proyecto de ley, y que confunden y engañan incluso a personas de buena voluntad.”

    - LEY NATURAL Y DIVINA: “Que no lo hagan movidos por el error o por situaciones de coyuntura sino según lo que la ley natural y la ley de Dios les señala.”

    - IMPLICACIÓN DE CLÉRIGOS, LAICOS Y RELIGIOSOS: “Por esto recurro a Ustedes [monjas carmelitas] y les pido oración y sacrificio, las dos armas invencibles que confesaba tener Santa Teresita.”
    “Clamen al Señor para que envíe su Espíritu a los Senadores que han de dar su voto.”

    - COMUNIÓN DE LOS SANTOS: “Pidan por ellos, por sus familias; que el Señor los visite, los fortalezca y consuele. Pidan para que ellos hagan un gran bien a la Patria.”

    - SAGRADA FAMILIA: “Miremos a San José. A María, al Niño y pidamos con fervor que ellos defiendan a la familia argentina en este momento.”

    6865.blogcindario.com/2010/07/09139-carta-del-cardenal-bergoglio-a-las-monjas-carmelitas-junuo-2010.html

    ResponderEliminar
  14. Este Papa como el anterior tienen la cabeza muy bien amueblada.

    Lo que pasa que Benedicto XVI era un profesor de teología, además de muchos años de experiencia en la curia vaticana. Sabia sintetizar su pensamiento y la doctrina de la Iglesia muy bien.

    El Papa Francisco tiene una buena formación cristiana de base que recibio de los PP. Salesianos, después recibio una formación intelectual, teologica, y pastoral de los PP. Jesuitas. Pero además este Papa, tiene una gran experiencia pastoral de contacto con el pueblo, con la feligresia, con laicos y sacerdotes diocesanos y religiosos, y eso le da esa imagen natural de pastor de almas.

    El dice cual es la doctrina de la Iglesia en ese tema de la homosexualidad, pero también conoce o ha conocido a personas creyentes de verdad con su tentencia y/o orientación sexual, como el Buen Pastor, no condena.

    Por eso todos los que condenan con tanta facilidad deberian hacerselo mirar, y que pasa si tienen un hijo y/o un familiar al que quieren y aprecian de verdad, y un día les dice que es gay.

    Admiro a este Papa por su humildad, sencillez, austeridad, por su coherencia de vida, por sus mensajes claros, con palabras que entienden los sencillos y humildes de corazón,...

    Ojala la estructura eclesial (Vaticano incluido) no mate al mensajero que el E. Santo mostro a los Sres. Cardenales en el conclave.

    Viva el Papa Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, pero... ¿podemos estar absolutamente seguros de que fue el Espíritu Santo quién lo eligió? Por sus obras lo conoceremos.

      Eliminar
  15. Pienso que la historia de la Iglesia está en una situación delicada con Francisco I.

    La suma de deslices y de escándalos (oportunamente dosificados), junto con su deseo de cambiar la Curia y de "crear líos" en la Iglesia aunque "causen equivocaciones", más la falta de carisma (Juan Pablo II) e intelectualidad (Benedicto XVI), pueden situar muy pronto su pontificado en una situación de calculada petición por algunos de dimisión por decepción ante su incompetencia e incapacidad, a pesar de su popularidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sigue soñando, que ya te queda poca mili! Tú sí que andas deslizado y tus deseos de no cambiar nada porque ya te está bien lo que es de cajón momificado te hacen ver la falta de carisma en tus ingestiones de incienso desnaturalizado. La petición de dimisión de quién? a qué juegas? a PP o PSOE? qué te crees que es mi Iglesia? Un patio verbenero como el congreso de diputados o qué? Deja ya de llamar al Papa como a un monarca y reza tres avemarías de penitencia.

      Eliminar
    2. "crerar líos"!!! pero qué se habrá creído este tal Bergoglio!!! Cómo se atreve a pedir esto en la JMJ a los millones que le escucharon!! Vayan y hagan discípulos por todo el mundo!!! Qué escándalo!!! Rápido, Sanedrín, reúnete presto para condenar a este pobre argentino del segundo mundo, como lo han llamado por estos lares. Que no escape vivo!!! Será posible que no haya condenado a los gays, prostitutas, gente de izquierdas y progres asquerosos? Y encima señala a los cristianos de nariz estirada que son los que van a misa de toda la vida como sepulcros blanqueados! Esto es el acabóse! En qué estaría pensando el colegio cardenalicio cuando lo eligió sucesor de Pedro por mayoría? en el Evangelio de Jesús? Hasta dónde hemos llegado... No puedo más, me voy a rezar un rato al valle de los caídos a ver si el que tuvo el brazo incorrupto de Santa Teresa de Avila en su mesita de noche aunque estuvo a punto de ser exscomulgado por intenatr expulsar a un obispo satánico vasco pone remedio ante tantos desmanes que auguran la disolución y disolutilidad de la Santa Madre! Lefevbre, cuánta razón tenías! Esto se ha llenado de negros, simpatizantes de judíos, toleradores de la homosexualidad, monjas alférezes de cuatro barras... a mí la legión!
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
  16. Excelente artículo!

    ResponderEliminar
  17. Estamos comprobando que el papa Francisco o bien no está capacitado para ser pastor de la Iglesia universal o bien trata de ser políticamente correcto y pretende que toda la Iglesia lo sea con él. En cualquier caso, en cinco meses de pontificado ha conseguido una adhesión espectacular de los enemigos de la Iglesia Católica.

    Pero en la Iglesia ha sembrado el desconcierto, ha creado una sensación de caos y está produciendo una gran división. Y visto lo que hay, esto no ha hecho más que empezar ¿Qué podemos esperar de un papa que incita a hacer caso omiso de la Congregación para la Doctrina de la Fe? (http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=29665).

    Queridos hermanos si esto sigue así, este papa lleva directo a un gran cisma en la Iglesia. Tratemos cada uno de nosotros de permanecer fieles al Evangelio ayudados por la oración y la humildad, y recordad ante el aplauso de los enemigos de la Iglesia una verdad enunciada por Benedicto XVI: “La fe cristiana es motivo de escándalo para el mundo, y éste no puede ser suprimido si no se quiere anular el cristianismo” (Encuentro con los católicos comprometidos en la Iglesia y la sociedad, Friburgo, 25-09-2011).

    ResponderEliminar
  18. FIDEL: Agradezco el artículo tanto por su argumentación como porque contribuye a aclarar que una cosa es ser católico y otra papólatra. Y respecto a lo de RICCA es bastante indignante. Conozco el caso de un sacerdote de una diócesis del nordeste que lleva muchos meses apartado del ministerio por acusaciones -insisto:acusaciones aún no demostradas- mientras lo de RICCA es bastante más que eso. Y ya ve: al IOR.

    ResponderEliminar
  19. Faltaría más, perfecto artículo, no esperaba menos, haciendo citas biblicas, también hay esta, no juzguéis y no seréis juzgados, miraos cada uno como juzgáis y si veis que tenéis autoridad hacedlo,(El ojo avizor).

    ResponderEliminar
  20. Para mi el problema actual de la Iglesia es el lobby que se enmascara en un amor al Papa y en un odio a Bergoglio. Y son capaces de distinguir las dos personalidades. Es el lobby de los lefrebistas que dicen, mintiendo, que no lo son. Que aman al Papa. Todos los graves insultos que profirieron contra Bergoglio eran atacando a una forma de vivir la Iglesia, cerca de la gente. Ellos son los ortodoxos de verdad, los demás, aunque seamos conservadores (yo lo soy)somos progresistas.No estamos de acuerdo con la verdad, que no es Jesucristo, la verdad son ellos. Algún historiador tenía que escribirnos algo de la historia de estos superortodoxos que son los que más daño le estan haciendo a la Iglesia. Hay progresistas que le hacen daño, si, pero no son un lobby como ellos.

    No miran por el bien de la Iglesia, defienden un concepto de la Iglesia que no es el de Cristo. Repito, soy conservador, pero me siento muy lejos de la Iglesia de los que a sí mismos se consideran los buenos y difaman, insultan (aunque sea bajo promesas de amor) al mismo Papa.

    ResponderEliminar
  21. Felicito a Virtelius por este magnífico artículo, bien pensado, bien estructurado y bien expuesto. A Germinans le va a caer la intemerata, empezando por los católicos bien pensantes, tradicionales (que no tradicionalistas), conservadores, neocones, "buenistas" etc. Como ha dicho un comentarista: es lo que pensamos muchos, y yo me alegro que Virtelius lo haya puesto negro sobre blanco. Soy una laico que sigue con preocupación la deriva de l Iglesia. Me inquietó la renuncia de Benedicto XVI, me inquieta tener un papa emérito y un "obispo de Roma", me inquieta la actuación con los Franciscano de la Inmaculada, me horrorizan algunas de las cosas que he visto en la JMJ, y me echo a temblar cada vez que el papa Francisco abre la boca: "pepinillos en vinagre" "hay que armar lío", por no hablar de la expresión que usó para referirse a Benedicto XVI, cuando en la célebre entrevista del avión, le preguntan si no le importa tener a un papa tan cerca en el Vaticano y responde que no, que es como "tener al abuelo en casa", como si él estuviera en la primera juventud. Me pregunto ¿Un papa tiene que expresarse tan a la pata la llana? ¿Dónde está la gravedad del cargo? ¿No nos damos cuenta que estamos banalizando cosas muy serias? Ayer salí de misa con una pena inmensa. La primera lectura una divorciada y vuelta a casar civilmente, la segunda ídem de ídem. y que, por supuesto, se saltan la misa dominical siempre que tienen algo que hacer a su juicio mejor (ir a la playa, por ejemplo), las mujeres vestidas como para ir de verbena a la playa, en la fila de comulgar personas que no pueden hacerlo de ninguna manera y el párroco lo sabe pero tiene la teoría de que si buscan a Dios, aunque no sean buenos, ¿para que los va a juzgar él?, de la homilía mejor no hablar. Toda la celebración fue como una asamblea protestante, ni por asomo se veía lo sobrenatural, lo trascendente, ni una genuflexión, jamás nadie de rodillas. Deprimente.
    En general, da la impresión que vamos cuesta abajo y pronto estaremos en caída libre.

    Conclusión: como dicen los amigos de un blog que sigo con frecuencia
    «Hay que desterrar definitivamente la idea absurda y neocona de que los cónclaves son pacíficas reuniones de inocentes ancianitos en las que el Espíritu Santo se posa mansamente sobre ellos para indicarles quién debe ser el nuevo papa.
    Por el contrario, los cónclaves son reuniones borrascosas -algunos lo serán más, otros menos-, en los que se discute, se trama, se hace lobby, se firman pactos, se grita y hasta se aporrea.»

    Virtelius, tú aguanta el chaparrón que te caerá encima y no te amilanes¡A por ellos que son pocos y cobardes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De paso, a este "fan" de germinans que le publican el comentario y que dudo que vea este, le diré que a germinans no le puede caer la intemerata de católicos bienpensantes, ni buenistas ni fachas ni independentistas ni nada de nada. Es una divertida página (sergún un tal Vidal-Quadras) que ameniza la aburrida vida de la diócesis barcelonesa poniendo a parir a quien se le antoja bajo anonimato. Eso, aquí y en Malasia, es tirar piedra y esconder la mano. Y como me divierte exactamente igual que al vice-presidente del parlamento europeo el hecho de que aún quede alguien que no comulgue con la línea de pensamiento único y se ponga a tocar las narices de la manera que yo hacía de estudiante (pobre director Padre Gorena de los salesianos, que tuvo que aguantar este estilo de hacer en Sarriá por mi culpa y mi grandísima culpa) pues nada, soy seguidor de la web. El mejor es Custodio. A ver cuando puedo ir a su parroquia a deleitarme con sus homilías. Es que uno hecha en falta algo de Raza y Quijotes en esta Catalunya tan almibarada y cuatribarrada.
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
    2. Señor Anscarius, usted más que nadie sabe las normas de esta web para escribir comentarios, ya que le he llamado la atención en más de una ocasión, sabrá que una de las normas es no poner palabrotas o palabras malsonantes, aunque luego pida disculpas. Por esta vez le he corregido yo mismo el comentario, pero no lo vuelva a hacer.
      También le advertí en más de una ocasión que no aproveche sus comentarios para criticar a Germinans, limitese a opinar y valorar, especialmente en su obsesión con el Anonimato, que por cierto usted también practica.

      Eliminar
    3. Misericordia, Germinans, por tu inmensa compasión, borra mi culpa, lava del todo mi delito, limpia mi pecado, pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado. Contra tí (no sólo) pequé, cometí la maldad que aborreces. Y aún así asombrado de ver publicado el comentario, diré que mi anonimato es pura laceramiento a lo obvio: desde él puedo hacer y deshacer lo que se me antoje sin ningún temor a responsabilizarme por lo que diga o deje de decir. Ojalá llegue el día en que mis hermanos de esta web dejen de trastear anónimamente y puedan "salir del armario" sin temor (el único temor es al Señor) a consecuencias por sus actos.y escritos. Si son de Dios, no hay que temer a firmarlos con sello y rúbrica. Y ese día (si es que se lo han planteado) menda lerenda les invita a todos los responsables de esta web a gran ágape en buen restaurante. Espero que el núcleo no sobrepase la docena, lo digo por mi bolsillo...
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
    4. Me tomo personalmente al pie de la letra lo de la invitación. No sé lo que piensan los otros miembros de Germinans del tema, pero le puedo decir que a mi personalmente el día que ya no haya peligro de que el Señor Cardenal llame a mi jefe, el de mi trabajo remunerado, se entiende, para decir que soy un impresentable y que le insinúe que me eche a la calle, no tendré ningún problema en dejar mi anonimato.
      Porque esto, amigo Anscarius ha sucedido. Y lo peor de todo es que sucedió con alguien que no era de Germinans, simplemente circulaba el rumor de que lo era, y a punto estuvo de irse a la calle, siendo un honrado padre de familia, y conservó el puesto sólo después de jurar solemnemente que nada tenía que ver con Germinans.

      Eliminar
    5. Coñe! La he fastidiado! Porque soy un hombre de palabra y nunca me hecho atrás en ella (creo que es lo único que tengo, la palabra). Bueno, pues rezaré para que ese día esté cerca (el tiempo corre a su favor para la tal manduca) y a mi querido Pastor Martínez le sea requerida su sabiduría en otros lares. Ojo, no es mi deseo, me es relativamente indiferente quien gobierna esta diócesis, no veo que otro lo vaya a hacer peor o mejor. Como mucho, si ora bajo la Luz, tendrá más sintonía o no con quien representa, exactamente igual que cualquier cristiano, sea sacerdote, obispo o papa.
      Y una condición para el dia del ágape: Mn Custodio presidiendo la mesa!
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
    6. De paso, no hay que temer a los que nos persiguen, hay que orar por ellos. Sólo pueden acabar con la vida terrenal. No soy más que la mala hierba que seca se hecha al fuego? Temo, más bien, al que me encuentre después. Germinans, si vais en serio, ahora que el Cardenal plega, pensad que si tenéis algo que decir lo validará vuestra firma real.

      Eliminar
  22. Ni soy gay, ni soy teólogo, ni sé escribir tan bien como los que aquí lo hacen, pero veo en el Papa Francisco a un hombre elegido por Dios y fiel seguidor del Evangelio. A la gente del pueblo nos llega al corazón, a los demás "eruditos", no sé.

    ResponderEliminar
  23. Felicidades germinans por el comentario. Cada vez hay más perplejidad (comentada entre bambalinas) entre sacerdotes, incluso aquellos más alejados de posturas "tradicionalistas", mientras crece la adhesión entre los "disidentes" de anteriores pontificados. Por algo será. Lo de Ricca es penoso. Y el Papa Francisco no es tonto (que es lo que piensan en el fondo algunos papologetas), sabe perfectamente bien el efecto que producirán algunas de sus expresiones vagas, algo así como un "no puedo decirlo de todo, pero ya intuís que yo pienso parecido a vosotros":

    El cura loco español

    ResponderEliminar
  24. Felicidades por este artículo. Muchos pensamos así y no lo decimos. Me uno al contenido de este artículo. El título me parece un poco fuera de sitio y no corresponede, en un principio, a la verdad. Veo la excusa de ser una palabras que tienen un buen reclamo periodístico. Un sto. Padre no puede hablar con ambigüedades, ni un obispo, ni un sacerdote. Hay que explicar la doctrina de la Iglesia sin dejar por entendido que la gente se leerá el catecismo y dejarse de posiciones personales y subjetivas. La función de magisterio de la Iglesia es muy importante para mostrar la Verdad de Jesucristo y no es necesario hacer comentarios personales y subjectivos. Decir la Verdad no es juzgar ni condenar a nadie sino, que es la denuncia del pecado como camino equivocado que lleva al infierno y, a la vez, se muestra el camino verdadero que lleva al Cielo. Sólo hace falta leer el Evangelio y prestar atención a la predicación de Nuestro Señor Jesucristo. Jesucristo no vino a la tierra para hecerese uno más, en el sentido del populismo y engañosa cercanía, vino para salvar a la humanidad.
    La Iglesia es de Jesucristo y nada ni nadie podrá destruirla.

    Otro comentario que quería hacer, aunque no en relación directa a las declaraciones del Papa Francisco: Kiko Argüello, el día siguiente de la JMJ siempre hace un encuentro con jovenes del Camino. Quisiera hacer notar, con gran tristeza, que ya le he oído otra vez alabando al Papa Francisco porque está poniendo al día el Concilio Vaticano II. Estas declaraciones no son propias de una persona de Iglesia y de la importancia Kiko. Parece dar a entender que los anteriores papas no vivían el Conílio Vaticano. Me parecen unas declaraciones muy desafortunadas y nada verdaderas. Los dos últimos Papas, Beato Juan Pablo II y Benedicto XVI han vivido el Concilio Vaticano II con un profundo magisterio, gran amor a la Iglesia y gran santidad personal.
    Señor Kiko Argüello mida sus palabras y sienta con la Iglesia Católica. Lo que crece rápido más rápido se derrumba, sea humilde.

    ResponderEliminar
  25. Iba a escribir para felicitar a Germinans por este excelente artículo, pero el Anónimo de las 13:12 lo ha dicho todo mejor que yo.

    ResponderEliminar
  26. Que Dios tenga piedad de nosotros. Opino como muchos, un Papa no puede hablar a la pata la llana, pues a este paso no faltará alguien que en las audiencias publicas del Papa le grite: ¡Santidad márquese un tanguito! y se quedará tan ancho.
    Sí, realmente hemos perdido el sentido de lo sagrado, de lo trascendente, intentando cosificar a Dios en nuestra inmanencia, en nuestra finitud. ¡Que tiempos Dios mío nos haces vivir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es qie hay cosas que no cambian! Ya hace dos mil años se le ocurriió nacer en un establo y morir como un delincuente en Cruz. Quién se escandalizó de tan poca sacralidad? Y su mamá ni si quiera quedó en cinta dentro de matrimonio. Mi perplejidad es que pasen los siglos que pasen, los fariseos siempre están para señalar los errores de los demás sin ningún empacho de asrrogarse la verdadera ortodoxia. Pues sí, ya es hora que alguien le diga al amigo Sr. Trenchs que los católicos que no lo somos de última hora ni andamos en la periferia, esperábamos a alguien como Francisco que sólo con su andar, hablar y comunicarse transmite más evangelio que cualquiera de estas chapuzas que estoy leyendo como comentarios de porteras fustradas por no ser los señores del inmueble. Una pena de cristianos. Que el Papa no puede hablar a la pata la llana? atrás de mí, Satanás, le dijo Jesús al mismo Pedro por decir idioteces.

      Eliminar
    2. Sr. Anónimo de las 23,29, ante todo le agradezco que lea mis comentarios.

      Usted nos dice: "Ya hace dos mil años se le ocurriió nacer en un establo y morir como un delincuente en Cruz. Quién se escandalizó de tan poca sacralidad? Y su mamá ni si quiera quedó en cinta dentro de matrimonio."

      Hay que comprender que el cristianismo es una religión encarnada. ¿Por qué? porque según las Escrituras, Dios Padre, al llegar la plenitud de los tiempos nos quiso enviar a su Hijo y quiso hacerlo a través de una Mujer, la Virgen María, sin obra de varón para preservar su virginidad. Humanamente, no se entiende, però si se razona que Dios en omnipotente, o sea que lo puede todo, no veo inconveniente en que preservara, a la que tenia que ser la Madre de su Hijo de toda Mancha de pecado original y por consiguiente de todo dolor e impureza.

      Lo de la muerte en la cruz como un delincuente, no deja de ser una muestra más del gran Amor que Dios nos tiene, al entregar a su Hijo para cargar con todos nuestros pedados.

      Fue una muerte libremente aceptada. Hay que tenir en cuenta que en los Evangelios ya nos dice en varias ocasiones que querían apedrearle, però Jesús se escapaba porque n o había llegado su hora. Cuando llegó el momento oportuno, después de la oración en el huerto de Getsemaní, le pedía al Padre que si era pasase este cáliz sin beberlo, però que se haga tu voluntat y no la mía.

      Aquí si Jesús hubiera querido, del mismo modo que curo la oreja del soldado a quien Pedro le había cortado con la espada, hubiera podido escapar, o simplemente dejar paralizados a los soldados que fueron a buscarle. Pero no,
      había llegado su hora y por obediència al Padre y un infinito Amor hacía nosotros, quisó cargar con nuestros pecados para redimirnos.

      Amigo Anónimo, usted como yo, por ser católicos, somos Hijos de Dios, por el sacramento del Bautismo. La muerte en la Cruz de Jesucristo, ¿tiene poca sacralidad?. Todo lo contrario. ¿no le parece?

      Eliminar
    3. Amigo Trenchs, soy el amigo anónimo que en ocasiones firma con el pseudónimo de Anscarius Barchinonensis. Su pequeña catequesis de la sacralidad de los actos en vida de Jesús siempre viene bien oirla y asimilarla. Comparto del todo su sencilla explicación. Quizá la sensibilidad difiera en cuanto a las actuales interpretaciones del porqué se sacralizan las cuestiones que son accesorias, ya que viene a cuento de las críticas que se hacen al actual sucesor de Pedro. Cuando leemos los evangelios leemos lo mismo en todas partes. El problema consiste en qué interpretación le damos a nuestra lectura. Así lo entendió un muchacho llamado Francisco en Asís hace unos siglos y lo entienden a su manera e interpretan todas las generaciones desde que ascendió a los cielos. Cuando en misa oigo la proclamación " anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurección, ven, Señor Jesús!" siempre me entran ganas de llorar, porque no hay manera, todavía no debe ser el Tiempo. Y me entran ganas de llorar porque aquí nos matamos sin compasión, nos despellejamos incluso dentro de la casa de Dios, el mundo está bajo el poder de las tinieblas y entenderíamos el cómo, porqué , dónde y cuándo del Ser, el porqué en su época se escandalizaron los que se escandalizaron precisamente por todo este resumen que Ud bien ha hecho, y porqué hoy dentro de mi Iglesia se escandalizan los que se escandalizan con el mismo proceder ante un Papa que le debe dar bastante igual las manos que se llevan a la boca los meapilas de siempre. O al menos ese es mi criterio. Tenemos un Papa que desde la pirmera "buona sera" hasta hoy da una bocanada de aire fresco que va a limpiar y a arrastrar algunas cosas. Yo creo que el Papa cree. Y los escandalizados por sus formas ya pueden atarse una soga al cuello y lanzarse al mar.
      Ans.

      Eliminar
    4. Peor me parece intentar cosificar a Dios con nuestras imagenes mentales de lo divino. Pues mire uested, si el Papa se marca un tango, pues porqué no? Los caminos de los sagrado son reconditos y no se limitan a los rituales y liturgias, por mas bellas, profundas y necesarias que éstas sean.

      Por favor, no me haga como aquellos que se escandalizaban por el hecho de que Jesus se dejara perfumar los pies pour una mujer que ademas se los secaba con sus propios cabellos...

      Las prostitutas nos pasaran delante en el Reino de los Cielos... (porqué ellas habran al menos amado mucho, mientras otros se dedican a decirle a Dios quien debe sentarse a su derecha y a u izquierda; y ellos por supuesto ya se ven a su derecha... Mira que los evangelios no son nada esotericos sino bien claros al respecto...).

      Eliminar
  27. ¡Felicidades, Germinans! Gracias por vuestra valentía y sentido común... cosas escasas en la actualidad. Comparto completamente la certera opinión del artículo de hoy. Muchos católicos estamos perplejos por lo que está pasando y "algú ho havia de dir". Un fuerte abrazo, y no cambiéis nunca!

    ResponderEliminar
  28. Sr. Virtelius Temerarius, gracias por su articulo.

    Es extraño que un Papa en sus cuatro meses de pontificada, sea bien acogido por tantos católicos que "solo se acueerdan de Santa Bárbara, cuando truena"

    A continuación suscribo la entrevista a Mons. Vicente Jiménez
    Zamora, Obispo de Santander en la JMJ en Río , ha considerado que el Papa Francisco ha mostrado el "respeto y aprecio" de la Iglesia a los homosexuales como personas, aunque ha afirmado que la "realidad objetiva" de éstas personas no la puede reconocer la Iglesia.

    "Para la doctrina de la Iglesia una cosa son las personas y otra la realidad objetiva. La Iglesia siempre muestra respeto y aprecio hacia esas personas, sin embargo, luego la realidad objetiva es que esa realidad no se puede reconocer en la Iglesia para algunas relaciones determinadas", ha manifestado Mons. Jiménez Zamora.

    Así se ha pronunciado el obispo cántabro a preguntas de la prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, donde este miércoles ha clausurado el curso de verano "El hombre ante la encrucijada actual: pensamiento, espiritualidad, ciencia y arte".

    Mons. Jiménez Zamora ha ejemplificado el caso de los homosexuales con el de "las mujeres adúlteras". "El señor no condena a la mujer adúltera, la rehabilita, pero condena el adulterio", ha dicho.

    De esta forma, ha indicado que, en su opinión, el Papa Francisco ha querido "mostrar la sensación de misericordia y de comprensión hacia esas personas", aunque ha destacado que "lo que sí ha condenado son los lobbies, porque pueden estar manipulando y sirviéndose de esa situación de las personas para otros fines y otros intereses".

    Además, el Obispo de Santander ha considerado que la Iglesia y el Evangelio "siempre" se han distinguido en estos temas por diferenciar entre "el pecado y el pecador". "La persona siempre es sagrada, tiene una dignidad y hay que quererla, respetarla y estar a su lado".

    Para concluir, ha indicado que el catecismo "ya dedica unos números a este tema" en los que muestra "un acercamiento a la persona como persona distinguiendo después la objetividad del comportamiento".

    ResponderEliminar
  29. Yo no se tanto como vosotros clérigos, pero tanta crítica a cualquier gesto o palabra del Papa no me gusta.

    Me explico. Entiendo que yo tengo que ser fiel al Magisterio de la Iglesia y aceptar los documentos Sinodales, las Encíclicas Papales y si hubiera algún nuevo documento pontificio ex cathedra.

    Por esa razón, creo y dejo abierto a mejor saber el ser corregida, que cada Papa tiene su propio estilo de gestión y se que lo único que tengo que hacer es rezar y mucho por él, y el Espíritu Santo se encargará del resto.

    ¿O será que nuestra fe es tan floja que estamos proclives al ataque de nervios, al desmoronamiento, a la crisis de pánico, si se desplaza un milímetro de lo que lo que nosotros subjetivamente esperamos ver?

    ¡No pensemos que somos tan certeros en nuestras apreciaciones, no seamos tan soberbios!


    El, como Vicario de Cristo en la tierra lo que necesita es todo nuestro apoyo de hermanos en la fe y nuestras muchas oraciones. Por favor, creed más en el Espíritu Santo. ¡La Iglesia la lleva Cristo!

    ResponderEliminar
  30. Converso

    Siguiendo en la línea del comentario que dice que el Papa habla en el nombre de la Iglesia Universal y no a título personal en temas de fe, he de decir como joven que he sido de la JMJ, en Roma y Toronto, que una de las cosas que más influyeron en mi conversión durante las Jornadas, fue la exigencia evangélica que Juan Pablo II nos hacía llegar sin rebajarla lo más mínimo.

    Cuando Francisco I dice: “No era necesario hablar de eso, sino de las cosas positivas que abren camino a los chicos. Además los jóvenes saben perfectamente cuál es la postura de la Iglesia”. Mi pregunta es ¿abrir el camino hacia dónde…?

    ¿Es que ahora se puede acceder al cielo sin exigencia evangélica? ¿Es que la exigencia evangélica ahora es algo negativo?

    Jóvenes de todos los continentes, ¡no tengan miedo de ser los santos del nuevo milenio! El Señor los quiere apóstoles intrépidos de su Evangelio y constructores de la nueva humanidad. (Juan Pablo II, JMJ, Roma, 2000)

    Queridos jóvenes, ¡no se contenten con nada que esté por debajo de los ideales más altos! No se dejen desanimar por los que, decepcionados de la vida, se han hecho sordos a los deseos más profundos y más auténticos de su corazón. Si mantienen grandes deseos para el Señor, sabrán evitar la mediocridad y el conformismo, tan difusos en nuestra sociedad. (Juan Pablo II, JMJ, Toronto, 2002)

    Mi conversión me llevó a comprometerme con la Iglesia y a ser catequista de confirmación. Por eso además de mi experiencia como joven puedo decir después de varios años trasmitiendo la fe, que no es verdad que los jóvenes cristianos sepan perfectamente cuál es la posición de la Iglesia sobre los temas citados. Hoy día, la mayoría desconocen el catecismo y además muchos no están de acuerdo con lo que propone la Iglesia, pues creen que se equivoca o está anticuada. Muchos viven una fe a la carta y separan vida por un lado y fe por otro. Cuando descubren la exigencia evangélica y conocen el catecismo, descubren un mundo nuevo y se dan cuenta de que el pensamiento del mundo choca con el ideal cristiano.

    Lo que me parece extraño es que un hombre que ha sido sacerdote durante tantos años y que dice conocer tan bien la calle y las periferias, no sepa esto.

    ResponderEliminar
  31. Nadie es profeta en su tierra:

    http://caminante-wanderer.blogspot.com.es/2013/07/notas-sueltas.html

    ResponderEliminar
  32. Agregar , que la situacion es mucho mas grave de lo que parece . El demonio se fortifica colericamente en nuestros pecados, se apodera de la estrategia astutamente , se hace con un corredor en un lugar impensable , transita sigilosamente dejando una estela de inmundicias y detona sus pestilentes artilugios para verguenza nuestra .
    Durante el mes de mayo el obispo de Roma tambien callo de manera alarmante ,cuando Francia Catolica se debatia contra el matrimonio homosexual . Un signo en la sombra de algo turbio .
    Y que se repite en Brasil !! omitiendo referirse a los jovenes , del aborto , la homosexualidad y otros pecados que los pudieran escandalizar . ( Una semana despues el gobierno de Brasil le da el visto bueno a la ley del aborto )
    Estas aberraciones son suficientes para derribar El Reino de los Cielos de Dios en la Tierra .!
    Los cielos estan en tension , el dragon acorralado por su funesto destino y pronto sepelio lucha desesperado por prolongar su existencia
    El demonio esta forzando el trono de Pedro . y la Iglesia esta en peligro . pero no va a prevalecer por la gracia de nuestro Dios que pronto lo va a poner en jaque , descartando el armisticio .
    Nos debemos a nuestro Padre y a el nos deberiamos remitir como un solo hombre y tomar parte de sus asuntos como Dios manda .


    ResponderEliminar
  33. !! Por fin algo desmenuzado correctamente !!

    ResponderEliminar
  34. La Paz sea contigo.
    "Y si algún desliz tuvo en el pasado y Dios se lo ha perdonado ya, porque no hizo mal a nadie con su conducta ni cometió ningún crimen..."
    ¿Algún amable lector me puede explicar ese párrafo? No tengo formación teológica, pero mi conciencia me dice que, si pertenezco a la Iglesia de Cristo -la barca de Pedro-, y peco, estoy haciendo un agujero en su casco, mayor o menor -depende de la gravedad-. Consecuentemente estoy dificultando su normal navegar y haciendo un mal a todos.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  35. Virtelius Temerarius6 de agosto de 2013, 12:34

    Germinans es un blog muy contenido: créanselo. “La foto” que ha dado la vuelta al mundo, y cuyo link ofrece el primer comunicante, decidimos que era demasiado para nuestra forma moderada y respetuosa de expresarnos. Por eso elegimos una versión menos clara y explícita de la misma, en la hay que adivinarlo casi todo. Si se dignan ver en ese link la foto auténtica, entenderán con cuánto respeto por el Santo Padre nos estamos expresando, a la hora de formular las preguntas que tantísimos católicos nos estamos haciendo. Las palabras del Papa sobre monseñor Ricca, tan a la defensiva; y las palabras sobre la homosexualidad obviando su praxis entre la tendencia y el lobby, y remitiendo en cualquier caso al Catecismo de la Iglesia, se cargan de un significado nada tranquilizador cuando les ponemos al lado esa foto, a modo de ilustración. En ella, la cara de Ricca (recordemos que es el nuevo fichaje del Papa para dirigir el IOR, lo más susceptible de escándalo que existe en el Vaticano, una vez descontados los abusos sexuales); la cara de este monseñor, digo, es cualquier cosa menos tranquilizadora. Y cuando vemos el atrevimiento tanto de su cara como el de su mano, que se atreve a pasársela al papa por la cara como si fuese un colega, el desasosiego nos llega hasta la médula. Esa foto, circulando por las manos que circula, es demoledora. Precisamente a eso se refiere el título de este artículo: al uso que hará el lobby gay tanto de esta foto, tan ambigua, como de las palabras del Papa, tan ambiguas. Ambigüedades muy inquietantes en cualquier caso.

    ResponderEliminar
  36. virtelius, dice el MODERADOR que no puedo criticar a Germinanas. Espero que no se lo tome como crítica a esta web. Pero he de decir que lo que estás escribiendo no dejan de ser suposiciones de lo que puede pasar en manos de no sé quién que piensa que esto le puede dar réditos. Lo siento, no es de recibo -si es que escribes como hijo de la Iglesia que se supone -como el valor en la mili- todo este argumento: sólo está basado en tus suposiciones. Es increíble que personas adultas en la fe juzguen tan a la ligera, tal como hacen todos los medios de hoy en día (recordamos el fugaz escándalo de un día de aquel sacerdote septuageario de Maçanet de Cabrenys, creo recordar, que fue multado por 150 euros. La vanguardia sacó a una especie de prostituta declarando la intemerata acerca de lo que hizo y deshizo hace 30 años en su relación con este sacerdote que fue confirmado por su obspo.. Así actúa el mundo. Una vergüenza. Debemos nosotros actuar del mismo modo? Damos pábulo a todas las chorradas que se publican, interpretamos fotos a nuestra conveniencia, etc? Mire, pierda el tiempo con el Padre Maciel,que de casualidad nunca llama la atención en según qué círculos, y sí la de esta rumorología interesada. De todo, menos cristiano, vamos.
    Anscarfius Barchinonensis

    ResponderEliminar
  37. ¡Magnífico artículo! la mejor obra de teatro del Vaticano desmontada, gracias por ir con la verdad aunque duela, la mentira y más solo corroe...

    ResponderEliminar
  38. Yo no conozco exáctamente la doctrina respecto a quien puede participar de la eucaristía. Si se permite a gentes de raíz más o menos pecaminosa, pero conscientes de ello y no culpables de rebelión directa y recochineo contra Dios... o si la tara del homosexual no nos permite perdonarle, por aquello que es constante el pecado y no así los pecadillos del resto.

    Tiendo a pensar que lo lógico es lo primero: todos pecadores, cosa que es doctrina, y gentes con voluntad de superarse y gentes con voluntad de no superarse. Entiendo que no debiera negarse ningún sacramento a los homosexuales. Inclusive un pseudo-matrimonio: con el pecado claro para el público asistente.

    Querer dar entender que alguien, en algún momento, no tiene rastros de tendencia o voluntad al pecado es tomarnos por críos. Me pueden excomulgar mañana. Contacten para obtener los datos. Y me tendrían que demostrar que la homosexualidad inclinará siempre hacia lo mayoritariamente pecaminoso.

    Vale ya de blancos y negros. Los racionalistas nos están comiendo el hígado por esta tendencia, compartida con ellos, al pseudo-mito.

    ResponderEliminar
  39. Id y no pequéis más. Qué alegría ver aquí a tanto comentarista celoso guardián de las buenas praxis evangélicas repartiendo los carnets de buenops y malos cristianos. Son los que debieron irse y ya no han vuelto a pecar más, porque su defensa acérrima de lo que llaman la moral cristiana (puro fariseismo) oculta tal cúmulo de represiones que el viejo Sigmund haría su agosto. Lamento sospechar de todos estos acusadores de hosexuales, borrachos, proxenetas, delincuentes, en fin, lo mejorcito de la huerta que sólo se ponen a la puerta de la Iglesia para señalar bien señalado quién cumple y quien no su interpretación bíblica. Ya están tan seguros de que Jesús no les trataría como al fariseo que se vanagloriaba por se gran virtuoso en el templo? Aprended de este Papa, que es sencillo en lo que dice y transmite, y dejad de dar la coña con vuestras fustraciones.

    ResponderEliminar


  40. ¿Qué le pasa al anónimo del 8 de agosto a las 00.11? ¿Se piensa acaso que la moral, la ética, la civilización y las buenas costumbres están hechas de algo que no sea represión? Pues claro que Freud haría su agosto con cualquier sistema de “buenas” costumbres: no sólo con el cristiano. Porque para desgracia de cualquier liberal, liberto, libertino, libertario o como se quiera llamar el que propone proscribir toda represión, no hay sociedad que funcione sin represión: entre ellas, y en muy primer plano, la represión sexual. Hay voces cada vez más ruidosas que exigen que se eliminen incluso los tabúes del incesto y de la pederastia, porque así lo requiere la modernidad. Es que según estas novísimas doctrinas, toda represión es mala, sobre todo si es sexual. Y en el mundo feliz que nos han prometido la modernidad y el progreso, no hay lugar para la represión. En cuanto al fariseísmo al que usted alude, es algo tan humano como el esfuerzo por defender y practicar la virtud los que tenemos igual inclinación al vicio que todos los demás. Pero nosotros, hipócritas de cuatro suelas, tenemos la osadía de seguir llamando vicio al vicio, tal como nos enseñaron, aunque también nosotros caigamos de vez en cuando en el pecado. Pero gran invento de nuestra sacrosanta religión, ahí está el sacramento de la penitencia que nos dice tantas veces como sea necesario, “vete y no peques más”, en vez de decirnos, como postulan usted y los suyos, que esas conductas las han sacado del catálogo de los pecados, así que no nos vengas con hipocresías. Y en lo de repartir carnets de buenos y malos, veo a nuestro comunicante con unas ganas enormes de dedicarse a ese oficio. En realidad es lo que hace en su comentario. Y frustraciones, claro que las tenemos: ¿usted no? Alégrese de todos modos de ver a tanto comentarista celoso guardián de las buenas praxis evangélicas. Ya veo que a usted esto le parece más pecaminoso que todos los pecados juntos. ¿Por qué acusa a los demás de intérpretes? ¿Para que no le hagan sombra a su excelsa interpretación, que por lo visto es la única verdadera?

    ResponderEliminar
  41. Quién es Ud? El fariseo que se alegraba de no ser como el publicano? O el publicano que ni se atrevía a mirar hacia arriba de lo pecador que se sentía? El fariseo que señalaba lo bueno que era, lo bien que cumplía a fuer de saber la ley? o el que compungido se sabía en constante falta y por ende no tenía tiempò de estar diciéndole a los demás que eran unos viciosos más que viciosos? Qué difícil es no caer en la tentación de estar pendiente del pecado del prójimo. Que cada palo aguante su vela.

    ResponderEliminar


  42. ¿Acaso alguien habla de fariseos y publicanos?
    Hablamos del representante de Pedro en la tierra... menos relajación, y menos darle vueltas a los asuntos de gran interés y afrontar la realidad con autoridad no son mimeses o como dijo el Presi. No voy a entrar en dimes y diretes, y se queda tan pancho. ¡Oiga! pero si usted es el presidente, quien nos representa y a de dar la cara y poner orden, en fin, que la barca de Pedro anda en mar abierto y si no fuera por el Espíritu Santo, no hay Papa que aguante la vela :)

    (...)

    ResponderEliminar
  43. Frente a Pilatos que le pregunta "Qué es la verdad", Cristo guardo silencio sin responderle.

    La Verdad no se puede poser. Solo podemos ser poseidos por la Verdad.
    Y cuando estamos poseidos por la Verdad no necesitamos defenderla, pues ni tan solo somos conscientes de ser poseidos por Ella.

    La Verdad os hara libres...

    La Fe no se reduce al dogma. El dogma no se reduce a la moral. La moral no és una ética de comportamiento. La ética no se plasma tan solo en el Derecho canonico; Ni ahora ni en el siglo I...

    ResponderEliminar