Los socialistas "católicos" Francisco Vázquez y Reyes Maroto, y los políticos "católicos" de Cataluña

20
Oriol Junqueras recibiendo la Comunión del obispo Joan Enric Vives
 
Este lunes tuve ocasión de leer en la prensa dos escritos que hablaban de dos conocidos políticos socialistas en que se manifestaban "católicos", aunque ciertamente hay diferencias abismales entre ambos, me refiero al exalcalde de La Coruña Francisco Vázquez y a la exministra de Pedro Sánchez Reyes Maroto, candidata a la alcaldía de Madrid.
 
La diferencia está en que el exalcalde gallego ha sido un hombre coherente con su fe, y no ha traicionado sus principios morales, rompiendo la disciplina de Partido en cuestiones que iban contra su conciencia o simplemente absteniéndose de participar en votaciones en las que se le obligaba a votar en contra de sus ideas. Por su parte, la exministra, tiene su condición de católica de una forma completamente secundaria, y se somete a la disciplina de un partido que continuamente está actuando contra los principios morales de la Iglesia y contra la Iglesia como institución. 
 
Todos mis respetos para un hombre valiente como Francisco Vázquez, que en su entrevista al diario La Razón, preguntado sobre como tiene que votar un católico el próximo 28 de mayo dice: "Los obispos tienen que darnos orientaciones. El silencio de la jerarquía a este respecto es un gran error porque es interpretado como miedo. Cuando nuestros eclesiásticos callan, en el otro lado hay quien lo interpreta como temor y no interpreta el silencio como una oferta conciliadora de diálogo y acuerdo. La Iglesia, por tanto, tiene que hablar y el voto católico tiene que discernirse, ajustado a lo que ofrecen los partidos políticos, a partir de lo que Benedicto XVI llamaba los principios irrenunciables, entre los que destacan, como más importante y trascendente, el derecho a la vida, junto a la libertad religiosa y a la libertad de los padres para educar a sus hijos". 
 
Francisco Vázquez (izquierda) Reyes Maroto (derecha)

 
Lo han leído bien, no se trata de ninguna declaración de lo que ahora llaman un "ultracatólico", se trata de un hombre que ha sido alcalde de una gran ciudad bajo las siglas del PSOE. Claro que eran otros tiempos, cuando la conciliación entre catolicismo y socialismo no era tan contradictorio, especialmente para todos aquellos cristianos que se habían formado en la Iglesia en movimientos como la JOC. Fue con la llegada de Zapatero y después con la de Sánchez, a la presidencia del partido, cuando la agresividad hacia lo católico y hacia sus principios se vuelve muy incompatible con la condición de creyente coherente.
 
Por su parte, Reyes Maroto en su entrevista a El Mundo, también se manifiesta "católica" pero de otra manera: «Soy muy católica y ese perfil no lo conocían de mí. El día de San Isidro fui a comulgar y pedí claramente al santo ganar las elecciones. Soy de pueblo y me he criado en una parroquia. La parroquia lo era todo. Formé parte del coro y aprendí a tocar la guitarra. Mis hijos están bautizados y han hecho la Comunión. Me confesé durante la misa de San Isidro y lo llevo con mucha normalidad»
 
Pues ese es el tipo de catolicismo de Maroto y otros socialistas, entre los que se encuentra nuestro máximo dirigente catalán, Salvador Illa, con un cirio a Nuestro Señor y con otro a Pedro Sánchez, con todo lo que ello significa de ser cómplice de sus políticas y de sus decisiones amorales.

Pero no voy a cargar solo contra los socialistas, porque en otros partidos también hay muchas situaciones similares, como el caso de Oriol Junqueras al que vemos comulgar de manos de algún obispo en celebraciones importantes de la Iglesia, y a la vez siendo máximo dirigente de uno de los partidos catalanes más anticlericales.

Y quizá donde más políticos se encuentran en esa situación es en la antigua Convergència ahora llamada "Junts", donde abundan los que presumen de "católicos" pero luego actúan y votan contra los principios de la Iglesia. El actual candidato a la alcaldía y exalcalde Xavier Trías nunca ha ocultado su condición de creyente, pero luego lo veíamos desplegando orgulloso la bandera gay del balcón del ayuntamiento en su etapa de primer edil.
 

Precisamente de la familia de Trías he estado leyendo estos días la historia de algunos de sus antepasados, su padre combatió con las tropas franquistas y el hermano de su padre fue asesinado en los tiempos genocidas de Companys. Pero es que su tío tatarabuelo fue un destacado dirigente carlista, Juan Vidal de Llobatera, que juró «por Dios Trino y Uno, por la Santísima Virgen María y los santos evangelios, guardar, defender y observar toda su vida la religión católica»
 
Lamentablemente, entre los políticos catalanes, hay muchos que vienen de orígenes carlistas, pero han sustituido la fe en Dios, por la fe en la Nació, algo queda de lo que recibieron cuando eran pequeños y de vez en cuando se les puede ver en misa y comulgando, como a la Maroto, pero poca cosa más.

Francisco Fabra

Entradas que pueden interesarte

20 comentarios

  1. Muy oportuno este artículo en tiempo de elecciones para que algunos lectores se enteren de todo lo que hay y de todo lo que no hay.

    ResponderEliminar
  2. Se aborda la postura de dos políticos socialistas, Francisco Vázquez y Reyes Maroto, como católicos. Vázquez ha sido coherente con su fe y ha defendido sus principios morales, rompiendo la disciplina de partido cuando iba en contra de su conciencia. Por otro lado, se critica a Maroto por someterse a la disciplina de un partido que actúa en contra de los principios morales de la Iglesia.

    Se destaca la entrevista de Vázquez, donde menciona que los obispos deberían dar orientaciones a los católicos sobre cómo votar y que el silencio de la jerarquía eclesiástica es interpretado como miedo. No así Maroto y Salvador Illa, que no dudan en apoyar acciones anticatólicas.

    Se señala que en la antigua Convergència, hoy "Junts", hay políticos que presumen de ser católicos pero votan en contra de los principios de la Iglesia, como Xavier Trías, exalcalde de Barcelona, quien ha desplegado la bandera gay en el balcón del ayuntamiento a pesar de su condición de creyente.

    También está el caso de Oriol Junqueras, líder que también apoya acciones políticas contra la moral de la Iglesia, y a la vez, se atreve a comulgar de manos de obispos, siendo miembro de un partido masón, contrario a la Iglesia, y que tiene una bandera, la estelada, de origen masónico, contrario a la historia de Cataluña.

    .........

    Es indudable que será necesario un nuevo u otro papa y quizás otro concilio, el que deberá ya de determinar este escándalo de estos aprovechados, entre ellos, el primero, el caso de Biden, que es el que está destruyendo a la Iglesia Católica, pues se admite la esquizofrénica idea de que una cosa es la fé privada y otra la esfera pública, cuando el ser humano, el hombre, en absoluto son habitaciones compartimentizadas, como si fueran dos fincas separadas por miles de kilómetros: la Fé, el esse, y las obras, el operare, divididas y separadas por distancias siderales.

    No puede ser que yo soy católico por un lado, y del otro apruebo, así como así, tranquilamente, el aborto, la eutanasia, la eugenesia de la reproducción asistida, el suicidio asistido, y no pasa nada. En el futuro, eso se verá monstruoso, propio de farsantes e hipócritas.

    Una vez que se marche el peor papa de la historia, Francisco, y se reforme quizás la peor jerarquía de la Iglesia en siglos, el próximo papa y concilio deberán de decidir:

    1. Que no se repita el caso Biden, un presidente de los EEUU que puede comulgar y por otro lado, aprueba la cultura de la muerte y la ideología de género

    2. Que no importe para nada al papa, los cardenales y a los obispos los 4 principios innegociables de todo católico en la vida pública: vida, familia y matrimonio, educación de los hijos por los padres y el bien común.

    3. ¿Para qué sirven unos inútiles papa, cardenales y obispos silentes, anuentes, omitentes, tolerantes y disimulantes ante el mal objetivo, los actos morales intrinsece malum? No los necesitamos para nada, sobran... ¿Para qué darles dinero? ¿No dicen que creen en Dios? ¿Por qué nos desvían la atención a la ecología, la fraternidad, la emigración, la economía y no se centran en lo suyo propio, la salvación de las almas?

    4. Es una verdadera vergüenza, que en un futuro así se verá, que Junqueras reciba la comunión de un obispo, y también es una vergüenza para Vives, el futuro les censurará y recriminará su actitud. Es una vergüenza para Trías que pusiera una bandera que avala y alaba actos intrínsecamente malos, el futuro se lo reprochará. Y lo mismo para todos estos golfos falsos católicos políticos que nada hacen para combatir la civilización del mal.

    ResponderEliminar
  3. Incoherencias (bis)25 de mayo de 2023, 3:35

    5. Junqueras, como historiador con poder político, junto con todos los políticos, han convertido la historiografía crítica en historiografía esclava, sumisa, servil y vasalla del Estado de forma perversa y maquiavélica, como si aún viviéramos en el III Reich y la URSS: la historia determinada por el Führer o el Politburó.

    El historiador crítico no mira el pasado de, por ejemplo Cataluña, con los ojos de las ideologías políticas del 2023 para sojuzgarlo, y además, acercarse a ese pasado con unos prejuicios que son adquiridos de una ideología nacionalista romántica del siglo XIX.

    Se ha inmiscuido esta prostituida historiografía esclava del Estado en el mundo universitario y escolar catalanes y ha puesto las ciencias sociales patas arriba hasta unos límites repugnantes de servilismo a la subvención de la Generalidad o del Estado en España.

    En Cataluña, en algunas facultades sociales, se impone la leyenda negra poniendo en cuestión el pasado de España, y el que cuestiona la falsificación histórica nacionalista o socialista le llaman facha-fascista-franquista y todas estas lindezas divertidas.

    En Cataluña quieren imponer un opresor y falso constructo mental inculcado no por historiadores críticos, sino sus propios políticos e historiadores serviles a la Generalidad y al Estado, a través de compulsivas leyes de la falsa memoria histórica, para que los ciudadanos desvíen su mirada al siglo XVI, al 1714 y al franquismo de 1936 para así justificar el "Espanya ens roba" y el "Espanya ens oprimeix", y de esta manera, que el ciudadano NO se percate de que su realidad actual, la del 2023, nada tiene que ver con los Reyes Catgólicos, el 1714 y Franco, y sí que tiene que ver con los últimos 40 años de democracia y sobre todo con su presente en marcha, el 2023, que demuestran que hemos estado gobernados durante décadas por unos explotadores opresores del 3%, de comisiones y otras corrupciones e ineficacias, que salían de entre nosotros, también de entre ellos mismos, los políticos, que eran votados por nosotros mismos, y que han vendido la riqueza de nuestro país a intereses de otras potencias.

    Se quiere que el pueblo sea ignorante, porque cuanto más ignorante es el pueblo más fácil es ejercer el conductismo, la manipulación política sobre él y así esclavizarlo: nos distraen con el 1492, el 1714 y el 1936, para que no miremos el 2023 y descubramos que son ellos, nuestros políticos, los culpables de la crisis.

    Un historiador crítico mira al pasado y lo mira sabiendo que él lo está observando desde su propio presente del 2023, y que no es un individuo aislado sino una persona inserta en una sociedad, es decir, el historiador crítico es plenamente consciente de que es un individuo socializado en una época concreta, que si se dedica a observar el pasado y lo analiza en el año 2023, lo va a hacer desde todas las conclusiones a las que se han llegado en el año 2023, tanto las buenas como las malas (feminismos, género, comunismo...), pero su deontología le impide juzgar nunca los tiempos pretéritos, la vida de sus antepasados, sean del siglo II, XIII, XVI, XIX o de los 1930 con los ojos de la socialdemocracias del siglo XX (o cualquier otra ideología), que por otro lado se han demostrado terroríficamente fallidas.

    El verdadero historiador sabe que mira al pasado con los ojos del 2023, con las ideologías vigentes en el 2023, con las ignorancias, errores, incompletitudes, carencias técnicas, consensos y con los prejuicios del 2023, asumiendo y aceptando este sesgo sobre muchas cosas, que la historia del futuro sí conocerá mucho mejor.

    Pero en Cataluña sólo tenemos la historiografía al servicio del Estado, del Goebbels de turno, al servicio de lo que dicte el Presídium del Sóviet Supremo de la URSS, para sostener una ideología que no se sostiene por ningún sitio. Vivimos entre 1917 y 1989.

    ResponderEliminar
  4. En este época de sobriedad en los mensajes enviados por internet no estaría demás que los obispos señalaran una serie de líneas rojas que explicaran a los fieles a quiénes no votar. Primero, por supuesto, tendrían que empezar por resumir la ética política en un elenco conciso de verdades morales relativas a la sociedad y su gobierno. Luego, una lista no menos escueta en su formulación de tesis que se apartan de la moral del evangelio. Es obvio que un católico no puede votar a un partido proabortista. Y ahí entran todos los que han hecho posibles leyes objetivamente perversas, como las del aborto o la eutanasia. No es de recibo que un promotor tan acérrimo de leyes tan contrarias a la vida como el señor que aparece en la foto reciba la comunión nada menos que de Vives. Ya sabemos que ese obispo es separatista hasta lo indecente y no lo oculta, pero eso no tendría que mezclarlo con un acto sacramental. Además de odioso, es repugnante. Más de un obispo en Estados Unidos ha declarado públicamente la inmoralidad de ese comportamiento con personajes públicos.
    Les falta decencia y pulso moral a los pastores, eso es obvio. Porque no sólo Vives. Ahi tenemos a Omella recibiendo en tirantes y mangas de camisa a otro defensor del sacrificio de inocentes, como Ylla. Ni siquiera Novell se atrevió a tanto.
    No se trata de ponerse a nadie por encima de nadie, ni de creerse mejor que el otro. Se trata, lisa y llanamente, de decir amablemente que esa no es la doctrina de Cristo. Nos escandalizamos justamente por la inacción de los prelados y superiores religiosos ante la pederastia, pero tomamos por soportable esa connivencia con el daño infligido a los no nacidos, ancianos o enfermos quizá no tan terminales. Parece más coherente la conducta de ese sacerdote tarraconense que, sintiendo la pulsión separatista, ha cambiado el Dios de Abrahám, de Isaac y de Jacob por el dios de Maciá, Companys, Pujol y el Noi del Sucre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr. Valderas Gallardo.

      Eliminar
  5. No se puede poner una vela a Dios y otra al Diablo en ningún caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Satanás les ha pasado factura.

      Eliminar
  6. Sr. Fabra, val la pena fer algun comentari al seu escrit? Crec que només hi veu amb un ull. Li caldria una bona operació de cataractes per veure-hi amb els dos ulls i comentar la realitat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miri. Jo veig una foto del Sr. Trias amb la bandera gay. Una imatge val més que mil paraules. Sap què passa? Que els nostàlgics del poder que tenien i ja no tenen, es van apuntar a qualsevol carro que passava, sense pensar en allò de "... finalment van venir per mi i ja no quedava ningú per defensar-me". Sí, perquè no es pot combregar amb el pecat, sigui quin sigui, sense sortir-ne escaldat. Evidemment, jo no voto per cap polític o partit d'aquesta mena.

      Eliminar
    2. Y voste es creu que es el oftalmoleg per operar de catarates ? Ja,ja,ja

      Eliminar
  7. Por qué siempre que hablan de políticos se les olvida mencionar al adúltero Abascal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sea usted grosero, hombre .

      Quién se cree para llamar adúltero al grandioso Abascal!!!

      Eliminar
    2. Ésto de poner banderitas en los balcones al Sr. Trias le gusta un montón.

      En su época juvenil ponía la de FET y de las JONS con gran entusiasmo,jeje.

      LA PELA ES LA PELA!!

      Eliminar
  8. No hay que armar tanto lío. Si sólo hay que nombrar los 10 Mandamientos y Amarás al prójimo como a tí mismo. Se nos pondría a todos la cara de la niña del Exorcista.Pero a los políticos, bisbes y religioses les saldría un rabo con cuernos y todo. El demonio a la corta es un buen pagador, luego ya veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el "grandioso" Abascal es adúltero se le puede llamar perfectamente así!

      Eliminar
  9. Hay muchos cristianos de supermercado, escogen lo que les va bien y desprecian lo que les va mal, de auto llaman católicos porque es "mono" porque cae bien etc.,,,,, no por que me da la gana que es la forma sobrenatural de serlo y con ello aceptas lo que te cae bien y sobre todo los que NO TE GUSTA, se acepta todo el Credo no parte de él.
    Pero muchos obispillos callan y tragan a los del super como grande católicos, da mucho repeluz ver a un obispillo dar la comunión a uno que vive en concubinato como Junquera o vota como derecho abortar, promueve la dictadura de genero, ect etc.
    Cuando existían OBISPOS estos enseñaban la recta doctrina, les su salvación en ello, daban correctos consejos a sus fieles y los pastoreaban imitando a Jesucristo.
    Por esto no se puede poner la X en el IRPF no se lo merecen NO HACEN SU TRABAJO DE DAR ORIENTACION Y DOCTRINA.

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo con Hijo de Dios.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
La Iglesia catalana, partida en dos por el derribo de una parroquia
Omella destituye a un párroco crítico con un plan urbanístico de la Iglesia en Barcelona
Centenares de catalanes acompañan a la Virgen de Fátima por el centro de Barcelona.
¿Hacia una Iglesia sin sacerdotes?
El Vaticano nombra obispo de Gerona al abad de Poblet y Puigdemont estalla de gozo
El frente eclesial en la nueva etapa que abre Luis Argüello: menos complaciente con el poder político actual (Por Oriol Trillas)
Denuncian el ataque contra una Virgen en Reus por motivos religiosos
Ahora la Gene prohíbe rezar ante los abortorios
El 70% de los sepelios en Barcelona son ya ceremonias laicas y en Bilbao alcanzan el 40%
Satué, el sustituto de Omella en Madrid y en Barcelona
Omella envía a un cura de 72 años a comerse el Santísimo de la iglesia que quiere derribar
Derribos Omella: el arzobispo desacraliza la iglesia del Espíritu Santo de Barcelona y suspende a divinis al párroco
Los memos del Bisbat de Sant Feliu de Llobregat
El hilo que une Monserrat con el Opus Dei: 85 años de amistad y protección
El Papa recibe a Salvador Illa (PSOE) el mismo día que se aprueba la Ley de amnistía
El colegio Sagrat Cor Fort Pienc de Barcelona cerrará finalmente por completo el próximo curso
El Vaticà descarta la terna proposada per l’arquebisbe Vives per succeir-lo en el càrrec
Custodio, el cura de Barcelona que podría ir a la cárcel por avisar del islam radical
Les joventuts de la CUP amenacen a un capellà: «et tenim en el punt de mira»
El obispo de Mallorca defiende que romper la unidad de España «es una opción política» e insinúa que han sido «colonizados»