Francisco prepara su sucesión (Por Oriol Trillas)

11

 
La convocatoria de un consistorio cardenalicio por parte del papa Francisco el pasado 29 de mayo se produjo de una forma realmente inédita. Se creaban 20 cardenales (16 con derecho a voto menores de 80 años), pero se dilataba la ceremonia a finales de agosto, fecha realmente inusual, en pleno ferragosto romano y con buena parte del personal todavía en vacaciones. Pero lo insólito no se limitaba a los días escogidos, sino que se citaba a todos los cardenales del mundo para que estuviesen presentes en dos jornadas de trabajo (ayer y hoy) con el Santo Padre, en teoría para estudiar la nueva Constitución Praedicate Evangelium que reformaba la Curia romana. 
 
Una reunión de todos los cardenales solo se venía produciendo en caso de elección papal. Su anuncio disparó todos los rumores acerca de una renuncia del papa Francisco, que había sufrido hace un año una delicada operación de colon y cuyas maltrechas rodillas le obligan a ir en silla de ruedas. El Papa desmintió los rumores, pero más tarde, a la vuelta de su último viaje a Canadá, manifestó que una renuncia «no ha de ser una catástrofe», ya que «se puede cambiar de Papa y no es ningún problema». La visita a L’Aquila del pasado domingo volvió a disparar la rumorología, dado que ahí está enterrado Celestino V, el último papa que renunció antes de Benedicto XVI. 
 

La renuncia de Francisco no ha tenido lugar, algunos dicen que por el hecho de no ser aconsejable la existencia de dos papas eméritos, pero a nadie se le escapa que, tanto por su edad (cumplirá 86 años el próximo diciembre) como por su delicada salud, nos hallamos en la recta final de su pontificado. Recta final que puede durar mucho o poco, pero que, en todo caso, nos encontramos ante un mandato en el que más pronto que tarde se bajará el telón. El propio Francisco lo sabe y pretende pilotar su sucesión. Qué mejor oportunidad que reunir a todos los potenciales electores ante su presencia y discernir el futuro de la Iglesia, con el propósito de que no se desvíe de lo que han sido los postulados del papa argentino. Ya se ha cuidado él de formar un colegio cardenalicio a su medida, en el que actualmente solo quedan 11 purpurados designados por Juan Pablo II y 38 por Benedicto XVI, siendo 83 los creados por el actual Pontífice, con una composición absolutamente alejada de los cónclaves anteriores, siendo significativa la pérdida de presencia europea, en beneficio del tercer mundo, con cardenales procedentes de sedes con una presencia insignificante de católicos, como puede ser Rabat, Tonga, Laos o el más pintoresco de Mongolia (creado en este último consistorio) con un rebaño de 1.300 fieles entre una población de tres millones y medio de habitantes. 
 
Pero los posibles sucesores de Francisco no están nada claros. No tiene este Papa un delfín manifiesto, como pudo ser Pío XII de cardenal Bergoglio a liderarlo. Ahora no pretende un cambio sino una continuidad. Y eliminar cualquier oposición a esa pretendida continuidad, al menos entre el grueso de sus electores. La oposición al Papa no parte tanto de los cardenales, sino del clero joven y de la feligresía más militante, descontenta ante su posicionamiento contra la liturgia tradicional o ante el entorpecimiento de la labor de los nuevos movimientos, evidenciada últimamente con la degradación del Opus Dei. También su estrategia geopolítica recibe severas críticas, ya sea por su apoyo al populismo latinoamericano como por su tibia posición ante Rusia en su guerra contra Ucrania. 
 
El cardenal Tagle en la Sagrada Familia de Barcelona
 
Se pretende que de este cónclave sui generis salga un candidato inequívoco, aunque es sabido que «quien entra papa sale cardenal». No obstante, existen unos nombres que destacan como papables y entre ellos el más nombrado es el italiano Matteo Zuppi (66), arzobispo de Bolonia, miembro de la Comunidad de San Egidio, de notable ascendencia con el papa Francisco y cuya actividad internacional y mediadora revelarían su utilidad en tiempos de graves conflictos. En su contra solo tiene su nacionalidad y el temor a que los italianos vuelvan a usufructuar la sede de San Pedro, como hicieron durante 455 años hasta la llegada de Juan Pablo II. Otro de los candidatos preferidos de Francisco sería el filipino Luis Antonio Tagle (65), anterior arzobispo de Manila y hasta ahora Prefecto de Propaganda Fide. Su procedencia asiática favorecería el empeño de Francisco por un papa venido de la periferia. 
 
No obstante, tanto Zuppi como Tagle pueden ser demasiado jóvenes para el papado. Desde la muerte de Juan Pablo II se pretende evitar un pontificado demasiado largo, siguiendo aquel dicho de «buscamos un Santo Padre, no un Padre eterno». Candidatos más veteranos, en una línea francisquista, podrían ser el arzobispo de Boston, Patrick O’Malley (78), el arzobispo de Viena, Christoph Schönborn (77), o el checo, Michael Czerny (76), Prefecto para el Desarrollo Integral, cuyas intervenciones en el Cónclave están siendo notables. La oposición al Papa que lideran los cardenales Burke y Sarah no tendría ninguna opción, si bien podría brotar una tercera vía centrista, que podría estar representada por el arzobispo de Budapest, Peter Erdó (70), o el de Utrecht, Willem Eijk (69). ¿Y los españoles? A pesar de que no ha disminuido su presencia, como ha pasado con otros países, contando con siete cardenales electores, no parece que, entre ellos, exista un candidato que concite el entusiasmo general. Omella sí gozaría del plácet del Papa y a su favor tendría su simpatía e incluso la cercanía al poder socialista, pero no parece que tenga un bagaje y una preponderancia determinante entre los demás cardenales, aunque su presencia internacional se esté desarrollando de forma creciente en los últimos tiempos. 
 
*Escrito publicado en el Diario "El Mundo" por Oriol Trillas el día 30 de agosto de 2022

Entradas que pueden interesarte

11 comentarios

  1. Una Iglesia desnortada (1)2 de septiembre de 2022, 5:02

    Uno de los problemas que ha habido en el consistorio de este agosto, según se informa (Specola), es la nula libre discusión de los problemas y necesidades de la Iglesia: parece como si Bergoglio lo hiciera todo bien... y nada más lejos de la verdad.



    1. Empezando por la cuestión de mayor jerarquía en la gravedad, Bergoglio, como Papa, es heresiarca excomunicado [1] latae sententiae non declarata, con sede impedida, por lo que tiene su ministerium (ejercicio de sus potestades) parcial y limitado, condicionado a tener justa causa y a no innovar en nada, para que así sus actos sean válidos y lícitos.

    Ello deriva de la comunión y absolución de los adúlteros impenitentes establecido en Amoris laetitia del 19 de marzo de 2016, Capítulo VIII, n. 305 y notas 336 y 351, y el Rescripto Papal concedido ex Audientia Sanctissimi al Cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin el 5 de junio de 2017, y publicado en el Diario Oficial de la Santa Sede, la Acta Apostolicae Sedis, de 7 de octubre del 2016, páginas 1071-1074, que impone esta herejía como Magisterio Auténtico, amparándola bajo los cánones 752 y 1371 del Código de Derecho Canónico:

    - El canon 752 ordena prestar un asentimiento religioso del entendimiento y de la voluntad, sin que llegue a ser de fe, al Magisterio Auténtico

    - El canon 1371 castiga represivamente con una pena justa a quien rechace pertinazmente la doctrina del canon 752

    Además, se consolidó por violar el adulterio como acto moral intrinsece malum según el Catecismo 1753-56, y Veritatis splendor 79-83/95-97; su no contestación a las Dubia del 19 de septiembre del 2016 por 4 cardenales; su silencio ante docenas de correcciones fraternas, y a las dos cartas que apoyó a diversos obispos favorables a la herejía: Carta de Francisco a los obispos de la Región Pastoral de Buenos Aires (5.9.2016) y Carta de Francisco en respuesta favorable a la Nota del Patriarca de Lisboa (26.6.18); y su silencio ante las implementaciones de la herejía en las diócesis de Roma, Piamonte, Valle de Aosta, Las Marcas, Sicilia, Malta, Bélgica, Alemania (Camino Sinodal Alemán), Braga, Oporto, Lisboa, Fátima, Leiria, Coimbra; y el Itinerario catecumenal para la vida matrimonial del Dicasterio para los Laicos la Familia y la Vida (15.6.2022)



    2. La ilícita e inválida prohibición de la misa tradicional por Traditionis custodes (16.7.2021) y Desiderio desideravi (29.6.2022), contradiciendo la validez permanente que estableció Benedicto XVI en Summorum pontificum (7.7.2007) y su carta anexa.



    3. La Pachamama de Querida Amazonía:

    a) Celebró el Rito de la Madre Tierra Pachamama en los jardines vaticanos el 4 de octubre del 2019

    b) La Pachamama fue venerada en la Basílica de San Pedro frente a la Tumba de San Pedro

    c) Bergoglio saludó a 2 obispos que llevaban el ídolo de la Pachamama sobre sus hombros y lo procesionaron por el Salón del Sínodo, siendo colocado en un lugar de honor

    d) Los ídolos de la Pachamama se exhibieron en la iglesia de Santa María en Traspontina

    youtube.com/watch?v=1wioisaIU2I&t=1590s



    4. El Gran Manitú del Quebec del 27-28 de julio del 2022:

    Participó en una lamentable ceremonia pagana en Quebec convocando la fuerza de los espíritus, donde se pide a la "abuela de Occidente" que le dé acceso al círculo de espíritus, para que estos espíritus estén con nosotros y seamos más fuertes. Se puede ver cómo Bergoglio, obispos y cardenales se ponen las manos en el pecho para hacer la consagración como un "símbolo masónico" y encima tapándose la cruz del pectoral.

    es-la.facebook.com/Reuters/videos/live-pope-francis-meets-officials-in-quebec-city-including-first-indigenous-gove/921111055513479/

    1:22:42 y 1:23:01 Bergoglio
    1:22:28 Obispos y cardenales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero ver a los obispos, con atuendos creando empatía con los sufridos pueblos que los atuendos de viejas glorias, tiaras, sillas gestatorias, largas colas de manteos; menos metros de ropa y más pan para los pobres.

      Eliminar
  2. Una Iglesia desnortada (2)2 de septiembre de 2022, 5:02

    5. La doble exhibición de la estatua del criminal del violento, heresiarca y cismático Lutero:

    a) Aula Pablo VI, 13 de octubre del 2016, coincidiendo con el 99º aniversario de la última aparición de la Santísima Virgen María en Fátima, día del "milagro del sol". La estatua, según las fotos, estaba envuelto con una bufanda o estola amarilla, el color asociado desde la edad media a los traidores, herejes, prostitutas y apestados, y en el teatro y escenarios, a la mala suerte (y en Cataluña, con el churro o lazo antiespañol, anticatólico y antimonárquico).

    b) Aula Pablo VI, 25 de octubre del 2021, en la misma aula, ante una representación de cristianos alemanes participantes de la peregrinación ecuménica "De Lutero al Papa", procedente de Alemania, con el lema "Mejor todos juntos", y en espera de una Iglesia con "voluntad de escuchar", también con motivo del proceso sinodal.

    c) Calificar a Lutero como un falso "testigo del Evangelio" por dos veces el mismo Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, tanto en el documento "Del conflicto a la comunión" n. 29 (2017), y en la Semana de oración por la unidad de los cristianos (2017), "Alemania: tierra de la Reforma luterana".

    d) Las celebraciones conjuntas de Bergoglio con los luteranos suecos (un tipo de luteranismo especial) por el 500 aniversario de la Reforma, que comenzaron en Lund, Suecia, el 31 de octubre de 2016, flaqueado de falsos presbíteros y obispos luteranos, agradeciendo a Dios por el execrable "don" de la infame Reforma:

    "Francisco rezó para que el Espíritu Santo “nos ayude a festejar los dones que han llegado a la Iglesia a través de la Reforma, nos prepare para arrepentirnos de los muros divisorios que nosotros y nuestros antecesores hemos construido y equiparnos para dar testimonio y servir juntos en el mundo... incluso pidió a católicos y luteranos ir más allá de los “errores” del pasado para forjar una mayor unidad, inclusive la participación común en la Eucaristía” (AP News, El papa ora en Suecia en aniversario de Reforma de Lutero)



    6. Su silencio ante la deriva totalmente herética y cismática del Camino Sinodal Alemán que va a destruir toda la Fé, moral y eclesiología;

    - su pacto secreto con la dictadura comunista de China;

    - su silencio en prohibir la comunión y absolución del abortista Biden;

    - su silencio ante la persecución católica del dictador nicaragüense sandinista Daniel Ortega;

    - su silencio en no condenar a las dictaduras izquierdistas de Cuba y Venezuela.



    7. Ad charisma tuendum del 14 de julio de 2022 que degrada al Opus Dei; las "misericordeaciones" (sanciones) a instituciones y clérigos tradiconalistas; su inquina hacia los tradicionalistas con calificativos de "rígidos", "encaje de abuelas", "fe muerta"...



    8. Sus centenares de declaraciones contrarias a la doctrina católica o enseñanzas temerarias, erróneas e imprudentes:

    - "Quién soy yo para juzgar"

    - La opción por los pobres es una categoría teológica: "Quiero una Iglesia pobre para los pobres", "la nueva evangelización es una invitación a reconocer la fuerza salvífica de las vidas de los pobres (económicos)”;

    - "Quiero proponer a los cristianos algunas líneas de espiritualidad ecológica” (Laudato si)

    - “El Hijo del hombre, que como una serpiente, hecho pecado, viene elevado para salvarnos. Miremos al Crucifijo: un hombre torturado, un Dios, vaciado de la divinidad, manchado por el pecado”

    Todo para eludir que la ley suprema de la Iglesia es la salvación de las almas.

    ResponderEliminar
  3. Una Iglesia desnortada (3)2 de septiembre de 2022, 5:09

    Es indudable que Bergoglio, un día, ya no será Papa. Si cesa, quedará como lo que es, un pobre hombre, carente de carisma y autoridad moral alguna: el otrora maximus misericodetor queda desposeído de su potestad: la irrelevancia y el olvido serán su peor castigo. Todo su círculo de hierro desaparecerá. Temido como Papa, abandonado como emérito. Timonel del Terror, ancianito de taca-taca residenciado. Dios de dioses, nada de nadie. De él diremos: "¿Y todos tuvimos miedo de ése? ¡Pero ahora si es viejo, enfermo, sin poder y morirá como todo hombre!".

    Criticar al Papa, desobedecer y resistirse a sus injusticias, es un deber derivado del soldado de Cristo que todo feligrés es por obra del bautismo y confirmación, y porque la unidad se verifica en la verdad, no en la mentira, tal como se demostró en la herejía arriana y la oposición de consagrados y laicos alrededor de San Atanasio.

    La Escuela de Salamanca estableció que es lícito desobedecer al Papa y al Emperador si no ejercen como tales, y si sus actos afectan a materia grave y causan perjuicio grave.

    Se enfoca, ciertamente, la culpa, imputabilidad y responsabilidad sobre Bergoglio, pero hay que extenderla a una parte del Pueblo de Dios, tal como se ha visto en el Camino Sinodal Alemán y los documentos apostáticos presinodales de Barcelona (29 mayo 2022) y España (Madrid, 11 junio 2022) que querían voltear el sacerdocio y la moral.

    Los corresponsables con Bergoglio son todos los cardenales, obispos, presbíteros y otros consagrados y clérigos, junto con feligreses, teólogos, moralistas, biblistas, profesores, canonistas... que impulsan la heterodoxia dentro de sus respectivos ámbitos de competencia.

    Por eso el cónclave puede no resolver absolutamente nada, no sólo porque van a poder ser Papas unos peligrosos como Parolin (Becciu le señala sobre los escándalos financieros), Zuppi (progresista, amigo del Camino Sinodal Aleman y los restos de la Mafia de San Galo, permitió una misa ad hoc para una boda gay en un templo, felicitado por James Martin SJ, mediador con ETA), el norteamericano Robert McElroy (progresista iconoclasta, íntimo amigo de la abortista Pelosi, apoyó el payasesco plan económico de Biden con brutal subida de impuestos y emisión de dinero) y el que dicen que es el preferido de Bergoglio, filipino prochino Luis Antonio Tagle (el desembarco del Partido Comunista Chino en el Vaticano, por los 1980 participó con la policía de Marcos e Imelda), sino porque el problema de la omisión de la defensa de la Fé que cometen los cardenales y obispos... su obediencia a todas las injusticias del Papado actual es absolutamente peligroso, pues puede extenderse al siguiente Papa... no por sacar a Bergoglio se acabarán los problemas...


    ......


    [1]

    - 94 clérigos y académicos declaran que el Papa es heresiarca por Amoris laetitia
    infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1905040154-acusaciones-de-herejia-contra

    - Carta de 45 profesores y sacerdotes sobre la Amoris Laetitia reprobando 19 proposiciones: La exhortación apostólica Amoris Laetitia: una crítica teológica
    infocatolica.com/?t=noticia&cod=27245

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Criticar al Papa y desobedecerlo es justo lo que hizo Lutero, con mucha más justificación que ahora, y por ello lo denosta usted y le niega haber sido testigo de Cristo. No se puede medir con dos varas distintas según su conveniencia.

      Eliminar
    2. No es cierto que Lutero tuviera mucha más justificación que ahora para criticar al Papa. Los papas de la época de Lutero no habían puesto en cuestión la doctrina católica como ha hecho Francisco con "Amoris Laetitia".

      Eliminar
  4. El talón de Aquiles del Pontificado de Francisco no ha sido tanto su filototalitarismo populista -proclividad explícita en gestos con los regímenes procomunistas, envuelta en una manifiesta y encomiable preocupación por los desvalidos o descartados que dice él-- cuanto el descalabro doctrinal. No sólo quedó atrapado en sus disparates teológicos en documentos del máximo rango, dubbia le llamaron edulcoradamente cuatro cardenales del máximo rigor teológico. Un Papa que patina en lo doctrinal es un desastre para la Iglesia. Su rango de dislates abarca desde el dogma, sobre todo en teología sacramental, hasta la moral. Humano sería, por falta de formación, sus vacilaciones corregidas en demasiadas ocasiones por Lombardi y luego por la secretaría de comunicación, pero parece ya empecinamiento corroborar con hechos esos dislates. Aunque alguien podría afirmar que se le echará de menos cuando no esté, la verdad es que, mientras está, resulta una suerte de losa.

    ResponderEliminar
  5. Lo que está claro es que quizás Francisco haya sido un buen Papa... pero no es un gran Papa. Y en estos momentos es probable que lo que necesite la Iglesia sea lo último antes que lo primero.
    La comprensión y la compasión están muy bien, hasta que se convierten en traición a las propias convicciones y principios y en inacción frente al competidor o, peor aún, el enemigo. Este pontificado ha caminado y a veces ha caído en ese peligro. Cosa que no le ha hecho ningún favor a la institución.
    Dicho esto, falta saber qué gran nombre hace falta para enderezar las cosas. Confieso que no se me ocurre ninguno.

    ResponderEliminar
  6. "Una reunión de todos los cardenales solo se venía produciendo en caso de elección papal."

    No es así. Este tipo de encuentros cardenalicios eran relativamente frecuentes en pontificados anteriores. Incluso Francisco convocó uno al principio de llegar, en 2014, sobre la comunión de los divorciados en nueva unión no canónica, pero los cardenales resultaron respondones y hasta 2022 no ha vuelto a convocar un consistorio de este tipo.

    ResponderEliminar
  7. Czerny tiene en su contra que es jesuita y resulta muy improbable que a un Papa jesuita lo suceda otro Papa de la misma orden religiosa. Otro factor que juega en su contra es que carece de experiencia como obispo diocesano, la cual parece un requisito inexcusable desde Juan XXIII.

    O'Malley y Schönborn resultan demasiado mayores, aparte de que el austriaco está delicado de salud.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell