¡Qué solos se quedan los muertos!

16

 

 

Algo extraño y peculiar tiene el ser humano, que le hace agarrarse a la muerte de una forma bien extraña. Reverencial de todos modos. Cuanto más retrocedemos en el tiempo, mayor es la reverencia. Venimos de las “pompas fúnebres”, convertidas hoy en mera actividad empresarial, aséptica sombra de lo que fueron no hace tanto. Para los más modestos, honras fúnebres, cuyo núcleo eran los ritos religiosos. Y eso no es sólo en el cristianismo, sino en la totalidad de la memoria que nos ha transmitido la historia: la más espectacular, no lo olvidemos, los grandes monumentos fúnebres de todos los tiempos, presididos por las pirámides, tan universales, con las que se intentó construirles una eternidad a los muertos; y en orden menor, los panteones de gran variedad de categorías, a los que da nombre el singularísimo Panteón de Agripa en Roma, en el que se intentó una vez más unir en un mismo recinto a los dioses y a los hombres. Templo de todos los dioses (pan theón) y apoteosis (divinización) de los grandes personajes (empezando por los césares) que intentaban alcanzar y gozar eternamente la divinidad enterrándose junto a los dioses. El caso es que nos ha quedado la palabra panteón (completada con mausoleo) para referirnos a nuestros monumentos fúnebres, en total declive.


Y en cuanto a las pompas u honras fúnebres, no es menor el declive. Tuvimos aquí, en nuestros lares, una compañía de seguros (en mi memoria, la primera), llamada “El Ocaso”, que aseguraba justamente eso, las honras fúnebres por una módica cuota mensual que pasaban a cobrar por las casas. Toda una institución, basada en el principio de la reverencia debida a los muertos. Lo más importante que ofrecían era el entierro propiamente dicho, con la carroza tirada por caballos (no había otro transporte fúnebre); el tiro de caballos (1, 2, 4 o más) era la primera manifestación de la dignidad-riqueza del difunto. El otro indicio era el número de curas (3, el de alta categoría estándar). Pues bien, hoy nos hemos quedado sin caballos y sin curas para los entierros. Lo más normal hoy, en diócesis en que no para de reducirse el número de curas, es que el oficio fúnebre (en el tanatorio) lo celebre un diácono.


Y las visitas a los cementerios, en severo declive. Eso sí, el antiguo día de los muertos o día de ánimas, se celebra cada vez con más alboroto. Empezando por la escuela, que promociona por todo lo alto, desde el preescolar, la celebración del Halloween: que es cualquier cosa menos un homenaje a los muertos. La celebración de “los fieles difuntos”, que dice nuestra liturgia. Pues no, nada que ver el Halloween con la visita a los cementerios. 

 

 
 
Ante este panorama, aún más acentuado con el empujón hacia no sé dónde que nos ha dado la pandemia, me resuenan con nostalgia los versos de la rima LXXIII de Gustavo Adolfo Bécquer: qué solos se quedan los muertos; pues sí, qué solos hemos dejado a nuestros muertos, a nuestros padres, al fin y al cabo. Como es de rigor en una epidemia, ¿no? Aunque bien mirado, a esos, a los que cayeron en masa, ya los habíamos dejado solos. Es que ya no valemos para cargar con nuestros muertos. Ya no valemos lo que valíamos antes. Si la muerte es así, ¿cómo ha sido la vida?

En efecto, en las honras fúnebres se intenta evocar la honra que mereció en vida el difunto. Y en eso se procuraba no ahorrar. ¿Y dónde estamos ahora? ¿Ahora? Estamos en otra dimensión. En vez de ocuparnos de un entierro digno, nos ocupamos de una “muerte digna”. Gran concepto de nuestra modernidad. Sin cura, por supuesto, que le resta dignidad a la muerte en la factoría en que ésta se administra. En estas condiciones, la meditación de la muerte se torna muy incómoda. Estamos en época de iconoclastas; y uno de los iconos más perseguidos es el de la muerte, que de hecho religioso y trascendente que fue, ha quedado reducido a hecho administrativo. Es el Estado el que la gestiona. Y ya vemos cómo. 


Cuando comparo la calidad de la vida con las liturgias que acompañan a la muerte, pienso en el singularísimo fenómeno de los toros: una muerte ritual, esplendorosa, con música y todo, y no más cruel que la usual en la naturaleza libre (los carnívoros comen lo que cazan), como apogeo de una vida de regalo, que el hombre ha diseñado especialmente para él, justamente en función del esplendor que ha de tener su muerte. Por eso me acongoja que desaparezcan los ritos y las liturgias que ensalzan la dignidad del difunto. Porque con esa desaparición veo ir apagándose la dignidad del hombre.


En fin, dejo ahí para la nostalgia la rima LXXIII de Bécquer.


Virtelius Temerarius


RIMA LXXIII


Cerraron sus ojos
que aún tenía abiertos,
taparon su cara
con un blanco lienzo,
y unos sollozando,
otros en silencio,
de la triste alcoba
todos se salieron.

La luz que en un vaso
ardía en el suelo,
al muro arrojaba
la sombra del lecho;
y entre aquella sombra
veíase a intérvalos
dibujarse rígida
la forma del cuerpo.

Despertaba el día,
y, a su albor primero,
con sus mil rüidos
despertaba el pueblo.
Ante aquel contraste
de vida y misterio,
de luz y tinieblas,
yo pensé un momento:

?¡Dios mío, qué solos
se quedan los muertos!

*

De la casa, en hombros,
lleváronla al templo
y en una capilla
dejaron el féretro.
Allí rodearon
sus pálidos restos
de amarillas velas
y de paños negros.

Al dar de las Ánimas
el toque postrero,
acabó una vieja
sus últimos rezos,
cruzó la ancha nave,
las puertas gimieron,
y el santo recinto
quedóse desierto.

De un reloj se oía
compasado el péndulo,
y de algunos cirios
el chisporroteo.
Tan medroso y triste,
tan oscuro y yerto
todo se encontraba
que pensé un momento:

¡Dios mío, qué solos
se quedan los muertos!

*

De la alta campana
la lengua de hierro
le dio volteando
su adiós lastimero.
El luto en las ropas,
amigos y deudos
cruzaron en fila
formando el cortejo.

Del último asilo,
oscuro y estrecho,
abrió la piqueta
el nicho a un extremo.
Allí la acostaron,
tapiáronle luego,
y con un saludo
despidióse el duelo.

La piqueta al hombro
el sepulturero,
cantando entre dientes,
se perdió a lo lejos.
La noche se entraba,
el sol se había puesto:
perdido en las sombras
yo pensé un momento:

?¡Dios mío, qué solos
se quedan los muertos!

*

En las largas noches
del helado invierno,
cuando las maderas
crujir hace el viento
y azota los vidrios
el fuerte aguacero,
de la pobre niña
a veces me acuerdo.

Allí cae la lluvia
con un son eterno;
allí la combate
el soplo del cierzo.
Del húmedo muro
tendida en el hueco,
¡acaso de frío
se hielan sus huesos...!

* * *

¿Vuelve el polvo al polvo?
¿Vuela el alma al cielo?
¿Todo es sin espíritu,
podredumbre y cieno?
No sé; pero hay algo
que explicar no puedo,
algo que repugna
aunque es fuerza hacerlo,
el dejar tan tristes,
tan solos los muertos.

Entradas que pueden interesarte

16 comentarios

  1. La fe en la Resurrección de Jesús nos llena de esperanza ante la muerte.
    Acaba de salir en Amazon un nuevo libro sobre la Santa Sábana que resuelve el famoso enigma sobre lo que vio el apóstol Juan para luego creer en la resurrección de Jesús.
    SAN JUAN EVANGELISTA “VIO Y CREYÓ” (JN 20,8) ¡Y NOSOTROS TAMBIÉN!
    También en catalán: SANT JOAN EVANGELISTA "VA VEURE I VA CREURE" (JN 20,8)... I NOSALTRES TAMBÉ!
    Este libro resuelve el principal enigma de la Biblia y nos explica lo que realmente vio san Juan al entrar en el sepulcro. Leyéndolo, también nosotros lo veremos, aunque sea mentalmente, y también creeremos en la Resurrección de Jesús. Nos interesa para salir de dudas si las teníamos y ser salvos. Y si es preciso recibir el Bautismo.

    ResponderEliminar
  2. A la colonia de Cataluña...2 de noviembre de 2021, 0:36

    "Empezando por la escuela, que promociona por todo lo alto, desde el preescolar, la celebración del Halloween: que es cualquier cosa menos un homenaje a los muertos. La celebración de “los fieles difuntos”, que dice nuestra liturgia. Pues no, nada que ver el Halloween con la visita a los cementerios."

    Pues a la consejería de educación de la Halloween de Cataluña, regida por el prefecto superior de Magia el Molt Terrorífic i Esgarrifós Josep González [atenció, dues zetes i un accent tancat a la lletra a no normalitzades!] i Cambray, de la Esquerra Tenebrosa de Espantaluña (quedaríais chulos con el vestido de masón, el mandil, los guantes...) se la podría acusar de introducir una fiesta NO CATALANENCA, es decir, que carece de ninguna tradición en la supuesta nasió que dicen que es su patria intangible amb dret a dasidí.

    Además, por otro lado, está vulnerando dos artículos constitucionales, la libertad religiosa del art. 16, y el derecho a la educación de los hijos por los padres, regulada en el art. 27.3, dado que introducen una especie de culto satánico-demoníaco, en forma festiva, en los colegios y escuelas de la Cataluña.

    Muy mal por parte de los obispos de Cataluña, y también por la gran mayoría de los padres que se dicen católicos... por lo que se ve, seguís siendo colonias culturales de los EEUU, igualito que cuando en los 1970 decíais "fora les forces d'ocupació" y "fora el capitalisme", y de otro lado, os fumabais Winston, Marlboro, teníais mecheros Zippo, vaqueros...

    ResponderEliminar
  3. El aborto, los niños no nacidos, santos inocentes e indefensos sin sepelio (i)2 de noviembre de 2021, 1:48

    Monseñor Carlo María Viganò ha vuelto a decir la verdad sobre la pecaminosa comunión de Biden el abortista, con el consentimiento de Francisco:

    "Representan un escándalo inaudito, ya que no condenan las posiciones de una Personalidad política que apoya el aborto."


    "desconoce la posición inmutable del Magisterio de la Iglesia, y resuena como una flagrante invitación a cometer sacrilegio, profanando la Santísima Eucaristía al recibirla en estado de pecado público y manifiesto" [añado pecado grave, intrinsece malum]


    "Todo católico sabe que la matanza de una criatura indefensa en el vientre de la madre es un crimen horrendo; y que el escándalo más grave se lo da a los fieles no sólo Joe Biden como un partidario convencido el aborto, sino también el propio Bergoglio, a quien se le reconoce la autoridad de Pastor Supremo de la Iglesia."


    "Su obra de demolición [Bergoglio] no conoce tregua ante el asombrado silencio de los cardenales y obispos." [sólo se explica porque los obispos y cardenales son ya analfabetos teológicos, bíblicos y magisteriales, sino cobardes e indiferentes, y no les importa nada más que mantenerse en el cargo y cobrar a final de mes, y esto sólo se soluciona por parte de todos los que sí saben y sobre todo por el mismo Jesús, quien manda sobre la Iglesia, sobre sus tres miembros, la Iglesia peregrina, purgante y triunfante, y acabará disciplinando a sus malos administradores, el Papa, cardenales y obispos].


    "Las rarísimas menciones de Pastores que verdaderamente tienen en su corazón a las almas que les han sido confiadas -destacado el ejemplo de Su Eminencia el cardenal Burke entre otros- son vistas con hostilidad por la mayoría de sus hermanos Obispos y por el Vaticano, en una subversión inquietante de la misión de la Iglesia de Cristo, hoy reducida al cambio climático, al capitalismo inclusivo [1] y a la vacunación masiva."

    ...

    La Iglesia tienen muy bien clarificado que el aborto u homicidio de niños no nacidos en estado de feto o embrión, es un acto moral intrinsece malum per se semper et pro semper in onmibus locis, es decir, es un pecado grave objetivo, comparable al genocidio, ante el cual, como dice la jurisprudencia Demjanjuk, toda participación objetiva en el sistema de genocidio de campos de exterminio nazis, aún a nivel de soldado de torre de vigilancia, es una participación en un delito de genocidio, y por lo tanto, es causa de detención, acusación y enjuiciamiento, y en juicio se decidirá la cuestión subjetiva, la culpa, imputabilidad o responsabilidad atenuada, agravada o eximida, y la gradación de la pena.

    Bergoglio es responsable de un pecado grave por omitir su deber de emitir la debida decisión normativa universal, que prohíba la ilegal comunión eucarística de Biden y todos los políticos católicos que aprueban el aborto, pues la defensa de la vida es un principio innegociable, y porque Biden no está en rite dispositus o coherencia eucarística. No, no lo está, aunque calle o diga lo contrario Bergoglio.

    ACTOS INTRINSECE MALUM

    - Catecismo 1753-1756. 1756: Hay actos que, por sí y en sí mismos, independientemente de las circunstancias y de las intenciones, son siempre gravemente ilícitos por razón de su objeto; por ejemplo, la blasfemia y el perjurio, el homicidio y el adulterio.

    - Veritatis splendor. En sus numerales 79-83 y 95-97 explica por qué estos actos son malos por sí mismos, por ejemplo:

    81. La Iglesia, al enseñar la existencia de actos intrínsecamente malos, acoge la doctrina de la sagrada Escritura. El apóstol Pablo afirma de modo categórico: «¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el reino de Dios» (1 Co 6, 9-10)... son actos irremediablemente malos, por sí y en sí mismos no son ordenables a Dios y al bien de la persona...

    ResponderEliminar
  4. El aborto, los niños no nacidos, santos inocentes e indefensos sin sepelio (ii)2 de noviembre de 2021, 1:48

    ABORTO

    I. Hay dos Catecismos que definen el aborto como un crimen que clama al cielo:

    - Catecismo Mayor de San Pío X (1905):

    967. ¿Cuáles son los pecados que se dicen clamar al cielo? - Los pecados que se dicen clamar al cielo son cuatro:

    1.°, el homicidio voluntario;
    2.°, el pecado impuro contra el orden de la naturaleza (SODOMÍA);
    3.°, la opresión del pobre;
    4.°, la defraudación o retención injusta del jornal, del trabajador.

    968. ¿Por qué se dice que estos pecados claman al cielo? - Dícese que estos pecados claman al cielo porque lo dice el Espíritu Santo, y porque su iniquidad es tan grave y manifiesta que provoca a Dios a castigarlos can los más severos castigos.

    - Catecismo San Juan Pablo II (1997):

    1867. La tradición catequética nos recuerda que hay pecados que “claman al Cielo” por su específica gravedad. Con la fundamentación Bíblica:

    1: El Homicidio voluntario o el asesinato (Génesis 4, 10)
    2: Práctica de la homosexualidad o sodomía (Génesis 18, 20; y 19,13)
    3: Opresión contra el pobre (Éxodo 3, 7-10)
    4: El Agravio al forastero, a la viuda y al huérfano (Éxodo 22, 20-22)
    5: La injusticia con el asalariado (Deuteronomio 24, 14-15; y Jueces 5,4)

    II. PÍO XII

    1. Discurso de Su Santidad Pío XII al Congreso de Unión Católica Italia de Obstétricas III (1951)

    2. Discurso de Su Santidad Pío XII sobre los errores de la moral de situación (1952)

    3. Discurso de Su Santidad Pío XII a los participantes en el II Congreso Mundial de la fertilidad y la esterilidad (19 mayo 1956)


    III. Gaudium et spes, Concilio Vaticano II, 27:

    9. ABORTO, EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO


    IV. PABLO VI

    1. Humanae vitae 14: aborto, esterilización, anticonceptivos (ampliado en Donum Vitae n. 2, asumido en Splendor vitae)

    2. Declaración sobre el aborto (Congregación para la Doctrina de la Fe), 18 noviembre 1974, n. 26 ("No se puede jamás aprobar el aborto")


    V. JUAN PABLO II

    1. Donum vitae, n. 2 (ampliación de la Humanae Vitae 14)

    2. Evangelium vitae, n. 62 (el aborto directo o querido como fin o como medio); 73: el aborto y la eutanasia

    3. Catecismo nn. 2270-2275: La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida

    4. «Dignidad para recibir la Sagrada Comunión. Principios Generales», 10 junio 2004

    5. Catecismo 2370: anticoncepción, destruye lo unitivo y procreativo

    6. Código de Derecho Canónico, canon 1398: “Quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae”


    VI. BENEDICTO XVI

    1. Aclaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el aborto provocado (L'Osservatore Romano», Año CXLIX n. 157, 11 de julio de 2009, p. 7)
    PÍO XII


    VII. DERECHO CANÓNICO

    iuscanonicum.org/index.php/derecho-penal/delitos-y-penas-en-particular/41-el-delito-de-aborto-en-el-derecho-penal-canonico.html

    ---

    [1] Cuando nombró para la Academia Pontificia de Ciencias Sociales al profesor Jeffrey David Sachs, director del Centro de Desarrollo Sostenible de Columbia y de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

    ResponderEliminar
  5. Yo pienso que creer en la Resurrección no es nada difícil, al igual como creer en los milagros de Jesús. Al fin y al cabo la mayoría de jóvenes de hoy creen a ojos cerrados en las maravillas sobrenaturales del Superman y del Harri Pooter y les cae la baba de gozo. Lo más dificil es seguir lo que manda La Iglesia sobretodo en el sacramento de la penitencia individual, es ahí donde se debe incidir para modificar algo que no es evangélico en la "forma", porque Jesús no confesó a nadie, se limitaba a perdonar los pecados. Este proceder de la Iglesia de preguntar ¿¿que pecados tienes??, no es evangélico. Especialmente en la Penitencia debería aprobarse la Absolución Colectiva. EF.

    ResponderEliminar
  6. Referente al obispo Novell, al fin y al cabo sigue los consejos pastorales escritos en Los Hechos: "El obispo debe ser marido de una sola mujer". Que después La Iglesia modificó a su gusto las leyes ya es otra cuestión. Esta parte de Los Hechos a bien seguro no se lee nunca en las lecturas dominicales de Misa, esta censurada. EF.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo 5:17 Por lo visto escondes a tu gusto, las razones por las que la Iglesia dejó de permitir el matrimonio a curas y obispos.
      Deberías saber que los Apostoles dejaron todo para seguir a Jesus y expandir el Evangelio, y que además Jesús dijo que "algunos se hacen eunucos por amor al Reino de Dios", y que S.Pablo aconsejaba que el soltero no se casara para dedicarse al Evangelio.
      Además ya en los primeros tiempos se estableció que los curas y obispos casados, vivieran como hermanos con sus respectivas mujeres.
      En fin, tus medias verdades también es una forma de censura.

      Eliminar
    2. Sacerdocio celibatario2 de noviembre de 2021, 15:26

      Eso lo aclar muy bien Juan Pablo II, puesto que el primer Papa, Pedro, estaba casado y con una hija:

      A./ Audiencia de San Juan Pablo II de 17 de julio de 1993 sobre el celibato sacerdotal:

      w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1993/documents/hf_jp-ii_aud_19930717.html

      Doce puntos básicos sobre el celibato sacerdotal obligatorio:

      1. Jesús declara la renuncia al matrimonio de los sacerdotes y obispos por el Reino de los Cielos:

      "Hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el reino de los cielos" (Mt 19).

      2. Consagración total a Cristo, a través de la virginidad o celibato por amor del Reino de los Cielos

      3. Adhesión y unión plena a Cristo, a quien se ama y sirve con un corazón indiviso (1 Co 7)

      4. Para servir sin obstáculos al Reino de Dios

      5. Plena y libre entrega y disponibilidad completa e integral al servicio del Reino de Cristo, de la Iglesia y de la Humanidad

      6. Plena realización del Amor “esponsal” a la Comunidad, amor entendido como acto de la voluntad (y no como acto del sentimiento). El sacerdote desea todo lo bueno para el prójimo: la salvación de su alma (San Pablo: el amor es paciente y bondadoso, se alegra en la verdad...)

      7. Recuerdo del misterioso Matrimonio por el que la Iglesia tiene por único Esposo a Cristo

      8. Opción más exclusiva para tener Fecundidad espiritual y para recibir la Paternidad en Cristo (1 Co 4)

      9. Signo vivo de aquel mundo futuro donde los resucitados no tomarán ni marido ni mujer (Catecismo, 1579)

      10. Vida más semejante a la vida definitiva del más allá y vida más ejemplar para la vida de aquí

      11. Desafío directo y abierto lanzado por la Iglesia contra las tendencias, modas, mentalidades y seducciones del mundo actual

      12. La consagración total tiene su razón de existir, subsistir y perfeccionarse con una voluntad cada vez más renovada de coherencia y de fidelidad al ideal evangélico de Cristo


      B./ Otra de las fuentes de la obligación del celibato sacerdotal (y del sacramento del orden reservado en exclusiva al hombre), está en el Evangelio de San Mateo 8, 20:

      "Las raposas tienen madrigueras y las aves del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene donde recostar la cabeza".

      "Recostar la cabeza" es un eufemismo de que Jesús "carece de mujer", pues Jesús está casado con su Iglesia, su legítima Esposa, de la cual, además, es su Cabeza. La cabeza de Jesús reposa sólo y únicamente en su Cuerpo, la Santa Esposa, la Iglesia Católica, y en sus hijos, su Familia, los fieles, necesitados de Jesús-Eucaristía.

      El obispo, con su Iglesia Particular, y el rector y vicario, con su parroquia, son su única y verdadera Esposa, y con su Familia, que es la parte del rebaño encomendada. Lo hacen a imitación de Jesús, Único, Eterno y Verdadero Sacerdote, del cual deriva todo sacerdocio, pues Jesús está casado con su Esposa la Iglesia.

      Por lo tanto, está ya firmemente asentado en la Iglesia Católica latina la obligatoriedad del celibato opcional. Y el celibato opcional desaparecerá de la Iglesia Católica oriental cuando tengan la conciencia de la verdadera intención de Jesús.

      Y es que el presbítero y el obispo tienen un matrimonio místico: el de ellos con la Iglesia. No deben de tener el corazón dividido por nadie: raza, patria, nación, Estado, dinero, política, honor, ideologías, sensualidad, cargos, títulos...

      Eliminar
    3. Sacerdocio celibatario bis2 de noviembre de 2021, 15:27

      C./ En un primer momento histórico, Jesús sabía que la Iglesia no podía soportar el sacerdocio celibatario obligatorio.

      San Pedro, el primer Papa, tenía una hija, Petronila.

      Y San Paulino, obispo de Nola, San Hilario, obispo de Poitiers y San Gregorio, obispo de Nissa, estaban casados.

      Fue con Trento cuando se llegó a la plena conciencia del celibato sacerdotal obligatorio, y lo mismo para con muchos sacramentos. Trento fue transcendente, pues fijó muchas verdades de la Iglesia que hasta entonces estaban desorganizadas, al igual que su gobierno y administración.

      -------------------------------------------

      D./ El celibato sacerdotal es de constitución divina y de transmisión apostólica.

      adelantelafe.com/el-celibato-eclesiastico/

      Conclusión final:

      "Según el Aquinate (S. Th., III, q. 22, a. 1) el verdadero sacerdote es mediador entre Dios y los hombres y comunica las cosas divinas a los hombres y las cosas humanas a Dios. Después del pecado original, la mediación sacerdotal es reparadora y se concentra en el Sacrificio expiatorio. Por tanto, el sacerdote (sacra dans) es un mediador escogido por Dios, que ofrece a Dios un Sacrificio como reconocimiento de su omnipotencia y en expiación por los pecados humanos, procurando así la pacificación entre Dios y el hombre.

      Cristo es sacerdote no por vocación atribuida, sino por la Unión hipostática. Por tanto, El nace sacerdote cuando el Verbo se hace carne, no se convierte en tal. La función de mediador no es propia de la divinidad de Cristo sino de su humanidad, ya que mediar conlleva inferioridad respecto a Dios. Por tanto, el sujeto del sacerdocio es la humanidad de Cristo (S. Th., III, q. 22, a. 3, ad 1um), pero Su humanidad no puede subsistir independientemente de la Persona divina que la ha asumido.

      Además Cristo es sacerdote y víctima al mismo tiempo (S. Th., III, q. 22, a. 2) ya que mediante la Encarnación El es un mediador capaz de sufrir por su humanidad y capaz de satisfacer infinitamente por su divinidad.

      El acto sacerdotal por esencia es el sacrificio de la cruz vuelto a actuar hasta el fin del mundo por el Sacrificio de la Misa. El sacerdote, mediante el Orden sagrado participa realmente del sacerdocio de Cristo y ofrece el Sacrificio de la Misa, que sobrepasa infinitamente todos los holocaustos del Antiguo Testamento (S. Th., III, qq. 46-48).

      El debe imitar a Cristo en el amor con el cual se ha ofrecido al Padre para aplicar a los hombres de todos los tiempos las gracias que brotan del Sacrificio del Calvario.

      El Orden sagrado es una configuración real y ontológica del sacerdote a Cristo “Sacerdote y Víctima”. Los fieles no son sacerdotes ministerialmente, pero son objeto de los cuidados de los sacerdotes, que han recibido la sagrada Ordenación.

      El Sacrificio de la Misa es ofrecido a Dios por el sacerdote ordenado y los fieles pueden unirse místicamente a él para hacer llegar a Dios la Misa como adoración, agradecimiento, expiación de los pecados, satisfacción de la pena debida a la culpa y para pedir todas las gracias de orden espiritual y material.

      El modernismo se equivoca queriendo equiparar, en una especie de democracia litúrgica, los fieles al sacerdote ordenado sacramentalmente. Los fieles, a través de la mediación de los sacerdotes ordenados tienden a Dios y, por esto, entre sacerdotes y fieles laicos no hay equiparación, ni siquiera oposición, sino subordinación jerárquica.

      Se entiende así el porqué esencial del celibato eclesiástico, que “vivit in carne praeter carnem” (S. Jerónimo), es el culmen del camino de perfección, que el hombre no puede alcanzar con sus solas fuerzas naturales, y hace al sacerdote libre para dedicarse exclusivamente a la misión de salvar a las almas y hace sus oraciones más cercanas a Dios, purísimo Espíritu."

      Por tanto, el celibato sacerdotal es de constitución divina y de transmisión apostólica.

      Eliminar
  7. No tiene nada que ver mi comentario con el artículo de hoy y seguramente no me lo van a publicar, pero no obstante lo escribo por si acaso: estoy hasta el gorro de la presencia de esta persona que fue obispo y gracias a Dios ya no es. Ya ha lucido bastante en las sección de noticias, ya ha herido demasiado la sensibilidad de la gente. Por FA lo podían retirar de una vez, ya está bien, Graciaaaas.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta persona que fue obispo lo seguirá siendo por el resto de vida, el sacramento concede caràcter perpetuo. Es lógico que sea un tema de primera linea y que Germinans publique las noticias en su portal.

      Eliminar
    2. Le guste o no, Xavier Novell es un personaje mediático que interesa a mucha gente y lo seguirá siendo durante mucho tiempo.como también seguirá siendo obispo hasta el día de su muerte. Nadie le obliga a leer lo que se publica sobre él. Xavier Novell ha demostrado ser una persona honesta y coherente. Mucho más tendrían que herir su sensibilidad tantos sacerdotes y obispos que llevan una doble vida y no hablemos ya de tanto pederasta como se esconde dentro de la institución. Xavier Novell hace unos días que ha comenzado a trabajar en una gran empresa de la comarca del Bages, próximamente contraerá matrimonio civil(en un futuro próximo espera casarse por la iglesia) y en primavera será padre por partida doble. Dejémos que que sea feliz y disfrute de ésta nueva etapa de su vida. Yo le deseó todo lo mejor. Bisbe Xavier, una abrçada molt forta!

      Eliminar
  8. Ya lo expresé en anterior comentario. Atención porque ya hay tanatorios que ofrecen ceremonia"católica" oficiada por un laico empleado de la funeraria. Lo venden muy bien y hay gente de buena fe que pica el anzuelo. La escusa es que no hay sacerdotes para tantos tanatorios y horarios tan dispersos. Nos quieren quitar hasta lo poco que nos queda.

    ResponderEliminar
  9. Uno de los temas clásicos de las predicaciones en ejercicios, novenas, retiros, era el de los novísimos. Ahora, nadie los trae a colación. Es un tema tabú, cuando el quid del cristianismo es la Muerte y Resurrección de Cristo. Ni el Pontífice, atareado en sus ocupaciones terrenales (cambio climático, Pachamama, casa común --que no es la celeste, aunque parezca paradójico), ni los obispos, ni los sacerdotes, ni los fieles de a pie hablamos de la escatología. No era así en los primeros cristianos. El misterio de la Muerte y la Resurrección es el misterio de la Pascua. Es lo que nos identifica como cristianos. Nuestra verdad del barquero.

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo con el Señor Valderas Gallardo.

    AL ÚLTIMO PONTIFICE LO HICIERON DIMITIR.

    Ahora solo tenemos EL CAOS.

    ResponderEliminar
  11. Un feligrés de Santa Misa diaria o familia católica no tendrá problema para tener sacerdote. El problema lo tiene el que nunca va y en el último momento se acuerda de Dios...

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Juan Pablo II, en Cataluña: "La Misa en el Camp Nou lleno fue seguramente un momento álgido del viaje"
¿Están los curas españoles como los franceses?
El copríncep d’Andorra, Joan-Enric Vives, rectifica per LA VALIRA i felicita ara la Diada Nacional d’Espanya
Sacerdote critica la nueva capilla del Santísimo en una importante basílica en Barcelona
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
Jaume Vives: “La persecución religiosa que hubo en el 36 en España fue la más cruel de la historia"
Torras i Bages va recolzar la creació de la festa de la Hispanitat «per a glòria de la Mare Pàtria Espanya»
Rumores de la diócesis de Urgel
Ya tenemos obispo lazi
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell