Los "puentes" de Joannes Josephus Omella, Pontífex Magnus

20
Puente del Estrechillo (Calanda)

Ya sabes, Juanjo, que tus paisanos estamos pendientes de tu boquita; y a pesar de lo que nos gusta el ajo en Calanda, detectamos enseguida cuándo se usa con exceso, hasta resultar ofensivo; y te repite y te desluce hasta la noche… De eso hablábamos precisamente al salir de misa el otro domingo: el tío Caldú, Pedro -el maestro jubilao-, Aurelio el de Andreu y este pobre Cojo, nos sentamos en la terracica de La Bellota a tomarnos el vermú saboreando los últimos calores del verano. Y luego, con la canícula del estío que se acaba, la calorina del vermú y de la discusión, se fueron añadiendo otros paisanos. En poco rato, se enzarzaron todos en una memorable discusión en la que no se llegó a las manos por la presencia disuasoria de la garrota que siempre llevo conmigo… por mi cojera y también por defenderte de tus malignos detractores, amigo Juan José.


La cosa vino a cuenta de esa merengosa entrevista tuya –así es como habla Pedro, ¡ya ves!; aunque lo de “merengosa” no lo dice por ti- que habías concedido a El Debate, a ese nuevo digital, nido de meapilas –afirmaba por su parte el tío Caldú-, propiedad de la Asociación Católica de Propagandistas -fundada por el P. Ayala SJ antes de la guerra-, y que ahora posee un holding educativo de exclusivos colegios y universidades que les procura muy pingües beneficios. Anunciar el Evangelio es otra cosa y, sobre todo, a los ricos, que son muy sensibles. Siempre ha sido así, Juan José… primum vivere, deinde filosofare. Por ahí anduvo el cardenal Herrera Oria, casi laico, tu perfecta contraimagen. 


 

 

Pues bien, comentaban estos buenos pero impetuosos calandinos, que te has vuelto a lucir, Juanjo, y lo has hecho de matrícula de honor. Es un decir, claro, porque los tíos no te pueden ni ver, y eso que aquí en Calanda tendemos a ser unos pelotillas con aquellos que han triunfado como tú; pero veo que eres en ese aspecto una honrosa excepción. En fin, Juan José, comentaban eso de que poco a poco, estamos dando más protagonismo y responsabilidad a los laicos para salir de sus vivencias familiares e intimistas de la fe y llegar a todas las personas que les rodean y con las que conviven diariamente. En fin, que viendo cómo viene el panorama, os estáis sacudiendo las pulgas de encima… A eso lo llamáis prevenir –dicen.


Mira, Juanjo, desde que murió el tío Curro os habéis dedicado tú y los conferenciosos que te precedieron, a desactivar al laicado católico, usurpando su representación política en todas las instituciones con vuestras ilustres personitas. Los habéis amordazado y os habéis convertido en sus procuradores ante los gobiernos de uno y otro signo mediante el ejercicio de una representación que no os han dado los fieles, sino los mismos políticos…apropiándoos así del voto católico y desvirtuándolo hasta la ignominia. Vamos, la misma operación de los verticalísimos sindicatos y patronales, compitiendo con ellos en verticalidad e institucionalidad política.


Dejasteis al laicado católico -decían los contertulios- a los pies de los caballos cuando callasteis con el divorcio de la UCD, cuando os pusisteis de perfil con el aborto del PSOE y del PP; cuando callasteis y seguís callando dolosamente con la ideología de género y el lobby gay. ¿Y ahora hablas de darles cancha, Juanjo? ¿Ahora?


 

 

¿No recuerdas como monseñor Fernando Sebastián se empeñaba en moderar a Manuel Fraga en su tenaz resistencia a la ley abortista de Felipe González ya en 1984? ¿No lo recuerdas? Pues los laicos a los que nos quieres echar el muerto, ya maloliente, no lo olvidamos. ¿Pretendes que olvidemos como tu mentor, el mendaz Elías Yanes y verdugo de D. Manuel Ureña, traicionó a las Asociaciones Católicas de Padres firmando por su cuenta con el ministro Maravall la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE)? Pues no, no lo olvidamos: destruyó la libertad educativa a cambio de la pasta gansa de los conciertos. Ay, Juanjo, el pueblo es olvidadizo, pero estos laicos pueblerinos a los que ahora os agarráis para que tapen vuestras vergüenzas, tienen la memoria de una manada de elefantes… 


Luego te estiraste en la entrevista, querido amigo, con eso de que tenemos que ser capaces de hablar a los jóvenes sobre la importancia de dejar las posiciones extremas que llevan a la polarización y al enrocamiento, para que puedan convertirse en hombres y mujeres constructores de puentes, generadores de concordia, capaces de mostrar lo mucho que nos une. ¿Más puentes aún? ¿Más? Ahí es donde tus detractores se acordaron del ajete: Se repite como el ajo y canta como una almeja, decían los gañanes. Porfiaba el tío Caldú que no sabía cómo ibas a unir y construir tanto “puente” y “generar concordia” con esos que, desde el poder político, potencian el aborto provocado como un derecho humano, y con los que impulsan la plurisexualidad, el matrimonio homo-lésbico y la porno-corrupción de menores en las escuelas como el no va más del progreso y del bien común. Concepto ese tan episcopalmente asumido por la jerarquía y tan mal llevado por los laicos a los que queréis domesticar. Vamos, Juanjo, que decía el hombre que tan bobo no podías ser, y que adoptabas el mismo papel que el emperador Claudio para salvarse de sus enemigos: hacerse el bobalicón pasmado. ¡Anda ya!, en tu caso un bobalicón locuaz, pero simplón y ñoño, terció Pedro, el profe jubilao.

 

Puente nuevo de Calanda


Yo, pobre Cojo, quise abrirles los ojos a esos zoquetes para que reconocieran, entre toda esa genial flexibilidad que te gastas, tu gran corazón: Me duele la manera en cómo se han aprobado tales leyes -aborto y eutanasia-. Lamento profundamente que, ante temas tan importantes y que tocan los derechos fundamentales de personas en situación de profunda fragilidad, no se haya realizado un debate profundo y real sobre tales medidas. Sí, un debate en el que se escucharan unos y otros, en el que intervinieran los técnicos, los filósofos, los médicos, la Iglesia… Les hice notar, Juanjo, la agudeza de tu posicionamiento: ya no hablas de diálogo sino de debate. Es decir, una discusión, una disputa donde se podría proponer la visión de la Iglesia y la verdad de su doctrina. 


Pero todos sabemos, Juanjo, que tú no te has labrado en el debate sino en los puentes, en las componendas, en la colaboración, en la mansedumbre… Por eso decían acaloradamente que, con la pinta que tienes de gatito chino de la suerte (lo decían con una pizca de maldad), no te ven disputando con nadie y menos con Bolaños y con la ministra de Sanidad, pues sabes cómo las gastan. Nadar con los de dentro y guardar la ropa con los de fuera es lo que mejor te sale, acabaron consensuando. En eso eres un experto, Juanjo. Aunque, como dices, las personas estén profundamente coaccionadas y presionadas por una cultura de la muerte, tus paisanos no te veían con arrestos para algo más que constatar la situación y lamentarte noblemente. Eres un sol. Con algunas nubecillas que te deslucen de vez en cuando, pero un sol.


Y sobre eso de la Rendición de cuentas y transparencia en la Iglesia y de los Códigos del buen Gobierno, al tío Raimundo le dio la risa floja. Ay Juanjo, con el tejemaneje que te llevas con los pelotazos inmobiliarios presentes y futuros que tienes entre manos, dijo, y con la opacidad con la que llevas todos esos negocios, sólo el buen rollo que te trabajas con los que gobiernan esta cochambre moral y política te permitirá vivir con cierta comodidad hasta que te jubiles. Y encima preservando tu buen nombre.


Estos calandinos de pro, que en La Bellota hablamos de lo divino y de lo humano, determinamos que tu discurso, Juan José, se parece mucho más al que podría ofrecer un sociólogo al estilo de Quim Cervera -el ennoviado cura progre ya secularizado- que no un cardenal católico. La peña llegamos al juicio consensuado de que, aunque igual que Francisco mencionabas a Jesucristo y a la Iglesia, ese no era ni es el núcleo de tu mensaje, sino una especie de caprichosa singularidad que casi suplicas que se te acepte por más que chirríe con el discurso dominante. Pones el debate, el rebajar la tensión y el quedar bien con el mundo por encima de todo, Juanjo. ¡Como siempre!, decían tus pobres e ignorantes paisanos. ¿Y qué otra cosa podéis hacer tú y el resto de los obispos? Es la hora de los laicos, habéis proclamado, pasándonos no ya la patata caliente, sino carbonizada.


 

 

José Antonio Satué, el nuevo obispo que has entronizado en Teruel -el Nuncio no pasó de ser un mero figurante-, es uno de tus muchos y aventajados alumnos, Juanjo. En el Diario de Teruel también se despachó a gusto con ese repetido ajete tuyo que tanto te gusta, Juanjo. Decía el gachó que lo que tenga que hacer en esta diócesis lo tenemos que decidir entre todos…. La alborozada risotada resonó en La Bellota como la rompida de los tambores de Viernes Santo. Es que la mitomanía de tus escogidos es excepcional, Juanjo… Sátrapas como sois, y tenéis perfectamente interiorizada esa tendencia o inclinación patológica a fabular o transformar la realidad al explicar o narrar un hecho. Sois unos artistas: una referencia sobrenatural de pasada, un vuelo teológico gallináceo -decía Pedro, el maestro- y todo lo demás es hacer comunidad, caritas y, como no, sinodalidad, para que tengamos claro que Satué hará y dirá lo que tú, amigo Juanjo, has impuesto previamente a todos los que ahora aspiran al episcopado. Sólo con palabrería y recursos políticamente correctos, sin una centralidad de la misión sobrenatural, no se hace nada que valga la pena, decía el pobre Caldú sin comprenderte… 


Ahí está el obispo Novell -apostillaba el tío Nicasio- saliendo de su nidito de amor en Manresa, con su cartera de piel y su tablet Samsung en la mano, chaqueta de marca, la barbita bien recortada y marcando paquete como un macho alfa… Este sí que dialoga de verdad, no como tú, Juan José, a pesar de que te esfuerzas. Porque encorsetado en ese traje de cardenal que te queda como comprado en una tienda de disfraces (muy sarcástico este Nicasio, ¿verdad?), no establecerás nunca un diálogo creíble ni con Pedro Sánchez, ni con Aragonés ni con la Montero. Y me encomendó que te trasladase este consejo: Juanjo amigo, vete a la tienda donde compra Novell, y cambia de imagen, hombre. Igual hasta pareces más joven y, por ende, hasta más simpático de lo que ya eres.


El Cojo de Calanda

Entradas que pueden interesarte

20 comentarios

  1. Quizás habría que hacer una mejora en este título Joannes Josephus Omella, Pontífex Magnus, por éste otro, por supuesto, esculpido en mármol de Carrara, sobre un arco de triunfo, pero no un arco de triunfo cualquiera en una ciudad de provincias, sino en la Roma misma, y con realce:

    IOANNES IOSEPHVS OMAYADVS, PONTIFEX MAGNVSISSIMVS

    Dado que en latín el Califato de los Omeya es el Caliphatus Omayadarum, y éste viene de Omayadus, lo lógico sería Omayadvs, según leo, pues Omella dicen que viene de Omeya, y éste es la vulgarización de Umayya ibn Abd Shams [أمية بن عبد شمس], tío abuelo de Mahoma.

    Ya decía yo que Omella tenía una retirada a imán, muftí, cadí, ulema, alfaquí, mujtahid, ayatola o mulá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha erudición y poca educación. Exijo un respeto para nuestro Cardenal Arzobispo.

      Eliminar
    2. LA IRONIA ES PEOR QUE EL FASCISMO.APLÍQUESE A SU ANONIMATO SU VERGONZOSA OFENSA. NO ME HABLE DE ÉTICA, NI DE CARIDAD CRISTIANA. Ud ES EL EJEMPLO CLARO DE LA POSTURA MÁS IRÓNICA Y MALOLIENTE DE U VAHO PERSONAL.

      Eliminar
    3. Anónimo 8 de octubre, 12:26.
      La ironía es sinónimo de inteligencia, algo de lo que usted demuestra por su comentario andar cortito.
      Fascismo es lo que usted destila en su comentario negando el derecho de expresarse a los demás y de dar su opinión sea irónicamente o como sea siempre con libertad y respeto.
      Su reacción airada es la típica de los "defensores de lo peor" que cuando se les pone en evidencia sus desvergüenzas reaccionan como usted lo hace, reclamando ética y Caridad cristiana, algo de lo que los de su ralea no saben ni siquiera su significado.

      Eliminar
    4. salvador (nombre de pila)8 de octubre de 2021, 17:12

      Anónimo del 8-10-2021 de las 10:42,mire Ud.,con mucha humildad le digo y escribo que el respeto se gana, no se adjudica.
      Y este Sr. Pricipe de la Iglesia Catolica, Apostolica i Romana, tiene Arranques de "BANYUT".

      Eliminar
    5. Anónimo 17:42 El respeto es inherente al cargo , y más en la jerarquía católica o otros cargos institucionales.
      La buena educación va con la persona .

      Eliminar
  2. "José Antonio Satué, el nuevo obispo que has entronizado en Teruel -el Nuncio no pasó de ser un mero figurante-, es uno de tus muchos y aventajados alumnos, Juanjo. En el Diario de Teruel también se despachó a gusto con ese repetido ajete tuyo que tanto te gusta, Juanjo. Decía el gachó que lo que tenga que hacer en esta diócesis lo tenemos que decidir entre todos…. La alborozada risotada resonó en La Bellota como la rompida de los tambores de Viernes Santo. Es que la mitomanía de tus escogidos es excepcional, Juanjo… Sátrapas como sois, y tenéis perfectamente interiorizada esa tendencia o inclinación patológica a fabular o transformar la realidad al explicar o narrar un hecho."

    Oh, el Cojo de Calanda, nunca sabrás la sagaz profundidad de la inteligencia del Omella transmigrado al Principado. Sus sutiles cogitaciones superan la suprema erudición y sapiencia del más eximio de los mortales. Ahora no lo apreciamos, pues ígnaros estultos somos, pero el venidero fallará su inapelable veredicto: Omella tenía caletre, tino.

    Ya el viejo Esopo lo elucidó para las generaciones venideras, con la fábula de las ranas pidiendo rey a Zeus Tonante, y de cómo éste, a su ruego e insistencia, les diligenció una majestad, y a su queja y réplica ex post, otra realeza, y de cómo hemos de acontentarnos con sencillos tarugos coronados que no con sierpes uncidas y entronizadas:


    En un estanco lejano y muy distante, transmontanas a la Sierra del Calabacín, vivían unas ranas libres y felices, pero cansadas del desorden y de la anarquía en que vivían.

    Y tomaron una decisión: mandaron una delegación a Zeus Tonante para que les enviara a un soberano para cuidarlas.

    Zeus, atendiendo a la petición de las ranas, les envió un grueso tronco de leño a su charco.

    Espantadas las ranas por el ruido que hizo el leño al caer, se escondieron donde mejor pudieron.

    Asustadas, las ranas se acercaron al tronco, y viendo que el leño no se movía, fueron saliendo a la superficie y dada la quietud que predominaba, empezaron a sentir tan grande desprecio por la nueva majestad, que brincaban sobre él y se le sentaban encima, burlándose sin descanso.

    Y así, sintiéndose humilladas por tener de monarca a un simple madero, volvieron indignadas donde Zeus, pidiéndole que les cambiara al monarca, pues éste era demasiado tranquilo.

    Ante la molestia de las ranas, Zeus se enojó y les lanzó truenos y con estos les envió una hambrienta serpiente de agua que atrapó y devoró a todas las ranas, una a una, sin compasión.

    Moraleja: A la hora de elegir los gobernantes, es mejor escoger a uno bodoque y babieco, en vez de a uno muy denodado y ardido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Señor Ezequiel.

      Eliminar
  3. Todo lo bueno, o engorda, o es pecado.

    He subido diez kilos con este artículo.

    ResponderEliminar
  4. Como méritos del Sr. Cardenal puede verse el Seminario, la elección de buenos e inspiradores obispos auxiliares y la cercanía con su clero diocesano. El baremo de su pastoreo en la diócesis está siendo bueno y significativo. Del escrito amargo del Cojo, puede salvarse que en relación a la política, bastaría un apoyo claro, desenfadado y sencillo en aquellas políticas q defienden la libertad religiosa y la ley natural, concordes a la doctrina social de la Iglesia (95% del programa de VOX y 95% del Front Nacional de Catalunya) y una condena explícita (que ya está en el catecismo), de aquello q se opone. Como diría Laporta: "al loro que no estamos tan mal", aunque todavía hay camino por recorrer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo dos varas de medir8 de octubre de 2021, 12:19

      A ver si lo entiendo...

      1. Para elegir la terna o cuaterna o lo que sea de candidatos a obispo, la sinodalidad desaparece, no existe, se desvanece, pues actúa la dura y pura clericalidad, es decir, que entre curas y obispos se cuece todo, blindaje total, con la intervención del maestro cocinero del Asador Arana y el aleteo sutil e inaudible del aprendiz de camarero Bernardito. Nunca jamás se ha consultado al Pueblo de Dios para pedir:

      a) el juicio de residencia, por el que todo feligrés pueda exponer sus quejas o reclamaciones ante el obispo saliente

      b) la consulta e informe sobre cómo está espiritualmente y materialmente la diócesis, sobre las carencias y deficiencias de la diócesis (canon 212 CDC)

      c) la confección de una memoria sobre todo lo que se ha hecho y no hecho en el mandato episcopal saliente

      d) consultar sobre la opinión, templo a templo, entre los seminaristas, en las órdenes religiosas, y en todos los centros católicos, sobre cuál ha de ser el perfil del nuevo obispo

      e) escoger la terna o la lista de candidatos


      2. LÍOS, LÍOS Y MÁS LÍOS... Veo que la sinodalidad es una moda presente de nuestros prelados, y oyéndoles, parece la mano de santo, el bálsamo de Fierabrás y el veneno de serpiente que todo lo cura que hasta sirve de crecepelo, cuando en España ya existía este movimiento de consultas intraeclesiales, y se llamaba la conciliaridad, como por ejemplo, los famosos concilios de Toledo altomedievales, que por cierto, en la España actual no se ha hecho ni uno, y el de la Tarraconense de 1995 fue un verdadero fracaso, pues tenía carencias espirituales y teológicas manifiestas, y su verdadera intención era política, obtener la Conferencia Episcopal Tarraconense independiente de la Conferencia Episcopal Española para que Pujol tuviera un elemento eclesiológico de peso para pedir la independencia, ya en aquella época: ¿Veieu? Fins el Vaticà ens reconeix com a fet diferencial, i per tant ¡tenim dret a la independència! (contexto: era el fin del felipismo decadente, y faltaba un año para el doble gobierno Aznar, del 4 de mayo de 19961​ al 17 de abril de 2004; luego, vino aquel famoso pacto del Majestic del 28 de abril de 1996 entre Pujol y Aznar, y aquella famosa frase de Aznar en una entrevista televisada sobre el catalán: "no solamente la leo desde hace muchos años, la entiendo, y además, cuando estoy en círculos reducidos, no muy amplios, la hablo también" -nunca dijo que hablaba catalán en la intimidad, eso fue un invento de los periodistas).

      Eliminar
  5. Entre el Pontifex Magnus y el Matematicus trilerus de Madrid va a quedar la Iglesia española como el refajo de la Ramoneta. Pero nada oye, a disfrutar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos damos cuenta, no lo queremos admitir, Pero nuestra intransigencia esta matando a la Iglesia. Esto se acaba o está en los últimos estertores.
      Tanta critica de los "Tridentinos" conta los del "CVII" los de una ideologia y facción política contra otra , todos en nombre de una Iglesia que creemos que debe ser así o asá es lo que la destruye.
      Recordemos las palabras de Jesús en el evangelio de San Mateo 12, 25
      "Todo reino dividido contra sí mismo será destruido y toda ciudad o casa dividida contra si misma no subsistirá".
      Muy a pesar nuestro no hay futuro. Estos se acaba si no acabó ya. Lo siento en el alma.

      Eliminar
    2. Anónimo 8 de oct, 18:14

      Ya estamos con la cantinela. Que no hay división entre facciones políticas. Hay una Iglesia que era fiel a Cristo y su Evangelio y un grupo que empezó como tumor y que ya es metástasis. Deje de manipular. Y deje de calificar de tridentinos a los que defienden la Verdad del Evangelio y del recto Magisterio de la Iglesia. No son los tridentinos los que han terminado con la Fe, vaciado seminarios, noviciados y convertido las celebraciones eucarísticas en circos cuando no aberraciones y blasfemias. Tenemos un caso reciente en la mismísima Catedral Primada.
      El Reino no está (la Iglesia) divido, sino Invadido por un tumor maligno que ya es metástasis. Solo nos queda la Esperanza de las palabras de nuestro Señor Jesucristo: "... y el poder del infierno no prevalecerá sobre ella"
      Déjese de análisis simplistas e interesados intentando repartir culpas. Los errores y la devastación sabemos de qué lado vienen. Uno de los cómplices de este desastre, Pablo VI, lo reconoció cuando ya era tarde.
      Así que déjese de análisis de despiste que los culpables están claros y la metátasis ya invadió hasta la silla de Pedro. Ya solo queda esperar que el Cirujano celestial corte por lo sano.

      Eliminar
  6. Mucho criticar a nuestro Sr. Cardenal Juan Jose Omella, pero no he oído ni un solo comentario del video Super sexual grabado en la en el interior de la Catedral Primada de Toledo . La canción de llama ATEO i es cantado por un "caballero" y una "señorita" con movimientos muy, pero muy sensuales.
    El escandalo es mayúsculo hasta el punto que el Sr, Cardenal Primado de España D. Francisco Cerro Chavez ha tenido que pedir perdón públicamente por el escandalo causado.
    ¿Quien les dio permiso ? ¿ Quien lo autorizo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno que miraba Barcelona y Toledo, y se quedó garratibado...9 de octubre de 2021, 14:41

      Buena apreciación, y es que los obispos y arzobispos están perdiendo el timón del bajel...

      Eliminar
  7. Estoy simplemente horrorizado y escandalizado por el video que se ha grabado en la Catedral Primada de España en Toledo.
    No puedo entender como un video irreverente y sacrílego , de clara provocación sexual y machista ha sido permitido que se grabara , no en un templo, sino en la Catedral Primada de España.
    Este video es de dominio público y la comidilla de todas las televisiones.
    Alguien dio el permiso y es tal el escandalo que el Cardenal Primado se ha visto obligado a pedir perdón públicamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno que oteaba Bárkino y Toletum y se quedó esmaperdido...9 de octubre de 2021, 14:44

      Bien dicho, pero por desgracia, tenemos a la Alta Jerarquía que nos merecemos por no criticarlos y no exigirles que cumplan su misión: salvar almas.

      Eliminar
  8. Los puentes que se construyen sin CIMIENTOS se caen, pero si se construyen encima de un volcán, más pronto que tarde SE QUEMAN!!!

    ResponderEliminar
  9. G
    El permiso para grabar el video demuestra la catadura moral de quien dio el permiso y lo autorizó. Ahora que no venga rasgándose las vestiduras. Eso es ser hipócrita.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Xavier Novell, suspendido de sus funciones por solicitar casarse con Silvia Caballol
El exobispo de Solsona y su novia preparan los papeles para casarse por lo civil