El caso Novell a los 20 años del caso Milingo

11
 
 
El escándalo que se ha generado con la renuncia y posterior culebrón de Don Xavier Novell, me ha traído a la memoria otro caso que también implicó a un obispo, también mediático, considerado muy conservador, que había ejercido de exorcista y que dejó el episcopado católico para entablar una relación con una mujer, me refiero al caso del arzobispo Emmanuel Milingo, de esto se cumplen exactamente veinte años, y es inevitable ver algunos paralelismos dentro de las particularidades de cada caso.
 
Milingo, tiene ahora 91 años, en 1969 fue nombrado por el Papa Pablo VI (ahora santo), obispo de Lusaka, capital de Zambia, ejerció su ministerio episcopal hasta 1983, convirtiéndose en un prelado muy mediático por su labor como exorcista, que ejercía de manera muy personal, con estilo carismático, sin seguir exactamente las normativas y rituales oficiales de la Iglesia. Su fama se extendió por todo el mundo, y era reclamado en muchos lugares para realizar exorcismos, sin contar en algunas ocasiones con el beneplácito del obispo ordinario del lugar.
 
Su peculiar forma de ejercer como exorcista, sus viajes continuos por todo el mundo, y las quejas de algunos obispos que no le habían autorizado a celebrar en sus diócesis, hicieron que Roma tomara cartas en el asunto y en 1983, le obligaron a renunciar como obispo de Lusaka. Fue llamado al Vaticano para incorporarse al Pontificio Consejo para la Pastoral de los inmigrantes e itinerantes. Allí Milingo se sintió como una vaca en un garaje, perdió todo protagonismo público, y se sintió encerrado y algo deprimido por haberse visto apartado de su diócesis y de la actividad exorcista que era su principal carisma.
 
Siempre fue un obispo muy conservador, aplaudido y apoyado por los sectores menos favorables a los cambios post-conciliares, incluidos integristas no lefebvristas, sintiéndose maltratado y humillado por Roma, acentuó su postura crítica ante la Iglesia institucional, llegando incluso a simpatizar con sectores sedevacantistas. En 1996 llegó a afirmar que había miembros de alto rango de la jerarquía católica que eran adoradores o cómplices del diablo. 
 

 
Contra todo pronóstico, la bomba estalla en 2001, cuando se anuncia la boda del hasta entonces arzobispo católico con la coreana Maria Sung, mucho más joven que él, siguiendo el rito Moon, una secta con elementos sincretistas entre cristianos y orientales que tenía la obsesión del matrimonio entre sus adeptos.

Posteriormente Milingo volvió momentáneamente a la disciplina católica, gracias a la intervención personal de San Juan Pablo II, pero volvió a salirse del redil cuando intentó fundar una especie de Iglesia paralela que permitiera el matrimonio de sus sacerdotes y obispos. Al ordenar a cuatro obispos casados sin el permiso de Roma se situó latae sententiae, fuera de la Iglesia católica.
 

 
Más allá de muchas circunstancias del Caso Novell, que aún desconocemos y que nos pueden dar aún más de una sorpresa, es bien cierto que el ex-prelado de Solsona y el de Lusaka compartieron una situación de desilusión y decepciones antes de tomar la decisión de dejar la mitra por una mujer, también parece probado que tenían una personalidad compleja y desequilibrada, y un gran apego por ser mediáticos.
 
Los dos fueron muy conservadores en doctrina, lo que ha convertido en mucho más escandalosas sus renuncias y más por una mujer más joven, que no sería prototípica de virtuosa señora católica. También coincidirían en su postura crítica con la más alta jerarquía vaticana. Cuentan algunos sacerdotes de Solsona que Don Xavier les había dicho en algunas ocasiones que "la Iglesia de Francisco es una madre que se ha convertido en madrastra", a lo que él añadía que él haría lo que le diera la gana, insinuando que no seguiría la línea oficialista.
 
Tengo la sensación de que el culebrón Novell como el de Milingo aún tiene muchos capítulos nuevos y puede pasar de todo, para bien o para mal.
 
Antoninus Pius

Entradas que pueden interesarte

11 comentarios

  1. A Milingo lo captaron sectarios eficaces muy lejos de su país, cuando estaba muy solo y vulnerable, lejos de su entorno, como contó él en El pez Rescatado del Barro. Los focolares trataron de recuperarlo, de acogerlo, darle un hogar en una de sus Mariápolis y acompañarle, pero no fue bastante, parece.

    Novell, en cambio, estaba en su casa, su ciudad de siempre, su padre diácono, su madre implicada en la Iglesia, su familia iba con él a movidas evangelizadoras, los tenía cerca. Y no sabemos nada de una secta cercandole, buscándole ni captándole. Son casos distintos.

    Se parecen en que Milingo, una vez "escapado", se puso a ordenar curas y montó su propia iglesia. Quizá en Roma temían que Novell intentara algo similar si "se ponía peor" y quizá por eso cedieron rápido.

    ResponderEliminar
  2. El término "desequilibrado" que se aplica en el artículo a Milingo por sus volteretas de cambio de rumbo se puede interpretar de diversas formas. Si partimos de la locura de amor cristiano todos los creyentes somos "desequilibrados" ya que adoramos a un crucificado en lugar de un poderoso triunfador, y etc. Solo Dios sabe lo que ha puesto en el alma de cada ser humano y sus volteretas por la vida no le prueban como desequilibrado. También "desequilibrado" se puede aplicar a los que no piensan por si mismos y reciben las instrucciones de más arriba de sus jefes si discutir. EF.

    ResponderEliminar
  3. Hay que rezar por Xavier Novell.

    ResponderEliminar
  4. Voleu parar ja de tanta xafarderies! si de veritat creguéssim en la jerarquia católica, Sant Pare , cardenals i bisbes callaríeu , tal i com han demanat que es guardés silenci. Perlar i parlar de tot això , només per morbositat, és caure tan avall com els programes de televisió i revistetes de tres i no res.
    Germinans Germinabit la creia més seriosa. No sé qui va dir , un cert dia que Germinans Germinabit tenia la llavor corcada, al seu moment ho vaig creure una bajanada, ara, amb aquest tema potser els començo a donar la raó.

    ResponderEliminar
  5. Está claro que Novell tiene una personalidad inestable.Negarlo carece de sentido.
    Lo que yo veo claro es que se le de tantas vueltas a su calidad de exorcista. Que se le colara una periodista en una sesión, sí que dice poco de él. Y que se tratara con esa escritora, sí que demuestra una gran falta de criterio.
    Y este es un tema que no puede ser tratado con indiferencia y no mencionarlo; eso, el no darle importancia, sería connivencia.
    Y ya es mayorcito como para hacer frente a las consecuencias de sus actos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es usted un psiquiatra o un psicologo o simplemente un psicoterapeuta para opinar y pontificar sobre una persona como lo hace. Si se diera alguno de eso casos , por deontologia profesional debe guardar secreto. De no ser asi, su opinion es como el discurso de taberna, se habla porque se tiene boca, sin sentido ni razon

      Eliminar
    2. Y usted de sus escritos. Ahorrese la electricidad de abrir el ordenador, en estos tiempos va cara.
      Escribir ciertos comentarios, sin conocimentos de causa , a pesar de la libertad de expresion a la que tiene todo el derecho, pueden dejar a uno en evidencia.

      Eliminar
  6. Soy el de las16.36. Quería decir "lo que yo no veo claro".

    ResponderEliminar
  7. Acertado paralelismo, salvando los detalles. Tuve el mismo pensamiento comparativo. Obispos que han destacado y que caen de manera incomprensible y escandalosa.

    ResponderEliminar
  8. Genio y figura hasta
    ......!!!!!

    ResponderEliminar