martes, 26 de noviembre de 2019

Reflexiones tras la repentina muerte del que fuera eurodiputado católico Francesc Gambús

Con sorpresa y tristeza he recibido la noticia del fallecimiento inesperado de Francesc Gambús Millet, al que muchos conocíamos simplemente como "Paco". Tenía sólo 45 años, y ha sido encontrado muerto por la policía belga en Bruselas, donde residía actualmente. Durante cinco años fue eurodiputado (2015-2019) por la coalición Convergència i Unió, él siempre perteneció a la democristiana Unió (UDC) y por tanto se incorporó al grupo parlamentario del Partido Popular Europeo, algo que evidentemente no hacían sus compañeros de coalición, entonces llamados convergentes, vinculados históricamente al Grupo Liberal.

Con la destrucción de la coalición, desde que Artur Mas inició su alocado camino hacia el independentismo, Gambús ya no se pudo presentar a estas últimas elecciones europeas, aunque continuó en Bruselas, vinculado al Partido Popular Europeo, como asesor de la eurodiputada popular balear Rosa Estaràs, representante del partido de Pablo Casado en el Parlamento Europeo. Como eurodiputado ocupó el escaño que anteriormente había tenido la también democristiana católica y opusiana Concepció Ferrer, con quien ya había trabajado en Bruselas como asesor de la europarlamentaria.

Como muchos otros miembros de la extinta Unió, Gambús era un católico convencido que no ocultaba su condición públicamente y que se sentía ofendido y lo expresaba cuando se atacaba a la Iglesia o a los valores del cristianismo. También hay que reconocer que en la ya desaparecida Convergència había buenos católicos, aunque poco a poco los fueron apartando, o ellos mismos se apartaron de la primera linea política. Pienso por ejemplo en Josep Manuel Silva, actualmente muy crítico con el Procés puesto en marcha por sus antiguos compañeros, o incluso Josep Miró i Ardèvol, que decidió dejar la militancia convergente para dedicarse exclusivamente a la "militancia cristiana".

Es una verdadera lástima que hayan desaparecido de la política activa estos buenos representantes de los católicos que hasta hace poco teníamos. Porque que me digan que Artur Mas, Xavier Trías o el racista Quim Torra son muy católicos, por mucho que ellos lo vayan proclamando o se les vea en alguna Misa me produce risa. ¡Cuánto sirven y adoran al dios del independentismo y que poco al Dios verdadero, a sus valores y a su Iglesia!

Cuando miro las actuales listas electorales de Junts per Catalunya, heredera de Convergència i Unió lo que veo es que lo que predomina es el independentismo más radical, en algunos casos rozando lo batasuno, para nada se mira que algunos sean enemigos acérrimos de la Iglesia o de los valores cristianos, la única condición es que hayan demostrado su independentismo y sean fieles a ese fantasma prófugo que de momento aún habita en Bélgica.

El catalanismo cristiano en el que militaba Paco Gambús se ha quedado sin espacio político, y sus votantes lo tienen francamente complicado para votar algo coherente con sus ideas. En las últimas elecciones al Parlament de Catalunya, los históricos dirigentes de la democristiana Unió, se presentaron en las listas o bien del Partido Socialista más anticlerical de nuestra actual democracia o bien la Esquerra a la que perteneció el President Companys. No olvidemos que bajo el mandato de Companys muchos militantes de Unió fueron perseguidos e incluso asesinados, por ser católicos y "conservadores". Un verdadero drama, llegar a esa situación.

Francesco Della Rovere

29 comentarios:

  1. Observando su cara y sus dedos, y de lo que se observa su cuerpo, se los ve anormalmente hinchados, síntoma de una retención de líquidos, a veces causada por una insuficiencia cardíaca o renal. La edad, 45 años, de otro lado, coincide con una edad crítica en el hombre. Si está obeso por estar hinchado, además, debía de tener muchas apneas nocturnas cuando dormía, un factor muy peligroso, junto con la tensión arterial descompesada que seguro tenía. Me extraña esta muerte, generalmente los diputados suelen pasar revisiones médicas, y su situación la ve un médico de un solo vistazo: no es normal.

    ResponderEliminar
  2. No entiendo a qué viene tildar de "opusiano" a alguien. Señores de Germinans, yo les leía. Pero no puedo seguir leyendo a gente que se dice "católica" y no es capaz de ver que todos estamos en el mismo barco. Unos de una manera, otros de otra. Los amigos de Cristo son mis amigos... ya se ve que para ustedes no. Y todo lo que desune no es de Dios. Diría lo mismo si atacárais gratuitamente a otro movimiento, prelatura, o carisma. Porque es gratuito y seguramente basado en desconocimiento, en ignorancia, o... en rencor y "mala fe". Bon vent, y buena suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opusiano no es ningún insulto. Parece más bien un latinismo.
      Tal vez la palabra adecuada sería opusdeista (?)

      En fin, parece que usted ha cogido el canasto de las chufas.

      Si ha sobrerreaccionado por esta nimiedad tal vez es porque usted pertenece a LA prelatura (no hay más).

      Sosieguese y medite el punto 43, por favor.

      De paso puede ejercer la virtud intelectual de la comprensión: le llevará lejos en la vida.

      Eliminar
    2. Si "todos estamos en el mismo barco", como dice usted y es verdad, ¿por qué acaba con un "bon vent y buena suerte?

      ¿No dice que "los amigos de Cristo" son mis amigos?

      Si usted entiende que hay ataque gratuito basado en desconocimiento, ignorancia, rencor, mala fe...

      ...¿No está en su interés y en el de los amigos de Cristo el hacer conocer su prelatura y en disipar el rencor y la mala fe?

      Exige usted comportamientos de los demás, que no puede controlar; pero no hace nada con lo que está en sus manos: su propio comportamiento y su misma actitud.

      Ya se habrá dado cuenta usted que en la situación actual no está el horno para bollos y que la desunión es enemiga de la fuerza.

      Sí; recuerde que "todos estamos en el mismo barco; unos de una manera u otros de otra"

      Eliminar
    3. Opusiano u opusino es correcto decirlo. A los jesuitas se les ha quedado el término jesuítico, que se las trae, aunque tal como los gobierna el P. Sosa y tal como es Francisco, pues que quiere que le diga, se han casado con la 2ª acepción:

      2. adj. coloq. Dicho del comportamiento: Hipócrita, disimulado. U. potencialmente como ofensivo.

      Eliminar
    4. Tal como le indica el comentarista:
      Anónimo 27 de noviembre de 2019, 1:07, no nos vendría mal repasar el Punto 43 de Camino:
      http://www.escrivaobras.org/book/camino-punto-43.htm
      Saludos.

      Eliminar
    5. Si es o no lícito decir Opusiano, Opusino o carca modernista, nadie mejor que el Sr. Picazo Salomón. Él, como numerario nos lo aclarará.

      Eliminar
  3. Es el propio sistema el que expulsa a los católicos coherentes de la política.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En parte de acuerdo.

      Pero Dios castiga a España y Cataluña a través de dos métodos:

      1) retirando su bendición al retirarnos de sus Mandamientos

      2) dejándonos a nuestras propias fuerzas para que redescubramos aquello de que "sin mí, nada podéis".

      Porque ambos son dos pueblos católicos unidos en una patria común desde hace dos milenios, pero lo ha olvidado desde los años locos de 1980, donde se crearon los cortijos de Andalucía para el PSOE, Cataluña para Pujol, Galicia para el PP, País Vasco para el PNV, o la juventud se lanzó a la droga fácil (la Ruta del bacalao), y luego de los años locos del dinero fácil, los 1990, los de la beautiful people de Marbella y Mario Conde, los de Solchaga del PSOE, diciendo que España era el país donde más rápido podía hacerse uno rico, junto con todo el espectáculo de corrupción moral, financiera, judicial y política que ha desfilado (Filesa, Gürtel, ERE, Pujol, Fabra, Púnica...), o la corrupción de los jueces en diversos juicios (sobre todo del TC, que lleva 10 años sin emitir sentencia sobre la ley del aborto de Zapatero), o de la corrupción general de la sociedad en los años locos del 2000, con el uso de la pornografía en internet, las nuevas modas sexuales, la legalización de la homosexualidad, el aborto fácil, la prostitución y la droga fácil.

      Cataluña tiene 7.500.000 millones de habitantes, y España 47.000.000. Dos elefantes gobernados por sólo unos poquísimos gallos instalados en el puesto de conductor.

      En efecto, 47 millones son dirigidos por un orgulloso soberbio Sánchez y su segundón Iglesias, mientras que los 7,5 lo son por un mejunje ridículo de Puigdemont, Torra y Junqueras. Por su parte, la Iglesia en Cataluña está dirigida por dos mediocridades, Omella y Planella, y no digamos la española, por sus Inanidades Blázquez y Osoro, de quien dicen que es un replicante clonado de Francisco.

      Es decir, que vergonzosamente, 47 millones son dirigidos por simplemente 4-5 políticos, y la Iglesia por 2-3 obispos, todos ellos de lo más mediocre e insulso que se recuerda de la historia de España.

      He aquí el castigo de Dios: decenas de millones serán gobernados por dos, tres y cuatro gallos, patéticos a más a no poder, de poco plumaje y alicaídos, de kikirikí descolorido y risible, y lo mismo la Iglesia.

      Cuando las generaciones futuras lo lean, no se lo creerán: millones sometidos a políticos y obispos nulos en sabiduría, y el pueblo, tragando. Nunca tantos fueron desgobernados por tan pocos y malos.

      Espero que tengamos la suerte de Bolivia, que se ha sacado de encima a este comunista de Evo Morales, pero seguro que el pueblo ha rezado a Dios, humillado. Y petición atendida: en horas 24, del Palacio al exilio, y su casa, saqueada, y marchándose con lo puesto.

      Opino que España no saldrá hasta que recemos a Dios, humillados por nuestra infidelidad, para que nos ayude, saque a los actuales malos gobernantes y obispos, y nos dé otros de mejores.

      Eliminar
    2. Políticos catalanes sin comunión27 de noviembre de 2019, 2:56

      "Porque que me digan que Artur Mas, Xavier Trías o el racista Quim Torra son muy católicos, por mucho que ellos lo vayan proclamando o se les vea en alguna Misa me produce risa. ¡Cuánto sirven y adoran al dios del independentismo y que poco al Dios verdadero, a sus valores y a su Iglesia!"

      Omella y Planella, así como el resto de obispos catalanes, deberían de prohibir la comunión a los políticos por sacrilegio, dado que aprueban las leyes del aborto, la reproducción asistida, la eutanasia.

      Es lo mismo que hizo Mons. Thomas Paprocki, obispo de Springfield, en Illinois, ha decretado que los legisladores del estado no pueden ser admitidos a la Eucaristía por su colaboración en la aprobación de la Ley de Salud Reproductiva de Illinois.

      De acuerdo con el Canon 915 del Código de Derecho Canónico, ni Pujol, Mas, Puigdemont y Torra no han de ser admitidos a la Sagrada Comunión en toda Cataluña porque han persistido obstinadamente en la promoción del crimen abominable y en el grave pecado del matrimonio homosexual, el aborto y reproducción asistida que comporta aborto, eugenesia y congelación de embriones, como se evidencia en la influencia que han ejercido como altos gobernantes, en sus repetidos votos, en su pertinaz apoyo político a estos actos morales intrinsece malum durante todo su mandato. Algunos de ellos, además, por su implicación en los casos de corrupción económica, así como de rompimiento del bien común (principio innegociable) de la unidad nacional de España por sus actos de separación mediante golpe de Estado.

      Y sólo podrían ser readmitidos a la Sagrada Comunión después de que se hayan arrepentido sinceramente de estos graves pecados y hayan, además, reparado adecuadamente los daños y el escándalo, o al menos prometan hacerlo.

      Éstas, y otros delitos y pecados graves personales y sociales más, son la causa del castigo de Dios. De momento, por ejemplo, le hemos construido a Dios, frente a su Santa Casa, un abominable monumento al homicidio mediante los más de 500.000 abortos que ya se han dado.

      Y al pueblo, castigado por su infidelidad a los Mandamientos de Dios: no amar a Dios, no honrar sus fiestas, blasfemar, no amar a sus padres y a las autoridades de todo tipo (escolar, laboral, política, judicial...), por sus homicidios del aborto y la reproducción asistida (y ahora por la eutanasia), por su impureza (pornografía, prostitución, divorcio, adulterio, parejas de hecho, promiscuidad, homosexualidad, transexualidad), por mentir (por decir que el matrimonio homosexual es un matrimonio, por decir que el mal es bien y el bien es mal), por robar (corrupción generalizadas).

      ¿Esperaban bendiciones? No se engañen, no se crean a los obispos que son como perros mudos, Dios se ha ido y nos dice:

      - ¡Dioses sois, según decís, pues hacedlo vosotros sin mí, arreglad la sociedad y la Iglesia con vuestras propias fuerzas, a ver cómo os va!

      Eliminar
  4. Goyo
    Que descanse en Paz. Dios Padre le habrá recompensado por su servicio a la Santa Iglesia Católica y a Cataluña. Verge de Montserrat acolliu-lo.

    ResponderEliminar
  5. La masonería, desde que hay parlamentos y elecciones, busca y educa a gente que esté dispuesta a ser políticos a cambio de obedecer órdenes una vez llegados al poder.

    El caso que me viene a la cabeza entre muchos es Quezon (y que acabó peleándose con ella justo por eso). Normalmente, como en Francia, copan la cartera de educación para luchar contra la Iglesia católica.

    Naturalmente es inmoral y no es democrático.

    Pero lo que es moral y democrático es buscar gente capaces de defender a la Iglesia de Cristo y su doctrina. Luego no imitar a la masonería y que tengan libertad de conciencia para obedecer el mandato del Pueblo.

    Acción católica debió de tener ese objetivo (el Padre Ayala decía que a los peces de les coge por la cabeza)

    Lo que quiero decir es que no se puede dejar las cosas a la suerte y luego quejarse.

    Hay demasiadas cosas en juego.

    Ya vemos por donde van los tiros en Cataluña, en España y en Europa.

    ResponderEliminar
  6. He conocido casos, en otros ambitos, de personas que se retiran de la primera línea de acción porque la tendencia ganadora no es la suya.

    La consecuencia que veo es que dejan el campo libre a la oposición, que ahora se encuentra libre de trabas.

    El objetivo final es la pérdida total de influencia.

    Si esto es lo que vota la gente, está bien; siempre que no se aproveche para eternizarse en el poder, en cuyo caso su deber es quedarse y hacer una leal oposición.


    En el caso que vivimos: políticos que aprovechan su cargo para descristianizar a la sociedad y perseguir a la Iglesia con cualquier excusa, hacer el tonto es un vicio que no nos podemos permitir.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo 0.42: Lo triste de todo esto es qué la iglesia también hace política,su política, y en ocasiones también perjudican al cristianismo y mucho pero siempre se presenta como la víctima perseguida.

    ResponderEliminar
  8. D.E.P. este político católico.

    Al hilo del anónimo 23:33, ciertamente es obvio el problema de obesidad del fallecido.

    Aunque nos lo digan los médicos a diario, parece que no somos consicentes de la magnitud del problema generalizado de la obesidad en Occidente. Vivimos en una sociedad de gordos, aunque suene mal. Los problemas de toda índole, que esto acarrea, no se acaban nunca. Mi opinión es que, los católicos, que somos pro-vida, deberíamos preocuparnos mucho más de nuestra propia vida, es decir de nuestra propia salud. Despreocuparse de la propia salud, es a mi modo de ver, un pecado equiparable a la eutanasia o al aborto. Conozco a no pocos católicos auténticos que, no obstante, fuman muchísimo, o acumulan kilos y kilos de grasa, para mí eso es como irse matando poco a poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente en desacuerdo cpn el Sr. Farlsario Martí. Al difunto, independentememte de que sea flaco o gordo Dios lo juzgará por los hechos.
      Requiescat in pacem,Amen!

      Eliminar
  9. Los católicos que colaboran con el Mal son mucho más culpables que los no católicos. A tenor de su biografía, este individuo ha colaborado con el Mal a tutiplén.
    Da igual que luego vaya a Misa o se escandalice de que un pajarraco blasfeme. Eso es Alzar Tronos a las Premisas y Cadalsos a las Consecuenciass. Inconsecuencia, democratismo, atolondramiento, oportunismo. Una plantación de malas hierbas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr. Simplicio.
      Se és Católico o NO se és.

      Eliminar
    2. Si; pero de este crimen pecamos todos:

      Opinianismo.

      (la creencia infundada de que nuestras opiniones tienen fuerza legal y que no traen consecuencias)

      Y él, como todos nosotros, estamos sometidos sin darnos cuenta a las modas y al ambiente.

      La diferencia entre él, tu y yo es que las consecuencias de sus acciones, en virtud de sus cargos públicos, tienen mucha más influencia y e importancia que las nuestras.

      Eliminar
  10. Pujol, al MANGUI me refiero: Modelo de Político Cristiano, dijo un día ALGUIEN. No he visto entonar el MEA CULPA a nadie. Porque seraaaa....?????

    ResponderEliminar
  11. Anónimo 23:33, creo que tiene usted toda la razón.O el ser Gambus era muy descuidado con su propia salud (es una posibilidad) o es una muerte muy extraña... por la accesibilidad de cuidados médicos de un eurodiputado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gambus, por su edad y sobrepeso estaba ya en situación de riesgo.

      Sólo faltaba que fumase o no supiese manejar el estrés.

      Y él tenía responsabilidades que no tenemos los demás.

      Respecto a lo de los cuidados médicos: típico de un hombre. Yo mismo, que tengo mutua privada, evito ir al médico como sea.

      Yo no veo en su muerte nada extraño y sí una advertencia para todos, que parece que nos queremos creer que somos eternos.

      La Iglesia ha perdido un valedor y su familia y amigos alguien muy querido.

      Eliminar
  12. Al anónimo 23:33
    Veo que le extraña y mucho la muerte repentina del sr. Gambús. Por lo visto ud. debe de ser médico. A mí no me extrañan mucho estas muertes repentinas, ahora llamadas ictus y que la prensa y los medios se encargan de advertirnos que irán a más. Qué raro, verdad? Pues, nadie sabe que existen las armas psicotrónicas, no salen jamás, pero existen y vaya que existen. Y una cosa, algún medio habla jamás de las ondas herzianas? Ni en la escuela, y en la Enciclopedia Alvarez ya salían! Qué raro, verdad?

    ResponderEliminar
  13. Que F. Gambús colaboraba con partidos nefastos y propagadores del mal, de acuerdo. Pero no todos han tenido la suerte de gozar de una inmensa e inequívoca sabiduría y formación como la nuestra.
    Cada uno hace lo que puede según los talentos recibidos del Señor. De acuerdo que los políticos de ciertos partidos (la inmensa mayoria) no son un ejemplo a imitar. PERO a los que tan perfectos somos y que tanto sabemos, Dios nos pedirá mucho más.
    Ya lo vereeeeis!!!
    El en Cielo habrá muuuuchas sorpresas (y en el infierno también).

    ResponderEliminar
  14. Por favor, comentaristas, no os dais cuenta de que Gambús era una persona en concreto. Yo le conocí (muy lejos del ámbito de la política, en donde no concordaríamos para nada) y puedo asegurar que era una bellísima persona, que su defensa de la fe no era una postura de cara a la galería sino una vivencia auténtica y consecuente. ¿Os imagináis el daño que podéis hacer a familiares y amigos tomándolo como un simple espécimen para especulación médica?.

    Su alma estaba bien sana, y esto es lo que más me importa en este momento porque ya es lo más necesario. Que Dios le acoja en su seno y nos dé a todos los méritos necesarios para alcanzarlo.

    ResponderEliminar
  15. A xxxxxxxxxxxxx:

    Tu comentario sí que es nefasto. Pero ¿cómo puedes hablar así de un difunto cuando éste ocupa por su óbito reciente el tema de la entrada de un blog cristiano?. ¿Qué desprecio, que consideraciones zafias o qué falta de consideración es esta?.

    ¿Quiénes entran en esa tercera persona que parece ser la de los Justos, tú y cuántos más? Pues serán aquellos que olviden el pasaje de la destrucción de Sodoma y Gomorra, a la que Dios no pudo perdonar ni reduciendo infinitamente el número de personas aceptables. Sí, un conjunto de sodomitas que pecáis de soberbia, y con ello tenéis ya una falta que quizá no se encuentre en otros.

    Yo no soy santo, no soy ni tan solo el mejor del mundo. Aborrezco a los partidos mencionados, pero de ahí a creer que por "tener el mío" soy poseedor de la infalibilidad, hay toda la distancia imaginable. Todos podemos estar equivocados y algunos hacer verdaderas barrabasadas, pero... "no juzguéis y no seréis juzgados".

    A Dios le pido que me pida lo que pueda darle, haz lo mismo y que nos pille confesados.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo 30 noviembre 21:21;
    Primero aprende a leer y luego me contestas.

    ResponderEliminar