lunes, 20 de mayo de 2019

Omella entre dos fuegos: Sic transit gloria mundi

El Sindic de Greuges Rafael Ribó y el cardenal Juan José Omella
Nos habíamos acostumbrado a que un cardenal, todo un príncipe de la Iglesia, la mayor jerarquía eclesiástica después del papa, era intocable. Pues no, resulta que se ha acabado la impunidad en que tan confortablemente se habían acomodado las más altas jerarquías de la Iglesia. Ha caído McCarrick, a pesar de la altísima protección del papa; ha caído Pell, también del círculo más próximo del papa; ha caído Errázuriz y seguirán cayendo otros. Como hay obispos y cardenales de todo pelaje, iremos viéndolos desfilar: les ha llegado también su turno. Muchas barbas se están rasurando, así que es hora de que otros más pongan las suyas a remojar. 

De momento ahí está el Motu Proprio que parece ser el fruto de la Cumbre sinodal de los abusos. Pone en gran aprieto, al menos aparentemente (otra cosa es que haya forma de llevar a cabo ese plan) a los obispos con jurisdicción; es decir, a los obispos que por su responsabilidad sobre los sacerdotes de su diócesis, podrían incurrir (han incurrido de momento hasta límites espeluznantes) en ocultación de los abusos de los sacerdotes. A tenor del Motu Proprio se les ha puesto muy difícil (de ahora en adelante, dejando que descanse en paz el pasado) hacerse los despistados que no se enteran de lo que ocurre en su diócesis.

Ribó, cuando era candidato comunista
Por eso se comprende el nerviosismo de Omella ante el nuevo frente de presión que se le abre por parte del Defensor del Pueblo (Síndic de Greuges) de Cataluña. Porque es de dominio público que el arzobispado de Barcelona tiene bien guardados en el armario y bajo llave algunos asuntos realmente turbios, muy turbios respecto a abusos sexuales de clérigos. Los más graves, relacionados con la malhadada Casa de Santiago (“seminario” de adultos en el que se revistió de categoría evangelizadora a la actividad sexual de todo género; algo que parece haberse repetido en el Seminari del Poble de Déu).

Parece por todos los indicios que el “Síndico de Agravios” (equivalente al Defensor del Pueblo u Ombudsman) de Cataluña, ha sido arrollado por la ola de Pensilvania y quiere apuntarse como un hito importante de su administración, el esclarecimiento y denuncia de los abusos sexuales del clero en Cataluña durante las últimas décadas. 70 años fueron en Pensilvania, así que no sería nada extraño que entre los intereses de Ribó, rebajando la cifra, esté la Casa de Santiago, un “Seminari del Poble de Déu” corregidísimo y aumentadísimo.

Si por lo que parece, ha sido la investigación y actuación respecto a ese “seminario” lo que le ha ganado a Planellas la admiración del papa (tan necesitado de gestos en ese sentido) y le ha valido como premio el arzobispado de Tarragona, empezamos a ver que las patas de la silla de Omella se las está corroyendo la carcoma. Y más todavía cuando es una autoridad como el Ombudsman de Cataluña el que se ha propuesto hacer de la investigación de estos abusos el gran triunfo político que ponga su nombre en las enciclopedias. Porque ante la figura limpia y valiente de un Planellas, que además le ofrece al papa una pátina de seriedad y sinceridad respecto a este gravísimo problema de la Iglesia, la figura de Omella, con su actitud corporativa (en defensa de su máximo responsable, Sistach) en la calamitosa gestión del “otro seminario” (¡fatídica analogía!), el de la Casa de Santiago; la figura de Omella, digo, empieza a desdibujarse y a ponerse en la cola de los cardenales caídos en desgracia.

No tiene por tanto nada de extraño que, como dice Libertad Digital, a Omella le haya sentado fatal la iniciativa de este alto cargo de la Generalidad de Cataluña. Se apresuró a valorar negativamente, claro está, esa iniciativa, argumentando que no es la Iglesia la organización o entidad con más casos de pederastia. ¡Como si ése fuese un argumento para el obispo responsable de lo que ocurre al respecto en la diócesis! La argumentación de Omella se parece excesivamente a la de Pujol (el arzobispo dimitido). Ha sido mucho más hábil su ahora competidor Planellas. La rivalidad entre ambos, cada uno con su “seminario” a cuestas, y con el papa como árbitro por la parte eclesiástica, y con Rafael Ribó como árbitro político-judicial por otra, nos proporcionará abundante material para los anales de nuestra pequeña historia. Y por si faltaba algo, la rivalidad-diferencia se complementa en el plano político: Planellas inequívocamente alineado con el bando del Pueblo Catalán como único Pueblo de Dios posible en Cataluña, del que parece haberse vuelto sincero adicto el papa; y Omella, al viento que mejor sople en cada momento: sin adscripción identificable.

Es que resulta que lo que tiene ante sí el Síndic de Greuges no son historias del pasado, sino heridas muy abiertas y sangrantes aún. Ahí está lo de Montserrat, sin depurar aún; está la Casa de Santiago con el escandalazo monumental que ha llevado a cuestas y que ha paseado por todo el mundo; y ahí está el goteo de escándalos que van saliendo de las órdenes religiosas por acción unas veces y por gravísima omisión otras; omisiones que en algunos casos no pueden calificarse más que de complicidad.

El sacerdote pederasta de la Casa de Santiago
Albert Salvans que acabó refugiándose en Kenia
Hace apenas 3 años, El País titulaba: “Abusos sexuales en la Iglesia Católica. –“He sido un esclavo sexual de depravados encubiertos por obispos (el principal, el de Barcelona)” Y explica a continuación: “Un exmisionero denuncia al Papa presuntos abusos sexuales en una poderosa comunidad de clérigos españoles extendida por EE UU, África y Latinoamérica. Esa “poderosa comunidad de clérigos españoles” no es otra que la red internacional (sobre todo, africana) de la Casa de Santiago, bajo la dirección de Paco Andreo, uno de sus miembros más eximios. Difunto ya, pero sin extinguir todavía la institución, que tiene en Albert Salvans, el fornicador de la parroquia de San Pío X, a su otro gran puntal.  Aquellos eran otros tiempos, los que se ha pretendido enterrar con la cumbre sinodal de los abusos y con el Motu Proprio; porque el entonces párroco y por tanto responsable de lo que hacían sus diáconos en la rectoría, Soler Perdigó, recibió la mitra como premio por su gran papel de despiste o de encubrimiento, tanto da: porque el efecto de su actuación fue demoledor para las familias afectadas y para la Iglesia. La tendencia de aquel momento era considerar un auténtico genio al que sabía navegar en aquellas aguas pútridas sin que quedase salpicada la Iglesia. Hoy vemos y sufrimos el inconmensurable error que se cometió.

Todo eso empezó cuando era inconcebible acusar a un clérigo de cosas tan horribles. El que pringaba no era el clérigo, sino la víctima. Aquí en Barcelona tenemos el suicidio de una de las víctimas de abusos sexuales por parte de un sacerdote. En el momento en que esto sucedió, eran tan excelentes las relaciones entre la jerarquía eclesiástica y el Molt Honorable presidente de la Generalidad, que el cardenal Sistach consiguió que éste mantuviese  a la prensa totalmente en silencio. No hubo ruido y la diócesis se libró de que se ventilara un asunto tan tan turbio como el suicidio de una víctima que además de los abusos tuvo que sufrir el maltrato de las autoridades eclesiásticas.

Pues no, no soplan buenos vientos para Omella, al que ahora le toca “de oficio” hacer de encubridor de Sistach, bastante pringado por la Casa de Santiago. El nombramiento de Planellas (por más que Omella lo haya aprobado y quizás hasta impulsado) no es un buen presagio para él, que tiene la llave, muy bien guardada, de la Casa de Santiago, de la que hasta el papa tiene noticia. Porque quien dice Casa de Santiago, dice abusos sexuales y escándalos sin fin, y encubrimiento episcopal y cardenalicio al más alto nivel. Ciertamente, Omella está entre dos fuegos, que en cualquier momento pueden convertirse en tres. En fin, en fin, Sic transit gloria mundi. 

Virtelius Temerarius

20 comentarios:

  1. Que Soler Perdigó se vaya de rositas después del mal que hizo me parece nauseabundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del Obispo Carles Soler Perdigó no sólo es grave en su antigua parroquia de Sant Pius X en Barcelona sino también el encubrimiento de abusos y prácticas homosexuales en la diócesis de Gerona cuando fue Obispo.

      Eliminar
    2. Lo puedes probar? Pues hazlo!

      Eliminar
  2. No le compete al Sindic de Greuges indagar la pederastia de la Iglesia, sino a los jueces ordinarios. No ha ocurrido en ninguna otra comunidad autónoma, porque no es de su área de incumbencia. Pero Ribó no es un síndic de greuges, por cierto con demasiado tiempo en el cargo sin que nadie sospeche la razón de esa perduración. Uno sí tiene fundadas sospechas. El segundo de a bordo era Sánchez, el encausado hoy por golpe de estado, califíquese esa conducta como se se dictamine en sentencia judicial cuando proceda (sedición, rebelión, etcétera). No han movido ni un dedo por intereses públicos que sean reales, por ejemplo, las tropelías urbanísticas en la Costa Brava. La sindicatura de greuges no ha hecho nada positivo.

    Salvo en la causa secesionista.
    Ahí se han puesto sin remilgos de parte de los intereses secesionistas, con unas pretensiones de defensor del pueblo de un estado, con unos presupuestos y unos viajes, sin rendición de cuentas al defensor del pueblo nacional, propios de una embajada de esta ínsula barataria en que quieren instalarnos.

    Y en ese apartado debe entenderse la postura de Ribó con la Iglesia. Ribó es comunista, no por convencimiento ni por defensa de un bien común radicalmente buscado, de igualdad absoluta. No. Como tantos psuqueros son de familia "benestant", de la alta burguesía que se simboliza en Cambó, con formación en Estados Unidos e influencia en los círculos franquistas vinculados a Porcioles.
    El antiguo amigo íntimo de María del Mar Bonet, hija como es sabido del dirctor del periódico franquista de Palma, ha encontrado en la debilidad de la Iglesia su fortaleza y su corona. Y va a ir a saco, como vulgarmente se dice. Si la Iglesia en Cataluña no hubiera abdicado de su labor apostólica y no se hubiera entregado a calzón quitado a la causa secesionista, nada tendría que temer de Ribó. A los comunistas se les hace frente mirándoles a la cara. Como lo hicieron tantos mártires del 36 ante el PSUC, ERC, la FAI. Pero, ahora, la Iglesia se encuentra inerme. Ribó no es de los que van a Montserrat o a los capuchinos de Sarriá, salvo para usar a los lábiles mentales de la Iglesia para sus intereses. La Iglesia no contará con los medios de comunicación privados (La Vanguardia, el Periódico) ni públicos. Ribó lo sabe.

    No crea, amigo Virtellius --qué gran artículo el suyo-- que Ribó se va a detener en Omella, al que los tiros le vendrán por todos los lados. Camuflado de celo profesional, el odio a la Iglesia se extenderá hasta el mismo Novell, no digamos ya Planellas. Le esperan a la Iglesia días muy chungos. Lo peor es que, habiendo abdicado de su misión, no podrá reaccionar. Bastante tienen los que ella creía sus defensores en cuidar la integridad de los misales de la madre abadesa. Nadie espere que cambien a Ribó, pese a la longevidad en el cargo y la artillería que está preparando. La propaganda diría que se quiere coartar la independencia del Sindic. Es sólo un ejemplo de las consecuencias nefastas de la vesania de un alto clero que ha dejado a los fieles a los pies de los caballos. Porque la Iglesia no es Novell, ni Planellas, ni Vives. Esos no sufren. La Iglesia que llora avergonzada es ese pueblo anónimo que cumple con Pascua, que comulga y se confiesa, que calla en soledad ante la que está cayendo y seguirá lloviendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TIENE VD. BIEN CALADO AL PERSONAJE, SR. VALDERAS

      Por supuesto que Ribó no disparará balas de precisión, sino metralla. Abundante metralla. Que como Vd. bien dice, alcanzará a Novell, a Planellas, a Vives, a Sistach, a tutti quanti...

      Pero mi pregunta es: ¿No intentará Ribó que la metralla alcance al mismo Vaticano como responsable último de tanta permisión, gloriosamente coronada por la Cumbre antiabusos y por el Motu Proprio del papa, que entierran ese tormentoso pasado como si no hubiese existido, y la homosexualidad de buena parte del clero como si no fuese principal desencadenante de esos abusos?

      En fin, veremos hasta dónde es capaz de llegar Ribó persiguiendo a la Iglesia, con el buen pretexto que ésta le ha dado, sobre todo en Barcelona, de abusos no sólo encubiertos, sino incluso amparados y protegidos (con responsabilidad principal y desencadenante en el arzobispado de Barcelona) hasta el día de hoy; es decir hasta pringar a Omella, que guarda celosamente la llave de los escándalos para proteger y encubrir a sus predecesores. Virtuosísimo corporativismo: como el de la Cumbre y el del Motu Proprio.



      Eliminar
    2. Ribó está ya más que caducado y no llegará a ninguna parte. Nunca, en su vida, ha llegado a ninguna parte!

      Eliminar
    3. Ribó , como buen apóstol comunistoide, intentará por todos los medios declarar a la Iglesia organización terrorista. Al tiempo!

      Eliminar
  3. Omella, con 73 años, le faltan dos para volar. Será el próximo Arzobispo, quien sabe si Planellas, que deberá de limpiar la Casa de Dios. Por cierto, ahora nos vamos enterando de una pata que sostenía el Régimen del Statu Quo sistachiano... era el de sextum...

    Ya se saben las causas de la intensificación de las violacions a la castidad del falso clero: la Revolución de 1968 y la ausencia de Dios en la vida consagrada...

    En cuanto al envarado del Tribuno de la Plebe, Rafael Ribó, sería interesante que hiciera un informe sobre los abusos en la sociedad catalana, el abuso de pornografía de los menores por redes sociales, las relaciones sexuales entre menores, o si la información de la Generalidad y Ayuntamientos ayuda al fomento de la sexualización de los menores y al fomento de los abusos:

    http://sexejoves.gencat.cat/ca/inici

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No serán dos, sino cuatro! Tiempo al tiempo! Precedentes "haylos": Carles, Rouco, Suquía...

      Eliminar
  4. De momento, a Planellas no le harán el tradicional Seguici Popular de Tarragona, el que se hacía a los nuevos arzobispos, por el tema de los abusos, y algunos comentan, que por el nacionalismo del Arzobispo.

    Las entidades han acordado, por 17 votos a favor y once en contra, no acompañar a Joan Planellas en su entrada a la Catedral.

    Adiós a los grallers, timbalers, flabiolaires y las cobles, adiós a los diables, gegants, nans, dracs, el ball de bastons, el bou, la víbria, el basilisc, el àliga, la mulassa, la cucafera, el lleó... Sin el color ni el lluïment...

    Los dos últimos arzobispos sí contaron con el recibimiento del Seguici: el 13 de abril de 1997, tomó posesión Lluís Martínez Sistach, y el pasado 19 de septiembre de 2004 fue el turno de Jaume Pujol.

    Asombrosamente, tal cual la cabeza del avestruz, el mundo político lo ha vestido de laicidad, cuando el Seguici nace de las fiestas de Santa Tecla y es tradición recibir al nuevo arzobispo:

    "La consejera de Fiestas del Ayuntamiento de Tarragona, Begoña Floria, ha destacado la "normalidad" con la que ha transcurrido el debate y la votación: "Tratándose de una salida no regulada en el Protocolo del Cortejo Popular, los elementos habían de aprobar su partipación ". Y ha añadido: "Ayer martes ya se reunió la Comisión Asesora del Cortejo Popular (Seguici Popular) , que emitió un dictamen en el que no recomendaba la salida del Cortejo en esta ocasión ya que, aunque valorando la parte histórica y ritual de estas entradas, se considera que en el marco social y cultural del momento actual tienen un difícil encaje o justificación en una sociedad progresivamente más laicizada. Entendemos que la posición mayoritaria, no unánime, de la asamblea, ha ido en la misma línea". (Tottarragona).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni seguici ni franco bajo palio.
      A Dios lo que es de Dios.
      Sencillez en la iglesia...

      Eliminar
    2. Es que NO iba bajo la cubana y de amarillo canario cantando bon cop de falç y adorando la butiurna.

      Eliminar
    3. A Franco lo llevaban BAJO PALIO porque se lo MERECIÓ!!!!!

      Eliminar
    4. Totalmente de acuerdo con el grandioso comentario del Sr. Pep Abella.

      Eliminar
  5. Encuentro morboso que se insista tanto en querer demoler a ciertos obispos en este blog Germinans. Como católicos tenemos el deber de no ventilar vergüenzas de la Iglesia en público y considero a esto también un pecado grave, ya se encargan de buscar todos los entresijos de los defectos del Clero los mismísimos anticlericales rabiosos y ellos mismos nos hacen el favor de la depuración. EF.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este blog no se ataca a nadie impunemente, solo a los que se lo merecen; es más, se quedan cortos las más de las veces. La realidad es que estamos prácticamente sin pastores, somos ovejas sin la voz y los cuidados de quienes, teóricamente, debían de velar por nosotros. Pero bueno, allá ellos. Lea Ud., anónimo de las 3,35, el Sermón 46 de San Agustín. Se dara Ud. cuenta de que el problemas que nos aflige es muy grande, y tenemos el derecho y el deber de "demoler" lo que proceda, sin miramientos, porque, la verdad, parecemos tontos, o nos toman esos impresentables, por tontos.

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

    ResponderEliminar
  7. Nosotros auditaremos todo, a Cáritas, a Save the Children, a todos, para ver qué hacen con los recursos de los madrileños, porque yo creo que todos tienen que estar en igualdad de condiciones, y el dinero público hay que vigilar dónde va",
    Monasterio tacha de “chiringuitos” a ONG como Cáritas,Rocío Monasterio, candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, durante el debate en el Colegio de Arquitectos de Madrid, organizado este lunes EL PAÍS y la Cadena Ser
    Ya sabéis, votar a VOX,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues primero indague sobre las fuentes de financiación de Vox y se llevara muchas sorpresas. El Yunque, Irán,...
      Por cierto el que pide cuentas siendo militante de Vox lo expulsan y amenazan de muerte. Y sino dices a todo que si te marginan.
      Moralmente muchos de sus dirigentes estan bajo sospecha.
      Y algunos candidatos los han tenido que retirar por ser simplemente delincuentes o con antecedentes penales.
      La ejemplaridad no abunda mucho últimamente en política.
      Y Vox no es aliena a la situación de nuestra sociedad.

      Eliminar
  8. Los independentistas y todo ese mundo son mucho más inteligentes y se mueven más y mejor por lo que creen que el resto, como lo estamos viendo. Tienen estrategia, propaganda y se lo tienen bien montado. En lo eclesiástico también se saben mover y la elección de este Planellas es una artera labor de zapa contra Omella, porque encima en el asunto de los abusos ha quedado bien y por eso más que por nacionalista le han promocionado. Omella pues para contar historietas, saludar, decir palabras conciliadoras etc pero dudo que haya influido en el nombramiento de este nuevo arzobispo.

    ResponderEliminar