domingo, 20 de enero de 2019

Pastores de postal y olor a esencia de Loewe

El paje del Sr. Cardenal: Mn. Marc Labori
No hay duda alguna de que una de las características culturales de esta sociedad contemporánea en estos albores del siglo XXI es la de vivir de manera contradictoria, es decir, profesar una serie de principios y valores y vivir en total contradicción con esos valores. Es una sociedad construida sobre la apariencia y sobre el discurso que nos hace quedar bien, pero que no nos lo creemos. Se predica y proclama lo contrario de lo que uno vive.
Y no se trata de que la incoherencia se deba a debilidades o a una cierta fragilidad existencial. Se trata por el contrario de vivir conscientemente con doblez. Se trata de proclamar postulados políticamente correctos de manera reiterada, para ocultar una manera de actuar completamente opuesta y de esa manera camuflar una vida impresentable. Se necesita cierta consistencia anímica y espiritual para no dejarse llevar por esta impetuosa corriente.
La Iglesia no vive ajena a su tiempo y también comparte con el mundo contemporáneo estas categorías. A modo de ejemplo: no ha habido un pontificado que tanto haya proclamado la sinodalidad de la Iglesia como el de Bergoglio, y que sin embargo manifieste unos trazos autoritarios tan claramente definidos. No por nada, el papa Francisco al parecer pasará a la historia como il papa dittatore. Tras la máscara de afable hombre del pueblo, el papa Francisco ha consolidado su posición de dictador indiscutido que gobierna con el miedo, y ha estrechado alianzas con los elementos más corrompidos del Vaticano (compárense sus alianzas con las alianzas contra natura de Pedro Sánchez) para evitar o para revertir las reformas que se esperaban de él.
El pontificado del Cardenal Omella en Barcelona, visto su talante oportunista y corporativista,  discurre en sintonía con el de Bergoglio. Pero dada su sagacidad para intuir y rentabilizar a su favor las debilidades de los demás, como buen cura de pueblo que dice querer ser, reconoce con puntual acierto el carácter carrerista y oportunista de sus inferiores y se sirve de ellos para cumplir sus propósitos. No le importan los factores de riesgo con los que juega en la elección de determinados personajes como miembros de su camarilla de gobierno, pues desconoce el cortoplacismo.
C:\Users\usuario\Desktop\DSC_3661.jpg
El gallego de Carracedo, Rodriguez
Don Juanjo juega con amplitud de miras, al menos está convencido de ello. Sabe por ejemplo que el Rector del Seminario está desprovisto de talla humana e intelectual, que tiene pocos activos para ser formador en un Seminario. El cardenal va adquiriendo conciencia de las lacras de carácter psico-afectivo del gallego de voz nasal y hueca, el de porte desgarbado, así como de sus miserias morales, tanto del pasado como del presente. Pero no procederá a su sustitución porque es un hombre que acaba amando los defectos de sus colaboradores; de este modo lo que evidentemente fue un error garrafal, lo convierte en su éxito personal. Persistirá empecinadamente en él a sabiendas, sólo por orgullo o por mantener las apariencias. Aunque sea mayor el daño que le produce a la Iglesia manteniéndose en el error que corrigiéndolo.  
Conoce perfectamente a quienes son sacerdotes con celo pastoral y apostólico, pero los margina porque sabe de su talante insobornable en las cuestiones básicas. Y sobre todo porque tienen criterio y piensan por sí mismos. Por eso intenta comprar su silencio e integrarlos en el corrupto sistema de favores con algún pequeño oropel que los saque del arrinconamiento y la postración endémica a los que el establishment progresista barcelonés los condenó. Pero unas veces funciona y otras no.
Omella básicamente necesita lacayos que hagan el trabajo rutinario por él.  Su secretario y paje personal Mn. Marc Labori es un ejemplo. Sabe que jamás estará en una parroquia, que su celo pastoral no va más allá de una graciosa foto con la ovejita en sus hombros, aunque su perfume es más de Esencia de Loewe que de ovino periférico. Pero se sirve de él y lo integra en la mal llamada “Comunidad episcopal” compartiendo, departiendo, debatiendo y evidentemente extendiendo los dimes y diretes del Arzobispo y sus auxiliares. ¿O alguien cree que acabado su servicio como paje del Cardenal, Labori pasará a ser cura párroco en un barrio de Hospitalet, Mataró o Badalona? ¡Quiá! Será un canónigo de lucimiento más.
Mn. Boby Baró
Uno más como Mn. Robert Baró que no da un palo al agua ni siquiera acudiendo a sus obligaciones de canónigo. Por la catedral no le ven ni el pelo. Eso es lo que nos ha tocado: convivir con las mayores paradojas existenciales, sostenidas y promovidas por el poder a imagen y semblanza suya.
¿O acaso no somos todos conscientes de que el enchufe del otro gallego del Seminario, Mn. Joan Rodríguez, no fue sino una huida en toda regla del compromiso pastoral? El de Carracedo siendo párroco de Montornés del Vallés andaba llorando y lamentándose de la soledad y aislamiento a los que había sido condenado y aprovechó su amistad con Mn. Ramón Corts, a la sazón rector del Seminario, para ser nombrado formador del mismo. Mostró su más absoluta incapacidad para regir una parroquia como la de Belén y movió todos los hilos para ser nombrado Director de la Residencia Sacerdotal Sant Josep Oriol, cargo al que prontamente renunció (no llegó a 3 años)  por el “exceso de trabajo que conllevaba el cargo”. Rescatado por Sistach bajo el rectorado de Turull, volvió al Seminario donde medra. Se cambió de trinchera y se pasó al moro para poder lucir su pertenencia al staff de los que cuentan, la conocida camarilla de trepas, enchufados y pelotas, y sobre todo gandules. Una más entre las miserias de nuestros “formadores gallegos”. Una lacra en Diputación 231.
Y estos hablarán de pastoral a los demás. Lucirán palmito pero todo de boquilla y nada más que de boquilla. Y después elaborarán grandes planes pastorales.
Y se pondrán como escarapela el “panot” de la baldosa de las aceras de Barcelona en forma de rosa, creado por Puig i Cadafalch y asumido como símbolo del  Plan Pastoral de Omella. Algunos dicen que se están creando anillos con ese logotipo para los corifeos y la claque episcopal. Genial idea. Aunque de todas maneras son fácilmente reconocibles. Aunque si fungen como alianzas….
Prudentius de Bárcino

11 comentarios:

  1. "...de este modo lo que evidentemente fue un error garrafal, lo convierte en su éxito personal."

    ¿Dónde está el éxito? Yo no lo veo por ningún lado.

    ResponderEliminar
  2. En lo que he podido experimentar, estos hombres que nombráis son buenos sacerdotes

    ResponderEliminar
  3. Más que olor a ovejas, es olor a cabrum. Y lo de no dar palo al agua, los aleja del olor de buey labrador y los acerca al perfume de marmota.

    ResponderEliminar
  4. 'El pontificado del Cardenal Omella en Barcelona, visto su talante oportunista y corporativista, discurre en sintonía con el de Bergoglio...'

    'Omella básicamente necesita lacayos que hagan el trabajo rutinario por él.'

    Omella tiene diversos cargos vaticanos dados por Bergoglio, desde cardenal, ministro y juez et al.

    Por cargos y edad, está más por el Prat y en Roma que entre nosotros.

    Se acercan aires de cónclave, y nuestro Mons. Omella ha desaparecido del escenario eclesial barcelonés.

    Parece que para cumplir sus funciones ya tiene suficiente con los dos obispos auxiliares y todos los 'secretarios' y 'ayudantes'.

    Pero eso no ha de ser así, porque la iglesia en Barcelona está en crisis y necesitamos el brazo superior de Omella, que es el único que tiene poder para enderezar esta diócesis enferma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se acerca conclave?, ¿está enfermo el papa?, porque no se le nota

      Eliminar
  5. Aparte la aberración, la comparación del Papa con ese títere Sánchez no es inocua. Esto decía recientemente La Vanguardia de los Godó Valls Taberner en boca de Arturo San Agustín:

    05/01/2019 “Francisco se ha convertido en un monarca absoluto, superficial, ambiguo y demagógico. Y no huele a oveja.”

    https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20190105/453933749210/piccolo-giallo-vaticano.html

    No habla por boca de ganso, aunque quizás se hayan dejado demasiadas plumas y quedado desnudos para quien quiera verlo. El autor de los insultos al Papa fue el amigo elegido por Jaume Pujol, presidente de la fantasmal tarraconense que debe renunciar el 8 de febrero, para presentar su libro:

    17/02/2012 “se presentó en la librería Claret de Barcelona el libro del arzobispo Jaume Pujol, Recuerdos y esperanzas. La presentación del libro la realizó el periodista Arturo San Agustín, que hace un año compartió un viaje con el arzobispo a Turquía.”

    https://www.catalunyareligio.cat/es/node/148579

    Todo sea por el maldito “prusés” de la discordia. El vicepresidente de la fundación bancaria La Caixa, presidida por Isidre Fainé, correligionario de Pujol, ayer nos contaba en La Vanguardia el posible plan de repetir el caso del obispo Añoveros. Es López Burniol autor junto con Juliana del editorial conjunto, el mismo que hace una semana avisaba con una gran crisis económica, cuentan con De Guindos en el BCE, tan necesaria para colar grandes cambios a conveniencia, el mismo que hace año y pico advirtió claramente en otro artículo de La Vanguardia que el maldito “prusés” era en realidad una cuestión de poder. Entiéndasele en clave del consabido y amenazador victimismo:

    19/01/2019 “JUAN-JOSÉ LÓPEZ BURNIOL Un episodio olvidado con el atentado de Carrero Blanco reciente y en plena apoteosis de ETA … Añoveros se negó a salir de su domicilio si no era por la fuerza… la Iglesia siempre tiene arrestos para defender los que cree sus derechos”

    https://www.lavanguardia.com/opinion/20190119/454199392836/un-episodio-olvidado.html

    A estas alturas, ya se saben las consecuencias del caso del obispo Añoveros, con sus cuarenta años de terror de la marca ETA, tan rentabilizada por algunos listos.

    ¿Forzarán antes de la renuncia obligada de Jaume Pujol, 8 de febrero, algún tipo de número similar? ¿también con papel de gobierno franquista o tendrá otro rizo la historia? ¿todos juntos en la cárcel de lujo? Todo es posible, su ingenio está probado. Como entonces, gente en el gobierno no les falta. Todo lo contrario, ahí tienen a Sánchez para cualquier numero que sea menester. El vodevil puede ser una cosa y la contraria, con cambios de papeles, que siempre hay buenos guionistas. Hasta es posible que el obispo Jaume Pujol mantenga el decoro y no monte escenificaciones.
    Hacen movimientos aparentemente extraños. Ayer los prusesistas de El País y La Vanguardia atacaban a su amigo el abad de Montserrat, con uno de esos casos de abusos celosamente guardados en la nevera y dosificados a voluntad. A la par que días antes volvían a meter en la cárcel a un Pujol, y detenían al sobrino del títere Torra. Parece que los generales tienen que apretar las clavijas a coroneles, capitanes y hasta chusqueros para que se jueguen ellos la buena posición y corran los riesgos a mayor gloria prusesista, que eso fue el caso del impune Pujol padre.
    No está previsto que salga López Burniol con sus cuates y jefes a proclamar que quieren más poder, todo el poder. Aunque en el Vaticano ya lo saben.

    8 de febrero, antes harán algo.

    ResponderEliminar
  6. El problema principal de muchos cargos eclesiales y también de muchos laicos con cargos en curias y otros estamentos relacionados con la Iglesia, es que prima el amiguismo, el parentesco, y el enchufe.
    Me explico para un cargo se deberia buscar una persona preparada humanamente, intelectualmente, espiritualmente, y además con mérito, igualdad, experiencia, formación adecuada al cargo a desarrollar.
    Lo que en la vida civil se llama meritocracia.
    Después algunos se extrañan que hay mediocridad, no se solucionan los problemas, falta una cierta visión de futuro,...
    ---
    Yo no critico a Mn. Marc Labori, sino quien se lo propuso a Mons. Omella, para un cargo tan sensible, (cuantos años tenia de sacerdocio cuando lo nombraron).
    Como decia un familiar mio: "de donde no hay no se puede sacar"
    Por eso estamos parados en tantos frentes de organización, gestión, eficacia,... pastoral.
    Dios nos libre de sacerdotes cuyo único objetivo sea el carrerismo, y nos de buenos y santos sacerdotes al servicio de las parroquias y los movimientos apostólicos, los fieles los necesitamos.

    ResponderEliminar
  7. Me imagino que a más de uno le habrá escandalizado su descarnado comentario sobre la situación de la iglesia diocesana, querido Prudentius. Cuando leí anoche el blog, la primera reacción se resume en la expresión: jo, cómo está el patio. Instalado como quien dice in partibus infidelium, allí ubi sunt leones, le parce, sin embargo, muy necesario y esclarecedor ese esfuerzo de nuda descripción de una realidad que se quiere cambiar. Hoy nos hemos enterado de que Francisco se lleva a Panamá, en su séquito, a un agnóstico que le baila el agua y le hace entrevistas exquisitamente obsequiosas. A Francisco parece gustarle la paradoja: confesarse ante periodistas ateos que van a malinterpretar, en el mejor de los casos, sus palabras, como el italiano que divulgó la negación de los novísimos por el Pontífice, de alguno vaya, sin posterior desmentido. Le gusta jugar al desconcierto como reconocer a Lutero testigo de Cristo y entronizarlo en el Vaticano. O nombrar director de L´Osservatore Romano a un argentino protestante. O convocar en Roma a declarados partidarios del aborto sin condiciones o de la manipulación embrionaria. Pues, bien Santo Padre. Con su pan se lo coma. ¿Denunciar eso es ir contra la caridad, contra el evangelio? ¿No será más bien todo lo contrario? Uno no conoce los entresijos de la clerecía barcelonesa. Pero le parece muy bien que se expongan sus miserias que frenan la difusión del mensaje cristiano. Más vale hacerlo desde dentro que vengan otros de fuera y nos lo afeen. ¿Verdad montserratinos y la sodomía?

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

    ResponderEliminar
  9. algo de bueno tendrá el Papa parece que todo es malo

    ResponderEliminar