martes, 22 de enero de 2019

Los cinco nuevos canónigos de la Catedral

Estos días se ha hecho público el nombramiento de cinco nuevos canónigos para nuestra catedral archidiocesana, los Rvdos. Joan Galtés, Felipe Julio Rodríguez, Joan Rodríguez, Miquel Ramon y Santiago Bueno, nadie se ha llevado ninguna sorpresa, todos provienen de la misma cantera, que es la misma curia y el gobierno diocesano, es decir sacerdotes que ya ostentan otros cargos, a los que se les añade ahora el de la canonjía. Se sigue bastante el estilo de n.s.b.a. y jubilado cardenal Martínez Sistach, que nunca repartía juego, sino que los cargos eran siempre asignados a las mismas personas. En esto Don Juan José es poco bergogliano, porque S.S. el Papa Francisco seguramente hubiera nombrado a algún desconocido y sencillo cura de barrio marginal aunque solo fuera para llamar la atención y romper esquemas.

La primera gran fuente de canónigos actualmente es el Seminario, de ella han salido tres en esta promoción: el Rvdo. Felipe-Julio Rodríguez, el Rvdo. Miquel Ramon y el Rvdo. Joan Rodríguez. El primero acabado de ser nombrado rector del Seminario Mayor y Menor, se le amplía la lista de cargos, ya que además sigue siendo delegado o responsable del Catecumenado diocesano. Por su parte el joven Rvdo Ramon Fuentes (42 años) ya formaba parte del equipo del Seminario anterior, igual que el actual director espiritual el Rvdo. Rodríguez Gómez.

La última tongada aún con Sistach, la de sus secretarios
Pero es que de la tongada anterior, aún con Don Lluís Martínez el Seminario ya había aportado dos canónigos en la persona del entonces rector el Rvdo. Josep Maria Turull (actualmente párroco de la Basílica de la Sagrada Familia), y el Rvdo. Josep Serra, entonces formador de los seminaristas y actualmente director de la Residencia Sacerdotal Sant Josep Oriol además de exorcista diocesano.

Otra fuente de estas últimas tongadas de canónigos es la de los ex-secretarios particulares de los arzobispos de turno, en este capítulo tenemos que inscribir al Rvdo. Robert Baró (Boby para los amigos) y al Rvdo. Alfred Sabaté, un premio honorífico por haber aguantado al anterior arzobispo, algo que con el carácter de Don Lluís tiene mérito, especialmente el Rvdo. Sabaté, porque Boby le aguantó muy poco y pasó rápidamente a otros menesteres más livianos. Sabaté sigue aún siendo secretario del cardenal Sistach y Baró actualmente también es delegado de Patrimonio Cultural. Me jugaría un guisante a que el Rvdo. Marc Labori, actual secretario de Don Juan José acabará tarde o temprano como canónigo, es cuestión de tiempo.

También podríamos citar como fuente de procedencia la Secretaría General del Arzobispo de allí han salido dos canónigos, el ya obispo auxiliar Don Sergi Gordo (lo fue durante todo el pontificado de Sistach) y el Rvdo. José Ramón Pérez (JR para los amigos), que lo fue en la primera etapa de Don Ricardo Carles y que actualmente es el Deán Presidente de la institución. 

La anterior tongada de Sisach: Vives, Turull, Serra y Gordo
De lo más alto de la curia acaba de salir otro canónigo, el actual pro-vicario general, el Rvdo. Joan Galtés, que sorprende un poco por su edad ya que hará 73 este año, y en principio a los 75 debería pasar a ser emérito, igual es que le hacía mucha ilusión o es que no sabían en que otro sitio mirar. También de la Curia, en este caso de la de Justicia ha salido otro de los canónigos de la actual tongada, el Rvdo. Santiago Bueno, que es Vicario Judicial de la diócesis, y que es en cierta manera un premio de consolación después de que se hubiera aireado ampliamente su candidatura a la mitra como obispo auxiliar y que finalmente pasó de largo hacía los obispos Gordo y Vadell.

Voy a dar mi opinión personal, y es que de todo el actual equipo de canónigos (contando los antiguos y los acabados de nombrar) solo hay dos que creo que se merecen esa responsabilidad, me refiero a los Rvdos. Josep Vives y Alfred Sabaté. Son los que más se toman en serio que la catedral es un lugar de atención pastoral, donde hay que confesar y orientar espiritualmente a los fieles, los otros canónigos me da la impresión que están solo para lucir o para acumular cargos, que ya no viene de uno más.

Antoninus Pius

12 comentarios:

  1. Desde que los canónigos ya no acceden a la canonjía por oposición, sino sólo por designación directa de los obispos, estos utilizan estos nombramientos para premiar a sacerdotes obedientes, aunque estos no tengan perfil de canónigos ni sean conscientes de lo que supone serlo. Son en la práctica nombramientos honoríficos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo totalmente este comentario, de la "Desde" hasta el último punto.

      El problema de la diócesis de Barcelona, es que en su gobierno sensu latu, incluyendo los canónigos, tiene a consagrados heresiarcas y viciosos de pecados nefandos "intrinsece malum", tal cual, y que es conocido y consentido por toda la cúpula eclesial, entera sin excepción.

      En Barcelona, debe de venir un nuevo arzobispo que elimine, sin ningún género de contemplaciones ni miramientos, a todos los consagrados malvados.

      El arzobispo debe de cesar a todos ellos, tanto si es su pariente, su amigo, su compañero de clase, su confidente, el que tiene un poderoso padrino o grupo de interés y presión detrás, o que amenaza con una rebelión o un dossier. Como el obispo Toribio de Mogrovejo o Antonio María Claret: sacar a los malos, poner a los buenos, sean quienes sean.

      Pero en Barcelona se necesita un arzobispo que anteponga todo a su amor, Jesús y su Esposa la Iglesia. Debe de investigar tanto la competencia, idoneidad, capacidad y santidad de todos los componentes de su gobierno. Y debe de inquirir hasta en la vida privada, para expulsar a todos los viciados y viciosos en diversas concupiscencias.

      Pero para ello hace falta, a su vez, un Papa que también anteponga a Jesús por encima de pamplinas y paparruchas de amigos, parientes, conocidos, redes de complicidades y otras negritudes oscuras, como teologías modernistas y progresistas. Ahí es poco...

      Pero Mons. Omella ha salido de la misma imprenta del Papa Francisco-Bergoglio, quien se ha enredado en McCarrickadas.

      Para hacerlo aún más complejo, Mons. Omella fue elegido por Francisco, pero al ser cardenal, deberá de eligir al próximo Papa, el cual, evidentemente, no tendrá la característica de "hacer barrer la Casa de Dios hasta el último rincón". Esto es lógico, natural y humano: no esperen la renovación del conservador del statu quo sistachiano.

      Jesús estableció que la Casa de Dios debe de eliminar siempre, sin excusa, rebaja ni dilación alguna, a TODAS las Piedras agrietadas y a todas la Vigas podridas y carcomidas sin excepción, sean quienes sean:

      --- Sé que tienes experiencia, títulos universitarios, que tienes un alto cargo, que formas parte de este grupo eclesial de presión e interés, que amenazas con revelar ciertas cosas, pero yo, en virtud del amor a Jesús y su Iglesia, te ceso de tu cargo por indignidad moral, y te vas a tal sitio, donde no harás daño.

      La Casa de Dios, del Papa, del obispo y del abad, debe de estar formada por piedras bien talladas y vigas sin tachas.

      Es demoníaco la afirmación de que la Iglesia debe de tener a los Judas, a la imagen y semejanza de Jesús, que conocía y consentía la presencia de Judas. No, ningún obispo o Papa tiene la divinidad de Jesús, y su obligación es poner personas santas y capaces.

      La situación de Barcelona ya es una patochada: parece un universo paralelo de partículas cuánticas, que están en todos sitios y se interinfluencian las unas con las otras, en un carrusel y tiovivo sin fin.

      Eliminar
  2. Si las catedrales se han convertido en museos de pago donde apenas hay culto, estos sñres.,canónigos qué son parte del museo también..es curioso ver las incoherencias de la iglesia actual.

    ResponderEliminar
  3. Agradecería información sobre el numero de Canónigos que cuenta la Catedral de Barna. También me gustaría saber si cuando entran los nuevos salen los viejos , gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://catedralbcn.org/index.php?option=com_content&view=article&id=48&Itemid=66&lang=ca

      Eliminar
    2. Es un cargo vitalicio. Los mayores de 75 años pasan a ser eméritos. Los menores de 75 son los que están a cargo del gobierno de la S.I. Catedral y de todo en lo que la catedral toma parte (fundaciones, instituciones,...)

      Eliminar
  4. Por curiosidad material, ¿a cuanto asciende la canonjía? En euros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto cobra un canónigo23 de enero de 2019, 14:39

      En Diario de Sevilla:

      "... los presbísteros se han visto multiplicadas por el aumento poblacional y la falta de vocaciones, que obligan a un párroco a atender un mayor número de servicios ante la escasez de nuevos sacerdotes. Por este motivo, el salario del clero se incrementa con las ayudas que recibe de su parroquia, donde el consejo económico suele librar unos suplementos muy variables según los fondos con los que cuente. En algunas feligresías esta aportación puede llegar a los 200 euros, aunque en otras es imposible destinar algún dinero para el mantenimiento del clero, por lo que en muchas ocasiones es el propio sacerdote el que se ve obligado a cursar la petición al arzobispado para que sufrague parte de sus gastos. Según Cano, estas solicitudes, que no han aumentado pese a la crisis, suelen proceder de curas que tienen a su cargo varios templos en distintas localidades, por lo que necesitan más dinero para costear los desplazamientos.


      La diócesis también contempla suplementos para quienes realicen otras labores además de las parroquiales. Entre ellas se encuentran los sacerdotes que son capellanes de órdenes de clausura, que reciben 140 euros mensuales por convento. Si el párroco es además arcipreste de zona, tendrá un suplemento cercano a los 100 euros. En el caso de que se trate de un canónigo, éstos añadirán al sueldo base alguna compensación por labores específicas, que no superan los 300 euros. Los sacerdotes jubilados, por su parte, reciben de la Seguridad Social una pensión mínima de 400 euros que se completa con los 200 euros que destina la diócesis para que se equiparen con el sueldo base de los que están en activo.


      Aquellos curas que además ejerzan alguna labor profesional en otra institución, como profesor o enfermero, no percibirán ninguna remuneración económica por su labor pastoral y se mantendrán sólo con el sueldo establecido por la empresa pública o privada en la que trabaje. Para ello tendrán que comunicar con antelación al prelado hispalense el tipo de labor a desempeñar para recibir el permiso correspondiente y asignarle un ministerio acorde con los horarios de dicha profesión.


      Pese a renunciar a un holgado sueldo, uno de los beneficios de los que goza el sacerdote es el de no cargar con la cruz de una hipoteca. La Iglesia se encarga de garantizarle un hogar, ya sea propio o en alquiler, cuyo mantenimiento -gastos de luz y agua- también corren a cargo del Arzobispado. Por contra, la diócesis, en función de un acuerdo firmado entre la Conferencia Episcopal Española y la Seguridad Social, no cubre ciertas contingencias, como cargas familiares y bajas por enfermedad."

      Eliminar
    2. En Barcelona supongo que para un canónigo será mucho más, sin tener en cuenta el prestigio, honor y dignidad de tener el cargo.

      Pero el problema de Barcelona y su gobierno nacional-progresista, es que un mismo consagrado te lo encuentras, como una partícula subatómica, en seis o siete lugares a la vez, milagroso fenómeno de la multibilocación, cobrando de seis o siete "bótes de Sant Ferriol", públicas, privadas y eclesiales, así, con un par...

      Me consta que las supuestas incompatibilidades no se cumplen, y si es verdad, eso demuestra que debe de haber una transparencia entre los prelados barceloneses y catalanes, que se sepa públicamente sus pluriempleos (públicos, privados y eclesiásticos), sus rentas y su patrimonio, sin excluir a nadie, e incluso con publicidad de sus agendas diarias, para que sepamos si trabajan o travagan...

      Algunos, pertenecientes a grupos de interés y presión, llevan una vida hipócrita y farisea, una cosa nefanda en su casa y otra falsamente católica en su parroquia, algún otro se va de vacaciones a San Francisco o a Los Ángeles, sede de la cultura gay...

      Hasta que no exista una mayor inquisición del arzobispo en la vida privada y en la vida espiritual, de fe, moral y cultual de sus presbíteros, no habrá reforma alguna... lo de hoy es puro diabólico laissez faire, laissez passer, ultraneoliberal en todo, y encima bajo el ígneo y férreo statu quo sistachiano (pero también propio del "Espíritu del Concilio" rupturista) del "haced lo que queráis pero sin escándalo público", y a sobre, bajo el falso disfraz de la caridad, el amor y la misericordia, descartando la justicia, la verdad y la disciplina, propia y ajena... el castigo, tanto en forma de multa, suspensión, traslado y excomunión, sólo cuando son necesarios, según dijo San Juan Pablo II, son formas de amor, caridad y misericordia, pues evitan que el Pueblo de Dios se vea envuelto en el escándalo y la confusión por la acción de uno.

      Hay que airear la Diócesis de Barcelona urgentemente, ningún pozo ni "cuarto fosc" nunca más...

      Eliminar
    3. Estás un poco anticuadillo, hoy en dí cualquier gran ciudad de occidente es sede de la cultura gay, ni Barcelona ni Madrid, por ejemplo, tienen nada que envidiar a San Francisco o Los Angeles En cuanto al tema se refiere

      Eliminar
  5. Por lo menos van de lo que son no de camioneros franceses ni amarillean públicamente. Ambas cosas vestimenta y no exhibir el cisma amarillo son de agradecer en lo que tiene de volver a ser Iglesia de Cristo,

    ResponderEliminar
  6. ¿Porqué no me publican mi comentario sobre estos nuevos chupócteros?

    ResponderEliminar