lunes, 17 de diciembre de 2018

La familia Junqueras aparece en las homilías

Resultado de imagen de bernabe dalmau
Padre Bernabé Dalmau, monje de Montserrat
Misa conventual en Montserrat del tercer domingo de Adviento. Predica el Padre Bernabé Dalmau. Se centra, cual parece obligado, en las lecturas de la Dominica Gaudete y va descendiendo por diversos caminos que confluyen en las situaciones humanas que pueden provocar que se apague la alegría y la esperanza. Como colofón se descuelga con este párrafo: “Para finalizar, ilustro esta última afirmación con un ejemplo actual, a la luz de la compasión que, tal como previene la Regla Benedictina, la naturaleza humana nos obliga a tener con ancianos y niños. Existe un abuelo -sí, un abuelo, como muchos de vosotros- que intenta transmitir a sus nietos Lluc y Joana los valores humanos y cristianos que su padre no les puede comunicar ahora, porque por causa del compromiso social y político que la Iglesia pide a los laicos, pasará por segunda vez la Navidad en la cárcel. Pues bien, el abuelo afirma fracaso cada día en la esperanza. Es una manera de decir que no la pierde, sino que la regenera diariamente. Nosotros no lo tenemos tan difícil, probablemente porque vivimos holgadamente abstraídos del mensaje de este domingo de Adviento”. Les enlazo el video. 

El abuelo es el Sr. Artur Junqueras y Lluc y Joana son los hijos de Oriol Junqueras. A nadie que escuchase la homilía se le pasó por alto. Su inclusión en la prédica dominical es una muesca más de las distintas ocasiones en que los frailes montserratinos se han aprovechado de su posición privilegiada para arrimar el ascua a su sardina procesista. Un ejemplo más de la intromisión eclesial en el juego político. El enésimo intento de blanquear el golpismo separatista desde el púlpito benedictino. Recordemos las plegarias de vísperas por los presos, el mitin del Padre Bausset, político frustrado o la misa de la Iglesia patriótica amarilla, entre algunos ejemplos.
Resultado de imagen de artur junqueras
Artur Junqueras, padre del líder de ERC
En las últimas semanas se ha intensificado esa actividad excluyente desde el cenobio benedictino. Primero con la rápida publicación de un comunicado solidarizándose con los presos en huelga de hambre; después con la cesión (no sabemos si gratuita) de sus celdas para aquellas personas que quieran ayunar en solidaridad, entre las que compareció por dos días el Presidente Torra, el cual no debe tener mucho trabajo, pero que fue recibido con el mismo fervor que dispensaban al Caudillo los frailes de hace setenta años, cual se pudo observar en la licuación tuitera del monje Sergi d’Assis Gelpi.
https://2.bp.blogspot.com/-vI2hnRuB7dM/XBD-Y41QPEI/AAAAAAAAR-k/a8-E6jFb0JcX9ZScMw2iyhTLPA2iL4zlwCLcBGAs/s1600/Torra2.jpg
Ciertamente toda esta apropiación descarada de un símbolo de todos los catalanes a favor de solo una parte de ellos, hasta ahora había tenido una utilización generalista. No se señalaba con nombres y apellidos. Hasta Bernabé Dalmau, el cual no solo pretendió explotar la sensiblería del buen feligrés, sino que se permitió afirmar que Oriol Junqueras está preso “por causa del compromiso social y político que la Iglesia pide a los laicos”. La bendición del golpismo desde el púlpito. La bendición de una parte de Cataluña, que no llega al 50%, con manifiesto desprecio de un buen número de catalanes, que tenemos a la Moreneta como advocación igual que otros y que merecemos el mismo respeto y consideración que el resto. 

Los monjes de Montserrat como adalid eclesial del soberanismo. Y como su reino no es de este mundo y quedaría feo tomar partido por una opción política, expresan su parecer desde la más elevada de las superioridades morales, aquella que les permite enlazar pasajes del Evangelio con la solidaridad con determinados políticos en la cárcel. Curiosamente jamás se les ha oído hablar de otros presos, ni de sus abuelos o nietos. Tampoco se les ha oído hablar de aquella otra parte de Cataluña que ha sufrido violencias o escraches o que teme porque el próximo día 21 se desate la violencia de los CDR. La solidaridad no puede ser excluyente.

Oriolt

27 comentarios:

  1. Voto ABORTO o sea Junqueras se excomulgo. Son cristianos los que publican o hablan en la Iglesia de un EXCOMULGADO. Si los obispillos lo toleran es que tampoco son cristianos. Ademas de cismaticos son pro aborto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene razón.

      Es más, la falta de nacimientos en Cataluña se solucionaría automáticamente si bajara el número de abortos anuales, unos 20.000.

      Existe el derecho constitucional a comunicar y recibir libremente información veraz, y subrayo con fosforito iluminado explosivamente "información veraz". Y mencionar el silencio culpable de los obispos, abades y dirigentes y superiores de la Iglesia en Cataluña sobre el tema de la defensa de la vida, la familia, la educación de los hijos en la escuela pública y el bien común de España y del desarrollo de iniciativas pastorales, espirituales e intelectuales para dicho bien común. Co·bar·des.

      Así de simple...

      Eliminar
  2. Según tengo entendido Oriol Junqueras no está casado, está arrimado.
    Y un obispo catalán le ha dado la comunión públicamente. Lo mismo que Puigdemunt lo está por el rito ortodoxo-rumano. No pudo, por lo visto, hacerlo como catòlico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es el quid de la cuestión. Se que "no juzgueis y no sereis juzgados" pero siento que a mi, castellanoparlante nativo, si me juzgan. Si quiero una celebración "fem un tros en català ni que sigui" y así todo. Hay que empezar en la lista de germinantes a señalar claramente las iglesias que acogen con alegría al castellanohablante o al bilingüe no kumbayá.

      Eliminar
    2. Oiga: los ortodoxos son cristianos, nuestros hermanos. No llevemos las cosas tan lejos.

      Eliminar
    3. La Ortodoxia admite el divorcio hasta 2 veces. Y Puigdemont tiene un anterior matrimonio católico que no está anulado.

      Eliminar
  3. Desde la tristeza, pero también desde la más grande de las risíbilis y riotas, como nunca me lo he pasado tan bien cuando Gérminans, nacida en el 2007, siempre se ha referido en relación con los monjes cenobitas de Montjuràssic Catalonia Park, último reducto, junto con Gerunda-Gerona-Girona, del progresaurismo nacional-progresista. La mente del dinosaurio es rara: sabe que todo él se extinguirá gracias al meteorito por ellos fabricado: ser heterodoxos y luterano-anglicanos al servicio de Su Graciosa Majestad la Reina de Inglaterra, el Parlamento, la Cámara de los Loores y el 10 de Downing Street. En fin...

    Fantática la "licuación tuitera" del monje Sergi d’Assis Gelpi: parece como si hubiera visto una aparición celestial.

    Muy bien expresado el cenutrio negacionismo excluyente de algunos cenobitas: "Curiosamente jamás se les ha oído hablar de otros presos, ni de sus abuelos o nietos. Tampoco se les ha oído hablar de aquella otra parte de Cataluña que ha sufrido violencias o escraches o que teme porque el próximo día 21 se desate la violencia de los CDR. La solidaridad no puede ser excluyente."

    En otro orden de cosas, todo parece indicar que, a pesar de lo que digan las encuestas, nos encontramos ante un nutrido y nutriente cambio de ciclo brutal electoral en España, incluida Cataluña.

    Vox parece que puede llegar a los 40 diputados (sobre 350 del Congreso), y aún más, pues como mínimo, tiene simpatizantes en Andalucía, Castilla y Madrid. Sería, pues, la cuarta fuerza política, desbancando a Podemos, la disidencia controlada de la calle y del movimiento M-15: nos hemos salvado del bolivarismo marxista... de momento.

    El que se disuelve como un azucarillo es el PSOE-PSC, a pesar de lo que digan las encuestas. Hasta un adoquín, un tarugo y un melindroso comprende que el tema principal de España es Cataluña: en Andalucía lo vieron con dotes premonitorias...

    En efecto, en Cataluña hay una lucha entre el orden constitucional y el orden insurreccional. A la rebelión sólo se la gana en las urnas y con las leyes: palo va, palo viene, contra quienes han roto el Estatuto del 2006 y la Constitución de 1978. No sólo no van a recibir ninguna concesión más, sino que les espera la rendición incondicional.

    La unidad nacional lo es todo: sin unidad nacional, nunca jamás se van a obtener los recursos necesarios para mantener y sostener el Estado del bienestar. De la unidad nacional depende totalmente la justicia social. ¿Sin impuestos catalanes, sin exportaciones catalanas, de dónde sacará España sus impuestos?. Una nación española disminuida, sin Cataluña, es la segura y cierta pobreza y guerra totales, pues los independentistas catalanistas nunca estarán contentos con la Republiqueta de fira: querrán el dominio monopolista interior y el irredentismo de los Países Catalanes, utopía quimérica de la Corona de Aragón en laico y republicano, como única fórmula de supervivencia para mantener impulsada y estable a la bicicleta victimista.

    Se avecinan tiempos inmejorables para Junqueras, Pujol, Mas, Torra y Puigdemont: vendrá una fuerte reforma constitucional, pero en sentido recentralizador, como nunca se ha visto y se verá. Adiós, federalismo de Maragall, adiós... Contra Franco se vivía mejor... Vuelven esos tiempos... Alegraos, oh salvapatrias...

    Los catalanes que somos también españoles tenemos la mayoría social, más de la mitad de Cataluña. El Estatuto del 2006 se fraguó sin consenso alguno, pues desde el inicio se expulsó al PP, y al final ERC se salió del pacto estatutario.

    Pero no sólo faltó consenso social y político durante la redacción del Estatuto de Mas-Zapatero (patada al PP, huida de ERC), es que también en el mismo referéndum, no existió nunca jamás la necesaria doble mayoría social legitimadora: votó sólo el 49% del censo, y los votos afirmativos sólo fueron algo más de un tercio del censo.

    ResponderEliminar
  4. Montjuràssic: el regne republicà dels monjos benedictins18 de diciembre de 2018, 0:48

    En resumen: el Estatuto del 2006 nació sin consenso por la falta inicial y final del PP y de ERC durante el período negociador, y se quedó sin la doble mayoría social durante la celebración del referéndum, es decir, sin la participación de más de la mitad del censo, y sin el asentimiento o votos afirmativos de más de la mitad del censo.

    Por eso, el Estatuto del 2006 nació muerto, y con justicia el PP lo impugnó ante el Tribunal Constitucional, al ser excluido injustamente en la totalidad de la fase redactora y negociadora, de forma íntegra y plenior.

    Lo mismo sucede con la independencia, que carece de legitimidad social, y tiene la oposición total y frontal de España y Europa. Los catalanes que somos españoles también tenemos el derecho a decidir, y seguro que decidiremos el final de esta comedia de pesadilla.

    ResponderEliminar
  5. Cierto Oriolt. Existe una rama eclesial de la división, del odio africano contra los otros, aquellos que somos bestias con figura humano y seres deconstruidos. Para ellos somos, en el mejor de los casos, descendientes directos del hombre de Flores. Un odio que, como el silencio de la canción de Raimón, viene de lejos. Una rama eclesial que corre paralela con la civil. Por supuesto con palabras untuosas, barrocas, un punto afeminadas y un mucho narcisistas en su espejismo. Tenemos a Torra en versión eclesial con Jaume Pujol. Si aquél anima a los CDR a quemar la calle el prelado abraza comprensivo al cura que se reviste para contar votos. Tenemos a Junqueras en versión eclesial con Novell. Si aquél mueve el dinero para denigrar a España y su justicia, éste toma el altar como tribunal de justicia y chilla, mitra calada y báculo en ristre, ¿O era bacina calada y horca en ristre? para sentenciar que será legal pero no justa ¿la defensa del aborto de Junqueras y los suyos? no, por Dios, no blasfememos, la medida precautoria del juez.
    No se ocultan, además. Los obispos catalanes se sienten comprometidos con la causa. Lo ha dicho, sin perder la compostura, nada menos que el secretario de esa caterva. No me excuso, monseñores, ni pido disculpas. El día que ustedes razonen por qué se comprometen con lo que Juan Pablo II dejó meridianamente claro que era objetivamente inmoral, entonces me disculparé. Como el govern a una, los obispos, todos, a una. Unos por omisión, otros por activa comisión. Panda de…
    Como un burdo remedo de TV3 y Catalunya Radio, las episcopales Tele Estel, Catalunya Cristiana y todos los Fulls Parroquials, difundiendo consignas al estilo de Pravda e Izvestia.
    Tienen sus guerrillas urbanas. Intraeclesiales, pero guerrillas. Como los curas que se apelotonan para escribir lo que a un bachiller en ética le avergonzaría. Pero ya se sabe en la guerra, como en el amor, todo vale, desde la pederastia, la sodomía o los panfletos de abajofirmantes. Como esos lobos solitarios, o menos solitarios, que en su parroquia crean células de acción directa, sea por ejemplo, para recoger firmas, ¿verdad mosén catedrático de moral de san Paciano en las monjas de Montesión?, despedir a cajas destempladas y con pésimas maneras a una fiel ¿verdad señor cura de Jafre, decano de la facultad de teología de San Paciano?, alentar a la jauría contra un hotel de la policía ¿verdad señor párroco de ese pueblo de la costa cuyo nombre no quiero recordar? , celebrar conciertos en pro de la causa en el templo, ¿verdad señor párroco de Sant Pere de L´Escala? , etcétera, etcétera, etcétera.
    Lo de Montserrat va más allá de lo patológico. En realidad, a mí me parece que se trata de una maniobra celadora. De tinta de calamar. No han explicado todavía lo del lobby homosexual y su alcance. Para que nadie hurgue en sus ingresos de dineros aportados por la Generalidad, se esfuerzan en mostrarse, para unos, defensores de la causa (Raguer y su mendaz El separatismo no es pecado, Soler y sus defensas de la causa cristiana del independetismo en el templo de Figueras entre otros recintos sacros, el prior y su asociación del pueblo de Dios con el pueblo catalán en misa conventual, el maestro de novicios y su desinhibida animosidad contra el otro, el monje del éxtasis eucarístico ante Torra, el tropel de monjes que vota cantando el Virolai… Dios mío, qué gente).
    Parafraseando de nuevo a Raimon, “l´Esglesia no pot ser d´eixe món”. La Iglesia no es eso. Como la Iglesia no es el cardenal macarra norteamericano, ni el obispo Lugo, ni Marzinkus. Ni el cura Fuster que hizo de carcelero de católicos y curas en la Gerona de la guerra civil. ¿Por qué me habrá venido a la memoria esa vergüenza de sacerdote que escandalizó con su adscripción política –fue un secesionista redomado--, que llevó hasta el paroxismo de la muerte de muchos en los estertores del conflicto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Lo de Montserrat va más allá de lo patológico."

      Viven en la montaña-burbuja...

      Eliminar
    2. Sr. Valderas Gallardo.
      No soy uno de sus admiradores, como el que añade a sus escritos que está de acuerdo en todo con Ud.
      ¿No le ha pasado por la cabeza preguntarse por qué sus escritos suelen ser inquisitoriales y rara vez evengélicos?
      Cuando termino la lectura de su escrito, suelo dirigirme al Señor pidiendo que le llene de misericordia evangélica.

      Eliminar
    3. Joan Fuster Cuyàs (1883 - 1962), un capellà singular.

      https://books.google.es/books?id=pjkEGKagHtQC&pg=PA63&lpg=PA63&dq=mossen+joan+fuster+cuyas&source=bl&ots=lc-pF9UOPd&sig=oHW-aapGZmedS8pR_8xTaLUIwQc&hl=ca&sa=X&ved=2ahUKEwjDz8XLlqnfAhVHRxUIHZOLAvYQ6AEwAHoECAIQAQ#v=onepage&q=mossen%20joan%20fuster%20cuyas&f=false


      Eliminar
    4. palabras untuosas, barrocas

      Eliminar
    5. Que trist no ser cristià !

      Eliminar
    6. Se ha dejado usted Sr. Valderas que cuando predican, su voz es ENGOLADA y bastante AMANERADA. Yo creo que en esta gentecilla subyace una especie de síndrome de aspérger OCULTADO o quizás un tremendo pavor a la izquierda radical. Ya sabe, lo mejor para vencer a tu enemigo es unirte a él!

      Eliminar
  6. El sr. Oriolt debe ser juez, ya que con este artículo ya condena: " El enésimo intento de blanquear el golpismo separatista". Solo Dios es Juez. Misericordia quiero y no sacrificios. (El VOXómetro de esta web se dispara por momentos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta ser juez, para describir la realidad. Quitese la venda de los ojos.

      Eliminar
    2. Sr anónimo de las 9:10: ¡Qué comentario más hipócrita! Luis Fontes

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

    ResponderEliminar
  8. Oriolt, gracias por mantenernos al corriente de esa infamia clerical-clericalista (¡clericalización de la política! L'Església Catalana tenía que ser). ¿Cómo no les pega un buen tirón de orjas nuestro Santo Padre, tan sumamente avinagrado con el clericalismo? ¿Cabe acaso mayor clericalismo que ése?

    Y gracias también al Sr. Valderas, que redondea el artículo ilustrándonos sobre una realidad que no por tan repetida, resulta menos hiriente. Es necesario ir refrescando la memoria; de lo contrario, nos amodorramos y acabamos de aceptar como naturales esas tremendas anomalías.

    ResponderEliminar
  9. Ya no son catolicos solo fundamentalistas del separatismo supremacista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no son católicos solo fundamentalistas del unionismo supremacista

      Eliminar
  10. Qué vergüenza. Lo peor es que la Iglesia católica permita todas estas atrocidades que la están desangrando. ¿Aún hay católicos que suban a Montserrat a rezar a los pies de la imagen de la Virgen?. Después de todo lo que tienen montado estos ¿monjes?. Si quieres venerar a la Verge de Montserrat, lo puedes hacer en casi todas las parroquias que tienen su imagen. Subir a la montaña, es dar dinero para seguir manteniendo el tinglado que tienen montado. Que aprendan del Opus Dei en Torreciudad. Allí sí que se va de peregrinación y a rezar ante la imagen de la Virgen. Es una calamidad lo que están auspiciando y propagando estos religiosos en este lugar que habría de ser sagrado y por lo tanto respetado. Verge de Montserrat pregueu per nosaltres pecadors.

    ResponderEliminar
  11. Antes del 8 de febrero (8-F es su fecha), en que debe presentar su renuncia el visitador de golpistas presos, Jaume Pujol, tienen que intentar el golpe final. Necesitan tensión que decía su títere ZP.

    ResponderEliminar
  12. Cuanta compasion tuvieron ellos con los ancianos y jóvenes monjes que formaban la comunidad Benedictina de Valvanera a los que expulsaron, humillaron y maltrataron. Sr. Berbabe Dalmau, es usted un cínico como su inmoral abad.

    ResponderEliminar
  13. Que compasivos son ustedes, verdad Hermano Bernabé????:
    https://germinansgerminabit.blogspot.com/2017/11/carta-de-un-monje-de-valvanera-sobre-el.html?m=1

    ResponderEliminar
  14. Se puede ser cristiano y masón a la vez, lo que no puede ser no puede ser y además es imposible. Esta casta masónica-separatista es una casta de hipócritas, que defiendan y hasta mueran por sus ideales, pero que los lobos no se muten en corderos para engañar, mejor sería que se tiraran al mar con una rueda de molino al cuello.

    ResponderEliminar