domingo, 4 de noviembre de 2018

El peligro de los anodinos

Los gallegos Rodríguez (Rector a la izquierda y Director espiritual y de Pastoral a la derecha)
Durante muchos siglos el sustantivo “anodino” fue sinónimo de medicamento. El anódynos de los griegos era el analgésico, la sustancia que mitigaba el dolor. Pero de sustancia analgésica pasó a significar insustancial, lo insignificante que no genera gran influencia en su entorno debido a su baja importancia. Ese cambio de significado se debió a que cayó en picado su prestigio como analgésico: sencillamente no funcionaba. Eso se refería a los analgésicos que no te mataban. Porque el ácido salicílico, que figuraba entre los más potentes, te ponía a morir. Hasta que llegó la combinación de ácido salicílico con el ácido acético, que nos dio la aspirina. Lo mismo ocurrió con las nimiedades. Nimis significa demasiado. Pero a fuerza de tantos demasiados insignificantes, se llegó a la nimiedad. Pero esto son figues d’un altre paner.
Frecuentemente tanto en otros tiempos como en éstos, muchos de esos mediocres que ostentan el poder se han querido rodear de personajes anodinos (los que no te causan ningún dolor) para servirse de ellos como correas de transmisión de sus deseos y planes.  El personaje anodino, en los momentos más bajos de autoestima, es una víctima perfecta del tirano o del gobernante mediocre. Cualquier migaja de reconocimiento le basta para preciarse de ser algo. Y así entra en un círculo vicioso de autosatisfacción, sin darse cuenta de que es manipulado burdamente.
El actual Rector del Seminario de Barcelona-Sant Feliu, Mn. Felipe Julio Rodríguez  es uno de esos personajes. En un momento muy comprometido de su ministerio recibió la ayuda de su entonces gran amigo Mn. Paco Prieto, que ejercía de formador en el Seminario en la última etapa del rectorado de Mn. Ramón Prat, en tiempos del Dr. Jubany. Precisamente fue su carácter anodino lo que le hizo caer bien a ojos del Cardenal. Su criterio de selección era no contar nunca con personas con carácter y criterio que se significasen demasiado. ¡Cuánto gusta ese talante al poder, tanto ayer como hoy!  Coqueteos varios con la Casa de Santiago, entre otras cosas, unían al murciano Prieto y al gallego Rodríguez. Y Rodríguez, con la ayuda de Prieto pasaría a ser formador del Seminario en ese final de la década de los 80. Junto con Mn. Agustín Moreno, pasaron a formar un trío muy significado. Una especie de Trio Calaveras. Juntos hasta de vacaciones por el mundo. El irónico de Mn. Joan Enric Vives les daría el calificativo de “Los Pacos”: debido al ascendente que Paco Prieto ejercía sobre Moreno y Rodríguez.  Pero la labor ministerial de Mn. Felipe Julio fue nefasta en el Seminario: todos los seminaristas que cayeron bajo su influencia huyeron de él o abandonando la vocación o marchando a formarse fuera de Barcelona. El anodino se convirtió en peligroso dictadorzuelo al servicio del poder. El que era la nadedad, con una absoluta oquedad intelectual y espiritual, se convertía ahora en un sátrapa que ejercía una letal  influencia y una tiránica opresión sobre unas vocaciones que, fruto de la era Juan Pablo II, comenzaban a reaccionar ante el nacionalprogresismo barcelonés.  
C:\Users\usuario\Desktop\DSC_3668-vxk198aogf5z48cegclcsg.jpg
 Mn. Miquel Ramón, el ciclotímico
Ese hombre de voz nasal y hueca (O da voceciña nasal e oca) ha sido el hombre escogido por nuestro cardenal para juntarse con otro gallego anodino, Mn. Joan Rodríguez, (proveniente de la anterior etapa Turull) y un sacerdote ciclotímico con fuertes tendencias depresivas, Mn. Miquel Ramón, para guiar y formar a nuestros futuros sacerdotes. Por no hablar de Mn. David Álvarez al que próximamente dedicaremos no sé si un artículo o un dossier completo.
El inicio de este curso no ha podido ser más preocupante: actitudes pueriles de control ideológico de esos “formadores”, hacia unos chicos que proviniendo “en su inmensa mayoría de carreras civiles y con una intensa experiencia de vida” (Felipe Xulio dixit) tienen ya formada su personalidad; con lo que a estas alturas de su vida actúan con criterio formado y propio. Y no sólo ideológico. También en la disciplina. Por eso es absolutamente incomprensible e inaceptable el trato que se les está dando.
¿En qué Seminario Mayor de nuestros días se impone a los estudiantes que por las tardes tengan la puerta abierta para controlarles a ver si estudian o no? ¿Qué tipo de Rector come en las mesas de los seminaristas, no como muestra de sencillez, sino para tener la oreja pegada a las conversaciones de los seminaristas que se ven abordados furtivamente por él? Llegando incluso a levantarse y atravesar el comedor para increpar a los chicos cuya conversación o comentarios inconvenientes, que no corresponden a su talante ideológico, ha detectado desde su puesto camuflado de observación. ¿A cuento de qué esos superiores se convierten en agentes de la Stasi de la RDA o el KGB de la URSS? Este pasado viernes “o da voceciña nasal e oca,” don Felipe Xulio, les hizo interrumpir el puente de noviembre para llevarles el día de ánimas al Cementerio de Masnou, donde fue párroco, a no se sabe bien qué… Les asignan a parroquias básicamente de curas nacionalprogresistas (la de Cabot, el Emperador del Paralelo, la de Pérez, el Maquinista de la General, y la de Bacardit en Sarriá. Y un largo etcétera que pasa por San Ramón de Collblanc y San Luis Gonzaga en la Verneda)
C:\Users\usuario\Desktop\201810201810ACG-2-745x475.jpg
Happening de Sant Pau del Camp
Por cierto, a dos seminaristas los enviaron el pasado domingo al encuentro de inicio de curso de la Acción Católica que tuvo lugar en la parroquia de Sant Pau del Camp, como relató nuestro colaborador Oriolt tan acertadamente.  Tanto el serpentín de danza que organizaron en el Claustro como la Misa eran propias de una antología del esperpento: una ridícula farandola en la que los asistentes, cogidos de la mano del Obispo Auxiliar Gordo (serio y circunspecto como si celebrase el Acto Supremo de su Sacerdocio), de Mn. Pié Ninot, de Cabot, de Pérez, de Josep Torrente (el párroco del Prat) bailaban una supuesta danza de alabanza, típico hazmerreir setentero, performance demodé y desclasificada como los vagones de tercera de la Renfe. La liturgia eucarística, imagínenselo ya, siguiendo el mismo patrón de altísima y creativa ingeniería litúrgica...
Nunca hubiéramos creído que pudiéramos anhelar a Turull. Pero es que cuando se pasa de Guatemala a Guatepeor no hay otro remedio. Por lo menos el Puer Haeres con aspiraciones a obispo, dejaba en paz a los seminaristas. Iba a lo suyo, a sus rollos (como decían los seminaristas) y no se involucraba en la vida personal de los chicos hasta el punto de hacerla sofocante e insoportable. Y Turull al menos con su voz engolada mostraba empaque y un cierto señorío, mientras el gallego, con la voceciña hueca y el porte desgarbado e indolente desprestigia la primera institución diocesana. ¡Y dicen que es muy trabajador! Y muy hipócrita: si no, pregunten en Masnou, que les darán razón de ello. ¡Atención con el de Xinzo! Dará de qué hablar. Ya ves, estos personajes han hecho bueno a Turull; a este paso, nos lo harán ver como un santo.
¡Ya veremos qué sorpresa tendremos el año próximo como a los del Opus les toquen mucho los cánones! No va a quedar ni el apuntador.
El Directorio de Mayo Floreal
de Germinans Germinabit

32 comentarios:

  1. Esta entrada de hoy le falta argumentación objetiva. Hay abundante subjetivismo por parte del autor.

    Los sacerdotes como todos los integrantes de la Iglesia, nos tenemos que adherir a la verdad, nunca a ideologías.

    Me parece muy bien que intente ver qué pie calza cada uno. Ya tenemos bastante con los ya ordenados maric****, los adúlteros, los supremacistas blancos, etc, etc, etc. Ciertas desviaciones de la afectividad, son muy difíciles de corregir y por ello son incompatibles con el sacerdocio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se dedican a descubrir desviaciones -ojalá-, sino a controlar las ideas y los horarios de los seminaristas. Los superiores del Seminario, no dan para más... pobres.

      Eliminar
    2. Cómo demuestra este sinodo de los jovenes, la Iglesia ha olvidado completamente la escatologia social y eclesial.

      El mundo, y todo lo que hay en el mundo, es concupiscencia de la carne, concupiscencia de los ojos y el orgullo de la vida, 1 Juan 2, 16.

      El mundo es enemigo de Cristo, el mundo no conoció a Cristo, y en consecuencia, no puede recibir al Espíritu Santo, dado que no lo puede ni ver ni lo puede conocer.

      No obstante, el mundo odia a Cristo y a sus discípulos y los persigue.

      El mundo está bajo el maligno, que significa que se halla bajo el diablo, el príncipe de este mundo.

      Juan 14, 17; Juan 15, 18; 1 Juan 5, 19.

      El buenismo, tóo er mundo e güeno, por tanto, es una herejía.

      Se ha olvidado de que la Babilonia del Apocalipsis es una realidad histórica futura, pero también presente como figura de lo que vendrá.

      Babilonia es la corrupción de la naturaleza humana que no es impedida ni frenada, sino que está fuera de sí misma, como Babilonia desatada, y representa a las doctrinas falsas, equivocadas, herejías y cismas,
      guerras y rebeliones, sediciones y alzamientos, vicios y escándalos qué arrastran a las almas de los hombres y de los consagrados, los cuales son incitados, inducidos y tentados al pecado.

      Babilonia tiene en su frente un nombre escrito: Misterio, Babilonia la Grande, madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.

      Es la gran prostituta, madre de las fornicaciones y de las abominaciones de la tierra, que seduce a los hombres, corrompe la tierra con sus prostituciones, con las que han fornicado los Reyes y Sacerdotes de la tierra.

      Es la perseguidora de santos y mártires, puesto que ella se muestra ebria de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires de Jesús, sentada sobre una bestia escarlata, es decir los poderes políticos, de la comunicación y de la cultura, que con malicia sus tiene errores, herejías, cismas, vicios y escándalos, ahora sobre la tierra.

      Esto es cuando la Iglesia, de forma necia e inepta, ignora la escatologia y el Apocalipsis, y se abona a la herética idea de un falso mundo bueno en progreso continuo e infinito, al cual hay que someterse.

      Eliminar
  2. Qué pronto ha decepcionado D. Felipe Julio a Germinans Germinabit. El pasado 12 de junio, el Directorio valoraba positivamente su nombramiento como rector del Seminario: se pudo leer aquí que era mucho más humilde y discreto que Turull, que nunca ha coqueteado con el progresismo ni con el nacionalismo y que era bien visto tanto por "progresistas" como por "conservadores".

    ResponderEliminar
  3. La Iglesia como pálido reflejo fantasmal de lo que un día fue4 de noviembre de 2018, 21:34

    "Ya ves, estos personajes han hecho bueno a Turull; a este paso, nos lo harán ver como un santo."

    Lo dijo mi Abuelo, sabiduría de campo pero secular:

    "Otros vendrán, y qué bueno me harán"

    Y también:

    "Más vale loco conocido que bueno por conocer"

    Y San Ignacio:

    "En tiempo de desolación [espiritual de la diócesi] nunca hacer mudanza, mas estar firme y constante en los propósitos y determinación en que estaba el día antecedente a la tal desolación”

    Es decir, es un consejo que debió de hacerse con el arzobispo Juabany en 1971, cuando ya nacía la disidencia heterodoxa del Nacional-progresismo y empezaba a pudrir la diócesis.

    Quiere decir que la diócesis aún mantenía en 1971 la Consolación de Dios en la plena ortodoxia de la fe, la moral y la liturgia.

    Pero las mudanzas, ello es, los cismas, herejías, violencias, desobediencias y turbaciones del Nacional progresismo eclesial barcelonés y catalán, durante los 1970, destruyeron toda aquella Iglesia de ortodoxia y rectitud, fidelidad y amor.

    ResponderEliminar
  4. Para recetar virtud, hay que practicarla. Y el escrito de hoy de los ilustres miembros del Directorio, tiene de todo menos virtud.

    Supongo que ustedes están muy orgullosos de lo perfectos que son. Gracias a Dios les tenemos a ustedes, inmaculados en lo moral y también en lo físico: sin defectillos físicos como una voz nasal o cosas así, que les sirven para hacer más burla de sus víctimas.

    Que Dios les perdone todo el mal que hacen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mal del pasado que vuelve5 de noviembre de 2018, 9:43

      Ojalá hubiese habido Germinans e internet cuando mandaba Jubany, en los 1970, época en la que empezó oficialmente el nacional-progresismo en su fase más aguda, marxismo-independentismo e iglesia catalana, alternativa, progresista y modernista.

      Además de habernos divertido con personajes esperpénticos, con graves disloques mentales, intelectuales y espirituales, habríamos tenido un recuerdo y el contexto de la actual eclesiodesastre que va de Jubany a Omella.

      Los males que afligen al actual Vaticano de Francisco, son un reflujo maligno de aquellas rupturas con la tradición católica que nacieron en el Concilio Vaticano II.

      Fue la peor era, aquellos 1970, sobre todo al final, en cuanto había marxismo puro a machamartillo de comunistas y socialistas, con la URSS de transfondo, catalanismo de liberación nacional con afecto a ETA et al, y cuando arreció el desmoronamiento del catolicismo en fe, moral y culto por culpa del modernismo progresista posconciliar.

      No, demasiados curas y fieles lo sufrieron como para olvidarlo hoy 2018.

      Eliminar
    2. Con todo respeto se me ocurre preguntarle: es que Usted hace mucho bien? Todo cuanto hace, lo hace muy bien? Tal vez. aunque sea en pequeña dosis, necesite que también Dios le perdone...

      Eliminar
  5. Pues nada si este señor Felip Juli sigue tocando las narices a los seminaristas hay otros seminarios gracias a Dios donde poder ir. Este señor rector ya Le conocemos muchos y amargara la vida de los seminaristas con toda certeza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se vengan al Interdiocesano que ahora vamos de maravilla sin el Norbert

      Eliminar
    2. Héctor,

      Dios nos libre de futuros sacerdotes como tú.

      Has de ser muy bruto para hacer comentarios como el tuyo. Quizá debieras plantearte tu vocación.

      Eliminar
    3. Ai, Miracle Miracle, su mirada ya no va a intimidar a nadie más! Se terminó su oportunidad! Lástima que por un criterio o comentario contrario uno se tenga que plantear una vocación, como si el filtro del 'seminari' se tratase de hacer clones!! Su rectorado por la casa del C/ Casp fue nefasto! La cantidad de vocaciones que se perdieron fueron inumerables. Solo le pido a Dios que esta nueva etapa se recomponga el asunto! Ya le dará cuentas a Él cuando le llegue el día!

      Eliminar
  6. Lo he vuelto a leer y es todo un ataque ad hominum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una colección de hechos, evidentemente no todos, protagonizados por estos consagrados formadores de seminaristas, que detectan una dirección inapropiada hacia el nacional-progresismo más trasnochado y, ciertamente, más peligroso para la santificación y formación.

      Lo de la farándula kumbayá de los 1960, verdadera recuperación del supuesto espíritu de germanor de aquellas épocas paleolíticas, me es entrañable.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Laura, me ha obligado usted a leer por segunda vez el post de hoy, en tan alto aprecio la tengo. Pero no creo que sea un ataque ad hominem. Se trata de un ambiente diocesano que desconozco por entero y, por consiguiente, no entro a juzgar la exactitud de la descripción, a la que doy por buena viniendo de quien viene. Entiendo más bien el post como una queja ante el rumbo que instituciones cruciales de la Iglesia están tomando y que están abocadas no ya al fracaso, sino al desguace de la nave. ¿Que usted preferiría que hablaran del rector del seminario en vez de Fulano de Tal, es decir, su nombre, o de medidas inquisitoriales en vez de detallar en qué consistan? ¿Que no le gusta que subrayen su fonación? A veces, doña Laura, lo que es un rasgo físico, del que no cabe hacer chanza por sí mismo, refleja un modo de comportarse. Piense en cierto purpurado nacional de voz aflautada y pensamiento blando en cuestiones fundamentales.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo. Con Laura solo al 50X100, lo siento.

      Eliminar
    3. José María, me ha sorprendido esa asociación entre voz aflautada como signo guía de la endeblez doctrinal. En la comunicación no verbal, puede haber otros elementos, pero no los tengo por definitivos.

      Eliminar
  8. El problema no es solo el nombramiento de Mn. Felip-Juli como rector del Seminario.
    Este año se han hecho muchos nombramientos con total desconocimiento de las parroquias, de los párrocos que habian de sustituirse, y de algunos de los nuevos párrocos que se han nombrado.
    El caso más fragante es el del nuevo párroco de Sant Francesc de Paula, un sacerdote que acaba de llegar esta destruyendo muchas de las buenas cosas que habia hecho su antecesor un buen y sacrificado sacerdote como Mn. Joan-Josep Villegas.
    Sin olvidarme del cambio de horario de misas que me ha obligado a mi a ir a otra parroquia cercana sino quiero quedarme sin la misa dominical.
    Por tanto por lo que hoy Udes. cuentan del Seminario, yo lo pongo en el caso que nos toca vivir a los feligreses de mi parroquia.
    Algunos nos preguntamos si este sacerdote que nos han enviado sirve para vicario, aún menos para párroco de dos parroquias.
    Un desproposito más de los que deciden.

    ResponderEliminar
  9. MAR DE FONDO

    ¿Usted cree, mi admirada doña Laura, que el tema es la voz nasal o el atuendo o el porte? Esto es como la táctica periodística al uso: quien tiene una noticia sustanciosa no la saca toda completa de repente sino que la va dosificando. Estoy convencido de que hay mucho más, y ésta es sólo la primera dosis, totalmente suave y anodina. Sólo un imbécil o una colección de imbéciles señalaría esos "defectos" a falta de nada más que criticar.

    El seminario está mal, pero con estos personajes está mucho peor. Lo que ocurre es que Gérminans parece que está nadando y guardando la ropa. Y ése es un combinado generalmente difícil que siempre deja flancos criticables. En cualquier caso, el tiempo no perdona; así que al tiempo. Y como dice el remate del artículo, ya veremos qué pasa cuando a los del Opus que están ahí de prestado, para engordarle los números al obispado, consideren que ya se han dejado tocar demasiado los cánones y que ya no pueden sufrir más ese engendro de seminario y encima prestándose a lavarle la imagen. El sufrimiento tiene un límite que desconoce el de fuera, cuyo consejo es que aguanten, que aguanten carros y carretas por el bien de la institución.

    En fin, parece que este artículo tan anodino, con acusaciones bastante anodinas, anuncia mar de fondo. El tiempo dirá.

    ResponderEliminar
  10. Hay algunas acusaciones que acusan sobretodo al acusador. Nadie es perfecto, claro, y a mi, el aceite que pierde el Directorio en el artículo de hoy me reconcilia con su humanidad, herida por el pecado original como todas... y necesitada de salvación como la mía.
    Sin embargo, si nos referimos ad rem, los ataques no son justos. Nada justos. Y la calificación de ciclotímico a Miquel absolutamente inapropiada. Si es mentira, malo, pero si es verdad, peor.

    ResponderEliminar
  11. El iluminado que escribe este artículo, ha de estar muy, muy convencido de ser superior a los demás. Porque de lo contrario, no me explico cómo va por ahí repartiendo etiquetas de mediocre.

    Además, me parece miserable meterse con los problemas físicos de los otros: que si la vocecilla, que si el otro es ciclotímico... Muy miserable.

    ResponderEliminar
  12. Goyo
    "Les asignan a parroquias básicamente de curas nacionalprogresistas (la de Cabot, el Emperador del Paralelo, la de Pérez, el Maquinista de la General, y la de Bacardit en Sarriá. Y un largo etcétera que pasa por San Ramón de Collblanc y San Luis Gonzaga en la Verneda)".

    Sr. Hermenegildo, es cierto y lo sé de fuentes muy bien informadas. Todos los responsables van a ver cómo desmontan la estructura y la Teología que durante tantos siglos ha enseñado e intentado practicar nuestra querida IC. Por lo visto no interesan santos formadores y profesores, que acompañen espiritualmente a los jóvenes que creen sentir la llamada de Dios al servicio de su santa Iglesia católica. Lo que quieren son adictos a las ideas sobre-vanguardistas que se están dando en la actualidad en la Iglesia en Catalunya. Cardenal Omeya, ponga remedio lo antes posible y deje de viajar tanto. Su obligación es la de dirigir con caridad y amor a todos los sacerdotes que tiene encomendados. Que el santo cura de Ars le ilumine y María Auxiliadora lo auxilie.

    ResponderEliminar
  13. Todo esto huele mucho a chamusquina, no sé donde vamos a parar!

    ResponderEliminar
  14. El ataque a Mn. Joan parece muy gratuito, es la persona que más aprecia a los seminaristas de esa casa. De Juli se sabia su ansia de poder y control ya antes de que entrara. Lo de Miquel Ramón y sus depresiones viene de su segundo año de formador, y ahí sigue, contagiando u "alegría" 5 años después. La falta de cuidado de los seminaristas es muy alta, y los que se preocupan por ellos (serra en su día y ahora juan) no tienen poder dentro de esa casa.

    ResponderEliminar
  15. Tengo en mi memoria la concelebración de la Santa Misa en la parroquia de san Pedro del Masnou, por las fiestas de la localidad cuyo patrón es s. Pedro. Alrededor de la primera semana de julio. Presidía Mn Segismundo, Vicario episcopal de la zona. Junto a él, el rector Mn Ignasi y Mn Felip. El primero era trasladado a la parroquia de Vilapiscina que quedaba vacante por acceder a la dirección del seminario, Mn Felip. El traslado parece que fue entre la segunda quincena de septiembre y la primera semana de octubre.

    Todo ello evidencia que Mn Felip lleva poco más de un mes en sus nuevas funciones.

    Él no es responsable de la deriva ideológica a la par del mundo, que intenta asentarse en la Iglesia Universal. Yo no sé si lleva casco, escafandra, botas antiminas, para sortear tantos peligros como los herejes, los lavandas o los supremacismos blancos de la Diócesis. Pero vosotros con este escrito le habéis disparado a diana, en la carne, y por la espalda. No le habéis dejado desempacar sus bártulos, y no solo sus pertenencias materiales sino su modo de pensar y hacer.

    No es justo. Esto no tiene nada que ver con el buen combate por la fe del que hablaba s. Pablo. Nosotros razonamos. Ese escrito tiene el estilo político del mundo que quiere decir pero no dice nada. Así cada uno desde su subjetividad toma lo que más le place. Este escrito no es cristiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juli había tenido seminaristas en su parroquia, la mayoría de ellos le consideran entre obsesivo y loco, esto lo sabía el obispado (o debería saberlo) de mano de los seminaristas. Que acabe de rector solo es una señal de lo poco que funciona la diócesis

      Eliminar
    2. efectivamente, veo que no ha cambiado desde que estubo de formador en el seminario hace 32 años.

      Eliminar