miércoles, 18 de julio de 2018

Los feligreses se están cansando de la profanación de sus iglesias

Ayer Antoninus Pius nos explicaba con gozo el caso de la parroquia de Sant Medir de Barcelona, en la que por fin el arzobispo Omella se ha decidido a poner orden después de tanta profanación partidista de la Casa de Dios. Tristemente muchas otras parroquias se han convertido en puros centros de propaganda política, ahuyentando a sus fieles que van a la iglesia para celebrar su fe y los sacramentos y no para que los adoctrinen en el independentismo.

El último caso nos ha llegado de Comarruga, en la archidiócesis de Tarragona, tal como apuntamos en nuestra sección "Escritos recomendados", y es que en un cirio que podría ser el cirio pascual de la parroquia, ya que está separado del altar y con pie, apareció un visible lazo amarillo lo que provocó la indignación de muchos fieles que decidieron utilizar las redes sociales para denunciar el hecho y para expresar su disgusto.

Hasta la prensa propia nacionalista como es el diario El Punt-Avui se ha hecho eco de la noticia, y es que no ha sido una simple queja de las que son fáciles de ocultar y disimular como si nada hubiera pasado sino que el tema ha trascendido y mucho. Se da además la circunstancia de que la iglesia de San Ramón donde ha sucedido el incidente, está en el territorio costero de Comarruga lleno de urbanizaciones turísticas en el municipio de El Vendrell, que ahora tendrá como párroco a Mn. Norbert Miracle, después de dejar de ser rector del Seminario Interdiocesano. Por tanto por ahí abundan muchos feligreses ocasionales que no son catalanes sino que pasan sus días de vacaciones en esa zona e intentan seguir practicando su fe en la parroquia donde han recalado.

Muchos fieles han aguantado estoicamente como a pesar de no entender el catalán, todos los oficios se celebran en esa lengua, y a pesar de haberse quejado en diversas ocasiones no se les ha hecho ni puñetero caso. Por eso lo sucedido con el lacito amarillo ha sido la gota que ha colmado el vaso, y muchos han dicho "¡Basta! Hasta aquí hemos llegado"

Lo bueno de esta situación, más allá del escándalo que suponen hechos como éste, es que hay una parte de la feligresía no independentista que está harta de que se utilicen los templos y las cosas sagradas para hacer apología de la independencia y para defender a una personas que han desobedecido las leyes poniendo en riesgo el Estado de derecho y la convivencia.

Y esto puede ir en aumento. Ayer Antoninus Pius se olvidaba en su escrito que algunos fieles han sacado del templo de Sant Medir algunas de las pancartas que se han ido colocando, tal como muestra el video, pero su párroco erre que erre volvió a poner nuevas pancartas para substituir a las retiradas por aquellos que consideran indigno la propaganda política en la fachada de una iglesia.

Ese es el camino, el silencio favorece a los infractores, la movilización, la protesta y cuanto más sonora mejor, harán que alguien mueva ficha, incluso con estos obispos tan complacientes con el poder nacionalista, pero ningún prelado quiere follones en sus iglesias y si hay gente indignada con ganas de hacer ruido, allí el pastor diocesano tiene un problema y va a tener que actuar. Sant Medir es el ejemplo de que si algún párroco se pasa muchísimo de la raya no se va a ir de rositas, San Ramón de Comarruga demuestra que no todos los feligreses tragan y aguantan lo que les echen. 

El secesionismo ha sido capaz de movilizar a los partidarios del independentismo, pero no contaban con que la otra parte también empezaría a movilizarse y plantar cara. En el ámbito religioso también está empezando a pasar lo mismo, el clero nacionalista se ha movilizado como puros agentes de la ANC o de los antisistema de los CDR, pero tampoco contaban que la feligresía ya está hasta las narices que se juegue con su fe y sus símbolos religiosos.

Francesco Della Rovere

19 comentarios:

  1. Me gustaría saber cuanto dinero de manera directa y muy indirecta ha recibido la Iglesia Catolica en Catalunya en estos últimos 40 años, por parte de la Generalitat de CiU.Creo que de ahí viene el silencio y complicidad...

    ResponderEliminar
  2. Los símbolos políticos, sean del color que sean, deberían estar prohibidos en las iglesias. No me gustan ni los lacitos amarillos, ni cruces carlistas, ni pancartas ni nada de eso. ¡Que respeten la casa de Dios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone, cuando habla de cruces carlistaS, imagino que se refiere a la Cruz de San Andrés. ¿que le molesta, que sea una Cruz o que sea de San Andrés? Por favor, no confundamos unos simbolos que representan el odio, la mentira y la insolidaridad, con aquellos que representan la defensa de la fe católica.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo.

      Eliminar
    3. Egara, dolça Egara20 de julio de 2018, 8:03

      Totalmente de acuerdo con Rafa

      Eliminar
  3. Es de risa... Después de superar la Formación del espíritu nacional (FEN), así como la FET y de las JONS, el Movimiento Nacional, el Frente de Juventudes, la Sección Femenina, los Coros y Danzas, el NODO y RTVE, ahora me encuentro, en pleno 2018, que se me cae encima lo mismo pero en catalán: la FET dels CATJONS, Educació per a la ciutadania, el feminazismo, lo políticamente correcto, el Moviment, TVRes, la Ràdio Nacional de Catalunya, Puigpelat, Junkers, el català com a llengua de l'Imperi dels PPCC... una pesadilla del eterno retorno...

    Si ya lo dijo un gran català, Francesc Franc, a quien muchos-muchos le deben todo-todo:

    - Sempre no se us pot mai pas de deixar gens de sols...

    ResponderEliminar
  4. Cómo feligrés ocasional de la parroquia de Santa Ramón Nonat, he de decir que en lo que se refiere a los oficios de fin de semana, estos se reparten tanto en catalán como en castellano, y que las celebraciones en la misma a las que he asistido nunca he oído soflamas políticas manteniéndose estas dentro de la más pulcra ortodoxia en su contenido con el máximo respeto hacia todos sus parroquianos.Por todo ello me ha extrañado y mucho la noticia.

    ResponderEliminar
  5. ¿por qué motivo la ideología de infovaticana es tan próxima a la extrema derecha?
    Y la de sus lectores.
    Cristo llevó la guerra, no la paz.
    Un país católico, con una iglesia arrimada al poder, aunque ahora en horas bajas, perdiendo feligresía, covarde en sus denúncias desde el púlpito contra el aborto y las políticas de género, contra la corrupción y el abuso de los políticos, contra la pederastia propia y ajena...
    Qué espera, que la gente todavía vaya detrás de su tibieza?
    Ya se acabó el tiempo de Franco bajo palio. ¿Dónde está la valentía, la pobreza y el servicio de Nuestro Señor?

    ResponderEliminar
  6. ¿Cuánto dinero? -pregunta el anónimo de las 23:12

    Todo el que ha sido conveniente. Generosas subvenciones de publicaciones y de webs religiosas y pararreligiosas, puertas giratorias entre el Obispado y la Generalidad, con espléndidos sueldos que ha pagado el Obispado a los políticos que le ha encolomado la Generalidad. La relación con la Iglesia ha estado muy muy muy cuidada. Dinero no ha faltado para ello.

    ResponderEliminar
  7. El alcance de la mofa de la religión por curas, monjes, religiosos y monjas no se explicaría si detrás no estuviera, ¿respaldando? –no, aplaudiendo--, el ordinario del lugar como llama el derecho canónico al obispo. Vergüenza ajena, sin salirnos de Tarragona, que Pujol no haya dicho ni mú con este fenómeno de Comarruga, con la abadesa de Vallbona, con el comediante del recuento “revestir-se per fer comèdia”), etcétera. Eso, por citar sólo a los que han salido en los papeles. No se trata sólo de que quien calla otorga, y esto va por el aplauso de Pujol, sino que es el propio Pujol el que abre la marcha, como el centurión del evangelio. ¿No habló el mozuelo de singularidad nacional?. Y a los que nos repugna por infundadas y contrarias a la ciencia tales zarandajas, qué identidad nos asigna?
    Recordemos además que los curas actúan así, a veces con empaque de catedrático de san Paciano, y hablo de experiencias vividas nada menos que con un catedrático de moral, porque el obispo va delante. Sistach y sus agasajos al otro Pujol, elevándolo a los altares de político cristiano. En misa, desde el altar, Novell dijo aquello memorable de que los rebeldes estaban encarcelados injustamente. Porque lo decía él, claro. Y para el colmo –las tonterías en boca del obtinado van concatenadas—dicen que actuaron para defender nuestros derechos. No Novell. No diga más majaderías y menos desde el altar. No defendieron mis derechos ni yo lo reconozco por tales. Y como yo, otros. Antes bien, los conculcaron. Y usted propicia ese quebrantamiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr.Valderas Gallardo.

      Eliminar
  8. no hay un sencillo feligres que le haya una patada al mencionado cirio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cirio no tiene ninguna culpa,es un objeto sagrado,si acaso ,el feligrés tendría que sacar la chincheta y clavarsela en el dedo del malechor que la puso.

      Eliminar
    2. Si Señor, sería de justicia!

      Eliminar
  9. "Muchos fieles han aguantado estoicamente como a pesar de no entender el catalán, todos los oficios se celebran en esa lengua, y a pesar de haberse quejado en diversas ocasiones no se les ha hecho ni puñetero caso."

    En Comarruga hay también un problema de fidelidad a la doctrina tradicional de la Iglesia: de hecho, la politización y la heterodoxia, van juntas de la mano.

    Estoy acostumbrado con resignación por el hecho de tener que soportar durante décadas a estos obcecados, obstinados, empecinados, obsesos, tercos, testarudos y tozudos curas de parroquia que todo lo hacen en catalán, como si fueran comisarios lingúísticos de las oficinas de normalización, despreciando el castellano, y además, sintomáticamente, con heterodoxias y herejías demasiado frecuentemente.

    Estadísticamente, un cura que todo lo hace en catalán, tiene casi el 90% de posibilidades de que sea hereje u heterodoxo: catalán y herejía riman, no debería de sera así, pero es lógico, pues son nacional-progresistas y procesistas...

    Ciertamente, apoyar a una República catalana es apoyar explícitamente por una Constitución catalana fundamentada en la dictadura de la cultura de la muerte (aborto, eutanasia), del relativismo moral, del feminismo, de la ideología de género, del laicismo beligerante de exclusión, contra los derechos educativos de los padres sobre los hijos... lo saben estos malos consagrados, junto con el irredentismo de los Países Catalanes...

    Por cierto, gracias a los más de 400 obispos, curas, diáconos y religiosos que han dado sus nombres en manifiestos variados a favor de la independencia: nos habéis ahorra tiempo y recursos para saber más de vuestro historial, un derecho básico del fiel, el derecho a saber...

    ResponderEliminar
  10. Se espera comentario de Germinans Germinabit a los nuevos nombramientos tanto de curia como parroquiales.

    ResponderEliminar
  11. A la atención de:
    Publicano19 de julio de 2018, 9:50
    Perdone, Publicano, pero en la Parroquia Sant Ramon Nonat, de las 16 misas que se celebran
    12 son en catalán
    3 en castellano y
    1 bilingüe.
    Comprobar en su propia web:
    https://santramonnonat.wordpress.com/horaris/
    Así que eso de que “se reparten tanto en catalán como en castellano”, no es verdad

    ResponderEliminar
  12. Es inadmisible la incongruencia. Pardo no puede ser obispo ni de Girona ni de ninguna otra diócesis catalana, ya que según el President de la Generalitat es de raza inferior.
    Y lo mismo su adorado Puigdemont, por tener una abuela andaluza.
    ¿O es que hay algún extraño bautismo laico, que cambia la raza al que es nacionalista?

    ResponderEliminar