domingo, 3 de junio de 2018

Gobernados por los peor de los jesuitas

Omella y el jesuita Ares en un coloquio sobre migraciones en  el colegio de Caspe
Que Omella, con grandes carencias de formación y de rigor intelectual y sin criterio propio, es un ser mimético por antonomasia, no debería ser a estas alturas un descubrimiento asombroso para nadie. Por esa constante carrerista que le define, en Barcelona se ha mimetizado camaleónicamente con el entorno nacionalprogresista que domina nuestra Archidiócesis desde hace más de 50 años. Ha aceptado sus postulados y ha dado carta de natural legitimidad al staff que corta el bacalao en la diócesis. También ha conseguido ejercer de compadre de la élite política catalana y en cierta manera, con sus “notas” y con su silencio bien calculado, se ha hecho cómplice de sus derivas y desafíos independentistas. Su estilo jesuítico siempre le permitirá negarlo.
Lo que quizás no hemos enfatizado suficientemente es su sumisión a todos los postulados y dictados de los jesuitas de aquí. Sin duda por su incomprensible (o demasiado comprensible, según se mire) tendencia papólatra: que es una de las categorías del infantilismo católico. Aunque él mismo oculte esa subordinación a la Compañía o intente justificarla arguyendo un altísimo sentido de la lealtad y obediencia al Papa, cuando no es más que seguidismo irracional e interesado y en cierta manera, adulación infantiloide.  
Mucho se ha escrito sobre la llegada del Papa Francisco y sobre sus ideas; pero generalmente se deja a un lado la cuestión jesuita, que tal como entienden todos los analistas, está en el centro de la falsa reforma que ha puesto en marcha lo más progresista de la Iglesia.

C:\Users\Francesc\Desktop\arrupe.jpg
P. Pedro Arrupe
A la vista del revolcón doctrinal que amenaza a la Iglesia de la mano del Papa Jesuita, adquieren ahora una deslumbrante luz reveladora los hechos que marcaron el enfrentamiento de los papas con la compañía de Jesús. El más reciente y de especial significación para explicar lo que hoy ocurre, la suspensión de la dirección de la Compañía en la persona del P. Arrupe, por el Papa Juan Pablo II.

Pero en 2008, 25 años después, volvieron las ideas de Arrupe a tomar la dirección de la Compañía en la persona de su general Adolfo Nicolás. El generalato de Arrupe estuvo tras la persecución interna a los jesuitas que intentaron resistir las reformas de los años inmediatamente posteriores al Concilio; pero lo mismo ocurrió con muchas otras órdenes religiosas y en muchas diócesis: se apartó sin contemplaciones a los no conformes con los cambios. Una onda inmensa que removió los bajos fondos de toda la Iglesia, los apartó de las direcciones de órdenes y cargos provinciales, colegiales, curias, etc.

Las congregaciones generales 31 y 32, llevaron a la Compañía hacia nuevos destinos, uno de cuyos resultados más extremos fue la acción política en Latinoamérica. Pablo VI se mostró sobrepasado por su dinámica y el buen Juan Pablo II pretendió poner el remedio que sabemos. Pero eran miles los jesuitas capturados por las nuevas ideas y métodos, en su forma más radical o bien en el conformismo de la impotencia. Ninguna de las instituciones jesuitas, en especial las universidades, cambió sus pautas, demostrándose impotentes frente a ellas enteras conferencias episcopales, como la española, que intentó quitar a alguna su calificación de católica. Y es que cientos de universidades y colegios jesuitas, dejando a un lado entramados económicos, son un emporio de facto imposible de remover por su enorme implantación en la sociedad, sobre todo por su dominio de la educación de las élites.

La Compañía había cerrado filas en realidad frente a Juan Pablo II y el posterior Papa Benedicto, considerados ambos por la “Compañía” jesuítica altamente militarizada, como auténticas bestias negras. Ambos estuvieron en la primera reunión que tuvo lugar en 1980 para debatir el futuro de la compañía: el primero en cuanto papa y el segundo en cuanto prefecto de la congregación de la Fe. En esa reunión descrita por Malaquías Martin, quien fuera secretario del cardenal jesuita Bea, se adivina la oposición de dos protectores de la Compañía de Arrupe, férreos con guante de romanidad, Casaroli, secretario de Estado y… Pironio, prefecto de los Religiosos, argentino de ascendencia italiana, ¡que sería el promotor inicial del actual pontífice!

Esa reunión no fue propuesta por Juan Pablo II, sino solicitada por la curia para sondear las intenciones del Pontífice, que ponderaba seriamente la disolución de la compañía. El desenlace de ese enfrentamiento de guante blanco se quedó en un simple cambio de General de la Compañía. Sólo se destituyó al comandante supremo, dejando intactos a todos los demás mandos y a la tropa. 

C:\Users\Francesc\Desktop\untitledstemma.pngEl resultado inevitable es que esto no produjo un cambio de rumbo en los jesuitas dominantes, en sus universidades, en sus teólogos y en su praxis. Es más, puede decirse que con el actual pontífice han asumido ellos la profunda reforma de la iglesia, al mando de un pontífice que fue promovido a cardenal en 2001 y ya antes promovido a obispo por grandes heterodoxos de la iglesia argentina, en especial Pironio que fue el artífice del CELAM, de Medellín, en 1968. Este evento marcó la consagración prioritaria a los pobres, entendidos no como aquellos para los que la Iglesia concita la caridad y el amor (si “los pobres siempre los tendréis con vosotros”, la Iglesia ha de estar en condiciones de ofrecerles el amor de Dios); no era ése el papel que preconizaban de la Iglesia en favor de los pobres, sino el de asumir como Iglesia el compromiso de liberarles de sus opresores; asumiendo que para ello no quedaba más remedio que combatir como buenos cristianos y quitarles a los opresores sus posesiones para dárselas a esos pobres.

En todo ese clima tan singularmente jesuítico brilló la carrera del actual pontífice, que lleva igualmente el programa de la prioridad absoluta de la compasión por los pobres materiales; una compasión y una misericordia  que obligarían a la Iglesia a pregonar y propiciar el establecimiento de la justicia, que no se dice cómo llegará. Pero es obvio -tras la praxis de estas décadas en Latinoamérica- que este mensaje tan perentorio en favor de los pobres contiene un sobreentendido: el despojamiento de los beneficiados y el reparto de sus riquezas (sin nombrar al marxismo para no dar mala imagen).

He aquí la pseudopolítica evangélico-compasiva de la Iglesia que se ha puesto en marcha, que al final exige también poner muchos muertos en el camino, porque los ricos no se dejan arrebatar lo suyo tan fácilmente: menos si cuentan con ejércitos particulares. Por eso es que Jesús no disputó un milímetro a los terratenientes y a los invasores romanos, ni puso por delante de todo la justicia social. Sabía que hacerlo era condenar a la muerte a muchos (justo lo que hacían sus enemigos fariseos cuando levantaban sublevaciones). Primero hay que cambiar los corazones de los ricos endurecidos, ablandarlos con el calor de la santidad, y sólo después repartirán (véase el caso de Zaqueo el rico recaudador). La justicia social está muy bien, pero no debe ser la punta de lanza de la evangelización, sino que es un fruto que ha de llegar por maduración. 

C:\Users\Francesc\Desktop\0105-ig1701-ap.jpg_869080375-f.jpg
Evangelizar requiere por tanto un recto orden, un inteligente orden espiritual. Si esto no es así, no hay evangelización sino contubernio títere con las némesis que demandan sangre, por más que se revistan de jerarquía.

Y en el cónclave que eligió a Benedicto apareció en escena el cardenal Bergoglio, que estuvo a punto de hacerse con el Papado. Bergoglio tenía una línea durante su mandato en Buenos Aires que se entendía como personal: pero estaba del todo en consonancia -no podía no estarlo- con el progresismo de la Compañía. “Yo nunca he sido de derechas” (es decir, “Yo soy de izquierdas; ¿Pasa algo?”) Era una teología del pueblo, variante de la teología de la liberación, no promotora directa de rebelión armada, pero situada en una línea gris demasiado inclinada a desembocar en ella.

Podemos entender que con Bergoglio, la Compañía ha ocupado Roma finalmente; y finalmente los jesuitas que se pensaron como orden al servicio del Papa, ahora dirigen la iglesia vistiendo de blanco a su papa negro en la sombra.  Puede parecer una nimiedad, pero es un hecho bien revelador que Benedicto fue destronado por una conspiración gravísima interna en la iglesia, para enseguida producirse que el Papa al que se debía el cuarto voto era sustituido precisamente ¡por un jesuita! Un jesuita de la facción “progresista”: frontalmente opuesto a los jesuitas conservadores.

Puede verse que se ha producido lo que se había planeado: de no copar el pontificado, la compañía tal cual ha sido reformada estaba en permanente peligro de disolución. Y no se trataba ya sólo de protegerse ocupando el papado, sino de extender el nuevo espíritu de la Compañía a toda la iglesia, bien que una parte inmensa de la misma ya pertenecía de hecho a sus ideas.

Benedicto al dejar su cargo se expresó convencido de que eso era lo mejor para la Iglesia, no explicó el porqué. Dejó que se sobreentendiese que era por sus limitaciones físicas, pero en realidad fue porque, como en todo acoso, la víctima entiende que es ella el problema, porque eso le gritan sus perseguidores. Los derrotados de la era de los 80 no iban a perdonarle ser la mano derecha, la base intelectual de Juan Pablo II y de la última iglesia de la firmeza contra la desviación. Si ya Juan Pablo II tuvo que contemporizar, porque ya no había operación quirúrgica posible ante la inmensidad de la metástasis en los poderes eclesiales, el papa Ratzinger sólo podía optar a la agonía, con todos sus enemigos rodeándole.

Y así finalmente Ratzinger-Benedicto entendió que una vez fuera, cesarían las persecuciones y escándalos, fruto de la ferocidad de sus enemigos, a la vez enemigos de la auténtica iglesia, y que realmente no había otra salida. Lo entendía ya en 2010 como se ha puesto de manifiesto, y la embestida final acabó echándole a la cuneta. Es necesario profundizar en la cuestión jesuita y en el pontificado bonaerense de  Bergoglio, para entender la situación actual de la Iglesia. 

Su primer ascenso en la orden como provincial, rompía con los criterios históricos en la orden. Nada menos que con sólo 3 años de jesuita, va a ser nombrado superior de la provincia argentina, con 450 miembros, muchos colegios y 3 universidades, en los años 70; una medida urgente, como sólo podía ocurrir en misiones en situación arriesgada, pero se dio porque Bergoglio fue elegido ante el impasse que suponía el que los mayores de la orden estuvieran divididos entre ellos: entre quienes querían ser fieles, y los progresistas. El superior anterior O´Farrell fue destituido, tras una época de experimentos desastrosos. Se eligió a alguien que por su edad no estaba definido todavía y porque era de grata personalidad y conversación, además de que sabía ser duro cuando correspondía.

Si se busca un primer momento que apuntase a lo que luego iba a ser el Bergoglio de las frases tan ingeniosas como ambiguas por pretendidamente espirituales, es sin duda el texto que escribe en 1969 en el retiro antes de la consagración, un credo para sí, donde él ya cambió las fórmulas: “Quiero creer en Dios Padre, creo en la Iglesia, creo en mi dolor, infecundo por el egoísmo, creo que quiero amar mucho, creo en la muerte cotidiana, quemante, de la que huyo, y espero en la sorpresa de cada día en que se manifestará la fuerza, la traición y el pecado”. 

Combinó el tesón ignaciano, con un optimismo inveterado hacia lo nuevo, el salto adelante en las formulaciones avanzadas, como la de la Iglesia en cuanto pueblo de Dios, que él convertirá en santo pueblo de Dios en lucha por el Reino de Dios. Todo ello en contraposición con la tradicional doctrina del reinado social del Corazón de Jesús. Añadió, eso sí,  un eficaz blindaje contra cualquier ataque a su persona y obra; un blindaje que sería magnífico de ser ésta una obra santa. Pero resulta que gracias a él se vuelve impermeable a cualquier moderación que no sea la diplomática. A no ser, claro está, que se vea alcanzado en su juicio por la crítica consciente y directa de quienes piensan, razonan y saben qué está ocurriendo en la Iglesia.

Pues esta semana, queridos lectores de Gérminans, si Dios no prevé otra cosa, veremos la sustitución del magnífico Canónigo Turull como Rector del Seminario, por un nuevo Rector de la primera Institución diocesana. Y recaerá sobre un hombre crecido y criado en la Compañía, que lleva sólo cinco años ordenado como presbítero. Profesor, párroco de periferia, y sobre todo de talante y corte muy inglés. Aunque haya nacido en Valladolid. Y jesuítico, que es lo que se lleva hoy en el poder eclesiástico. Pero esto qué importa cuando lo sugiere Arana y lo bendice Francisco. Ésta es la ecuación de Omella. Siempre favorable a sus intereses y estrategias. 

El Directorio de Mayo Floreal
de Germinans Germinabit

28 comentarios:

  1. Los que tenemos cierta edad hemos vivido la evolución de la Compañía de un ejército militante de la Iglesia a una disgregación corrosiva de la doctrina de Cristo. En una niñez sin teléfonos móviles, sin televisión incluso, llenábamos los largos días estivales con novelas de los jesuitas: los de la franja azul, par chicos; para chicas los de la franja roja. O a revés, ya no me acuerdo. No eran relatos de Frankenstein, la magnífica novela gótica de Mary Shelley que este año cumple doscientos años. Eran relatos de chicos de colegios jesuitas, por lo común, de clase adinerada y un compromiso social paternalista que diríamos hoy. Vinieron más tarde las novelas “más arriesgadas” de Martín Vigil, como Una chabola en Bilbao, etcétera.
    Los jesuitas intelectuales tenían un especial atractivo para la juventud, lectora de Hechos y Dichos, Razón y Fe o Reseña (sobre cine, en tiempos de cinefórum). Pero su abrías tu horizonte lector, tarde o temprana descubrías algunas trampas, lo que la gente llamaba jesuitismo o arte de la doble moral o el engaño a secas. Como que algunos escritos de esas revistas procedían de publicaciones extranjeras fusiladas. En la vida más amplia de la Iglesia en España estaban las revistas de reflexión filosófica o investigación teológica: Pensamiento, Estudios Eclesiásticos, alguna de sociología, etcétera. Facultades de Teología y Filosofía, Deusto, Comillas, La Cartuja, IQS, ESADE, etcétera. Colegios, Residencias, siempre en la parte alta (económicamente hablando) de las ciudades.
    La vida de la Iglesia universal latía a su ritmo. Henri de Lubac en Francia, con Dánielou; em Alemania Karl Rahner. Pero ahí empezó o tomó cuerpo el desastre. Muy pronto el virus de la disolución doctrinal se propagó a Estados Unidos. Las universidades jesuíticas (Georgetown de Washington y Loyola de Chicago) se convirtieron en adalides de la corrupción de la doctrina moral. Del relativismo más rupestre. Como tenían dinero a espuertas crearon institutos de bióetica donde el aborto era imperativo. Como en el Borja de aquí, tampoco nos extrañemos. Fueron los creadores de la distinción entre embriones y preembriones, que tanto daño ha hecho a la doctrina de la vida. Pobres preembriones destinados al sacrificio por la potísima razón de que no se sabe si serán uno o varios.
    Por no extenderme más, digamos que el último capítulo, hasta ahora de ese desastre doctrinal lo ha elevado al pináculo el Pontífice con su tesis disgregadora de la doctrina matrimonial, eucarística y sacerdotal, de las notas de la Iglesia (la gente no ha reparado en la carga de profundidad que lleva eso de “vosotros --estos es, los ortodoxos cismáticos--, teneis el patriarcado, no habrá ningún patriarcado católico) y el general Sosa, el jesuita con bigote a navaja, sobre la inerrancia de la Escritura y su interpretación por la Iglesia: no había grabadoras. Chúpate esa mandarina.
    Una pregunta inocente: ¿cuándo empezarán a donar su ingente patrimonio económico a los emigrantes, a los pobres en general y en particular? A dar trigo, vamos. Ares, que dice ser peregrino, debe ser consciente, supongo. Sin demagogia, ellos que han auspiciado el advenimiento de la situación actual, política, también, tendrán que preocuparse por aclarar el origen de tanta riqueza, despojados de sus bienes en plena república, la segunda, a instancias, entre otros, de sus amados secesionistas. Sus amigos de aquí se lo van a urgir a no tardar mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Total y absolutamente de acuerdo con el Sr.Valderas Gallardo.

      Eliminar
    2. El Sr. Valderas Gallardo, como siempre.
      Aunque la expresión es neutra, mi intención es totalmente negativa.

      Eliminar
    3. Al comentarista de las 9:00

      Dice usted literalmente: "Aunque la expresión es neutra, MI INTENCIÓN es totalmente negativa. Acierta usted de lleno, más cuando el subconsciente le empuja a errar. Está claro que a usted le cae fatal el Sr. Valderas Gallardo, diga lo que diga. No puede ni contenerse ni disimularlo.

      Pro ya ve lo que son las cosas, esta vez confiesa usted que su intención (la de usted) es totalmente negativa. No hace falta que lo jure.

      Eliminar
  2. Yo cometí el tremendo error de confiar la educación religiosa de mis hijos a los jesuitas de Sarriá. Daba por supuesto que ésta era una de las funciones diferenciales de un colegio jesuita. Pero no, no era eso. Fueron los pioneros en la "normalización lingüística" (imposición a todos los padres de la catalanización total de la escuela), eliminando las líneas en español, que eran más demandadas que las de catalán. En eso se distinguieron, pero no en la formación espiritual y religiosa de los alumnos. ¡Una total decepción! En las demás escuelas jesuitas de Barcelona, exactamente lo mismo. Arruinaron la generación de nuestros hijos. Y ellos, tan ufanos.

    ResponderEliminar
  3. Padre Jorge Loring el ultimo jesuita español.
    Solo con ir a Comillas y ver la magnifica y esplendida universidad/seminario vacio y desierto; se alquila para juergas; ves la realidad jesuitica NADA CON PATATAS.
    Que Dios les perdone todo el mal que hacen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. Es VACÍO CON NADA Y NADIE.

      Eliminar
  4. El del bigote parece ser que es un DINAMITERO NATO. Me da en la nariz que ALGO GORDO se está tramando en Roma, que será peor que la caída de Rajoy,al tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El del BIGOTE cortado a navaja,predica: periferias,pobres, gravadoras,etc....Solo lo que cuesta mantener su MOSTACHO dejarían de padecer hambre 10 familias numerosas en Burundi,por ejemplo. Menos predicar y mas dar trigo,hombre!

      Eliminar
  5. Si San Ignacio levantara la cabeza.... Los mandaría a todos al tribunal del Santo Oficio, allí sería el llanto y el crujir de dientes!!!

    ResponderEliminar
  6. Ponen a fonfo de rector?

    ResponderEliminar
  7. Tucho en La Plata4 de junio de 2018, 2:40

    El sitio de Caminante-Wanderer [1] hace mención de la rapidez con que Francisco ha cesado-misericordeado al Arzobispo de la Plata Mons. Héctor Aguer y lo ha sustituido, de una manera humillante, y expulsándolo de La Plata, por su coccolato Mons. Víctor “Tucho” Fernandez. Es un artículo interesante, y algunos comentarios, también.

    Mons. Aguer fue misericordeado así: renunció el 24 de mayo, cuando tuvo 75 años. Siete días después, la Nunciatura le comunica que Corpus Chriti era su último acto, se nombraba administrador apostólico, debía de marcharse de inmediato de la diócesis, con prohibiciónde residir en ella (un obispo del rito griego-melquita le dio su casa), y no debía de hacer traspaso al coccolato Tucho.

    Comenta que este Tucho tiene una mediocre producción teológica, siendo su libro principal el "Sáname con tu boca. El arte de besar".

    También menciona las correrías de este par Bergoglio-Tucho (que los define de corazón estrecho). Entre ellas, que los numerales 300, 301, 302 y 305, de Amoris laetitia, los más controvertidos por sus graves errores doctrinales, contienen copias textuales de párrafos completos de las obras de Mons. Fernández, tal como Sandro Magister demostró fehacientemente [2].

    Por su parte, se mancha el buen nombre y fama del Arzobispo saliente Mons. Héctor Aguer por parte del vaticanólogo Andrés Beltramo Álvarez [3], argentino, antiguo colaborador de Infocatólica en "Sacro y Profano" [4], y francisquista radical cuando Bergoglio fue Papa. La causa de la inquinia es que Mons. Aguer paró los pies a unos religiosos progresistas (primeras comuniones de franciscanos locamente progres), y expulsó a los scouts católicos por severas desviaciones doctrinales y morales.

    .......

    [1] Bala de plata: caminante-wanderer.blogspot.com/2018/06/la-bala-de-plata.html

    [2] "Amoris laetitia" tiene un autor a la sombra. Se llama Víctor Manuel Fernández, Sandro Magister:
    chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1351303ffae.html?sp=y

    [3] Argentina: Víctor Fernández es nuevo arzobispo de La Plata, Andrés Beltramo Álvarez:
    www.lastampa.it/2018/06/02/vaticaninsider/argentina-vctor-fernndez-es-nuevo-arzobispo-de-la-plata-5kOkemaKOn4PIXE5AMOQwN/pagina.html

    [4] www.infocatolica.com/blog/sacroprofano.php

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fuentes en las que se inspira no son de fiar: Sandro Magister, infocatolica...

      Eliminar
    2. ¿Cómo puede usted decir que Sandro Magister no es de fiar si es el mejor vaticanista que existe? ¿E Infocatólica no es seria? Se le ve a usted demasiado el plumero de su sectarismo.

      Eliminar
    3. 9:05

      ¿Ein? ¿Usted lo ha leído bien?

      Eliminar
  8. Facultad de Teología y Seminario de Barcelona, muertos4 de junio de 2018, 3:09

    Si el Rector del Seminario recaerá sobre un hombre crecido y criado en la Compañía, sugerido por Arana, bendecido por Francisco y aceptado por el statu quo de Omella-Sistach, sólo queda una acción: huyan del Seminario de Barcelona, huyan de la Facultad de Teología de Barcelona, pues ya son cadáveres en doctrina, moral y costumbres, liturgia y eclesiología.

    En efecto, Francisco aprobó en el Capítulo VIII de Amoris laetitia, refrendado luego en un rescripto del 2017, la heterodoxia de la comunión y absolución de los divorciados y vueltos a casar (adúlteros), rebajándolos, además, de la condición de pecadores graves a "situaciones irregulares".

    En dicho rescripto de junio del 2017, publicado el diciembre del 2017 en el diario oficial de la Santa Sede el diciembre del 2017, elevaba dicha heterodoxia a la condición de magisterio auténtico. A retener "magisterio auténtico", y "diciembre del 2017", para entender la jugada.

    El 27 de diciembre del 2017, Francisco aprobó Constitución apostólica Veritatis gaudium, sobre las Universidades y Facultades eclesiásticas.

    En las Primera Parte, Normas Comunes, Título III "El profesorado", el artículo 26.2, establece que "Los que enseñan materias concernientes a la fe y costumbres, deben ser conscientes de que tienen que cumplir esta misión en plena comunión con el Magisterio de la Iglesia, en primer lugar con el del Romano Pontífice".

    Como la heterodoxia de la comunión eucarística y absolución sacramental de los divorciados vueltos a casar (adúlteros) del Capítulo VIII es "magisterio auténtico", y sabiendo que Sistach-Omella son partidarios del Capítulo VIII de Amoris laetitia, queda claro que los profesores, si quieren cobrar y promocionar para supervivencia de sus familias, deberán de dar como magisterio auténtico la referída heterdoxia.

    Esto ya es el fin católico de la Facultad de Teología y del Seminario de Barcelona, pues caerán dentro del ámbito de la herejía frente a las verdades de fe: sólo hace falta que sea establecida dicha heterodoxia como obligatoria. Y falta poco, pues todo es caballo, sota y rey...

    ResponderEliminar
  9. Que viene la sinodalidad con Mao a la cabeza4 de junio de 2018, 3:23

    El Artillero Augusto Padilla, de Catapulta, publica esto del desastre jesuita en las facultades de teología de Argentina bajo Francisco. Un extracto:

    catapulta.com.ar/?p=5603


    1. El subversivo Carlos María Galli, decano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina, es uno de los cabecillas de la célula argentina de la Teología de la Liberación, que ahora se esconde bajo el rótulo de “Teología del Pueblo”. Es amigo íntimo de Bergoglio...

    2. Tiene relación directa con el aguantadero jesuita del Boston College (www.bc.edu), que promueve la revolución social en todas sus dimensiones.

    3. En la entrevista que Galli mantuvo con Alfa y Omega, donde se aprecia cómo se infiere, con la sinodalidad, una profunda herida al corazón mismo de la Iglesia:

    “Si uno analiza el discurso del Papa Francisco con motivo del 50 aniversario de la institución del Sínodo de los Obispos, verá su concepción de la Iglesia, en la que la base se convierte en la cumbre: es el conjunto del Pueblo de Dios, al servicio del cual –como dice la constitución Lumen gentium 18– está el ministerio jerárquico de los obispos y, al servicio de la unidad del episcopado y de toda la Iglesia, el ministerio del sucesor de Pedro, siervo de los siervos de Dios. Desde esta visión, el Papa está imprimiendo una dinámica sinodal a la Iglesia…”

    4. Opinión: la sinodalidad o colegialidad se entiende como una nada graciosa recuperación actualizada de la Revolución Cultural de Mao Tse-Tung, por el que la Guardia Roja, la millonaria base del Frente de Juventudes del Partido Comunista, se encargó de atacar cual banda de la porra a la burocracia intermedia (aquí obispos y presbíteros) para ejecutar juvenilmente el Libro Rojo de Mao, el último impulso revolucionario del Gran Timonel para eliminar a su generación de políticos y burócratas. Fue una medida inteligente, pues a diferencia de los sangrientos Juicios de Moscú de Stalin a través del NKVD de Beria, la Revolución desde las jóvenes bases populares maoístas te hacen el trabajo sucio de la justicia revolucionaria con gran júbilo, pues son actores vivos del establecimiento de la Gran Utopía Roja.

    ResponderEliminar
  10. Uno de lo peor de los jesuitas, Jose María Guibert, rector de Deusto. Hace tan sólo unos días:

    “Uno de los que más condenó (a ETA) fue monseñor Setién", sostiene el rector de Deusto

    El jesuita José María Guibert es rector de la Universidad de Deusto

    Es injusto decir que ETA nació en los seminarios? ¿Es injusto decir que los obispos vascos no condenaron a ETA?

    Uno de los que más condenó fue Setién, o sea que...

    Por qué en el resto de España se considera todo lo contrario? Se considera a Setién como...

    El tema catalán o vasco se ve muy distinto en estas regiones o en el resto de España. Aquí tenemos más pluralidad y acceso a todas las opiniones y visiones. En el resto, domina una visión más homogénea.”

    http://www.periodistadigital.com/religion/educacion/2018/05/28/religion-iglesia-espana-educacion-rector-universidad-deusto-jose-maria-guibert-papa-francisco-fuerza-tremenda-creatividad-admirable.shtml

    La “pluralidad” del tiro en la nuca.

    Los obispos vascos piden perdón por la “complicidad” con el terrorismo, dicho suavemente. Y este sacando pecho de Setién.

    De familia poderosa a la que calculan un patrimonio de 350 millones:

    "Familias Ucín Aramendi y Guibert 350 millones
    Propietarios de Calpenor y Bodegas Olarra

    María Luisa Guibert Ucín, hija del industrial Jesús Guibert y de Elena Ucín, es consejera de la papelera vasca Iberpapel. A su vez, su hermano José María, sacerdote jesuita, es el rector de la Universidad de Deusto.”

    http://lab.elmundo.es/los-mas-ricos/familias-ucin-aramendi-y-guibert.html

    Seguro que les predica la pobreza tanto como Setién condenaba a la marca ETA, que algunos poderosos han usado impunemente y con jactancia. "O sea que..." ¿Hay algún límite en lo peor?


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nombramientos diocesanos y renovación de vicarios episcopales, delegados,...
      Algunos nombres ya han caido,... se repite lo mismo de los dos obispos auxiliares.
      Cuando salen sus nombres en Germinans Germinabit caen sus candidaturas.
      Felicidades Udes. lograrón cambios.

      Eliminar
    2. Y Ana Botín con este jesuita de Deusto, defensor de Setién en temas etarras, justo a la misma hora que los muy jesuíticos del PNV decidían si apoyar la moción de censura para elegir el gobierno anti español. Simbolismos intencionados.

      “Ana Botín: abarrotó este jueves 30 de mayo el paraninfo de la Universidad de Deusto. Ante un nutrido grupo de responsables de las principales empresas vascas 1 JUN 2018 - 08:57”

      https://elpais.com/economia/2018/05/31/actualidad/1527784336_231690.html

      Y las oscuras vinculaciones vienen de antiguo:

      “Les di un hijo para que hicieran de él un buen jesuita y me lo han convertido en un jesueta...”.

      “Y cuentan que su padre, José María O’Shea, el suegro de Botín, a cuyo entierro no se atrevió a ir Botín por temor a que ETA pudiera atentar contra él en el propio camposanto, viajó lleno de indignación a Roma para entrevistarse con el general de la Orden, el famoso Padre Arrupe, el papa negro, como se les llama a los generales de la Compañía de Jesús y le espetó con toda crudeza: “Les di un hijo para que hicieran de él un buen jesuita y me lo han convertido en un jesueta...”

      Iñaki O’Shea cumple hoy una condena en Soto del Real de 10 años de cárcel por colaboración con banda armada, según la reciente sentencia de la Audiencia Nacional -Sección Tercera de la Sala de lo Penal”


      https://blogs.elconfidencial.com/espana/el-confidente/2007-12-11/botin-y-el-pajaro-espino-del-etarra-o-shea_442107/

      A ver si, como medio ha anunciado, el Papa canoniza a Blas Pascal y con ello condena la hipocresía de tantos jesuitas que denunció Pascal. Estos que sufrimos en España deben ser los primeros de la lista.

      Hay muchísimo trasfondo eclesiástico en el nuevo gobierno de los confesos enemigos de España. Jesuitas y Opus. Con coincidencia casi milimétrica y al minuto en el nombramiento del nuevo gobierno en España y del nuevo gobierno en Italia, siendo esto lo que evidentemente más interesa al Vaticano. Hay un aire de cambio de cromos. De amenaza con desestabilizar Italia, el país que más interesa al Vaticano, si no se apoya la desestabilización de España. A mayor gloria de los poderes oligárquicos catalán, tan opusino, y vasco, tan jesuítico. Son una farsa todas las historietas de políticos marionetas que nos cuentan, con un inventado deux et machina, un tal Iván Redondo. El “descarte”, que dice el Papa, de los españoles lo deciden oscuros poderes, aunque visibles, y hay mucho alto eclesiástico por medio, como bien sabe el Papa.


      Eliminar
  11. Esperense ustedes a que salgan todos ,y veran el nacionalindependentismo que promociona Omella,por miedo,menos uno que despues de tantos años de vicario episcopal lo hace vicario general.Preparense para lo que viene pronto.Que Dios nos ayude y pasemos pronto esta mala noche en esta mala posada.

    ResponderEliminar
  12. Cómo los separatistas compran a los medios de comunicación4 de junio de 2018, 14:16

    Una interesante noticia sobre cómo el independentismo compra periodistas, además de comprar a consagrados, como vemos en diversos artículos de GG:

    Los cuatro primeros párrafos:

    En el huracán catalán, el libro de SANDRINE MOREL, corresponsal de LE MONDE, sobre la situación en Cataluña no está aún en las librerías pero ya levanta polémica. En uno de los pasajes revela cómo un alto responsable de comunicación de la Generalitat y del PDeCAT, al que no identifica, le admite que es normal que los medios de comunicación reciban publicidad institucional a cambio de su apoyo al proceso independentista. “Así funcionan las cosas aquí”, le cuenta.

    “Él [portavoz] se siente molesto ante mi escepticismo [respecto al referéndum ilegal del 1-O]. Considera que estoy siendo demasiado crítica con el independentismo. Y me suelta una frase que me deja helada: ‘Si compramos dos páginas de publicidad en Le Monde, escribirás lo que tus jefes te digan’… Al ver mi indignación, me responde avergonzado: ‘Bueno, así funcionan las cosas aquí”, dice uno de los pasajes recogidos en las 224 páginas de la publicación.

    El libro de Morel, editado por Planeta y que sale a la venta esta semana, pone el énfasis en la campaña de internacionalización de la situación en Cataluña promovida desde la propia Generalitat y desde las entidades cívicas independentistas. De hecho, el pasaje anterior retrata el encuentro entre la periodista y un alto responsable oficial de comunicación, días antes del referéndum ilegal de independencia. La corresponsal cuestionó la validez de la votación sin garantías electorales o las consecuencias de retar al Gobierno central. Morel muestra su sorpresa porque en Cataluña se compre el apoyo a la causa independentista a través de publicidad institucional.

    La autora también recoge diferentes conversaciones y encuentros con altos cargos de los Gobiernos de Artur Mas y Carles Puigdemont. En una conversación informal con el expresidente, que está a la espera de que la justicia alemana decida sobre su extradición, le dijo a la periodista: “Estamos convencidos de que podemos hacer caer a Rajoy. La reportera cree que lo plantea como un “duelo”.

    El resto del artículo en:

    https://elpais.com/ccaa/2018/06/03/catalunya/1528040495_264498.html

    ResponderEliminar
  13. Agradecería opinión de algún enterado para saber de donde HURTO el presi racista la estatuilla de San Jorge que tuvo delante de sus narices en su blasfema toma de posesión, gracias!

    ResponderEliminar
  14. A ese que manifiesta su desenfado con Infocatolica y supongo que por extensión tambien con este portal quiero decirle que me parece bien o sea, tampoco a los p.....les gustan las margaritas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 17/09

      Usted sin duda se cree superior, y por tanto autorizado a llamar p... a quien no tiene los mismos gustos. Muy evangélico, sí señor. Ande, sea un poco más humilde y sensato, y no insulte. Que nada aporta al debate, hombre!

      Eliminar
  15. En 1980 Ratzinger no era prefecto para la doctrina de la fe... Hay que corregir eso.

    ResponderEliminar
  16. GOBERNADOS POR LO PEOR DE LOS JESUITAS

    Acabo de caer en la cuenta de que en el título hay un error. En vez de decir "LO PEOR", dice "LOS" peor. Simplemente para que no quede perpetuado el error al salir el artículo de la primera página.

    ResponderEliminar
  17. En la iglesia de los Jesuítas de calle Caspe se distribuye el quincenal "elPregó", furibundamente separatista y defensor de conceptos heréticos. Recuerdo que hace unos dos años exponía que la sodomía no es el pecado homosexual (que según ellos no es contra natura), sino la falta de hospitalidad... y cosas por el estilo.
    También se da la comunión en la mano y todos mojan en el cáliz.
    Yo, desde luego, no lo hago así. Que Santa Teresa de Calcuta lo dejó muy claro.
    Que la Divina Misericordia nos ampare.

    José de La Roda

    ResponderEliminar