jueves, 14 de junio de 2018

El obispo que miraba con un solo ojo


Es la más auténtica imagen de Polifemo, quién sabe si un genuino Neanderthalensis (antecesor del homo sapiens), pero con una afición desmedida a hablar: polý-femós, el muy hablador. Digo que mira con un solo ojo, y no porque tenga el otro tapado, sino porque como a Polifemo, los dos ojos se le han hecho uno. Por eso ve con un solo ojo.
Produce verdadero sonrojo escuchar la larga despedida de Novell a los fieles al final de la misa. Para mandarles irse en paz (y no precisamente con palabras de paz), les suelta una arenga (más bien una arengada) en la que luce su gravísimo defecto de visión con la misma galanura que si estuviera luciendo sus más esplendorosas galas intelectuales. Su pretensión era no despedir a los fieles sin acabar realmente la misa: su misa. ¡Y qué donaire, qué don aire!
Polifemo, con un solo ojo
Escuchen el breve vídeo que les adjuntamos, si es que pueden soportarlo; y verán que el pobre indigente intelectual no ha caído en la cuenta de que lo que reclama para “su” Pueblo Catalán se lo ha de quitar al que no encaja en su mítico pueblo catalán, que es más de la mitad de los catalanes. Y como los “presos políticos” (Bárcenas reivindica también para sí esa consideración) y los “exiliados políticos” están en esa condición por haber querido cumplir su programa electoral (conculcando la ley; la ley que ampara los derechos de los catalanes que no forman parte del pueblo mítico; pero eso carece de la menor importancia), pues resulta que eso no está bien. Si estaba en su programa, había que dejarles que lo cumplieran, aunque fuera contra la ley de todos y contra la mitad de los catalanes. La ley de todos, significa la ley que los hace a todos iguales y los defiende a todos por igual. Otra cosa son privi-legios: leyes privadas, a la medida del agraciado.

Pero para nuestro obispo de un solo ojo, para nuestro locuaz Polifemo, sólo es legítima la ley que defiende a la mitad mítica del Pueblo catalán. Ni es digna de consideración la otra mitad (simplemente la ignora: como si no existiese), ni tienen vigencia para los del “Auténtico Pueblo Catalán”, las leyes que no son específicas para ese supremacismo, sino que nos hacen a todos los catalanes y a todos los españoles iguales ante la ley. ¡Qué horror, todos iguales! Para este obispo, es una tremenda injusticia pretender reivindicar una ley de todos y para todos. Y lo dice con una unción y con una untuosidad, que hasta parece que reivindique la santidad de esos rebeldes que tanto han hecho por la división y el enfrentamiento de los catalanes. Y por supuesto persiste él mismo en ahondar cada vez más en esa división que tan en mala hora lideraron los obispos, abades, abadesas, monjes y monjas y curas que miran por un solo ojo la realidad que les rodea. Y todo eso lo encuentra santísimo y dignísimo nuestro Polifemo, el obispo de la Patúm amarillenta.
“Porque lo que ellos (los del golpe de estado) han perseguido con sus actos es legítimo”. Así empieza el recorte del video. Lo más elocuente, el silencio que sigue, la cara de santón que pone, y el “argumento religioso” que sigue: “Porque en todo momento han intentado encontrar caminos para poder llevar a cabo su programa electoral por vías de diálogo y por vías de legalidad”. Tienen derecho a imponer su programa, ¿no?
Carles Puigdemont y Quim Torra
Es decir que según el ojo crítico de nuestro Polifemo, la sustancia del derecho de los golpistas es su programa electoral y su disposición a discutirlo con quien fuere. ¿Acaso hizo menos Hitler? Antes de hacerse con el poder absoluto, estuvo siempre abierto al diálogo. Y siempre dispuesto a que la legalidad se acomodara a su programa. Lo cierto es que al nazismo se le allanaron y se le acomodaron todas las vías de la legalidad. Y se impuso a toda Alemania ajustándose a la más exquisita legalidad. Es decir, ajustando la legalidad a los deseos y a los programas del Volk y de su Führer. Y mucho diálogo; por encima de todo, mucho diálogo.
Nuevo silencio del obispo que veía con un solo ojo. Semblante grave y circunspecto para seguir argumentando como el gran Fray Gerundio (no se pierdan la especiosidad y rigor del argumento): “Y por tanto, que la consecuencia de CUMPLIR lo que es el motivo por el que fueron elegidos es que sean cesados y que después sean encarcelados, ESTO NO ES JUSTO (vean la cara, la cara, no se la pierdan).
Es decir que pueden INCUMPLIR todas las leyes, cargarse la seguridad jurídica de los catalanes (tanto los independentistas como los que no juegan en esa liga), y de paso la de todos los españoles. Como si la seguridad jurídica no fuera un precioso bien común a preservar celosamente y una sagrada obligación que cumplir. Por simplificar: para este obispo, es más importante cumplir un programa que cumplir las leyes.
Y sigue, como si llegara al fondo de las profundidades de su sabiduría: “UNO puede estar completamente de acuerdo con la independencia; UNO puede estar completamente de acuerdo con la unidad; esto es perfectamente legítimo”.
Señor obispo polifémico, tan ceñudo que de los dos ojos hace uno (es el ‘ceño’ catalán). Vea que ni se trata de UNO, ni se trata de estar de acuerdo o no.  Se trata de muchos (de la comunidad) y se trata de que no se alcen uno o UNOS, en virtud de su acuerdo y de su estado de opinión, con las reglas del juego de todos y las cambien a medio partido. Opine uno lo que opine, las leyes las ha de cumplir. Es perfectamente legítimo opinar; pero no lo es pretender convertir en ley las opiniones de unos contra las opiniones de otros. Eso es usurpación por unos de lo que es de todos. Y lo que hacen esos por los que se ha puesto la iglesia catalana de luto amarillo, es alzarse con el poder y la ley. Eso es mucho más que opinar. Y por supuesto, toda la legitimidad para estar o no de acuerdo; pero no hablamos de estar de acuerdo o no, sino de actuar. Cuando el que no está de acuerdo con que yo ocupe mi casa (porque considera que no es mía), actúa y me saca de mi casa (sea por los procedimientos que sean), eso ya no es opinar, sino atropellar. Eso es quebrantar la ley. Y quien así actúa, ha de ser perseguido por la ley. Y no importa cuáles sean sus opiniones, puesto que no se le persigue por ellas, sino por sus actos.
Nuestro Polifemo nos dice que si sale uno que no está de acuerdo con la ley que le une al otro y al otro y les obliga a todos, no hay nada que discutir. El que no le gusta la ley se la salta, hace otra a su gusto, se la impone al otro y al otro, y al de más allá. Y chitón, que ése es un derecho irrenunciable de ese uno.  No me digan que no es brillante este argumento de nuestro novel Fray Gerundo, eminente predicador donde los haya. Y pontifica: “Todos podemos tener las IDEAS que queramos sobre esta cuestión”. De nuevo un silencio para subrayar tan sabias palabras, y para que el oyente añada: “Todos (es decir “nosotros”) podemos HACER lo que nos dé la gana sobre esta cuestión”. ¡A que sí! Humilde bajada de ojos, mano al pecho.
Y sigue el discurso magníficamente hilvanado: “Pero NO ES JUSTO que por la vía de la fuerza se impida a ESTE PUEBLO decidir su futuro, porque TIENE DERECHO a ello”. Ay, Polifemo, Polifemo, el del ceño monocular,  ¿cómo te lo has hecho para saltar de la ley a la nada, de las ideas a los hechos, y del UNO a ESTE PUEBLO que te has encontrado dando tumbos por los laberintos de tu mente tan aceñada?
Y has descubierto de paso, sin duda por inspiración del más allá, que ESTE PUEBLO (este pedacito de pueblo) tiene derecho a decidir su futuro y el del resto del pueblo, alzándose con el poder y con la ley, con el santo y la limosna. Es que si ese pedazo es el bueno, el auténtico, el genuino, el de los derechos históricos y prehistóricos, ¿quién se lo puede discutir? ¿Pero de qué espelunca nos has salido este obispo polifémico?
Porque, ¿qué pasa con EL OTRO? No, claro que no, el otro no existe: sólo existe el uno. La movida tabarnaria no es más que un espejismo que ellos devolverán oportunamente a la nada de donde salió. Ahí está el gran filón del ceño polifémico: SOM UNA NACIÓ con derecho a decidir nuestro futuro y a imponérselo a los que NO SOM UNA NACIÓ, a los que no formamos parte de ese mito.
Nueva caída de ojos, nuevo silencio, más tenso e intenso, mano en pecho, báculo enhiesto, máxima trascendencia, suspiro, agitación de la mano, tremolar del báculo: “Pues no os confundáis sobre esta cuestión”. Inclinación de cabeza, aires de conjunción concesiva, agitación de la mano, jerigonza de los dedos.
“Será todo lo legal que queráis, pero los cristianos (en realidad quiere decir EL POBLE catalán) no nos guiamos ni tenemos criterios en función de leyes positivas (“Estamos por encima de la ley. ¿Se entiende? En efecto, la ley no tiene nada que ver con ellos. Otra vez ha devuelto la mano al pecho), sino de lo que es JUSTO, VERDAD y DIGNO (reafirmado mediante los gestos de la mano y de la cabeza). Y ESTO NO ES JUSTO. Es que ellos son la ley que les viene de lo alto. “Por la Gracia de Dios”, ¿no? (Vuelve al lenguaje corporal). Hermanas y hermanos (milimétricamente ajustado al uso “de género” de la lengua), PODÉIS IROS EN PAZ.
Novell sabe perfectamente que se le puede identificar con Torra el nazi, el que no se avergüenza de mostrar su auténtico rostro. Podía haber aprovechado el “Ite missa est” para marcar alguna distancia con ese energúmeno. En absoluto. Lo aprovechó para remachar solemnemente y ex cáthedra los insultos de Torra a los que no son de su tribu. Frente a la táctica torrezna de insultar al otro (porque es del partido de “nosaltres sols”), la fórmula polifémica de negar la existencia del otro. Pasar totalmente de él y actuar como si no existiera. ¡Menudo par el Torra y el Novell! Tal para cual. Como dicen los castizos, Dios los cría y ellos se juntan.   
Virtelius Temerarius

32 comentarios:

  1. Este caso extremo de “Omellía” -poner la Iglesia al servicio del poder- supongo que tendrá alguna sanción en el Código de derecho canónico.

    ResponderEliminar
  2. Tristemente el "discurso" de final de la Misa, es vomitivo. ¿Qué ha hecho la Iglesia católica para tener que aguantar a personajes como este?. Y la Conferencia Episcopal, sigue mutis y consintiendo estas desgracias. Espíritu Santo protege a tu Iglesia.

    ResponderEliminar
  3. Por lo visto, aquí no hay "causa" para que algún tipo de Justicia actúe y quite de en medio a este Santo Varón, en cambio con mosén Custodio Ballester...¡Esto es un cachondeo!, ¡Huele que apesta!.TEROL

    ResponderEliminar
  4. Virtellius, animado por su post, me había encaramado en la estantería buscando “Góngora y el Polifemo” de Dámaso Alonso cuando de pronto me encontré con “Predio rústico”, un librito delicioso de Jacobo Vaniere traducido al español por Juan Francisco Calvo, cura de Ntra. Sra. de Gracia de Zaragoza, publicado el año de la Revolución Francesa, en 1789. Normalmente, si abres esos libros al azar, siempre encuentras algo valioso: “Hace muy poco, ha! se vio en mi patria / Otro accidente mas triste y funesto; / Toda la mies, con las restantes plantas / Al rigor del granizo perecieron./ En una sola noche los afanes/ De todo el año destruidos fueron,/ Y los trigos echados por los campos / Tristes reliquias de este contratiempo./ Trinchados los olivos, y sin hojas / Los arbustos, daba horror verlos, / Sin racimos y pámpanos las cepas / Que llorarán por años el suceso”, etc. El abate se refiere al granizo. Como granizo es la prédica, la arenga de Novell. En vez de siembra, es granizada. Lo diré en catalán para que me entienda: calamarsa. O como decían en el pueblo de mi infancia con mayor grafismo: pedra.
    Y es granizo que arruina la semilla y el fruto crecido porque, a mí no me lo tienen que contar, lo he visto, esos sectarismos secesionistas ahuyentan a las personas de la Iglesia. No sólo no van al templo, sino que ni se les ocurre acercarse a un cura de la ceba. ¿Confesarse? ¿Con quién, si vives en un pueblo o estás de veraneo en la playa o en la montaña? Y la ausencia del sacramento acaba apagando la fe. Mientras entraba para cumplir el precepto dominical, otros se quedaban en la puerta. Con ése ni a misa. ¿Poca fe? Qué fácil es echarle la culpa al fiel.
    Novell desbarra y miente. No es verdad que exista la nació que entraña derechos. Miente Novell. Como un loro lo repite: “som una nació, som una nació”. ¿Y los otros que no se creen tal necedad basados en la ciencia y en la historia? “No sou una nació. Som una nació, no sou una nació.” El cristiano debe cumplir la ley legítima, aprobada democráticamente en sede parlamentaria, que no vaya contra su conciencia. Y la rebeldía es una infracción gravísima que el cristiano debe reconocer en un estado democrático. Si no va contra la conciencia es falso, falaz y mendaz apelar a un “derecho más justo”, anterior al positivo. La ley natural y su derivado el derecho natural es justamente el que debe guiar al cristiano cuando entra en conflicto con su conciencia. Pero acontece que la secesión de un todo es objetivamente inmoral cuando no se trata de una ocupación o sojuzgamiento. Por las razones reiteradas. Y que repetiré cuantas veces sea necesario.

    ResponderEliminar

  5. Novell desbarra y miente. No es verdad que exista la nació que entraña derechos. Miente Novell. Como un loro lo repite: “som una nació, som una nació”. ¿Y los otros que no se creen tal necedad basados en la ciencia y en la historia? “No sou una nació. Som una nació, no sou una nació.” El cristiano debe cumplir la ley legítima, aprobada democráticamente en sede parlamentaria, que no vaya contra su conciencia. Y la rebeldía es una infracción gravísima que el cristiano debe reconocer en un estado democrático. Si no va contra la conciencia es falso, falaz y mendaz apelar a un “derecho más justo”, anterior al positivo. La ley natural y su derivado el derecho natural es justamente el que debe guiar al cristiano cuando entra en conflicto con su conciencia. Pero acontece que la secesión de un todo es objetivamente inmoral cuando no se trata de una ocupación o sojuzgamiento. Por las razones reiteradas. Y que repetiré cuantas veces sea necesario.
    Es esperpéntico el acto de Novell. Vaya papelón. No hace falta ser un Dom Gregori para distinguir entre la liturgia de la palabra y la liturgia en torno a la consagración. Pero Novell se ha inventado una tercera parte: liturgia política, una tercera parte de la Misa episcopal. Cuando ví el vídeo me acordé de la habanera El meu avi, “la mar ès per mi”, versión “nostrada” de aquella exclamación de Zarra: “a mí Sabino el pelotón que los arrollo”. A mí el micro que se van a enterar de menda. Qué vergüenza.
    Se me acusa Virtellius, perdone el abuso de su blog, de que no tengo respeto. Y tienen sobrada razón. No pienso convencer a ningún obispo, abad, cura o seglar separatistas con palabras suaves. No pienso convencerlos. Me he propuesto marcar el territorio. Si mienten, denunciarlo. Uno ha vivido escenas deplorables de niños acogotados por una presión, por una opresión nazi, reflejo especular de los dicterios del que ocupa ahora la presidencia de la generalidad. Y he visto cómo los curas de escola cristiana y los responsables laicos defendían a “la institución”, no a los niños. Como he dicho la negativa de personas a entrar en el templo, para no sentirse oprimidos. Nos escandalizamos con razón de la pederastia, pero de esta otra violencia, mucho más sutil, pero no menos agresiva y desvergonzada los obispos callan, los abades callan, los curas, los curas chillan señalando aquél, aquél es. El silencio del alto clero es cooperación con el crimen. La coacción de religiosos y monjas o seglares es abuso de infantes.
    Agradezco en el alma a cuantos me dicen que estoy en pecado por mis textos. Uno sabe que, por biología, la parca no puede tardar mucho y, aunque ver a Dios es una gracia absoluta del Señor, soy consciente de que debo ir aligerando el equipaje. De manera que, si además, de avisarme que estoy en pecado, rezan por mí, miel sobre hojuelas. Pero, lo siento,me he propuesto no callarme ante tanta desvergüenza, tanta mentira. Si miento, ¿en qué miento?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr. Valderas Gallardo.

      Eliminar
    2. Quien promueve el odio y la animosidad contra sus hermanos no merece ningún respeto intelectual. Es lisa y llanamente un mentiroso. ¿Respete a los mentirosos? Ninguno, antes bien, absoluto desprecio. No le pido que esté de acuerdo pero sí un respeto.

      Eliminar
    3. Aligerando el equipaje ante tanta desvergüenza, tanta mentira

      Eliminar
    4. https://www.youtube.com/watch?v=tPwIxeACHT4
      Paraules del Bisbe de Solsona sobre l'empresonament dels consellers de la Generalitat
      5 de noviembre 2017
      Rabiosa actualidad

      Eliminar
    5. No puede afirmar que Novell miente cuando afirma que "som una nació" porque es un aspecto OPINABLE.
      Si usted lo afirma, miente usted.
      Según la ciencia a la que usted apela, que en este caso sería social, no natural y por lo tanto, con un grado de certeza inferior, a la realidad que son Catalunya y España se le pueden aplicar tres esquemas distintos: sólo Catalunya es nación, negligiendo las condiciones nacionales que cumple España; sólo España es nación, negligiendo las condiciones nacionales que cumple Catalunya; hilar más fino en los conceptos y distinguir entre nación política (en este caso España), sujeto según el consenso actual del derecho de autodeterminación y nación cultural (en este caso Catalunya) no sujeta al derecho a la independencia pero si a cierto tipo de reconocimiento jurídico.
      A mi, esta última me parece la más verdadera, pero no acusaré de mentir a quien sostenga otra...

      Eliminar
    6. Pro cierto, otra manifestación abusiva por su parte de la DSI:
      El cristiano debe cumplir la ley legítima, sea aprobada democráticamente o por un gobierjo absoluto o incluso por una dictadura, que no vaya contra su conciencia. La democracia no añade nada al cumplimiento católico de la ley...

      Eliminar
    7. En ciencia una tesis siempre se halla sometida a contrastación empírica, a falsación. No es lo mismo que decir que sus postulados son opinables. La nación, de nativitate, indica origen, comunidad que comparte determinados rasgos genéticos, hereditarios. Bajo esa óptica, no existe la nación catalana. Es una soberana estupidez.

      Desde el punto de vista histórico, no ha existido nunca la nación catalana. La paleoantropología podríamos remontarla a la especie Homo neanderthalis en el suelo ibérico. Luego al Homo antecessor y, por fin, al Homo sapiens sapiens. No añade el epíteto de subespecie o de variedad catalaunicus porque es una tontería.

      Evidntemente usted puede decir que el concepto de nacion es social, linguístico, folclórico, dietético o marítimo o eólico. Pero eso no entraña derechos. Los derechos van ligados a la persona. No a los montes ni a los ríos. No es opinable, sino una falsedad y cuando es consciente una mentira sostener que un lugar tiene derechos especiales que entrañan no se qué soberanías. Eso no es opinable. las tonterías no son opinión. Son eso, tonterías.

      Eliminar
    8. Permítanme, Sr. Valderas y Giorgios, terciar en el debate:

      Una NACIÓN es el resultado de un acuerdo sumamente difícil entre muchos diversos. Y en cualquier caso, pretender romper algo que ha sido tan difícil componer, y es patrimonio de TODOS los que se han concertado para formar esa Nación, es un atentado contra un bien social tan difícilmente adquirido.

      Yendo al valor semántico etimológico de la palabra NACIÓN, viene de NACER. Y en principio es racial. Los derechos tienen su origen en la pertenencia al tronco en el que se ha nacido.

      Fue tan inviable este concepto para el crecimiento de los PUEBLOS, que los romanos, los inventores de nuestra NACIÓN y de nuestro ESTADO (al que llamaron CÍVITAS), decidieron DERRIBAR MURALLAS para crear otras mucho más amplias en las que cupieran cada vez más pueblos.

      A ese conglomerado de pueblos-tribus lo llamaron NACIÓN a sabiendas de que no lo era. Por nostalgia. Porque justamente la naturaleza de la nueva entidad social fue la creación de una entidad (la CÍVITAS) que estuviese por encima de las naciones primitivas y de los pueblos primitivos. Conservaron los nombres antiguos para denominar una institución nueva. Y los derechos no proceden del tronco genético ni del territorio de procedencia, sino de la CÍVITAS, es decir del derecho de ciudadanía resultante de ser contribuyente de un mismo fisco. Son los impuestos que se pagan (las obligaciones) la fuente de los derechos. A partir de ahí, sobran todas las metafísicas sobre si un par de millones de una Nación o de un Estado se sienten NACIÓN DISTINTA de aquella a la que pertenecen. Eso está muy bien ensayado por Hitler. Le mordió un buen trozo de territorio a Checoslovaquia usando LA LENGUA como arma de guerra. Y como tenía primero poder, y con él conquistó luego el poder, se salió con la suya. ¡Faltaría más! Los dos millones de españoles de Cataluña que se sienten UNA NACIÓN distinta de España son el fruto menguado (ciertamente menguado) de un poder que negligente y criminalmente cedió el Estado español a los que como Hitler, quisieron montarse su chiringuito a costa de otro Estado. Nada nuevo bajo el sol.

      El día que se acabe la debilidad de España, fruto de su corrupción sistémica, se habrá terminado el problema.

      Eliminar
  6. Novell, nuestro Theodor Innitzer15 de junio de 2018, 2:56

    "Novell sabe perfectamente que se le puede identificar con Torra el nazi, el que no se avergüenza de mostrar su auténtico rostro."

    Esto es muy peligroso. Basta recordar los obispos alemanes y austríacos que levantaron la mano y saludaron "Heil Hitler" y "Sieg Heil". Muchos se arrepintieron, como el cardenal-arzobispo de Viena Theodor Innitzer. Incluso hay una película que recuerda su apoyo al Anschluss de Hitler, pero luego recibió el absoluto desprecio de Hitler (cuando acabase la guerra, Hitler pensaba ajustar cuentas con cristianos y wotanistas).

    https://es.wikipedia.org/wiki/Theodor_Innitzer


    En efecto, la visión nazi de Hitler sobre la humanidad era horrible, y la de Torra, increíblemente paralela (no puede ser):

    Para Hitler, la humanidad estaba dividida en superhombres y subhumanos:

    1. Übermensch: el hyperantropos o superhombre, que remite al Herrenmensch o dominador de hombres

    2. Untermensch: el subhumano exterminable


    A los que Torra añadió (luego lo borró, pero lo escribió) un escalón más bajo:

    3. Bestien in menschlicher Form


    La normalización y los Países Catalanes nos reenvían siniestramente al Generalplan Ost (GPO) y al concepto subyacente de Volksgeist (VG), un proyecto de 600 millones de sólo alemanes sólo arios para el 2024, que ocuparía en exclusiva todo el territorio desde Escandinavia hasta Egipto y desde Irlanda a Vladivostok.

    ¿Hay vida inteligente en la Generalidad de Cataluña?

    ResponderEliminar
  7. Si San Juan Pablo II levantara la cabeza......,le metería dos sopapos y lo mandaría al ostracismo rebajándolo al estado laical previo paso por el Santo Oficio!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo hizo con el obispo Deig?

      Eliminar
    2. No hizo nada con Deig porque MADA le digeron. Se cree usted que un Papa, si no le informan, puede saber lo que hace o dice un Obispo o Mosen del mundo mundial, venga hombre.!!!

      Eliminar
    3. Pues informe buen hombre, informele.

      Eliminar
    4. Buena parte del su compromiso con Cataluña y el catalán figura en el libro Jo no sóc espanyol (1999) de Víctor Alexandre. Propuso una conferencia episcopal catalana en 1991. Pero claro según usted ni el nuncio ni nadie informo a Roma. Venga hombre

      Eliminar
  8. Hay que mirar para atrás y recordar quien fue el mentor de Novell: su antecesor Tresserra. Y recordar también qué tipo de colaboradores buscaba. Siempre recuerdo como promovía a Novell insistiendo a sus compañeros obispos que le apoyarán. Cuando todos los que le habíamos tratado sabíamos de su supremacismo que anteponía a su fe. ¿No habrá que pedir responsabilidades? Y Ladaria ¿Qué dice?

    ResponderEliminar
  9. Juan María Vianney15 de junio de 2018, 7:48

    Desgraciadamente, en este momento, todo este tipo de cuestiones importa muy poco a Roma. Como se ha podido ver a raiz de la crisis chilena, solo importan aquellos temas que implican al Papa. Entonces se actúa y de qué manera... Pero disputas entre catalanes, separatismos, etc... poco importan, por lo que lo más probable es que Roma siga mirando de lado el caso de Solsona y otros. Es cierto que algún Obispo catalán ve con mucha preocupación este tipo de actuaciones, pero tampoco hará nada. Es tiempo, según ellos, de no moverse porque el futuro, desgraciadamente, es muy incierto.

    ResponderEliminar
  10. Pero ahí sigue, en su puesto, con su báculo y su mitra y su cerebro....Al igual que en la justicia civil a veces nos preguntamos ¿ la justicia es igual para todos.?..porque a otros por menos los han arrinconado o les han mandado al último rincón del Amazonas..

    ResponderEliminar
  11. ¿Por qué no proclama un cisma separándose de la Iglesia Católica? Nada de violencia, por vías del diáleg, persiguiendo objetivos legítimos...Hubo un referéndum, sin policía, y lo perdieron. Si lo volvieron a repetir es porque sabían que la seguridad del Estado se vería obligada a actuar. Las sanciones impuestas están contempladas en el código penal y las conocían muy bien antes de infringirlas. Si lo que nos quiere decir es que no están encarcelados todos los que son, pero sí todos los que están, no se podría estar más de acuerdo. La violencia que lleva ejerciendo el nacionalismo católico ha sido, por ahora, de baja intensidad. Que se lo pregunten a Caja o a tantos otros en el mundo académico, político, económico o social. Seguro que ya han confeccionado sus listas sectarias para los próximos treinta años porque esto viene de lejos.

    ResponderEliminar
  12. No hay obispos católicos en Cataluña solo cismáticos golpistas ya que si no llevas el lazi no mereces ser cristiano, como mucho un simple colono que deba agradecer hasta el infinito su existencia.
    Ignoran estos obispillos que se venden mas del doble de libritos para la catequesis en castellano en sus diócesis que en su idolatrado catalán todo un exitazo de su dios pruces.

    ResponderEliminar
  13. Esto del Obispo Novell es traición a la Patria. A la única, a la de verdad, a la común e indivisible de todos los españoles, catalanes o no. Porque el que no quiera ser español, que no lo sea, incluido el obispo. Pero que pierda la nacionalidad y todos los derechos políticos inherentes a la nacionalidad.
    Pero Cataluña es de todos los españoles, incluidos los catalanes, claro, como los andaluces o los gallegos. Y Sevilla es tan de los sevillanos como de los catalanes o vascos.
    Esa realidad está amparada por las leyes, aunque muy débilmente. Hacerlas cumplir por la fuerza no va contra derecho. Bien poco se cumplen.
    Hay otra violencia, que este obispo traidor ignora, la que ha obligado a tantos catalanes a estudiar sólo en catalán, la que ha obligado a rotular todo en catalán, la que ha obligado a pagar impuestos a un gobierno autonómico separatista y enemigo, la que quema banderas de España, acosa a los españoles, insulta sus símbolos, acosa, denigra y discrimina a los que no son separatistas. Eso también es violencia.
    Lo que se hace contra el Padre Custodio también es violencia. Lo que se hace contra los que quieren instalar pantallas para ver a la selección española, también es violencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patria, Nación, Estado... no son lo mismo. Y no es legítimo aplicarles lealtades obligatorias que no le corresponden.
      Como ya he dicho enalguna ocadión, según la DSI el patriotismo es obligatorio, el nacionalismo es pecado y la forma jurídica del estado es un juicio histórico. Pero la DSI no concreta a qué Patria se tiene que ser leal.
      En todo cado no es legítimo exigir lealtades patrióticas al estado...

      Eliminar
  14. Totalmente de acuerdo con el Sr Simplicio, de la A a la Z.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo este panorama eclesial-episcopal, los obispos de Cataluña deberían seguir el ejemplo de los obispos chilenos: renunciar todos por el mal servicio al Pueblo de Dios. No llegan a tanta coherencia y valentía. Además, renunciar supone pérdida. No creo estén preparados para tanto. Los de aquí no están dispuestos a perder status y demás garantías y privilegios de los que disfrutan. A nosotros solo nos queda seguir aguantando sus impertinencias, quién sabe hasta cuando

      Eliminar
  15. Si tanto le preocupan los presos,por caridad,que se cambie por uno de ellos si le dejan.Pero una cosa es predicar y otra dar trigo!

    ResponderEliminar
  16. Pdro Snchz ha dicho que después del problema de pagar la PAGA extra del 18 de Julio,entrará a saco para que se termine de una vez por todas el problema,que para el es prioritario,de suprimir los CAPELLANES Militares en los cuarteles.Así las cosas.

    ResponderEliminar
  17. En mi modesta opinión, este hombre está mal de la cabeza.
    Como no soy psiquiatra, ni siquiera psicólogo, no se exactamente la grave tara mental que padece.
    De cualquier forma, los síntomas externos son alarmantes, y creo habría que llevarle a algún centro de internamiento, para tratarle debidamente, y de la forma más discreta posible, dado su rango.
    Obviamente, debería dimitir del Obispado, o, en su caso, ser cesado o suspendido.

    ResponderEliminar
  18. Ciertamente el pobre Señor Obispo tiene en el tema nacionalista una ignorancia oceánica. Muy preocupante que lo mencionado haya sido en un púlpito al final de una misa. Hay motivo suficiente para suspenderlo a divinis o enviarlo de misiones a Papua Nueva Guinea hasta que alcance la madurez, 90 - 92 años aprox.

    ResponderEliminar